(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Boletín de la Real Academia de la Historia"

Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as pan of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commcrcial parties, including placing technical restrictions on automatcd qucrying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send aulomated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ A/íJí/iííJí/i íJíírí&Hííon The Google "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct andhclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any speciflc use of 
any speciflc book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite seveie. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full icxi of this book on the web 

at jhttp : //books . google . com/| 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesdmonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http://books .google .comí 



I 



..CT 19 1900 



Saibattr CoUegc lUtacg 

CHARLES SUMNER, LL.D., 

OF BOSTON. 

(Clan ot iBjii.) 

"Por BoDki re1»ting tú Politics (uid 
Fine ArU." 



"t 



- A. i^, /"oc 



* ' I ' .. *. 



*'> 






■ *; 

'•♦I 



■^í 



* ,■ 






boletín 



DE LA 






'■♦•<-f 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 






■#';.| 



r 



NV^ 






\ 



BOLETÍN 









•t;-i 



DE LA 



\ f' 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



\ 



.^^1 



TOMO XXXVI 



vv.:' 



^ . /; 



Uli 






MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTANET 

IMPRESOR DE LÁ REAL ACADEMIA DE LA BIETOBIX! 

Calle de la Libertad , núm.29 

^eoo 



1 






l^n/ru^ ftt^Ji 



las obras que Is Acsdecnia adopte y iiulilique , cada autor seri reapoDBaLle di 
ertoB y opÍDÍonea; el Cuerpo lo sfrá aolampote de que laaobroe Eean acreedorai 

.1 pÚblÍCBJ> 



S V C)vvv \^ • \ 





boletín 




DR Í.A 



REAL 



DEM14 DR LA HISTORIA 



TOMO XXXVI. — CUADERNO I 



i:nero, 1900 



MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTANET 

IMPBMOK DB LA BBAt ACADBUI4 DB LA HIBTOBIA 

Calle de la Libertad , nfim. 30 
A 900 





■"^ 



*. 



• --A 



í-^i 



^^\ 



--•^ 



, f<WÍ 






. \ 



BOLETÍN 



DB L^ 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



TOMO XXXVI. 



Enero, 1900 




INFORM 



I. 



NUEVAS INSCRIPCIONES ROMANAS DB EXTREMADURA. 

Mérida. 

1) Sillar de piedra de granito cuyas medidas aproximadas 
son 0,45 m. por 0,80 m. de largo, que ostenta en hermosos carac- 
teres de unos 0,30 m. de altura la inscripción 




[p] ros [caenium] 

proBcenio..... 

Pertenece á la in3igne inscripción sabiamente integrada por el 
doctor Hübner, reuniendo diversos fragmentos citados por los 
autores, que nunca pudieron sospechar su coordinación ni su 
sentido, referente á la reconstrucción del gran Teatro de Mérida, 
llevada á cabo por Hadrianoen el año 135 de nuestra era después 
que un gran incendio hubo de destruir la gradería y el prosce- 
nio de aquel monumento construido por Agrippa. Este fragmento 



áTH 



BOLBTtN DB LA HSAL ACADBHIA DS LA HISTORIA. 

O por Pérez Bayer (1| y pof Accursio (2), que le mencío- 
:nque sin señalar cou ezactítad su situación, couTlniendo 
msignado se baila en la fachada ezterior de la muralla del 
luol, antigua residencia de loa Maestres de Santiago, á 
erecha de la puerta de eutrada de la huerta, en la décima 
le sillares. 

lerca de la anterior pude hallar otro fragmento de la mis- 
ortautlsima inscripción hasta hoy desconocido. E¡s un ¡ti- 
la misma altura que aquel, siendo asimismo igual la 
de la piedra y el tipo de los caracteres y mide 0,45 m. de 
' 0,25 m. de ancho, presentando hacia su parte alta tas 



EN 



ajenpeis. 

in las letras 0,18 m. de altura próximamente, viéndose 
ibfan de disminuir las proporciones de estas progresiva- 
y en el último renglón más que en los anteriores, segiin 
, constante en epígrafes de esta magnitud y también con- 
exigía el texto que propone el citado autor , cuya sabia 
ra viene á recibir con este inédito testimonio nueva y 
iñrmación. 

se, próximo al anterior, asimismo A la derecha mano según 
. en la dicha huerta del Conventual, en la décima segunda 
le sillares contando desde el suelo. En la oncena hilada 
a cruz visigótica, colocada allí al acaso, como los anterío- 



laB torres y muralUa de la casa conven lual (del ordan de Ssaliago) que es 
.Icázar 6 fortaleza y está cérea del puente. 

ic íiml fragmenta tria in marit arcii qaat ab aUiludintm a •mbi/ /ulinanliiiu 
luerunl.v Accurilo, 



NUEVAS INSCRIPCIONES R01CA.NAB DE EXTREMADURA. 7 

res restos, probablemente por los constructores árabes que apro- 
vecharon los materiales que de las anteriorss épocas hubieron á 
la roano. La cruz que labrada con bastante primor forma un re- 
hundido en la piedra, colocáronla tendida acaso desconociendo su 
significado» ó más bien para dar muestra de irreverencia por el 
signo sagrado de nuestra Redención. 

3) Ara de granito basto existente en el Museo, letras bastante 
gastadas, que unido á lo áspero de la superficie hacen difícil su 
lectura. Tiene por dimensiones 0,85 m. de alto, por 0,44 m. de 
^ncho y 0,25 m. de grueso. 

PVLLVS 
lVL«GRACi¿S 
SBRVVS • HIC 
SITVS • KST 
IN •?•//// XII 
IN-AGR«P«X 

PuUus, Iul(i) Gracilia servua, hic Htus esi, In f(ronte) [p(ede8) XIl, in 
-agrio) pfedes) X 

Pallo siervo de JaUo Qrácilis, aquí yace. De frente, 12 piee; de fondo, 
10 pies. 

El cognombre Pullo aparece una vez en nuestra epigrafía, en 
la lusitana Idaña y en otra inscripción que di á conocer de Santa 
Amalia (1). 

La presente comunicóla D. Pedro María Plano, por medio de 
4ina copia totalmente ininteligible, al doctor Hübner quien la 
publicó en las Ephemeridea epigraphicae (2) bajo el niim. 17, 
limitándose á consignar que no se trataba de un miliario como 
pensaba Plano, y el deseo de que llegara á ser mejor leída. 

El nombre de Julio Grácilis aparece en una lápida (5030) de 
Logrosán por primera vez. 



<1) BoLBTÍNf tomo xzxi, pág. 440. 
-(2) Vol. VIH, faac. iii. Berlín, 1897. 



boletín DS La nSAL ACADEMIA DE LA HIBTOItlA. 

i) Bu el fuste de una columua de mármol blanco existente et> 
duseo, de 0,80 m.de diámetro, que hubo de pertenecer áalgiin 
ituosfsimo templo de grandes proporcionea , he hallado la 
uiente inscripción trazada en sentido longitudinal golpeando 
superficie del mármol con un instrumento aguzado, apare- 
ndo las letras como series de pequeños puntos. 

HOC o VI SCRIPSIT SVRIANVS 

PBDICAVIT MABV ,„„ M 
toe qui teripñt Surianus peAicavit Maev[iu]m. 
uríano que esto oBcribió abusó de Mevio. 

^omo se ve, trátase de una inscripción métrica en dísticos tro- 
zos dignos de Catulo 6 de Marcial. 

io es fácil señalar con certeza por sus caracteres paleográfícos 
ipoca de este epígrafe, en que aparecen mezcladas las letras 
^ales con las cursivas, pues las mismas dificultades materiales 
L que se trazó, tanto mayores si la columua se hallaba en pie, 
ieron resultasen aquellas sumamente incorrectas y desiguale?; 
19 muy anchas, muy estrechas otras, su altura media es de 
8 cm. Las primeras en el comienzo del epígrafe grabadas con 
3 esmero no parecen datar de menos del tercer siglo, no per- 
liendo, por otra parte, la construcción de la frase latina asig- 
:le una baja época. 

jOs cognombres Surtanus y Maevius, son nuevos en nuestra 
grafía. 

numerosa colección de phaUus que el desvergonzado poeta tuvo 
dado de trazar, ya eu medio, ya alrededor de su obra, com- 
tan este cuadro de la depravación de costumbres en la época 
nana. 

DI metro usado por esta inscripción es frecuente en los himnos 
Prudencio, y aparece usado en la insigne lápida (2660) del 
lo II, que descubrió y comentó el Sr. Fila en su Epigrafía 
nana de León, libro impreso en 1666. 



NUEVAS INSCRIPCIONES ROMANAS DE EXTREMADURA. 9 

Ibahernando. 

En la dehesa de La Mezquita^ situada en el término municipal 
de Ibahernando, que pertenece al partido de Trujillo, se han 
encontrado, efectuando trabajos de labranza, doce aras, de las 
cuales ostentan diez sendas inscripciones fúnebres que han sido 
copiadas por D. Federico Acedo y Trigo, de Trujillo, quien antes 
de ahora ha dado apreciables muestras de su actividad y de su 
celo en favor de los intereses de la ciencia arqueológica en aquella 
interesantísima y poco estudiada comarca. 

Las dos aras restantes hubieron de ostentar sus correspondien- 
tes inscripciones; pero hoy hállanse sus letras en tan mal estado 
de conservación que no ha sido posible al Sr. Acedo tomar nota 
de las mismas. . 

Sn la copia que me ha sido comunicada por nuestro digno 
Correspondiente de Gáceres, D. Gabriel Llabrés, se dice que las 
dimensiones de todas ellas es de media vara de ancho por vara y 
media de alto; piedra de granito. 

5) CHIS 

H . S . EST 

[Antiojchis . . [ffiliaj] anfnorum) . . . h(ic) 8(ita) eat, 

Antioqois, hija de . . fallecida en edad de . . . afios, aquí yace. 

Hallamos este nombre griego en la lápida portuguesa de Tavira, 
existente en el Museo de Lisboa (Hübuer, 5171), la cual dedicaron 
Bveno y Antíoquis ('Aviio/sCs) á su hijo Taciano, dulcísimo infante 
de edad de un año y veinte días. 

6) L V B A E c 

VS • TATCl 
N1«F • APJ»/ 
A • LBVRI 
5 FH-S-ES T 

T-L«TANCI 
NVS • F • C 



BOLKTÍN DK LA REAL ACADKHIA DE LA HISTORIA. 

xtu Taneini ffilius}. Apaña Leurí /(Üia) h(ie} t(ita) e{»t). 8(it) 
ftra) l{evis¡. ToMeinu* ffaeiendunt) c(uravü). 

;o, hijo de Tancino. Apaña, hija de Leuro, aquí se halla entemdk. 
tierra ligera. Tancino caidó de elevar el monumento. 

lombres de Lubeco, Apaña y Leuro do tienea precedente 
istra epigrafía; pero los hay afines: Abana (2527), Lobe- 
'}), Luriacvs (5264). 

SHX ■ NO 
R B M V S 
R VP I N W 

S'HS'E-ST 



8 Norbanus Rufinua, hftcj g(iha) e(tt/. S^H) t(ibi) t(erra¡ IfeviaJ. 
«.JX 

NoTbBDO Rafino, aquí ee halla enterrado. Sáate la tierra ligera. 
. los 10 años de su edad. 

Q,- O-VA 

DR AT I ■ P 
A-VI-H-S>B 
MELANIA • F 



lío; Quadratif(ilia) a¡nnonim} VI, h(iej g(ita) e[tt). Melania f(a- 
i) c(ttravU}. 

A, hija de Quadrato, de edad de 6 aRos, aqoi se halla enterrada. 
I cuidó de elevar el monumento. 

:ognonibre Melania , aunque bajo la forma Melanio 
v), sólo aparece una vez, precisamente en aquellas inmo- 
les, en Madrigalejo (5296). £n la Iglesia parroquial de 
Gruí del Puerto, estuvo empotrada el ara funeral (673) , de 
., hija de Gemelo; en la cual, como en la presente se es- 
una estrella, parecida & una gran ñor sexafolia. 



NUEVAS INSCRIPCIONES ROMANAS DE EXTRBIÍADURA. 11 

9) O • IVLIVS 

MO N T /^í V 
$• A •VIII «H 
S-KST-S-T-T-L 

Gfahts) Iuliu8 Montanus a(nnorum) VIH, h(ic) sfitus) est 8(it) t(ibi) 
t(erra) ¡(evis). 

Gayo Julio Montano, de 8 afios, aquí se halla enterrado. Séate la tierra 

■ 

ligera. 

10) AVELIA 

SBCVNDA 
AI-XX- H 

S • B 

Avelia Secunda anfnorum) XX, h(ic) B(ita) e($t). 
Avelia Segunda, de 20 años^ aquí se halla enterrada. 

El nombre de Avelia no había comparecido en nuestras inscrip- 
ciones. Es variante de Avilia ó Avülia, 

11) LICINIA • M 

F-SECVND 
A«H*S-E«S 
T • T • L 

Lidnia Mfarci) f(ilia) Secunda, h(ic) sfitaj efstj. S(it) t(ibi) t(erra) 

IfeviaJ. 

* 

Licinia Segunda, hija de Marco, aquí >ace. Séate la tierra ligera. 

12) NO R B A N 

NA'C'P'M 
A V R I L A 
A/ • X X X 
5 H • S • HES 

T«S-T«T»L 




boletín DB La BKAL ACADBütA DB LA HI3TOBIA. 

'ana C(aii) f(üia) Maurü[l]a anfnorum) XXX, h(ie) $(aa} hest. 

■ibi) i(erra) l(evi,j. 

lans, hiJB de Cajo, Manrila de 30 a&os, aquí ;ace. Séate la tierra 

ognombre ilfauriía aparece en Lucena [Hübner, 1630), en 
TO (2177) y eo VadoUano (3257). 

nombre geotilicio Norbana, que aparece asimismo en la 
pcióu marcada con el ntím. 3, indica la existencia de esa 
a establecida su aquellos parajes que hubo de tomarle de la 
laa Colonia Norba Caesarina (Cáceres). E) vocablo cs( escri- 
adición de una Ji, indica que le pronunciaban con aspira- 
tan frecuente aun ahora en Extremadura no menos que en 
ucfa. 

s E C V N DA 
A BENTINE 
F ■ >>/ ■ XI IX 
H S-E S-T'T-L 
E&NATIVSF C 

nda Abentinfaje f(Uia) an(norum) XlIX, h(v:} e(iia) efat). S(it} 
(erra) ífeuis/ Egnatius ffaciendítm} cfuravUj. 
nda, hija de Abeatina, de 18 aBoe de edad, aquí yace. Séate la tie- 
ira. Ignacio caidó de elevar el monumento. 

mina es variante de Aventina, y da nueva razón de la for- 
1 nombre del obispo de Ecija, Avencio 6 Abencio, que duda 
! (t) si ha de escribirse Habencio. 

Ara que, fraccionada por su parte media, sólo nos conser- 
Qnal de la inscripción. 

A N XXX 
H'S- E-S'T 



■ifana Sagrada, tomo x, pAg. 107. Marlrid , I 



NUEVAS INSCRIPCIONES BOMANAS DE EXTREMAOUBA. 13 

. . . an(norum) XXX, h(ic) afitus) e(8t). S(ü) t(ibi) t(erra) l(ews), 
.... de 30 afios de edad, aqai descansa. Sóate La tierra ligera. 

De desear es que estas inscripciones sean trasladadas al na- 
ciente museo de la Comisión provincial de monumentos de Cace* 
res, en donde con más facilidad se obtendrán calcos á cuya vista 
puedan rectificarse algunos errores de que acaso adolecen las 
copias que he tenido ocasión de examinar. 

Demuestran estas inscripciones que Ibahernando fué población 
romana. Está este lugar situado tres leguas al Sur de la ciudad 
de Trujillo, á mano derecha de la carretera general de Madrid 
á Badajoz. Confína por el Oeste con Santa Cruz de la Sierra y 
su puerto, en el cual se han hallado también muchas lápidas 
romanas (675-684); y tampoco faltan en Ruanes (685, 686), que 
confina por el Oriente con Ibahernando, y cuyo dios indígena 
Reuveanaharaecus se traba por su desinencia céltica con la de 
Lxíbaecus^ así como el nombre geográfico Turolus de esta misma 
inscripción (685) con el de Turgalium (Trujillo) y Turmulos (Ga- 
rrovillas). 

Madrid . 17 de Noviembre de 1899. 

El Marqués de Monsalud. 



II. 

LOS JUDÍOS MALLORQUINES. 
COLECCIÓN DIPLOMÁTICA DESDE EL ANO 12r7 AL 1887. 

Un abultado códice en pergamino, escrito entre los años 1328 
y 1387 por varios notarios del reino de Mallorca, contiene ciento 
y trece documentos notabilísimos: de los cuales muy pocos han 
salido á luz en el Yiaje literario (1) del P. Villanueva, y han 



(1) Tomos XXI y xxii Madrid, lf52. 



14 boletín DB la RBAL ACADBMtA DB LA HISTORIA. 

sido bien expaestos por M. Morel Fatio (1). Por esta razón he 
nacado de la fuente original los adjuntos documentos inéditos, 
dispuestos por orden cronológico y clasificados por los sucesivos 
reinados de Jaime I, Jaime II (de Mallorcaj, Sancho, Jaime III, 
Pedro IV y Juan I. A los diplomas de estos Monarcas se junta 
una bula insigne de Alejandro IV, que no figura eu la colección 
de Potthast (2), y creo que también es inédita. 

El precioso códice fué sin duda el gran tesoro y el más fuerte 
escudo de las aljamas hebreas de la ciudad é isla de Mallorca du- 
rante el siglo ziv. Legalizado por los notarios piiblicos del Reino, 
á petición de los secretarios de la aljama de la capital, se formó á 
imitación de otros códices legales de privilegios, como el Libre 
vert (libro verde) de Barcelona, el de Manresa, etc. 

Después del saqueo del Cali de Palma en 1391 y de la conver- 
sión en U35, debió ir el códice á parar á manos del Santo Oficio, 
de donde se dice pasó á la Biblioteca del Sr. Marqués de Campo- 
franco, en cuyo poder lo vio el P. Villanueva (3), y se aprovechó 
para transcribir los pocos documentos que arriba dije. 

El códice primitivamente constaba de noventa y nueve hojas 
de pergamino, foliadas en el siglo xiv con numeración romana 
minüscula, algunas de las cuales han sido cortadas, faltando en 
la actualidad diez hojas, ó sean los folios primitivos 39, 40, 41 , 
49, 43, 44 y 45, y más adelante los 67, 68 y &i. Teniendo en 
cuenta que cada página suele contener, por término medio, uu 
documento, resulta que esta colección diplomática constjiba de 
unos 133 privilegios, de los cuales, como llevo dicho, han llega- 
do á nosotros ciento trece. La falta de estas hojas debe datar de 
muy larga fecha, puesto que de letra del siglo zvii se escribió al 
margen del folio 66 vuelto, *aqui faltan S fulle» per acabar este 
privilegi que la malicia deu haver tallat.* Parecen corresponder 
estas lagunas A los reinados de Jaime III de Mallorca y Juan I 
de Aragón, 

Los folios miden 25 centímetros de alto por 19 de ancho. Por 



tudetjiiivti, tomo it, pieiD«i 8L-G0. Vzít, 18K. 
lifcmi BomaitMiiMi, tomo u. Btrliu, WK. 
Ha, tomo uu, plg. SSO. 



LOS JUDÍOS MALLOB QUINES. 15 

distracción ó error en el folio xvij, se puso xv; y en el xviij, xvj. 
Al ñn del folio Ixv, se daba ya por concluido el libro, como lo ex- 
presa un Finito libro^ etCy que después no resultó verdad, toda 
vez que se le agregaron folios hasta llegar al Ixxxxviiij (99). 

Los documentos están autenticados por notarios, salvo los nú- 
meros 34, 35, 36, 37, 38 y 39, y 56, 57, 58 y 59 y 79 del códice. En 
Marzo de 1893 hice la transcripción adjunta, merced á la amabili- 
dad de su propietario, mi buen amigo D. Antonio Pueyo y Ro^ 
sen, actual marqués de Campofranco. 

La protocolización de los documentos está hecha desde el 13 de 
Junio de 1328 hasta el 8 de Marzo de 1387, por los notarios Ma- 
graner, Ferrá, Borras y Nicolás Prohón, como se verá en su 
lugar. 

Al texto de los diplomas, inéditos, que acompaño y divido en 
tres períodos, ha puesto mano, cediendo á mis instancias, el acá* 
démico D. Fidel Fita, y lo ha ilustrado con preámbulos, notas y 
observaciones sobrias y suficientes para despejar el estudio. 

Madrid, 17 de NoTiembre de 1899. 

Gabriel Llabrés. 



IIL 

PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES EN EL CÓDICE PUEYO. 

PRIMER PBRtODO. 

Discurre este período primero desde el año 1247 hasta el de 
1311 en que falleció el rey de Mallorca D. Jaime II y fué reunido 
por el Papa Clemente Y el concilio general de Yiena sobre el 
Ródano. • 

Diploma pontificio. 

AnagnJ, 22 Septiembre 1256. Bala de Alejandro IV, por la cual, á ejem- 
plo de BU predecesores Calixto II, Eugenio III, Alejandro in, Cle- 
mente m, Celestino ni, Inocencio III, Honorio III, Gregorio IX é Ino- 



DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTOKIA. 

, da naera sanción á lo eatablecido por el Derecho canánico 
eg., I. T, tfL VI, cap. 3^9) en favor de loa jadfoi isofensivoa á 
Íaiia.-Fol. 69 t., 60 r. 

ider episcopua, serviis aervorum Dei, dilecUs iii Chriato 
elibus, salutem et apoütolicam benedictioaem. 
udeis nOD debet esse liceatía la sinagogis suis, ulLra 
rinissum eat, lege presumere, ita m hiis que coocessa 
llum debeat judicium auslinere. Nos ergo, Ijcet in sua 
ilint duritia perdurare ijuam prophetarum verbo et sua- 
ipturarum archaua cognoscere atque ad christiane Qdei 
) nocitiain pervenire; (¡uía tamea defensioneía nostram 
lum postulant et christiane pie(^ti3 maDsuetudinem, 
sorum nostroruiD felicis memorie Calisti, Eugeiiii, Ale- 
Clementis, Celestini, Inoocentiij, Hoaorii, Gregorü et 
lii summorum pootiflcum vestigiis iiiherentes, ipsoruai 
m ad mil ti mus, eisque protectionis Dostre clipeum íd- 
s> . 

[Dus etiam ut nulUis christiaous iovitos vel iiolentes 
übtiamum per violentiam veuire compellat; sed si eorum 
spoiite ad ctiriatiauos Qdei causa coafugerit, postquam 

ejus fuerit patefacta, christianus absque aliqua efñcia- 
mpnia; veram quippe christiaiiilatia Qdem habere ooa 

qui ad christiaDorum babtisma non apootaneus aed 
ognoscitur perveuire. 

I etiam chistianus eorum personas, siiie judtcio potesta- 
3, vulnerare aut occidere, vel suas illis pecunias auferre 
t, aut bonaa, quaa hactenus in ea quam habitant regio- 
erint consuetudines immutare. 

ea, in festivitalum suarum celebratíone quisquam Cu- 
al lapidibus eos ullatenus non perturbet; ñeque aliquis 
)acta servitia exígat, nisi ea que ipai preteritia faceré 
lu^ consueverunt. 

c, malorum hominum pravitati et avaritie obviantea, 
lua ut neme cimiteriuin judeorum mutilare vel minuere 
uve bbtentu pecunie corpora humata effodere. 

autem decreti hujus tenore cognilo, ternero quod absit, 
! temptaverit, honoris et oUicii sui periculum patiaiur 






PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 17 

aut excommunicationis ullione plectatur, nisi presumptionem 
suam digna satisfactione correxerit. Eos autem dumtaxat hnjus 
proteciionis presidio volumus communiri, qui nichil machinari 
presumpserint in subversionem fidei christiane. 

Ego Alexander calholice Ecclesie episcopus, subscripsi. 

(Rueda). Suscipe, Domine, servum tuum in honum. Sanctus 
Petrus. Sanctus Paulus. Alexander papa IIIL 

tH- Ego Odo, Tusculanus episcopus, subscripsi. 

■Hf ligo Stephanus, Prenesüuus episcopus, subscripsi. 

4- Ego frater Joannes (1), tiluli sancti Laurentii in Lucina, 
presbiter Cardinalis, subscripsi. 

+ Ego fraler Hugo, lituli sánete Sabine, presbiier cardinalis, 
subscripsi. 

-|- EgoRicardus, sancli Angeli diaconus cardinalis subscripsi. 

•Hf Ego Pelrus, sancli Georgii ad velum aureum diaconus 
cardinalis, subscripsi. 

-+- Ego Joannes sancli Nichólai in carcere Tulliano diaconus 
cardinalis, subscripsi. 

Mr Ego Willelmus, sancti Eustachii diaconus cardinalis, sub- 
scripsi, 

+ Ego Ottobonus, sancti Adriani diaconus cardinalis sub- 
scripsi. 

Datum Anagnie per manum Guillelmi magistri scholarum 
Parmensium, sánete Romane Eclesie vicecancellarii, x kalendas 
Octobris, indictione xiii, Incarnationis Dorainice m. ce. l. v. pon- 
tificatus vero domini Alexandri pape IIII anno primo. 

Hizo el traslado del original de esta bula el notario Jaime de 
Marina en 3 de Junio de 1371. 8u firma va precedida de la de 
otros cinco notarios (2) como testigos de la compulsa y recta 
transcripción del texto. En prueba de ser la verdadera firma del 
mismo notario, va seguida y corroborada con las de Arnaldo 
Arnost y Guillen Pérez de Tarascón. 

Las rubricas de los cardenales en la copia del códice varían, y 



(l) El cardenal Fray Juan de Toledo, monje eistercienae Murió siendo cardenal 
obispo de Porto en 18 de Julio de 1279. 
(2j Guillermo Ferrer, Raimundo Mascaró , Pedro de Tovars y Jaime Mercer. 

TOHO xxzvi. 1 



SOLBTlN DE LA BBAL ACADBMFA DE LA HtSTOBIA. 

iti imitadas del original de la bula, que fué sin duda expedida- 
ilición de la aljama hebrea mallorquiíia y probablemeole d& 
18. Ya lo advierte Alejandro IV: 'Ipsorum (judeorumj petitio- 
I admitlimita, eitque proteclionis noslre ctipeum indulgemus.» 
la constitiictóti proJudads, que otorgó Calixto II (años 1119— 
4), anda perdida (I); y en el mismo caao esiá la de Eugenio III 
13-1153). Begistra Loeweaíeld (2) las de Alejandro III (1159- 
1], Clemente III (1190¡ y Celestino III (119M 198] ; y á su vez 
ihast (3) las de Inocencio III (15 Septiembre 1 199) y Hono- 
III [7 Noviembre 1216). lia restricción que puso Alejandro IV 
impaio de la Santa Sede sobre los judíos, eicluyendo á los 
daijan ü ofenden la fe cristiana, se i'emite por manera espe* 
á dos bulas (4), una de Gregorio IX (5 Marzo 1233) y otra da 
cencío IV [9 Mayo 1244). 

1 texto de esta bula de Alejandro IV está calcado enteramon le- 
la de Inocencio III. La parte que se refiere ala conversión 
)utáuea de los judíos tenia en' 1255 singular aplicación y se 
ita á la situación del momento, bien descrita por D. José Ama- 
de los Ríos. «Anhelaba — dice (5) — don Jaime que fuese en sus 
»dos la conversión de los judíos fruto de espontánea convic- 
I, evitando asi la profanación del bautismo y ahorrando el 
ignante espectáculo de la apostasla. Ayudábale en esta em- 
'a, verdaderamente evangélica, el virtuoso y sabio Raymundo 
i^eñafort, quien no sólo lograba que los teólogos y predicado- 
hicieran suyo el empefto, sino que los movía á iniciarse en el 
acimiento del árabe y del hebreo, á &n de hacer más colmado- 
-uto de sus tareas.» 

os privilegios del rey D. Jaime, expedidos en favor de los 
'os mallorquines, pondrán en mayor luí tan importante diplo- 
pontificio. 

Btiliairt Sti faptCslixU II puVljiBt'RoiMrt. D oí tomos, PuIb, ISOi. 
Núm. 13078, leaTI y I1630. 
Núm. 884,5616. 

Pottbut, DúmeroBSllay 11ST6.— Vt*M lo dlcbo sobre «ite panto y aolire tb- 
buUB Inéditas de Oregorío IX i InoeeDCio IV en el tomo t del BolbtIn, pf^- 

te ¡ct juHet de Eifaka y Pcrtit/al, tono ~ 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 19 

Privilegios de D. Jaime I. 

1. 

Valencia, 1 1 de Junio de 1247. Da el Rey carta de Balvocondocto y nacio- 
nalidad á todoB los jadios que por tierra y por mar, quisieren venir á 
domiciliarse en las regiones ó Estados de las Baleares, Cataluña y Valen- 
cia; y en particular á Salomón Ben Ammar, judío de Sujulmesa iCigil^ 
mensa) en el reino de Fez, Reana su esi>osa, hijos é hijas, yerno Jucef, é 
Isaac con su mujer Yamen y Nini su hija^ y dos párvulos Jucef y Jacob 
hermanos de ésta. — FoL 1. 

Publicado por Villauueva, Viaje literario^ lomo xxii, pági- 
nas 327 y 328. Este documento y los 28 siguientes fueron trans- 
critos y legalizados por el notario Guillermo Magraner en 16 de 
Mayo de 1328. 

Una bula de Inocencio IV ( 1 ) , fechada en Lyón á 3 de Abril 
de 1247, da razón del comercio, que tenían entonces los subditos 
del rey D. Jaime en el imperio marroquí. Por esta bula se con- 
cede la misma indulgencia plenaria que ganaban los cruzados y 
peregrinos de Tierra Santa, á todos los legos que acompañasen al 
aragonés franciscano Fray Lope Fernández de Ain (2), obispo de 
Marruecos. 

En Valencia, 6 de Julio de 1249, expidió el Rey su decreto taxa- 
tivo del interés de la usura, que podían los judíos mallorquines 
exigir á los cristianos. Este interés era de 20 por ciento al año ó 
tde cuatro dineros por libra al mes. 

Trae el texto Villa nueva (3). El Rey hizo esta declaración con 
arreglo al capítulo primero de las Cortes, que en 1241 celebró en 
Gerona (4). 



(1) Potthast, 12470. 

(2) Nació en O&llur, vüla de la provincia de Zaragoza.— Véase el tomo la de la 
MipaSíB Sagrada^ pág. 203. Madrid, 1819. 

(8) Viaje lií., tomo zzii, pág. 901 . 

(4) Cortes de los antiguos reinos de Aragón, de Valencia y Principado de Cataluña 
publicadas por la Real Academia de la Historia. Cortes de Cataluña, tomo i, pág. 184. 
Madrid, 1S86. 












* * 



'ti 



>1 



.BTÍN DB LA RBaL ACADEMIA DB I 



de Mayo de 12S0. Conñrma el Rey por este privilegio el de 

l&iudiega. (super fado populationie vegtre) }'loa demás expe- 

ifecha.— Fol. 3. 

I por Villaiiueva; tomo ssii, pSfíhias 'Í38-330. 



e Mayo de ISeS. Conñrms el privilegio anterior; y ']a otros 
cartas de arras entre esposos hebreos; moros, esclavos de 
se coQTÍrtieren al crietianisiuo; é ioviolabilidad de los cemeo- 



) Mayo de 1252. Manda el Rey que para probar en juicio las 
los judíos á cristianos, no baste et testimonio de los cristio- 
debe ir acompañado del de los hebreos. — Fol. 1. 

uiiiversi quol Nos Jacobus, Dei gratia Rex Arago- 
icarum et Valencie, Comes Barchinone et Urgelli et 
ontispessulani, per nos et nostros concedimus vobis, 
stngiilis judeis civitatis et iiisule Majoricanim pre- 
utiiris, et statuimus Jn perpeluiim quod aliquiachri- 
:hrisliana non possit probare contra aliquem judeum 
civitatis et insule Majoricarum super aliquibus coa- 
arariis vel debilis factís a lempore citra quo nos feci- 
im nostrum siiper facto usurarum vel de cetero fa- 
r christianos et judeos nisi cum christiano ct judeo. 
8 igitur vicariig el bajulis Majoricarum el aliis offi- 
ubdilis universis presetitibus et fuluris quod coutra 
1 nostrum non veniant, nec aliquem veuire permit> 
ipsum observent et faciant in ómnibus inviolabiliter 
lervari, si cooñdunt de nostri gratia et amore. 
irde VIII idus raadil, anno Domim u . ce . i. . secundo. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBBEOS MALLOnQUINES. 21 

Sig -f-.Qum Jacobi, Dei gratia Regis Aragonura, Majoricarum, 
Valentie, etc. 

Testes sunt R(aimundas) de Cardona, PetrusdeMonlecathcno, 
Bx(iminus) de Focibus, Berengarius de Angularia, P(etrns) de 
Queralt. 

Sig + num Petri Andree, qui de mandato domini Regis hec 
scribi íecit loco, die et anno prcfixis. 



5. 



Lérida, 15 Septiembre 1264. Asegura el Rey la normalidad de las cuen- 
tas y créditos de los judíos contra los cristianos bajo todos conceptos. — 
Folio 5 r. 

ViHauíieva, xxii, 331 y 332. Por distracción evidente reduce 
Manuel Fatio á 13 de Septiembre el texto genuino «decimosép- 
timo kalendas Oclobris»; no mal, sino bien copiado por el notario. 

6. 

Olite, 11 de Diciembre de 1254. Descentraliza los tributos de los judíos 
mallorquines, por manera que no vayan incluidos en los de Cataluña, ni 
en los de Aragón. — Fol. 5 v. 

Noverint universi quod nos Jacobus, Dei gratia Rex Ara- 
gonum, Majoricarum et Valentie, etc.. per Nos et nostros conce- 
dimus et indulgemus vobis, universis judeis Majoricarum pre- 
sentibus et futuris, in perpetuum quod non peytetis, nec donetis 
nec daré teneamini de cetero unquam aliquo tempore aliquam 
questiam sive peytam, nec teneamini peytare vel questiam ali- 
quam daré simul cum aliquibus judeis Catalonie vel Aragonie 
vel aliorum locorum dominacionis nostre; set peytetis per vos 
ipsos lantummodo, et donetis Nobis et nostris semper illam que- 
stiam quam vos daré opportet vel opportuerit de cetero, non ob- 
stantibus aliquibus privilegiis vel cartis contra hoc a nobis factis. 

Mandamus itaque tenentibus locum nostrum, vicariis, bajulis 
et universis alus ofñcialibus et subditis nostris presentibus et fu- 
turis quod contra predictam concessionem et indulgentiam non 



BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

ant, iiec aliquem veníre permittaiit: immo observent et ob- 

irí inviolabiliter faciaut supradicta et singula. 

ilum apud Olitum, lertio idus Decemhrfs anno Domini miU 

10 ce . L . qiiarto. 

g + iium Jacobi, Dei gratia Regis Aragonum, etc. 

¡ates sunt Uluillelunisj de Enteaca, Egtdius de Roda, Geral- 

ie Narbona, Bernardus de Haoiies, Eximen Pelrj de Arenoso. 

g ~j- num Peti'i de Gapellades, qui mandato domini Regis, 

lomillo fralre A(ndrea) episcopo Valentie canceijat'io auo, hoc 

)sil loco, die et auno pretlsis. 

} mucho después decidió el Rey que su hijo Don Jaime sería 

eredei'o y sucesor en el reino de Mallorca. Suscitáronse di- 

tades contra los hebreos mallorquíues, á las que puso térmi- 

í bula de Alejandro IV (22 Septiembre 1255). El Infante Don 

>e fué enviado por el Key, su padre, desde Valencia (2 Agos- 

i26) lí gobernar el reino do Mallorca (1), y en la misma céiiu- 

diploma de nombramienlo para esle cargo, declaró Jaime I 

en caso de sn muerte, ü i^bito (oble), dejaba & éste su hijo el 

) de esle mismo reino. 



JeDcia, 24 Junio 1269. Otorga el Key que en las causas judiciales en- 
rietianos j judíos, uo baste el testimonio de un cristiano y de un 
I, bído que en todo caBO se requiera el de un juóio. Asegura, además, 
los judíos que uo ae les pueda perjudicar el dereclio que tenían á la 
ilabilldad de las casas, propias ó alquiladas, donde moraban. — Fo- 
Jjñ. 

overint universi quod Nos, Jacobus, Dei gratia Rex Arago- 
t, etc., per Nos et nostrosdamus etconcedimus vobis, univér- 
:l singulis judeis Majoricarum presentibus et fuLuris, íu per- 
um quod in alíquihus causis, pelilionibus et mandis, que ver- 
ur Ínter aliquem chríslianum velchrislianam ex una parte et 
iicni judeum vel alíqiiam judeam ex vobis e.\ altera, non possil 
ravos prohari aliquid nec obiineri pfir teslimonium alicujus 

i'iaje ¡it., II11, pág. ROÍ. 



PRIVILEGIOS DB LOS HBBRBOS MALLORQUINES. 23 

•<christiani vel sarraceni nisi illud probatum fuerít per christianum 
et judeum, vel per sarraceaum et judeum. Damus etiacn et conce- 
^imus vobis, universis el singulis judeis supradictis, in perpe- 
tuum quod possitisesse et habitare in domibus vestris qiias in 
Majoricis habetis, et de cetero habebitis, in locis quibus modo 
habitatis, libere et absque alícujus impedimento, prout melius et 
plurius usque nunc faceré consiievistis; et non possimus Nos nec 
nostri nec aliqua alia persona vos de dictis locis et domibus ve- 
stris removeré, nec siiper hoc impedimentum faceré vel contra- 
rium; Mandantes ñrmiter tenentibuslocumnostrum in Majoricis 
et bajulis ac vicariis Majoricarum, necnon etiam alus officiali* 
bus et subditis nostris presentibus et futuris, quod predicta om- 
nia firma habeant el observen c ac faciant observari ut superius 
continetur, et non contraveniaut, nec aliquera contravenire per- 
mitían t aliqua ratione. 

Datum Yalencie, viii kalendas Julii, anno Domini m . ce . lx . 
nono. 

Sig + num Jacobi, Dei gratia Regis Aragonum, etc. 

Testes sunt Ferrandus Sancii, Petrus Ferrandi, Carrocius do- 
minus ReboUeti, Ferriiius de Licana, Lupus Sancii de Vergars. 

Sig -+• num Bartholomei de Porta, qui mandato domini Regis 
lioc scribi fecit et clausit, loco die et anno preñxis. 

8. 

Palma de Mallorca, 21 Julio 1269. Gonñrmación y extensión del privi- 
legio anterior y de otros sobredichos. — Fol. 6 v., 7 r. 

Noverint universi quod nos Jacobus, Dei gratia Rex Arago- 
num, etc., per nos et nostros damus et concedimus vobis aljame 
judeorum civitatis Majoricarum et universis et singulis judeis et 
judeabus ejusdem aljame presentibus el fuluris quod possitis 
emere et habere domos et hospitia ad veslrum staticum et vin- 
neas aC alias heredilales et possessiones ad opus vestri intra 
civitatem Majoricarum predictam et extra ipsam civitalem, ubi- 
€unque volueritis. Possitis etiam stare iu vestris propriis domi- 
bus el hospiciis, empliciis scilicet et conducticiis, intus dictam 



/ 



boletín db la real academia de la historia. 

et estra, secundum quod Jam vobis cum alio nostro 
I concessimus, ut in eo plenius couiinetur. 
imus eliam et íiidulgemus vobis quod ia aliquibus cau- 
)us vd crimiiialibus; aut contractibus aliquibus, quas 
cum christianis habebiiis seu coutraieriiis, contra vos 
on possit iiisi per christianuní el Judeumj et quod in 
TI coutra vos probari non possit per cartam aliquam vei 
m, nisi in ipsa carta si ve scriptura christianus et judeus 
.int pro testibus et coiitenti. 

>ncedimus et indulgomus vobis de gratia specíali quod 
;rracenus vel sarracena, caplivus vel capliva, uou possil 
quem judeum vel judeam aljame preiiicte testimouium 
ira aliquo, uec ipsorum aarraceni vel sarraceno caplivo- 
moiiium valeat contra ipsos judeum vel judeam. 
oncedinius vobis et statuiíüus Ürmiter ac mandamus 
iliquis sarraceuus vel sarracena, caplivus vel captiva 
udei vel judee aljame predicle, preseutis scilicet el Fu- 
esiam quamlibel intraverit ia civitate et Ínsula Majorí- 
lusa baptizandi se, ídem sarraceuus vel sarracena non 
r doñee iu ipsa ecclesia coatiuue sleterit el luoram sive 
iin ibidem fecerít personaiem per tempus sive dies in 
tos et siatutos; et cum ídem sarraceuus vel sarracena 
aplizati, remaneant el sint noslri et uostrorum, sicut 
ei vel judee cujus eraiit captivi. 

iim constitutionem fecerimus in Gatalonia quod aliquis 
i aliquo debito usuras accipere continuo non possit uUra 
anoos el médium, volumtis el concedimus vobis de 
sciali quod, cum contigerit vos de aliquo debito usuras 
[ue annos et médium continuo recepisse, vel ipsas usuras 
leri de debito quod per dictum tempus continué durave- 
s transactis quinqué annis et medio querimoniam de 
(O feceritis coram ipsa curia Majoricarum, et facta ipsa 
lia et vobis ipsam prosequeulibus ul decebil, diclum de- 
cuperare non poteritis; ex tune, poslquam ul diclum esl 
ritia ipsum recuperare, possitis potere et accipere usuras 
ecuie ad cotum noslrum de ipso debito, uou obslani< 
ioae predicla. 



pr-n- 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 25 

Mandantes ñrmiter vicariis, bajulis, curiis et universís alus 
officialibus et subditis nostris, presentibus et fnturis, quod pre- 
dicta firma habeant et observeiit et faciant observan ut superius 
continetur, et non contravenían I, necaliquem contravenire per- 
mittant aliqua ratione. 

Datum Majoricis, xii kalendas Angustí anno Domíní millesi- 
mo CG.LX. nono. 

Síg -f- num Jacobi Deí gratia Regís Aragonura, etc. 

Testes sunt Jacobus de Sánela Eugenia Sacrista Majoricen- 
sis (1), Berengaríus de Tornamira, Petrus Nunig, Guillermus de 
Monte Gíscart et Michael Nuníg. 

Sig-hnum Simonis de Sancto Felícío, qui mandato domini 
Regís predíctí hec scribi fecítet clausít, loco die et anno prefixis. 

Este diploma y el anterior (24 Junio y 21 Julio, 1269), no de- 
jarían de ser obtenidos por los hebreos de Mallorca á subido pre- 
cio de oro, para la empresa de Ultramar, ó reconquista de la 
Tierra Santa, que dispuso aquel año el rey D. Jaime y quiso 
acaudillar en persona. Alentado por las promesas del Emperador 
de Constan tí nopla y del Gran Jan de los Tártaros, á cuyos emba- 
jadores recibió en Valencia, partióse de esta ciudad á Barcelona 
para dar priesa á los aprestos de su armada, como lo narra Zu- 
rita (2). «De allí pasó luego á Mallorca con sola una galera y una 
saetía para recoger las naos que estuviesen en la isla; y sirvieron 
al Rey los Mallorquines con cincuenta mil sueldos;... y volvióse 
á Barcelona el primero del mes de Agostó.» 

9. 

Valencia, 80 de Julio de 1271. Confirmación del privilegio 4.— Fol. 7. 

Noverint universi quod Nos Jacobus, Deí gratia Rex Arago- 
num, etc., per nos et nostros damus et concedimus vobis, aljame 



(1) Asi este canónigo tesorero de la catedral, como los dos canónigos siguientes 
Berenguer de Tornamira y Pedro Núñez se nombran por el testamento del Infante 
D. Pedro de Portugal en 9 de Octubre de 1255. f Viaje literario ^ tomo zxi, pági- 
nas 264.'¿65.} 

(2) i4»a^«, libro iii, cap. 74. 




BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA DB LA HISTODIA. 

orum cívítalis Majoricarum, preseiitibus el futuris, quod in 
übus demandis vel causis, que sint inter vos vel aliquem 
■um el aliquem vel aliquos chiisüauoa nou possit probar! 
lid contra vos per christianum tantum oisi per cbnsLiauum 
:deuiii. Mandaiiles flrmiter vicario el bajulo Majoricarum et 
erais aliis olñcíalibns et subdilis iiostris, presentibus et fu< 
: quod predictam donaliotiem el concesiouem nostram ñrmam 
3111 et observenl et faciant observari ui superius coutiuelur, 
)u conlraveniaiit nec aliquem contra venire permitlanl aliqua 
>ne. 

itum Valencie, iii kaleiidas Augusti, anuo Domiui mille- 
I ce septuagésimo primo. 

g + num .lacobi Dei gratia regis Aragonum, etc. 
'Stes suul Giiíllermiis de Podio, fieruardus de Malleo, Carro- 
domiuus Rebolleti, Arnaldus de Moncenisio, Jaufridus de 
líliis. 

g-^num Bartholomei de Porta, qui mandato domioi Regis 
scribi fecit et clausit, loco die et anno pj'eQxis. 
ir este tiempo, y ciertamente antes que otorgase el diploma 
ienie (25 Agosto 1^73), dispuso el Bey que los Judíos mador- 
es presos tuviesen cárcel aparte de los cristianos (1¡: «Gres- 
I é jueus, qui preses serán lengus en la presó de Mayorcha, 
Miga hom preses en una casa; mas cresliaus en una casa ó 
s en allra sien tenguts preses». 



lencia, 26 de Agosto de 1273. Cláusula de un diploma de esta fecha, 
tte á la carnicería judiega, en copia legalizada el día 33 de Euero 
159.— Fol. 35. 

3C est Irauslatum fidelitersüm[Miiri) ab una clausula coulenta 
serta in quadam caria pergaiuenea per illustrissimura domi- 
I recolende memorie, dominum Jacobum, Sei gratia regem 
jonum, Majoricarum et Valontie, Comitem Barchinone et 

yt^í lil , tomo mi, pág. 313. 



i 



FRlVlLEaiOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 27 

Urgelii et dominum Montispessulani, ejus bulla plúmbea impen- 
deoti in filis ciricis crocei et virmilii colorís communiia, que data 
fuit Yalentie viii kaleudas Septerabris anuo Domini millesimo ce. 
septuagésimo tertio, factaque mandato dicti domini Regís aucio- 
litate Simonis de santo Felicio, in qua quidem carta subscripti 
sunt in testes Petrus Ferrandi, Bernardus Guíllermí de Rnten- 
sa, Petrus Martini de Luna, Peirus Jordani de Rodeu et Ferri- 
cins de Lizana, queque concessa fuit per dictum dominum Regem 
aljame judeorum Majoricarum et universís et singulis ípsius al* 
jame. Cujus quidem clausule tenor dignoscitur esse talis: Ítem 
concedimus vobü et vestris quod possitis decollare et faceré carnes 
ad u$u8 vestros in macello christianoriim^ secundum quod actentis 
faceré conauevistis sine impedimento et contradictione alicujus 
persone, 

Sig + num mei Guillermi de Crocio notarii puhlici Majorica- 
rum [testis], 

Sig -f- num Bartholomeí Morro notarii publici Majoricarum 
tes lis. 

Sig 4- num Bonanali Sala, notarii publici Majoricarum, qui hoc 
translatum a suo originali instrumento legitime sumptum et cnm 
eodem comprobatum scripsit et clausit videlícet xxiii mensis Ja- 
nuarii anno a Nalivitate Domini M.cnc.L. nono. 

Privilegios de D. Jaime II de Mallorca. 

11. 

Perpiñán, 26 Mayo 1278. Otorga validez legal á los testamentos y con- 
tratos nupciales redactados en hebreo por escribanos y ante testigos ju- 
díos.— Fol. 9. 

Noverint universi quod Nos Jacobus, DBi gratia rex Majorica- 
rum, etc., per Nos et nostro^ concedimus universís et singulis 
judeis et judeabus Majoricarum presentibus et futuris quod te- 
stamenta omuia et instrumenta uuptialia, que dicti judei et judee 
de cetero fecerint et faceré voluerint ínter eos, possint fieri et 
scribi per scriptorem seu scriptores judeos in littera hebraica et 
cura teslibus judeis tantum, si voluerint. Concedentes etiam pre- 




2o BOLKTIN DB LA REAL ACADEMIA D& LA HISTORIA. 

dictis judeis et judeabus preseotibns et ruttiri? quod predicia te- 
stamenta et instrumenta nnptialia, a diciU judeis etjudeabus el 
Ínter ipsos facta íq littera hebraica ut dictum esl per scriptorem 
seu scriptores jtideos, rata et Hrma et pro publicis habeaiilur ac 
si per iiotariuin seu nolarios públicos christianos cssent facía; et 
de dictis testameiitis et i nstni mentís niiptialibus, in dicta littera 
hebi'aíca factis et facieiidis intei* ipsos, possint uti dícti judei et 
judee iü judicio et extra, proiil de teslameiitia et instrumcntig 
factis per notarios públicos christianos uti potest. Mandantes te- 
nemi locnm iiostrum in Majorícis, bajulo et vicario et universis 
alus ofricialibus nostris presentibus et fuluris quod predicla uni- 
versa et singnia, superiuscontenla, observen t el facían t observare 
el non coniraveniant nec alíquem contravenire permittant aliqua 
ratione. 

Datnm in Perpiniano vm kalendas Junii, annoDomíní m.cg.lxx 
octavo. 

Sig + num Jacobí, etc. 

Testes sunt Gnillermus de Canelo, Armengaudus de Urgió, 
Eímerícus de Pulcrovicino, Berengnrius de Ulinis, Arnaldus de 
Lupiano. 

Sig+ num Petrí de Calidís, qui mandato dicti domini Hegis 
hec scrihi fecit et clausit loco die et anno preflxis. 



Perp.fláD, I " de Enero de 1281 (de U Eacarnacíón 1280). Prescribe qae 
lOB judfoB maltorquineB estén eientos de dai alojamiento á los cristianoa. 
ftnDque sean áatoa de la Casa Beal. — Fol. 9 v. 

Noverint universi qnod nos Jacobus, Dei graiia Rex Majorica- 
rum, ele, concedimirs universis judeis Majoricarum presentibus 
et futurís quod de ceiero non teneautnr recipere nec compelí! pos- 
siut ad recipiendum causa bospítandi iu domibus et hospicíis suís 
aliquos christianos, sive sínt de familia nostra síve alus, immo de 
receptione diclorum hospitum cbristianorum síot dicti judei et 
eorum hoftpicía, in quibus inhabitantet faabitabnnt, inde peniti 
absoluta. 



, » I"»"»*-. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 2'^ 

Mandantes tenenti locum nostrum in Majoricis, bájalo et vica- 
rio et universis alus oflRcialibus aostris, presentibus et futuris, 
quod dictos judeos aut aliquem eorum ad recipiendum in eorum 
hospiciis seu domibus, quas inhabitant et habitabunt, aliquos 
hospites christianos de cetero non compellanl nec permitlaní 
compelli; immo supradictam concessiouem nostram eis observent 
et observan faciant ut superius continetur. Et ad majoreni íirmi- 
tatem predicte concessionis nostre, presens instrumentum sigillo 
nostro majori pendenti fecimus communiri. 

Datum in Perpiniano kalendis Januarii anno Domioi millesimo 
ducentésimo octuagesimo. 

Sig + num Jacobi, Dei gratia Regís Majoricarum, etc. 

Testes sunt Ermengaudusde Urgió, Poncius de Guardia, Guas- 
tonus de Castelot, Berengarius Surdi, Berengarius de Ulmis, 
Petrus Rubei, Arnaldus Bajuli, judices dicti doniini Regis. 

Sig + num Petri de Calidis , qui mandato dicti domini Regis 
hec scribi fecit et clausit loco die et anno prefixis. 

13. 

Perpiñán, 1.° Enero 1281. Confirmación de todos los privilegios otórga- 
teos á los judíos mallorquines por D. Jaime I y por el mismo D. Jaime II. 
Fol. 10. 

Noverint universi quod nos Jacobus, Dei gratia Rex Majorica- 
rum, etc., per Nos et nostros laudamus approbamus ac etiam 
confirmamus universis judeis et toti aljame judeorum Majorica- 
rum presentibus et futuris privilegia universa et singula ac im- 
munitates omnes per Serenissimum Dominum Jacobum Regem 
Aragonum, felicis recordalionis (1), patrem nostrum ^ eis data et 
datas, concessa ac concessas cum instrumentis suis, et per Nos 
eisdem judeis et eorum aljame laudata et laúdalas, et confirmata 
etconñrmatas, sive etiam concessa ac concessas, prout dictis judeis 
et eorum aljame per Nos sunt predicta omnia laudata concessa ac 



(I) t 27 Julio 1276. 




BOLBTIN DB LA BSAL ACADEMIA OK LA 

conflrmata et pront in inslrumentisconfirmatioiiuinet lau- 
iiim ac concessionum, que dictis judeis ec eorum aljama inde 
US, plenius continetur. 

entes ct concedeuteR dictiajudeis prescntibus el futuris quod 
na omiiia, per Nos eis laúdala conürmaia ac concessa, eisdem 
er observentur proutilla eis ¡am couQrmapda duximus ac 

concedenda. Et ad majorem firmilatem predicte conlii-ma- 

laudaiionis et approbationis nostre, presens iiiatrunieotum 
} nostro majori pendenti fecimua communiri. Maadauttís 
ti lociim nostrum in Majoricis, bajulo et vicario el universis 
allicialibus nostrls prenoiilibus el futuris, quod prodictam 
matiouem, laudationem et approbatiouem oostram firmam 
int et observent, et uoa contra venían t neo aliquem conlra- 
e permitiant aliqua ratione. 

um in Perpiniauo, kalendis Janauarü anoo domíni 
.ixx. 

+ num Jacobi, Dei gralia regis Majoricarum, etc. 
tes suiít Ermengaudus de Urgió, Poucius de Guardia, 
Louus de Gastelot, Bernardas de Ulmis, Berengarius de 
i, Petrus Rubei et Arualdus Bajuli, dicli dominí Regís 
^s. 
+ iiuin Petrí de Galidis, quí mandato domini Regís hec 

fecit el clausit loco die et anuo prefijís, 

el libro de las Franquezas de Mallorca, escrito en 1291 y 
cado por Villanueva ¡1|, se nota (2) que D. Jaime II en 
a, á 12 de Septiembre de 1276, confirmó con juramento 

los privilegios concedidos á sus vasallos. A esta primera 
-mación de los privilegios, otorgados por D. Jaime I á los 
s mallorquines, se refiere el actual en primer lugar, y en 
ido á los quH sobrevinieron después. 

1279 cambió la faz política del reino de Mallorca, recono- 
ose D. Jaime II feudatario de su hermano D. Pedro, bajo 
indiciónos que espresa Zurita. Por esta razón en 10 de Di- 
)re del mismo año, á sus vasallos de este reino absolvió del 



prr^ 



I í 



PBIVILB6I0S DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



31 



14. 



■.'»■.'•• 



. '-tí 



homenaje que le tenían hecho, como á supremo señor ó sobe- 
rano; pero manifestó dos años después, que no fué su ánimo per- 
judicar en nada ni agravar el vasallaje de los habitantes de Ma- 
llorca, cuyas libertades y privilegios confirmó de nuevo. No se 
declaró en abierta rebeldía contra su hermano hasta 1285. Un 
año aLtes (t) cortó el abuso introducido sobre el interés ilegal, ó 
excedente del anual del 20 por 100, que algunos usureros judíos 
exigían bajo la fe del juramento á los cristianos. 

Un paso histórico debemos señalar para la mejor comprensión 
del documento siguiente. Habiendo arribado á Palma la armada 
do D. Alfonso III, los síndicos de la ciudad acordaron (19 No- 
viembre 1285) reconocerle por Rey en nombre de ella y de toda 
lü isla. Entonces el gobernador D. Ponce Zaguardia, que lo era 
de Mallorca por D. Jaime, se retrajo con los suyos á la almu- 
daina, 6 ciudadela, y casas del Temple, dándose por fin á partido 
con la condición de poderse ir libremente con sus familias y bie- 
nes á Rosellón él y sus allegados. Parto del recinto de los Tem- 
plarios y Galatravos, abandonado por sus moradores, sirvió de 
asiento al nuevo Cali 6 barrio judaico, sin duda por concesión de 
Alfonso III (1285-1291) ó bien de su hermano y sucesor D. Jai- 
me II de Aragón. Ese monarca se avino en 1295 á devolver á su 
tío el reino de Mallorca; pero de ambos soberanos de Aragón, que 
sin duda confirmaron los privilegios ya referidos, se omitieron 
los diplomas en nuestro códice. 

Véase lo dicho sobre la topografía del antiguo y del nuevo 
Cali por el 8r. Quadrado en el tomo ix del Boletín, páginas 
306-310. 






**A 



.V* 






~^'^'' 






Palma de Mallorca, 18 Marzo 1800 (de la Encamación 1299). Aprueba 
el Bey la nneva disposición del barrio hebreo y asegura su perpetua esta- 
bilidad y la de la sinagoga que se estaba construyendo en el sitio desig- 
nado por el obispo D. Ponce dez Jardi. — Fol. II. 

Publicado por Villanueva, Viaje literario , páginas 332 y 333. 



<1) Viaj0 literario^ tomo zzu, pá^. 822. 






BOLETÍN DE LK BBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



15. 



Palma de Mallorca, 18 Mareo 1300. Confirma el privilegio IS sobre loa 
alojamientos, y lo amplia ordenando que los judíos mallorquinea uo estén 
obligados á suministrar para dicho efecto camas ni prendas de abrigo. — 
Folión T. 

Noverinl univcrsi quod Nos Jacobus, Dei gralia reí Majorica- 
rum, etc., per Nos et nostros cura hoc instrumento concedimus 
in perpeiuuin uiiiversis judeis Majoricanim et aljame eorum 
presentibus et fulnris quod non teneanlur recipere iu hospites in 
suis domibus aliquem seu aliquos de familia nostra et noslrorum 
in civitate et Ínsula Majoncarum nec aliqíiem seu aliquos de fa- 
milia dicti locum teñen lis, nec etiam aliquom seu aliquos officia- 
les nostros, et quod dicti judei non compellantur nec compellí 
possint ad recipiendum prediclos in hospites, ñeque aliquero 
alium Ghristianum. Concedimus etiam^predictis judeis presenti- 
bus et futuris quod de cetero non teneantur tradere seu accomo- 
dar» lectos nec pannos aliquos lectorum ad opus familie nostre 
nec nostrornm, nec ad opus locum noslrum teuentis seu ejus fa- 
milie, et quod ad hoc faciendum nullatenus possint compelli; 
immo Tolumus quod a predictis sint franqui liberi penitus et 
immunes. 

Mandantes tenenti locum nostrum iu Majoricls, bajulis, vica- 
riis, judicibus et uuiversis alus ofñcialibus nosiris preseulibus el 
futuris quod predicta, a Nobis concessa, firma habeant et obser- 
venl, et non contraveniaut, nec ahquem contravenire permittaat 
aliqua ratione. El ad majorem ñrmitatem predíctorum, preseas 
instrumentum sigillo nostro pendenti jussimus communiri. 

Datum Majoricis, quiutodecimo kalendas Apriles anno Do- 
mini Bi. ducentésimo nonagésimo nono. 

Sig -H num Jacobí, Dei grada regís Majoricarum, etc. 

Testes sunt Bernardo de Gane suspenso, Raimundusde Canelo, 
Jacobus de Muredine, BerengariusdeUImis, Dalmatiusde Garri- 
ea. .lacohiis de Bermisio utriusque juris professor miles, et Ste- 
ibors, judices dicti domiiii Regia. 



» 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 33 

Sig^num Petri de Calidis, qui mandato dicti domioi Regís 
hec scribi fecit et clausit loco die et anno prefizis. 

Seis años más tarde, el rey Felipe V el Hermoso, hizo prender 
á todos los judíos de Francia (21 Julio 1306), y luego los desterró 
en masa é inhumanamente de todos sus Estados, confiscándoles 
cuanto poseían. Atemorizados los judíos mallorquines, implora- 
ron el amparo y favor de su rey D. Jaime; el cual no se lo esca- 
seó, conforme lo manifiesta el privilegio (núm. 17) de su inme- 
diato sucesor D. Sancho. 

16. 

Palma de Mallorca» 15 de Junio de 1810. Pablicación de la sentencia 
del Rey, tuitiva de los judíos mallorquines en la causa y demanda que les 
había movido (14 Febrero 1809, de la Encarnación 1808) Guillermo Or- 
üz, párroco de Santa Eulalia. En 28 de Septiembre de 1310 se otorgó por 
el virrey Pedro de Bellcastell un traslado legalizado de esta sentencia, á 
petición de la aljama y sus secretarios. — Folio 12 y 18. 

Noverint universi presentes, preteriti et futuri quod ante pre- 
sentiam nostri Petri de Pulcro Castro, militis, tenentis locum in 
regno Majoricarum pro illustrissimo domino Jacobo, Dei gratia 
rege Majoricarum, etc., venerunt et comparuerunt secretarii et 
aljama judeorum civitatis Majoricarum, et instantia guanta po- 
tuerunt Nobis humiliter supplicarunt quatenus faceremus eis 
dari et tradi in publicam formiam, ad eternam rei memoriam 
habendam, quandam declarationem et ordinationem factam per 
jamdictum dominum Regem et publicatam per discretum Arnal- 
dum Traverii judicem suum (1), super quadam questione seu 
controversia agitata sub nostro examine ínter Ouillermum de 
Ortis presbiterum rectoremque ecclesie beate Eulalie, petentcm a 
dictis secretariis et aljama sibi dari decimas, primitias, oblatio- 
nes et alias obventiones, quas dicta ecclesia consueverat recipere 
tam in loco seu partita ubi nunc ediflcatus et constructus est 
Callus judaicus quam in loco ubi nunc constructum est cimite^ 
rium judeorum^ ex una parte, — et dictos secretarios et aljamam 

(1) Jaez de Corte ó del Rey. 

TOMO XXZTI. 3 



34 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

defendentes predicta per ipsos non deberé prestan, ex altera. No& 
itaque atienta requisitione et supplicatione dictorum secretaria- 
rum et aljame, quam novimus ratiouabilem atque justam, jnssi- 
mus predictam declarationem etordinationem, factam per diclum 
dominum Regem, in publicam formam redigi et tradi secretariis 
et aljame predictis per Nicholaum de saucto Justo, notarium 
nostre Curie iufrascriptum. qui quidem notarius dictaoi ordina- 
tionem et declarationem, prout scripta est et continetur in libro 
supplicationum Curie dicti locumtenentis in flue dicte cause, que 
est sub hoc kalendario xvi kalendas Martii auno Domini m.cgg. 
octavo, poni et redigi fecit, ut sequitur in his scriptis. 

Quum Guillermus de Ortis, rector ecclesie beate Eulaliecivita- 
tis Majoricarum movisset queslionem et litem contra secretarios 
et aljamam judeorum dicte civitatis in Curia domini Regis Majo- 
ricarum, dicens quod dicti judei, seu aliquiex ipsis inbabitabant 
domos iufra parrochiam dicte ecclesie, in quibus antea consucve- 
rant habitare christiani, a quibus ipse seu dicta ecclesia sua reci- 
piebat oblationes seu quasdam obventiones personales ; dicebat 
etiam quod dicti judei seu quídam ex ipsis construxerant domos 
de novo et cimiterium in quibusdam possessionibus, de fructibus 
quarum possessionum antea dictus rector consueverat recipere 
primiciam, et sic in predictis et propter factum et casus ipsorum 
judeorum dicebat se et dictam eclesiam suam valde dampnifíca- 
tam; propter quod petebat sibi et dicte ecclesie sue fleri per dictos 
judeos debitam emendam et recompensationem super predictis. 

Dicti vero secretarii in contrarium asserebant et diceban t quod 
a tempore citra quo judei inhabitaruntin dicta Ínsula^ in quacun- 
que parte seu parrochia ipsius civitatis, licet habitaren t in domi-> 
bus in quibus christiani consueverant habitare antea, nichil pre« 
stiterunt nec consueverunt prestare ecclesie illius parrochie in 
qua habitabant; nec etiam de jure tenebantur nec tenentur, quia 
ipsi judei decimas personales minime prestare tenentur, nec pro 
domibus aliquid prestatur etiam a christianis. Preterea dicebant 
quod de dictis possessionibus in quibus construxeruut domos non 
debebant aliquid prestare postquam non colebantur nec coli pote- 
rant, et sic fructus ibi non excrescebant, nec etiam dictus rector 
poterat competiere dictos judeos ad colendum dictas possessiones, 




PRIVILEGIOS DE LQS HEBREOS MALLOROUINES. 35 

cum etiam christiani non possent compelli ad colendum posses- 
siones quas tenent, immo possunt eas dimitiere iDcultas, si 
volunl. 

Tándem cum hinc inde multa fuissent proposita et allégala, et 
etiam testes producli, de consensu diclarum partium dictus domi- 
ñus Rex duxit dictam litem seu guestionem determinandam ; et 
habita deliberatione cum Consilio suo, declaravit et determinavit 
dictum rectorem non habere jus petendi predicta que petebat; et 
absoivit secretarios et aljamam a petitis per dictum rectorem; et 
eidem rectori et successoribus suis imposuit silentium super pre- 
dictis; et mandavit presenlem determinatiouem parlibus publi- 
can per ñdelem et discretum judicem suum Arnaldum Traverii. 
Qui quidem judex publicavit predictam de mandato dicti domini 
Regis die lune qui computabatur seplimodecimo kalendas Julii 
anno Domini millesimo trecenlesimo décimo, presente dicto rec- 
tore et secretariis antedictis, preseutibus etiam testibus, magistro 
Jacobo de Yillariis phisico, Berengario de Bassa ot Francisco 
Dalmatii jurisperitis, Michaele Rotlandi et pluribus alus. 

Sig+ num Nicholai de sánelo Justo, notarii publici Majorica- 
rum ac Curie Locumtenentis predicti; qui de mandato ejusdem 
predictam declarationem et ordinationem , factam per dictum 
dominum Regem, in hanc publicam formam poni et redigi fecit 
et manu propria clausit, videlicet quarto kalendas Octobris anno 
Domini millesimo ccc. décimo. 

Las reyertas con la parroquia de Santa Eulalia ya se habían 
significado, no sin escándalo, en 1305, según aparece de una carta 
de D. Jaime II al virrey Dalmacio Sagarriga, extractada por 
Yillanueva en el tomo xxi del Viaje literario^ pág. 465. A los ala- 
ridos de alborozada victoria que lanzó la aljama mallorquina 
pronto habían de suceder los de dolor y consternación, como se 
verá en la reseña del segundo período. En 28 de Mayo de 1311, y 
en Palma de Mallorca, falleció su ínclito rey D. Jaime II; y la 
muerte, que le cerró los ojos, cortó en flor la esperanza de los 
hijos de Israel. 

Madrid, 11 de Noviembre de 1809. 

Fidel Fita. — Gabriel Llabrés. 




BOLETÍN DK I.A REAL ACADBUIA DE LA HIBTOttlJ 



LIBIA T SBGAgji.UUNCLO. 

E:icmo. Señor; 

La GomisióQ de antigüedades romanas ha eiaminado con dete- 
nimiento la Memoria presentada por D. Francisco de Paula de 
Salaiar sobre los sitios que ocuparon las antigtias ciudades de 
Libia y Segaaatnunclo y restos preciosos que se conseiTan en la 
villa de Herramélluri, partido judicial de Santo Domingo de la 
Calzada, provincia de Logroño; trabajo hecho con mucho conoci- 
miento del terreno. 

Habiendo leído el Sr. Salazar los Itinerarios romanos, publica- 
dos últimameiito por nuestra Academia para guía de los aspiran- 
tes á premios, hubo de reparar que en aquella instrucción dejaban 
de fijarse los sitios correspondientes boy al que en lo anliguo 
tuvieron ¿iíita y Segasamunclo; con lo cual se movió á comunicar 
á la Academia sus estudios y observaciones, intento generoso y 
conforme al que la corporación se proponía. 

Fija resueltamente el sitio de Libia en la grao colonia á cuyo 
pie por la parte del Norte está fundada la villa de Herramélluri; 
en cuya cima (conocida, según sus lados , con los nombres del 
Piquilso, la Llana y Leva Torres], y por la pendiente de levante 
y Sur, llamada las Heruas, existen inSuitos restos de murallas, 
sillares labrados, trozos de columnas y capiteles, tejas planas y 
gruesos ladrillos, fragmentos de vasos saguntinos, atanores para 
conducir el agua, muchas monedas de cobre y no pocas de plata 
y oro, y otros vestigios indudables de an ligua y crecida población, 
con muestra de haber sido consumida por el fuego. La piedra de 
la catedral de Santo Domingo de la Calzada es tradición que se 
"-VÓ de las Hernas, voz que parece corrupción de Termas por 

;ún famoso edificio que habría en aquel paraje. 

Un camino conocido en todo aquel país con el nombre de la 

Izada de los romanos, en dirección del ocaso á oriente, es part^ 

1 que eu el Itinerario de Antonino Augusto se llama Camino di 



rr7 



LIBIA Y SBGASAMUNCLO. 37 

España á Italia. Encuéntrase bastante bien conservado por cerca 
de 3 km. entre Briviesca y Bañuelos: un trozo igual se descubre 
desde esta villa á la de Cerezo del río Tirón, de vez en cuando 
aparece de Cerezo á Tormantos; acércase á Leiva; atraviesa las 
Hernas de Herramélluri, la Pasadilla, Encrucijada, la Calzada, y 
Sobredehesa, término de Villalobar; cerca de allí cruza el río 
Glesa (el antiguo río Oja que dio nombre á aquel territorio); y en 
excelente conservación se encuentra después hacia San Torcuato 
y todo su monte, siguiendo luego el camino que del llano del 
Yalpierre, conduce desde Santo Domingo de la Calzada por Ná- 
jera á Logroño. 

Mansiones muy conocidas, indubitables, de esta vía romana 
eran Tritium y Yiroveaca^ Trido y Briviesca; entre los cuales, y 
exactamente á la distancia que marca el Itinerario de Antonino, 
se hallan las ruinas de Libia (primera población de los pueblos 
Varones hacia el ocaso) sin que en sus contornos ni en 6 km. á la 
ronda, se hallen restos de antigüedad tan notables. 

El clarísimo Flórez, en el artículo 25 de su disertación sobre 
la antigua Cantabria, apartándose de la infundada razón del 
P. Mariana, señaló ya en la colina de Herramélluri el sitio de 
Libia. Esforzó esta opinión después nuestro distinguido compa- 
ñero el Sr. D. Ángel Casimiro de Gobantes en su diccionario de 
la Rioja, y en el que lleva el nombre del Sr. Madoz; el Mariscal 
de Campo de los Ejércitos nacionales D. Pedro Antonio de Sala- 
zar y Salazar (tío del autor de la Memoria que examinamos) 
añadió nuevos datos en conñrmación del juicio que habían for- 
mado aquellos ilustres escritores, á fín de que se estimase resuelta 
definitivamente la duda. Muy apreciables son los pormenores que 
ahora ofrece el Sr. D. Francisco de Paula de Salazar; y su aplica- 
ción é inteligencia prometen que al fín se llegarán á descubrir 
piedras escritas donde conste el nombre de Libia hasta ahora 
inútilmente buscado en tales monumentos. 

La Comisión cree oportuno decir aquí por qué en las instruc- 
ciones de 3 de Abril de 1858 no quiso la Academia estampar la 
reducción de Libia y Segasamunclo. No están aún completamente 
estudiados, ni medidos con fijeza, cuantos vestigios de vías roma- 
nas existan entre las villas de Tricio y Briviesca: no tenemos un 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DB LA HtETORIA. 

no geomélríco de aquellos contornos hecho con toda la per- 
:¡ón apetecible; pero hay esperanza de que pronto lo llegue A 
eer el Gobierno de S. M., y en fin no se ha encontrado todavía 
cripción geográfica, que decidiendo la cuestión venga A suplir 
lel estudio. Dejando en blanco la correspondencia del pueblo 
iguo con los sitios de nuestro tiempo, y teniendo los estudio- 
ya por vía eficaz las opiniones de Flórez y Gobantes, se ofre- 
grande estfmulo i la crítica, á la observación y á la buena 
igencia. 

ja Comisión cree que, el día en que tengamos ese plano geo- 
trico y descubiertas esas piedras literatas, resultarán triuo- 
tes las respetables y bien fundadas opiniones de que se mues- 
celoso partidario el aiitor de la Memoria, 
ío está la Comisión lan de acuerdo con el parecer del señor de 
azar cuanto al sitio de Segasamunclo que reduce á la actual 
la de Cerezo del rio Tirón. De ella hasta el alto de San Juan 
mediodía de Briviesca, donde se alzaba la Virovesca del Iline- 
io de Antonino), hay por el aire largas 13 millas de distancia: 
jasamunclo no distaba de aquella población sino 1 1 millas. Ha 
buscarse pues en algilu despoblado sobre 4 km. al Norte de Ce- 

0, teniendo en cuenta que se descubre aun la calzada antigua 
las lomas puestas al occidente de la villa. Si hacia Balluérca- 

1, por bnjo de Pancorbo hubiera los mismos vestigios de calza- 
pudieran disputar también aquella mansión romana. 

)ÍD urgentes pruebas y grandes fundamentos no se puede 
rmar que hay error en las millas del Itinerario, desde que el 
¡cubrimiento de los Vasos apolinares logrados en el año de 1852, 
ha sacado verdaderos. Y uo se olvide que no están marcadas 
írichosamente las millas, y á ojo; antes por el contrario {como 
:ede hoy en nuestros caminos), responden ñelmeiUe á la dis- 
icia, medida ésta palmo á palmo. Por ello no se puede sostener 
opinión del Sr. de Salazar, respecto al sitio que ocupó Sega- 
nuncio. 

51 anlor de la ¡Wemoria, dejándose llevar del afecto que nos 
piran los lugares doude vivimos, pone algunos lunares en su 
'a dando crédito á fábulas como la de haber fundado á Tricio 
Patriarca Noó, cede á los eitravios de los falsos cronicones; 



LIBIA T SE&ASAMUNCLO. 39 

admite corao legítimas las actas del mártir San Formerio, falsi- 
ficadas por Tamayo de Vargas; y ea fin se deja arrastrar de la 
opinión que confundió á la ciudad de Senonas, hoy Sens de Fran- 
cia, con Tricio de la Rioja, cuestiones todas resuellas por la luz 
-del clarísimo Flórez, y no olvidadas por nuestro discreto Goban- 
tes. Lástima que el Sr. de Salazar así desluzca su trabajo, cuando, 
sin embargo, se muestra buen crítico haciendo patente el error 
con que el P. Flórez fijó á Segasamunclo en Santa María de Riva- 
rredonda; Cortés y López, en Cameno; y Gobantes, en Zuñeda; 
las distancias, que no la mala calidad del terreno y de las aguas, 
en manera ninguna lo consienten. 

Por último ilustra su Memoria el Sr. de Salazar, primero: con 
una inscripción sepulcral, que en nuestra lengua dice así: uTito 
Maguió hijo de Rectúgeno, con su amada muger Aigaela, de 
treinta años^ está aquí enterradojt ; con el dibujo de la pila del 
agua bendita que existe en la parroquial de San Esteban de He- 
rramélluri, monumento de mucha antigüedad, de mármol blanco 
y perfectamente conservado que se trajo de las Hernas, y además 
con la copia de cinco monedas celtibéricas, que en sentir de nues- 
tro anticuario Sr. D. Antonio Delgado, pertenecen á los pueblos 
de Aisona, Aregrades, Secobriga, Aisaes y de los Celsocos. 

La Comisión concluye opinando que debía excitarse de nuevo 
al Sr. D. Francisco de Salazar á que continúe sus interesantes y 
oportunas investigaciones hacia el lado de Balluércanes, y al 
Norte de Cerezo; á que en algún mapa de Tricio á Briviesca señale 
con tinta encarnada los sitios en que aparecen restos de camino 
romano; á que discurra por qué son herederos de la antigua Libia 
no la actual Leiva sino las alturas de Leva Torres y los llanos de 
las Hernas, y en fin á que vele porque no se destruya alguna 
piedra escrita que pueda aparecer al labrar aquellos campos, 
algunos de ellos de su propiedad. Convendría también que el 
Sr. de Salazar reconociese de nuevo la lápida de Tito Magilio y 
viese si en ella dice VX-AMA-AIG.\ELA ó más bien'VXAMA- 
ARGAELA esto es uxamargelense natural de Uxama Argela. 
Para mayor seguridad debiera sacar un calco de la inscripción 
«n papel humedecido, cuidando de que los puntos se graben bien. 
La modestia del Sr. Salazar le hace desconfiar de sus pi'opias 




BOLETÍN DE LA REAL ACADBHIA DB LA HISTORIA. 

erias para este trabajo; pero del buen ingenio y aplicacióa de 
e ha hecho alarde bd su Memoria puede la Academia prometerse 
andes resultados. Dígalo el ejemplo de D. Rafael Martíuezde 
irnero, profesor de inatrucción primaria en Almedina, provincia 

Ciudad Real, que estudiando la vía romana de Castulo á Libi- 
sa, ha logrado satisfacer los deseos y obtener los premios de 
lestra corporación. La cual en aus actas ha hecho ciertamente 
inci<3n honrosa de la Memoria que examinamos. 
Sin embargo, en todo sabrá resolver lo mejor como tiene de 
stumbre. 
Dios guarde á V. E. muchos años. — Madrid, 9 de Septiembre 

1859. — Excmo. Señor. — Modesto Lafoemte. — Aiírelíano Fea- 
NDBi Guerra. 



MORÍA SOBRE LOS SITIOS QUB OCUPARON LAS CIUDADES ROMANAS 
LIBIA Y SEQASAUUNCLO. 

¡A qué reflexiones tan serias no conduce al hombre pensador 
decadencia de las naciones, cuando perdidas las fuerzas física 
noral que las hiciera poderosas, temibles y respetadas, se ven 
bres y en el mayor desprecio! ¿Por qué esos prohombres que 

todos tiempos y en todas edades ha habido, llamados grandes 
líticos, no han detenido el curso descendente, que las conducía 
] rapidez á su marasmo, por no decir verdadera muerte, cuan- 

tal vez se figuraban en su orgullo los más á propósito para 
cer, no sólo su felicidad, sino la de la Europa entera? 
;Cuán iocompreusible son los altos juicios dol Señor á los 
seros mortales que nada distinguimos, nada vemos en la densa 
jcuridad que este mundo nos ofrece! Sólo el muy alto y muy 
deroso es el que rige y regirá con su infinita sabiduría y eter- 
justicia el destino del hombre: Deposuit potentes de sede, et 
allavit humitea. Como abatirá al orgulloso, así ensalzará ai 
milde. 



LIBIA 7 8BGASAMUNGL0. 41 

Sin hacer mención de las vicisitudes de nuestra querida Espa- 
ña, ni comparar su estado de hoy con el de ayer^ sino remontán- 
dome á épocas más lejanas, pues voy á tratar de la dominación 
romana, séame permitido preguntar: ¿Qué es de la soberbia 
Roma? ¿Dónde está la señora de las naciones, que hizo temblar 
al mundo entero? En lo pasado, por no decir en el olvido. jQuién 
dijera que el imperio coloso no existiera hace tantos siglos, y que 
empezara á desmoronarse, cuando parece se hallaba en su mayor 
robustez! ¡Qué inconstante es lo que impropiamente llaman For- 
tuna en el mundo! Y ¿qué nos ha quedado en la provincia de 
Logroño de aquella larga dominación? Recuerdos y ruinas. 

Recuerdos de la heroica constancia é indomable valor de los 
cántabros, pues cántabros eran los antiguos verones, hoy rio- 
janos, según el P. Mariana en el lib. i, cap. iv; el P. Argaiz 
en la Corona Real de España^ cap. lxviii, pág. 153 y 155; Flo- 
rián de Ocampo, Esteban de Garibay y Zamalloa, y Andrés de 
Poza en sus antiguas poblaciones. De la cuasi total destrucción 
de la ciudad de Calahorra con la muerte de todos sus habitantes, 
inclusas las mujeres que quisieron más bien morir que rendir* 
se al gran Pompeyo en la guerra llamada Sertoriana. De los 
innumerables mártires que derramaron su sangre en la dicha 
ciudad, Ocón, Varea, Cantabria, Logroño, Tricio, Castroviejo, 
Viguera y otros muchos pueblos, durante las diez persecuciones 
de los emperadores Nerón, Domiciano, Trajano, Marco Aurelio y 
Lucio Vero, Severo Setimio, Julio Maximiliano, Decio, Valeria- 
no, Aureliano y Diocleciano y Maximiano. De esas vías romanas 
tan bien conservadas en muchos sitios á pesar de tantos siglos pa- 
sados, y del continuo tránsito por esas calzadas de los Escipiones, 
Aníbales, Sertorios, Perpenas, Pompeyos, Julio César, Claudio 
Metello, Augusto César y otros emperadores y grandes capita- 
nes con sus guerreras y victoriosas legiones. Y ruinas de Cala- 
horra, Varea, Cantabria, Viguera, Tricio y muchas otras que 
sería largo enumerar. 

De otros recuerdos y otras ruinas tristes como todas, al que 
reflexiona en la instabilidad de las cosas de este mundo, y la 
velocidad con que pasa el tiempo, me propuse enterar á la Real 
Academia de la Historia apenas leí en el Boletin oficial de esta 




boletIn ds la real acadbuu de la historia. 

a de Logroño, correspondiente al día 28 de Julio ultimo, 
lar sobre antigüedades, aumeDtáadose más y más mi 
ver que en la lista de los caminos romanos inserta en el 
ioletm, y el del 30 del mismo mes, no se ñjau los sitios 
■andes y antiguas ciudades romanas Libia y Segasamun- 
luda por ignorarse ó dudarse de ellos. 
guar esos mismos sitios y tratar de algunas antigdeda- 
!e couservan y tiallan continuamente en el término Juris- 
1 de esta villa, de Herramélluri, partido judicial de Santo 
3 de la Calzada en la provincia de Logroño, va encami— 
presente Memoria. 8i causas ajenas á mi voluntad me 
retrasar bien á pesar mío, estas noticias, hoy Ubre de 
y aguijonado continuamente por el cariño á mi pueblo y 
no verdadero riojauo, tengo la satisfacción de escribir- 
]ue me arredre lo difícil y largo del asunto en que voy á 
le, la falta de talento, fuerza y energía para salir, ni aun 
.mente en mi empresa, ni la seguridad de que ésta mí 
i va á ser juzgada con la acreditada rectitud é imparcía- 
e siempre distinguió y disiingue á la Real é ilustre Aca- 
¡pañola de la Historia á quien la dedico. 

Libia. 

I' de Herraméüuri se halla la mayor altura de todo su 
, denominada el Piquillo, aislada, sin que la domine 
una á menos de dos y medio kilómetros de dislancia y 
nía metros de elevación desde la lillima casa molino del 

ne empieza á ser sensible el ascenso. Por el Noi-deste, 
ur no es tan alta A causa de hallarse esta villa situada 

Su cima es una planicie de un kilómetro de largo de 
Este, y de nóvenla metros de ancho de Nordeste á Sur, 
B tres nombres: El Piquillo, su parle más occidental; La 
I centro, y Leva Torres el otro extremo. Para bajar de 

á las Heruas, término inmediato y al Esle, la pendiente 
pronunciada en la extensión do cien metros; suave en la 
entos cincuenta, siguiendo el llano de dicho término 
scientos hasia unirse con el del Caracol y éste con la 



LIBIA Y SEGASAMUNCLO. ^ 43 

jurisdicción de la villa de Grañón. La llanada de Oriente á Po- 
niente que coge todas las Hernas, el Caracol, la Calzada y otros 
términos de esta villa y la de Grañón, es sumamente extensa. 

En los cuatro términos designados, El Piquillo, Llana, Leva 
Torres y Hernas, que componen unas sesenta hectáreas me- 
didas, si no con exactitud matemática, teniendo algún cuidado, 
existió indudablemente en la antigüedad una población muy 
grande, como lo demuestran las infinitas piedras sillares, ya 
labradas, que se están sacando desde hace muchos años y se 
sacan en todos ellos, sueltas y unidas como si formasen parte de 
un edificio, los trozos de columnas, pedazos de tejas y ladrillo, 
la innumerable multitud de fragmentos de vasija de Sagunto, 
labrados y sin labrar, cuyo barniz, de un hermoso encarnado, no 
ha podido destruir el transcurso de los siglos, la intemperie, la 
humedad de la tierra ni el continuo roce de los instrumentos de 
labranza; y últimamente, la infinidad de monedas de distintos 
tamaños que se hallan todos los años y de las que luego se ha- 
blará. 

Trabajando mis criados en una heredad de las Hernas en este 
año sacaron un trozo de columna de piedra común muy bien 
conservado, de treinta y dos centímetros de alto, cincuenta y nue- 
ve de diámetro y setenta y dos por cada lado de su cuadrada basa, 
y unas piedras (hay que sacar otras iguales) que sirvieron para 
la conducción del agua, como lo demuestra la canal que tienen y 
la perfecta unión entre ellas. Otro trozo de columna diferente del 
anterior, y muy estropeado se halla debajo de la parte oriental 
de Leva Torres y á unos ochocientos metros de distancia de don- 
de se ha sacado el primero. 

Santos Arribas, labrador de esta vecindad, tiene de asiento en 
la puerta de su casa una piedra sillar que figura un canapé; otro 
igual se rompió al sacarle. Juan Ranedo, también labrador, des- 
cubrió en la Llana un lago hace unos años, para líquidos, de 
cuatro metros de ancho, lo mismo de largo y cinco de profun- 
didad. Este aljibe ó cisterna era de una argamasa muy fina de 
unos treinta centímetros de espesor, con un betún por fuera muy 
fuerte y de unos cuatro centímetros de grueso. Otro igual en la 
forma al anterior, aunque de distintas dimensiones, se halló en 



/N 



44 BOLETÍN BE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

las Hernas. Estos dos aljibes se cubrieron á los pocos días para 
utilizar la tierra. Calixto González, uno de mis criados de labran- 
za, arando hace dos años una tierra en las Hernas , que llevaba 
en arriendo, descubrió un sepulcro toscamente labrado que tenía 
un cadáver de hombre, el cual se redujo á polvo apenas le tocó, 
así como un pedazo de tela que tenía. Los huesos los tiró, y dejó 
la mayor parte de la piedra para traerla más adelante con otros 
sillares que también había descubierto. Al poco tiempo se vendió 
la heredad, y en este año se ha llevado la piedra su nuevo dueño 
á Leiva, de donde es vecino. 

Es tradición en Herramélluri que la piedra de la catedral de 
Santo Domingo de la Calzada, distante de ésta unos ocho kiló- 
metros, y parte de la del convento de San Francisco, se llevó de 
las Hernas por no haber canteras en aquella ciudad. También 
tengo oído que la de esta casa en que nacieron y han fallecido 
tantos antepasados míos, es del mismo sitio. 

Como todo el largo terreno referido está destinado exclusiva- 
mente á la siembra de cereales y legumbres y se le da tantas 
labores de mano, se hallan un sin número de monedas de cobre 
y algunas de plata de los emperadores romanos, desde Augusto 
César hasta Teodosio el Grande, que es la ultima que he visto. 
Su abundancia es la causa de que se desprecien, siendo su máxi- 
mo valor el de un ochavo, conociéndose perfectamente el busto: 
las cuatro quintas partes no se conocen por lo tomadas. Yo que 
he tenido el cuidado de recoger algunas, después de haber rega- 
lado cuantas me han pedido, conservo las siguientes: de plata, 
de Augusto César, Nerón, Tito, Trajano, Adriano, Antonino Pío, 
Diva Faustina (española) mujer de Marco Aurelio, Julia Augus- 
ta (española) y mujer de Setimio Severo , Felipe y Galieno. Y de 
cobre, de Augusto César, Tiberio, Claudio, Vitelio, Vespasiano, 
Antonino Pío, Alejandro Severo, Maximiano, Gordiano, Vale- 
riano, Galieno, Claudio, Aureliano, Probo, Carino, Diocleciano, 
Constancio, Severo, Constantino el Grande, Crispo, Maxencio, 
Constantino Segundo, Constancio Segundo, Valentiniano, Valen- 
te, Graciano y Teodosio el Grande. 

Tengo otras en mi concepto anteriores al imperio, aunque é 
decir verdad nada entiendo de numismática. Son de cobre con 



1, 



LIBIA Y 8BGA8AMUNGL0. 45 

busto, descubierta la cabeza y una inicial á cada lado, siendo en 
unas S. y C: en otras, M. y S. y también distintas que se cono- 
cen bien. Otra también de cobre del tamaño de 2 rs. de vn. de la 
ultima acuñación, delgada, con falta por delante hasta cerca del 
busto; tiene casco romano , y del letrero á su alrededor , por la 
falta de la pieza y una grieta encima de la cabeza, sólo se lee Orna; 
una sola letra se conoce á la izquierda de la hendidura, sin poder 
decir si es R. En el reverso hay un cuadrúpedo , hembra , pues 
se le conocen perfectamente tres tetas, de pie, perfilado y con la 
cabeza baja é inclinada á la izquierda , como mirando á dos ni- 
ños que están sentados entre sus cuatro pies con la cabeza levan- 
tada y en actitud de mamar. Debajo de los niños, Rómulo y 
Remo, las letras S. E. O. N. S. 

Al que haya leído la historia romana no se le olvida que la 
vestal Rea Silvia fué madre de Rómulo y Remo; que su padre 
Amulio los mandó arrojar al Tíber en una cuna; que habiendo 
bajado la creciente del río la dejó en seco, debajo de una higue- 
ra; que acudió una loba á los vagidos de los niños y les dio de 
mamar, y que admirado Fáustulo, mayoral de los rebaños del 
Rey, de tan prodigioso suceso, los llevó á casa para que los cui- 
dase su mujer Laurencia, llamada Loba entre los pastores por su 
mala vida. También se dice en la historia que la tal higuera se 
conservaba, según Tácito, ochocientos años después. 

Habiéndose tenido en Roma por un milagro la conservación de 
Rómulo y Remo, puede creerse que esta moneda se acuñó ha- 
llándose Rómulo de Rey, para recordar su juventud como gue-. 
rrero y el cuidado que tuvo de él una loba cuando de niño le 
expusieron á una muerte cuasi segura. Si estuviera completo el 
letrero del anverso pudiera decir: «Fundación de Roma» , y las 
letras del reverso, «Senado Consulto.» 

Y otra de plata un poco mayor que la anterior con el busto de 
un joven y un letrero que no entiendo, aunque parecen claras las 
letras. En el reverso una medalla colgada con la leyenda en ella: 
€Equester ordo principum juventutis.» 

Creado el Senado por Rómulo elegía el pueblo trescientos ca- 
balleros que daban la guardia al Rey con el nombre de Céleres ó 
Equites que formaron una clase media entre los patricios y el 



BOLBTt> DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

eblo, siendo éste el origen de la Caballería romana. Es facli- 
! que la tal moneda sea de aquel tiempo y fuese acuñada coa 

motivo. Y por fin, las ocho siguientes: seis de plata en laD 
en estado como si fuesen del siglo pasado, y las otras dos de 
ire marcadas con los números t,", 2.", 3.°, 4.*, 5.*, 6.», 7.* y 8." 
ra distinguirlas; todas tienen en el anverso un busto, y en el 
rerso un caballero. Las letras ó caracteres se copiaroa por se- 
cado, poniendo el ndm. I,", i.', etc., que les corresponde. 
^0 pudiendo conocer ninguna de dichas letras, por máa que lo 
leaba, registré la Paleografía del P. Merino, y efectivamente 

encontré todas impresas con la mayor exactitud en el alfabeto 
is antiguo de letra española. Las del nüm. 1.* iga.-il al 3.* y 3." 
ase 811 copia exacta al final de esta Memoria), equivalen 
! N .\ X en el anverso, y en la vueltó á Y M G N B S. Las 

uúm. 4.* sólo tienen ea el reverso áROBAORXS. Xii- 
ro 5.° reverso M B X R O N. Nüm. 6.* reverso M B X R O N 
al al número anterior. Ndm. 7.* reverso R Z S R H S. EL nú- 
ro 8." X -hJ M Z X. 

jue estas letras no son del tiempo de la dominación romana 
Muocerá fácilmente quien compare unas con otras y recuerde 
3 la lengua latina fué la del Lacio. Tampoco pueden ser poste- 
res, porque en el sitio donde se han hallado con todas las de- 
s, de que se ha hecbo mérito, hubo en la antigüedad una 
in población que no existe hace más de mil cuatrocientos 

)3. 

Co la citada Paleografía , y hablando del anterior abecedario, 
lice: que las antiguas monedas, sélo de España, se reconocen 
- un busto en el anverso, un caballero con una palma en la 
no, en el reverso, y los mismos caracteres, muy difíciles de 
r por estar en vascuence, lengua primitiva. 
iúü pudiera hacerse mérito de otras y distintas monedas; pero 
:ta lo dicho para probar que antiguamente hubo una Ciudad 
el Piquillo, Llana, Leva Torres y las Hernas. 
)i se hiciesen excavaciones con método en los enunciados 
renos, no aseguro se hallarían un nuevo Berculano ó Pom- 
a con todas sus preciosidades, y sí muchas cosas dignas de 
irar en un Museo por su antigúedad y valor, aunque bace 



LlBrA Y SEGASAMUNGLO* 47 

catorce siglos que se remueve continuamente esta tierra. Pero 
¿qué han de hacer los labradores de Herramélluri, todos ellos 
colonos y que tienen puestos todos sus sentidos y potencias en 
sus heredades y cambios atmosféricos, que pisan todos los días 
estas mismas monedas y los fragmentos de hermosas vasijas de 
Sagunto, de que se sirvieran los grandes generales, cónsules y aun 
emperadores romanos, como si fuese el empedrado de la calle, y 
que miran todas estas antigüedades con la misma indiferencia 
que el pálido resplandor de las estrellas? Lo que aprendieron de 
sus padres y abuelos: labrar sus tierras, coger los frutos, marcar 
el sitio en que se ara su yunta, levantando una heredad, por la 
resistencia que halla en el tiro, ó sienten que roza la punta de la 
reja con un cuerpo duro y extraño por no tropezar segunda vez con 
él y romper el arado, continuar su trabajo, volver al sitio seña- 
lado, cuando bien les viene, aunque hayan pasado cuatro meses, 
sacar la piedra ó piedras, llevarlas á su casa, deshacerlas, ten- 
gan ó no inscripciones, y componer con sus trozos un pajar, que 
todo él no vale cuatrocientos reales, ó la pocilga de su marrano. 
Muchas lápidas y muchos mosaicos han tenido en Herramélluri 
este destino. ¡Y cuantos restos, que deben llamarse venerandos 
por su remota antigüedad, han de desaparecer á los golpes del 
picamartilio, por lá falta de reflexión y de no pedir consejo! 

Un camino llamado en todo este país La Calzada de los roma- 
nos, que viene de Poniente á Oriente, atraviesa las Hernas de 
Herramélluri, y se halla, como hoy puede verse, bastante bien 
conservado y en una extensión de dos y medio á tres kilómetros, 
entre Briviesca y Bañuelos; desde esta villa á la de Cerezo de 
Río Tirón, provincia de Burgos, un trozo con corta diferencia 
igual al anterior; en una porción de sitios, desde Cere?o á 
Tormantos, de esta provincia de Logroño, antes y después de 
Leiva; la Pasadilla, jurisdicción de esta villa de Herramé- 
lluri que confína con las Hernas-, en toda la longitud de este tér- 
mino, encrucijadas y La Calzada^ como unos tres kilómetros, en 
buen estado; en Sobre Deesa, término de Villalobar, á la ori- 
lla izquierda del río Olera (antiguo rio Oja) , desde unos cien 
metros á la orilla derecha de este río , en más de doce kilóme- 
tros, la mayor parte muy bien conservado, pasando por San 




^ 



48 BOLBTÍN DE LA. REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Torcuato y todo su monte, hasta el camino que por el llano de 
Valpierre va desde Santo Domingo de la Calzada á Logroño, y 
en una porción de partes desde este camino á Nájera. En este 
mismo Valpierre (llamado antiguamente Valpiedra) tuvieron 
lugar en 926 las dos célebres batallas seguidas de los castellanos 
mandados por Fernán González contra los navarros, al mando de 
su rey D. García Sánchez y el Conde de Tolosa con los fran- 
ceses, muriendo el rey eu el primer día y en el segundo el Con- 
de de Tolosa á manos del invicto Fernán González. Y en 1158 el 
ejército también castellano, mandado por D. Pedro Ponce de la 
Minerva contra el Rey de Navarra D. Sancho García unido á los 
franceses, quedando en el campo el rey navarro. Sea disculpa- 
ble esta pequeña digresión á quien sólo habla de antigüedades 
de Rioja. 

La referida Calzada es la misma que llama la Real Academia 
«Camino desde Italia á España», cuyas poblaciones, empezando 
por la parte oriental de esta provincia, son, Calagurra (Calaho- 
rra), Verela (Varea), Tritium (Tricio), Libia, Segasamunclo, 
Birovesca (Briviesca), etc. 

La primera población que se hallaba en este camino romano, 
marchando desde Tricio á Briviesca, ó sea al Poniente, era Libia. 
Las Hernas de Herramélluri están al Poniente de Tricio; en las 
Hernas existe hoy, como puede verse, el mismo camino romano; 
en el Piquillo, la Llana, Leva Torres y Hernas, hubo en la anti- 
güedad una gran población, como se deja probado, sin que á sus 
inmediaciones, ni con seis kilómetros de circunferencia se hallen 
restos de antigüedades; luego es positivo, indudable, que la an- 
tiquísima Libia romana estuvo situada en las Hernas, Piquillo, 
Llana y Leva Torres, términos de esta villa de Herramélluri. 
Primera prueba: 

Las distancias marcadas por la Real Academia de la Historia 
en el anterior itinerario, son las siguientes: de Calahorra á 
Varera, 28 millas; de Varea á Tricio, 18; de Tricio á Libia, 18; de 
Libia á Segasamunclo, 7; y de Segasamunclo á Briviesca, 11. Si 
se midiese la que separa á Tricio de las Hernas de Herramélluri, 
siguiendo la vía romana, resultarían las cuatro y media leguas 
de 20.000 pies cada una, ó veinticuatro kilómetros y nuevecientos 




I < 



LIBIA T SEGASAMTJNCLO. 49 

treinta metros con poquísima ó ninguna diferencia; hoy es mayor, 
porque no habiendo puente para la Glera en la jurisdicción de 
Villalobar, es preciso en muchas temporadas del año marchar al 
de Santo Domingo de la Calzada, describiendo un arcQ. Y el 
mismo resultado se obtendría con la medición desde Briviesca 
alas tiernas de Herramélluri ; luego en este mismo término, 
Piquillo, Llana y Leva Torres, estuvo la antigua Libia. Segunda 
prueba: 

En el Diccionario geográfico histórico de España, por D. Ángel 
Govantes, se dice en la breve disertación acerca de la antigua 
Libia: «Que era la mansión romana que seguía á Tricio en el 
?»camiuo de Este á Poniente; que según el itinerario se hallaba 
)»á 18 millas de Tricio; que las antigüedades romanas que se 
«encuentran en una colina de tierra en la villa de Herramélluri 
«vienen á comprobar la localidad de Libia, que era por Oeste la 
•primera población de los Verones; y que se sabe su existencia 
»en el año de 465, porque sus vecinos principales representaron 
>en el mismo al papa Hilario con los de Briviesca y Tricio á 
•favor del obispo de Calahorra Silvano.» 

Y en las noticias pedidas á esta villa para el Diccionario 
geográfico j estadístico^ histórico de Madoz, redactadas por mi 
señor tío el Ezcmo. Sr. D. Pedro Antonio de Salazar y Salazar, 
Caballero Gran Cruz de Isabel la Católica» Mariscal de Campo de 
los ejércitos nacionales, residente en esa corte y natural de la 
misma villa, donde se hallaba, usando de Real licencia, decía 
en las observaciones que no se hallan en el Diccionario sin 
saber la cauda, lo que á la letra copio: 

«La Villa de Herramélluri está fundada al pie de la gran coli- 
cúa en que existió, asi como á la parte del medio día, la Ciudad 
» romana Olbia, Oliba ó Libia de los Verones, de que habla el 
»P. Flórez en el titulo 25 de la disertación sobre la situación de 
»la antigua Cantabria; en el discurso preliminar al tomo 24 de la 
^España Sagrada; Masdeu en su tomo 1 i , página 59 ; D. Martín 
^Fernández Navarrete en su memoria sobre la Rioja; López en 
>8u mapa de Hispania vetus, y otros. Confirma esta opinión ade- 
»más de la situación militar, La Calzada ó Via romana que pa- 
usaba por este punto y de la que se conservan diferentes trozos 

TOMO XZXTl. 4 




f 



50 BOLETÍN DE LA REAL ACADEUIA DE LA HISTORIA. 

h »en buen estado. Segundo, el hallarse á la distancia media y á 

n »una jornada militar entre los pueblos de Trido y Briviesca, 

í santiguos Municipios romanos. Tercero, la multitud de cimien- 

^ »tos de ediñcioSy sepulcros, trozos de estatuas y columnas, lápi- 

»das con inscripciones <& que aparecen frecuentemente en las 
»escavaciones; la infinidad de fragmentos de ánforas, tazas y 
u> »demás vajilla de uso doméstico de barro cocido de que en el dia 

%' i>aún ecsiste cubierto el terreno en toda la estensión de la parte 

I »de medio día de la colina. Cuarto, en las innumerables mone- 

\' >das, algunas de oro, muchas de plata, y mayor número de 

f »cobre, principalmente de los Emperadores romanos, Tiberio, 

»Tito, Vespasiano, Trajano, Nerva, Adriano, y otros anterio- 
>res, que se encuentran al labrar ó escavar las tierras. Y quinto 
\ Anualmente en los muchísimos restos de todas clases que hay eu 

f:^ »aquel parage, que convencen hasta la evidencia de la ecsisten- 

K ncia en otro tiempo de una población romana, que según indi- 

■f'r 

^ »cios, fué sin duda devorada por las llamas.» Tercera prueba de 

f;. que Libia se halló en las Hernas. 

f¿. Viene transmitiéndose en Herramélluri de padres á hijos que 

^:. en los cuatro términos enunciados hubo una gran ciudad llama- 

1^, da Olbia , Oliba y Libia. Prescribiéndose por la tradición y 

fi_ teniendo ésta tanta fuerza, según Tertuliano, que dice: «Que 

\>^ «cuando una antigüedad está recibida y ha sido heredada de 

^. «padres á hijos largos años, tiene ella sola bastante autoridad, 

«porque antes que la pluma fué la lengua; y primero hubo tra- 
«diciou que escritura.» A lo que debe añadirse el dicho de un 
antiguo y docto escritor: «Que más crédito debe darse á ios natu- 
» rales que á los eslrangeros, y más á los domésticos, que á los de 
afuera de casa, porque éstos refieren lo que han oído á otros, y 
«aquellos lo que vieron sus pasados.» Esta misma tradición cons- 
tituye la cuarta y última prueba de que en el Piquillo, Llana, 
Leva Torres y Hernas de Herramélluri estuvo la ciudad de Libia. 
Con dificultad hubiera elegido su fundador en todas estas 
inmediaciones un sitio más á propósito, como lo he descrito; 
sólo añadiré que de su planicie, ó parte más elevada, en dond^ 
debió estar la fortaleza, ó plaza de armas, como lo dan á enteor 
dei: los muchos y enormes sillares que se han sacado (y aún de^ 









LIBIA Y SSaASAMUNGLO. 51 

l)en quedar), de los bordes de dicha planicie, incultos todos en 
unos cuantos metros por su mucho declive, se cuentan hasta 
treinta y dos pueblos en todas direcciones. La ciudad debía ha- 
llarse defendida de los vientos Norte y Nordeste, y surtirse del 
agua del riachuelo Lachigo, que pasa inmediato á las Hernas, 
irayéndola á la misma, según lo demuestran los encañados que 
aparecen á menudo. 

Mariana y el P. Sota, cronista de Garlos II, dicen: que en el 
territorio de los verones había tres ciudades, Tricio, Varea y 
Oliba. El primero sitiia la última entre Ocón y San Pedromanri» 
que en un pueblo que llaman Olibán; y el segundo entre Logroño 
y Calahorra. Si por esta Libia quisieron bautizar y colocar aque- 
lla Oliba, anduvieron algo desacertados, y no necesito impugnar 
sus opiniones. 

No sé cuándo ni por qué causa se arruinó Libia; será cierto, 
como dice Govantes en su Diccionario, que sus principales veci* 
lios representaron en 465 con los de Tricio y Briviesca en favor 
de Silvano, obispo de Calahorra al Papa Hilario, porque efecti- 
vamente San Hilario y Silvano eran en aquel año Sumo Pontí- 
fice y obispo de dicha ciudad, y se quejó al Papa el arzobispo de 
Tarragona con otros obispos , entre ellos el de Auca , hoy Villa- 
franca de Montes de Oca, por excesos en sus atribuciones; pero 
«xtraño que entre tantas monedas como he recogido de los em- 
peradores romanos, halladas donde estuvo Libia, no ver ninguna 
desde que murió Teodosio el Grande (la más moderna que ten- 
go), en 395, hasta León I, que subió al trono en 457, habiendo 
pasado cincuenta y dos años, reinando algunos emperadores que 
acuñarían monedas, y siendo Libia una población tan crecida y 
tránsito ó etapa de las tropas romanas. Lo fijaba su destrucción 
-en los últimos años del siglo iv ó los primeros del v. 

Segasamunclo. 

Aunque conozco bastante bieu y en larga extensión el terreno 
^ue me rodea, he leído un poco de historia y estoy enterado de 
la antigüedad de muchos pueblos, no me hubiera atrevido á fijai* 
•el sitio en que estuvo Scgasamunclo, llamado también Segisar 



t 






52 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

mundo, ignorado hasta hoy al parecer, ó al menos dudoso, vista< 
la diversidad de opiniones de célebres escritores antiguos y moder- 
nos. Pero sabiendo por la Real Academia de la Historia que se 
hallaba en el camino romano de Italia á España, entre Libia y 
Briviesca á 7 millas de la primera y 11 de la segunda, voy á se- 
ñalarle exactamente, si no me engaña el amor propio, al tener la 
satisfacción de ser el primero que lo marca, así como el de Libia» 
L' La villa de Cerezo de Río Tirón, de unos 300 vecinos, situada 

A en la pendiente de una cuesta bastante elevada que se prolonga 

^:. unos 10 km. desde Leiba basta encima de Fresno, sobre la orilla 

f:' izquierda del Río Tirón (ya se ha dicho que pertenece á la pro- 

i' vincia de Burgos), es la antigua Gerasius, ya célebre en el 

|v siglo III por sus 16.000 vecinos, como residencia desde el año 

'^'■: 273 al 79 de Alejandro, gobernador del emperador Aureliano, 

por el martirio de los dos santos Formesio, el de Bañares y Tivino 
durante aquella persecución contra la Iglesia, siendo patria del 
iV primero de los dos santos (véase su martirio en el compendio 

^>-. Histórico de la Rioja), por el cerco que sostuvo siete años, desde 

K el 823 al 830, contra el ejército árabe del rey de Córdoba Abde- 

r rramen II, mandado por Mabomad Zaqueto Gazza, y por el mar^ 

^í* tirio finalmente de muchos cristianos durante dicho sitio, y entre 

f^: ellos el invicto San Vítores, natural también de aquella po- 

^t» blación. 

|i El Cerezo de hoy, el que repobló y fortificó de nuevo D. San- 

^i cho el YII de Navarra, el que unió á su corona de Castilla en 

'^ 1169 D. Alfonso VIII, y el Cerasius del siglo iii y ix, es el Segá- 

is samunclo tan conocido de los historiadores por su nombre, como 

;: ignorado por el sitio en que se halló. Estuvo dicba población 

romana en el camino romano de Italia á España, entre Libia y 
Briviesca y á 7 millas de la primera y 11 de la segunda como se 
lleva dicho. Estas tres indispensables condiciones deben hallarse 
ó concurrir en el sitio en que se fija dicha población para ser con 
K verdad; faltando cualquiera de ellas, será incierto como lo ha sido 

f- hasta el día: dichas circunstancias no se encuentran en punto 

alguno de las inmediaciones de Cerezo, no existiendo en ninguno- 
de ellos ruinas antiguas, sino en la misma villa, ó dentro del 
gran perímetro que ocupó. 



r.. 

I- 






1 



I 



LIBIA Y SEGASA&fUNGLO. 53 

Habitada la villa de Cerezo hasta hoy d(a desde el siglo iii, en 

<[ue contaba 16.000 vecinos, y cuya fundación debía datar de 

algunos siglos antes, no puede probarse sea la antigua Segasa- 

munclo por monedas idénticas y otros restos antiguos, como los 

<que se hallan en el despoblado de Libia. Hay ruinas en Cerezo, 

y entre ellas se cuentan las del Castillo, por la tradición y las 

•opiniones de escritores modernos y antiguos historiadores. Es 

preciso limitarse para ello á la antigüedad ya probada de la villa, 

á la posición que ocupaba respecto de otras poblaciones que nos 

son conocidas, como Libia y Briviesca y su distancia con éstas. 

Nada más fácil á la Real Academia de la Historia que mandar 
reconocer el mencionado camino romano desde las Hernas de 
Herramélluri hasta Briviesca para ver si marcha por los mismos 
puntos que he descrito, y si se hallan en la misma vía antes ó 
•después de Cerezo ruinas ó restos de ellas que den á entender 
hubo antiguamente algún gran pueblo, y medir desde los extre- 
mos opuestos de dicha villa la distancia que la separa de Bri- 
viesca y las Hernas de Herramélluri, debiendo ser 15 km., 235 m. 
de la primera, y 9 km., 695 m. de la segunda, equivalentes á las 
7 y 11 millas romanas. De este modo pudiera decir con seguridad 
esa Real Corporación si en el mismo sitio que ocupa la villa de 
Cerezo de Río Tirón estuvo ó no la antigua Segasamunclo. 

Puede ser muy fácil, por no decir positivo, que las distancias 
marcadas en los itinerarios romanos no estén medidas palmo á 
palmo, como suele decirse, ó con exactitud, que los innumerables 
copiantes de estos itinerarios hayan alterado algunos de ellos 
involuntariamente, y que después de tantos siglos transcurridos 
haya, como los habrá, muchos nuevos accidentes en los ríos, ria- 
-chuelos, barrancos, etc., que alarguen la marcha de un punto á 
otro. Tal vez por cualquiera de estas causas sea algo mayor la 
-distancia, aunque poco, de Cerezo á Btiviesca; pero nada debe im- 
portar ésto siempre que la dicha villa esté en dicho camino roma- 
no, entre el sitio en que se halló Libia y Briviesca y á las mis- 
mas 7 millas de la primera, lo que puedo asegurar por tener 
andado muchas veces este camino. 

Si dudándose de lo que en mi concepto acabo de probar, y por 
falta de razonadas pruebas se me preguntase, fijándose en la 



b4 BOLBTÍN DE LA REAL ACADBUIA DE LA HISTORIA. 

diferencia del nombre: ¿Cómo es que llamándose Cerezo de Río 
Tirón, Cerasius en el siglo ii y aun en el ix, perdió el primitiTO 
de Segasamunclo, sin haber la menor analogía entre los do»f No 
podría dar una respuesta convincente, pues tendría que ir de 
suposición en suposición sin llegar á lo cierto. Y yo también 
preguntarla á mi vez: ¿Cómo es que Britrea, hoy Tricio, se llamó 
después Sanonas y más tarde Tritium Metelli? ¿Por qué á Zara- 
goza se le quitó el de Salduba para llamarla Cesaraugusta? 
¿(>ogroflo, fundada 1896 años antes de Cristo no se llamó Briga. 
Juliobriga y Lucronium?¿Qué analogía tienen Salduba y Cesar- 
augusta, Juliohriga y Lncronium, Erilrea y Sanonas, Sano- 
nas y Tricium? La misma que Vega de Río Tirón con Herra- 
mélluri; y Vega de Río Tirón se llamaba esla villa hace doscien- 
tos años, como aparece en lodos los documentos piiblicos. Aun- 
que pudiera citar otras muchas poblaciones que cambiaron de 
nombre, se omite por no ser molesto, limitándome á probar el de 
Sanonas en Tricio. 

SegiSn unos autores fundó á Gritrca e) patriarca Noé á luego 
del año 1800 de la creación del mundo, cuando vino á visitar á 
bu nieto Túbal; y dicen oíros que fué Enlreo descendiente áo 
Britrea, hija del rey Gerióu, que empezó á reinar en Esparia el 
año 1349 antes del nacimiento del Salvador, poniéndola su nom- 
bre. Abandonada Eritrea sobre el 930 anles de la era cristiana, 
como una multitud de poblaciones de diferentes provincias por la 
terrible seca que dicen duró veintiséis años, sin caer una sola 
gota de agua, fué nuevamente repoblada por sus anteriores habi- 
tantes y muchos celtas que vinieron con ellos, llamándola desde 
entonces Sanonas en memoria de la ciudad de Francia en donde 
estuvieron, hasta que fertilizada la tierra con las lluvias, volvie- 
ron A SU pafs nativo. Quinto Cecilio Mételo se apoderó de Sano- 
nas durante la guerra Sertofiana, en donde residió algiin tiempo, 
y por dejar alguna memoria suya la puso el nombre de Tricium 
Metelli; así como su compañero Pompeyo el Magno llamó Pom- 
peyópolis á Pamplona, cuyos nombres anteriores eran Martua, 
iVthanasia y Pompilón, quedándole el de Pampilona por los 
;odos. Que Tricio se llamó antes Sanonas (tenía según algunos 
autores treinta mil casas y llegaba hasta cerca de la hoy ciudad 



LIBIA Y SEGA8AMUNCL0. 55 

de Nájera), no debe quedar duda por lo siguiente: En un privile- 
gio del Rey D. Ordeño II, tratando del monasterio de Santa 
Coloma, entre otras cosas se dice: «Quod situm est in suburbio 
»civitatis, qudd antiquiíus vocitata fuit Sanonas; postea queque 
wdiscurreiite tempere cognomen habuit Triticium et nunc no- 
»stris temporibus Najara appellatur.» Y en una donación que el 
rey D. García de Nájera y Doña Estefanía de Fox su mujer 
hicieron del monasterio de Santa Coloma al Real de Nájera en el 
año de 1058 en 26 de Diciembre: «In territorio de Sanonas quae 
•nostris temporibus vocatur Triticium.» 

Cambiado el nombre de Briga en Juliobriga por Julio César, ó 
su sobrino Augusto, pues hay opiniones, en memoria de su tío; 
luego en Lucronium, derivado de Lucrum, por la utilidad que 
tuvo esta ciudad, arruinadas Cantabria y Varea; Salduba en 
Cesaraugusta, por Augusto César, dándole su nombre; Pompilón 
en Pompeyópolis, por Pompeyo, y en Triticium Metelli Sanonas, 
por Quinto Cecilio Mételo, bien pudieron otros cónsules y em- 
peradores romanos cambiar el de Segasamunclo en Cerassi^^m; y 
un poco corrompido el vocablo, llamarle después Cerezo. 

Flórez en su Cantabria; Go van tes en su Diccionario; Cortés en 
el suyo, y el cronista Sota, refiriéndose á Juliano, Arcipreste de 
Toledo, colocan á Segasamunclo: el primero, en Santa María de 
Rivarredonda, pueblo en la carretera desde esa corte á Francia, 
entre Cubo y Pancorbo; el segundo, en Zuñeda, más acá de dicha 
carretera y 3 km. de Cubo; el tercero, en Cameno, y el último, 
en Poza de Bureba. 

Contrario, como se ha visto, á las opiniones de estos célebres 
escritores, no debía impugnarlas después de lo dicho; pero lo 
haré aunque ligeramente. 

No pudo estar Segasamunclo en Santa María de Rivarredonda: 
primero, porque distante de Libia, cuando menos, veinte kilóme- 
tros, no se halla en este largo trayecto ni un solo vestigio de 
camino romano, como se ven en donde los ha habido; segundo, 
porque todo el camino ha sido, como es, despoblado, sin nin- 
guna clase de arbolado, sin hallarse más agua que la de fuente la 
Pila, jurisdicción de Trebiana, á seis kilómetros de esta villa, y 
la del Olago ó fuente Mulos de la de Balluércanes, á unos dos 



56 BOLETÍN OB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

kilómetros de la primera, y ambas de muy mala calidad; y ter- 
cero, porque las tropas romanas hubierao tenido que andar más 
de cuarenta kilómetros desde Libia á Briviesca por aquel Sega- 
samuncloi en lugar de los diez y ocho marcados en el itinerario, 
por hacer un ángulo agudo, cuyo vértice era Santa María. No 
debió hallarse en Zuueda por las mismas anteriores razones, con 
la diferencia que los dos riachuelos que se encuentran, el Roarlo 
á cinco kilómetros de esta villa, y el otro cerca deZuñeda, tienen 
peor agua que las fuentes ya nombradas, por el mucho sulfato 
de cal que llevan, y por atravesai- barrancos que siempre evita- 
ban los romanos en tales vías por los rellenos, puentes, alcanta- 
rillas, etc. El rodeo por Zuñeda sería próximamente de unos cinco 
á seis kilómetros menos que por Santa María. Para ir desde Libia 
á Cameno era preciso seguir por ocho ó diez kilómetros el camino 
de Zuñeda y marchar á Quintanilla de San García, hallando los 
inconvenientos del agua y barrancos. Distando Cameno unos 
tres kilómetros de Briviesca, vendría á estar Segasamunclo unos 
quince á diez y seis kilómetros de Libia en lugar de siete, y tres 
de Briviesca en vez de once. 

De Herramélluri á Poza, por el camino más corto, hay unos 
cincuenta kilómetros, y otros veintiséis á veintiocho desde dicha 
población á Briviesca. Es decir, que colocado Segasamunclo en 
Poza para ir las tropas romanas de Libia á Briviesca por Segasa- 
munclo tenían que andar muy cerca de ochenta kilómetros; cinco 
veces más que lo marcado en el itinerario. 

Antigüedades en Herramélluri. 

Además de las antigüedades de que se ha hecho mérito, dos son 
las que se conservan en esta villa. Primera, la pila del agua ben- 
dita de su iglesia parroquial dedicada á San Esteban, cuyo diseño 
se acompaña. Es de mármol ó alabastro blanco, que no distingo 
por falta de conocimiento en la materia, y perfectamente conser- 
vada. Sólo puedo decir de ella, reñriéndome á la tradicián, que 
hace siglos está en el mismo sitio que ocupa, y que se trajo de las 
Hernas. Visto que el Papa San Alejandro 1, desde 109 hasta el 1 19, 
amplió el uso del agua bendita en los templos; que la tal pila no 




%. ?t T '' 



Herramélluri, 10 de Enero de 1859. 



Francisco oe Paula de Salazar. 



(1) DimensioDes : larga, 60 cm. ; alta, 39; írrueso, 13. Está registrada con el núme 
ro 290^ en la colección de Hübner.— Nota de la R. 



-.v: f 



* * L 



LIBIA Y SBGASAMUNCLO. 



57 



pudo servir para otro objeto, á no ser de taza de algún aguama- 
nil; que los de Libia erau católicos, apostólico-romanos^ cuando 
representaron, como dice Govantes, en favor de Silvano, obispo 
de Calahorra en 465, y ijue dicha ciudad existía, según el citado 
-escritor en el referido año; debe creerse con bastante fundamento 
que la dicha pila tuvo el mismo destilo en la Libia romana. En 
«stecaso pocas iglesias de España tendrán una antigüedad como 
'ésta. 

Y la otra es una piedra sillar que sacó de las mismas Hcrnas 
Pedro Blanco Marrón, vecino que fué de esta villa, y puso en la 
fachada de la casa que hizo en 1834. Tiene una inscripción, cuyo 
-calco es adjunto, y si no se conociese bien, su diseño. Podrá no 
ser de mérito, pero lo tendrán sus caracteres y la piedra por la 
antigüedad. Muchos son los que han copiado este letrero, y se 
han quedado, como yo, con los deseos de descifrarle. Sin embargo 
de mi ningún conocimiento, por no tener práctica en leer inscrip- 
ciones antiguas, dii*ó á continuación de su copia cómo la en- 
tiendo (1). 

Habiendo llegado al fin del objeto que me propusiera al escri- 
bir esta memoria, sin más mérito que el hallar la veidad de lo 
que no existe hace mas de mil cuatrocientos años, fijando los si- 
tios en que estuvieron las antiguas ciudades romanas Libia y 
Segasamuuclo, réstame suplicar, como lo hago, á la Real Acade- 
mia de la Historia, me disimule los muchos defectos que habrán 
pasado para mí desapercibidos, é imposible de ocultar á su alta 
penetración y sabiduría; si, como espero, me dispensáoste honor 
y este mi trabajo sirve de alguna utilida'l, nada pai-a mí de mayor 
satisfacción. 



- >. 



'.> ¿\ 



'.A 



.\\ 



' '.ir 



1 -fj. 



V 






-.»■ 



<■ 



BOLETÍN DB LA BBAL ACADEMIA DB LA HlSTOttl;! 



CÓMO Y POR QUÉ SE LLAMÓ A 1) PEDRO BL CRUEL, PERO GIL. 

lesde que el sesudo Zurita dijo ly probó) en el prólogo á la 
lica del Rey D. Pedro por Ayala: a No se puede con razón 
\r hiibieae cosa verdadera que no osase escribirla, ni ninguna 
na de la verdad que cuente*, parecía que toda persona de re- 
ír criterio debía de asentii- á este juicio. Pero vinieron poco 
jués de escribir Zurita, no ya guerras vicioriosas, en que es 
I conservar generosidad y calma, sino continuados desastres, 
lueslra continuaguerracoii Francia por casi lodo el siglo ívii, 

espíritu nacional, sobrexcitado y herido, aceptó como hechos 
^dables las exageraciones de nuestro teatro, entonces tau 
endoroso, los romances y tradiciones vulgares, aun muy 
15, y hasla las probadas ficciones de algunos descendienles 
ílimos del Rey D. Pedro; cuya popularidad nació de haber 
I destronado, vendido y entregado á la muerte por franceses. 
idiéndose á ésto el hecho indudable de que Ayala, después de 
'ir á D. Pedro, combatió en las filas de sus enemigos, natu- 
nente recayeron sobre el cronista duras acusaciones de falsc- 
, pasión y ocultaciones, en cuanto su crónica no se armonizaba 

la creencia general. 

a dinastía de Borbón trajo cierta calma ó atonta de nuestra 
matura, y se adormecieron los odios nacionales. Después hada 
s del siglo último, en que tanto se cultivó la critica, se publi* 
)n documentos y juicios apreciables; reviviendo en cierto 
lo la cuestión bajo las diversas deducciones de Asso y Manuel, 
lus notas al Fuero Viejo; Llaguno y Amírola, en su corréela 
:ión de todas las Crónicas de Ayala, y Floranes en la Vida 
•aria del mismo cronista. De toda esta discusión fué apare- 
tdo cada vez más claro lo acertado de la calificación de Zurita, 
úlo quedaron en pie las presunciones, más bien que asertos, 
Vsso y Manuel, sobre haber mandado el Rey D. Enrique II 
;ruir los ordenamientos de cortes y tachar en todos los docu- 



CÓMO Y POR QUÉ 8E LLAMÓ Á D. PEDRO EL CRUEL PERO GIL. 59 

mentos públicos del reinado de su hermano el nombre de ésto, 
sustituyéndole (especialmente en el Libro Becerro de las Behe- 
trías) , con el de D. Alfonso, padre de ambos. Parte de estas pre- 
sunciones han sido desvanecidas de hecho por esta Real Academia 
de la Historia, publicando el Ordenamiento de las Cortes de Ya- 
Uadolid de 1351; únicas de aquel reinado en que parezca se toma- 
ran disposiciones de interés general y constante. De lo segundo 
se pueden también presentar testimonios negativos, en muchos 
privilegios originales que aun existen del Rey D. Pedro, y aun 
en el mismo códice original del Libro Becerro; donde efectiva- 
mente se halla enmendado el nombre del Rey que le mandó hacer, 
pero aún se conoce la escritura primitiva de la abreviatura Al fon. 
según tienen todos los demás códices auténticos procedentes de 
éste. Las causas de esta enmienda, que hoy se lee Alfonso^ no 
son de e.ste lugar; baste decir que hay otras muchas enmiendas 
semejantes en el códice y en pasajes indiferentes. 

Reservado estaba á tan ruidosa cuestión y á los panegíricos del 
Rey justamente llamado cruely acabar, como el león de la fábula, 
ultrajados, que no sostenidos por la grotesca pluma de nn mer- 
cader de libros, como el que acaba de imprimir el Libro Becerro 
de una manera incalificable; especialmente para el autor de estas 
líneas, defraudado así en su propiedad literaria. Allí, y en un 
prólogo que no tiene de común con el respetable de Zurita sino 
el nombre, se repiten y zurcen las imputaciones ya desvanecidas; 
insistiendo sobre todo en atribuir el silencio nada extraordinario 
de Ayala sobre el autor del Libro Becerro, á supuestos espantajos 
y temores del Rey D. Enrique, como si el nombre sólo de don 
Pedro fuese un espectro aterrador. Algún motivo había para su- 
ponerlo, mas lo cierto es que D. Enrique nunca esquivó recordar 
y tratar crudamente, como en vida, el nombre y los hechos de su 
rival y víctima; bien porque juzgase justificado el fratricidio por 
los anteriores de D. Pedro, bien porque creyera sinceramente la 
especie que voy á referir, y se halla en documentos oficiales, 
aunque no parece haya sido comprendida sino entre los contem- 
poráneos, para quienes debió ser notoria, y especialmente para 
Ayala. Sin embargo, se calló; y en este hecho indudable queda 
justificado que nada fingió en odio de D. Pedro, ni por complacer 



BOLBTIN OB LA RBAL ACAOBHIA OB LA HISTOnU. 

Enrique, sino que en todo se mostró, como era, discreto y 
rado caballero. 

Enrique, no sólo calificaba á D. Pedro de tirano, traidor y 
s epítetos que seguramente no dejarían de usar también los 
U'ios, sino que le llamaba Pero Gil ¡l¡. En el sitio de Toledo, 
le Febrero de I3C9, eipi4ió á la ciudad de Ubeda'un privile- 
nserto por Argole en su Nobleza de Andalucía, fol. 238, que 
iza asi : 

ien sabedes en como el traidor, herege, tirano de Pero Gil 
struir la ciudad de Ubeda, con los moros, é la entraron é 
aron é estrnyerou toda... ele, por la cual razAa somos Nos, 
irnos siempre, muy temidos de facer muchas é grandes mer- 

a lodoH los vecinos é moradores de la dicha ciudad, en tat 
ra que todo el mal é daí^o que por nuestro BOrvlcio recíbie- 
3s sea bien emendado.» * 

iclivamenle, en la Crónica de Ayala se halla que el año an- 
- de 1368, los moros de Granada, llamados como auxiliares 
I. Pedro, combatieron á Córdoba, tomaron y destruyeron A 
y Ubeda; por lo que D, Enrique las concedió grandes privi- 
i, de modo que se volvieron á poblar. Dice Argote, eu el 
antecedente, que Pero Gil era un caballero señor de la torre 

nombre, [crecida villa que aún se conserva con este nombre 
o á una legua de Ubeda) que seguía el partido de D. Pedro, 
tba enemistado con los de Ubeda, por lo cual hizo venir los 
s, etc.; pero creo que Argole lo supuso asi, por no hallar 
nación razonable para dar tal nombre at Rey D. Pedro. Al 
'ibl, cita otro privilegio donde aparece que Pero Gil vino 
ién sobre Córdoba, con el Rey de Granada, y que después 
lió con los muros eu la pelea de Montiel. Bien se ve que en 
jba ya no cabía la misma euemistad de vecinos y coliudan- 
ue en Ubed;i; y sin duda se hallará extraúo que un caba- 
tan notable, nombrado á la par del rey de Granada, y como 

tan principal en Montiel, no se mencione entre los que 
ciosamente reQere Ayala por compañeros de D. Pedro ea 






CÓMO T POR QUÉ SE LLAMÓ Á O. PEDRO EL CRUEL PERO GIL. 6t 

SUS ühimas campañas. Pero ¿cómo le había de nombrar de otro 
modo que como lo nombró siempre al Rey D. Pedro, si era él 
mismo? Esto se advierte hasta la evidencia en otro documento 
publicado por Cáscales , en su Historia de Murcia; cual es una 
carta dirigida á esta ciudad por D. Enrique, desde el sitio de 
Carmena, el año 1371, donde dice: «... el traidor de D. Martin 
López quiere huir de aqui , é levarse consigo á los fijos de Pero 
Gil; é porque; aunque se quieran ir, no lo puedan facer, tene- 
mos puesto este sitio...» Creo excusado recordar lo que Ayala, 
Marina, y todos los historiadores cuentan del sitio de Carmena, 
donde se encerró D. Martín López de Córdova, Maestre de Cala- 
trava, con los hijos y tesoros del Rey D. Pedro, después que éste 
murió en Montiel. Y excusado es también repetir que no podían 
inspirar tal cuidado á D. Enrique los hijos de un caballero par- 
ticular, qift se dice estuvo en Montiel y nadie cuenta cómo des- 
apareció, dejando hijos tan temibles. Pero siendo, como eran, 
los del Rey D. Pedro, todo se explica, y que desde allí fuesen á 
yacer y morir prisioneros en los castillos de Curiel , Soria y Pe- 
ñafíel. 

Resta explicar por qué se llamó á D. Pedro Pero Gil, y aunque 
fuera mejor para callado, la historia tiene leyes inflexibles, que 
nos han transmitido ya el nombre semejante de la BeUraneja. 
En la Crónica contemporánea de D. Pedro IV de Aragón, com- 
puesta por él mismo, se dice que D. Pedro el Cruel no fué hijo del 
Rey D. Alonso XI, sino que fué trocado, al nacer, por evitar su 
disgusto de no tener hijo varón en la Reina. Zurita ya se hizo 
cargo do esta especie, dándola, aunque aragonés, muy poco cré- 
dito; como aserto sin pruebas de un enemigo rencoroso, á quien 
tan dura guerra hizo el Rey castellano. Aun lo cita en prueba de 
la imparcialidad y mesura de Ayala, porque no lo mencionó, si 
quier fuese un rumor vulgar tan acreditado, que también le in- 
dica Mariana, con referencia á Froissard, en las feas palabras que 
éste cuenta dirigió D. Enrique á su contrario antes de herirle. 
Mas no aparece que estos escritores indicaran relación entre ésto 
y el nombre de Pero Gil; que es verosímil procediera de tenerse 
á D. Pedro por hijo de D. Juan Alfonso de Alburquerque, cuyo 
único hijo se llamó D. Martín Gil. Y este patronímico se elegiría, 



' 



62 BOLETÍN DE hk REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

por el padre ó el hijo, entre los de su abolengo, como entonces se 
acostumbraba, porque D. Juan Alfonso era nieto del Rey don 
Dionisio de Portugal, y se halla este apellido en la familia real 
portuguesa ó bien porque su tronco Enrique de Lorena descendía 
de los Condes de San Gil, ó españolizando el patronímico de sa 
padre Gui ó Guido, Conde de Veneville. Por lo menos, en varios 
autores se encuentra (1) que á la Reina Doña Teresa, hija de don 
Sancho I de Portugal y primera mujer de D. Alonso IX deLeóo 
se llamaba Doña Teresa Gil de Soberosa. 

La malicia y disolutas costumbres de aquella época encon- 
trarían sobrado pretexto para suponer esta traición de la Reina 
Doña María de Portugal, en la poca honestidad que guardó des- 
pues de viuda, y en la intimidad que necesariamente hubo de 
tener con D. Juan Alfonso; siendo, aunque por bastardía, primos 
hermanos, ambos portugueses, ambos extranjeros em Castilla y 
no bien mirados en la Corte de D. Alfonso, ella por su esterilidad 
y él por su descendencia bastarda. Así es que al referirla Crónica 
de este Rey el segundo sitio que puso á Lerma, en 1335, dice que 
Alburquerque vino á él con mucha gente de á caballo y de á pie, 
por lo que el Rey ie hizo su Alférez, y desde entonces le llamó 
D. Juan Alfonso, pues antes no se lo llamaba (2). Notorio es tam- 
bién, históricamente, que desde la muerte de D. Alonso XI go- 
bernaron á su albedrío la Reina viuda y D. Juan Alfonso, hasta 
que éste no pudo sufrir las demasías que enseñó á su discípulo y 
se rebeló contra él, juntamente con D. Enrique y D. Fadrique, 
sus hermanos. Por este mismo tiempo (1354) volvía la Reina viuda 
de un viaje á Portugal, y, según refiere Ayala (Crónica del Rey 
D. Pedro. Año v, cap. 7 y 9), torció camino por no verse con ellos, 
temiendo que el Rey la juzgara cómphce en tales tratos, «por 
cuanto D. Juan Alfonso era su pariente, é ella le quisiera siempre 
bien». Allí también dice que en este viaje tuvo origen la maU 
fama de la Reina con otro caballero portugués, Martín Alfonso 
Tello, que la llevaba déla rienda, y á quien hizo matar D. Pedro^ 



(1) Vida de la Infanta Doña Sancha Al/onso, hermana de San Fernando, por D. An- 
tonio de Quintana Dueñas, que cita otros, etc., etc. 

(2) Crúniea de D, A hnso XI, cap. lOi. 



CÓMO Y POR QUÉ SE LLAMÓ Á O. PEDRO EL CRUEL PERO GIL. 63 

dos años después de apoderarse de Toro , delante de la misma 
Reina, que al fín se había juntado con los i^beldes, muerto ya 
D. Juan Alfonso. 

De ningún modo es de creer tal especie, porque D. Alfonso XI 
no era de aquellos Reyes débiles con sus esposas ó descuidados 
de su casa; y si la menor sospecha ó fundamento hubiese tenido, 
cuando menos se divorciara, como se apartó con harto menos 
motivo de Doña Constanza Manuel. Pero repito que la deshones- 
tidad de la Reina, después de viuda, debió hacer que esto se su- 
pusiera, cuando hubo interés en suponerlo. Comoquiera que 
fuese, es un rayo de luz para comprender muchas cosas de aquel 
reinado, principalmente la implacable crueldad y sombría des- 
confianza de D. Pedro, aun para con sus hermanos y mayores 
amigos. Figurémonos qué impresión haría en su alma fiera y en 
la sangre i<npetuosa de D. Alfonso XI sospecha tal, cuando, 
según se ha escrito en nuestros días, por atribuirse á los Jesuítas 
una calumnia semejante, los expulsó de España el buen Rey Don 
Carlos III, con el lujo de arbitrariedad que tanto se le ha censu- 
rado. Y ¿quién sabe si el mismo D. Pedro no se vio atormentado 
por la duda, y en raptos desesperados ordenara la muerte de sus 
hermanos inocentes y de cuantas personas de la familia Real pudo 
haber á las manos, para que, legítimo ó no, quedase él por 
único? 

No es menos presumible que este rumor terroroso fué uno de 
los motivos, ó siquier pretextos, que movieron á D. Enrique para 
acometer, y á los castellanos para consentir, la usurpación: que 
mucho debía resistirse á nación tan hidalga y leal. Aún estoy por 
decir que la mayor parte de ellos sentirían dentro de sí que, ni 
por una corona, matarían á quienes creyeran ser sus hermanos; 
y así la crueldad de D. Pedro fué su mayor enemigo, acreditando 
lo que le perdía. 

¡Brava ocasión para Ayala, sien su Crónica tuviera la idea 
que se le ha supuesto, de hacer aborrecible á D. Pedro, al par que 
disculpaba á D. Enrique y á sí mismol Pero, lejos de eso, ni aun 
en vísperas de la batalla de Nájera, ni en aquella carta que in- 
serta en la Crónica, breve ó primitiva, y me atrevo á suponer 
redactó el mismo Ayala por contestación de D. Enrique á la iuti- 



BOLETIK DE LA REAL ACADEIIEA DE LA HI9T0HIA. 

in del Príncipe Negro de dejar el Reino á D. Pedro, su alia- 
i allí se menciona tal imputación, aunque se buscan razooes 

el punto de indicar que la Corona era todavía electiva á la 
ra de los Reyes godus, y por eso se juraban los hijos de los 
3, como, sus futuros sucesores. Pero cuando elaüo stguienter 
lonado ya D. Pedro hasta de los ingleses, llamó en su auxi- 

Rey de Granada y puso la Andalucía en términos devolver 
minio de los moros, se colmó la medida del surrimiento, y 
L solamente los que tenían comprometida su vida, honra y 
nda, ó lloraban la muerte de personas amadas, sino todo el 
lo castellano vio en D. Pedro un enemigo de Dios y de la 
a: objetos que pesarán siempre niás que un Rey, Salvada la 

era menester disculparse á los ojos del mundo, de la cen- 
ia misma, y se divulgó, se aceptó, se creyó, tal vez, lo que 
ei primera se halla en los documentos püblicos citados, cer- 
nente posteriores; en fin. La Torre de Pero Gil, así llamada 
tbiemente de acampar alli D. Pedro para combatir á Ubeda, 
(3 por resto de una de esas tradiciones populares que son la 
iBta de los oprimidos. 
í num Reges intelligite erudimini qui judicatis terram». Con 

palabras del Rey Profeta cerró Ayala su Crónica, y en toda 
larece las tuvo presentes. Así pasarán los tiempos y quedará 

día más acreditada su verdad como un testimonio de las 
ides eternas. Cesemos, pues, de ensalzar por mal entendido 
Qtismo á un Rey cuyas buenas prendas (que algunas tuvo) 
aron manchadas por otras muchas detestables y aun por la 
ncia con que las desplegó todas. Pensemos que su apología 

acusación de nuestros mayores, de toda la nación, que de 

en siglo ha venido conñrmando el estigma de los contempo- 
)s, llamando á D. Pedro, el Cnul, y olvidando el dicharacho 
iroGU. 

Anobl db los Ríos y Ríos. 

CorreBpondieDte de I* Retí AcidemiR de U Hiatorl*. 

S. Escrito lo antecedente, hallo un romance viejo, que, 
10 estar incluso en la amplísima colección de Duran y cod- 
Lr lo espuesto, copio á continuación: 



CÓMO T POR QUÉ SE LLAMÓ Á D. PEDRO EL CRUEL PERO GIL. 65 

< Cercada tiene á Baesa Ganada tiene la torre, 

Ese Arráez Audalla Amit, Non le pneden reeistir. 

Oon ochenta mil peones, Cnando de la de Oalonge 

Caballeros cinco mil. Escnderos vi salir; 

Con el iba ese Traydor Roy Fernandez va delante, 

-Qne se nombra Pero Gil. Aqnese candil lo ardid« 
Por la paerta de Bedmar Arremete ccn Audalla, 

La empieza de combatir. Comiénzale de ferir. 

Ponen escalas al muro Cortádole hala cabeza, 

Comiénzanle á conquerir; Los demás dan á fuir. > 

(Flórez <le Ocáriz, Qenealogias del Nuevo Reino de Granada. Tomo i, pá^. 854.) 

Es de notar que, no sólo se halla disfrazado el nombre del 
Bey D. Pedro, sino los de otras personas y aun el do la ciu- 
dad; pues las demás circunstancias del hecho convienen exacta- 
mente al frustrado asalto de Córdoba en el mencionado año 1368, 
cuando precisamente Baeza no sufrió ninguna hostilidad. Acaso 
este romance fué contemporáneo en su primitiva redacción , y 
usó de artificio, como Ayala, para publicar sus consejos á Don 
Pedro bajo el nombre del astrólogo Benahatin. 



VIT. 

FIN DEL CISMA DE OCCIDBNTB. 

izaría del antipapa Clemente VIII, en su idioma original, dirigida 
desde Peñiscola (26 Julio , Í429) á la ciudad de Teruel. Existe 
en Zaragoza en un tomo de Varios de la biblioteca del colegio 
del Salvador, y á mi ruego ha sido copiada al pie de la letra 
por D. Francisco Moreno, correspondiente de nuestra Academia 
en aquella ciudad, 

A los muy honorables y claros amigos eljuez y Regidores 
déla ciudad deteruel. 

Honorables y muy claros amigos Vras Devociones no creo ig- 
fiorar como grantpó ha que por nros peccados dura El cism^a Sn 

TOMO ZZZVIi 6 



66 BOLKTIN OB Lt. MBAL ACAOEUIA DB La HISTORIA. 

la Iglesia Dedios et como por extirpar aquel nros Muy sanctos- 
predechesores Blpapa Clemente vij. et Benedicto xiij desatas me- 
morias detodo su poder traballaron pero auro señor noplugo- 
ellos ayan Conseguido sulntentio porque creo ser secreto dedios 
ascondido a los hombres Kassi la intencio no conseguida según 
fue voluntad de uro seilor El dho señor papa Benedicto que passa 
destapTte Vida á la etenial por muerte Delqual los sus Cardena- 
les ami aVnq fuesse indigno concordes e» una iutencion esleyero 
Bnpapa. Laqual Election ami pntada refuse algunas veces ni la 
vbiesse acceptado save bien nro señor dios al qual todas las cogi— 
taciones son notas sinoque conñado Bnsu soberana misericordia 
en mi tpb mefaria sancta gracia fuesse fecha esta vnió assi luenga 
mente desseada Eporvenir acoclusio demi deseo poniéndolo poír 
obra compe^ detraballar et haver tractados con mi aduersario 
aasy medíanle el muy Excelente principe et señor El señor Rey 
de Arago alqual Euesle negocio muy mas que persona otra falle. 
propicio et conforme ami Voluntad como otros notables et gene- 
rosos personas assi Ecclesiasticos comoseglares et por quanto El 
tratado Era cargoso et El negocio muy arduo duro desde Elprin- 
cipio de micreacio de papa Tasla agarra qu corre el año 'vij de mi 
asumptio et plugo a nro señor dios cuyolugar Eteuido Enla tierra 
habiendo piadad delpueblo Xpiano iluminólos corscones mío et 
deaquellos conquien El negocio sedeuía concluir, porque sedíesse 
paz et verdadera Union ensulglesia. Et porque vras deuociones 
alasquales y Ehabido y hesingular afectió ansi por la naturaleza 
de la tierra como por crianza hauida Entre nosotros hayan ma- 
yor consolad? propusse súbitamente Vos intimar El Efecto del 
proceso En el negocio obseruado Estando yo Gnel Castillo depe- 
ñiscola aVejnte y seis dias después de Julio del año pote M.cccc. 
xxviiij pnüs los Cardenales ansi hechos por mis predecessores 
comopor mi oyentes y intelligeniea los muy honorables mi^er 
alonso deborja doctor Encada Undrecho, he emponc de sponti 
ciudadano de Valencia Ambajadores del dho señor Rey, ansi por 
esta causa specialmente destinados, et la mayor parte de los pre- 
lados et notables Uarones de mi corle el otrosí gra parte del pue- 
~ o de la uilla, yo publicamente por autoridad de nro señor dios 
anipotenie el délos señores: s.' pedro y s. pablo, emia suspea 



FIN DEL CISMA DE OCCIDENTE. 67 

diendo los drechos positiuos, contra esto facer podientes sialguno 
Eran soloporseruicio dedios Ebien a Uenir de su Igléa Jire et 
rreuogue e annulle todos los processos et sentencias fechos et 
promulgados por mis predecessores e pormí fasta hoy contra la 
parte aduersa e amoui los Entre dhbs por Estarrazon puestos 
absolui et habilite todos los déla Dicha parte generalment et spe- 
cialment nombrando, a, mossen otho de columna et sus cárdena- 
les de todas las sentencias por Ellos incurridas et conaguellos 
motuproprio et decierta sciencia Dispense atodos honores grados 
et dignitates fasta el gran pontificado inclusiue Em apres a mos- 
trar lasaña intención que alprincipio Tube al negocio presente et 
loque dezia porboca Compliria por obra no por precios dignitates 
et honores amigrandemente prometidos antes bien aquellos no 
aceptado sino poramor y seruicio de dios e del pueblo christiano 
bien a Uenir sugun de re liberamente efranca assi como rescebi 
elpapazgo no por miedo ni engañado mas Enmi libertad aquel 
Renuncie pura mente et Enseñal de las cossas, depusse todas mis 
insignias papales et finque en mi primero estado rogando á los 
dechos cardenales et exortandoles departe de nl'O señor Ihesu 
christo ellos hauendo esguardo alseruicio dedios al pueblo Xplano 
et mi intención et dho señor Rey que eneste sancto negocio se 
hobo según deuia eligiessen e diessen alpueblo tal pastor que adiós 
fuesse aceptable et aellos agradable. Finalmente los dhbs carde- 
nales Entraron Ensu conclabe et apress missa oyda del sancto 
spiritu segunes de loable costumbre InVocando al spiritusanto 
poruia deaquel concordes Unanimiter Eligieron aldicho Mossen 
otho deColumna noble hombre ciudadano de Roma et le pussie- 
ron nombrepapa Martino. v. Et assi por ellos fue notificada al 
clero epueblo Et ahi honorables y claros amigos agora vos hEno- 
tiflcado seriossamente aunque breue toda la suma veridica del 
negocio Porque charamente vos rruego que a uro señor dios del 
qual proceden todos los bienes vos placia fazerloores que elcisma 
tan inueterado que hauia durado por espacio de cinquenta y dos 
años en viFos tiempos et por medio de los traballos de vro ciuda- 
dano et compatriota haquerido Relevar etotalmente extirpar Su- 
jetándole assibien quesegun hahauido merced de suy glesia le 
placia dai coacordia et verdadera paz enlos señores principes et 



68 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Reyes que regaan laqual nosolamente alos Reinos et pueblos 
esnec$saria antes atoda su christiandad. Scripta Enel düo castillo 
a vejnte y seis deJulio. anno anatiuitate Diñi. M. cccc. xxviiij. 

A vuestros honores.» 



. La traducción latina de tan importante documento, inédito, 
podría bien ilustrar las Actas del concilio de Tortosa de aquel 
año (1429), publicadas por el cardenal Aguirre (1). Era Gil Sán- 
chez Muñoz, ó el antipapa Clemente VIH, natural de Teruel, 
noble, prudente y activo; y así no sorprende que en el mismo día 
de su renunciación á la tiara diese parte de este acto sublime á 
sus conciudadanos. El pontíOce legítimo, Martín Y, le demostró 
tanto agrado y confianza, que un mes después (26 \gosto) firmó 
la bula en que le concede la mitra episcopal de Mallorca (2). 

Madrid 15 de Diciembre de 1899. 

El Marqués de Ayerbb. 



(1) Collectio máxima conciliorum omnium Hispanifi» et Xovi Orbis, tomo v, pág-inas 
321'S42. Roma, 1701 

(2) VlUanueva, Viaje literario, tomo xzii, pág. 61. Madrid, 1852. 



VARIEDADES 



I. 

DOCDMKNTOS SOBKE LA ESTANCIA DE MADAMA BlaBARA DE BL0MBER6H 

EN ESPAÑA. 

Todo cuanto se refiere á la vida de la madre de D. Juan de 
Austria tiene interés histórico, así en España como en los Países 
Bajos. Por este motivo se publican aquí á continuación los tres 
documentos relativos á aquella señora, que existen en poder del 
P. José de Uriarte, sapientísimo miembro de la Compañía de 
Jesús, á quien también se debe la copia de los mismos- Ellos vie- 
nen á confirmar y corroborar los juicios y apreciaciones de Ga- 
chardy Lafuente y otros historiadores, en el sentido de que Ma- 
dama Blombergh, á pesar de sus excentricidades y dilapidacio- 
nes, nunca fué desatendida, ni olvidada, sino antes socorrida con 
prodigalidad, así por su hijo D. Juan, mientras vivió, como por 
la virtuosísima viuda de D. Luís Quijada, Doña Magdalena de 
UUoa, y por Felipe II, después del fallecimiento de aquel insigne 
caudillo. 

A. R. V. 

I. 

Fin y quito entre Madama y Juan de Magetahe. 

Yo madama barbara de blonbergh, madre que fui del serenisi- 
mo señor don juan de austria, que está en gloria, estante al pre- 
sente en esta villa de San cibrian de mazóte, digo que por quanto 



70 BOLBTlN DB LA RBAL ACADBUU DK LA HlflTOBIA. 

el dicho doD Juan mi hijo mandó a Juan de Mateuve, su cria- 
do, me biaiese á serbir de mayordomo, como lo hito, y a asistido 
en el dicho mi seruido desde tres de Abril] de myll y quÍDÍentos 
y setenta e siete, que salió conmigo de el condado de Lotenbur- 
que, estados de Flandes; y ansí mismo a asistido hasta oy dicho 
día en la corte de su magu. & mis uegocios, y aqui en mi seruicio, 
y a gastado mucha suma de marauedis por mí borden, de que se 
le a tomado quenta dellos; y agora el dicho juan de mazetave me 
pide le dé Bnequito dellos y de todas las dichas quentas hasta oy 
dicho día, en presenta de mi cibrian muniz, escriuano de la 
dha, villa y de los testigos que de yuso se harán mintion: G yo 
teniéndolo por bien, se le hacen cargo de los marauedis que que- 
daron en su poder, á diei de jullio de mili e quinientos y setenta 
e siete, que Tué el día que yo llegué á esta dha. villa, y de los 
mas dineros que él a resciuido de la señora doóa Magdalena de 
Ulloa para el gasto de mi cassa y de los que le entregué yo é Mi- 
guel Ramírez, mi criado; y assi en virtud dfl la presente se forma 
contra él la quenta é cargo syguienthe: 

Cargo. 

Hazesele cargo al dho. jboan de Maze- 
taue de nobenta y quatro myll y ocho- 
rentos mrs. por du^entos y treinta e 
siete escudos de oro que quedaron en 
su poder á diei de jullio de mili y qui- 
nientos e setenta e siete zcnij & dccc 

Iten, se le hace cargo de quarenta e qua- 
tro myll y ocboQÍeotos e ochenta mrs. 
que resciuió de la señora doña Magda- 
lena de Ulloa en el mes de mayo de 
myll y qui. e setenta e ocho xLitij ® dccc lxxi 

Iten, se le haze cargo de quarenta y qua- 
tro mytl e ochocientos e ochenta mara- 
uedis que rrescíuió de la dha. señora 
doña Magdalena de Ulloa en el mes de 
io del dho. año de mili equinientoa 
tenta e ocho años xLiriJ 9 dccc lxxx 



1 



MADAUA BÁRBARA DB BL0MBER6H BN BSPaFÍA. 71 

lien, se le ha^e cargo de qaarenta e qua- 
tro myll e ochocientos e ochenta ma- 
rauedis que resciuió de la dha. doña 
Magdalena en el mes de jullío del dho. 
año xLiirj @) doce lxzx 

Iten, se le hace cargo de quarenta e qua- 
tro myll e ochocientos e ochenta ma- 
rauedisque el dho. resciuió en el mes 
de agosto del dicho año de la dicha 
doña Magdalena xliiij ® dccc lxxx 

Iten, quarenta e quatro myll e ochocien- 
tos e ochenta marauedis que resciuió 
el dicho en el mes de septienbre del 
dicho año de la dha. doña Magdalena 
de Ulloa xliiij ® dccc lxxx 

Iten, setenta e ocho mili marauedis que 
el dicho resciuió de la dha. doña Mag- 
dalena en el mes de octubre del dicho 
año Lxxviij d 

Iten, quarenta myll y quinientos mara- 
uedis que el dicho resciuió de la dha. 
doña Magdalena en el mes de nobien- 
bre del dicho año xl 6 d 

Iten, quarenta myll e quinientos mara- 
uedis que el dicho resciuió de la dha. 
señora doña Magdalena en el mes de 
Dicienbre del dicho año* xl ® d 

Iten, quarenta myll e quinientos mara- 
uedis que el dicho resciuió de la dha. 
doña Magdalena en el mes de henero, 
principio del año de mili e qui. y se- 
tenta e nuebe años zl & d 

Iten y treinta y siete myll y quatrogien- 
tos marauedis que el dicho resciuió de . 

la dicha doña Magdalena en el mes de 
febrero del dicho año de sesenta y nue« 
be años. xxxvij ® cccc 




72 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Iteo, veinte e dos myll e quatrocientos 

e gaárenta mrs. que el dicho resciuió 

de la dha. señora doña Magdalena en 

el mes de marzo de el dho. año xxij £> cccc xl 

Iten, veinte e uuebe myll e nuebecieu- 

tos e veinte marauedis que el dho. res- 
ciuió en abrill del dho. año xxix @ dcccc xx 

Iten, resciuió el dho. guarenta e vn myll 

y ciento y quarenta marauedis de la 

dha. señora doña Magdalena en el mes 

de mayo del dho. año xlj ® c xl 

Iten , se le hace cargo de seis piezas de 

platabiejaqueyolediparavender,que 

fué tres tazas, un cubilete, un salero, 

una enpolla para agua, que todo lo dho. 

se vendió en diez y siete myll e nue- 

becientos e cinquenta e dos mrs xvij & dcccc Lij 

Iten, resciuió el dicho de la dha. señora 

doña Magdalena treinta e siete mili y 

quatrocientos marauedis en el mes de 

junio del dicho año xxxvij @ cene 

Iten, quinientos y quarenta e ocho mili 

marauedis que yo di al dicho juan de 

maceteue de los dos myll ducados que 

el dicho me traxo de la corte a nuebe 

de septienbre del dho. año del éntrete- 

«k «k 

nimy.*<> que su magd. me hace md. y 

ayuda de costa dxlviij ® 

Iten, se le hace cargo de ciento y qua- 
renta y nuebe myll y ciento y nobenta 
y dos marauedis que el dicho juan de 
maceteue resciuió de migueí Ramírez 
que me los trajo el dicho de venta de 
la tapicería cxlix ® c xeij 

Paresce que suma el cargo que se le hace 
al dhp. juan de maceteue de todo lo 
que a rresciuido e.yo lo he dado y él a 





líADAMA BÁRBARA OB BliOMBBRQH BN BSPAÑA. tó J 

rresciuído por mi ua queuto e quatro- ' 

cientos y dos mili e QÍento e quarenta Cargo 

e quatro marauedís j q"" cccc ij 3 c xliiij 

Descargo. 

Primeramente, se le reciben e pasan en 
quenta al dho. juan de mazaleue cien- 
to e diez e siete myll e ochocientos e 
veinte e siete mrs. que el dicho a gas- 
tado por menudo dende diez de jullio 
de mili e quinientos e setenta e siete, 
que yo entré en este lugar, hasta siete 
de agosto deste año que fue a la corte 
por mi horden y de mi hijo a mis ne- 
gocios: en esta suma entran cinquenta 
escudos de oro que por my mandado 
dio a pedro sanchez cxvij ® dccc xxvij 

ítem, se le resciuen en quenta ciento e 
ocho mili marauedis que el dicho gas- 
tó desde siete de agosto de mili e qui- 
nientos y setenta e siete hasta quatro 
de mayo de mili e quinientos y seten- 
ta e ocho que estuvo en Madrid á mis 
negocios, a razón de un escudo por 
dia, que yo le prometi: son ducientos 
y setenta dias y marauedis los dhs.; y 
en este tienpo estubo el gasto y quen- 
ta de mi cassa á cargo de Pedro san- . 
chez y mtguel Ramirez hasta fin de 
abrill de mill-e qui. e setenta e ocho, c.viij ® 

Iten, se le resciuen e pasan en quenta 
quarenta mili e qui. e cinquenta e 
siete marauedis que paresce aber gas- 
tado por los libros de mi cassa en el 
mes de mayo del dho. año según que 
por ellos pares^ xl ® d lvij 

Tten, se le resciuen y pasan en quenta 



74 BOLETÍN DE LA. REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

sesenta royll e trescientos e ochenta 

marauedis y medio que el dicho a gas- 
tado en el mes de junio del dicho año 

como paresce en los libros del gasto de 

mi cassa lx& ggg lxxx 

Iten, se le resciuen y pasan en quenta 

cinquenta y siete myll e nuebeQÍentos 

e cinquenta e quatro mrs. y medio que 

se an gastado en el mes de jullio del 

dho. año LVij & dcccc Linj 

Iten, se le hacen buenos quarenla e qua- 
' tro myll e veinte e un mrs. que paresce 

se an gastado en mi cassa en el mes 

de agosto del dho. año zliiij ® xxj 

I ten , se le resciuen e pasan en quenta 

treinta e nuebe myll y quatrocientos 

y sesenta e cinco mrs. que paresce se 

an gastado en el mes de setienbre del 

dho. año como paresce por los libros 

de mi casa xxxix ® cccc lxv 

Iten, se le hacen buenos treinta e siete 

myll e quinze marauedis que paresce 

se a gastado en el mes de otubre del 

dho. año xxxvij d xv 

Iten, se le ha^en buenos quarenta e ocho 

myll e ciento e vn marauedis que pa* 

resce se an gastado en el mes de no- 

bienbre del dho. año xLviij ® c i 

Iten, se le hacen buenos cinquenta e dos 

myll e ducientos e nobenta e nuebe 

marauedis que paresce se an gastado 

en mi cassa en diciembre del dicho año. lij ® ce xcix 
Iten, se le hacen buenos -veinte eocho 

myll e nuebecientos e treinta e quatro 

marauedis que se gastaron en el mes 

de henero del año de mili e quinientos 

y setenta e nuebe xxvaj ® dcccc xxxiiij 



MADAMA BÁRBARA DB BL0MBBR6H BN BSPAfTA. 75 ^ 

« I 

Iten, se le hageo buenos treinta e vn m yll ^ 

e dugientos e diez mrs. que se gasta- 
ron en el mes de hebrero del dho. año. zxzj 9 ce z 
Iten, se le hazen buenos treinta e siete 

myll y siete marauedis e m que se gas* 

taron en el mes de marzo de el dicho 

año. xxxvij vij j_ 

Iten y se le hacen i)uenos veinte e ocho 

myll e ochocientos e ochenta e siete 

marauedis que paresce se an gastado 

en el mes de abrill del dicho año como 

paresce por los libros zzviij ® dccc lxxx vrj 

Iten, se le rescíuen y passan en quenta 

ciento e diez e seis myll e ochocientos 

e ochenta e siete mrs. que paresce aber 

gastado en obras el dho. mes de abrill 

del dicho año como dio la quenta de- 

11o por menudo y asi se le passan en 

quenta cxvj d dccc Lxxxvij 

Iten^ se le resciuen e pasan en quenta 

treinta e tres myll e ochocientos e diez 

e ocho marauedis que paresce se gas- 
taron en pagar salarios a mis criados 

en el dicho mes de abrill del dho. año 

y se le passan en qu.^ xxxf ij & dccc zvnj 

Iten, se le hacen buenos treinta e ocho 

myll e quatrocientos e cinco maraue- 
dis q paresge se gastaron en mi cassa 

en el mes de mayo del dicho año. . . . xxxvirj & cccc v 
Iten, se le hagen buenos quarenta e tres 

myll e dugientos e cinquenta e vn mrs. 

e medio que paresce se gastaron en mi 

cassa en el mes de junio del dho. año. xtiij ® ce lj _*. 
Iten, se le hacen buenos setenta e quatro 

myll e ochocientos mrs. que me prestó 

para loa gastos del mes de jullio y 

agosto.del dho. año, porque él estubo 



boletín db la. real acadeuu rb la historia. 

mis negocios en corte y fueron a mi 

lenta Lsxnij S> dccc 

, se le hacen buenos de nuebe meses 

le estubo en la corte hultimamente 

acabar mis negocios á razón de un 

cudocadridia los siete meses, por- 

le los dos se los pagó johan gaytan 

)r mi, los quales dhos. siete meses 

ontan ochenta e guatro myll mrs. . lxxkhij ® 

, se le hacen buenos ciento e nobenta 

vn myll y nuebecientos y treinta e 

^ho marauedis que paresce se gasta- 

m en el mes de septienbre del dicho 



:2cj © dcccc isxviij 



, se le hacen bueoos ciento e ocho 

yll e quatrodentos e treinta e cinco 

rs. que paresce se gastaron en mi 

issa en el mes de otubre del dho. año 

)mo paresce por loa libros de mi casa, cviij 3 cccc ixiv 

I, se le rresciben e pasan en quenta 

obenca e treí) mili e quí. e sesenta e 

ete mrs. que paresce se gastaron en 

li cassa en el mes de nobienbre del 

tío. año como paresce por los dhs. 



IGllj @ d LXVlj 



I, se le hacen buenos ^inquenta e seis 
lyll e sietecientos e diez e seis mrs. 

medio que paresce se an gastado en 

mes de digienbre del dho. año como 

ircsce por los libros de mi casa lvj Q) dcc xvj .^ 

Descargo jq"dniiij®ccccLX3[iij^ 

1 qual dicho vn quento y quinientos e setenta e tres myll 
uatrocientos e setenta e quatro marauedis y medio que pa- 
« suma el dicho descargo, rebatido y abaxado de vn quento e 
trocientos e dos myll e ciento e quarenla e quatro marauedis 
el dho. Juan de Macetaue a rresciuido, como paresce en i 



MADAMA BÁRBARA DB BLOMBERGH EN ESPAÍ^A. 77 

partidas de su cargo, según que en él se declara por mi hordeu^ 
le rresto e quedo debiendo ciento e setenta e vn myll y trescien- 
tos e treinta mrs. y medio, los quales le daré luego de contado 
cada e quando que él los quisiere. Y ansi en birtud de la presente 
y ante my el dho. escriuano é testigos de yusso escriptos^ apruebo 
e ratifico el dbo. cargo y descargo y doy por libre al dho. juan 
de macetaue e a todos sus bienes y herederos e subcesores y a la 
persona o personas que por my borden y la suya ayan gastado 
los marauedis aqui declarados, aprobando y dando por buenas 
todas las dhas. partidas ansi de cargo como descargo , y le doy 
este fínequito y libratoria para agora e para sienpre jamas. E para 
mas seguridad os doy la presente firmada de mi mano y sellada 
de mi sello y signada del dho. escriuano. Testigos que fueron 
presentes a lo que dho. es: Miguel Ramírez, e Pedro de Aluara- 
do, e Alonso Hernández, vecinos y estantes en la dba. villa. Que 
fue fecha e otorgada en esta dha. villa de San Qibrian de Macote 
a quínze dias del mes de henero de myll e quinientos e ochenta 
años. — Barbara blombergh. En fee de lo qual, yo el dho. Qibrian 
Muniz, escriuano publico de su Magestad e publico de la dha. 
villa de San Qibrian de Macote, fuy presente a todo lo que dho. 
es con los dhos. testigos, é lo fice escriuir según que ante m y 
paaó, e de mi se hace mincion, é lo firmé de mi uonbre. Pasó ante 
my — Qibrian Muniz escriuano. — Yo ^libryan Munyz, escribano 
publico de su Magd. e publico de la villa de San Gibryan , pre- 
sente fuy en vno a todo lo que dicho es , con los dhos. testigos y 
de mandamiento y probision del illustre señor el lic.^° Antonio 
Pérez de baraez, alcalde de corthe por su Magd. en la su rreal 
Ghancyilerya de Valladolid y á pedymyeuto de la parte esta carta- 
quenta fize screuir e sacar del orrixinal que en my poder queda 
bien y fielmente segund que ante my pasó e de my se haze myn- 
cion e la soscreuy y fize aquy my signo q® es á tal. — En testimo-* 
nio de verdad — cybrian muniz scriuano. — Sin dros. 



UOLETIN DB LA RUAL AGAOBUlA DB 1 



11. 



!i?la sacada de los libros de Madama de lo que Juan de A/apa 
ue, 9U mayordomo, a receuido de la Sra. Doña Madaleni 
esde quatro de mayo del año de setenta y ocho asta el mea á 
¡inio de setenta y nueue en calorfe partidas que son tas si 
iiientes : 

neramente recibió el dicho Juan de Máca- 
me en el mes de mayo de setenta y ocho, 
Liareaia y quatro mili y ochocientos y 

:heutamrs XLtiij{¡>dccc lxx 

recibió en el mea de junio del dho. año. 
Iros quarenta y quatro mili y ocho{;íentos 

ochenta mrs j[LtiijQ>dccct.xx: 

I recibió en el mes de julio del dho. aíio 

:ro tanto ZLtitJ ©dccc lzx: 

) recibió en el mes de agosto del dho. año 

,ro tanto iLiiij^dcccLZi: 

I recibió en el mes de setiembre del dho. 

io otro tanto xLiiijSdcccLxzi 

I recibió el dho. Juan de macateue en el mes 
3 otubre del dho. año setenta y ocho mili 

irs Lxxviij Q> 

I recibió el dho. Juan de magateue en el 
íes de DObienbre del dho. año quarenta mili 

quinientos mrs XL9d 

1 recibió en el mes de decienbre del dho. 

io otros quarenta mili y quinientos mrs. xl O d 

: recibió el dho. Juan de ma^teue en el 

íes de hen.o del año de setenta y nueue 

jarenta mili y quinientos mrs xl 9 d 

i recibid en el mes de fro. del dho. año de 
itenla y nueue treynta y siete mili y qua- 

ocientos mrs xixvij ® cccc 

I recibió el dho. Juan de macateue en el 



MADAMA BÁRBARA DE BL0MBER6H BN ESPAÑA. 79 

mes de margo del dho. año veynte y dos mili 

y quatrocientos y quarenta mrs xxij & cccc xl 

Mas recibió en el mes de abril del dho, aúo 
veynte y nuebe mili y nobecientos y veyn- 
te mrs 2XIX ® dcGcc xx 

Mas recibió en el mes de mayo del dho. año 
quarenta y un mili y ciento y quarenta mrs. xlj 3 c xl 

Mas recibió en el mes de junio del dho. año 
treynta y siete mili y quatrocientos mrs. . . xxxvij ® cccc 

Por manera que suma lo que ha receñido el 
dho. Juan Macateue, como parece por ca- 
tor^ partidas, de la dha. S' doña Madalena, 
quinientos y nobenta y dos mili y ducien- 

tos mrs dxcij & ce 

Para los quales su Señoría recibió en el 
tiempo que él seruió y gastó: 

Dos mili ducados de la arca de las tres llaues, 
que le enbió el secretario Juan Luis de Al- 
camera diiXLviij ® 

Y quinientos ducados del secretario Escobedo. clxxxvij ^ 

Y duccientos ducados de la tapeceria de Ma- 
dama Lxxiiij ® dccc 

Y ducientos y treynta y siete escudos que al 
dho. Juan de Macateue le sobraron del ca- 

mino xciiij ® dccc 

Por manera que suma lo que la dha. Sra. doña 
Madalena a receñido, vn q* y ciento y quatro 
mili y seyscientos mrs j q* c iiij @ de 

Y suma lo que el dho. Juan de Macateue a re- 
cibido de^la dha. Sra. quinientos y nobenta 

y dos mili y ducientos mrs dxcij O ce 

Rebatida y abaxado del dho. vn q.° y ciento y 

quatro mili y seiscientos mrs j q^ e iiij ® de 

Resta debiendo la dha. Sra.. doña Madalena 

quinientos y doce mili y quatrocientos mrs. dxij S) cccc 

De los quales dhos. mrs. a de auer el dho. Juan de Macateue 



boletín DE LiL REAL ACADBHIA DB LA HIBTOHIA. 

sesenta y cioco mili y setecientos y cinq> y cinco mrs. 
;astd, con borden de la dha. Sra. doña Madalena en el 
]ue él «eruió, de los qiiales dhos. mrs. tíeae finyguito 
de su Sra. 7 estrucioa suya. 



iir. 

j de lo que se a gastado en los vestidos de Madama y aus 
oor venir vestidas a la frangesa y se vistieron a la española. 

meiile para Madama, un manto de 
), que se compró una pleca, para el 

setenta rs ij 3 ccc lxzz 

a ropa y basquina de lo mismo, otra 

setenta rs ij @ ccc lzxx 

vara de taletan para bebederos a la 

siete rs ® ce xix viij 

:i para aforrar la basquina seis rs. . . . @ ce iiij 
ítir tres criadas de Madama, para moy- 
iquelina y parafana tres sayas, a tres 
y media, de veyote y doseno a cada 
, veynie y cinco rs. la vara, para res- 

a la española, monta vuj @ dcccc xx r 

spajes que 36 llamaban SaponyDauid 

o, y para Juan Borgoñon , repostero, 

ropillas, ginco varas de veynte y do- 

a veyte y cinco reales la vara, monta, mj 9 ce l 

I dos varas y media do tafetán negro 

rn jubón a Madama, a nuebe reales la 

veyute y dos rs. y medio 9 dcc lz v 

I lienio para aforrarle, seis reales y 

a y tres mrs Q ce sx vij 

dio a María Jarlete, muger de pedro 

ez, quÍDientos rs., de lo qual compró 

alenté: 

>aieDte, vna pieíade olandilla de Cam- 

que tenia diee y ocbo varas, a veynté 



MADAMA BÁRBARA DE BLOMBBRGH EN BSPAfÍA. 81 

reales la vara, que sama trecientos y sesen- 
ta rs «... Xlj 3 CG ZL 

Para tocas a Madama, veynte y vna varas de 
beatillas 9 á dos rs. y medio la vara, y para 
tocas a las donzellas, monta j 3 dcc lxxx v 

Mas, de quatro pares de medias calcas para 
los tres pajes y Juan Borgoñon, repostero, 
á ginco rs. el par, montan veynte rs ® de lxxx 

De quatro jubones para los mismos, a onze 
reales cada vno, que montan quarenta y qua- 
tro rs ' j © CCCG XG vj 

De una sobremesa de paño negro , veynte y 

tres rs. y medio • ® dcc xc ix 



xvij 8 



II. 

DISCURSO DE INGRESO DEL ACADÉMICO HONORARIO 

DOMINGO MARIANO DK TRAGGIA. 

Muí Sabia, Noble y RJ Academia de la Historia en España. 

La honra, que acá va V.E. de dispensarme fuera de mi expec- 
tación, y mi mérito, agregándome á tan Sabio, é Ilustre congre- 
so, como esta Real Academia de la Historia, me ha llenado de la 
satisfacción mas dulce, y tierna que puede caver á vn Ciudadano, 
que se precia de serlo. Al considerar que mis cortas fatigas en 
desempeño del encargo que ahora dos años se me hizo, sobre la 
Descripción Geográfica del Partido de Daroca en Aragón, vistas 
ligeramente por el Excelentísimo Señor Conde de Campomanes, 
Presidente de la Real Academia, Caveza digna de los Cuerpos de 
la Nación que oy govierna, y preside, han merecido los sufragios 
qvLQ experimento con el singular titulo de Académico Honorario, 

TOHO XZXTI. 6 




riN DB LA REAL ACADEMIA DK LA HISTORIA. 

jpeQsó en la Junta de Veinte y seis de Fel 
)uodo negar, que se llena de complacencia, 
iose noblemente de no ver frustrados sus t: 
io y al tionor de la Patria. Confieso que hasl 
esia9 miras, impelido fuerte, y suavemente 
sangre, acostumbrada ya de antiguo A sací 
la Nación. En esta parte, no hago mas que 

mis Maiores y de mi casa , en la que , si I 
irillanle polvo de la Guerra han formado i 
tintivo de la familia, ha sido en todos tiem[ 
spiritu Marcial, los cuidados de Minerva b 
ar mui largamente esta Proposición, si no 
iones; pero en honor de la verdad diré, que 
) solo de Morales, vno de los doze linages di 

Casa, y el tener tres Hermanos que se ha 
1 Publico por sus escritos eu edad lempran 
) se ha extinguido en la familia entre el esi 

ni se ha evaporado con la sangre vertida la 
las en el dia de oy, la porción de este espir 
icive nuevo impulso con el honor que se le 
le este sabio cuerpo debo sii formación al 
de feliz memoria. BsLe nombre, grato sien 

para nuestra Nación, es el mas dulce, el m 
ítraciivo para mi familia , que á principios 
)uso á los intereses, y á los títulos que go! 
Españoles de Italia, la gloria de militar con 
i Vanderas antiguas, y continuar en servir ■ 
de Carlos TI; de manera, que el verme ahor 

del Magnánimo Rey D." Felipe V. es para 
o de alegría, y poderoso estimulo para quf 
ya quaulo alcancen mis facultades al logro 
mes. Se me representan con este motibo la 
intepasados, que cubiertos de heridas en loi 
as, y de Villaviciosa , arrastran hasta el Se 
]stosas de su fidelidad, amor, y valor, á los 
IOS desan en herencia á sus descendientes 1 
ereses, en Milán, y Pavía, medio borrados 



DISCURSO DE O. DOMINGO MARIANO DE TRAOGU. 83- 

«1 polvo Militar, y la sangre; y como siempre han sido gratos á 
la Posteridad los Númenes de sus Predecesores, no puede menos 
de inflamarse mi corazón con la memoria del soberano Institui- 
dor de la Real Academia, por guien dieron el vital alien tp los 
niios. 

Tantos, y tan estrechos Vinculos me desaniman, y me alien-F- 
tan. Me desaniman: por que la reflexión de las muchas Letras 
que decoraran á los Miembros de la Academia, me hace conocer 
lo mucho que me falla para aumentar dignamente su numero, y 
esto mismo me alienta á doblar mis tareas para no desmentir sus 
esperanzas, y contribuir al logro feliz de vna Institución tan 
apreciable por si á todo buen Ciudadano, y que para mi tiene las 
recomendaciones sobredichas en el Augusto Nombre de su Autor.. 
Presentaré, pues á la Censura de V. E. quanto antes me sea po- 
sible, la obra de la Descripción Geográfica del Partido y Comu- 
nidad de Daroca, vno do los trece de Aragón, que hace vn año 
tengo ya travajada, y por graves urgencias, y ocupaciones del 
Real servicio, que me sobrevinieron de repente, y me lo han im* 
pedido, no está concluida de poner en limpio. Esta comisión sus- 
citó en mi imaginación, siempre descontenta con razón de mis 
obras, la basta idea de poner en treinta y seis Mapas de escala, 
que hiciera perceptibles los puntos cien varas entre si distantes, 
todo el partido de mi cargo, y por ensayo travajó la trigésima 
sexta parte de esta obra, que es el Campo de Cariñena. Con ella 
se hubieran hecho perceptibles las magnitudes y verdaderas figu- 
ras, délos Pueblos, sus términos, áreas, y calidad de Montes, 
Dehesas, Prados, y Vegas, las sinuosidades de las corrientes de 
sus Aguas, de la protección de sus caminos, sendas &: y se hubie- 
ran corregido varios yerros substanciales que tienen los mejores 
Mapas de Aragón, inevitables, como save el estudioso, en la prac- 
tica de transmutar los Planos de vnas escalas á otras: Yo los hu- 
biera hecho en menos tal vez , de tres años á poquísima costa, 
por que acostumbrado á travajar sin interés, me hubiera conten- 
tado con que no me fueran gravosas estas operaciones, pero esto 
sin duda, no adequaria á los obgetos generales de la Real Acade- 
mia, faltando otro tanto para el resto de España; y de acuerdo 
con Persona de autoridad con quien lo consulte desistí del em- 




1 



ilbtíh de la real acadbuia db la historia, 

mtandose mi conato , con que se vea que en mi juicio. 

vacio de la obra que he travajado, que el lleno de lo- 
[. Me he tomado, no obstante, la prolija fatiga de reco- 
^nalmente, los ciento diez y siete Pueblos del Partido 
K>, á excepción de mui pocos, registrar sus Archivos, 
r quanto apunto en la obra, de modo, que las equivo- 
: ella serán yerros de mis ojos, ó de mi entendimiento. 
08 servicios que ho becho con igual desinterés al bieit 
) solo en Aragón, sino en Bstremadura, y la Mancha 
ntes de la Guerra, como de alguno mui reciente consta 
Supremo Consejo de Castilla, pudieran hacer algún 

vista, si no las hiciera ya sombra, y los achicase ei 
■fía que se me distingue, y excesivamente se me paga 
Leal Academia, de modo, que nada me parece quanto 
ado basta aqui, y asi confieso por entero mi deuda. 
3, y los efectos serán el pago, y el mas digno, y noble 
ento que puede desear vn Cuerpo Sabio de sus Indi- 
radecido, y sumamente obligado á lodos por este Ho- 
> á la Academia mis talentos, y por su mano presento 
} de la Patria sincerameuie el voto que le puede ser 
de travajar por su Gloria en quanto alcanzeo mis fuer- 
I que tenga á bien emplearme la Real Academia de la 
n culo seno me cuento, y me glorio desde oi. 



Domingo Mariano Trasgia. (1) 



>1 de Mte DtscurBO eslá nrmido por lu autoT, y en su primera hoja se 
xMatoña dt D." Domingo y ariaitodf Tiaggln, leída en la Jaula di S? dt 
l> tido regalado por el sabio Dr. D. Francisco Vlñale i nuestra Ac«ds- 



TRAGUENTOS OE UN RITUAL UISPANO-HEBREO DEL SIGLO XV. 85 



III. 



7RA6MENT0S DE DN RITUAL HISPANO-BEBREO DEL SIGLO XV. 



Be han hallado recieatemente en el Cairo; y originales han ve- 
nido á la redacción del Boletín, enviados por Mr. Israel Lévi. 

Este manuscrito inédito se reduce á un cuaderno de papel, vio- 
lentamente arrancado á un Ritual ó libro de oraciones, parecido 
^1 que fué secuestrado por la Inquisición de Guadalupe en 1485, 
é incorporado al proceso de Manuel González, posadero del Mesón 
blanco (1). Consta de tres pliegos ó seis fojas (144 mm. de alto 
por 96 de ancho), faltándole el pliego del centro. La numeración 
en los tres primeros folios es cxiiii, czv y cxvi. La antigua de los 
tres siguientes fué cxix, cxx y cxxi; pero ha sido retocada de se- 
gunda mano, y con tinta moderna, transformándose en cxvii, 
oxviii y Gxviiii. El Ritual tenía más de 242 páginas, segiín apa- 
rece de la foliación y del texto de este fragmento. Contiene parte 
úe las oraciones que corresponden al shemoné esré del novilunio 
y la traducción de una porción de los salmos hebreos, desde el 
versículo 4 del cxiv hasta el 6 inclusive del cxviii. 

Al copiar de su original este fragmento le añado acentos pro- 
sódicos y signos de puntuación, que fijan y esclarecen el sentido. 
.Al margen pongo asteriscos, que marcan el principio de cada 
folio. 

* voluntad, y con la servidumbre de la casa santa nos alegra- 
remos todos, y los cantos de davit tu siervo onremos en tu cibdat; 
los que dizen en tu altar con amorío, para sienpre trae á ellos. 
£t el prometimiento de los padres á los fijos remenbrarás. 

Sea voluntad, adonay, nuestro dio y dio de nuestros parientes, 
^ue nos subas á nuestras tierras y nos plantes en nuestros térmi- 
4ios; y allí faremos delante tí los sacreficios de nuestras obliga- 



fol. cxiiij 



•<1) Véase el texto en el tomo xxiii del Bqlktín , páginas 928-826. 



:,BTtN OB LA REAL ACADBMIA DE LA HISTOKIA. 

bles, segunt las Reglas y los enadimíeotos segunt sus 
inadem (1) del día del mes este faremos; Et eacrifica- 
ite ty coo amorío segunt el mandamiento de tu Túlun- 
escriTÍste á nos por mano de mosé tu sierro, 
ise (3) : en los comieocos de vuestros meses sacreQca- 
reflcios al dio: terrneros ñjos de vaca dos, mornecos 
meros de afio siete, sanos; et su presente y sus tenpla- 
unt fué fablado; tres diezmos á cada terrnero, et dos 
morueco, y un diezmo al carnero, et vino segnut sa 
' dos turables segunt sus vías. 
3 dio y dio de nuestros parientes, rreaueva sobre uos 
para vida y para bieu, para bendición, para gozo, para 
ra salvación, para conorte, para govierno y para man- 
para perdonar los pecados Et para desfazer los yerros; 
mien^ del mes este, ñn y cabo de todas nuestras sao- 
Et comienco y cabeca para Redención de nuestras 
le á tu pueblo ysrael de todos los gentíos escogiste, 
e cabe9a de meses señalaste. Bendito lü a(donay), san- 
ysrael, en los comien^s de los meses, 
a adonay en tu pueblo ysrael y á sus oraciones oye, 
servicio; & palacios de tu Casa Retorraa, Et Ruegos 
tecibe con amorío y voluntad. El sea por volualail 
ricio de ysrael tu pueblo, y envolunla en nos, y veau 
os en tu torruación con piedades á ción [4>; baruc 
onay el que ha de torrnar su santidad á ción. 
), otroyantes somos á ti, adonay, nuestro dio y d(o de 
irientes, fortaleza * de nuestras vidas; aoparanca de 
vacióu, tii; de generación en generación conñamos en 
ntaremos tu loor sobre nuestras vidas las que son én- 
eo tu poder. Et sobre nuestras ánimas que son enco- 



\'a (bendito tfi). 
(confcniílM, lowloreí). 



FRAGMENTOS DE UN RITUAL HISPANO- ^BRBO DEL SIGLO XV. 87 

meddadas á ty; y sobre tus maravillas que cada día fazes con 
nos; y sobre tus bienes que en cada día, tarde mañana y siesta 
eres loado; que non se enfenecen tus piedades; el apiadador, que 
non atamán (1) sus mercedes; que de sienpre esperamos á ty. Et 
sobre todo bendito y ensalcado, Et loado sea tu nonbre, nuestro 
Bey, por sienpre. Et mal [aparjta de los vivos que se confiaron 
«n ty sienpre, y loaron y bendeyeron á tu nonbre con verdad ; el 
grande, el vivo; bendito tú a(donay); que bueno es tu nonbre y 
á ti pertenece loar. 

Pon paz bien y bendición, Et gracia y merged y piedades sobre 
nos y sobre ysrael tu pueblo; y bendísenos á todos en uno con 
luz de tu presencia. Diste á nos^ a(donay) nuestro dio, ley y vida 
y bendición, amor, merced y justedad, y piedades y bien; Et paz 
y bien en tus ojos para bendesir á tu pueblo ysrael; bendito tú; 
afdonay), bendesión de su pueblo ysrael con paz. 

• • * 

Faltan los folios czvii y cxviu, qae debieron contener los salmos oxii y 
oxm, y el principio del oziv, oontinnado en el folio eigoiente. 

[los montes baylaron * como] ciervos; los cerros, como fijos dé *foi. cxviüj 
las ovejas. Qué as la mar? por qné fuyes? Et el Jordán, por qué 
torreas atrás? Los ilnontes baylaron como ciervos; los cerros, 
como fijos de las ovejas. Qué as la mar? por qué fuyes? y el Jor- 
dán, por qué termas atrás? Los montes, baylades como ciervos; 
los ^rros, como fijos de las ovejas. Delante adonay temblará la 
mar; delante el dio de yacob. El que torrnó la peña laguna de 
aguasi; y el pedernal por fuente de agua. 

Ño anos, adonay, -no a n[os; sino] á tu nonbre das honrra. 
Por tu misericordia y por tu verdadera; porque dirán loa gen- 
tíos: dó está tu dio? Nuestro dio está en los cielos; todo quanto 
quiere, faze. Sus dioses, plata y oro, obra de manos de ome; boca 
tienen, y no fablan; ojos tienen, y no ven; orejas tienen, y no 
oyen; narizes tienen, y no huelen; pies tienen, Et no andan; ni 
fablan con sus gargantas. Como ellos sean sus obradores, Et todos 



(1) Atamar es ginónimo del ^erbo anticuado tamar (cesar, terminar), usado por el 
Cancionero de Baena. Véase Dozy, Ohssaire des mots upagnoU et portugais dérivée de 
Varabe (2.* edición), pág. 347. París, 1889. 




t fo: 

nue 
:aci 

16 á 

aáo 
adoi 
irqi 



leei 

irda 
om 
; qt 
yn 
B la 
nil 
rU> 
lis I 
la e 
idoi 



yer 

ais 



aya 
irón 
maj 
ang 
; DO 



FRAGMENTOS DB ÜN JRlTtJAL HISPANO-HEBRBO DEL SIGLO XV. 89 

£1 judío errante de Illescas. natural de Buitrago en la provin* 
cia de Madrid, que se salió de España en 1492, reñrióálos inqui- 
sidores de Toledo (1) que en Adalia, ciudad y puerto de la costa 
meridional del Asia Menor, estuvo «en casa de un judío que se 
llamaba Aben Xuxén^ que era judío natural de Guadalajara,... y 
que desde allí embarcó y se pasó á Alejandría.» Llegado á esta 
ciudad otro judío, su compañero de viaje, le preguntó «si se que- 
ría ir con él al Cairo que le llevaría consigo.» 

Mil otros casos, á este parecidos, pueden servir de explicación 
á la procedencia del Ritual, cuyos fragmentos, hallados en el 
Cairo, han ido felizmente á parar á manos de Mr. Israel Lévi, 
sabio colaborador y gerente de la Revue des Étudesjuives. 

Madrid, 1.** de Enero de 1900. 

Fidel Fita. 



IV. 

LA TREIZIÉME SYNAGOGUE DE TOLÉDE. 

Gomme l'atteste le poete Juda Alharisi dans son Tachkemonif 
la grande et florissante communaulé de Toléde possédait au xu® 
siecle plusieurs bellos synagogues. A ees synagogues vint s'eu 
ajouter une nouvelleau commencement du xiii<' sifecle, élevéeaux 
frais de Joseph ben Salomón ibn Schoschau , qui jouissait d'un 
crédit considerable k la cour d'Alphonse YIII. Nous connaissons 
ce fait par le récit du Provencal Abraham ben Nathan, surnommé 
Hayyarhi (2), qui visita Toléde en 1204, c'est-á-dire presque immé- 
diatement apres la construction de la nouvelle synagogue, et par 

<1) BoLBTÍNf tomoví, pág. 186. 

(2^ JSTtfiíiaiiA^ (éd. Berlín), p. 27; "i Ki^JH IJaTTH Sv nDJ;:n Tl^n 




OLSTtK DB LA HBAL ACADBUIA DB LA 

ta de la tombe de Joseph ibn Scíioscl 
noiM. La peraonne quí a recueilli ou 
' S. D. Luzíalto BOUS le títre de Ahne 
r sechtundsiebzig Epitaphien welcf 
Toledo geatanáen a lu l'abréviation : 
m tuiDulaire devrait done élre lue ai 
n wmn riDJDn . et siguiOerait: e. . . 
fnagogue, la tremóme.» S'appuyaai 
iti a dit: «Dans sa géiiéroaílé, José 

uoe pompe magniQque la treizieme 
Saconcordance avec cette assertioa, i 
r. «Toléde possédait douze aompluei 
lit que ce dernier aombre élait indi 
i-ci parle, en réatité, de plusieun 
(1 nombre priícis (3). Dans sa péríode 
lommiíaauté de Sévüle n'avait que tn 
vons affirmer que Tolfsde non plus 
lar conséquent, que celle qui fu( éleí 

n'était nullemeot la treizieme. C'es 
itre épitaphe ne doít pag élre lue ni' 
:t une formule qui accompagne sout< 
une synagogue. Ainsí dans les Con. 
21: a'\n nojsn n^aa; n* 51, i'\n n 
in T\D32T\ piaS ]''''-írí ■jSno mn «a' 
3n des mots iSial jai awh . ou iSia! 
!ge ou augmento sa superficie!* 
gogue coostruite par ibn Schoschai 

Harkavy (aiaort Da D'iifin» a" 7, f 
ie ensuite eu une église sous le nc 
ir cette derniéra ne fut élevée que s( 
le Sage. 

M. 1 
'etuidei Eluda juim, tomo xiitiii, págiDU US 



■mí, POTte4S. lu commeaccmeat : p!4 yOit 
, A»a¡f d> smuA, II, un. 



NOTICIAS. 



Cargos académicot. Yeriñcadas las elecciones reglameotarias 
de fin de año en la sesión del 15 de Diciembre, resultaron reele- 
gidos: Tesorero el limo. Sr. D. Bienvenido Oliver y Esteller y 
Vocal de la Comisión de Hacienda, el Exorno. Sr. D. José Gómez 
de Arteche. 



Fallecimiento de Correspondientes. Se han recibido sensibles 
noticias de haber ocurrido, en los Estados-Unidos, el del notable 
arqueólogo Mr. Daniel Garrison Brintoa y eo Madrid el Excelen- 
tisimo Sr. D. Francisco de la Pisa Pajares, catedrático de Derecho 
y Rector que fué de la Universidad Central. 



Elecciones. Para cubrir vacantes han sido nombrados Corres- 
pondientes: en Teruel, D. Sebastián Uonserrat, arqueólogo y 
autor de la Historia de Maella y su Comarca, y en Córdoba, don 
Enrique Romero de Torres, IJirector del Museo Provincial, cate- 
drático de la Escuela de Bollas Artes y Secretorio de la Comi- 
sión de Monumentos. 



Mnaieo. La Academia ha recibido íotograffas de la parte de) 
Mosaico romano descubierto en Córdoba, esperando las sucesivas 
que se vayan haciendo á medida que avancen las excavaciones 



jBTIN DB la RBAL ACADBltlA DK LA UI8T0HIA. 

i Ramóu Martfaez, correspoadioate de la Academia 
loa Caballeros, en la sesión del 3 de Dicieiubre, i la 
presentó el dibujo de una inscripción romana, iaé- 
la en lo alLo de un pedestal , que, ahuecado, sirve de 
nal en el templo parroquial de la Haba, villa de la 
e BadajOK, sobre la margen iiquierda del Guadiana, 
por el O. con Don Benito y por el N. con Villaaueva 
a, su capital de partido. Conocíase de esta villa una 
visigótica, Tuneraria del año 585, y dos romanas, muy 
:, de Villanueva, toda vei que una de éstas es poética 
nmemorativa de un taurobolio (Ij. I<a inscripción de 
tismal parece que debe prolongarse dentro del suelo 
ito que encubre la parte inferior del zócalo de la esta- 
[no se ve ahora dice lo mismo que la descrita eo el 
ti BoLBTtN, pág. 58, que se descubrió, cin^ años hi, 
ica de los Barros : 

BONO 

RE PV 

NATO 
fm(blieae) nato. 
A el bien de la RepúblicA. 

ismo noticia de los estudios que ha hecho en varios 
jnicipales de Jerez de los Caballeros y de los pueblos 
judicial de esta ciudad, de cuya historia ha impreso 
., y en preparación otro, que estima no será de menos 



mía recibió con aprecio en la sesión del 15deDÍcieai- 
II de la obra del reputado profesor de Historia de la 
1 de Clermont-Ferrand, M. G. Desdevises du Déiert, 
'ipagne de l'anden régime, que trata especialmente de 
anes, como el anterior de La Sociedad. 

tomo II V, pig. I4S. 



No abundan entre nosotros obras históricas de esle carácte 
sintético, tan dtiles 7 provechosas para apreciar debidamente e 
origen, vicisitudes 7 desenvolvimiento de las iastituciones, y po 
este motivo es más de aplaudir el trabajo de M. Desdevíses. Co 
excesiva modestia declara éste que su libro está principalmeni 
dedicado al publico francés, poco conocedor del esudo general d 
nuestra monarquía en el siglo xvin. Y si bien para los erudito 
españoles resultan algunos capítulos asaz conocidos y otros den 
cíentes, por no haber apurado el autor algunas importantes fuen 
tes históricas, es lo cierto, que el cuadro general está bastant 
bien bosquejado, y que su ejemplo debiera servir de estímulo 
nuestros historiadores para presentar otros estudios análogos mit 
completos 7 perfectos. 

Sucesivamente se ocupa M. Desdevises del Rey 7 de los Miiiif 
Iros, délos Consejos, de la administración provincial 7 municipal 
del Ejército 7 de la Marina, 7, por ultimo, de la Hacienda. En t 
tomo que seguirá á éste trazará el estado de la Instrucción pübli 
ca, de la industria, comercio, ciencias, letras y artes. 

El trabajo, estudio y preparación que obras de esta clase exigen 
aun de los escritores nacionales, es tanto, tan prolijo 7 heterogé 
neo que, verdaderamente, puede disculparse á los extranjeros d 
algunas omisiones 7 errores de apreciación. 

Merece, pues, por esta obra, más aplausos que censuras el infa 
tigable autor de L'Espagne de l'ancien régime, como igualment 
los merece el autor del folleto L'Egpagne d'aujourd'liui { 1 ) po 
salir valerosamente á nuestra defensa contra los injustos 7 rudo 
ataques de M. Yves Guyot. 



En la junta, que celebró nuestra Academia el 14 de Díciembr 
del año último, leyó el académico de número D. Bienvenido 0I¡ 
ver, una comunicación escrita en francés que le había dirigid 
el sabio profesor de la Universidad de Friburgo (Suiza), Heinric 
Reinhardt, accidentalmente en esta corte, en laque le partid 



aOLBTtN DB LA HBAL ACADIUIA DB LA HISTORIA. 

las autoridades de dicho cuerpo docente le hablan en- 
|ue ofreciese sus respetos á nuestra Corporación, espre- 
mismo tiempo el muy vivo deseo de establecer un cam- 
iblicaciones con ella, á cuyo efecto acompañaba las que 
vado á cabo en el breve espacio de diez aüos, que llegan 
ilümenes, divididos en dos series 6 colecciones, tilután- 
rimera ¡ndex leclionum, porque forma como tm apén- 
. programas de los cursos académicos semestrales, y la 
CoUectanea Friburgensia que es contÍQuaci(3a de la ante- 
) separada c iudepe odien te, que seguirá viendo la luz 
nualmente. Taulo de ésta como de aquélla son autores 
(Ores de la misma Universidad. 

lada la lectura de esta comunlcacióu presentó el Sr. Olí- 
^cadenii:i Iob referidos trece volümcnes en folio, escritos 
alemán y parte en francés, constando algunos de más 
ginas. Demostró la importancia de esta ofrenda hecha 
Iniversidad de Friburgo, exponiendo el asunto sobre 
I cada volumen, y de paso haciendo algunas cousidera- 
bre au mérito respectivo. A excepción de una sola Mono- 
ue trata ó discurre sabiamente sobre Derecho positivo 
lo, todas las demds publicaciones pertenecen al dominio 
ocias históricas y filológicas. De aquella clase sou las si- 
Ilistoria de la ruptura de Friburgo con Austria, sumi- 
juel territorio á Saboija i/su anexión á la Confederación 
(siglo xv); Correspondencia epistolar ¡inédita) entre los 
ores que fueron sucesivamente de España cerca de esta 
ición, Alfonso y Girolamo Cassati, con el archiduque 
de vl((sli-ta (lC3Ü-l&2;i), muy interesante para la hi^sto- 
Diplomacia europea que está por escribirse; Colección de 
tados del profesor de Paris Sigerio de Brabante en el si- 
en que expone las doctrinas filosóficas de nuestro Ave- 
ido precedida esta colección de una introducción docti- 
e la vida de Sigerio y juicio crítico de sus obras-, la 
ciÓQ de los Pensamientos de Pascal, següu los autógra- 
i filósofo, enriquecida de una erudita prefación é ilus- 
notas bibliográficas; Tratado inédito del maestro Echan 
ica (siglo lui), con advertencias muy notables y cop 



1 



NOTlCtAS. 95 

«as del editor sobre la historia de la filosoria en la Edad Media, 
y además un estudio acerca de la evolución del humanismo en 
Polonia; dos preciosas Monograrías relativas á la historia del 
arte en la misma Edad y en la antigua; conviene á saber, nna 
sobre la Puerta principal de la iglesia de Santa Sabina de Roma, 
que formó parte del templo de Diana, construido en el Monte 
Aventino por Servio Tulio, y otra acerca de los antiguos monu- 
mentos arquitectónicos en la ciudad de Tréveris, adornada esta 
ultima con láminas intercaladas en el texto. A las cieucias filo- 
lógicas pertenecen los esludios hechos con motivo de la publica- 
ción de una bellísima poesía del siglo ziii en antiguo francés, 
y asimismo sobre un manuscrito del siglo vm, escrito en la len- 
gua que se hablaba en los territorios de la antigua Relia, espe- 
cialmente en el Friiil; una edición cririca y esmerada de la cono- 
cida fábula de Apuleyo, Psyclif et Cupido, tan hermosamente 
interpretada por La Fontaine; y por último dos notables disqui- 
siciones de filología oriental, siendo objeto de la primera los 
himnos de San Efrem Siró, y de la otra los acentos y vocales de 
la lengua hebrea. 

"Y concluyó el Sr. Oliver manifestando que tan importantes 
volúmenes habían sido favorablemente juzgados por los prime- 
ros críticos extranjeros que acreditaban, no sólo el profundo 
saber y oitraordinaría laboriosidad de los profesores de la Uni- 
versidad de Friburgo, sino la cultura de esta ciudad y Estado 
suizo, cuya población, que apenas excede de 100.00Ü habitantes, 
fundó en 1886 dicho Centro docente, corriendo á su cargo todos 
los gastos del personal y material del mismo, incluso el de las 
referidas y costosas publicaciones, con la circunstancia de que la 
enseñanza que allí se da es completamente gratuita. 

La Academia aceptó en condiciones equitativas el cambio de 
publicaciones así propuesto y razonado por el Sr. Oliver. 



L«» Bibleí cattittattes, par Samuel Berger, avec un appendice sur le» Bi- 
Mei portugaiaes par Mme. Michaelie de VaBConcelloB et S. Berger. — Ex- 
tnit de la Somanta, tome xxvii.— Parla, 1899. Ed 4.*, pig. 113. 

Llena de novedad é interés histórico y literario, esta obra ma- 



BOI 

ral ha si 
Academi 
lenguas < 
ee habí; 
Berger, 
I de la C 
s ejempl 
)a3 lengt 
ite en vi 
IOS inacri 
lOstraciú 
tiblia lal 
ico lie m 
in todas 
repoDde: 
ntes adv 

211 el i 
:iflo que 
directam 
icomuns 
lad caiól 
jíuzmáii, 
i sephari 
cuenta I 
scies do ■ 
aica, salí 
[inal y p 
cansa y : 
abo; siei 
a su obj< 

1 en la H\ 
D. Alfoi 



<* 



-1 N 






* 



1 

< 



■ * 
t I 



SUMARIO DE ESTE CUADERNO. 



uva» inscñpeionea romana» de Extremadura. • 

qiiés de Monsalud 

i» judío» mallorquine». Colección diplomáliea dei 

1247 al J.187.^G»briet Llalirés ._ 

■iviUgioB de lo» hebreo» maUorqninm en el códice Pi 

mer periodo.— Tiáel I^ta.— Gabriel Llabréi 

íbia y Segasamunclo.—Moáetto Lafaente.— Aorel 

náadez Guerra 

ennriá sobre lo» tilios que ocuparon la» eiudade» 
Libia y 8ega»amunclo.-—Fr[íOciaco de Paula de ! 
Imo y por qué »e llamó á D. Pedro el Cruel Pero i 
gel de los Kfos y Etios 

>oeitm«ntot sobre la estancia de Madnma Bárbara 

bergh, — Antonio Rodríguez Villa. .... 

ífcurao de ingreto del académico honorario Dom 

ríano de Traggia 

•agmenlo» de wn Ritual hispano Itebreo del »Í0lo X 

Fita. .. 

) ireigiime »ynagogtu de Tolede. — M. EsyeeTÜng. 




■^^ 





(X^-r-\^'' 



0^ ''"^-^' ^'%, 



i , í /A » . 



>** 



^4yfo*>,r^^r !«^?)^' 



OB LA 



REAL ACADEMIA. DE LA HISTORIA 



TOMO XXXVI. — CUADERNO II 



FEBRERO, t900 



MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO DE FORTANET 

llfPRBflOR DB LA «BAX ACADEMIA DB LA HlflTOSIA 

Calle de la Libertad, núm. 29 
i 900 








.-»>- 

/.-: 



>'?( 



'-n 












^ 






* -': 



» ' 



;*W 



^^^Lr- ,., 



í ivwP *^ 1!^ -boletín 







II 'v«l-. 



DB LA 



<•; 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



TOMO XXXVI. 



Febrero, 1900. 



CUADERNO II. 



ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA 

ÜÜRANTE EL SEGUNDO SEMESTRE DEL AÜO 1899. 



Regalos de impresos. 



tí 



DE 8£{ÍORE8 ACADÉMICOS DE NÚMERO. 

Fernández Duro (Excmo. Sr. D. Cesáreo), c Armada Española, desde 
la unión de los Reinos de Castilla y de Aragón». Tomo y. Ma- 
drid: Est. Tip. cSacesores de Riradeneyra», Paseo de 8an Vicen- 
te, 20, 1899. 
<[La8 Primas á la Construcción Naval y á la Navegación» , por don 
Benito de Alzóla y Minondo. Bilbao: Impr. de la Casa de Miseri- 
cordia. 1894. 
^Manual de Ictiología Marina concretado á las especies alimenticias 
conocidas en las costas de España é islas Baleares, presentado al 
Excmo. Sr. Ministro de Marina por el Teniente de Navio, don 
Adolfo Navarrete». Madrid, 1899. 
^Memoria» qne manifiesta el estado y progreso de las obras de me,- 
jora de la ría de Bilbao y cuenta de ingresos y gastos durante el 
año económico de 1898-99. Bilbao, 1899. 

Boibriguez Villa (D. Antonio). «Historia del Serenísimo Señor Don 
Juan de Austria» , escrita por el Licenciado Baltasar Porreño, y 
publicada por la Sociedad de Bibliófilos españoles. Madrid, l899. 

TOMO XZZVIi 7 



^' 



r -ti 



98 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DX LA 

Uh&gón (Ezctno. 8r. D. Francisco R. de), «tndií 
de la Orden Militar de CaUtrara, existentes < 
rico Kacionab. Madrid: Est. Tip. de Fortane 
cBecnerdo de YiSaelasB. Madrid, 1899. 



DE ACADÍHICOS HONOBABIOB. 

Loobat (Excmo. Sr. Dnqae de). «Códice Coepiam 
cimiento Donresi. 1698. 
<Godez Telleriano-Bemensis». París, 1899. 



DE CORBESFORDIENTIB NACIOHAL 

Bláeqaes (D. Antonio). (Historia de la proTinci 
Dos volúmenes. Avila: Tip. de Cajetaao Gi 
1898. 

BottHor (Jorge). «Les Coloniea Agrícoles pré-rome 
Bétisi. París, 1899. 

Canella j Secades (D. Fermín). «Oala general d 
rías». Gijón: Fototip. y Tip. O. Bellmont y C 
de YillaTiciosa, 24, 1899. 

Carreras y Candi (D, Francisco). «Biblioteca Hist< 
Sanuuñ de Batalla á TTItran^a fet per Mossen 
caraller ab la biografía del antor y brea esi 
Francesch Carreras y Candi. Matar6: Estamp 
la Riera, 48, 1899. 

Daatellaman (Sr. D. Joaquín María). «Las traqaé 
Estudio de la constítación óptica de sus pared 
Inz polarizada. Madrid: Impr. de Fortanet, If 

Bcbivarri (D. Yicente O. Je). «Alaveses ilnstreai. 
Pmdencio Moria de Yerástegní j Mariaca y 
del Prestara ero y Sódope. Tomo i. Yitoría: 1 
TéB>. 1899. 

E^eroández López (D. Manael). «necrópolis roí 
Tnmba del elefante». SctíIIb: Kacoela tipogril 



ADQUISICIONES DH LA ACAiiKUlA. 99 

Oonzilez Oarcfa-V&llftclolid (D. Casimiro], aReseña histórica de U Mi- 
lagrosa imagen de Marja Santísima <Ie San Lorenzo, Patrona d« 
la M. L., M. N., H, j Excma. Cindad de ValladoM. Valladolid, 
. 1899. 

Gotor (P. Gascón), <Le aarcopliage de Sainte Engracia & Snragoaae», 
Sociétá de Saint-Aagnatin, Deedée de Bronwer &, mdoooxoix. 
t Zaragoza monnniental>. Tip. de Alfredo Atoneo, Barbieri, 8. Ma- 
drid, 1897. 

Herrera (D. Adolfo), «Medallas españolas*. Academias j Sociedades 
científicas y literarias, Fnndaciones j Premios, tomo i. «Persona- 
les», tomo I. •Religiosas», tomo I. «Centenarios', tomo ii. «Obras 
públicas*, tomo i. «EzposicioDes», tomo ii. Madrid, 1899. 

Hervis j Bnendia (D. Inocente). «La Mo tilla de Torralba». Memoria. 
MondoSedo: Impr. de H. Mancebo, 1899. 

Jerez de los Caballeros (Excmo. Sr. Marqnés de). «Carta dirigida en 
1665 ¿ MoDsiear B. L. M., describiendo las Fiestas de Torosi, 
tradncida del francas por Francisco Orin j Pelajo, con nn prólogo 
de Manuel Cbaves. Sevilla: Impr. de E. Rasco, Bastos Tavera, 21, 
1899. 

Mancheño 7 01¡rares(D. Mignel). «La Batalla del Barbate*. Arcos 
de la Frontera: Impr. de «El Arcabricenee. 1899 (tres ejemplares). 

MonsaWatje y Fossas (D, Francisco). «Geografía histórica del Conda- 
do de Besalú». Tomo x. Olot: Impr. y libr. de Joan Bonet, Ma- 
yor, 8, 1899. 

Fedraja Feraándes (D. Eduardo de la). «Páginas de las investigacio- 
nes para la Historia del pneblo de Liencres». Santander: Impr. de 
«El Atlántico», 1892. 



DR CORRESPOHDIBKTBS BXTRANJBROB, 

Berger (Samnel). «Les Bibles Castillanes*, Paris, 1899. 

Dodgson (E. Speocer). «1899. Der Dortmnnd-£ms-Kanal Bchiffshe- 
bewerk Dortmnnder Hafen ¡n Wort nnd Bild». Festchrift zd Erin- 
nemng an die feierliche ErofTnang, an II Angnat, 1899. 
«FShrer dnrch das RonigUche Hietorische Mnsenm sd Dresden», 
Ton H. T. Ehrenthal. Dresden, 1899. 



IVV UULKTIN OK LA IIKAI. ACAbKMIA DB 

iDie DüngDDg der Obstbanme ron A. Wagí 
«MeiaboliÍB Kurte der Sachs Scfaweiz». í 

Dr<>sdeD. 
cJannbemd ron de Beeilage ne wohre OeCc 

Ton M. Fr. Koüppel*. 
«Le Verbe Basque trouTé et délini», (Snite). 

jDÍn 1899. 
cFührer darch die eammlnngen dea MnseuDí 

1897. 
cFübrer dnrch dsB &lte nod das aene Moeeac 
fFührer darcb die sammliiDg des Knnstgef 

lin, 1897. 
Haebler (Dr. Eoorad). «Prosperidad y decaden 

Sa dnraote el siglo xti; rereido del texto a 

de D. PrancUco Laiglesiai. Uadrid, 1899. 
«Die Religión dee mittleren AmenkB>. Miins 
«Weltgeschichte Erster Band>. Leipzig and 
«Histo^iecbe vierteljahrscbrift heranegegeben, 

liger*. Leipzig. 
H&mj (Dr. E. T.) «Decades Americaute. Mém 

d'Etbnograpfaie Américaines». 3^ & 4^ déca 

23 figures dans le tente. París: Erneet Ler 

parte, 28. 
Uarcel (Qabriel). «Les Origines de la Carte d'E 

«Revue Hispaaique». Tome ti. París, 189S 
Montes de Oca y Obregón {D. Ignacio). sLanc 

pomm Americae Latinae hacasqne vita fi 

bus Concilii plenarii Latín o- American i Roí 

ir nonas jnlias A. D. mdcccic ab IgnatioS 

gon, Epiacopo Potosiensi et concilii Secreti 
Toribio Medina (D. José). «Bl Tríbnnal del Sar 

sición en las lalaa Filipinas». Santiago de • 

na, 1899. 
«Historia del Tribunal del Santo Oficio de la I 

na de Indias*. Santiago de Chile, 1899. 
«Colección de documentos inéditos para la Hi 

el Ti^e de Magallanes hasta la batalla de 



ADQUISICIONES DB LA ACÁ 

Tomos xvri 7 xriii. (VsIiIítík ; bqb 
Tomo XIX. ídem, xn. 
tBibliotecft hispaDO-chitenai. (1523-1817 
Chile. Impreso j grabado en casa del ai: 



Biblioteca Nacional, f Biblioteca de Eecritore 

dalajara 7 bibliografía de la misma bastí 

Catalina OarcU, sa cronista. Obra prem 

cional en el coDcnrso público de 1897 1 

Estado. Madrid: Est. tip. «Sncesoree dt 

San Vicente, 20, 1899. 
Congreso de los Diputados. cActae de las Ce 

de 1598-1601. Tomo dédmooctaro. Mac 
Dirección General de Adaanas. «Hesümenes 

tica del Comercio exterior de España» 

1897-1899, núm. 119. 
■ Katadistica geaeral del comercio exterior 

mada por la Dirección General de Aduai 

drid, 1899. 
Dirección General del Instítato Geográfico 7 

población de España en I897>. Madrid, 
cEstadlstica de la emigración é inmigraciór 

qoenio de 1891-1895». Madrid, 1898. 
Jnnta de Aranceles y Valoraciones. «Tablas 1 

tación 7 exportación de mercancías de! a 

Madrid: Est. tip. iSacesores de Rivadei 
cLa Unión aduanera de Espafia 7 Portaga 

do 7 Fem&náez. Madrid: Eat. Tip. de A 

ala de la Parada, 8, 1899. 
Ministerio de Gracia 7 Jasticia. «Estadística 

Justicia en lo criminal dorante el aSo 18 

las ad7acentefi, publicada por el Minister 

Madrid, 1899. 
Ministerio de Hacienda. «Pro7ectos de le7 dt 



¡TÍN DE LH nSAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

lo, para el afio ecoDÓmico de 1899<1900, j de otras lejea 
ada, preaentadoB i las Cortes por el Mioiatro del ramo; 
ando Fernández Villsverde, el 17 de Junio de 1899>. Ha- 
9. Impr. de la Viada de M. Hinnesa de loa Ríos, Ilignel 
.3. — Dos ejemplares. 

remo de Jasticía. lUemorta que, en cumplimiento á lo 
I en el art. 15 de la Ley adiciónala la Orgánica del Poder 
aleva al Gobierno de S. M. sobre el estado actual de la 
TaciÓD de Justicia en España, el Fiscal del Tribunal Sa- 
). Salvador Viada ; Vilaseca». Madrid, 1899. 



> las obras del Depósito de Instrucción pública 
remitidas á esta Secretaria. 

Francisco de). «Primores de la dÍTioa gracia, manifestadoe 
nirable rida j portentosos milagros del nuevo taumaturgo 
1, Fr. Qerónjmo de Corleon, Religioso lego cspucbino». 
impresíúu corregida. Madrid, Joaquín Ibarra. mdcclxxv. 
en 8.°, con uua lámina. 

ins (José), «líxameu de algunas cuestiones de Derecho 
¡onal público!. Madrid: Hijos de M. G. Hernández. 1898. 
en 8." 

rcfa (José). «Estudio analítico elemental de la dualidad j 
nación de figuras en el plano>. Madrid: Impr, de Manuel 
, de los Ríos. 1889. Un vol. en 8.°, con una lámina. 
le la Biblioteca del Excmo. Sr. D. Pedro Caro ; Sareda, 
I de la Romana. Madrid: Francisco Roig. 1865. Un rolu- 
4.° 

istrado de la sala de Velázquez en el Museo del Prado, 
la Reina Isabel». Madrid: J. Laurent y CompaBla, 1899. 
lento en 8.*, con fotograbados. 

iz (Pelajo). cDiccionario general de Arquitectos é Inge* 
Cuaderno 24. Tomo T, entregas 116-120. Madrid: Agu>- 
ial, s. a. Un cuaderno en 4.*, á dos coinmnas, con gra- 

usto). cLa rerisidudel Código civil español*. Tomos i-in. 



ADQUISICIONES DB LA ACADEUIA. IOS 

Madrid: Impr. del Asilo de Haérfonos, 1895. Tres TolúmeneB, 
en 8.' 

Combés (F. Frftncisco). «Uistoña de Uindanao y Joló». Obra pnbli' 
cada en 1667, j qae atora, con la ooIaboraciAa del F. Fablo Faa- 
tells, Baca nnevamente á luz W. £. Eetana, Uadrid: Vinda de 
U. Miaaesa de loe Ríos, 1887. Un rol, en 4." major. 

-CoDcepdán (Fr. Lola de la). 'Práctica de conjorar, en qne ee contie- 
nen exorcismos y conjaroa contra los malos eapiritna j contra lan- 
gostas ; otros animales nociros*. Madrid, 1721. Un Tol. en S.*, 
pergamino. 

«Daelo (El) de la Inqnisición, 6 pésame qne nn filósofo rancio de U 
América septentrional da i sns amados compatriotas por la extin- 
ción de tan santo ; otilisimo Tribunal». Madrid: Francisco Mar- 
tines Divila. 1814, Un Tol. en 4.°, rústica. 

«escritores castellanos (Colección de)». Volúmenes 113 y 115. «Obras 
completas del Buque de Biras*. Tomos iii y it, Madrid: Snceso- 
res de RiTadeaeyra, 1 897-98. Dos Tolúmenes en 8.* 

«Expoeitio ascetico-moralis Pontificalie romaní titnlo de collstione 
sacramenti ordinis, in gratiam adspirantiam ad statom sacerdota- 
lem». Matriti, Ensebü ab Aguado, udccvxlt. Un rol. en 8.°, 
rama. 

Fráiz Andón (Vicente). «Mapa estadístico de la Instrucción popular 
de la Isla de Cuba». Habana: Guerra, hermanos, 1893. Una boja 
iluminada. 

lognanso (Pedro). «Discurso sobre la confirmación de los Obispos, en el 
cual se examina la materia por los principios canónicos qne rigen 
en ella (impreso en Cftdiz en 1818). Madrid: Ensebio Agnado, 
1886. Un Tol. en 4.*, rústica. 

Haya Salaberrla(Fray Andrés de). uVida prodigiosa y admirable exer- 
cicio de virtudes de la Venerable Madre Sor Martina de los Ange- 
les y Arillai. Madrid : Blas de Villa Nueva. 1712. Un rol. en 8.°, 
á dos columnas con retrato. Fergsmiuo. 

Nognée (General R.) «Caeutos, tipos y modismos de Aragón*. Ma- 
drid: A. Avrial, 1898. Un rol. en 8.* prolongado. 

Presa (Jaan de la). iLasgrandesideass.TetuándeCbamartín, Bailly- 
Bailüére é Hijos, 1897. Un vol. en 8." 

Puimayor y .Sndar (Félix). (Compendio de la vida del beato Gaspar de 



BOLETÍN DE LA »EAL ACJLDBHIA DE LA HISTORIA. 

Bono, del Orden de Ufnimos*. Valencia: JoBeph Esteran, 1737. 
Un vol. en 8.', pergftminu. 

I Diego (Ftb; Ldíb de). (Compendio de la vide, TirtndeB j milagros 
del beato Juan fiantista de la Concepción, fnndador de la sagrada 
Orden de loa DeecalEos>. Segunda edición. Madrid: Repnllég, 18¿0. 
Un Tol. en i.', rústica. 

dcTÍlla (Femando). cEl aCEo político». 1897 (afio ni). Gerona: Ti- 
pografía del Hospicio prorincial, 1898. Un vol. en 8.* 

Te lannza (Kamón). tFílosofla cristianan. Tomo i. Prolegómenos, 
Madrid: Bncesores de Rivadenejra, 1897. Un toI. en 8.* 

¡ario de los literatos de España», en qne se reducen á compendio los 
escritos de los antores españoles ; se hace juicio de sus obras. 
Tomo iii..Uadrid: Antonio Sanz, Imprenta Beal, 1737. Un volu- 
men en 8.*, rama, 

9TÍsta contemporinea de Archiros, Biblioteceae ; Mnaeoa*. Tercera 
época. Afio II (números 7-12]. Madrid: Impr, del Colegio de Hoi^ 
do-Mndos, 1898. 8iete cuademoi en 8." 

Del Depósito de Agricultura, Industria 7 Comercio. 

irtilla de fórmulas de abonoa para distintos cdUítosi, Publicada por 
la Cámara agrícola oficial de Valencia. Valencia: Impr. de «El 
Correo de Valencia», 1889. Un toI. en 8.° menor. 

nández Crespo (Darlo). "La ioTasión filoxérica en la proTÍncia de 
Lngoi. Cartilla vitícola. Cultivo de cepas americanas 7 europeo- 
americanas. Lugo: Tip. de Villamartln, 1897. Un rol. en 8.°, con 
grabidoB. 

lia (verdadera) de Madrid». Calendario 7 nuevo arreglo parroquial. 
Necesaria para todas las clases sodaleB. IS.* afio de sn publicación 
(para 1899). Madrid: Impr. de Ricardo Rojas, 1899. Un volumen 



DE flOBIEBMOS EXTRANJEROS. 

eceiún General de Estadística municipal de Buenos-Aires. «Annario 
Betadfstico de la ciudad de Buenos-Aires». ABo viii, 1898. Bnc 
nos-Aires, 1899. 



ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA. 

«Boletín menioal de BsUdistic& mnnicip&l de U ciudad de I 
Aire». Año xiii, númeroe 5-10, Maj>o- Octubre 1899. 

Hinisterio de Marina de Frauda. cRerne Marltime». París. Tom 
■%b5' Urraieon. Aont, 1»99. 

Oficina Demogriñca Nacional de la República Ar^^enttna. <Bol« 
mográGco Argentino», BDenoB-Airee. Año 1,°, Agoeto 18 

República Argentina. «Segando Censo de dicha República*, it 
de 1895, decretado en la Administración del Dr. Eáens Peí 
ficado en la del Dr. Uribnrn. Tomo i, Territorio. Bnenoi 
Taller tipogr, de la Penitenuaria Nacional, 1898. 



PB ACADBHIAB y CORPORACIONES NACIOHALBS. 

Asociación Artistico- Arqueológica barcelonesa. «Uevista de lat 

Barcelona. Yol. ii. Año iti, números 14-16, Jal¡o-D¡( 

1999. 
Asociación general para el estndio 7 defensa de los intereses de 

obrera. (Proyectos de reformas sociales!. Madrid: Impr. 

Hijos de M. O. Hern&ndez, Libertad, 16 dnp., bajo, 1899. 
Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid. •Discnrao ] 

ciado por el Excmo. Sr. D. Segismundo Moret el día 15 

ciembre de 1899, con motivo de la apertura de sus Cátedra 

drid, 1899. 
(Escuela de Estudios Superiores. Cnrso de 1899-1900. I 

Profesores j asignaturas. Programas. Memoria de Secretsi 

rente al curso de 1898-1899'>. Madrid, 1899. 
Centre Excareíonjsta de Catalanja. Barcelona. «Bulletti* £ 

1899. Números 51-57, Abril-Octubre, 1899. 
Comisión ProrÍDcial de Monumentos Históricos 7 Artlaticos di 

se. «Boletín». Tomo i, números 9-10, Jnlio j Septiembre, : 
Consigo Nacional de las Corporaciones católico -obreras de 1 

■ Boletín de dicho Consejoi. Madrid, Julio -Noviembre, 18! 
Cuerpo Nacional de Ingenieros de Caminos, Canales j Pnertos. 

ta de Obras públicas*. Madrid. Afio xlti, números 1.341 

6, 13, 20 j 27 de Jnlio; S, 10, 17, 24 j 31 de Agosto; 7, 1 



HOLBTÍN VE LA HBAL ACADliUIA DK LA HISTORIA. 

i de Seplieubreí 5, 12, 19 7 2G de Octabre; 2, 9, 16, 23 7 30 de 
DTÍembre; 7, 14 ; 21 de Dicifmbre, 1899. 
i de Artes ; Oficios de San SebasliáD. c Memoria leida ea U 
lemne apertura del curso académico de 18991900*. Son Sebaa- 
íd, 1899. 

ción Libre de EnscSansa. f Boletini. Madrid. A80 zxiii, núme- 
B 470-473, Ma;o-Ago8to, 1899. 

to de Segunda EoseGanza de Sego?ia. (Memoria acerca del es- 
do de dicho Instituto durante el curso de 1897-98, leida en la 
lemne apertura del curso de 1898-99, por D. Eduardo Mateo de 
■ola, Catedrático por oposición ; Secretario del Establecimiento». 
igoTÍa, 1899. 

to de Zaragoza. «Memoria de diclio Instituto en el curso de 
:97-98b. Zaragoza, 1899. 

to provincial de Jmez. cMemoria del curso de 1897-98 leída en 
apertura del de 1898-99 por el Secretario de dicho Instituto, 
. Cajetano Castellón j Pinto*. Jerez; Impr. de « El Ouadalete», 
99. 

atorio Astronómico de Madrid. «Resumen de los obserraciones 
jteorológicas efectuadas eu la Península y slgnna de sns islas 
jacentes, durante los aSos 1895 j 1 S96ii. Madrid: Est. Tip. (8a- 
Boree de Coestai, Cara Alta, 5, 1899. 

lerraciones meteorológicas efectuadas en el Observatorio de Ma- 
id durante los años 1896 y 1897». Madrid: Tip. «Sncesoree de 
iesla>, CaTji Alta, 5, 1899. 

cademia Española. (Diccionario de la Lengua Oaatellana», Dj- 
natercia edición. Madrid: Impr. de los Sres. Hernando j Com- 
ñla, 1899. 

grafía j estudio critico de Jinregui, por C José Jordán de 
rries j Aeara, Doctor en Filosofía 7 Letras 7 Profesor auxiliar 
: esta Facultad en la Universidad de Zuragozan. Obrapublicada 
expensas de la Real Academia Española, que la premió en pú- 
ico certamen. Madrid: Est. Tip, «Sucesores de RÍTadene7ra>, 
i99. 

cademia de Bellas Artes de San Fernando. cVeláaquez». Dís- 
rso leído en la solemne sesión pública celebrada el día 8 de Ju- 
> de 1899, para conmemorar el tercer Centenario del nacimiento 



ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA. 



107 



del gran artista, por el Académico namerario Excmo. Sr. D. Joan 
de Dios de la Rada y Delgado, y Soneto por el Excmo. Sr. D. Án- 
gel Aviles^ Académico de numero. Madrid: Est. Tip. de la Viada 
é Hijos de M. Tello, Carrera de San Francisco, 4, 1899. 
c Discursos» leídos en la recepción pública del Sr. D. Francisco Az- 
nar y García, el día 18 de Junio de 1899. Madrid: Impr. de Enri- 
que Vaquer, Gara Alta, 11, 1899. 
«Discursos» leídos en la recepción pública del Excmo. Sr. D. Artu- 
ro Mélida y Almari, el día 8 de Gctubre, 1899. 
c Boletín». Año xix, Mayo, Junio, Septiembre y Gc^ubre, 1899. 

Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. «Solemne 
inauguración del curso de 1899-1900». Valencia, 1899. 

Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. «Extractos de discu* 
siones habidas en las sesiones ordinarias de dicha Corporación 
sobre temas de su Instituto». Tomo primero, primera parte. Ma- 
drid, 1899. 
«Necrología del Excmo. Sr. D. Manuel Colmeiro, leída ante dicha 
Corporación en las sesiones de 13 de Diciembre de 1898, 21 y 28 
Marzo y 13 Junio 1899, por el Excmo. Sr. D. Melchor Salva, 
Académico de número». Madrid, 1899. 
« Examen crítico de las nuevas escuelas de Derecho penal». Memoria 
premiada con accésit por la Real Academia de Ciencias Morales y 
Políticas en el concurso ordinario de 1895. (Tema segundo), escri- 
to por el Sr. D. Constante Amor y Neveiro. Madrid, 1899. 

Real Academia de Medicina. «Anales». Madrid. Tomo xix, cuadernos 
2.°-8.% 30 Junio 1899. 

Sociedad Arqueológica Luliana. Palma. «Boletín». Año xr, tomo viu, 
números 231-236, Junio- Noviembre, 1899. 

Sociedad Económica Vascongada de Amigos del País. «índice de la 
Exposición Histórica y de Artes Retrospectivas, celebrada el año 
de 1899». San Sebastián: Est. Tip. de «La Voz de Guipúzcoa», 
1899. 

«Sociedad Española de Salvamento de Náufragos». Madrid. 
«Boletín». Números clxviii-clxxiii, Junio-Diciembre, 1899. 

Sociedad unión Hispano -Mauritánica. «Boletín». Granada. Tercera se- 
rie, números 20-24, Mayo-Septiembre, 1899. 

Universidad Central. «Discurso leído en la solemne inauguracióu del 



BOLKTÍN de la HBAL academia de la HISTOniA. 

rao académico de 1899-1900 por el Dr. D. Joan Manuel Ortí j 

ira. Catedrático dn la Facaltad de FiloBofia y Letra». Madrid, 

99. 

»dad Literaria de Granada, t Discarao leido en la Bolemne «per* 

ra del careo de 1899-1900, por e) Dr. D. Bernabé Doironsoro 

[Tcelajeta, Catedrático numerario de la Facultad de Fannaci»}. 

añada, 1899. 

lidad Literaria de Oviedo. cDiacurso leído en la aolemne aper- 

ra del cnrso acadámico de 1899-1900, por el Dr. D. Leopoldo 

:aba y Fernández, Catedrático numerario de Literatura general 

aspan o la. 

lidad de Salamanca. cDiscurso leído en la aolemne apertura del 

rao académico de 1899-1900, por el Dr. D. Salvador Cneata y 

artln, Catedrático de Derecho Político j Administra tiro». SaU- 

incB, 1899. 

moría sobre el estado de la Instrucción en eata ünivereidad j 

itablecimientoa ds enseSanEB de au distrito, correapondiente al 

rao académico de 1897-98. Anuario para el de 1898-99. Varie- 

des. Salamanca, 1899. 

lidad Literaria de Sevilla. iDiscnrso leído en el acto solemne de 

apertura del curso académico de 1899-1900, por el Dr. D. Ri- 

rdo de Checa y Sánobez, Vicerector de dicba Unifersídad y Ca- 

Irático de la asignatura de Defecho Mercantil». Sevilla, 1899. 

aidad Literaria de Valladolid. «Díacnrao leído en la aolemne 

ertnra del curso académico de 1899-1900, por el Dr. D. Leopol- 

< López García, Catedrático nnmerario de la Facultad de Medi- 

ia>. Talladolid, 1899. 

tos eatadiaticoB de la enseñanza en el curso de 1897-98 y Anna- 

> del carao de 1898-99i. Valladolid, 1899. 



DK ACADEMIAS T OOaPORAClOMBB EXTRANJERAS. 

I de Lima. «El Ateneo», órgano del Ateneo de Lima, Tomo i, 
Imeroa 1-4, Julio-Octubre, 1899. 

«ca pública de la proTincia de Buenos-Aires. 'Boletina. La Pla- 
. Números 7-12, Julio-Noyiembre, 1899. 



ADQUISICIONES DE LA. ACADEMIA. 



109 



Institato Americano de Adrogné (F. C. S.) «Boletín». Adrogué 
(República Argentina). Año iii, números 4-8 , Janio-Octabre, 
1899. 
Mnseo Nacional de México, c Anales de dicho Museo». Tomo yi^ en- 
tregas 1/-11.\ Abril de 1898 á Jnlio de 1899. 
Universidad de Chile. cAnales de dicha UnÍ7ereidadi. Santiago. 

Año 57.% tomos oii-cit, Marzo, Majo, Jnlio j Agosto 1899. 
Universidad Nacional del Paraguay. cAnales de dicha Universidad». 
Publicación dirigida por el Dr. Carlos López Sánchez. Tomo i. 
Asunción, 1899. 
Kaiserl. Akademie der Wissenschaften in Wien. cGeschichte der Grün- 
dnng und der Wirksamkeit wabrend der Ersten Funfzig Jahre 
Ihres Bestandes von Dr. Alfons Hüber». Wien, 1897. 
cDeukschriften der philosophisch-historische claese». Band. xlv. 
cSitzungsberíchte der philosophisch-bistorischen classe». Band. 

oxxxTi-oxxzTii, Jahrgangy 1897. 
cArchiy für osterreichische Geschiohte». Band: lxxxiy. Hálfte 1-2. 
Egl. Bayer. Akademie der Wissenschaften zu München. cAbhandlun- 
gen der iii. ci, xxi, 3». Múnchen, 1897. 
cDer bayerische Oeschichtsschreiber Karl Meichelbeck, 1669-1784». 
München, 1897. 
cSitzung^berichte der philosophisch-philologischen und der historischen 
Classe der k. b. Akademie der Wissenschaften zu München». 
Heft ii-iii, Bd. II, Heft i. 1899. 
cEónígliche Preussischen Akademie der Wissenschaften zu Berlin. 
cSitzungsberichte», xxii-xxxviii, 4 y 18 Mai. I, 8, 15, 22, 29, 
Jnni. 6, 18, 20, 27, Juli, 1899. 
€politische Correspondez Friedrich's des Groasen». Fünfundzwan- 
zigster Band. 
Académie Impériale des Sciences de St. Pétersbourg. «Mémoires». yii® 
serie. Tome xlii, n^ 14 et dernier. yiii serie. Classe Historico- 
Philologique, yoI. i, n°' 3-7; vol. ii, 1-2; yoI. iii, 1-2. 
cBulletin». y® serie. Tome iii, n°^ 2-5, Septembre-Í>écembre 1895. 
Tome lY. n"^ 1-5, Janvier-Mai 1896. Tome y, n®» 1-5, JuinDe- 
cembre 1896. Tome yi, n°» 4 et 5, AyHI ¿t Mai 1897. Tome Yii, 
n^ 1 et 8-5 Jnin et Octobre-Decembre 1897. Tome viii, n^ 1-4, 
JauYÍer-AYril 1898. 



ETÍN DK LA REAL ACADEMIA DK 1,A HISTORIA. 

jale d'Archéologie de Belgiqae. «Aniikleí*. lii. 5* eérie. 
, 2" IJTraíson. 

ó' íérie des AoiiBlea. ti. 

rale des Bellea Lettrea, d'Histoira et d'Archéologie de 
Im. cMnsíe des Antiqnités Nationales de Stockholm». 
m, 1899. 

yale des Sciences, des Lettres et de Beanz-Arts de Bei- 
!^ompte renda dei séances de la Commiseion Royale d'His- 
recneit de sea Halletína». Braxelles. Tomes x-xtii de la 

Tomes i-tiii, et lirraiBone i et ii dn tome ix de la 

i)ocameDtB anciens intéresBant la Bolgiqne», par Charlee 

. Brnxellee, 1898. 

i dea Cartulairee conaerTés en Belgiqne aillenrs que dans 

ts des Archives de l'Étati. Brnxelles, 1897. 

írio del Coronel Francisco Verdugo, de la gnerra de Fri- 

Henri Loncbaj, Bnixalles, 1899. 

ee Fiefs de l'Égliie de LJége aona Adolphe de laMarck», 

lard Poncelet. Brnxelles, 1898. 

I de 1808 et 18d9>. 

de Chroniqaes Kelges inéditeei. 

e t'Abbaje de Saint-Martin de Tonrnaíi, par Anuand 

atz. Tome premier. BrnxelleB, 1898. 

de l'ÉglÍBe Saint- Lambert de Liége», par 8. Bormanaet 
ilmceBters. Tome troiaieiéme. Bnixelles, 1898. 
conronnés et antres Uémoirea*. Collection in 8°, tome 48, 
I, et tornea 55 et 57. 
conronnés et Mémoires dea Saranta étrangera». TomeB 

BrnxelleB, 1898. 
». Tome 53. Braxellea, 1898. 

lérales des Mémoiree de t'AcadémieRojale de Belgiqne». 
i97}. Braxellea, 1698. 

9 Nationale». Tome qnator2Í¿me, 2' faecicale, Uasaes 
Tome qoinsiéme, I" fascicnle, Moens, Nanninck. Bmze- 
t. 
. Année 67* et G8', S"» Bérie, Tornea 34-36. BmxelleB, 



ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA. 



llt 



«Tablee genérales da recneil des Bu1letíns:p. 3® serie. Tomes i-xxx 
(1881-1895). Brnxelles, 31 Décembre 1898. 

Académie des Sciences de Cracovie. «Bnlletini». Comptes rendas des 
sóances de Tannée 1809. N^* 5-7, Mai-Jaillet 1899. 

cArcbiwam Komisji Historjcznej». Tome yin. 

cScriptores Reram Polonicaram». Tomas xvi. 
«Annales de la Facalté des Lettres de Bordeaax et des üniversités de 
Midi». Qaatriéme serie, xxi année. 

cReTae des Lettres frar países et étrangéresi^. Tome i, n^" 3 et 4, 
Jaillet- Décembre 1899. 

«Revae des Étades anciennes». Tome i, n^^ 3 et 4, Jaillet- Décem- 
bre 1899. 

tTables des années i-xx (1879-1898)i». 

cBalletin Hispaniqae». Tome i, n* 4, Octobre- Décembre 1899. 
clnstitato de Francia. cMémoires presentes pardivers sarán ts á T Aca- 
démie des Inecriptions et Belles Lettres». Premiére serie, tome x, 
premiére et seconde partie. 

«Mémoires de 1' Académie des Inscriptions et Belles Lettres». París. 
Tome XXXIV® et xxxv% premiére et deaxiéme partie. Tome xxxyi% 
premiére partie. 

cNotices et extraits des Mannscríts de la Bibliotbéqae Nationale». 
París. Tome xxtii®, premiére partie, 2® fascicale. Tome xxix% pre- 
miére partie. Tomes xxx% xxxiy® et xxxyi% Premiére et deaxiéme 
partie. 

c Académie des Inscriptions et Belles Lettres». Comptes rendas des 
séances de l'année 1899. Paris. Qaatriéme serie. Tome xxyii. Ba- 
lletioes de Mars-Aoüt. 
Institat Egyptien. Le Caire. cMémoires presentes á Tlnstitat Egyp- 
tien et pabliés soas les aaspices de S. A. Abbas Pacba, kbédiye 
d'Egjpte». Tome iii. Fascicales yiii et ix. 

cBalletin» Troisiéme eérie, n* 9, fasciscales n^* 1 et 2, Janvier-Mai 
1898. 
Société Arcbéologiqae da Midi de la France. Toaloase. cBalletin». Se- 
rie ín 8% n"" 23. Séances da 29 Novembre 1898 aa 14 Mars 1899 
inclasife. 
Société d'Arcbéologie de Braxelles. cAnnales». Tome treiziéme, li« 
vraisons ni et iy, Jaillet- Octobre 1899. 



BOLETÍN DB L* BBAt ACADEMIA DB LA HISTOHIA. 

^ankerqnoiie ponr reaconragement des Sciflac«R, dea Letreaet 

Arta. cMámoire». Volume 31*. Dnnqnerque, 1898-99. 

les Aotiquaireii de TOaest. cBalletia». Poitiere. Deaziéme lé- 

Tome XX, premiére et deaziéme trimestres de 1899. 

itin et Mémoires*. Tome xzi, de U deaxiéme serie, année 

8. 

:Les Amis dee Sciences et Artsde Rocbechonarti. cBaUetÍn>. 

le Ttii, n' TI, 1898. Tome iz, n°' i et ii, 1899. 

üatioaale des Antjqaaires de Fraace. «Mémoires 1897*. Sisii- 

íérie, tome hnitiéme, fascícnle snpplémea taire. Paria. 

itÍD> de 1898. 

ee Antiqa&ires de Sascia. «Aotiqnarisk Tidskrift for Srerige 

ífven af Kongl. Vitterhets Historie och Antiqnitets Akkde- 

1 genan Hans Hildebrand*. xit: 1. 

3e Oéographie. •Balletin». Tome xvin. 4* trimestre 1897. 

le zz, 2' et 3« trimestres 1899. París. 

ites reodns des s¿BDces>, París. N°° 5-6, Jnin-Jiiillet 1899. 

le Géograpbte Commerci&te de Bordesuz, cBalletin pablié par 

lomité de rédactiont. S2« anníe. 2' serie, ii°* 15 et 16, 7 et 21 

it 1896. 

le Géographie et d'Archéologie de U provÍDce d'Ornn, cBalle- 

trimeatriel de Oéographie et d'Archéologie». Oran. Vingt-den- 

ne snnée. Tome xix, fascicnles lxxix et lxxx, JanTÍer-Hara 

kTril et Join 1699. 

ítoyale des Antiqaairea du Nord. ■Mémoirea». Copenhague. 

iTelle serio, 1898. 

té Catholiqne de Lonvaín. i B- Facultas Theologica>. 1897-9S. 

ses, N*** Dccxix ¿ DGcxxxir. 

■aire de TUoÍTersité Catholiqne de Loutuh». 1899. Soixante- 

tiéme annép. Loavain: Tjp. de Joseph Tan Linthont, ímpri- 

r de rUiiirersité. 

ramme dee conrs». Année académiqne 1898*1899. Lonvaia, 

S. 

B sar le Céaobitisme Fakhomien pendaat leiT'slécleet lapre- 

-e moitié dn T'^'>,par Panlin Ladense. Loavain, 1896. 

il Societj of PennsyWania. «Memoir of Dr. Logan of 8ten- 

). Pbiladelpbia, 1899. 



ADQUISICIONES DE LA ACADBUIA. 113 

laatitotú CanadieaBe d« Toronto. tProceediogs of the Canadian Ineti- 

tate». New feries, toI. ii, part. 2, a° 8, Septembre 1899. 
Boyal Hialoriciil Sucíetj. lObjecta of the Societj. Gharter of incorpo- 
ratiou. B;e Laws List of fellows and librariea, and list of pabli- 
catione. (Coriecled to 31 et October 1898). 
■ Tranaactioas of the Rojal Historical &ocietj>, LondoD, 1899. New 
Beries, rol. xiii. 
üujul Iriah Academ; . «Proceedings of the Rojal Academji. Dablin. 

Thord señes, toI. t, n* 3. 
tlDÍTersidad de FeasflTania. «Free Mnaenm of Scieace and Art, De- 
partment of Archaeologj aad Paleontologj*. Filadelfia. BalletÍD. 
Vol. II, u° 2, Jane 1899. 
Accademia Reale delle Sdenze di Torino. BOsservaBÍorii Meteorologí- 
ehe falle netl'anno 1897 all' Os ser valor Ío della R. ünÍTersiU di 
Torino*. Calcolaie da Q. B. Rizao e V. Balbi. Torino, 1898. 
«Hemorie della Reale AccaJemia delle Scíense di Torino*. Serie se- 

conda, tomo XLvin. 
«Atli». Vol. xjtriii, disp. 1'15, 1897-98. Vol, xxxiv, diap. l»-4', 
1898-99. 
Beale Accademia dei Lincei. u Reiidiconto dell'adnaanza Boleone del 4 
Oingno 1899, onoiata dalla presensa delle LL, MM. il Re e la 
Regina*. Roma: Tip. della R. Accademia dei Lincei, 1899. 
cForma Urbis Romae*. Consilio et anctoritate Regiae Academiae 
Ljncaeoriim. Formam dlmensos esl et ad modnlnm 1 : 1000 de- 
linaavit Rodnlphns Lanciani Romanns*. Fasoícalns séptimas. 
(A. 1899). (Tab. 19, 20, 27,33, 39, 43.) 
«Rendicontii. Glasee di acieoze moroli, storiche e filologiche. Serie 

qniola. Vol. viii, fase. 3. '-8.° 
«.A.tU>. Anoo ocxGvi, 1899. Serie quinta. Clesse di scienze morali, 
storiche e filologiche. Vol. vii, parle 2.' Notizie degli Sean. Feb- 
braio-Lagliol899. 
Reale Depntasíone reneta di Storia patria. «Nnovo Arobirio Véneto». 

Venezia, 1899. Tomo ztii, parte i. 
Reale Inslitnto Véneto di Scienze, Lottere sd Arti. (Uemoire*. Vola- 

meixíi, n" 1-2. 1897. 
Üeale Sooieti Romana di Storia patria. <ArchÍTÍo>. Roma. Vol. xii, 
fasdcnlos i-ii. 



LETÍN DB LA REAI. ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

le r|i N«polÍ. cReodíconto delle tomate o de! la*on dell'Ac- 
t di Archeologia, Lettere e Belle Arti>. Nnova serie. 
[ii, Uarzo-Maggio 1898. Anno xiii, OenuMO e Febbni» 

a Reale Accademia de Arcbeologja, Lettere e Belle Artii. 
jc, 1897-98. 

lea Lombarda. «Arcbivio Storico Lombardo». Serie teru, 
CTi, fascicnloB xxii e zxiii, 80 Qiagno a SO Setembro 1899- 

i(So doa architectos cítíb e arcbeoiogoa portagaezes. ■Bo' 
[iiaboa. Terceira serie. NnmeroB 7 e íf. 



DI EBDRITORBB NAOIOHALES. 

Vicente). «Tentativaa de recon atracción de nuestro len- 
atnral 7 el problema de la palabra». Impr. ; Encuad. de 
Irúe. Eibar, 1899. 

TÍdo (D. José A.) cOrgaDi'zación del Arcbi?o de la Capi- 
ineral del Departamento de Cádia*. Madrid: Depósito 
(IHco, Álcali, 56,1699. 

léndice al Diccionario de legislación de Agacinoi. Cidiz: 
F(a gaditana, 1898. 

^tica para la redacción j esamen de los eatadoa de fnerís 
Cidis, 1899. 

Lnls). «Receptan de Manresa (siglo xiv)>. Barcelona: 
de Enrique Redondo, Unirersidad, 29, 1899. 
jo (D. Gregorio). «Estudios históricos, climatológicos 7 
;oB de laa Islas Canarias». Primera paite. Historia. To- 
. Las Palmas de Oran Canaria: Impr. <La Atlintida», 
Irbara, 19, 1899. 

leja (D. Joaé). (Cómplnto Romana. Estadio acerCa de sn 
cia 7 de los notables objetos de arte hallados en sos mi- 
idrid, 1899. Eet. T¡p. de la Vinda é Hijoa de M. TeUo, 
' de Cámara de 8. M., Carrera de San Francisco, 4. 
>bar (D, Narciso). «Gnriosidades malagneñas». Uátagí, 
lección de tradiciones, biografías, le7endaB, narracionee, 
le, etc. Cuaderaoa 9.*-ll. 



■w — 



ADQUISICIONES DB LA AGAOE&IIA. 



115 



Díaz y Rodrignez (D. Manuel). € Defensa de las Islas Canarias. Orga- 
nización de nn Caerpo de Ejército insular y recuerdo de los más 
señalados beclios de su historial relacionados con la defensai». «El 
trabajo». Est. Tip. á cargo de H. SeTilla^ Quzmán el Bueno, 10. 
Madrid, 1899. 
Ignacio Yalenti (D. José). «Urbano II y el Concilio de Clermont». 
Valencia: Impr. de Federico Domenecb, Mar, 65, 1895. 

«San Bruno y la Orden de los Cartujos». Valencia, 1899. 

«Apología sobre la exposición que hizo el gran poeta lírico Fr. Luis 
de León, acerca del libro de Job». Madrid: Impr. de los Huérfa- 
nos, Juan Braro, 5, 1894. 

«Lucio Junio Moderato Columela». Palma: Est. Tip. de Bartolomé 
Rotger, 1898. 

«El Padre Juan de Mariana. Noticia histórica de su vida y escritos». 
Madrid: Impr. de los Huérfanos, Juan Braro, 5, 1897. 

«Fray Luis de Granadas. Palma de Mallorca, 1899. 

«La Orden de Predicadores y la Reforma Carmelitana». Vergara: 
Tip. del «Santísimo Bosario», 1896. 

«La mujer en la Historia». Palma de Mallorca, 1896. 

«Los Benedictinos de San Mauro». Palma de Mallorca, 1899. 

«Examen crítico de las obras de San Juan de la Cruz, bajo el con- 
cepto religioso y literario». Madrid, 1892. 
Laiglesia (D. Francisco). «Prosperidad y decadencia económica de Es- 
paña durante el siglo xyi», por el Dr. Konrad Haébler. Versión 
del texto alemán, con un prólogo de D. Francisco Laiglesia. Ma- 
drid: Impr. de la Viuda é Hijos de M. Tello, Carrera de San Fran- 
cisco, 4, 1899. 
León Maínez (D. Ramón). «El Pueblo». Semanario de Cádiz. Afto vi, 
números 278-282. Año vii, números 302-325. 

«Crónica de los Cervantistas ». Cádiz, 1873-79. 
Nieto Serrano (D. Matías, Marqués de Quadalerzas). «Filosofía y Fi- 
siología oomparadiEis en su historia, con el criterio de la ciencia vi- 
TÍente. Conferencias dadas por dicho señor en la Escuela de espe- 
cialidades médicas». Tomo ii. Est. Tip. de E. Teodoro, Ampa- 
ro, 102. Madrid, 1899. 
Olirer^Copons (D. Eduairdo). «Necrología del Excmo. Sr. D. Eduardo 
Verdes Montenegro., general de Brigada del Caerpo de Artillería». 



TIN DB La IIBAl ACAÜKHIA de la HtHTOHIA. 

mpt. del Caerpo de Artillerfa, San Loren&o, 5, bajo, 

¡toiiano). Editor, «Homenaje i Menéndes j Pelkjo en 
iñ'itao de en profesorado. Ketudios de eradición espaSoU, 
rtogo de D. Jnan Valera». Toicoa i j ii. Madrid, 1699. 

EXTRANJEROS. 



udo de la). «Odas de Boracio». Santiago de Chile. Im- 
rvantes, Bandera, 46, 1899. 

amiento Alemán'. Santiago de Chile: Eet. poligrifico 
adera, 30, 1899. 

da), aO Orgauta Adamantor. Episodio d'os Lasiadasde 
imdíd com a tradac^dii em Tersos italianos de Próspero 
e nm prefacio de Xavier da Cunhan. Lisboa: Tipogra- 
Irm3o, 1898. 

;es). vlnoocent VI et Blanche de Boarbon. Lettres do 
iées d'aprea les Registres dn Vaticano. París, 1899. 
Dézert (Mr. O.) fL'Eapagoe de l'ancieD régime. Les 
Bi. París, 1899. 

io). «Notables docamentos qoe paedeu servir para la 
i la gaerra proTocada por Ion Estados- Unidos de Norte 
ontra España en 1898°. Panami: Impr. de Pacifico 
rerade Páe«, 14, 1899. 

. uCommentario del Coronel Francisco Verdugo, de la 
Frisa, en ziiii años que faé Governador j Capitán Ge- 
qael Estado y Exército, por el Rej Don Phelipe II, 
iñori. Braxelles, 18'J9. 

tt- Oinseppe). "Dei Reali Archiri dí Sicilia*, Hemoría 
Can. Rosario Gregorio, pnhbticata per cara del Dott. 
ja Mantia*. Palermo: Librería Alberto Reber, 1899. 
[>. R.) cLa Religión en el idioma. Ensayo paremioló- 
Dos-Aires: Félix Lajoaane, editor, Perú, 85, 1899. 
iafael). «Cuestión Ibero- Americana. Tres cartas j nn 
Tercera edición. Guatemala: Tip. Sinchea Se de Guise. 
r. ) «Estudios etnográficos*. Primera aeríe. Baenc 



■«Tjr;-': 



ADQUISICIONES DB LA ACADEMIA. 



117 



Aires: Impr. de Martin Biedma é Hijo, BolÍTar, 535, 1899. 

Ras (8r. Jos.) «Histoire de Maestricht». l^ partie. Depuis son origi- 
ne jnsqu'au XII® siécle». Louyain, 1899. 

Reyes Florentino (Isabelo de los). «La religión del aKatipúnan», ó sea 
la antigna de los filipinos, tal como ahora la resucita la Asociación 
de los Hijos del Paeblo («Katipúnan»), la promovedora de la Re- 
Tolución filipina». Madrid, 1899. Impr., Palma alta, 55 dap.,bajo 
izquierda. 

Salazar (Sr. Lorenzo). «I marmi di S. Lorenzo Maggiore nel Museo 
Nazionali di S. Martino». Trami: Tip. delFeditore V. Vecchi, 
1899. 
«La yita d*una madrei>. Seconda edizione. Napoli, 1899. 

T. Martínez (D. Benigno). «Etnografía del Rio de la Plata». Discur- 
so pronunciado en el Congreso cientifico latino-americano, cele- 
brado en Baenos- Aires (República Argentina) en 1898, por dicho 
señor, 1899. Uruguay: Tip. La Uruguaya. 

Tropea (Giacomo). Studi sugli Scriptores Historíae Augustae». i-iii. 
Mesina, 1899. 



.1 



■i» 



- ^: 



Á CAMBIO CON PUBLICACIONES NACIONALES. 



cArchiTO Católico». Barcelona. A8o iv. Yol. iv, números 88-41, 30 

Junio -29 Noviembre. 
cCorreo interior Josefino». Tortosa. Año iii. Números 31-35, Julio á 

Noviembre 1899. 
cEl Eco Franciscano:». Santiago. Año x?i. Números 182-187, Julio á 

Diciembre 1899. 
cEuskal Erria». Revista vascongada. San Sebastián. Año xx. 

Tomo XL, número 683, 30 Junio 1899. Tomo xli, números 684 al 

699, 10 Julio-10 Diciembre 1899. 
cLa Ciudad de Diosi. Madrid. Tercera época, año xix, vol. xlix, nú- 
meros 5-8 5 Julio «20 Agosto. Yol. l, números I-?, 5 Septiembre 

á 5 Diciembre 1899. 
«La Luz Canónica». Madrid. Tomo iii, números 7-10, 1.* Jub'o-1.* 

Octubre 1899. 
cMonumenta Histórica Societatis Jesu» Madrid. Annus sextus. Fas- 



^ i 



boletín de la real ACADEUIA OK Lj 

licnlns Lxix, mense Septembris, Epiatolae 
^asoicalna i. 

loríal de Artillerías. Madrid. ASo 55, seri 
;a 6.*, Jaaio; tomo xii, entregas l.*-5.*, • 
loria) de Ingeniero a del Ejército*. Madrid. 
:a, tomo xti, númeroB vi-xi, Jalio-Diciemb 
¡ata Crítica de Historia y Literatura espt 
iiepano-amer¡canaa>. Madrid. ASo iii, ni 
)re-DÍciembre 1898. Afio iv, números 7-8, 
¡ata de Archiros, Bibliotecas y MneeOB». Mi 
iBo iii, números 6-10, Jnnio-Octnbre 1899. 
iata de Extremadura». C¿cerea. Año i, núm 
:íembre y Noviembre 1899. 
ieta de Menorca». Historia, Literatura, Cié 
Tercera época). Año iii números tv-ix, A 
ista EcleBÍáBtics». Valladolid. ABo iii, Tol 
lio; vol. T, números [Mi, 15 y 30 Jalio; nú 
to-15 Diciembre 1S99. 
ista general de Marínan. Madrid. Tomo xi 
Julio -Diciembre 1899. 



des pnbliéea par dea Peres de la Compaq 

S6' année, tome 80* et 81" de la collection, 

1899. 

Qninzaine». Parie. 5« et 6* année, n"» 113- 

cembre 1899. 

'ne Africainei. Alger. Qiiaraote troixióme 

2'et 3S trimestre 1899. 

'oe Celtique». Paris.Vol. xx, n™ 8-4, Jui 

me Bénéd'ctine». Belgiqae. Seiziéme annéf 

rembre 1899. 

roe des Étudee JaiTeas. Paria. Tome xxxv 

tome XXXIX, n" 77, Joillet-Septembre 189Í 

ruede Géographie» , dirigée par M. Ludo 



ADQUISICIONES DB LA ACADEMIA. 



119 



VÍDgt-troÍ8Íéme année, premiére-sixiéme li?raÍ8on, Jaillet-Dé- 
cembre 1899. 
■«Reyne Híspaniqne». París. Síxiéme année^ n* 18, deaxiéme trimes- 
tre 1899. 
•cRevae Historíqne». París. Vingt-quatríéme année, tome soixante- 
dixiéme; ii Jaillet-Aoüt. Tome soixante-onziéme; i Septembre- 
Octnbre. ii Novembre-Décembre 1899. 
^Polybiblion». Re^ne bibliographiqae nniverselle. París. Partie litté- 
raire. Deaxiéme serie , tome cinqaantiéme, lxxxfi^ de la collec- 
tion. Premié re-cinqaié me livraison , Juillet-Noyembre 1899. 
Partie technique. Denxiéme serie, tome vingt-cinqniéme, lxxxvii* 
de la coUection. 1899. Septiéme-onziéme livraison^ Jaillet-No- 
vembre. 
^Analecta Bollandiana». Brnxelles, 1899. Tomas xviii, fascicalas ii 

et III, 30 Jain et 10 Octobre. 
-cAnalecta sacri ordiais fratram praedicatorum sea yetera ordinis mo- 
namenta recen tioraqae acta, Reverendissimi Patris Fr. Andreae 
Frühwirth, eiasdem ordinis Magistri generalis iassn edita». Volu- 
men qnartam, anno séptimo, fascicalas ir et y. Romae. 
Biblioteca Nazíonale Céntrale di Firenze. «Bollettino delle pabblica- 
zione Italiane ricevate per diritto di Stampa>. Firenze- Milano, 
1899. N*»** 324-329, 30 Giagno-lS Settembre. N°« 331-885, 15 
Ottobre-15 Dicembre. 
^Boletín Salesianoi». Tarín (Italia). Año xiii, números 7-12, Jnlio- 

Diciembre 1899. • 
«La Civiltá Cattolica». Roma. Anno cinqu antesimo. Serie xyii, yol. yii, 

quadernos 1.177-1.187, 1 Laglio-2 Dicembre 1899. 
€RiyÍ8ta bimestrale de anticbitá greche e romane)i>. Gatania. Anno i, 

fascicalas 4, 5 e 6. Anno ii, fascicalas 1 e 2, 1899. 
«Rivista di Storia antica e Scienze afíioi]». Messina. Anno ly, fasci- 

colo 8.", 15 Agosto 1899. 
«Riyista storica italiana». Torino. Anno xvi, N. S. Vol. yi, fase. 8-4, 

Maggio-Agosto; fase. 5, Settembre- O ttobre 1899. 
«Political Scienze Qaarterly». London. Yol. xiv, September 1899. 

Number8. 
-«The English Historical Reyiew». London. Vol. xiv, n°* 55-56^ July- 
October 1899. 



BOLBTIN BE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTOBIA. 

heologo Portugués». Lisboa. Tol. it, ii°* 10-12, Oatnbro-De— 

nbro de 1898. 

ititnto». ReTÍsta Scieotifica e Litteraría. Goimbra. Vol. zLti, 

' 7 e 7 bis-12, Jolbo-Desembro 1899. 

« de Gnimaries». Porto. Yol. xvi, n™ 3 e 3, Abril e Jolhof 

4, Outnbro de 1899. 

a trimensal do Institato do Cetra». Fortaleza. Auno xiii, 

no xiit, 3* e i" trimestres de 1899. 

le San Antonio». Revista mensal illastradft. Braga, b" anno^ 

serie, 0°" 6-11, Jnnbo-NoTembro 1899. 
jinik HistorjcBQj». Roczuik xiii, Zeseyt ii-iii, 1899. 
lik Kr. Hrvatsfco-SlaTODsko-Dalmatinskog Zemaljskog Arki- 
» Zagreb., IS99, Godins i, Sveeak. 3-4. 



POR EL OOBRBO. 

mulero». Periódico ilastrado, caritativo, semanario é ¡ntu'nacio- 
I. Madrid. Año i, números 1-3, 2, 9 f 16 Diciembre 1899. 

de nn Programa para U Ensefianea gradnal de la Gramátic» 
itellana, por D. José A. Rodrigues Oarcfa». Habana, 1899. 
íeica religiosa eu España». Uadríd. Año it, uAmeros 42-43, 
DÍo j Jnlío. 

mana Católica de Barcelona». Aflo xi, nómeros 5O6-5S0, 2 Jn- 

■17 Diciembre 1899. 

■A de Bellas Art«s». Madrid, 1899. ASo 1, nóm. 1, 4 Octubre. 

,a de Ciencias 7 Letras». Madrid. Afio v, números 125-138, 

Ialio-15 Diciembre 1899. 

in Critique». Paris. 20^ Anníe, n" 33, 25 Novembre 1899. 

in de la Bociété dea Amis des Bciencies et Arts de Rocb»- 

inarti. 1898. Tome tíii, n' 11. 

>rméd¡airei>. Farie. 35 anoée. xi' Tolnme, n°* 859-860, 22 j SO 

>vembre 1899. 

1 de l'Art Chrétien». Paris. xLii année. Cinqni^me sárie, 1899. 
me z, 6*™ liTraiton, Norembre. 

U Report of the Tmetees of ibe Pnblic Librarj of the City 
leton*. 1898. BostonL Moniclpal Printing Office, 1899. 




ADQUISICIONES DE LA ACADEMIA. 



121 



cThe Gatholic Uni?er8Ítj Balletinj». WasbingtoD. Yol. y, Whole nú- 
meros xix-zx, n"® 3-4, Jaly y October 1899. 

«The Pennsylyania Magazine of History and Bíography». Voln- 
me xxiiiy n° 3, October 1899. 

aHoracianas. Ad Lilteram yersae con notas y naeyos comentarios», por 
un Arcade de Roma. Buenos- Aires: Impr. lit. y encuad.de J. Peu- 
ser^ San Martin, esquina á Cangallos, 1900. 

«Pater ad Filinm, carmen praemio áureo ornatum in Certamine poético 
boeufifíiano». Amstelodami: Apud 10, Mullerum, 1899. 

«Lenguas indigenas del Estado de Oaxaca. Ensayo sobre la lengua 
Trike». Oaxaca: Impr. de Lorenzo 8. Germán, ayenida Indepen- 
dencia, 50, 1897. 



ADQUIRIDOS POR SUSCRIPCIÓN Y COMPRA. 

cBoletin de la Librería». (Publicación mensual). Obras antiguas y mo- 
dernas. Madrid, Librería de M. Murillo. Año xxyi, núm. 12, Ju- 
lio 18G9. 
Año zxyii, números 1-2 y 4-5 Julio, Agosto, Octubre y Noyiembre 
1899. 

« Historia del Serenísimo Señor Don Jaan de Austria, escrita por el 
Licenciado Baltasar Porreño, y publicada por la Sociedad de Bi- 
bliófilos españoles». Madrid, 1899. 

«The Imperial and Asiatic Qnarterly Reyiew and Oriental and Colo- 
nial record». (Founded January, 1886). Woking. Third series, 
yolumes yii-viii, n°® 15-16, July-October 1899. 



» . 



INFORMES. 



Oíos DB LOS HEBREOS MALLORQUINES 1 
SBQUtíOO PERÍODO, SECCIÓN PRI 

irre esle periodo desde el fallecimient 
:a [■■■ 28 Mayo, 1311) hasta la conq 
ro IV de Aragón (31 Mayo, 13Í3). I 
por dos scccioues, que corresponden i 
4 Septiembre, 1324¡ y al de su sobrin 
;ualro documeutos primeros ¡17-20) i 
un problema hislórico muy notable 
1) y ha dejado sin resolver el ilustre ! 
esta rasóii, ó para envolver eu densas 
)adró[i de ignominia, que se arrancat 
La Historia sabrá, tarde ó temprano, 
iso inédito inquisitorial, eclesiástico 
de brotar la ciara inteligencia del doc 
e Septiembre de 1315; del cual depe 
, expedido siete días después cu San 1 
uz y tradujo M. Morel Patio eu el ton 
juives (3). El interés sube de punió, co 



linas lí-%— Campare 



PRIVILEfilOS DE LOS HEBREUS MALLORQUÍN 

mentó 29 que los judíos baleáricos de Mallorca, Me 
habiün siempre formado, desde remotos tiempos, ni 
nidad ó aljama (1). 

17. 

Palma da Malloica, 23 de Janio de 1311. Toma el Rey 
¿ los judíos de Mallorca, teniendo en cuenta el qae les 
■u padre, D. Jaime II, cuando estaban temeroBos de pa 
suerte que sus correligionarios, expulsados de Francia [ 
Hermoso en 1306. 

Publicado por Villanueva, Viaje literario, ¡orno 
333 y 334. 

Esle documento 17 y el 20 (19 Septiembre, 1311 
tensa luz sobre la cuestión de saber si toca, ó no, 
la frase de Guedalia bon Yahia, autor de la Caden 
eión, que alega el í)r. KayserlÍLig (2): 

El rey de Mallorca robador de la sinagoga, qi 
rollo de la Tora ó dul Pentateuco, el que asimismo 
el tesoro 6 riacienda de los hebreos residentes en P; 
Sancho, y no su padre. No se aviene tan fiero desn 
rácter ni con la liisloría de D, Jaimu II. Lo prue 
memos de nuestro códice; á los cuali's hay que ji 
sobredichas cartas, por él expedidas desde Colli 
Junio, 1300) á D. Pedro de Bellcasiell, su Lugarte 
. Horca (3). Por donde claro se ve que tampoco está d 
requiere mayor estudio, la cuestión sobre el año del 
(1306 ó 1316?) del famoso rabino Don Vidal Salón 
ñán, que ha discutido recientemente (4), dejando 
el sabio Mr. Israel Levi. 

(1) ErraUt. riel cuaderno uuterior; ilonde rlire (pág. 21 , linea I! 
Morel'i; 'Innde dice p. 33, l.a)ivi>. léase "iv« y donde d¡ce(p. 3."), lis 

(2) Die Judenin Navarra, den Uaskenlafnder i.nd «urden Holea 
Un, ISGl. 

tBi Bolilín de la Sociedad arsiieolé^ica /.uliana, tamo vi, páginSB ' 

(4) Setue des Éladesjai'ei, tomo iixviii, \iig. 110. París, ISbV. 



;al acadbhia db la historia. 



linio de 131 1. lies conñrma todoa loa prívi- 
-atado basU la feclm — Fol. 19. 

i Nos, Sanciua, Dei gratia rex Majori- 
slros Uudamus, approbamus, ralifica- 
iiifirmamus uuiversis jiideis el toii ai- 
um, presenlíbus et futuris, privilegia 
108 imniuiiilates eicoDcessioiies eis iii- 
>er seré II i sai mum dominuní Jacobiim, 
n Aragonum, avum nostrum, et per 
Jacobum regem Majoricarum, felicig 
rum, et quosciiaque antecessores iio- 
;iis sais, prout melitis el pleiñuE: ipsa 
t concessiones conñrmate suiít el Uu- 
m dominiim i-egem Majoricaruní pa- 
) et privilegiis ipsiufi seriosius conli- 

wncedentes diclis judeis prosentibus et 
nitatibus, concessiooibus et privilegils 
qualibet con tra riel a le rejecla. Maiid^ni- 
ibus, vicarÜB, bajulis et alus ofSciali- 
i futuris, qiiod haiic nostram confirma- 
observeut et faciant ab ómnibus invio- 
Drum omnium teslimoaium et fídem, 
sigíllo pcndenli jussimus communiri. 
i Majoricarum, décimo Kalendas Julii, 
!Cimo. 

iclitu3 dominuB Infans Ferrandus, ger- 
I Saiicii; nobiles Petrus de Fonolieto, 
terengai-ius de sancto Johanne, Petrus 

la, scríptor prefati domini Doslrí Regis, 
m scribi feci, qui et clausi meo publir 



«fT 



PRIVILEGIOS ÜE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



125 



El Rey no se limitó á confirmar los privilegios otorgados á los 
judíos mallorquines por su padre Jaime II y por su abuelo Jai- 
me I, sino también los que se habían concedido por cualquiera 
de sus antecesores (per quoscunque antecessores nostros), es decir, 
los Reyes de Aragón Alfonso 111 y Jaime II (años 1285-1295). 
Con esta disposición se anulaba la concesión hecha en 3 de Enero 
de 1310 al Ayuntamiento de poder echar derramas ó contribucio- 
nes en ciertos casos á los judíos (I); porque Alfonso III los había 
eximido (2) de toda carga concejil. 



19. 



'^^.. 






Vi! 



'V. 



Perpifíán, 7 Marzo 1313 (de la Encarnación 1312). Cédula de D. Sancho 
á su virey D Berenguer de Sanjuán, mandándole que mantenga las fran- 
quezas é inmunidades de los judíos mallorquines contra las pretensiones 
de ciertos oficiales de su curia. 

Sancius, Dei gratia lex Majoricarum, etc.; dilecto Berengario 
de sancto Johanne militi, lenenti locum nostrumin regno Majo- 
ricarum, salutem et dilectionem. 

Ex parte aljame judeorum et secretariorum ejusdem est oblata 
Nobis supplicatio continens quod aliqui officiales nostri Majori- 
carum obviant aliquibus privilegiis et libertatibus, indultis ipsis 
judeis et sue aljame per nostros predecessores et per Nos conflr- 
matis. 

Quare mandamus vobis quatenus privilegia et libertates pre- 
dictas quibus judei predicti consueti sunt uti et prout in carta 
nostre confirmationis contineri videbitis, observetis et faciaiisin- 
violabiliter observari. 

Data Perpiniani, nonis Martii anno Domini millesimo ccc duo- 
décimo. 

Las contradicciones y molestias de que se quejaba la aljama 
podían provenir de la Curia municipal , como queda explicado al 
pie del documento anterior (3); y quizá recrecían también de ha- 



' ií 



(1) Quadrado, Privilegios y franquicias de Mallprea, pÁg, 81. Palma, 1898. 

<2) Códira Pueyo, docum. 77. 

(8) Véanse además los documentos 76 y 81. 



> BOI.BTtH DR LA REAL ACADBUIA DE 

' ediñcado la sinagoga, para lo cual les 
1 aprobación del Prelado, en 1300 el Re 
Dio 14). Esta sinagoga era hermosísima 
minó casi al mismo tiempo {?0 Sepliem 
^ 1315) que la famosa de Córdoba (1). Qii 
procesos iuédilos é inquisitoriales incoe 
D. Vicente Mut ('21, si lo noble y grande 
icarreó que fuese confiscada y reducida ; 

20. 

'almiL de Mallorca, 19 Septiembre 1315. Habi 
t«ncia coQden&toría, confiscado Iüb bienea, t 
OB los jiidlDs de la ciudad, refiere como por [ 
□diapeasable para su manteDÍmieato. Y toda 
o se Ice probaron muchos mia crímenes, poi 
ItadoB á titulo de insolventes, tiene por bien, 
;arán noventa j cinco mil libras, concederles i 
i« ulterior, debida á tas culpas pasadas, y oU 
protección y amparo. — Fol. 10. 

"íoverint universi quod Nos Sancius, I 
um, ele, attendentes quod ex certis crin 
13 universos et singólos judeos aljame < 
amiasioue omnium bonorum eorum, 
mobilium prout in nostra sententía, ín 
,ur; et post dictam aententiam ei miser 
nma pecunie [ex] dictis bonis, reliqua 
ntatione eis reliquerimus, etsi quantumi 



SoletIn, Mmo V, pSg. 382. 

<Bd el iño ríe 1314 Herrón á Cataluas do» erittUí 
ir; y no queriendo recibirle» las sinagoga» de Léri 
eo la de Uallorca; y haeiéndole» proceso de eato el oí] 
condenó en clsntociocuenU mil noriiies: loa ciento | 
, y loe dtaiia par» la capilla, que ge reedidcó cod la d 
puesta que ha; eetá juoto í 1» puerta del Campo; ; 
meflcia, como consta en la Curia de la Proeuraci6a 1 



PRIYILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



127 



mioa commiseriüt quam in dicta nostra sententia continentur, et 
pro dictis criminibus in dictis bonis vel aliqua parte eorum con- 
dempnari non possint, cum omnia dicta eorum bona semel Nobis 
fuerint confíscala : Idcirco per Nos et successores nostros quita- 
mus et absolvimus universis et singulis judeis presentibus et 
absentibus, et eorum aljame predicte et singulis ex ea, omnia 
bona eorum presentía et futura; ita quod ratione alicujus crimi* 
nis per eos et singulos ex eis, usque in hanc diem quoquomodo 
commissi sive singulariter sive generaliter, Nos et successores 
nostri non possimus ratione dictorum crimiuum in bonis eorum 
presentibus et futuris aliquam demandam faceré vel moveré» nec 
in predictis bonis vel aliquo ipsorum ipsos condempnare nec per 
aliquem permittimus eos aliquatenus vexari; immo personas 
et bona ipsorum deinde accipimus sub custodia] et protectione 
nostra. 

In quorum omnium testimonium presenti carte sigillum no- 
strum jussimus appendi. 

Quod est actum in civitate Majoricarum tertio décimo Kalen- 
das Octobris» anno Domini millesimo trecentesimo quintode- 
cimo. 

Ego Laurentius Plasensa, scriptor prefati domini nostri Re- 
gis, ipsius mandato hanc cartam scribi feci et clausi meo publi- 
co sig+no. 

Sellado este diploma, reorganizador de la aljama hebrea Ma- 
Uorquina, el Rey D. Sancho se fué de la isla; y en 24 de Septiem- 
bre desde el puerto de San Felíu de Guixols en la provincia de Ge- 
rona, expidió, como arriba dije, la provisión interesantísima que 
ha publicado Morel Patio, y que dio cima al acto iniciado por el 
presente diploma. 

Entre los capítulos ú ordenamientos de la provisión propues- 
tos por la aljama y refrendados por el Rey, no puedo menos de 
anotar el último (1) , por cuanto se refiere á él la cédula siguien- 
te (21). 



(1) <tltem que nul patró de ñau ne de leyn ne de nengú altre vexel do gos rebuyar 
de reebre en son vaxel coses é mercaderies de jueus per portar fora la Ierra con per 
venir en Halorcha, ans tot patró con request ne sia per lo jueu, ho deia rebre é fer 



L 



E LA REAL ACADKHtA DB LA HISTOfllA. 

21. 

1316, El Rey previene á eue procuradores Pedro 
án, qae en atención á lo representado por los secra- 
allorquina, proporcionen á ios judíos de la misma 
obarcadoa los bienes qae puseen ó pueden adquirir 
ngularmente en tierra de moros, aunqne éstos están 
o Rey.— Fol. 61. 

tía rex Majoricarnm, etc., ñdellbus procura» 
'¡güera el Michaeli Rollandi , salulem et gra- 

judeorum Majoricarum proposiieruiit suppli- 
quod jndeis dicte aljame est mnltum necessa- 
oncedi jiideis habeiitibus res seu tuerces siias 
rum et aliia extra regnnm Majoricarum, ut 
'es et alia vasa marititna, quibus de dictis 
tdajoricas portari valeant res et merces pre- 
plicationem secreta rionim predictorum vobis 
13, sopen habendis huju»modi vasis marili- 
} prebeatis favorem taliter quod de illis pos- 
abuiidanlem, proviso quod ad ierras sarrace- 
nostrorum ad quas iré prohiberitur nosiri 
rces aut res aliquas portent. Sed, si de illis 
bona el rea quas ibi habent dicii judei Majo- 
i vasa, ad illas partes eunüa, merces aliquas 
ilate uostra concedatis quod possiat, ista de 
la módica minora que pot>írunt [portare] , so- 
rces que illic fueriiit permictanlur reportan. 
i legalicati et discretionl vestre quod provi- 
causa, ele qupd non possit notan vel impiogi 



ueu empero p&gmrli toa núllt — AordODea ds loi proanrs- 
Ironi deien p«Ddre é carregir robo* t msresderiw dal» 
, i qtliaaea aocoaiandú «1 B«y (21 S«ptlsmbra, 1315) la árda- 
le loidemis de la proTisiíD, fueroD Padro Pignerar Ulroal 
a Blgaiante (13 Judío, 1816) «ali dirigida. 



PRIVILBGI03 OB L08 HgBRBOS BfAiiLORQUINBS. 



129 



Nobis ad inhonestum quod permittamus per jadeos portan ruér- 
<:e8 ad térras ad quas prohibemus iré et negotíari alios merca-* 
lores. 

Data Perpiniaaí, idibus Junii aaao Domini millesimo ccc sexto 
<leciino. 

22. 



Perpifián 28 Marzo 1318. Carta de pago que reconoció el rey á los cinco 
fiocretarios de la aljama hebrea de Mallorca, de los cuales había recibido 
sesetUa y cinco mil libras t quedándole á deber treinta mil de las noventa 
y cinco mil, convenidas en 1315 para excusar la sentencia fulminada en 
1314. En la cuenta del recibo se incluían 6.128 libras, 15 sueldos y 9 di- 
neros, que el Rey había tomado de los hebreos, invirtiéndolas en remitir 
á los cristianos las usuras y prendas usurarias de aquéllos y en tomarles 
la sinagoga y edificios á^ ésta anejos , que destinó á capilla de Santa Fe, 
sucursal de )a parroquia de Santa Eulalia; sumas ó importes, que espe— 
-cifíea el documento. — Fol, 16. 

Saücius, Dtíi gratia rex Majoricarum etc. 

RecogDoscimus vobis Abrañm Malaqui et Qaqueri bea Han- 
non, Yitali Cresques, Juca Barqui et Sadon ben Dahut, judeis, 
-secretariís aljame judeorum Majoricarum, quod nomine dicte 
aljame solvistis Nobis, seu nostris thesaurariis recipientibus no* 
mine nostro et mandato, sezaginta et quinqué mille libras mo- 
nete regaUum Majoricarum minutorum, ex illis nonaginta et 
quinqué millibus libris ejusdem monete quas dicta aljama debe* 
bat nobis ratione compositionis quam fecimus cum eadeixi aljama 
super condempnalione quam contra dictam aljamam ef judeos 
ejusdem protulimus condempnando sententialiter eos ad amis- 
«ionem omnium bonorum suorum mobilium et immobilium. In 
solutione quarum aexaginta et quinqué millium librarum com* 
prehenduutur et diducte sunt quatuor mille quingente octua- 
ginta novem libre quatuor solidi et sex denarii, ad quas ascen- 
dunt usure dobitorum que per christianos debebantur dictis 
Judeis cum instrumentis, quas quatuor mille quingentas octua* 
ginla novem libras quatuor solidos et sex denarios de gratia de- 
<limus et remisimus illis christianis cum publicis debiticiis 
ínstrumentis. ítem in eadem solutione comprehenduntur et sunt 

TOMO XlZVX. 9 



AL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

igiata novem libre undedm solidi et 
lebant usure quas christiani debebaut 
) quibus ipsi juctei pignora tenebaot a. 
a quioquagenla novem libras uiidecim 
iliter de gratia dedimus et remiaimu» 
nt ratione usurarum debilorum que 
udeis predictis. ítem in eadem solu- 
uat seicente et octuaginta libre, qua$ 
ledam hospilia quorumdaoi ex diciis 
iHe sánete Eulalie civitatis Majorica- 
ms sexaginta quinqué millibus libris 
;t contentos, et de eisdem sexaginta 
r Nos et nostrOH facímus vobis dictis 
jame, et eidem aljame, et judeis ex ea 
ris &nem perpetuum et pactum reala 
lempne, de non petendo. 
et fldem presenil carte nostrum jussi- 

ini quinto kalendas Aprilis anno Do- 
10 octavo décimo. 

ibiles Huguo de Cardona, Gacpertus 
Casti'onovo, Petrus de Pulcrocaatro 
'acione portaríus major, milites, Ar- 
iter rationalis, Nlcholaua de Sancto 
laldus Traverii miles et Raimundus de 
idices, et Laurentius Plasensa scriptor 

, scriptor prefati domini nostri Regís, 
1 scribi feci et clausi meo publico et 

fulminada en 1314, se condonarou & 
le las usuras que debían á los judíos; 
jdieron influir en su determíuaciÓD 
leral de Viena, concernientes á la re- 
itos en acción por el concilio de Za- 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



131 



23. 



Perpifián, 28 Mano 1818. Confirma el Rey á perpetuidad la posesión 
del Caü de Palma á los jndíos mallorqnines prometiéndoles por sí y por sns 
sucesores, qne jamás les obligará á mudarlo á otro paraje. — Fol. 17 y 18. 



Sancius, Del gratía rex Majoricarum, etc. 

Notum facimus universis quod ad nostram presen tía m venien- 
tes Abrafim Malaqui et Qaqueri ben Hannon, Yitalis Gresques, 
Jucef Bargui et Sadon ben Dahut, judei, secrelarii aljame Majo- 
ricarum, nomine suo, et nomine Hayo Cohén judei sodi seucon- 
secretarii sui dicte aljame, ac nomine totius dicte aljame et sin- 
gulorum ex ea proposuerunt supplicando quod judei dicle aljame 
erant multum perterriti et erant in perplexitate remanendi aut 
recedendi inde, eo quia hesitabant an Nos vellemus mutare Cal- 
lumjudaicum civitatis Majoricarum, in quo ipsi judei habebant 
babitationes et hospicia sua, quod Callum est clausum muro et 
circumdatum, et clauditur portalibus ad tuitionem judeorum 
ipsorum; etsi mutarentur, esset dampnumintolerabile judeorum 
predictorum sic quod non possent in Majoricis remanere. Quare 
supplicarunt Nobis humiliter ut ad consolationern ipsorum ju- 
deorum, qui condempnati fuerunt ñnaliter per Nos olim ad 
amissionem omnium bonorum suorum mobilium et immobi- 
lium, dignaremur confirmare Callum predictum et daré securita- 
tem dicte aljame et judeis ejusdem quod nunquam mutetur Cal- 
lus judaicus; sed in loco ubi nunc est, perpetuo perseveret. 

Nos itaque Sancius, Dei gratia rex prefatus, volentes dictam 
aljamam et judeos ejusdem, qui ex dicta nostra condempnatione 
multum oppressi sunt, respicero oculo pietatis et eos consolari ac 
confortare in hac parte, pro utilitate et augmento judeorum ip- 
sorum, nostra liberalitate et de speciali gratia, gratis et ex certa 
scientia conñrmamus laudamus et raiifícamus dictum Callum, 
volentes quod in eodem loco, ubi est, perpetuo perseveret. Pro- 
mittentes vobis dictis secretariis, nomine dicte aljame et singu- 
lorum ex ea stipulantibus, quod nunquam mutabimus nec man- 
dabimus aut fademus mutari seu transferri dictum Callum alibi; 



ILBTÍN OB LA REAL ACADEUIA DE LA HISTORIA. 

mus et staluimus per Nos et successores Dostros quod 
US et habitaiiones seu hospitia judeorum, que sunt íd 
, sínt ibi perpetuo, et jiidei nuaquam teneaotur iode 
il exiie causa transferendi habitationes suas. De qui< 

dicte aljame et jiideis ejusdem tam preseatibus quam 
ím et secui'itatem perpetuam, prout potest luelius díci 
ad tuiliooem dictorum judeorum et bonum et sanum 
1 eorumdein. 

actum Perpiíiiani, quiolo kalendas Aprilis auno Do- 
ñmo trecentesimooctavodecimo. 
jjus rei sunt nobilea Huguo de Cardona, Gacpertus 
iricecomes Gastrinovi, Petrus de Pulcrocastro maiordo< 
íiio de Tacione porlárius major, milites, Arnaldus de 
agister rationalis, Nicholaus de Sánelo Justo vic«lh4- 
Arnaldus Traverii miles et RaimiiDdus de Villariis 
ores, judices, et Laureulius Plasensa, scriptor prefati 
tri Regís. 

rentius Plasensa, scriptor prefati domini noslri Regís, 
dato hanc cartam scribi, feci et clausi meo publico et 
g+no. 

24. 

28 Marzo 13IS. Otorga el Rey que la aljama en unión de ena 
ueda en adelante proceder á la elección de otros nuevos según 
imbre, por más que la sentencia fulminada en 1314 biibia 
I judfofl mallorquinea de todos sns privilegioe. franqneía^ é 
.— Fol. 19. 

universi quod Nos Sancius, Dei gralia rex Majorica- 
;ralis ex certa scientia per Nos et nostros volumus 
LC conccdimus de speciali gratia aljame judeorum Ma- 
|uod judei ejusdem una cum secretariis suis possiiit, 
uotienscuuque voluerint et sibi viderint expediré, prout 
insueverunt, eligere et constituere secretarios suos et 
i; super quo eis damus et concedimus facultalem 1i- 
luctoritatem cum hac uostra carta flrmiter perpetuo 
)ii obstante noslra sententia qua olim privavimua di 



PAIVILEGIOS DE LOS HEBRBOe MaLLOBQI 

clam aljamam et judeos omnea et aingulos eju» 
privilegiis tibertalibus et immunitalibuí eis conc 
omnea nottroí antecessores, ipsa privilegia libert 
tales toUendo et revocando omnino. Quam seot 
iiolunous obstare vel prejiidicare quominus etecti 
possit et debeat fleri per dictos judeos ut superiu 

In cujus rei testimonium et ñdetn presealicar 
mus appendi sigillum. 

Quod est aclum Perpiniani, quinto kalendas f 
mini millesimo trecentesimo octavodecimo. 

Testes hujus rei suat nobilis Huguo de Can 
Del gratia vicecomes Castrinovi, Petrus de Pule 
domus et Huguo de Tatione portarías major, rr 
de Cadaleto magister ralioualis, Nicholaus de Su 
thesaurarius et Raimundus de Villari legum di 
et Laureatius Plaaensa, scriptor prefati domini r 

Ego Laureatius Plasensa, scriptor prefati dom 
ipsíus mandato haoc cartam scribi feci el clausi 
consueto] sig-|-uo. 

ClarameRte se inQeie de este diploma que no fi 
permisiva y revocable ad nulum Regís la concesi 
ción de todos sus privilegios y franquezas í loi 
quines eu 26 de Septiembre de 1315. 



Perpifián, 21 Julio ISIfi. A petición de los secretarios 
Suicho encarga á bu virej que reprima con mano fuerte 
loe jadfoB advenedizos, maliciOBOB, indiecretOB, mecqni 
qne ponían desasosiego y sembraban enemistades perji 
rreligionaríos de Mallorca.— Pol. 19 t. 

Sancius, Del gratia rez Majoricarum, etc. 

Notum facimus universis ex relatioae secret 
nostre judeorum Majoricarum ad nostram DOti 
quod ad civiíatem et regaum Majoricarum coi: 

(1) Rnat dn Étuáei Juin; tomo iv, pig. 4.1. 



ILBTÍN DE LA REAL AC:iDKUIA DB LA BISTOBIA. 

idee alienigeaí ragabundi, qui propter malltiam aut 
im vel iudigentiam, sua propria lemeritale aut per 
cti, poiiuiit discordias el iuimiciLias íater Jadeos do- 
I aljame, ex quibusjudei ipsi gravamiua dampna ei 
reqtieater incurrunt. Et cutn velimus, prouL decei, 
ras talibus malis personis, seminaatibus^icaaiam.ei- 
laadamus lociim uostruní lenenli, qui iiuuc est et fue* 
ipore in regno Majoricaruoi, quateuus cum de talibus 
enunciatioiiem aut queielam fieri coatigerit, si consti- 
ales vel ei visum fuerit, illas ad requisitiouem secreta- 
ame Majoricarum, qui iiuncsunteteruut pro tempore, 
Majoricarum expellat, impoiiendo illis certam peuam, 
ixla conditiouem earuin [iia] quod numquam regres> 
int ad dictum regnum. Preseiis auLem nostrum edicium 
umus et servari quamdiu uostre placuerit volutitati; in 
eatiniouium et fldem preseiUi caite nostrum jussimus 
gillum. 

t acium Perpiaiaui, duodécimo kaleudasAugusti, auno 
illesiino treceiitesimo notiodecimo. 
irenlÍLis Plaseusa, acriptor praefati domini uostri Re- 
mándalo hauc cactam íícribi feci et clausi meo publico 
a sig+iio. 

26. 

. 22 Agosto 1319. AI virey; (|ue do coaeieota cabildeos ni mo- 
, oposicióu á lo que votareu Iob aecretarioa de la aljsma. — 



, Dei gratia, rex Majoricarum, ule, dilecto fldeli iiostro 
íiilt in regno Majoricarum qui aune est et pro lempore 
iitem et gratiam. 

! secretariorum aljame judeorum Majoricaram est pro- 
oram Nobis quod alique prirate persone judeorum 
le clam ínter se, irrequisitis ipsis secretariis faciuat 
lia concilla et congregatioues, ex quibus pecuniam 
t ut possint inde faceré singulares expensas ad votUD 
im secretariorum] voleates vitare ne ñat. Mandamu: 



J7^^ 



PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



135 



^obis guatenus ad requisitioaem secretarioruin precipiatis di- 
stricte et prohibeatis ne talla flant; et siqíia facta repereritís, re- 
vocetis et reducatis in juslum et debitum statutum, et quoscunque 
inde culpabíles ioveneritis puniatis proiit faerit justum et eqiium. 

Datum Perpiniani sub sigillo aostro peiidenti, undécimo ka- 
lendas Septembris anno Domini millesimo trecentesimo nono- 
decimo. 

Ego Laurentiiis Plasensa, scriptor prefati domini nostri Regis, 
ipsius mandato hanc cartam scribi feci et clausi meo publico [et 
€onsueto] sig + no. 

27. 



Ferpifián, 23 Agosto 1819. Al lugarteniente del Virey sobre el mismo 
asunto, encaminado al reparto de la contribución del subsidio ordinario y 
-de atrasos que al Rey debía la aljama. Mándale cohibir á los que por esto 
jzaherían á los secretarios. — Fol. 25. 

Sancius, Dei gratia rex Majoricarum, etc., fidelisuo Guillermo 
de Boadella, gerenti vices nostri Locumtenentis in rogno Majori- 
carum , salutem et gratiam. 

Ex parte secretariorum aljame judeorum Majoricarum est co- 
ram Nobis propositum quodquamplures judei, inMajoricis com- 
morantes, proferuntin ipsos secretarios blasphemias injurias et 
verba injuriosa et vituperosa, quia faciunt levari et exigi coUe- 
ctam seu qaestiam,judei% Majoricarum nostro mandato indiciam. 
Quare mandamus vobis quatenus predictis judeis et etiam judea- 
bus inducatis certam penam, quod abstineant et cessent omnino 
ab hujusmodi blasphemiis injuriis et verbis vituperosis; et si 
€ontra fecerint post dicte pene impositionem, penam ipsam ab 
illis faciatis exigi et efficaciter extorquen. Et siqui de predictis 
culpabiles inventi fuerint ante dicte pene impositionem, illosinde 
corrí piatis. 

Datum Perpiniani, décimo kalendas Septembris anno Domini 
millesimo trecentesimo nonodecimo. 

En el traslado de esta cédula y de las dos siguientes no aparece 
la testificación del notario; el cual fué, sin duda, Lorenzo Piasen* 
-sa. Véase el documento 30. 



RTÍN Dt LA REAL ACaDKHIA DB LA HISTORIA. 

28. 

13 Agosto 1319. Al misino aobre el mismo nannto mandán- 
vlaa de apremio, 6 de embargo y venta, obligue á los jodio* 
9n ó suatrajeTen al pago de la caota que detennioan 1d6 «e- 
ol. 26. 

Dei grada rex Majoricanim , etc., ñdeli suo Guiller- 
lella, gereotivices nostríLocurnteneiitis iu regno Ma- 
salutem et gratiam. 

secreta rio rum a]jame judeorum Majoricarum est pro- 
-acn Nobis quod aliqui judei dicte aljanie pretendiint 
ustas excusationes super solutioníbus quantitatum 
t pro tallia seu collecta genorali, judeis Majoricaruia 
ensu indicta pro satisracieodo iu hiis que nobis debeut, 
iplibus dicte aljame factendis, et debitis persolveodis. 
damuH vobis quateaua ad requisitioaem diclorum se- 
1 dictes judeos per venditionem perpetuam vei ad 
t locatiooem ¡mmobilium et captionem mobilium bo- 
rum aut aliter faciatia compelli efücaciter solvere que 
1 díctam talliam seu collectain, qualibet injusta excu- 
xceplioDd rejecia. 

erpiniani, décimo kalendas Septembris, anuo Doinini 
receotesimo aouodecimo. 

29. 

28 Agoato 13IQ. Declara que loa judloa de Uenorca é Ibtia 
mpre parte de la aljama de Mallorca y que no pueden esco- 
ar lo que lea ha sido taaado por los secretarioa de esta aijuna. 
que no gozan de laa franquicias Otorgadas i loa mallorqni- 



Dei gralia rex Majoricarum, etc.,Sdeti suo Guillermo 
i, gereuti vices noslri Locumtenenlis la reg^o Majo- 
alutem et gratiam. 
secretariorum aljame judeorum Majoricarum est co 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



137 



ram Nobis propositum quod aliqui judei, commorantes in insulis 
oostris Minorice et Evisse, coutra usum antiquum hactenus ob- 
servatum se nituatur ezimere a contribu tione tallie vel coUecte 
indicte nostro consensu judeis aljame Majoricarum et aliarum 
expensarum, respicientium uuiversitatis dicte aljaroe commoda 
et necessitates; pretendeates caasam dicte exemptionis quod non 
gaudent libertatibus et privilegiis dicte aljame. Quare volumus 
et vobis maiidamus quatenus dictis privilegiis et libertatibus eos 
Caciatis gaudere et uti, quamdiu Nobis placebit, sicut judeos cives 
Majoricarum, et compellere eosdem coatribuere pro modo facul- 
tatum suarum dictis collecte seu tallie ac expensis communi- 
bus dicte aljame, factis et facieiidis; uam omnes judeos in Mino- 
rica et Evissa degentes intendimus et volumus esse de dicta alja- 
ma judeorum Majoricarum et cum illis faceré unum corpas, do- 
ñee nos aliud vel aliter inde voluerimus ordinare. 

Datum Perpiniani, décimo kalendas Septembris, anno Domini 
millesimo trecentesimo nonodecimo. 



30. 



Perpifíán, 17 Septiembre 1819. Otorga á los secretarios de la aljama que 
de común acuerdo con el Consejo de la misma puedan moderar hasta 
cierto punto el lujo de los vestidos y el boato de las bodas. Concédeles 
asimismo autoridad para impedir entre hebreos y hebreas fornicaciones y 
adulterios y para castigar la inobediencia de los que se resistieren á pagar 
las contribuciones, señalándoles multa aplicable al fisco regio y aplicán- 
doles las censuras de la excomunión conforme al rito hebraico. — Fol. 16. 



Noverint universi quod Nos Sancius, Dei gratia rex Majorica- 
rum, etc., ad humilem supplicationem secretariorum aljame ju- 
deorum nostrorum Majoricarum volumus et concedimus quod 
secretarii dicte aljame cum consiliariis suis possint inter se ordi- 
nare statutum, quod nuUus ex judeis vel judeabus dicte aljame 
audeant sibi emere vel faceré vestes aliquas de panno majoris 
valoris vel majoris pretii quam ordinatum seu statutum fuerit 
per dictos secretarios et consiliarios suos. 

ítem, et super moderatione sumptuum faciendorum in solemp- 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

ibus nuptiarum seu matrimoaiorum contractoruní et coa- 
ndorum inter judeos et judeas dicle aljame. 
m super vitandis adulleriis et foniícatíoaibus Ínter judeos 
leas dicte aljame. 

m super solutionibus facíeiidis per judeos et judeas dicte 
le de quantitatibus imposiiis ad questias et talliaa factas et 
iidas, tam indicias per Nos et nostros ipsis judeia quam alias 
iiecessitatibus et negotiis dicte aljame. Et auper observaa- 
rdinationum et stalutorum hujusmodi possint iidem secre- 
cum dictis consiliariis suis, ex presentí noatra concessione 
nere et statuere certas penas adversus contrafacienies seu 
3bservantes ordinatioiies et íitaluLa predicla, que peue tameo 
centur flaco uostro, quantumcuiique et quolionacunque illas 
nitti conlíngat; et nichilomitius dicLí aecretarü de cousijio 
rum suorum consiliariorum possint promulgare suas excom- 
cationes aecundum rilum judeorum adversus facieotes coD- 
rdiuatíones seu staiuta predicta aut illa non observantes, 
do el qnolieus et prout eis visum fuerit expediré, 
ndaiites locum nostrum te ue ti ti bus, vicariis, bajulis et alus 
ilibus nostris presenlibus et fuluris, quatenus dictas ordina- 
B et ataluta, cum facta fuerítit, faciant leneri el fírmiter ob- 
ri, et a contrafacieulibns aut ea non obserrantibus exigant 
! imposilas, quotiens comniittantiir. Preseuiem autem con- 
>nem durare volumus et servari quamdiu voluntali [nostre] 
bit dumtaxat. In cujus rei teatimonium et Tidem presentí 
e carte stgillum nostrum Jussimus appendi. 
od est actum Perpiniani, quintodedmo kaleudas Octobris, 
Domini millesimo trecentesimo nonodecimo. 
a Laurentius de Plaseosa, scripior prefati douiiui oostri 
i, ipsius mandato hanc cartam scribi feci et clausi meo pu- 
[fit conaueto] sig+no. 

iro aparece de este documeuto que el régimen interior, 6 
rno judicial y administrativo de los hebreos mallorquine!, 
. mismo que el de la aljama de PerpiñAn, descrito extensa* 
s por M. Pierre Vidal en el tomo xv de la Revue des £i.udts 
I, páginas 33-46. En los documentos 22 y 23 se aombr: 
llámente cinco secretarios 6 regidores mayores de la aljam; 



1 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



139 



mas el sexto on el documento 23 debía ser el tesorero, ó secreta- 
rio adjunto, el cual, por tener las llaves de la caja comunal y de 
los archivos, se llamaba también clavero, 

31. 

Palma de Mallorca, 7 Julio 1323. El Rey expone cómo la sinagoga 
(acholaj y sn ediflcio adyacente se habían por él confiscado y trocado en 
iglesia de Santa Fe; la cual por estar en sitio obscuro y de acceso incómodo 
á los cristianos y de estorbo á los judíos, convenía se trasladase á la 
huerta den Caasá^ que iba poblándose y dotándose de un templo que se 
edificaba á costa del mismo Bey. Consultado acerca da este punto el Con- 
sejo Real y teniéndolo por bien el obispo de Mallorca D. Fr. Guido de 
Terreny, acuerda el Rey la traslación sobredicha; y en su consecuencia la 
extinción del culto cristiano en la ex-sinagoga ó templo de Santa Fe, pro- 
metiendo que en el caso de enajenar su edificio y entregarlo á propiedad 
de particulares, no se hará sin condición de cegar toda vista que diere 
al Cally ó al barrio hebreo y aceptando de los judíos un donativo de dos 
mil libras para la terminación de la nueva iglesia en el barrio nuevo den 
Cassá, y otro de trescientas para las obras de la catedral de Palma. Pro- 
mete además no consentir en que la ex sinagoga sirva otra vez de iglesia 
ó se trueque en hospital cristiano ú otro sem «ajante establecimiento de be- 
neficencia cristiano. — Folios 20 y 21. 

Publicóse este diploma en el tomo xxi del Viaje lUerario^ pági- 
nas 300-302; mas como el texto impreso no siempre está de 
acuerdo con el original, ha parecido bien reproducirlo aquí, no- 
tando las variantes de Villanueva y apuntando algunas obser- 
vaciones. 

Noverint universi quod cum Nos Sancius , Del gratia rex Ma- 
joricarum, etc., hiis annis (1), tempore videlicet generalis con- 
dempnationis judeorum, conñscassemus Nobis scholam (2) et do- 
inum schole judeorum ipsorum quam habebant in civitate Ma- 



(1) VUlanueva omite «hiis annia^. 

(2) «Ne; istud propriedicitur nove erectio, sec potius antigüe reparatío, quam noQ 
sinagogam, sed tcolam aut domum ad orandum permittimus nuacupari.» Docum. 47. 
En este documento dice D. Jaime III ^8 Agosto 133b que la sinagoga, no demolida, 
sino trocada por su tio D. Sancho en templo de Santa Fe, era de buen gusto artístico 
7 muy hermosa {curiosa et valdefarmosaj. 



8 LA RBAL ACAOBMtA t>K I.A HISTORIA. 

¡a in scbola ipsa fecissemus ex causa capellam 

sánete Pidei, secretarii aljame judeoruní Ma- 
vi8 lemporíbus Nobis bumiliter supplícarant 
Ha esset eis et eorum Callo nimis propiíiqua, 

removeré exiade et alibi transmutare, alle- 
lures validas rationes. 

ideQtes quod dicta capella erat et est in loco 
ipier quod gentes, ut deberent, non sic pro di- 
eamdem, et quod si mutaretur in atíurn locuní 
:ur gentium devotio et etiam cultus divinus, 
eliberatione sepius cum nostro Consilio ac cum 
t episcopo Majoi'icarum (1), de ipsius episcopi 
ipellam sánete Fidel alibi ducimus traosmu- 
ntus civitatem Majoricarum iu borto qui fuit 
rtam Templi, ubi noviter ñt guedam óptima 
jpulatoribtis ejusdem summe serviel (2) mu- 
í faclio ejus, et' etiam transeuntibus per portam 
cum Qat dicta capella Ínter duas vías publicas 

Dostris, pro quibuset dicta capella compleoda 
secretariis dúo mtllia librarum regalium Majo- 
um,et fecimas uiterius eos daré operí ecclesie 
Majoriceiisis trescentas libras regalium Majé- 
is que sequuntur: 

n el per Nos et Buccessoros nostros quoscuuque 
statem damiis secretariis dicte aljame quod, 
a in locum (3i ubi ooviter construitur, possiul 

dicte capelle anlique aperire unum pórtale 
a voluerint, quod ezeat ad dictum Callum j\i- 
im pórtale habealur judeis liber ingresaus el 
'alio et ad ipsum per dictam carrariam et exiii- 
xtra Callum. Et promittimus (4) bona fide co- 



rle la opilU de SaDU Fa >1 
ilsmo Obispa, ifiie el hennoK 
'.n<ia de ■Inago^a. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



141 



slra dictis secretariis quod propriis sumptibus nostris faciemus 
fíeri et compleri, cilius quam fieri poterit, dictam capellam no* 
vatn, quodque, postquam dicta capella mutata fuerit ut prefertur, 
nunquam faciemus vel ñeri permittemus ecclesiam vel capellam» 
authospitale seu aliud (1) consimile in dicta domo ubi nunc est 
juxta Callum aut in aliqua parte ipsius domus. Retinemus atta- 
men Nobis et nostris perpetuo domum ipsam ad nostras orani- 
no (2) volúntales; et si eam vel aliquas partes ipsius dederimus 
aut slabiliverimus vel in quascunque (3) personas transportave- 
rimuSj volumus nunc ut tune, et tune ut nunc, quod in parieti- 
bus dicte domus, que respiciunt versus Callum^ nulla fíat fene- 
stra, vista vel aspectus aliquis per quas vel quern possit quidquam 
videri in dicto Gallo a domo ipsa vel partibus ejus. Et ita bona 
fide nostra promiltimus semper faceré observan. 

Mandamus itaque locum noslrum tenentibus (4) vicariis, baju- 
lis et aliis ofFicialibus nostris presentibus et futuris quatenus 
omnia et singula, in hac carta contenta, dictis secretariis et al* 
jame judeorum Majoricarum ñrma habeant et observent et fa- 
ciant ab ómnibus observan. 

In quorum omuium testimonium et fidem presenil carie sigil- 
lum nostrum jussimus appendi. 

Quod est actum in camera Consilii castri regii civitatis Majo- 
ricarum, nonas Julii, annp Domini m.cgc.xz. tertio. 

Signum+Nostri, Sancii, regis Majoricarum, etc., qui hec pre- 
dicta omnia ex certa scientia laudamus alque fírmamus. 

Testes hujus rei sunt venerabilis Guido episcopus Majoricarum, 
nobilis Pericón US de Fonolleto, Berengarius Mainardi canonicus 
Narbonensis, cancellarius, Galcerandus Sacosla archidiacouus 
in ecclesia Urgellensi, Dalmacius de Banyullis (5) miles, Nicho- 
laus de Sancto Justo thesaurarius, et Jacobns Scuderii notarius; 
omnes consiliarii prefati domini Regis. 



(1) Villanueva «alium». 

(2) Villanueva «tomnimodasi». 

(3) Villai^ueva Aqaoscumqae». 

(4) Villanueva Buprime lo restante de esta cláusula y toda la siguiente. 

(5) Villanueva «Bayaliis». Es la villa de Bañuls en el Rosellón. 



3 bolbtIn db la real acadbuia de la historia. 

Ego Jacobus Scuderií, ootaríus jamdicti domiai Regís et ejus 
tclorilate publicus, ipsius speciali (1) mandato hec scribí feo 
clausi meo publico sólito sig + no. 

32. 

Palma de Uallorca, 31 Julio 132S. Otorga el Bey que no raigan laa gra- 
IB de dilación concedidaB á loa deudores de loa judíos, si no dieren K- 
irídad, 6 hipoteca firme de pagar á sus acreedores al eapirai el plaaa 
efljo.— Fol. 36. 

Saucius, Dei graiia rex Majoricarum, etc., dilecto Ferrario de 
meto militi, tcnenti locum nostnim in regao Majoricarum, sa- 
tem et dilectioaem. 

Secretarii aljame judeorum Majoricarum proposueruot comm 
obis supplicando quod quamplures de íllis cbrístianis, quihus 
mcessimus elongamenti gratiam ad certos auuos et témpora 
rta per literas nostras, cum ereDiuat termiai solutionum sla- 
ti a Nobis in ipsis litleris, dant et daturos se ofTerunt judeis, 
editoribus suis pignora ad decena dies, vel immobilia ad vea- 
iiidum spaiio quatuor mensium subhasianda; quodque aliqui 
ctoriim debitorum nolunt ipsis judeis, creditoi-ibussuis, eornm 
edita assecurare per idóneas fidejussorias cautiones juxta ordi- 
\tione9 nostras et seriem dictaruní litterarum, a Nobis concessa- 
im de elongamentis predictis. Quare supplicaruut Nobis ut 
iper hiis dignaremur dicte aljame et singulis personis ejusdein 
lisericorditer providere. 

Nos igitur dictorum secretarioru m dicta supplicalione benigae 
Imissa, ordinamus el volumus ac vobis mandamus quod, si 
iristiani, quibus concessimus vei Nos concederé contigerit eloo- 
imeati gratiam contra quemquam de judeis dicte aljame, no- 
lerÍQt aut non potuei-int judeis creditoribus suis assecurare 
>run-i credita per ñdejussorias idóneas cautiones ad notitiam 
urie juxta ordinationes nostras, aut secundum tenores líltera- 
im super elougameiitis bujusmodi a Nobis concessarum vel con- 



*\'v;/;, 



_y»i 



Formígaera de Gerdafia, 3 Agosto 1324. Al virey D. Bernardo de Torna- 
mira. Mándale qae sobresea en los procesos de inquisición incoados con- 
tra Ion jadios buenos y honrados, vilmente calumniados por otros de mala 
ralea.— Fol. 27. 



SanciuSy Dei gratia rex Majoricarum, etc., dilecto Bernardo de 
Tornamira, teñen ti locum nostrum in Majoricariim regno, salu- 
tem et dilectionem. 

Signiñcarunt Nobis fldeles nostri, secretarii aljame judeorum 
Majoricarum, quod nonnumquam aliqui judei, vilis conditionis 
et fame, sive ex causa malivolentie sive invidie, aut ut ex timore 
hujusmodifaciliusextorqueant pecuniam ab eisdem, contra alios 
judeos bone fame et conditionis laudabilis invehentes, accusant 
et diífamant coram nostris officialibus in nostris curiis dictos 
probos judeos et bonos in eorum magnum vituperium et jactu- 



>r^Á 



PRIVILEOIOS OE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



143 



cedendarum^ ad simpiicem requisítionem judeorum creditorum 
suorum illis talibus debitoribus nolentibus vel non valentibus sic 
dicta debita assecurare, gratifis nostras elongamentorum hujus- 
modi minime observetis nec permitlatis servari; quin immo com- 
pellatis et compellere faciatis eosdem ad solutiones debitorum, 
ac si elongamenti gratiam a Nobis minime habuissent. Volumus 
preterea, ordinamus atque mandamus vobis ut, eveuieniibus sta- 
tutis terminis solutionum dictorum debilorum et usurarum illo- 
rum juxta tenores litterarum noslrarum super diclis elongamen- 
tis concessarum vel concedendarum, faciatis precise diclis judeis 
creditoribus inde satisfieri sive dationc pignorum ad decem dies, 
vel immohilium ad vendendurp spatio quatuor mensinm subhas- 
tandorum; nam nolumus sic, per modos istos, dictos debitores 
binas inde quasi inducias obtinere in fraudem seu prejudicium 
dictorum judeorum creditorum suorum. 

Presentera autem nostram litteram. volumus penes dictos se- 
cretarios remanere, retenta in libro nostre Curie copia de eadem. 

Data in civitate Majoricarum duodécimo kalendas Augusti, 
auno Domini míllcsimo trecentesimo vicésimo tertio. 



\ ' 



íi 



' < 



. r- 






33. 



'-'S 



&OI.STtN DB LA BEAL ACADXUIA 

pplicantes Nobís super hoc eis 

ompelenti. 

laque cupieoteB, utdecet, m^lor 

robis maadamuB quatenus, si c< 

me per tales viles jadeos aut 

I alus ofScialibus nostris denu 
risimilibus conjecturís vobis au 
usmodi danuñciationes sive ac< 
malivolentie processisse, fama 
sicdenunciatum vel accusalum 
lus ad iuquisitionem contra dic 

aliquem permittatÍE. 

II Pormiguene„ tertio Nonas Au. 
:. XX. quarlo. 

34. 

[□era, S Agosto 1324. Al mismo, exi 
¡ploma 34 (28 Mareo 1318), tocante i 
.ma. Declara que nadie, ai na fuere i 
I la aljama en este pDDto.~Fol. 28. 



US, Dei gralia rez Majoi 

ira miliii, tenenLi locum nostru 

et dileclionem. 

irte secretariorum atjame judec 
licaado expositum qnod Nos di 
s in privílegium de gratia speci 
t eligere ac eligat eis secretario! 
, expediens sea etiamopportuuL 
1 dictum oíQcium iuhiantes, i 
lod per officiales iioslros creenti 
atra teoorem noatri privilegii 

dictum nostrum privílegium e 
vobis precipimus et mandamus 
egii tenorem, nouaisi predictac 
el eligere in eorum secretariuc 
1 permittatia, oam vos vel aliqu 



PBlTILBaiOS DR LOS tíBBREOS UALLOBQUINBS. 145 

Qullam volumua potestatem habere eligendi seu poneadi aliquem 
íd secretarium dicte aljame; quoniain hoc Nobis et poteslati no- 
stre tantum reservamus (1]. 

Datum Formigueríe , tertio nonas Aagusti , anuo Domini 
H. ccc. xs. quarto. 



Fonoiguera, 4 Agoeto 1394. Al mismo, previniéndole qne mande Koar- 
dar en favor de loe jndios todos loa privilegios qae se lee han concedido 
desde el afto 1815, ó pasado el tiempo de so condenación; y que ésto se 
gaarde, ann en caso de dada, haata qae el Rey, enterado, resuelva lo qae 
de razón y justicia fuere. — Fol. 27. 

Sancius, Dei gratia rex Majorícarum, etc., dilecto Bernardo de 
Tornamira miliii, tenenti locum nostrum in reguo Majoricarum, 
salutem et dilectionem. 

Pro parte secrelarionim aljamejudeorum Majoricarum Xobis 
est, bumiliter supplicando, expositum qiiod cum, pOBt condemp- 
Bationem quam dudum certis ex causis contra dictos judeos et 
eorum aljamam fecimua, Nos oisdem judeis et aljame duxerimus 
multa privilegia concedenda, noanulli afSciales nostri contra hu- 
jusmodi privilegia uostra iovehuntur jn dictos judeos, et eadem 
sine causa rationabili infringere moliuntur. Ex quibus, si ita est, 
non modicum admirainur. Quocirca, volumus et vobis manda- 
mus quateous omoia privilegia per Nos dictis judeis et aljame, a 
tempore prefate condempnationis citra, concessa, de quibus vobis 
flet per documenta legitima prompta ñdes, servetis eisdem flrmi- 
ter et scienter, ac per omoes oQlciales nostros et quoscunque alies 
faciatis inviolabiliter observari, nisi aliud sit rationabile quod 
obsistat. Quod si sit, nobis sigoi&care curctis; dicta privilegia 
ioterim observando. 

Datum Pormiguerie, pridie nonas Auguati, anno Domini mil- 
lesimo ccc. xx. quarto. 



boletín ds la bkal aCadeuia de la historia. 



Fonulgaera, T Agosto 13S4. Contra loa cttmbiadores ó banqneroe y con- 
tra los comerciantes, que recibiendo en giro ó en depósito dineros de la 
Comnoidad hebrea y de sus aecretaríos, se declaraban insolventes ó tn 
bancarrota, bien faese hn^eado, 6 bien haciéndose encarcelar, y obte- 
nían dañadamente qne en concurso de acreedores la mayor parte de ¿atoa 
■rrastraae la menor para contentarse prorata oon la partija del cdmol» 
inmanente, otoi^a el Rey esto singular privilegio, concediendo á la alja- 
ma qne en t«do ca«o apremiase á sns deudores hasta hacerles aflojar 
cnanto debían, no obstante cualquier ley 6 oso en contrario. — Fofioe 
31 7 22. 

Noverínt aniversi quod Nobis Sando, Dei gratia regí Majori- 
carum, etc., bumiliter sii|>plifaruat secretarü aljame judeonim 
Majoricarum eoquod ipsi frequenter nomine dicte aljame habent 
recipere ditoé (1) a mercatoribus et alcampsoribus et poneré 
divereas pecunie quaotitates nomine dicte aljame ia tabulis 
campsorum Majoricarum, et sope dictí mercatores atque camp- 
sores malitiose dífferuot reslítuere et solvere dicte aljame et eis 
nomine ejus, dictas pecunie quantitates, et quandoque mercatu- 
res et campsores ipsi, venientes ad minus sive abatutz (2), de- 
ñcientes eorum tabule et creditoribus, aufugiuut dam cum rebus 
Buis, aut ponunt se captioni Curie nostre, et inde tractaut et 
tractarí faciunt compoeitiones cum creditoribus suis in magnum 
detrimentum credilorum ipsorum, et QÍchilominus credítore» 
ipsi eis aliquandiu concedunt certas dilalioaes et elongamenta 
ad solveadum quantítates quas eis debent mercatores et campso* 
res predicti, quam viam sequi babent ceteri creditores, cum 
major pars eorum iu cumulo creditorum coucordet ad illam. 
Quare fuit nobis supplicatum per dictos secralarioe ut eis super 
hoc et dicte aljame dignaremur misericorditer proviciere. 

Nos igitur, eorum supplicatione benigne admiasa, voienies 
eos super hoc et dictam aljamam prerogativa specíalí et priri- 



(9J Quebrados t tsllidos. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 147 

legio premuniré, eis concedendum.ducimus per hanc cartam, 
guod cum aliquis campsor in civitate Majoricarum, seu etiam 
mercator sa&atra (1), sive deñciet eorum tabule et creditoribus, 
aut veniet ad minus fugiendo et absentando se, vel captioni Cu- 
rie se ponendo , vel quavis alia causa aliquis mercator sive 
campsor elongamentum seu dilationem petet a suis creditoribus 
quoquomodo et major pars creditorum in cumulo quantitatis, ei 
assentiens, concesserit illam dicto debitori, et debitor ipse fuerit 
obligatus dicte aljame, seu dictis secretariis nomine ejus, in ali- 
qua pecunie quantitate, aljama ipsa, seu dicti secretarii elon- 
gamentum seu dilationem predictam, per diclos creditores majo- 
res in cumulo crédito quantitatis concorditer concessam debitori 
predicto ábaiut^ sequi minime teneantur. Quin immo, elonga- 
mento ipso seu dilatione in aliquo non obstante, debitor ipse 
cogatur viriliter in persona et bonis ad satisfaciendum dicte 
aljame, et dictis secretariis nomine ejus, in toto id quod debebit 
eidem, nisi secretarii ipsi ad dictum elongamentum gratanter, 
prout ceteri creditores, voluerint consentiré; quia alias eos cogi 
nolumus ad predicta, nec ad sequendum elongamentum per cete- 
ros creditores concessum, ut superius est expressum. Quoniam 
hoc dicte aljame, et dictis secretariis nomine ejus, in dictis tan- 
tum debitis et comandis et alus obligationibus dicte aljame da- 
mus, ut premittitur, et concedimus in privilegium speciale. 

Mandantes locum nostrum tenentibus, vicariis bajulis et alus 
offlcialíbus nostris, presentibus et futuris, quatenus hoc nostrum 
privilegium et omnia contenta in carta ista dictis aljame et secre- 
lariis observent flrmiter et faciant inviolabiliter observar!; jure 
seu usu quocunque contrario non obstante. 

Datum Formiguerie sub sigillo nostro penden ti, séptimo idus 
Augusti, anuo Domini millesimo trecentesimo vicésimo quarto. 

Bn Santa María de Formiguera, donde ñrmó este diploma, 
falleció muy poco después (f 4 Septiembre 1324), el rey D. San- 
cho de Mallorca. No tuvo hijos de su consorte Doña María , her- 



(1) S$ éíMiré 6 dMlarará en quiebrm. 



boletín db la hbal academia d 

dsl Rey Roberto de Ñapóles. Habfs 
} inrante D. Fernando , principe de 
i trazados por su amigo, el bistoriat 
ición y bazañae de los catalanes en 
3 visto subscribir el diploma 18 (22 
ncho confirmó á los judíos mallorq 
En 1315, á 5 de Abril, le nació de si 
D. Jaime Il£, á quien su tío D. Rar 
I beredero de la Corona, que le cupo 
i tutela de su tío , el Infante D. Feli 
esorero de la catedral de San Martli 
bien falleció D. Sancbo, elevó D. Ja 
:lamnciones, poniendo en tela de jui 
íjo de D. Fernando á la sucesión de '. 
¡clamó para si. Mientras se ventilab 
o D. Alonso IV que se apoderase de 

Gerdaña. Por 8n en 24 de Septierat 
;e D. Felipe, tutor de Jaime III la < 
ido el concierto de casamiento de D 
>nso, con el regio pupilo , y el recon 
le ésle á la sucesión de D. Sancb 
lias, que se continüan en la secciói 
espués; notándose que los dos prime 
re de 1325) están despachados en Bs 
adados de Rosellón y Cerdaña no se . 
Docer la autoridad de D. Felipe; el i 
asta el 3 de Enero de 1326, é hizo á 

III pleito bomenaje de sus Estado 
, al rey de Aragón en Octubre de 1^ 

tátii, 17 da NoiiMBbre d« IBW. 



J 



HOMENAJE Á MBNÉNDBZ Y PBLATO. 149 



II. 

HOMENAJE Á MBNÉNDEZ Y PBLAYO. 
ESTUDIOS DE ERUDICIÓN ESPAÑOLA. 

Bajo muchos conceptos tiene verdadera importancia la obra 
cuyo informe encarga á la Academia la Dirección general de Ins- 
trucción pública para los efectos del Reaí decreto de 23 de Junio 
de 1899. Por su objeto, es libro original, sin precedentes en nues- 
tra historia literaria, como destinado á manifestar la gratitud, el 
afecto y la admiración de cuantos han recibido las lecciones y 
estudiado los escritos de un profesor ilustre, al cumplirse el vigé- 
simo aniversario desde que ocupó la cátedra;- tributo que al par 
demuestra los merecimientos del maestro y el reconocimiento, los 
adelantos y el buen gusto de los discípulos, pues casi todos los 
que contribuyeron al Homenaje lo han sido del Sr. Menéndez y 
Pelayo en uno ó en varios ramos del saber. 

La forma no ha podido ser más propia; exponer en estudios de 
erudición espantóla el estado de nuestra cultura intelectual en una 
época determinada, fué idea tan feliz que, no solamente han coad- 
yuvado á realizarla esclarecidos ingenios de España, sino que ha 
encontrado favorable acogida fuera de nuestro país, y por su am- 
plitud han podido tomar parte en ella en otras naciones, lográn- 
dose que literatos insignes extranjeros qiie se dedican con afán 
y gran aprovechamiento al estudio de la historia, de las letras y 
de las antigüedades españolas, hayan venido á aumentar la im- 
portancia de esta obra con sus doctos escritos, ayudando á com- 
pletar el cuadro que en ella se presenta con la noticia del estado 
y extensióii que en sus respectivos países alcanzan los estudios 
hispanófilos. Así figuran en el Homenaje^ para honra de £spaña 
y gloria de Menéndez y Pelayo, Benedetto Croce y £milio Uüb- 
ner, James Fitzmaurice Kelly, Carolina Michaelis de Yascoucellos, 
Federico Wulff, Eduardo Bdhemer y otros muchos extranjeros 
tan célebres como apasionados de nuestra literatura patria. 

No es posible que nos ocupemos aquí, como sería nuestro de- 
seo, de los méritos del ilustre polígrafo á quien está consagrado 



DE LA H8AI> ACADEMIA DB L 

naje. Bien quisiéramos exlendemos 
eda cl justo reparo de que, por trata 
i de esta Academia, pudieran parecer 
imbién coD la coasideracióa de que j 
pedido á esta Corporacióa por el Mi 
erirse al mérito de la obra, no al a 
de lodo esto poco pudiéramos aüadir ; 
e adornan á uuestro compaiíero 7 de 
11 ha realiíado con su docta enseñaní 
ilfsimameiite ha puesto en el Prólog( 
naje el celebrado escritor D. Juan Vi 
lima tarea serla en verdad la de ocups 
m de lodos y de cada uno de los tra 
ista obra, que por su misma índole e: 
la. En la imposibilidad de hacerlo e 
ido en él los juicios críticos de cincui 
valoran , nos limitaremos á la somera 
directamente relacionados con los q 
:ión de esta Academia, 
puede aseguiarse, sin temor á reciií 
I de los extudios de erudición que com 
xy poco habría de señalar la crítica mí 
censura, y, por ni contrario, mucho 
s de cumplidas alabanzas. En este cu 
. lucen interesantísimos fabajos sobi 
os ingenios al lado de curiosas notici 
desconocidos y de escritos inéditos 
lía , como las Cartas de Juan de Vale 
ible de Portugal y muchos más que n 
i bastan para ejemplo los citados. Relí 
nuestro teatro y de los tipos llevados 
bres autores, merecen señalado lugai 
lotarelo sobre los traductores casteü 
Franqueza sobre una comedia inédi 
titulada La venganza en el tepulcn 
o Farinelli sobre Don Juan, y de D. J 
Pedroenel teatro, todos de grande at: 



; 



HOMBNAJB Á MBNÉN'DBZ Y PBLATO. 151 

En todos los ramos de erudición reúne el Homenaje muestras 
<lignas del mayor aprecio; pero sobresalen entre las más notables 
por su interés las que se ocupan de las obras de Miguel de Cer- 
vantes Saavedra, debidas á las doctas plumas de los Sres. Apraiz, 
Eguílaz y Yanguas, Rodríguez Marín y Benedetto Croce, y asi- 
mismo la de D. Manuel Serrano y Sanz, que ofrece é la curiosi* 
dad de lo« entendidos dos cancione$ inéditas consagradas al de- 
sastre de la armada que se llamó invencible, tan en ei estilo y 
<arácter del célebre autor del Quijote^ que no era necesario para 
reconocerlas por suyas el nombre que llevan al frente en el códice 
de donde se trasladan. 

Obra de excepcional importancia científica é histórica es la Bi- 
blia, que podemos llamar de la casa de Alba, versión hecha en 
1422 por Rabi Mosén Arrajel, y por empeño y encargo del Maes* 
ive de Calatrava D. Luís Nüñez de Ouzmán, con curiosísimos di- 
bujos, que ha descrito doctamente el Sr. D. Antonio Par y Melia, 
produciendo tanto interés en el mundo sabio, que ya han venido 
á España comisionados extranjeros para conocerla y estudiarla. 

Cerraremos este incompleto examen con la referencia de los 
estudios arqueológicos y puramente históricos que en el Home- 
naje figuran, limitando la mención á los escritos por D. Manuel 
R. de Berlanga relativos á lUberis y al examen de los documen* 
tos históricos genuinos iliberitanos ; el de D. Ramón Menéndez 
Pidal, con importantísimas Notas para el Romancero del Conde 
Fernán -González, y los ofrecidos, respectivamente, por nuestros 
•compañeros los Académicos D. Juan Catalina García y D. Anto- 
nio Rodríguez Villa, que ponen á la vista con admirable claridad, 
por documentos desconocidos é inéditos en gran parte, las raras 
peripecias del Segundo matrimonio del Marqués del Cénete, y las 
desventuras y sucesos extraordinarios del Almirante de Aragón 
D. Francisco de Mendoza, nieto del célebre D. Iñigo, Conde de 
Tendilla, primer Alcaide de la Alhambra por los Reyes Católicos. 
Sensible será no podernos detener en otros trabajos muy dignos 
ds la mayor atención, por no alargar indefinidamente los límites 
de este Informe. 

Es difícil encontrar reunidas en tan breves páginas como com- 
prende el estudio del Sr. Berlanga tantas noticias ciertas de una 



BOLKTÍN DB la RBAL ACADBlItA DE LA UiaTOBIA. 

iÓD ibérica, cuyos orígenes, següQ asieata el autor al em- 
86 encuentran en extremo obacurecidos entre las nieblas 
pasado remotísimo. Comienza la investigacióa con aUna- 
laervaciones sobre la manera de formarse las primiti7as 
as de los aborígenes en los tiempos prehistóricos, y prosí- 
n indagaciones no menos eruditas del nombre de Ilfberis, 
endo numerosos monumentos de todo género de arqueoio- 
nto epigráficos como numismáticos, 7 los documentos que 
1 los textos de los más remotos historíadores, siguiendo las 
i de la antiquísima poblaci<}u , en cuanto es posible , hasta 
A abandono; y las menciones que de sus ruinas se eocuen- 
1 los escritores árabes y en los historiadores españoles hasta 
) 3V[. — Completo es el estudio y acreedor á la mayor ala- 

[nenos interesante, aunque en otra esfera de erudición, es 
I presenta D. Ramón Menéodez Pidal para enriquecer el 
bajo el modesto titulo de Notas para el Romancero del 

Fernán -González. — Remontándose á los más antiguos 
de los romances tradicionales y señalando tas lueutcs eu 
uvieneu con la crónica del héroe siguiendo sus huellas 
nlidad en la narración de los sucesos y aquellos puntos en 
fantasía popular añadió detalles poéticos para engrandecer 
ira, ha hecho el Sr. Menéndez Pidal un estudio profundo, 
ito sirve para el conocimiento del desarrollo y carácter de 
iía popular, como para comprender aquella época, ohscu- 

é interesante por el movimiento político que se iniciaba 
I, y. apreciar en su justo valor las crónicas primitivas, en 
i se dio entrada á cantares de gesta, hoy perdidos, pero que 
es eran conservados por tradición oral, 
íiistoria del extraño personaje D. Francisco de Mendoza, 
sistencia accidentada, llena de peripecias y vicisitudes, tan- 
itivos ofrece á la curiosidad y á la meditación, ha dado oca- 
1 Sr. D. Antonio Rodríguez Villa para trazar uu estudio 
fico de gran importancia, que por si solo llamarla la aten- 
e los entendidos hacia este libro. Nacido D. Francisco en el 
i47 y habiendo muerto en el de 1623, alcanzó en su la'" 
le setenta y seis años los reinados de los tres Felipes, If 



HOlfBNAJB Á MBNÉNOBZ T PELATO. 153 

y lYy desempeñando en todos elevados cargos y haciéndose nota- 
ble por su ciencia, por su valor, por sus multiplicadas aventuras 
y desventuras y por la audacia de sus resoluciones^ que le acarrea- 
ron grandes contrariedades y sinsabores. — Nuestro respetable 
compañero el Sr. D. Alejandro Llórente había dicho años há, 
«debió de ser el Almirante un singularísimo personaje, muy 
»digno de que una hábil pluma se emplee en escribir su biogra- 
»fia». — Nada deja que desear la que presenta el Sr. Rodríguez 
Vüla. 

El segundo matrimonio del primer Marqués del Cénete ^ na- 
rrado por el Sr. Catalina García con precisión suma y en vista de 
documentos originales, merece singular atención y está llamado 
á despertar gran curiosidad por el cuadro que ofrece de las cos- 
tumbres de la época. 

Solamente con el objeto de que aparezca patente y pueda apre- 
ciarse sin gran esfuerzo el relevante mérito del Homenaje, hemos 
hecho mención más ó menos detenida de algunos de los estudios 
que han contribuido á su formación. Gomo los citados hay otros 
muchos, casi la totalidad, que merecen el mayor encomio y le 
dan el carácter de obra de gran utilidad, tan amena como instruc- 
tiva, donde sin producir confusión se dan la mano ciencias, letras 
y artes, pudiendo ser de gran aprovechamiento de toda clase de 
lectores, y digno de figurar en todas las bibliotecas, tanto públi- 
cas como particulares, justificando cumplidamente su título por 
ser verdadera manifestación de la erudición española. 

Los discípulos del sabio profesor que concibieron el pensa- 
miento juzgaron con gran acierto que el medio más eficaz de ma- 
nifestar á vista de todos de una manera elocuente y clara el resul- 
tado de sus lecciones y el progreso realizado por ellas en la ense- 
ñanza, era formar un libro en el que esto quedara consignado á 
perpetuidad, demostrando el gran mérito de aquél, no con ala- 
banzas á su persona y encomios á su talento, sino con la exposi- 
ción de su doctrina en trabajos prácticos de ella nacidos; pruebas 
mucho más sólidas que palabras huecas y elogios altisonantes 
prodigados las más de las veces sin causa que los justifique y que, 
por tanto, han perdido su importancia. 

Creemos, pues, que el Homenaje á Menéndez Pelayo merece la 



bolbtIn db La real agadkuia db la e 

ecciÓD oficial y que el Mioisterio de Fomeol 
i extenderla hasta el límite que permilaa 
,Ies vi gen le?. 



mobiliario V armerIa general de na 

POR DON J. ARGAMASILLA DB LA CERDA 1 

onrado por nuestro ilustre Director con el e 
acerca del libro del 8r. Argamasilla, no ere 
ioeote, emitir un informe en la verdadera a< 
a, toda vez que no se trata de una obra com 
sino taD sólo de una entrega ó cuaderno, e 
licadoB por el autor, con el propósito de impí 
hasta la conclusión deSnitiva de aquel nobil 
9r esta razón he do limitarme á consignar el 
imo propósito del Sr. Argamasilla, no sólo 
lorial Navarro, sino también de hacerlo con 
d y minucia, describiendo prolijamente los li 
tantos conceptos interesante provincia, bebi' 
L3 7 autorizadas fuentes, tales como la Cáa 
Reino y los archivos particulares de la nobl 
tndo por este medio su trabajo da fábulas, c 
y fundándolo sólo en documentos autóntia 
;a manera de dar autoridad é interés á este li 
explotados de consuno por la vanidad y la c( 
i activa é importantísima parte que los brav( 
quel noble soUr han tomado en todos los 
ci pales de nuestra historia, la misma obscurii 
irfgenes del Reino Pirenaico, su especial c 



NOBILIARIO Y ARMERÍA aSNERAL DE NABARRA. 155 

leyes y fueros, sus usos y costumbres, todo conspira, todo se 
presta á que la empresa acometida por el Sr. Argamasilla sea 
iateresante por todo eitremo, de amena lectura y de útil y pro- 
vechoso estudio. 

Más guerreros que escritores, más dados á empuñar el acero 
que á manejar la péñola, no han dejado los navarros monumen- 
tos escritos de sus hechos heroicos, ni relatos de sus empresas y 
batallas, ni biografías de sus preclaros hijos; de ello se lamenta 
el Sr. Argamasilla, para quien es más ímprobo el trabajo no ha- 
biendo tenido predecesores que le facilitaran el camino, pues en 
efecto, aparte del Nobiliario del Valle de la Valdorhaf publicado 
en 17)4 poi: D. Francisco de Elorza y Rada, y que no tiene otro 
alcance que el de describir los escudos de armas de los dueños ó 
poseedores de los llamados Palacios de Cabo de Armería, sin la 
más pequeña noticia ni el más mínimo dato, no conozco tratado 
alguno especial que á genealogías navarras se reñera. 

En Francia si; hombres doctos han ocupado sus bien talladas 
plumas escribiendo los armoriales del país de Labourd, del 
Bearne y de la Navarra Francesa, que por su íntima conexión 
con la nuestra contienen materiales y noticias que nos interesan 
de una manera directa. Pocos años há, el Sr. J. E. de Jourgain 
publicó una reseña histórico-genealógica de la casa de Ezpeleta, 
que es precisamente de la que trata nuestro autor con mayor ex- 
tensión en este primer cuaderno, citando con toda escrupulosidad 
fechas de nacimiento, enlaces y defunciones, enterramientos, tí* 
tulos, honores, cargos y alianzas y cuantas noticias con esta ilus- 
tre familia se relacionan. 

No pasaré en silencio la curiosa y bien escrita introducción 
donde compila en erudita síntesis toda la accidentada historia de 
Navarra, examina su estado político^ la condición social de las 
personas y las diversas clases de nobleza que en ella se encierran, 
con los privilegios anejos á cada una de ellas. 

Acusa esta primera parte publicada una labor intensa, copiosa 

y detenida lectura y la visita de muchos archivos, en uno de los 

cuales, en el de los Marqueses de Falces, tuvo la buena fortuna 

i encontrar un Curiosísimo documento, en mi sentir de tal im- 

ortancia, que no resisto á la tentación de transcribir la noticia. 




> BOLBTtN DB LA REAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

[Ed él se descritie la manera de cazar llamada montería. Le- 
udólo y al través de su rüsUco estilo, se percibe Meo la rada 
igDíficencia de aquellas fiestas en que los Señores de las seca- 
os selvas del Pirineo perseguían, lanza en mano, al oso, a> 
lalí y al toro salvaje, encontrando en la lucha con las fieras ; 
medio de la nieve de los ventisqueros, entretenimiento ade- 
ido á la fortaleza de su raza. 

F'orma un libro en pergamino de 200 folios y carece de eaca- 
¡amienio. Está escrito en un lalln bárbaro, coa párrafos ente- 
I en bascuence, y termina diciendo que lo copió y reformó 
rtrán Subalia en lUO, de un liber vetustisaimus que existía 
el Monasterio de Leire. 

[Confiemos en que algún erudito aficionado nos dé á conocer en 
la su extensión este hislórico tratado, interesante por la época 
)or el lenguaje (11, despertando mayor curiosidad aun que la 
iducida con la aparición de los Paramientos de la caza escritos 
r el monarca navarro D. Sancho VI, apellidado el Sabio, en el 
o tl80. 

En resumen: si el Sr. Argamasitla persevera en el camino em- 
endido sin desmayos y sin apresuramientos que deslustren el 
irito de su penosa labor, habrá prestado á la historia un im- 
rtante servicio, digno de loa y de aplauso. 

Mtdrid, jedeBoerode IS96. 

Fuanxisco R. de Uhagón. 



l) Asar verdid que 1*b pKlabrM ; fnaíB ea vtBcuaiice de esle maDaecribiBer*- 
Dlan i una época 6 tiempo anterior al año INO, eatariamm bd presancia del mi* 
.iguo ejemplar documentada del lenguaje Éuecaro baata bo; coEnoldo. El glOMHo 
rarro- vascongado que publica nuaslro compañera el Sr. Pita en \ot Stemrdol dt m 
le i Sanllate dt Balicia, Uunándolo dal códice Caliitlno, se traiú á mediad» del 



OBÍGBNBS DE LA CARTA Ó MAPA GEOGRÁFICO DE BSPAl^A. 157 



IV. 



NOTICIA ADICIONAL AL INFORME SOBRE LOS ORÍGENES DE LA CARTA 

Ó MAPA OEOGRÁFICO DE ESPAf^A (1). 

Corrieodo el año 1835, recibió esta Academia de su correspon- 
diente en Alemania Sr. Federico Guillermo Lembke» la nota que 
textualmente copio: 

«El profesor Wyttembach, director del gimnasio de Tréveris 
(Prusia-Renanaj acaba de hacer una descubierta importante para 
la historia antigua y bibliográfica. Los literatos saben que hasta 
ahora no se conocían de la Mapa Peutingeriana, que señala las 
carreras militares por el imperio romano occidental bajo Teodo- 
sio el Magno, sino once hojas. Faltaba de la Mapa entera, que 
consistió de doce hojas, la duodécima, que es la primera en el 
orden. En ésta la Mapa principiaba por Brilania, Hispania y 
Mauritania. De esta hoja el Sr. Wyttenbach acaba de descubrir 
una parte, es á decir, la España. La hoja de vitela estaba encolada 
al ñn de una antigua edición de un autor clásico que se halla en 
la biblioteca pública de Tréveris» (2)» 

Grandemente excitado el interés de la Academia con la nueva, 
escribió inmediatamente al Sr. Wyttenbach, felicitándole por el 
hallazgo, rogándole remiliera, á ser posible, una copia del mapa, 
y brindándose á contribuir con los auxilios literarios de que el 
Cuerpo pudiera disponer, para el caso en que pensara dar ala luz 
pública su descubrimiento, designando como intermediario al 
referido Sr. Lembke. 

Pasó tiempo sin que ni uno ni otro respondieran á las cartas, 
instando el silencio á que la Academia se valiera de los buenos 
oficios del Barón de Humboldt y del Dr. Eugenio Duílot, agre- 



(1) PabUoado en el Bolbtím, t. zzzv, pág. 502-525. 

(2) Expediente en el Archivo de la Secretaria. Antigüedades de Eepafia.— Otanera- 
idmd. 



t.- 



158 nOLBTtN DE LA RSAL ACADEMIA DB Li 

gado á la embajada de Francia en Madrid, pi 
los deseos que creía ioleresaban á la ilustrad 
Ügua de Espaúa, pero transcurrieron todavía 
que el segundo de dichos señores, M. Dufl 
Dr. Mermsdfirfer, residente en OlTénbach, co[ 
blicada por Wyttenbach en los AnaUs del Ini 
de Boma, toI. viii, art. ii, que en cierto mod( 
lidad de las primeras gestiones. El articulo, ti 
no, cual venia eu la carta, dice: 

* Literatura. ^Observaciones sobre un mapt 
tigua, descubierto en 1834. 

•Examinando las carpetas de manuscritos ] 
del siglo 2v, he hecho muchos descubrimien 
fragmentos xilogriíBcos de Donat, cancionc 
ñas, etc., etc. Asimismo, en 1834 tuve el gu! 
pergamino de que aquí se trata, formándola ] 
edición antigua que se hallaba tiempo atrás < 
monasterios, y al presente en la Biblioteca p 
Esta hoja representa la España en tiempo ( 
forma de cifras prueba que pertenece á los t 
siglo sv. Welser da un esquiz del mapa de I 
las mismas cifras árabes en lugar de las roma 
sq. q. edit. de 1652). Se sabe que el mapa de ¡ 
copiado por un monje del siglo xiii, coatei 
ginales, de las cuales la primera represental 
España, la Mauritania; pero también se sabe 
en todas las ediciones. 

■Importa referir aquí lo que Scheyb dice 
mapa de Peutinger; que Conrad Celtes ha h 
este mapa, que están en Viena, prohablemeotí 
uno de los monasterios de los países del Rhio 
Soy, pues, do parecer que uno de nuestros n 
hacia fines del siglo xv, haya querido hacer u 
mapa; puede ser hubiese acabado la Mauritat 
de las que, sin embargo, no he hallado huelU 
lo que ha sucedido con la de España, que he 
encontrar en su precioso estado. 



ORÍGENES DE LA. CARTA Ó MAPA GEOGRÁFICO DE E8PAÍ>ÍA. 159 

>Se ve fádlmeate que este esquiz no fué concluido: asimismo 
se ve que el encuadernador ha cortado el pergamino, que en otro 
tiempo era más grande, y que ha arrancado alguna parte; sin 
embargo, la hoja es muy importante para la arqueología. La 
copia adjunta en pergamino se ha hecho por un antiguo discípulo 
mió con una fidelidad diplomática; representa el original hasta 
en los menores detalles. 

»Es para mí un deber agradable comunicar esta hoja al Insti- 
tuto Arqueológico, que ha encontrado en Prusia un socorro muy 
activo. Sabios ingleses y españoles me han pedido muchas veces 
copia de esta hoja, pero les he respondido que he dado mi pala- 
bra al Instituto y que ningún miramiento hacia los extranjeros 
me impedirá el guardar mi promesa. 

» Además de los escritores que han publicado el mapa Peutin- 
geriano, tal como se halla en Yiena, como Bergier, Welser, 
Scheyb, últimamente Mannert, hubiera deseado poder consultar 
á José... Ohservaziani intomo alV opinione del Sig, Af... sopra la 
iavola Peutingeriana. Roma» 1819, 8.* Se encuentran lodos los 
apuntes del mapa Peutingeriano en la ultima edición de Mannert; 
sería superfino repetirlos aquí.» 

Tréveris, 26 do Agosto de 1835.— Wyttenbach. 

Agregaba el Sr. Helmsdófer aUemitir el artículo transcrito (con 
fecha 28 de Noviembre de 1837), que en los mencionados Anale» 
del Instituto Arqueológico de Roma y en el mismo vol. vii, pá» 
gina 259, estaba inserto un discurso de M. Parthey, en que, re- 
conociendo la gran importancia del descubrimiento del profesor 
Wyttenbach, relativamente á España, trataba de demostrar que 
nada tenía que ver la hoja con el n:apa de Peutinger, parecién- 
doleque más bien pertenecía á la geografía de Ptolomeo. 

No tardó mucho más la Academia en poder juzgar por sí pro- 
pia: con nueva epístola del Dr. Helmsdófer de 28 de Bnero de 
1838, recibió la copia deseada del mapa, hecha en pliego de papel 
cartulina de 39 x 29 cm., y señalados con tinta roja los límites 
regionales. Al pie, escrito en alemán, se lee: tCopia exacta de la 
hoja de pergamino del siglo xv, descubierta por mí. Tréveris 
en F. 1835.— (Firmado).— Wyilenkachi. 

A la vuelta: 




160 boletín db la rbal academia de la historia. 

iCertjflco la autenticidad de la copia. OfTenbach 28 de Eoen 
de 1838.— [Firmado).— Dr. G. Helmtdófen. 

Designados inmediatamente el censor, el anticiiarioy el biblio- 
tecario para eiamiaar el documento, desempefiaron el cometido 
en los términos que todavía copio: 

iLa comisión encargada de examinar el fragmento de mapa de 
Espada hallado en Tréveris por M. Wytteabach y remitido i la 
Academia, ha conocido í primera vista que en nada se parecía i 
las tablas Peuligeríanas, que, como saben todos, son las vías mi- 
litares de los romanos; pues aunque en el fragmento se descubren 
líneas de tinta encarnada y algunas de negro, se hicieron, sin 
duda, para dividir las regiones; ai se hallan tampoco en la drri- 
sión del Ilinerariode Antonino. 

>E1 fragmento está dividido en doce partes 6 regiones, bien 
irregulares, á la verdad, y en cada división pone los nombres de 
la región y de algunos de los pueblos que la componen, colocan- 
do en cada uno (aunque no en todos) un niimero árabe. Pone el 
primero en Setida, región de los que llama tarduli, y que forma 
DU triángulo cuya base fija en el mar Mediterráneo , y la ciispids 
está en dicho pueblo de Setida , que puede ser el Setia de Tolo- 
meo. Pone el segundo número árabe en llurgis, el tercero ea 
Vogia, y asi de los demás, segUu los nombra Tolomeo en sus ta- 
blas, aunque alterando algunos nombres, y lo mismo hace en 
las demás regiones. 

>Se observa también que marcó los puntos en que los ríos des- 
embocan en el Mediterráneo, y en su costa pone dos cuadraditos 
como para señalar alguna cosa notable; mas ni la indica ni señala 
los nombres de los ríos. Tampoco marca los grados de longitud 
ni laiilud en donde suelen colocarse, ni para ésto sigue al mismo 
Tolomeo, que los pone en sus tablas, aunque con las incorreccio- 
nes que han notado los autores modernos que han tratado de 
Oeograffa, y entre ellos el maestro Flóreí; y ültimamente nues- 
tro compañero Sr. Cortés, que con tanto acierto como trabajo, ba 
ilustrado la Qeograffa antigua y moderna de la Peof osula. 

■Es iuiiiil que la Comisión se detenga á hacer observar las ma- 
chas y graves alteraciones que hay en los nombres de los pi'ohifw 
y aun de las regiones, que si, como se afirma, están fiel y 



OBÍOBNBS OB LA CARTA Ó MAPA GEOGFÁFIGO DE ESPAÑA. 



161 



tamente copiados, deben alribuirse al autor, que no consultó, 
«orno debiera, á ios geógrafos griegos y romanos, y aun áloshia- 
ioriadores que trataron de la España. 



1 




»La comisión es de parecer que el fragmento hallado por 
M. Wyttenbach no es otra cosa que un ensayo de mapa más com- 
pleto que pensaría hacer el autor y dejó.imperfeclo; y tal parece 
^ue ha sido también el juicio de un arqueologista romano que es- 
cribió sobre lo mismo con motivo de haberse dado noticia de este 
hallazgo en los Anales del Instituto Arqueológico de Roma. Parece 
<iue tanto el que ha descubierto este fragmento, cuanto el arqueo- 
logista romano, le dan una importancia grande para la geografía 
de España; pero acaso este juicio nace de que no han leído nues- 
tros geógrafos ni consultado nuestros monetarios, en los que ha- 
llarían los verdaderos nombres de nuestras colonias y munici- 
pios , su posición geográfica y la verdadera correspondencia á la 
actual, á lo menos aproximadamente. 

»Sin embargo, la comisión eree que deben darse gracias al 
Sr. Wittenbach, pagar los gastos de copia, remisión, etc., y darle 
^i título de académico correspondiente. Sería bueno también (á 
Juicio de la comisión) ponerse en correspondencia con el Instituto 

TOMO ZZZVX. 11 



162 BOLBTIn DS la BBAL ACAt>BKIA I 

Arqueológico de Roma, y cuando meaos 

que puede haberse escrito sobre este hall 

Madrid 9 de Marzo de 1838.— (Firmado 

Pedro Sáinz de Baranda. — Juan Bautist 

Años adelante (en 1879), publicó el Sr. 
dei Guerra el esLudío titulado La Deitani 
vecinos (1). acompañado de un mapa en e 
ilustrado con notas eruditas y con grabad 
pfdeas que dan al traI)ajo gran valor hi 
mapa una extensión aproximadamente ig 
de la Biblioteca de Tréveris, resallan á la 
paración, los errores notados en los nom 
comisión académica de 1838, sobre todo e 
de regiones, entre los que se escribió Creí 
tani por Bastitaní, etc., ote. Noobstante, ] 
que no debe hacerse caso omiso al trata 
carta ó mapa geográfico de España, y esta 
impulsado á recordarlo, como dato más q 
curiosos reunidos en el estudio de M. Gal: 

Uadrid 19 Bnero 1900. 



(1 ) BohUn til la SoeUéttd StOfriJIta it Uadrid, tomo 
(S) Aai eomo también «it« otro que conMa od «1 acl 
de U de M>rio de lEOS: 

«Se rectbiú un Pap«l original del Ldo. Fnneo, eacril 
eiemhre de 15^8 >l Ldo. Fuenmayor, del Conaeio da 8. 1 
Bítfca. cuyo mapa, de mano del mismo Franeo, ae liallt 



■T^ 



NOTICIAS. 



Correspondientes. Han sido elegidos D, Carlos Moreaes y 
Tord, Conde del Asalto, en Tarragona, y D. Narciso Díaz de Es- 
cobar, en Málaga. También lo han sido, en Toledo, el Eminentí- 
simo Sr. D. Ciríaco María Sancha Cardenal Arzobispo, D. Andrés 
Álvarez Aracil y D. Manuel Simancas. 



Suscripción. Determinado por las Academias que iniciaron la 
de auxilio á la familia del doctor y Académico D. Marcos Jimé- 
nez de la Espada, darla por terminada en España/queda expuesto 
en la Secretaría de ésta el expediente y listas para satisfacción 
de los señores que deseen examinarlos. 



Concurso á premios. Espirado el plazo que se señaló en los 
anuncios de la Gaceta de Madrid y del Boletín de este Cuerpo 
para presentar solicitudes, se han recibido: 

1.° Optando al premio de la Virtud^ instituido porD. Fermín 
Caballero, trece. 

2.^ Al del Talento^ de la misma institución, dos. 

3.» Al de la fundación del Barón de Santa Cruzy sobre los 
cOrígenes del Reino pirenaico hasta el tiempo de D. Sancho el 
Mayor», cuatro. 

4.* Al de la misma institución «Campañas de D. Fernando el 
Santo», una. 

Y 5.° Al del Sr. Marqués de Aledo, «Monografía de la villa de 
este nombre», una. 



lOLETtN DE LA REAL ACADEVIA DB LA HISTORIA. 

yionario. La villa de Azuaga , en la provincia de Ba- 
I dado á conocer su anligüt-dad coa lápidas romanas 
que han ilustrado y comentado, como es sabido, D. ■Vi- 
rantes, D. Aureliano Fernández Gnerra y el Doctor 
I Hübiier. Los pedestales y estatuas que dedicó al César 
jo de Tiberio, y á las emperatrices Marciana y Matidia, 
de UD modo, por desgracia obscuro, ei nombre de la 
lyo emplazamieuto Azuaga ocupa, pudiéndose inler- 
iniciales ó siglas de su denominación, Municipio Julio 
ico ó Julia Varna. 

a aáo un vecino de esta población, D. Patrocinio Lópeí, 
por compra el sello grabado en corindón y hallado 
) antes entre los escombros de la vetusta muralla, sello 
lal nos ha mostrado su propietario, y del cual presen- 
idjunta impronta sacada en lacre, 
il centro el diseño del águila legionaria que se ve en 
las de Zaragoza, donde figura el nombre de la legión 
asimismo ñgura en la orla del sello. Su leyenda es de 
pretación: 



M(iircus) FMviunf) F(lnccvst) l(egatus) 
Ifegionis) VI (victricis) p(iae) ffelici»). 



uego podemos asegurar que este sello no es posterior al 
le Vespasiano, el cual trasladó esta legión á la Ger- 
icicndo venir en su lugar la i^éplima Gemina Félix que 
;iudad de León. Sábese á punto cierto (1) que la Seita 
i guarnecía las Españas en el año 68 de Jesucristo, 
hiendo proclamado por emperador á Sulpicio Galba 
. ó Goruña del Conde, mudó la faz política del orbe 
si bien se quedó eu Bspai^a, donde habla residido 
lempos de la Repiiblica. Asimismo consta que en el ano 



eologia de Btpaña por el Dr. D. Gnii)ÍD HdbT 



^ 



NOTICIAS. 



165 



quinto antes de Jesucristo, varios centuriones españoles de esta 
legión dedicaron un monumento, y á este paso otras lápidas 
manifiestan su historia. ¿Sería este legado, cuyo sello se ha des- 
cubierto, el mismo Marco Fulvio Flacco que Tito Livio dice ser 
hermano del Pretor de la España Citerior Quinto Fulvio Flacco 
y legado de éste, esto es, jefe de una de las legiones que enton- 
ces ocupaban á España? No lo creemos, porque Tito Livio, que 
habla de este legado, lo refiere al año 170 antes de la Era cristia- 
na, y á esto se opone en el sello el sobrenombre de Pía que 
tómala legión, y su tipo paleográfico. Opinamos que fuese un 
descendiente de la noble familia Fulvia, que floreció imperando 
Calígula y quizá él mismo que se hallaba al frente de la legión 
cuando ésta aclamó por emperador en Glunia á Sergio Sulpicio 
Galba. 



Ara romana de Barcarrota. En atento oficio del 21 de Octubre 
del año pasado, la Comisión provincial de monumentos de Bada- 
joz dio cuenta á la Academia de la donación que D. Luís Yilla- 
nueva ha hecho al Museo de aquella capital y provincia. El dona- 
tivo es una ara votiva, encontrada en una dehesa de la propiedad 
del referido señor; de cuyo epígrafe, la Comisión acompañó la 
impronta, que mide 0,28 m. de alto por otros tantos de ancho. Las 
letras, altas de 5 mm., pertenecen al siglo iii. No falta ningún 
renglón, según aparece del marco ó recuadro del epígrafe sobre- 
dicho. 



SILVANO 


EX 


voTv 


M O 


DES 


TINI 



Silvano ex votu ModesHnL 

A Silrano exvoto de Modestino. 



tN DE LA BBAL ACADEMIA IIB 

O esta iiiscripciÓD la excdlau 
I, Enero do 1900), haciendo 
le á la gráñla de puntos, ha 
lea descifrar*. Bu el calco 
dados eu la cenefa 6 gráfila 
tosible que en el origiual se 
ay en él huellas de letras. £ 
ipidas de Cataluña (4089, 4 
íH); y nada más queiSiivono 
icrum] Silvani, que se ha 
i y cou el calco; iii se puede 
iÓD iudigeua del renglón ter 
<to, por el estilo de otra in 
Q el Algarhe. 



Elche. — En el número 16 d 

:o-arq 11 eclógica Barcelonés; 
NoYiembre y Diciembre < 
ra el diseño de un precioso 
linas de la antigua Hici, en ' 
te inscripción, no menos ui 
ambién de mosaico: 



IN H-PRAEDl 


S VIVAS 


CVM 


TVIS 


MNB 


mVLTIS 


AN 


NIS . 





flifoj S, uceeBsetj viva» cum ttiie < 



NOTICIAS. 167 

El Sr. Ibarra describe así el mouumento: 

c Ocupa toda el área ó superñcie de una habitación cuadrada 
Kle cuatro metros de lado. Marqueando un centro octogonal, se 
ofrece á las atónitas miradas del visitante una faja de 48 centí- 
metros de ancho, separada en cinco espacios ó casetones, cuatro.á 
los ángulos, preciosamente enriquecidos ya con una estrella poli- 
<;romada (1), bien con un bonito nudo gordiano, ó bien los dos 
ángulos restantes, con dos motivos formados por cuadrantes cón- 
cavos, unidos por las bases. De los casetones centrales de los cua- 
tro lados^ tres nos son conocidos: el primero de la derecha osten- 
ta dos tórtolas ó palomas , ricamente figuradas con profusión 
de teselas de variados colores. El de enfrente muestra también á 
dichas aves picando en un ñorero (2); y el de la izquierda tiene 
un lazo del cual salen dos flechas (3). El cuarto y último está des- 
truido (4). Los restantes casetones, ó recuadros, en número de 
ocho, afectan la forma romboidal y los forman variedad de trián- 
gulos de piedras azules concentradas en rojo, que ocupan los 
espacios libres de un gran rombo inscrito en cada uno de los ocho 
cuadriláteros en que está dividida la cenefa ó faja del mosaico. 
Dicho rombo es de bellísimo efecto, y el centro lo realza un her- 
moso golpe delápiz-lázuli. 

Ya he dicho que la cenefa marquea un octógono. Faltábame 
mencionar, que á la parte exterior de la citada aparecen dos líneas 
de adorno que á su vez están marqueadas por una ancha faja de 
^4 centímetros, blanca completamente, límite del mosaico. 



<1) De cuatro pautas. 

(2) Es el emblema de una urna, á cuyos bordes se acercan por uno y otro lado si- 
métricas dos palomas, bien conocido por las inscripciones cristianas de Roma y de 
las Gallas. Observa Le Blant íManuel d'épigraphie chrétienne d'aprés les marbresde la 
Qaule, pág. ^9, Paris, 1869), que este símbolo antiquísimo se hizo raro en el siglo iv y 
desapareció por completo en Roma á principios del siglo y. 

Á la urna del maná celeste, ó del sacramento de la Bucaristía, se ve con frecuen- 
cia sustituido el crismón 6 monograma de Cristo. 

(3) Según el dibujo, no parece manojo de ñechas, sino arpón amentado, con sen- 
das cúspides en ñgura de corazón, lanceoladas en sus extremos. Este símbolo es cris- 
tiano. Véase Le Blant (pl. 1 y 2), Inseriptions chrétiennes d9 la Gaule, tomo i. París, 
1856. 

(4) La destrucción arranca del centro del mosaico, prolongándose á manera de án- 
dalo muy abierto. 



I 



;j 



I 



I 



V 




n 



BOLETÍN DE LA REAL ACADEUIA DE LA EII8T0RIA. 

f nguio segundo de la derecha, y segiía voy describiead» 
abilfaima obra de arte, correspondienle al Sureste, eám 
osísimo documento que avalora en gran manera el h.i- 
)1 pavimento. Me reñero á la inscripción de cinco lineas, 
ladrada eu un seucillo motivo dedecoración de pequeños 
nes (el mismo que se ve exornando los recuadros de ce- 
1 medallón central), ocupa el espacio comprendido entre 
las de la puerta de entrada á la cámara, y cuya lectura 
I adelante, 
sarrollo del octógono citado deja libres sobre el cuadro 

del mosaico cualro rinconeras que el artista, con muf 
íerto, ha aligerado de trabajo, dibujando en eltos cuatro 
i pellas y escudos, de elegante forma. 
itro dei mosaico es por demás rico en factura y colorido. 
ena de caza representada por un perro corriendo detrás 
)nejo; otro de este animalito aparece destruido, pues sólo 

á ver la cabeza. El fondo parece no paisaje con flores 
das. 

na grande que el deterioro que, como llevo dicho, aíecU 
ico en esta parte, no permita apreciar el conjunto del me- 
entral. Cierra este centro una hermosa cenefa de hojaras- 
icos tonos de verdes vitriQc^idos, lápiz-lázuli y otra por- 
tinlas, cuya hermosa combinación haría honor á uocolo- 
iderno. A esta corona le sijjue otra taja de motivo oudu- 
lalizada con tintas que varian del negro puro al gris perla 
>rmaodo hermosísimo contraste con los semicírculos ii>- 
i que originan la ondulación principal del adorno, nutrida 
)s tonos amarillos y i'ojos subidos, sentados en zonas p;i- 
íntre s( y concéntricas al dibujo general del mosaico, rie- 
lóse suavemente á manera de pr-ecioso arco iris del raís 
itiz. La última línea inferior del gran círculo, cerrada ^í 
•o óchenla de diámetro, que linda con el octógono anii^s 
la guarnecen dentellones como los de la ornameniaci<>ii 

tilo de este soberbio mosaico, con ser de una riqueza tan 
r de matices variado, y por sus lemas de ornamentac" 
enece á la primera época, en la cual la sencillez y pu 



J 



NOTICIAS. 169 

de lineas recomienda la obra, sino que, como la mayoría de los 
iiallados en estas ruinas, pertenece á últimos del siglo iii en que 
ya el mosaico había llegado á su más alto grado de perfección. 
Esta mi humilde opinión se apoya también en la data de las mo- 
nedas halladas junto á estos pavimentos, y que cité anteriormen- 
te como pertenecientes á Maximiano.» 

Descubrióse este monumento en 23 de Agosto del año pasado, 
dentro del predio ó finca rural llamada deis partiorets^ en presen- 
cia del propietario D. Antonio Ceva y del Sr. Ibarra. El cual con 
justa razón se lamenta de que al excavar aquella partida para 
plantío de viñedo se hayan destruido dos mosaicos, que servían 
de pavimento á otras habitaciones del edificio. «Una larga de 7,1S 
metros» ostentaba «lacerías y grecas azules sobre fondo blanco»; 
y otra «circular, de 3,70 metros de diámetro, teselas más menu- 
ditas de mármoles de colores, figurando una gran estrella cen- 
tral, que Ke enlazaba con otras más pequeñas, combinadas artís- 
ticamente*. 

Que el mosaico, arriba descrito, sea cristiano, parece que se 
deduce abiertamente del estilo de la inscripción. Cristianas son 
las fórmulas aclamatorias vivas cum tuis (1) y vivas cum tuis om- 
nihus (2), siendo comparables esta última y la de nuestra ins- 
cripción (vivas cum tuis orntiihus^multis anjiisj á la de EüaElina 
en el despoblado de Carija cerca de Bornos (3). La traducción qi^e 
hace del epígrafe el Sr. Ibarra (4) 

«En eete predio vivas con todos los tuyos muchos afios» 

prescinde del sujeto á quien se dirige la aclamación y está deno- 
tado por la S, inicial de su nombre propio. Mil otros suplemen- 
tos caben, diversos del que propusimos; pero recordamos que el 
obispo de la región de Elche, Succeso, vivía durante el imperio 
de Diocleciano y que firmó las actas del concilio de liíberis (5). 
Por lo demás, el vigor y la belleza del Arte cristiano en aquel 



(1) Hfl bn er, Insfriptiones Hispaniae chrisíianae^ 1 93 . 

(2) Le lUant, Inscriptions chr^tiennes de la GaulCy tomo ii, pág. 625. 
(8) BoLBTÍN, tomo xxz, pág. 286. 

(4) Pág. 824. 

(6) Flórez, Btpaña Sagrada, tomo vii, p^g. 221 . Madrid, 1751 . 



.1 



boletín dk la real academia db 

I, en que floreció el presbítero espaú 
r el fragmeuto de un sarcófago, hall 
Mita A la Iglesia orante, cuyo brazc 

del Príncipe de los apóstoles. Aflad 
fas después do haberse descubierto I 
;ticaroii excavacioues que pusieron ( 

columnas empotradas en su s¡tio>; 
1 grandioso, á juzgar por la planta d 
O in. al poniente do la granja de D. / 



lica del obispado de Orihuela por B 

e la Pontificia Tiberina y cronista c 
sido anunciada esta obra en curso 
t oficial eclesiástico de Orihuela COI 
de 1900. l'romele mutrida copia de 
as iglesias, santuarios, conventos y 

de la diócesis; costumbres públici 
as religiosas; el episcopologio orcel 
olio cieutíllco, literario y artístico e 
nfluencia que sobre este progreso t: 
Lc, Iluminarán el libro numerosos g 
cción completa de los retratos de lo: 
que foiina un notabilísimo museo 
litra; los de los hombres notables ei 
s; auiógrafos; vistas de los mouun 
ís notables; imágenes y cuantos obji 

de memoria.» 

<bra sí se lleva, como lo esperamos, 
o y completando las de D. Franci! 
é de Alenda y D. José Montesinos, ] 



1 ciudad 'O-.m'iJ.; (Oree en la pro 
tblas de PtoLomeo (ii 6, 60;, quteo 
a (UribuelB). 



r^ 



NOTICIAS. 171 

iodicado por Flórez (t) en el tomo vii, pág. 244 de la España Sa- 
grada^ después de haber deiQOStrado que la Sede episcopal de 
Ilici (Biche) se conseryó por lo menos hasla el año 862 y que pro- 
bablemente se mantuvo incólume hasta la invasión de los Al- 
mohades, á mediados del siglo xii. 



Monumenta Xaveriana, ex autographia vel ex antiquioribus exemplü col- 
leda. Tomus primus, Sancti Francisci Xaverii epístolas aliaque scripta 
complectens, quibus praemittitur ejus vita a P. Alezandro Valigoano S. J. 
ex India Romam missa. Mabriti, 1899-1900. 

De esta importante colección, cuyo preclaro autor es el P. Ma- 
riano Lecina, se han publicado ya cuatro fascículos, que llegan 
hasta la página 608. Las cartas del grande Apóstol del Oriente^ 
reproducidas con toda fídelidad y doctamente ilustradas, siguen 
el orden cronológico. Guando se haya terminado la impresión 
del primer volumen, daremos de él extensa noticia. Lo ya publi- 
cado justifica una vez más el dictamen emitido por el Dr. Loes- 
che ¡2) sobre los relevantes servicios que están prestando á hx 
Historia de la religión y civilización cristiana los sabios colabora- 
dores de los Monumenta histórica Societatis Jesu. 



Francisco Bauza. Historia de la dominación española en el Uru- 
guay. Segunda edición, refundida con auxilio de nuevos docu- 
mentos. Tres tomos abultados en 4.o Montevideo, 1895. 

Joaquín Moret y Sans. Investigación histórica sobre el vizcon- 
dado de Castelibóy con datos inéditos de los condes de Urgel y de 
los vizcondes de Ager. En 4.°, pág. 384. 



(1) «Hoy toca la villa de Elche al obispado de Oriliuela, del que se tratará en el 
Estado moderno.» 

C2) «Die Monumenta histórica Societatis Jesu bieten ein Uberaus ^osses und dan- 
keawerthes Material, das fUr die theologische uod culturg^eschichtliche Betrachtungr 
der Qege n-reformation fortan Uberall zuzuziehen ist.» Theologischer JaAres-bericAí, 
"vol. 17, páff. 871. Berlín y Brunswig, 1H98.- Véase lo dicho en el tomo xxiii del Bole- 
tín, páginas 551-550. 



Has obras, ofrecidas en donativo por i 
de nuestra Corporación, han pasado r 
le los Sres, Asensio y Codera. 



tras de Lope de Vega, publicadas por 
)la. Tomo x. Crónicas y leyendas dra 
, 1899. 

itc volumen, como los anteriores, va 
:ión ó prólogo del sabio académico D. 
.yo. Se termina cou el drama Fuent 
i es la reina Doña Isabel la Católica. 



isloria del serenisimo Señor D. Juan i 

simo emperador Carlos V, rey de Es^ 

asar Porreiio, cura de las villas de Sa 

pado de Cuenca, y examinador sino 

licala la Sociedad de Bibliófiloa esp! 

rid, 1899. 

3 pocas obras, como de ésta, muy aprc 

el marco vale mil veces más que el ( 

;rilos é inéditos de Porreño, han sido 

y de.-'critos (I) por el académico de número D. Antonio Bo- 

iiez Villa, autor de la introducción y apéndices, que, íaliéü- 

' del códice original autógrafo de Porreño, y expurgando los 

res qué deslucen la copia archivada en el Ministerio de Es- 

', ha devuelto al testo, hasta ahora inédito, de esta Historia 

>. Juan de Austria su pureza nativa. Comprende el teito301 

ñas; la introducción, apéndices é índices esceden aquel >iü- 

o; por manera que si viviese en nuestros días el tan modestó 

o sabio cura de Sacedóo, podría sin hipérbole merecer elelo- 

]ue en el Laurel de Apolo (2) le tributó Lope de Vega. E3lre- 

iiOloria de Cuenca, Baltawr Porreño,- en el verxo iBtÍDOy ciiteltaDO-de udU 



NOTICIAS. 173 

chado el Sr. Rodríguez Villa por las exigencias económicas de la 
edición, no ha podido vaciar en esle libro masque una parte exi- 
gua de los nuevos tesoros que ha sacado del fondo de los archi- 
vos, y que enlaza, estudia y expone clara y sucintamente, por ma- 
nera que la demostración del juicio recto é incontrovertible, que 
la Historia ha de formular acerca del renombrado hijo de Gar- 
los V, vencedor en Lepanto y víctima de patentes envidias y mal 
encubiertos odios en Ttajia y en Flandes, habrá de ser útilísima 
lección para los tiempos presentes y venideros, condensada en el 
verso de Horacio (1) : 

Quicquid delirant reges, plectuntur Achivi. 

Al frente de la edición figura la copia de un hermoso retrato de 
D. Juan de Austria, que no conoció Stirling, y que original posee 
en su palacio solariego de Villacarriedo (Santander) D. Fernando 
Fernández de Velasco. 



Lápidas romanas de Frómista, en la provincia de Patencia. 
Las excavaciones que practicó, y de las que dio cuenta en nues- 
tro Boletín (2) D. Romualdo Moro, 3 km. al O. de la villa de Fró- 
mista, en el despoblado de Loncejares, cubierto de innumerableH 
restos ü objetos romanos, hacían presentir el descubrimiento de 
algunas lápidas que durante la Edad Media fueron llevadas como 
materiales de edificación á las poblaciones inmediatas. Reparán- 
dose, no há mucho, la cúpula del románico templo de San Martín 
de Frómista, construido á fines del siglo xi (3), han parecido allí dos 
canecillos, labrados de sendas piedras funerarias, de cuyos frag- 
mentos de inscripción ha dado noticia y ofrecido muy buenos calcos 
á nuestra Academia su correspondiente en Palencia D. Francisco 
Simón Nieto. Son los siguientes: 

].* Alto, 33 cm.; ancho, 21. Letras elegantísimas del siglo ii; 
altas, 0,06. Puntos triangulares. 

(1) epist. 1,2, \i- 

(2) Tomo XVIII, páginas 437-4»9. 

(3) Véase la obra de D. Francisco Simón, titulada Los antiguos Campos góticos y 
logiada por D. José María Quadrado en el tomo xzvi del Boletín, páginas 280-288. 



ILBTtN DE LA RE 



TV» [frjattr [exja 
1 bennano, y heie< 

tímenlo, muy p<i 
) halló en Cabez; 
1,0,41; anchurii 
;ráfico que en el 
jnjctiirales, que 

En el renglón 1 
inia; y otro tanli 

las dos visibles 



yjomipio Palejmo C[aueini] /(ilio) an(norum} XXY[Ya¡\era 
xor[n,arÍtJoo[pHmo]. , 

tomicio Paterno, hijo de Cauciuo, de edsd de 26 afioe, narid 
lagró este recnerdo su mujer Valeria Severína. 

ripciones (2.782, 3.005), una de Coruña del Conde; 
drid, apoyan el giro suplemental que damos á la pre 

canecillo de la referida ciipnla, que descuella sobree 



I, tomo zvi, pág. SK. 



NOTICIAS. 175 



VRRI «F -AV 
ILB • H • S • E 



\ '* 



templo de San Martín de Frómista, quedan vestigios de olra ins- i 

cripción romana, en la cual sólo hay visible al ojo desnudo la :| 

letra S. Por ventura, un buen calco que se ha pedido al Sr. Si- 
món, nos dirá los alcances de la leyenda. 



-Ti 






Lápida romana de Ricomalillo. Compañera de la descrita en 
el tomo XXX del Boletín, pág. 427, y hallada en el mismo lugar 
de NaVa de Ricomalillo, en el partido de Puebla del Arzobispo, -i 

provincia de Toledo (1), es otra lápida de piedra pizarreña que J 

posee D. Luís Jiménez de la Llave. La inscripción se grabó en un i 

cuadrado de 33 cm. por cada lado. Letras altas, 0,05; destituidas } 

de perñles con hondo trazado y grueso. 



-; 



i 

MABSO • B ./ 



I 



'i 









Maeso Bwnri f(iliu») AvÜt^siB) h(ic) B(itua) efst). 
Aqai yace Mesón, hijo de Burro, natural de Avila. 

En carta del 7 del corriente mes de Febrero, escribe el señor 
Jiménez de la Llave, antiguo corresponsal y benemérito como el 
que más, de nuestra Academia en Talavera de la Reina, que la 
piedra se halló afectando la figura de estela clavada en el suelo, y 
que en lo alto tenía el cuadro epigráfico, que se aserró para ali- . < 

gerar el peso y llevarlo al Museo particular que ha formado en su 
casa el citado Sr. Jiménez (calle de la Concha, 7). ^ 

Con el nominativo masculino Maeso, guarda relación el dativo t 

femenino Maisontini de una inscripción leonesa (5.705), y quizá los 
de Baesoluvahus y Ba^stacert^ de otras inscripciones (2.733^ 6.339). 
Un Burrus ñlagilonis f(tliusj aparece en Avila (5.8G0); pero el mo- 
numento presente interesa á la Geografía mucho más que á la 
Filología, siendo nueva demostración de lo que han probado otras 



(1) Anius AlpeH\ffiliu8) Tolefanus \ anfnorum) /;, h'ic) síUus) erst). \SiitJ tribij 
t(«rra) Ift9i8j, 



i4. 



L 




SUMARIO DE ESTl 



AdqnielcioneB de U Academia dnnuite e 
^ 18». 

IlíFORMU : 

i I. Privilegios de ios keJtreo» ntaUaf% 

j gundo periodo. Sección primt 

I LlftbrÓB 

-', , ' H. Somenqje á ¡lenéndet y Pelayo 
^ «ola.— -Joaé María Asaosio. . . 
in. lí<A3iarw y armeria general de 
i sUla de la Cerda y Bayona. — 
>'- IV. Notieia adieional al informe gob 
mapa geográfico de Etpa*a.— 
V, MoÜeiM. 



^ 




J)-jo,0^yx^ \3, \ 





boletín 



^^ 



w 



APR 



3 I L UlJDB U 



REAL ÁCADEH[Á DE Li HISTORIA 



TOMO XXXVI.—GUADEBNO III 



KAHZO, t»0O 



MADRID 

K5TABLEGIMÍENT0 TIPOGRÁFICO D£ FORTÍN KT 

IVPftBflOB 01 X.A BBAL ACADIITU DI LA KICTOmiA 

Calle de la LiberUd, nüm. 39 

i eoo 





J 



BOLE 



DB L 




REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



TOMO XXXVI. 



Marzo, 1900. 



CUADERNO III. 



INFORMES. 



I. 



SULL' AMMINISTRAZIONE DBLLE HISPANIAB (1). 

I) Quando e come V «Hispanía Citerior» e V «Hispania Ulte- 
rior» — sorte nel tempo della Repubblica (2) — di venta roño, sotto 
r Impero, tre provincie: V tHispania Citerior s. Tarraconen- 
8is» (3), r «Hispania Ulterior s. Baetica», e la «Lusitania»? 

II) Intorno alie suddivisioni deír «Hispania Citerior s. Tarra- 
conensis». 

I. 

Nell'a 727/27, nel riordinamento genérale dell* Impero, Au- 
gusto prese per sé direttamenle il governo di tutta la Penisola 
Ibérica, eccettuata la regione pacifícata e ben presto romanizzata, 



(1) 11 presente artieolo fa parte del lavoro De Atturia, che sarii forae pubblioato 
nel Boletín. 

(2) NeU' a 667/ 187. Con le eapitall Carthago Nova e Corduba. Per altro ef. apeoial- 
mente Marqaardt, Oigandfc de TEmp. rom. (in lian, dea aat. rom. Mommaen et Mar- 
quardt), II, p.(n. 

(8) Che anche 60s\ dal nome della nnoYa capitale ai ohiamaaae tutta la Provincia, 
. non oftante ropinione contraria del Mommaen (Bphem. Epigr. lY (ISSI), p. 224), ve^ 
dremo piü innansi. • 



TOHO XXXYX. 



12 



boletín db la rbal acadbm 

ca> (posta al sud della Giterii 
ani e dei Vettoaes), afSdata 
Jiiesta é 1' opinione comuna 
giurisdizione imperiale, con 
Giterion propria e la «Lusil 

tempo o dopo, per separazi 
leralmente. 

Igualo nel cítalo auno 727/2 
la Tallo la divisioue della pa 
i é Impossibile. Pero ove si 
a paciScalo (2) e che Augus 
re a sollomeltere inlanto le 
lata r impresa della Britau 

1 Spagna , é piii probabile 
dolía Baetica al señalo sia a 

o dopo l'a. 727/27 fu la forr 
: dopo ancora il 729/25 (3); 
(4|, La Lusilania- distinta di 
ce giá nel lempo di Agrippa; 
crittore se da un canto divi 
tía dal popólo, I' altra dall' 
qui non una divisione ufflci 
granea, e súbito coDlinua, pi 
icie. Appare anche nella lisl 



nmMD (ROm. 0«Kll., t*. p. 8S) dice el 
uo Topera RSm. StoUreobt, II<,{S4 
etica doTetfe MDtlre qatlahe conaei 
no nel territorio dei VACCAei... (Flor. 
h H. Schiller (Oeacb. d. EkiMTieit, 
diTentó coloDla &Dgiiat> BmeritA, I* 
8). Vedi MammieD, R. O., v*, 88, n. I 
laen, Mon. Ane;r.*, p. 32!.— Senzn bl 
h1 ha DD legataa Au^. provlneiae La 
30, p. 1S6.— Quanto alia fontl d! qa. 
iDB anotoiibaa Straba In Ubro III eoi 
(188S). 

pMM QDlla Bi dlM Dhe aecennl alia d 
Mnte; na ai menilona aempüGamant 
to non», dilIBrente dall' «ntio* abe al 



8ULL AMlflMISTllAZIONE DBLLB H18PANIAB* 



17» 



liste di Augusto, redatte non nei primi anni del regno di lui (1). 
Per ció e forse anche perché nel tempo della colonizzazione mili- 
tare erano ancora due le Hispaniae. [Ció che si rileva dair espres- 
«ione futraque Híspanla»» che in un documento ufficiale qual'é 
il Monum. Ancyr. (5, 35«*-C. III, p. 796) deve intendersi riferita 
air Hispania Citerior e air Ulterior (2)], si deve ammetere per la 
separazione della provincia Lusitania un termine posteriore alia 

fine delle guerre coi Cantabri e con gli Astures, termínate da 

* 

M. Vipsaniu9 Agrippa nel 735/19, dopo le quali si sistemó defi- 
nitivamente tutto e si eíFettuó la colonizzazione. 

Ció detto, non é inverosimile la supposizione, che contempora* 
neo o quasi sia stato 1' ordinamento relativo alie provincie Spa- 
gnuole, tamo la formazione di una provincia nuova (Lusitania) 
quanto la separazione delle provincie direttamente imperiali dalla 
senatoria; e tutto questo nell' época circa della definitiva pacifi- 
cazione di tutta la Penisola. 

Alie considerazioni sovraesposte in appoggio della nostra ipo- 
tesi si aggiunga principalmente quest' altra, che se la Lusitania 
fu staccata direttamente dair Ulterior (3) e la Lusitania fu certa- 
mente sempre — e tanto piü nel corso delle guerre di Augusto o 
dei suoi luogotenenti coi vicini barbari — sotto ii governo militare 
imperiale, vuol diré che fino a quest' época la rimanente parte 
deír Ulterior, cioé la Baetica, era anche sotto i «legati Angustí 
propr.» 

Al medesimo tempo puó riferirsi forse un altro fatto. La Lusi- 
tania, che pur non essendo ancora una provincia a sé, ebbe sem- 
pre una posizione particolare per considerazioni topografiche e 
militari (Cosí sotto la Repubblica, quando era connessa con 
r Ulterior, e specialmente sotto il proconsolato di Pompeo (4), la 



(1) Cf. o. Cantz, De Augusto Plinii geogr. auctore, Diss. 1888. 

(X) Bocetto ehé pero si voglia tupporre, che anche 4opo istituita la tena provínola, 
rimaneese sempre la denominazione ufflciale antiea. 

(8) Mommsen R. Geseh. oit., S8, n. 1. II quale non si é aecorto o non ha rilevat* 
la eontradizione fra eió e 1* Ipotesi da lui ammessa sulla data della formaiione della 
Baetica senatoria. Altri ha eyitato questa eontradizione , ammettendo che la Lusita- 
nia, staccata dalla Baetica, sia stata unita alia Citerior, e in fine, da questa separata. 

(4) Vedi D. Wilsdorf, Paati Hispan. proYlnc, Lips. 1878, p. 19. Cf. Caes, de b. eiy., 
1,88,1. 



180 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HIBTORtA. 

conservó nel principio del regno di Augusto, fino a quando ciof- 
non formó una provincia propria. Bssii doveva compreudere 
anche la Callaecia (I) e l'Asluria, certo durante la guerre coa 
questí uUimi abitanli (2). Ma poi queste due regioni furono uniíe 
alia Citerior s. Tarraconensia. 

Tale separazione dalla Lusilania dovette succedere, secondo noi, 
"Eoree nel tempo slesso della formazione della «provincia» Lusila- 
nia, quando avvenne 1* ordinamento genérale, deflnitivo delle 
Hispaniae; o almeno (3) poco dopo. Certo nel tempo, in cui Slra- 
boue scrisse il cítato passo III, 4, 30 (í), la Cattaecia e 1' Asturia, 
come la Cantabria, dipendevano dal governatore di Tarragoua. 

Se finalmente il Paullus Fabius Maximus leg. propr,, di cui 
parla un' iscrizione tróvala in Callaecia, fu veramente un legatii» 
per la Callaecia e I' Agturia e prima dell' a. 743/11 (5), si p\¡b 
ammeltere che allora la Callaecia e 1' Asturía erano nella Bis- 
pania Citerior, dovc, come ora vedremo, formavano un distreiio 
speciale. 



(I) Com'é provBto dalU direilone, che Begutronoi Roidrdí Del conquistarí qunto 
psen. [D. IuqIub Brutus , cha per il primo sotlomise 1 CallBeci , triooRi a de CaUüet 
at LuaiUnisw: C. l^ p. 11U; Eutrop. IV, 19, ato.], e dxW RDticoiigDiflcato del Doar 
oLusllani'}, che valeva per i Callaeci IStrabon. 1. c.) Sulla rormaeutts nCal laeeUk et 
BolasevalD, <d UDemoilne XX (l8e'^^ 986ese. 

(S| Ct, Mommeea o. c, n. S. Anche J. JuDg. (Grandrlss d. OeOgT. *t>D Itálica u. 
dem OrbU Romaous, 1S9^, p. IfdJ crede che queste contrade reaseco naite alia Luek 
taola «In der frUherea Zelt dea Anguslua.u 

(3) Agrlppa (apd. Plln. n. h. IV, I18J nelle mieure della longitudiae a JatitndiK 
comprende laiLuBllanlam cum Aaturia et Oallaeciai. Cf. anche Dlmenaurat. provine. 
e OItIbIo orbia terr., in Rieaa, Qeoer. lat. minorea, p, 13. 16; dove é meaaa rama pvr 
Tíñela a parle la Lualtanla con 1' Aeturia e la Callaecia. di fronte alia Ci tañar a alia 
Ulterior, e da altre fonti é preaa I' icdicBílotie del condal, fra cui 1' oriéntate n^oMa 
Aaturumulch'íinStrab. 1. c; MeU 111, 19; Plln. IV, 111.) 

Polrebhe crederei che Afrrippa conaiderasse insieme la Laüitania con 1' Aatorü « 
la Callaecia dod perch6 BegulHBe la divieione ufficiale, ma per ngiODÍ di commodiU 
di mlBurazione, o meglio, per 11 rlcordo della receate uDione di queEU tsrre. 

(4) Clie pab eagere pib recente degli altri, cio^ iDBsrito da Strabane poete rioTmeDla 
(col. l^lB, lav. cit., p. lOi Bgg.) 

15) HUbner, in Ephemer. EpigrBph. VI1I,3 (1898), p. SOI «g,, n. 980. Ct. A. BaUina. 
Noiae iDSCrlp^EB rornaasa, Braga 13S6, piÍK. 4 Bgg. 



i» ^ .1 ", ■ j'i^v.' J —?-!»■.'« mil ,.Mv-J»iV.^' . ' . - rsLT itjw^ . 



SULL' AMMINISTRAZIONE DBLLA HISPANIAB. i8f. 



U. 

Dalle iscrizioni si conoscono il alegatus Augustí per Asturiapi 
•et Callaeciam», il «legalus Augusti iuridicus per Asturiam et 
<]allaecian[i]>, le qualí espressioni indicano una magistratura uop 
•diversa (1). Dunque le regioni Asturia et CaHaecia, molto estesf» 
-e distanti dal capoluogo della provincia, formavano dentro la 
provincia un distrelto speciale, sotto V aspetlo amministrativp 
propriamente detto, giudiziario, militare, fínanziario (2), com' era> 
iii istato pero molto imperfetto, fín nel lempo di Straboi^e 
(Y. iunanzi). Ció duró sino al tempo di Caracalla (a. 216/7), 
quando 1' Asturia et Gallaecia compariscono sotto il nome di 
«Hispania nova citerior Antoniniana», per rimanere neir ordina- 
mento di Diocleziauo con la denominazione di «Gallaecia» «e 
durare ñno al Y secólo (3). 

Oltre deír Asturia et Gallaecia, si sa — e sempre dalle isccizio- 
ui-^cb' esisteva anche il «legatus iuridicus proviuciae Hispaniae 
Tarraconeusis» o «iuridicus Hispaniae citerioris Tarraconensis» 
ovvero «iuridicus Hispaniae citerioris» (residente in Tarraco) (4J. 
L' espressioni Citerior o Tarraconensis hanno il significato o 
genérale (5), applicato a tutta la Provincia, o parziale, cióch'é 



(1) C. 11, 2634; VI» 1486; VIII, 2747, etc , etc. L' espressione «legatun AugUBti et 
iuridicua» (VI, 1486, 1S07) indica il passag'g-io dalla prima «legatus Au^ustii» alia nuoya 
«legatuB Augusti iuridicus;» cioé che alie primitive funzioni si agffiunse lagiudi- 
ziarla. Puoi vedere il recente articolo dell' HQbner, Bncycl. Pauly Wissowa, II, 18é4, 
e III 8. ▼. Callaici. 

(2) Vi era inoltre i I orprocurator Asturiae et Callaeciae« (cf. Strab. 111,4,20); il 
«praefectus Asturiaei» e il «praefectus Callaeciae»; il «legatus Augusti censibus acci- 
piendis» o «ad census accipiendos«. [Cf. una recente iscrizione trovata nell' Abruzzo, 
•doYO il Mancini (Atti R. Acad. di Arch., Lettere e Belle Arti di Napoli, vol. XVIII, 
parte 1.*) legge «leg. Aug. pr. pr. ad cens. per Astyriam et Callaeciam»]. Le quali 
«ariche tutte datano dal principio dell' Impero. 

Di tutti questi magistrati parlero in altro punto particolarmente e ne daró la lista 
ordinata. 
(8) Come sarft altrove svolto estesamente. 

(4) C. II, 87*d8, 6490; Henzen, n. 4118; C. IX, 1572, etc. 

(5) B sonó sinonime (Cf. p. es. «leg. Aug. propr. provinciae Hispaniae Citerioris» 
<• «leg. Aug. propr. provinciae Hispaniae Tarraconensis» ). II Mommsen ( Bphemer. 
Bplgrapb. IV (1881), p. 224) crede che («Hispania Citerior Tarraconensis» signiflchi 



I*. 









182 BOLBTÍN DB LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

senza dubbio nel presente caso, come rísulta dal falto che V iden* 
tiqa carica era nell' altra parte della Provincia, V Asturia et Cal- 
laecia (avente un iuridicus proprio) (1); e come probabilmente é 
confermato da un* iscrizione greca, menzionante un tScxoto^» 
S(iMni^?) luMBiuM^ Td#«My[¥i)]9¿«< » (1. 4-6), cioé di una parte della 
Provincia, ove pero questo documento sia anteriore all' ordioa- 
mento Dioclezianeo (2). 

Si hanno quindi due distretti: i) Asturia et CaUaecia; 2) Ctt^ 
rior 8. Tarraconensis in seiiso ristretto. Che ce ne fosse un teño 
non si sa. Per6 é piü probabile che esistessero soltanto quei dae, 
e che perció ii distretto cTarraconensisi comprendesse tutta la 
Provincia omonima, meno P Asturia e la Gallaecia (Y. nota 1/ 
della presente pagina, in principio.) 

Non é necessario ammettere un terzo distretto (che si é volulo 
far corrispondere alia futura diócesi Garthaginiensis) perché Stra- 
bone (III, 4, 20) presenta la provincia Citerior del tempo suo divisa 
in tre zone, che da alcuni si crede rispondano alie tre dioceá 
deír etá di Diocleziano. Ammettendo anche noi che i «legati» di 
Strabone (i quali compariscono qui solo con ufBcio e fine mililare) 
non siano che i posteriori «legati iurídici» (3), non crediamoche 
ne segua perfetta corrispondenza quanto al rispettivo territono. 

Le tre regioni di Strab. sonó: 1) il paese sopra il Durius, com- 
prendente la Gallaecia, V Asturia e anche la Cantabria (4); 2) le 
coutrade montuoso prossime ai Pirenei; 3) la regione di mezxo,il 
paese bagnato dalle due rive dell' Ebro, e ñno al mare. In questo 
quadro, approssimativo (5), la 3.* parte deve comprendere il terri- 



BolUnto una parte della ProTlncia, ma a torto perché pub applicarai anche allaPn»- 
Tincia tutta. 

Cl) Si coDoace I' «Híspanla Citerior > come provincia procuratoria, accanto aU'altn 
simile «Asturia et Gallaecia» (C V, 534, 585). Parimente di fronte alia LuaiUnia íb- 
tera c* era la «Lusitania et Vettonia.« (C. II, 484 Dessau, 13 ¡2}; e qui <• Lusitania»ht 
aeoso parziale, essendo la «Vettonia» V altra parte di tutta quella Proyineia. 

<2) Vedi Bphem. Epigr. cit., p. 222 sgg". (Mommsen)— e anche Prosopograpli. Imp. 
Bom , Tol. III, p. 499. 

(3) Vedi Mommsen, Staatarecht II«, 224, n. 2; ed. Bphem. Eplffr. cit., p. 225, e e- 
dalmente Borghesi, CBuvres, IV, p. 1&3. 

(4) C-. Detlefsen, in Philolog. XXXII (1873), p. 664. 

(6) Infatti Strabone mise i Cantabri con gli Astures forse non per eonosi i> 



. ^;.r %., , ^ ÍU.-V ! • '' - ¡f ' .-'53 JPJ. i-^' jijBí.- V, 



SULL* AICMINISTRAZIONB t)BLLA HISPANIAE. 183 

torio attorno a Nova Carthago non solo, ma anche quello vicino 
a Tarraco (I), e corrispondere circa alie future diócesi Carthagi- 
niensis e Tarraconensis insieme. La 1 / parte equivale air Astu- 
ria et Callaecia quasí. (Y. nota 5 della pagina precedente). La 2/ 
quiadi deve compcendarsi nel .lerriloiio uielJa Jarramnfín.sis; o 
per meglio diré, devesi ritenere, che cessate le ragioni di militare 
difensiva che avevano determinato la divisione enuncíala da 
Strabone, avvenne un cambiamento, cioé che la zona vicina ai 
Pirenei fu annessa a quella dov' erano Tarraco e Carthago (2) ; e 
che pertanto due solé rimasero le grandi divisioni amministra- 
tive, giudiziarie, Qscali della Provincia: 

La Tarraconensis slve Citerior, e la Callaecia et 
Asturia. 

OSSERVAZIONI 

lo couosceva e aveva studiato attentamente quanto scrive il 
dottissinio Prof. Hübner in Corpus inscriptionum latinarum, 
▼ol. Ily Supplementum (1892), pag. LXXXIV sgg. «De Hispanüs 
Romanorum provínciis». 

Ma poiché la Gommissione del Bollbttino dblla Realb Agga- 
DEKiA ha notato che io non discuto nel mió artícelo le opinioni 
del signor Hübner, io, per deferenza dovuta air illustre Sodalizio, 
riferisco qui espressamente teli opinioni suir argomento. 



Interno al I* quesito relativo alia formazione delle tre Provin- 
eiae, ripeto che la provincia Lusitania separata comparisce in 



attinta a fonti sicure, uflciali, ma perché sapeva le recenti guerre di questi popoli 
eon Roma. 

(1) Come il governatore della Proyincia riaiedeva nel tempo di Strabone (1. e.), 
tpeclalmente in Tarraco o in Carthago, lo stesso potrébbe dirsi del legato dipendente. 
Poi, e non molto dopo, la residenza del legatus Aug. propr. fu stabilmente Tarraco 
(Cf. Hflbner, R5m. Herrachaft in Weateuropa, 1880, p. 192 sgg.); e lo steaeo ayyenne 
p«r il legato iníeriore. 

^2) Siecome foree fu il paese dei Cantabri distaecato dair Asturia et Callaecia, per 
««aere unito anche all' altra parte molto estesa. (Vedi perí) nota 5 della pagina pre- 
c«denia) 



184 BOLüTÍH DE LA RKAL ACADBMIA DB LA HISTORIA. 

•i 

Sirabooe (III, 4, 20) il quale si riferÍBce probabilmente all' eli di 
Augusto, in Piinio (da Augusto), e — secoodo me — ancbe ia 
Agrippa, il quale doveva conoscere tale divisioue in tre provin- 
cie. Bo ammesso e insisto nel ritenere, che la formazioae della 
Lusilania sia posteriore alia ñne delle guerre coi Cantabri ed 
Astures, e probabilmente aacbe alia deduclio di colonie fatta da 
Augusto (Monum. Ancyr. 5, 35— dove aon ^ k ragioae per crede- 
re poco corretta l'espressione, come fa 1' Hübner, p, LXXXVU). 



QuanLo alia 11* parte del mió aiticolo, devo rípetere, che i due 
uSici del «legatus Augusti* pretorio e del «iurídicus» noa son» 
dilTerenli (contro rHübaer id, LXXXVI). Inoltre osaervo, che 
r Hübner (pagina citata) crede di poter suddividere la Citerior 
in tre dioeceses: Asturia et Callaecia, Tarraconensis (e crede 
sicuro r esempio tratto dall' iscrizione greca: C. II, 3738; XII, 
3167), e Cantabria (!). 

Questa 3/ diócesi é iuammissibile. O al piú, soltanto per 1' época 
di Strabone potrebbe ammettersí uua 3.* diócesi, che non é la 
Cantabria (la quale regione éda Strabone messa aellal.' diócesi, 
insieme coa 1' Astada e la Callaecia). 

Ottobie del 1(W. 

Francesco P. Garopalo. 



^P'.'^ji -■ 



PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. t§ 



isp 



II. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES EN EL CÓDICE PÜEYO. 

SEGUNDO PERÍODO, SECCIÓN SEGUNDA. 

Diplomas del Rey D. Jaime III. 

Llegan hasta el 13 de Noviembre de 1337, si bien esie Monarca 
fué reconocido en las Baleares hasla el verano de 1343. 



37. 



Barcelona, 26 de Octubre de 1325. Confirma el Regente D. Felipe todos 
los privilegios de la aljama hebrea de Mallorca. — Fol. 31. 

Noverint universi quod Nos Philippas de Majoricis ecclesie 
sancti Martini Turonensis thesaurarius, tutor et patruus domini 
Jacobi, Dei gratia regis Majoricarum illustris, ad humilem suppli* 
cationem aljame judeorum Majoricarum, nomine tutorio predicto 
laudamusapprobamus, corroboramusetconñrmamus dicte aljame 
ei judeis Majoricai*um presentibus et futuris omnes consuetudines 
et privilegia ac franquesias, dicte aljame concessas et concessa per 
illuslres dominum Jacobum patrem nostrum et Sancium germa- 
num nostrum bone memorie, reges Majoricarum et predecessores 
nostros juxta seriem et tenorem cartarum seu litterarum confír- 
mationum eorumdem dominorum regum, prout in instrumentis 
seu litteris dictarum confírmationum plenius contiuetur. 

Mandantes locumtenentibus, vicariis, bajulis et alus officiaiibus 
dicti domini Regis et nostris, presentibus et futuris, quatenus hanc 
nostram confirmationem dicte aljame et judeis Majoricarum pre- 
dictis ñrmam habeant et observent, et in nuUo conlraveniant, et 
eam faciant ab ómnibus inviolabiliter observan. 



1S6 boletín db la mal a 

m 

la quorum omnium testimo 
Btrum jussimus appendi sigiUu 

Datum in civitate BarchÍDO 
anao Domioi millosímo treceol 

Sitfrf-juim nnatri . Phiiijip i ¿ 
predicta omnia et singula laudi 

Testes hujus reí suat veoerab: 
Genesií, Petrus de Viridario A 
leroauB Murrullí canonicus Maj 
mieellus, Ferrarius Rossilionis 
rii dicti domiai Philippi, et M 
prefati domini nostri Regís ÍUu 
Tutorís banc cartam scribi feci 



Barcelona, 6 de Koviembre de 13 
de ciudad anoa mallorquineB.— Fol. 

Pbilippus de Majoricis, eccleí 
aaurarius, lutor et patruus don 
ricarum illuslris. 

Notum facimus unÍTersis qui 
cretariorum aljame judeorum 
dicto, damus et coacedimus dic 
aentibus et futarís liceutiam et j 
libere uti et gaudere ómnibus f 
immunitatibuB quíbus utuntur 
Majoricarum íd ómnibus et per 
aunt bacteiius de eisdem. 

Mandantes locumteuentibus, 
dicti domÍDÍ Regís et nostris, pi 
ceesionem oostram hujusmodi 
faciant ab ómnibus inviolabiliU 

Datum in civitate fiarchinoa 



PBIVILBGIOS DB LOS HBBRBOS MALLORQUINES. 187 

quinta Novembris, anno Domini millesimo trecentesitno vigésimo 
quinto. 

Este diploma confirmó expresamente el Rey B. Pedro IV (do- 
cumento 90) en 11 de Enero de 1374. 



I 

\ 



39. 



Palma de Mallorca, 18 de Noviembre de 1826. Ooncierto que hicieron los 
secretarios de la aljama con la intendencia del fisco aduanero en presen- 
cia j con aprobación del virrey Amaldo Cardailbac, estipnlando qne paga* 
rlán mil y trescientas libras si obtenían sobreseimiento de las causas mo- 
vidas y prosegnidas contra algunos judíos mallorquines por contrabando 
comercial en los pueblos berberiscos de Tremecén y Mo6tagané.-^Fol. 48. 

Noverint universi quod ante presentiam nobilis viri Arnaldi de 
Gardiliaco, locumtenentis in regno Majoricarum per serenissimum 
principem, dominum Jacobum, Dei gratia regem Majoricarum, 
comitem Rossilionis et Geritanieac dominum Montispessulani, et 
pro Ínclito ac magnifico domino PhUippo de Majoricis, ejusdem 
domini Regís patruo ac tutore, venerun t et comparuerunt Abrabím 
Malaquíni, Isaac ben Abaron, Hayonus Cohecr et Astruch ben 
Nono, judci, secretarii aljame judeorum civitatis Majoricarum; et 
dicto locumtenenti bumiliter, verbo tenus supplicarunt in presen- 
tía discretorum Andree Ouiterii gerentivtces magistri rationa- 
lis (1) et GuíUermi Míchaelis assessoris díctí domini locumtenentis 
quod, cum denuncíationes quedam facte fuissent et adbuc fierí 
sperarentur contra plures et diversos judeos aljame predícte pro 
eo quia dicebatur dictes judeos contra vetitum et inhibitionem 
regiam, seu ex parte domiuí Regís (2), factam eísdem per venera- 
bíiem Bernardum de Tornamira mílítem locumtenentem, dudum 
negotiatos fuisse ín partíbus regís de Tírimpcen, ultra termínum 
prefixum díctis judeis in inhibítione et vetitís seu mandatís pre- 



(1) Vicegerente del Intendente general rm$9tre racional) Ademar de Mowet. 

(2) D. Sancho. Véase el doe. 21 (18 de Junio de 1816). 



188 boletín; DB la rbal academia de la historia. 

dictis, portando et deferendo et deferri faciendo diversas res et 
merces de Majoricis ad dictas partes, et remiltendodeipsis partid 
bus ad civitatem Majoricarum, et pro eo quia dieebatur dictis ju- 
deis negotiantibus ín dictis terris regis de Tirimpcen fuisse maD^ 
datum per consulem domini nostri Regis predicti, seu per ejus 
consulis locumtenentem, ne in dictis terris venderent vel emereat 
seu aliter coutraherent sub pena centum duplarum pro unaquaque 
vice qua contra fieret per dictos judeos; dictique judei, non ob- 
stante mandato predicto, prout fertur negotiati fuerint in terris 
predictis; nolentes dicti judeis secretarii in predictis oriri litigiam^ 
-sed potius volentes inire cum dicto domino locum teñen te compo,- 
sitionem super predictis ómnibus^ verbaliter supplicarunt instan^ 
ter, nomine totius aljame predicte, dicto domino locumtenenU 
quatenus dignaretur ipsos admittere ad compositionem predictam, 
fíendam ut premittitur pro predictis. 

Qui dominus locumtenens, admissa supplicatione predicta, com* 
posuit cum predictis secretariis inmodum qui sequitur. Nam, ha- 
bito pleniori tractatu, tándem fuit perventum ad compositionem 
infrascriptam, videlicet^ quod dicti secretarii promiserunt solem- 
ni et valida stipulatione in manu et posse dicti domini locumte- 
nentis et ejus Curie, et se obligarunt quilibet eorum in solidum 
nomine depositi et comende solvere Curie domini Regis mille et 
trecentas libras regalium Majorícensium , videlicet, quingentas 
libras de presenti, et residuas octingentas ad diem carniprivii se- 
quentem proximum (1), et omnia bona sua uecnon etiam omiiia 
bona aljame predicte ubique presentia et futura, renunciantes 
quantum ad bec novarum constitutionum et epistole divi Adriani 
beneficio et omni legum auxilio. 

Dictus vero dominus locumtenens ex causa compositionis et 
transactionis predicte absolvit de presenti et liberavit dictos se- 
cretarios et omnes quoscunque judeos aljame predicte de predictis 
ómnibus, et remisit eisdem omnem condempnationem criminaleoí 
et pecuniariam quamcunque, que pro predictis, seu predictorum 
occasione, principaliter vel accessorie seu aliquatenus ex predio- 



(l) Bl miércoleí de Ceniza de 1327 cayó en 25 de Febrero. 



PRIVILSaiOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 189 

lis dependen ti bus posset inüigi contra predictos jadeos et ipsomni 
bona, premissoram ratione occasione vel causa; promiitenles el 
bona fide convenientes (I) ex parte dicti domini Regis nostri et 
domini Philippi ejus patrui et tutoris predicti quod, soluta dicto 
domino Regi seu procuratoribus pecunia supradicta, dicti judei 
universaliter vel particulariler numquam pro predictis vel aliquo- 
rum occasione molestabuntur vel inquietabuntur in personis vol 
bonis vel aliter quoquomodo. 

Et in testimonium predictorura, ad requisitionem dictorum se- 
cretariorum, jussit dictus dominus locumtenens presentem scrip- 
turam in libro extraordinario Curie sue redigi et transcribi, etinde 
eis dari transsumptum in publicam formam, sub sigillo sue Curie 
sólito appendicío sigillatum. 

Quod fuit aclum quartodecimo kalendas Decembris, anno Do- 
mini millesimo trecentesimo vicésimo sexto. 

Sig+i^um Guillermi Magranerii, notaríi publici Majorica- 
rum, regentisque scribaniam Curie palatii regii civitatis Majori- 
carum, etc. 

40. 

Perpiñán, 26 Diciembre 1826. Confirma el regente D. Felipe la estipula- 
ción ó convenio precedente, apuntando algunos pormenores explicativos. 
— Fol. 49. 

Noverunt universi quod, cum Andreas Guiterii, missus hoc 
anno per nobilem Ademarium de Mosseti magistrum rationaiem 
Curie domini regis Majoricarum illustris ad civitatem Majorica- 
rum pro negotiis dicti offlcii, novisset questioues suas et deman- 
das in civitate eadem contra plures judeos Majoricarum, ex eo 
quia contra preceptum, ad partem hactenus factum sub certis pe- 
nis, quibusdam singularibus judeis Majoricarum per Bernardum 
de Tornamira militem, tune locumtenentem Majoricarum, de 
speciali mandato illustrissimi domini Saucii, clare memorie, 
regis Majoricarum, ut de regno et terris regis de Tirimpce se ex- 



(1) Sic— Son tres los que prometen y convienen: el Rey, el Regente, y en nombre 
4ȇnboe tu lugar teniente* 



BOLBTtN^R LA KIAL AC 

cum rebua ot mercibuB : 
tuDC proxime iastans, ; 
ac rea et merces diversí 
uaa ut commissas (3) d 
dictos judeos ulteriue ( 
s mandati jam dicti, me 
a nomine, suas etiam 
ajoricarum tuDC in loco 
), praetextu videlicet tra 
361' locum teñen tem ibi c 
Majoricarum, quo nullu 
,uri pro Biugulis vicibus 
ret ÍD loco ipao de Mosta 
lem, diversis queationit 
larea diversos judeos alj¡ 
tarii ípsiua aljame, prel 
di judeí pro predictis 
unt Nobia, Philippo de 
ensis ihesaurario, patrt 
Q illustris, ut super prt 
9gularibu8 personis dii 
m possent tractatus com 
nplere cum dicto magisi 
li dictas movebat queati( 
dum. 

, dicti secretarii nomÍD 
um dicte sue aljame, qi 
redicta ant aliquod de ei 
singulis, et pertinentibi 
)et ab eisdem, composi 
giatro rationali et dicto 
unt complete juzta comj 



d«mbr« uis. 

>tr<» panljei fuerm del raloo de 



de NoTlsmbra dsl mitmo aBo II 



PRITILBGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES* 191 

Nos itaque, compositionem praedictam et subsecutam satisfa- 
ctioQBm exinde, ratas et gratas habentes et per paccatos atque con- 
tentos Nos inde esse reputantes, tutorio nomine supradicto per do- 
minum Regem et suos difinimus absolvimus et quitamus dictos 
secretarios dicte aljame Majoricarum et quascunque singulares 
personas ejusdem ac bona, res et merces earum quascunque ab 
ómnibus et singulis supradictis et pertinentibus ad ea ac depen- 
dentibus quoquomodo ex eis, et remittimusetrelazamusomnino 
eis, ómnibus et singulis, omnem penam civilem et crimináiem 
que pro predictis posset eis infligí vel imponi ad omnem questio- 
nem petitionem et demandam que pro predictis vel aliquo pre- 
dictorum civiliter vel criminaliter posset ipsis vel alicui de dicta 
aljama fleri vel intentari per dictum dominum Regem, vel Nos 
tutorio nomine ejus, aut secus, modo quocunque. De quibus óm- 
nibus et singulis et biis que daré et solvere debuerunt ratione 
dicte compositionis facimus tutorio nomine supradicto dictis s&-. 
cretariis et quibuscunque singularibus personis dicte aljame et 
suis perpetuo pactum reale et personale, validum et solempne, 
de non petendo aliquid civiliter vel criminaliter ulterius. Quo- 
niam, quo supra nomine, eos omnes et singulos in personis et 
bouis inde reddimus et vocamus quitios et immunes. 

Datum Perpiniani, sub sigillo nostro pendenti, séptimo kalen- 
dasjanuariianno Domini miUesinio trecentesimo vicésimo sexto. 



41 



Perpifián, viernes, 22 de Enero de 1328 (de la Encamación 1327). Elrej 
D. Jaime m, con autorización y asentimiento de su tntor D. Felipe, reco- 
noce á los secretarios de la aljama hebrea mallorquína, que desde que él 
empezó á reinar (4 Septiembre 1328) han sido por dicha aljama pagadas 
las treinta mil libras, ó remanente de las noventa y cinco mil, que falta- 
ban por satisfacer, ó añadirse á las sesenta y cinco mil, que cobró el rej 
D. Sancho, según lo asentado y convenido en los diplomas (20 y 22) del 
19 de Septiembre de 1816 y 28 de Marzo de 1818.— Folios 33 y 84. 



nombrados en la eseritura do oomposición, fueron Abraham Malaqaln, laaaoIboA 
Aarón, Hayón Cohén y Astruo bon Nono. 



193 bolbtIn db la rbal agadbuia 

Noverint universi quod Nos Jacobus, 
rum, etc., auctoritale et assensu iiicliii 
joricis, nostri patrui et tutoría, confiten) 
faeli DayeD, AsLruxo ben Nuno, Jacob. ( 
cretariis aljume judeoruní Majorícarum 
Abraflm Malaqui, Issaxo ben Harón, 
Barqui Jüdeis ejusdem nljame nunciis ai 
tiitorem missis per dictos secrelaríos no 
cretaríorum predictorum ejusdem (1), si 
recipientibus, quod ipsa aljama etsocrel 
saiisrecerunt principi illustri, domino 
regí Majoricarum, patruo nostro, se eju: 
mine recipientibus dum adbuc ageret ii 
T mille librís moaete regalíum Majoric 
nonaginla et quinqué millibus libris eju 
áeclaravit et ordinavit habere a dicta a 
ratione omnium bonorum mobilium el 
me et siugularum personarum ejusde 
appiicaverat síbí ex quadam sententia qi 
aljamam el universos et singulos judeoE 
in ipsa sententia expressalis; et reliqua 
dictí secrelarii qui nunc sunt, seu pre< 
in dicto ofücio, et dicta aljama, Ínter c 
runt, seu inde satisfecerunt plene ad n 
seu procura toribus nostris in Majori< 
nostro. Kt sic, tam de satisraclioue pr( 
quinqué mille librarum facta, ut praedi 
ni Regís boue memorie, quam de salisfi 
trigiuta mille librarum facta, ut proxin 
procuratoríbus nostris recipientibus no 
DOS tenemus atque contentos. 
Quare, per Nos etsuccessore nostros 



(1) Cuitro da los ocbo nombrados, conviene i sa 
UalaquiD, Ibubc ben Abaron y Ayón Cobéo, figura 
' <8S)del m de NoTiembro do I8i6. Los otro* cuatro 
Um« Obíid y Jucé Barqui. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 193 

certa scientia, auctoritate et assensu nostri tutoris jam dicti, sol- 
vimus deñnimus et remittimus dicte aljame et prenominatis se- 
cretariis ac vobis, dictis eorum nunciis recipientíbus oomine 
dicte aljame et singularum personarum ipsius ac propriis nomi- 
nibus vestris, in posse tui, subscripti notarii, nomiue omniíim 
eorumdem et aliorum omnium, quorum interest et iateresse po- 
test et poterit in futurum, stipulantis et recipieutis, ab ómnibus 
dictis nonaginta quinqué millibus libris dicte moncte et ab omni 
questione petitione et demanda que fieri vel intentari posset pro 
illis et solutione earum contra dictam aljamam et jam dictes se- 
cretarios ejus ac vos, dictes nuncios eorumdem, seu contra uni- 
versos et singulos judeos aljame ipsius, et ratione etiam, hac 
occasione, dicte generalis condempnationis et sententie late per 
dictum dominum Regem, bone memorie, in dictam aljamam et 
universos et singulos judeos ejusdem, causis et ratíonibus supra- 
tactis. De quibus eos omnes et singulos et bona eorum plenarie 
diflnimus, cum, ut premittitur, in ómnibus dictis nonaginta 
quinqué millibus libris per dictam aljamam plenarie extiterit sa- 
lisfactum dicto domino Regi, bonememorie, atqueNobis. Etinde 
íacimus, ex certa scientia dicte aljame et universis et singulis ju- 
deis ejusdem ac dictis secretariis et vobis, dictis eorum nunciis, 
ipsorum nomine recipientibus, atque vestro in posse jam dicti 
notarii, quibus supra nominibus stipulantis et recipientis, finem 
perpetuum ac pactum validum et solempne de non petendo ali- 
quid ulterius pro predictis vel aliquo praedictorum; quoniam de 
predictis ómnibus dictam aljamam et universos et singulos ju- 
deos ejusdem ac dictes f secretarios et vos nuncios eorumdem 
reddimus et vocamus quitios et plenissime absolutos, sicut me- 
lius et plenius dici et intelligi potest, ad utilitatem etcommodum 
dicte aljame et dictorum secretariorum acomnium et singulorum 
judeorum illius ac vestrum, nunciorum prenominatorum; pro- 
mittentes, bona ñde nostra regia, dictis secretariis et vobis dictis 
eorum nunciis atque notario, stipulantibus et recipientibus prout 
supra, quod Nos vel dictus tutor noster nichil íedmus neo de 
cetero faciemus quominus presens generalis absolutio et definitio 
dicte aljame aut singularibus personis ejusdem vel suis valeat 
seu infringí possit, aut modo quolibet revocan. 

TOMO ZZZfl. II 



194 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

In quorum omnium testimoaium et ñdem Doatrum jussimus 
appendi sigilium carte preseati. 

Et nos Philíppus de Majoricis, tutor regius 3upradictus, super 
predictis ómnibus el sÍDgulis, Nobis preseatibus factis, predicto 
domino Regí Majoricarum pupillo et iiepoli nostro carissimo 
auctoritatem et assenstim nostrum prestamus, eaque laudamus 
el Qrmamus ac servare promittimus bona ñde tutorio noniine 
aupradicto. 

■ Acta et laúdala sunt hec íd camera Consilii castri regii Perpi- 
niaai, die veoeris post vésperos, inlitulato undécimo kalendas 
Fobruarii anno Domiui millesimo Irecentesimo vigésimo septimo- 

Signum + Nostri, Jacobi, Dei gratia, regia Majoricarum, etc. 
qui hec predicla el singula concedimus laudamus atque ñr- 
inamus. 

Sigaum + Nostri , Philippi de Majoricis, tutoris jamdicti qui, 
predicta laudantes alque confirmantes, super eisdem dicto do- 
mino Regí auctoritatem el asseasum nostrum prestamos. 

Testes hujus rei sunt nobilis Berengarius de Villariacuto pro- 
curator generalis dícti domiui Regís, venerabilis Petrus de Virí- 
dario archídiaconus Majoriceosls el cauonicus Narbouensis cao- 
cellarius, nobilis Ademarius de Mosseto, Guillermus de Pauo 
locumteuens, Ferrarius de Canelo majordomus, Petrus de Pul- 
crocastro, Quillermus de Fontibus, portarius major, Guido Guido- 
ais, milites, Guillermus Murulli cauonicus Majoricausis, Arnal- 
dus de Podio et Jacobus Scuderii notarius; omnea consitiarii di- 
cti domini Regís et dicli domini tutoris ejus. 

Ego Jacobus Scuderii notarius prefati domini Regís et ejus 
auctorítace publicus, ipsius et dicli domini tutoris speciali man- 
dato hec acribi feci et clausi meo publico sólito sig-l- no. 



42. 

Perpifián, 11 Febrero 1828 (de U Encarnación 1327), El Regente D. Fe- 
lipe previene «I vtrrej Araaldo de Cardailhac qne no contenta que Ice 
crístíanoB deadores de loe jndloe disfniten de dos pTOirogacionea de pwo 
sobre una misma deuda, abosando de la qae les había dado el mismo L> 
gente. — Fol. SS. 



':i 






PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS KALLORQDINBS. 195 

Philíppus de Majoricis, ecclesie saocti Martiiii Turoneiisis the- 
-saurarius, patruus atque tutor domini Regís Majoricarum illu- 
stris, nobili et dilecto Arnaldo de Cardelacho, locumtenenti Majo- 
ricarum, salutem et dileclionem. 

Pro parte secretariorum aljame judeorum Majoricarum est co- 
ram Nobis propositum supplicando quod, supplicantibus Nobis (1) 
aliguibus hominibus de Majoricis super gratia elongamentorum 
de debitis, que debenteisdem judeis, eis concessimus elongamea- 
tum, quamquam aliud obtinuissent elongamentum a Nobis aut 
dominis Regibus bone memorie (2); quod díxerunt cederé in pre- 
judicium moris et stili Curie domini Regis Majoricarum (3). 
Quare supplicarunt Nobis ut super predictis , eis dignaremur 
providere de remedio opportuno. 

Nos autem, eorum supplicatione utpote justa et rationabili be- 
nigno audita, volumus et vobis mandamus quatenus illis, qui- 
bus vobis constiterit dúo elongamenta super et de eisdem debitis 
concessa fore, ultimum elongamentum infringatis et pro irrito et 
nullo ulterius habeatis; cum non sit intentionis nostre dúo elon- 
gamenta super eisdem debitis alicui concederé» nisi in eo expressa 
mentio de primo fíeret elongamenlo. 

Datum Perpiniani, tertio idus Februarii, anuo Domini mil- 
lessimo trecentesimo vicésimo séptimo. 

43. 

Perpifián, 11 Febrero 1828. Al mismo tiempo ordena que, si los secre- 
tarios de la aljama faesen condenados á prisión por deudas al Rey, no 
estén con los presos cristianos en la cárcel de Corte, sino en lagar decen- 
te, dentro del barrio hebreo, ó en otro paraje. — Fol. 89. 

Philippus de Majoricis, ecclesie sancti Martini Turoneusis the- 
saurarius, patruus atque tutor domini Regis Majoricarum illu- 
slris, Arnaldo de Cardellaco, locumtenenti Majoricarum, salutem 
et dilectionem. 



(1) Suplicando á Nos. 

(2) Difuntos. 

(8) Conforme al diploma (32) del 21 Julio 1823. 



iolbtín db la real . 

■tes supplicationi su 
aricarum, mandamu 
t seu eruat i o posteru 
Í8 in Curia regia M 
omiDÍ Regís; sed, cui 
;03 detíneri volumus 
tío decenti in callo Mi 
retariis pro nunc ct f 
speciali, quam duran 
ium atque nostrum. 
Perpiniani, tcrtio ¡di: 
:i . séptimo. 



i, 11 Febrero 1S28. Al m 
e loe jndíos, sslvo el caí 
ición que los roÍBOioe ja 
iento en la cárcel de Coi 

US de Majoricis, ecclesie sancti Martini Turouensis th^ 
, etc., nobili ot dilecto Arnaldo de Cardelaco, locumie- 
oricarum, salulem et dileclionem. 
al supplicando a Nobis secretarii aljamejudeorum Ma- 

concedi quod quicunque cbristianus seu judeus, qui 
n futurum aliquid debeat alicui jadeo dicte aljame pr^ 
^ucie seu pro certa comanda absque usura, uisi solve- 
e debito, capiatur et captus deliueaturin caplione Curie 
Liin pro lali debito sea comanda, sicat judei ipsip 
itractibus modo simili capiuntur. 
ur, tali supplicationi atpote ratioui consooe annueuta. 
it TObis maadamus quatenas, nisi iu opposilum alia 
I fuerit proposita et probata, obligatos dictis judels chr;- 
jue judeos pro facto mercationis seu ratione comandi', 

noa currat vel sit usura, capiatis et captos deliacri 
u Curia domini Regis, quousque satisfecerint ipaisjo- 
I coDvenerint cum eisdem, prout judei ipsi pro tai' m? 
US iu Majoricis modo simili capiuntar. In lalibus' <«> 



PRIVILBaiOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 197 

«equitas est serranda; ut sicut ipsi debentes et non solventes ca- 
piuntur, sic eorum debitores non solventes consimilíter ca- 
ptan tur. 

Datum Perpiniani, tertio idus Fobruarii. annoDomíni mítlesi- 
-mo Gcc . XX . séptimo. 

45. 

Perpifián 3 de Mayo de 1328.- Á los caatro enviados de la aljama hebrea 
mallorquína concede el Regente D. Felipe la derogación del abuso intro- 
ducido por el Rey D. Sancho de nombrar un secretario de la Corporación 
-contra los privilegios y uso antiquísimo de la misma aljama, en cuyo go- 
bierno y constitución administrativa no debía entrar ningún cristiano, 
aunque éste fuese el Rey. Forzoso era, pues, que renunciase el cargo, y lo 
cediese al designado normalmente, imo de los secretarios (¿Astruc ben 
"Nuno?) que había nombrado D. Sancho y mantenido en este puesto el 
•Regente.— Fol. 32. 

Nos Philippus de Majoricis, etc., tutor domini Regis Majori- 

carum illustris» notum facimus universis guod Abrañm Malaqui 

Isaac ben Abaron, Hayon Cohén et Yusef Barqui, nuncii ad do- 

minum regem Majoricarum et Nos missi per secretarios aljame 

Judeorum Majoricarum, cum querela proposuerunt corara Nobis 

quod dicta eorum aljama et judei ejusdem hacteuus juxta eorum 

libértales et privilegia consueverunt eligere et creare, ac eligunt 

certum numerum judeorum iu secretarios, qui procurant et tra- 

<;tant negotia dicte aljame; sed, a pauco tempore citra, fuit unus 

Judeus secretarius electus per dominum Sancium, bonememorie, 

regem Majoricarum, germanum nostrum, et per Nos vel oíñcia* 

les regios atque nostros postmodum confirmatus, qui nuncutitur 

•oíficio secretarii contra eorum privilegia et libértales ac contra 

usum antiquum. Quare supplicarunt Nobis humiliter ut super 

hoc eisdem providere dignaremur de remedio opportuno; super 

quo allegarunt et proposuerunt coram Nobis et nostro Consilio 

^liguas rationes validas et efficaces. 

Nos igitur, dicta eorum supplicatione benigne admissa, et vo- 
lantes ipsos judeos Majoricarum et eorum aljamam quantum in 
Nobis est prosequi favoribus gratiosis, nomine tutorio predicto 
«x certa scientia ordinamus quod judei dicte aljame una cum se- 



198 BOLETÍN DE LA KBAL ACADEMIA DE 

cretariis 8UÍ9 juita ritum et usum eorum j 
eis et eorum aljame viderint expediré, ex i 
gere creare et constituere pro libito volunt 
videbítuc eis eipedienti dicte aljame, sic 
miaum Regem Majoricarum vel Nos aut 
nostros noa impediantur in eorum electic 
alius superponatur nisi quos ípsi duxerío 
electionem et creationem hujusmodi sec 
ad staliim primarium atque usum antiqui 
actu coQtrario dictt domini Regís, boue a 
causa que nuuc cesaat omnino, et aliia no 
cunque. 

Maudamus ilaque locum teñen tibus, vi 
officialibus Regís atque nostris presenlíbi 
ordíuatioiiem et reductionem nostram pr 
litlera ista couteata, dicte aJjame et jud 
ñrmiter et faciant observari. 

Data Perpiniani, sub sigillo nostro p( 
Martíi, auno Domini millesimo [receules 
Coa este último acto de suma equidad y 
Regente su sabia administracióu de los si 
en sus maoos puso la aljama hebrea de N 
la cual se había el rey D. Saucho atribuid 
cuirse eo lo más íntimo y vital del or¡ 
Corporación fué la sentencia condeoatoi 
cuya virtud no sólo había confiscado U 
judíos mallorquines, inclusa la Sinagoga 
do y anulado todos los privilegios de la a 
facultad de otorgar en adelante lo qne ir 
lodo ello fué resarcido completamente [ 
D. Felipe ó por la provisión (41) del 22 
remitió toda culpa, ó querella, que hubi 
emanar de aquel fallo condenatorio. Así 
Pedro IV de Aragón, según se verá por 
de notar en et présenle que el número d( 
fijo, sino mayor ó menor, según lo tenía 
su cuerpo de electores. 



PRIVILB0I08 DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 199 

Cumplidos los 13 años de su edad salió de tutoría Jaime III. 
En Barcelona y en 25 de Octubre de 1328, hizo pleito homenaje 
de su Corona de Mallorca j demás Estados á D. Alonso IV de 
Aragón, cuya hija Constanza le cupo en matrimonio y al cual 
sirvió lealmente. 

46. 

Palma de Mallorca, 26 Agosto 1829. Confirma D. Jaime III en toda sn 
plenitud el diploma (44) del 11 de Febrero de 1328, sobre que han de ser 
encarcelados les deudores insolventes de los judíos , exceptuada la insol- 
vencia por usura. £1 Rey se movió á otorgar este privilegio, atendiendo 
á que los judíos mallorquines tnimtn sobre iodo del oficio de comerciar ó 
del trato de mercancías. — Fol. 47. 

Noverint universi quod coram Nobis Jacobo, Dei gratia rege 
Majoricarum etc., fuit propositum supplicando per secretarios 
aljame judeorum Majoricarum quod usus et observantia est in 
civitate et regno Majoricarum quod pro debitis et contractibus, 
mercantiliter contractis ínter quascunque personas, capiuntur 
iu Majoricis debitores nolentes solvere seu non valentes, et cum 
judei dicte aljame mercantiliter vivant pro parte majore, et cum 
suis debitoribus, factis non sol vendo et aliter, sint passim in 
questione atque contractu super eo quod debitores ipsis, chri- 
stianiy asserunt se captos non deberé teneri pro debitis seu 
comandis, in quibus judeis obligati ezistunt etiam in via mer- 
cantie, fuit Nobis humiliter supplicatum ut super hoc dictis 
judeis pro videro dignaremur de perpetuo remedio opportuno. 

Nos itaque, super hiis debite providere volentes, ordinandum 
duximus ac etiam statuendum quod quicunque judeus vel etiam 
christianus, qui obligatus sit vel fuerit alicui judeo vel judee 
dicte aljame per contractum aliquem mercantilem vel per co- 
mandam aut aliter quam pro contractu usurario, si debitor talis 
vel comendatarius satisfacere noluerit aut non potuerit dicto 
judeo. creditori termino condicto verbo vel instrumento, aut 
aliter si statutus fuerit terminus in contractu vel voluntati sue 
juzta formam vel in via comande, talis debitor seu comendata- 
rius, christianus aut judeus, capiatur et in Curia Majoricarum 



^A HBAL A.CADI 

idiu quousqui 
re ñuo , sic qu 
ntaxat, capiati 
■equisitionem 
liam hoc dícti 
iiibiis et fuLu 
erUi Bcientia i 
1113 et votumu 
ibas et fiituris 
íueotibus, vic 
US et fuluris q 
1 nostras pre: 
lecretariis el d 
m presen libu: 
ir, preteritis 
rpeluo observf 
n lestimoniun 
iidí sigilluRi. 
a civitate Ma 
nini iniilesinx 
Jacobi, Dei g 
udamus, COQc 
luiit nobili» ] 
3 Uosscto et A 
Nicholaus di 
irius; omiies i 
tri, notarius { 
1 auctoritate p 
ictarum, ipsíi 
leo publico 80 

47. 

331. Razona el 1 
díoB maliorgaiD 
iUdo, lina eíDag 
> dar asidero á 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 201 

pié en la sentencia del Rey D. Sancho, el cual, caando confiscó y retrajo 
•del culto mosaico la artística y muy hermosa (valde formoaam) sinagoga 
de Palma, manifestó que los judíos podían, si querían, edificar otra 
dentro de la ciudad. Manda al virrey presente, y á los venideros^ que am- 
paren en BU derecho á los judíos para tener, ó bien edificar, dicha escuela^ 
oon tal que ésta no sea excesivamente suntuosa. — Foi. 60. 

JacobuSy Dei gratia rex Majoricarum, etc., dilecto locum 
nostrum tenenti in regno Majoricarum , qui nuuc est vel pro 
tempore fuerit, vel ejus vices gerenti, salutem et dilectioneoi. 

Relatione quorundam judeorum, nunciorum ad Nos destina- 
torum per secretarios alj ame judeorum Majoricarum, ad nostrum 
pervenit auditum quod vicarii seu officiales venerabilis episcopi 
Majoricarum (1) ipsos judeos impediuut vel perturbant oe scholam 
habeaat in civitate Majoricarum vel domum aliquam ad orandum 
juxta legem Mosaycam et consuetudiues judeorum; illud ínter 
cetera allegantes quod judeis novam non liceat erigere sinagogam, 
et quod illa, quam habuerunt antiquitus, jamdudum ex justa 
causa privati fuerunt per clare memorie dominum Sancium 
regem Majoricarum, patruum nostrum. 

Yerum si predicti uegotii qualitas vigilanti studio attendatur, 
predicte radones et quedam alie in contrarium allégate, quas 
exprimereomittimus, non obstant quominus, de permissu nostro^ 
prefati judei scholam habere valeant vel domum aliquam, sive 
propriam sive conducticiam, ad orandum juxta legem Mosaycam, 
ritus et consuetudines judeorum, in civitate predicta, ubi aina^ 
gogam curiosam et valde formosam et domum ad orandum alias 
habuerunt. Cum solum jura prohibeant (2) ne in locis, ubi alias 
non habuerant. judeis liceat novam erigere sinagogam; in locis 
autem ubi alias habuerunt, non prohibent sed tolerant et per- 
mittunt. Nec istud proprie diciturnove erectiOy sed potius antique 
réparatio etrefectio; quam non sinagogam, sed scolam aut domum 
ad orandum permittimus nuncupari. Nec sententia prefata regia 
potest premissis obstaculum aliquod generare, cum in eadem 
sententia memoratus dominus Rex, bone memorie, declaraverit 



(1) Fray Guido de Terreny, general que había sido de loe Carmelitae. 
<2) Dm'et, Qrtg, IX, llb. y, tit. vi, cap. 3. 



OLBTtK DX LA REAL ACADEHIJ 

ril quod — ex quo locum et di 
añscabat — alibi, infra ciTÍt 
habere possant; proiit in jam( 
. Quamobrem Ipsa sententia 
ler preambuli3, sed prodesse 
ixpressum est et permissiim 
1, aliam habere valeaut congí 
im jus facial, cum in rem ju 
is ignoral; presertim, cum si 
, supradicti domini Saacii, rt 
!t Testigiis iaherentes, vobj 
prediciam aljamam judeorui 
*m judaicum civitatis Majori 
, non tamen excessivain ia 
iquam decentem ad orandun 
mdein; nec paLiamini eos a 
e8tari; immo eos defendads ( 
presentíbus (litteris) remanei 
Perpiniaiu, sub sigillo nosl 
ino Domini míllesimo ccc. Ii 
aumento, precioso bajo miicl 
)breeU7 (22Juiiio 1311), el 
i3). El historiador Mut (2), d 
lado el Dr. Kayserling (3), of 
I hecho. Imaginó que en 13 
ioagoga, lo cual es falso; con 
el obscuro relato que hace de 
•"e, cuyas vicisitudes claramt 
ición, conservada por el códií 
iviado, el historiador mallorq 
ir del año 1314, tuvieron los 
nayor donde andando el tíen: 
i el colegio de Moulesión, y I 



i á los Usajea SS y S7 de Barcelona. 
■ dil Stiito dt Matlorea, tomo iii, págin 
'«■ ín Navarra Baiktnlanderii imd aufi 



PBIYILBGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 203 

el hospital de la Misericordia. Lo cierto es que en 1331, perdida 
la primera sinagoga que nunca recobraron, estaban los judíos 
palmesanos construyendo la segunda dentro del Ca¿{ en sitio algo 
distante de aquélla. 

48. 

Ferpiiián, 26 Enero 1834 (de. la Encamación 1333). Prórroga de siete 
afios y medio^ dividida en nueve plazos , que el documento especifica, y 
que otorgó D. Jaime III á instancia de los enviados de la aljama, Vidal 
Cresques, Abraham Malaquí, Mosé ben Ramón y Hayón Cohén. Partici- 
pa el Rey á sus procuradores Bernardo Jana y Bernardo de Valverde 
que esta prórroga se entendía de la mitad de la pena incurrida en el afio 
precedente (1333) por los judíos que no habían pagado el impuesto del 
cabezaje, y por ello eran deudores al fisco en sus personas y bienes. — 
Fol. 61 V. Se repite esta misma provisión en el íol. 67. 

Jacobus, Dei gratia rex Majoricarum, etc., fidelibus procurato- 
ribus nostris in regno Majoricarum, Bernardo Jana et Bernardo 
de Valleviridi, salutem et gratiam. 

Ad supplicationem Yitalis Gresques, Abrahim Malaqui, Mosse 
ben Ramón et Hayon Cohén, judeorum nunciorum ad Nos 
missorum!, ordinandum ducimus per presentes, et ipsi aljame 
ac singulis de ea de speciali gratia concedendum quod id quod 
Nobis debent de medietate condempnationis facte per Nos anno 
prozime lapso, témpora captionis honorum judeorum ipsorum ad 
manum noatram de certis quantitatibus Nobis solvendis per 
singulos judeos et judeas dicte aljame pro bonis eorum, quod 
Nobis solvere debebant anno presentí, solvant et solvere tenean- 
tur a die presentís gratie ad unum annum et dimidium sequentes 
proxime et futuros. Ita videlicet, quod hinc ad médium annum 
solvant vobis nomine nostro tertiam partem, et abinde ad médium 
annum aliam tertiam partem, et ex tune ad médium annum re- 
liquam tertiam partem; sic quod de sex in sex mensibus 
habueritis integre hinc ad unum annum et médium dictam me- 
dietatem dicte condempnationis. Et quod alteram medietatem 
illius solvant Nobis et solvere teneantur a ñne dictorum anni et 
dimidii ad sex annos ex tune sequentes, sic quod, quolibet ipso- 
rum annorum solvant sextam partem illius; quodque ex nunc 



BOLETÍN DB LA RBJ 

itur eis absolute eot 
ne quacuuque. Sed, 
Nos ordinatis aeu c 
ler illis provideatis 
iDius itaque vobis 
: judeabus dicte alj 
díDatioiiibiis seu a 
iinque. 

Perpioiani, vnr 
1. lerlio. 

;o debía efectuarse ( 
1341); la primera 
la tercera parte de 
lexlas partes de ella 
mente al espirar el ; 
. la Goroaa mallorqi 
o por la fiera ambic 
!l, y la del Rey de F 
de gobernar, que c 
insoportables como 
m su Crónica para 
ite ansiado que de c 



án, 26BneTO 1331. A 
a j medio de loa qae 
I loa jadloB mallorqui 
de sas bieaea al fisco. 

US, Dei gratia rex U 
)stris in regao Majo 
ivirídi, aalutem et g 
concesserimus per 1 
t judeabus aljame b 
auno proxime lapso 
um uostram de cert 



PRIVILBGIOS DB LOS HBBRBOS MALLORQUINBS. 205 

persolvendis, vobis solvere debeaot nomine nostro infra vii annos 
et dimidíum, medietatem vídelicet hinc ad annum et dimidiun) 
et residuum ad sex annos ex tune sequentes, per certas solutio- 
nes et términos, ad supplicationem Vitales Cresques, Abrahim, 
Malaqui, Mosse ben Ramón, et Huyon Cohén, judeorum, nun- 
ciorum per dictam aljamam ad nos missorum, ipsi aljame et sin- 
gulis de ea per presentes concedendum ducimus de gratia speciali, 
quod durantibus terminis et solutionibus* predictis, Nobis inter 
dictos septem annos et médium faciendís, dicti judei vel judee 
non teneantur autdebeant solvere Nobis pro cabessagio vel duo- 
decim denariis pro libra, per eos Nobis dari promissis de bonis 
suis, ut in quodam publico instrumento in (ci vítate) Majorica- 
rum anno pretérito facto (1), búllate bulla nostra plúmbea, hec 
et alia continentur. Nam dictum cabesaagiuniy seu duodecim 
denarios pro libra y dicte aljame et síngulis de ea remittimus et 
relazamus de gratia speciali usque ad annum futurum, quod 
computabitur auno Domini m.ccc.xl. primo, quo pro tempore 
nunc futu-ro incipiant solvere dictum cábessagium y vel dictos xii 
denarios pro libra juxta tenorem instrumeuti predicti, et non 
ante. 

Mandamus itaque vobis quatenus gratiam nostram ipsis sin- 
gulis judeis et judeabus dicte aljame observetis ñrmiter et facia- 
tis servar!, ordinationibus et alus factis seu editis in contrarium 
non obstantibus quibuscunque. Quoniam hoc de speciali gratia, 
ut predicitur, sic fíeri volumus et jubemus. 

Datum Perpiniani, viii kalendas Februarii, anno Domini 
M.ccc.xxx. tertio. 

Vidit thesaurarius (2). 

60. 

Perpifién, 25 Enero 1334. Explica en qué manera las disposiciones pre- 
cedentes han de aplicarse á los judíos mallorquines, que estando ausentes 
del reino al tiempo de la condenación del afio anterior, hubieren regresa- 
do ó quisieren regresar á su patria. — Fol. 63. 

(1) 1888. 

(2) En el eódice el copiante, no entendiendo el sentido de la cláusula final, escribió 
en BU lagar «id Shus». 






BOLETÍN DK LA RBAL ACADBUIA DI LL HISTOBlA. 

U9, Dei gratia rex Majoricarum, etc., ñdelibus procura- 
DOStris in regno Majoricarum, Bernardo Jaoa et Beroar^ 
alleviridi, salulem et graliam. 

pplicationem Viíalis Gresques, AbraSm Malaqui, Mosse 
mon, et Hayoo Cohén, judeorum, auaciorum ad Nos 
m, per aljamam judeorum Majoricarum, per presentes 
i ordinandum quod , si aliquí judeí , qui tempere captio- 
orum judeorum dicte aljame ad manum nostram, anoo 
I lapso essent extra regnum Majoricarum cum bonis suis, 
bi ex nunc voluerint et veneriut, quod exfgatur ab eis 
s suis juxia condempuatiouem que Nobis solví debet per 
]ul ibi nunc sunl de boais suis per soHdum et libram, 
Ivant et solvere teneantur a die ingressus eorum ibi ad 
annos et dimidium ex tuac sequentes, medielateoí vide- 
ie dicii iagressus ad lunc proxime aauum et dimidium 
solutiones diviso tempore ipso equaliter facieadas, et 
medietatcm ad sex aanos abiode sequentes per sex solu- 
jcilicet anno quolibei sextam partem. 
amus itaque vobia quateaus ordioationem nostram pre- 
observetis permiter et faciatis servari. 
Q Perpiniani, vni kaleudas Februarií, anuo Domini 
:x. tertio. 
tbesaurariua. 

61. 

án, 11 de Mayo de 1836. A los mismos, nolificáadoles que á peü- 
/idal Cresqaes, enviado de U aljama, ba ordenado qne no M 
D el cepo, ni en la cárcel los judíos qne no tienen sino créditoa 
I que ofrecen al fisco para pagar el impuesto resultante de la 
ion sobre la qne recaed el convenio del 26 Enero de 1S34. IxM 
;ontta los deudores á dichos jndfos podrán puar, en virtad de 
ra concesión al Estado; el cual por esta conversión, ó traspaso, 
jor que ios acreedores judíos agenciar j apremiar el cobro de laa 
-Fol. 62. 

US, Dei gratia rex Majoricarum, etc., fidelibus pnicurato- 
istris in regno Majoricarum, Bernardo Jana et Beraardo 
viridi, salutem et gratiam. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 207 

Vitalis Cresques judeus, nuncius ad Nos missus per aljamam 
judeorum Majoricarum, a Nobis petiil supplicando quatenus 
mandare di^naremur ut nuUus ex judeís ipsis, obligatus vobis 
nomine nostri ratione taiationis, ad quam singulí eorum con- 
dempnati fuerunt, non habens aliter unde hoc solvat nisa debita, 
ponatur seu poni debeat in compedibus vel carceribus, eo sol- 
vente seu in solutum dante vobis bona et sufflcientia debita 
usque ad complementum eorum in quibus pro predictis obliga- 
tus existit; utque debita hujusmodi usque quod inde completa 
solutio facta fuerit, tamquam debita regalía exigantur. 

Supplicationem hujusmodi ad exauditionis gratiam admilten- 
tes, mandamus vobis quod ómnibus judeis, vobis pro predictis 
obligatis, non habentibus aliter unde solvant ut predicitur, debi- 
ta, bona tamen et sufficienlia, recipiatis usque ad complementum, 
ita solutum videlicet et satisfactionem eorum, ipsa debita tam- 
quam regalia seu ad jus nostrum regium spectantia, exigentes 
«a quousque in eis vobis fuerit integriber satisfactum. 

Datum Perpiniani, quinto idus Madii anno Domini mcggxxx 
quinto. 

A 24 de Enero de 1336 hallándose en Barcelona, espiró el rey 
D. Alfonso lY de Aragón, 7 con él la esperanza de completa segu- 
ridad para su yerno D. Jaime III de Mallorca. El cual, según 
aparece del presente albalá, se preciaba de saber apretar la mano 
mucho mejor que los judíos, para exprimir el jugo á los deudores 
cristianos. Por su carta, fechada en Perpiñán á 26 de Abril 
de 1338, eonfesó (1) que había defraudado los intereses tempora- 
les á la Sede y Cabildo de Palma, antes que falleciese ff 4 Di- 
ciembre 1334) el papa Juan XXII. 

52. 

Manacor, 18 de Noviembre de 1337. Dispone el Rey á petición de los 
aecretarios de la aljama qae en caso de suscitarse dudas sobre la equidad 
del reparto, ó derrama de contribución por ellos asignada, las resuelvan 
asesorándose de ocho ancianos, ó proceres de la misma aljama. — 
FoL 62 V. 

(1) Vkijé mtrario, tomo xxi, pág. 180. 




208 boletín db la real academia db la historia. 

Jacobus, Dei gratia rex Majoricarum. etc. 

Fidelium nostronim secretariorum aljame judeorum Majorica- 
rum supplicationi humili annueates, eisdem ducimus conceden* 
dum guod talliarum et collectarum, quas ezigere eorum prede- 
cessores super judeis dicte aljame ac iilorum bonis consueverant 
in et super illis, quarum tazationes ad ipsos pertinente cum inde 
judeis asserentibus conquerendo se indebite ac superflue tailia- 
tos, pretendentibus forsan justas aliquas rationes, possint con- 
silio octo procerum dicte aljame gratuite convenire adhíbito el 
servato. 

Datura in loco de Manacor, idibus Novembris, anno Doraiui 
millesimo trecentesimo tricésimo séptimo. 

Per dominum Regem in consilio. — Perpinianus Iraberti. 

De esta fecha (13 Noviembre 1335) en adelante no pasan los 
documentos de Jaime III, registrados por nuestro códice. Siete 
años y medio transcurrieron, hasta que D. Pedro IV de Aragóu 
(Junio 1343) le arrancó á viva fuerza la corona del reino de Ma- 
llorca. No es de creer que en tan largo intervalo el desdichado 
D. Jaime hiciese preterición de la' aljama, que debía rendirle 
cada semestre lo que los documentos precedentes (48-52) expli- 
can. Probablemente fueron arrancadas del códice por mandato 
de D. Pedro IV (1) y desautorizadas por él como por soberauo 
supremo, todas las escrituras opresivas de la aljama, emanadas 
de D. Jaime III, á partir del 17 de Julio de 1339. En este memora- 
ble día, como Zurita lo refiere (2), D. Jaime «prestó el juramento 
y homenaje, reconociendo y confesando tener del rey de Aragón 
(D. Pedro) y de los reyes sus predecesores en feudo de honor sin 
ningún servicio el reino de Mallorca con las islas de Menorca é 
Iviza y las otras adyacentes y los condados y tierras de Rosellón 
y Cerdaña, Confien te, Valespir y Colibre y los vizcondados de 
Omelades y Cariados con las villas y castillos que se incluían en 
ellos; y estado del señorío de Mompeller.)» Los humos de igual- 
dad á su soberano que D. Jaime afectó en esta solemnidad y en 
la de su entrada en Aviñón ó en la corte y presencia de Bene- 



(!) Véase lo dicho en la página 14 del presente volumen del Bolbtíh. 
(2) A nales, li bro vii, cap 47. 



PRIYILBGIOS DE LOS HBBRB08 HaLLORQUINBS. 209 

dicto XII (domingo, t4 Noviembre) le cegaren para no ver la 
hoya que se abría bajo sus plantas. 

Una provisión de D. Pedro IV (1) dio por nulo cjarto edicto 
que vulneraba los privilegios de los judíos, anejos á la condición 
de ciudadanos de Mallorca, reconocida por el tutor ó regente 
D. Felipe (2). Anulaba el edicto la obligación que tuviesen los 
deudores de los hebreos de satisfacer á estos su crédito, por más 
que constase en instrumento legítimo, si pasados cinco años á 
partir de la data del contrato, no hubiesen hecho los acreedores 
pedimento ó acción ante los tribunales solicitando el pago. En 
Mayo de 1343 y arbitrando recursos para defender las Baleares 
de su terrible adversario, expidió D. Jaime III este edicto con el 
objeto de granjearse á expensas de los judíos la voluntad de los 
cristianos; pero estos, como aquellos, causados de tantas extor- 
sioues le abandonaron á su infausta suerte, comparable á la de 
Roboam desdeñado por las diez tribus. 

Las leyes palatinasy que promulgó este desdichado Rey (3) ha- 
llándose en Palma de Mallorca el día 9 de Mayo de 1337, descu- 
bren la vana ostentación de un fausto ruinoso, que hacía vivo 
contraste con la miseria de los subditos. Mantuvo D. Pedro IV 
estas leyes en su entereza (18 Septiembre, 1344), mal disimu- 
lando que á redactarlas y promulgarlas se le había anticipado 
D. Jaime III. El cual no le había prestado homenaje, como ya 
vimos, hasta el 17 de Julio de 1339. 

Madrid, n Noviembre 1899. 

Fidel Fjta. — Gabriel Llabrés. 



(1) Documento 63, fechado en 16 de Agrosto de 1851. 

C2) Documento 38. 

(3> 'Véanse comentadas por el P. Daniel de Papebroeck y publicadas en la obfa 
Acia Sanctorum, tomo iii del mes de Junio, páginas i-lxzxv. Venecia, 1748. El códice 
«jemplar de esta edición, ricamente iluminado y verdaderamente regio, le guarda 
hoy en la Biblioteea Nacional de Bruselas. 



TOMO ZXZTl 14 



BOLBTil* DB LA RS&I 



tBAL UONASTERIO DE SAI 



diócesis de Falencia q 
lias de la Iglesia españo 
layor ntimero de monüi 
ide las faldas de los en 
aa de Asturias, hasta li 
e Campo»; desde la cui 
mes del caudaloso Duei 
: índices de piedra, qui 
3i'0S0 de la reconquista, 
eroao despreodimiento 
redios y heredamienlof 
tesiimonio perenne de 
in antes de la invasión 
i dedicada por el agradi 
:I Mesías. 

islitiiye, pues, la <lióc« 
ológico en donde sin d 
o, puede estudiarse la 
ente otras, de las bella; 
anifestaciones; es, á sa 
tura, ya que de otras tí 
I orfebrería, la indume 
nenos aunque muy rali 
la santa pastoral visita 
rebaño , he podido com 
poco años sólo de oídas 
ntos de todos los genere 
3S se conocen en nuestrf 
los maestros en el arte 
ado obras en esta parte 



RBAL MONASTERIO DB SAW ANDRÉS DE ARROTO. 211 

Porque sin contar la mencionada ermita de San Juan de Ba- 
ños de Gerrato con su gracioso arco de herradura en el ingreso 
ornamentado de flores cruciformes y surmontado por sencilla 
cruz dB Malta, la iglesia de San Martín de Frómista, de cons- 
trucción románica pura, declarada pocos años há (1) monumento 
nacional, y hoy en restauración bastante adelantada ya por suer- 
te; los hermosos tipos del estilo ojival que en buen estado se 
conservan en San Hipólito el Real de Támara y en Yillalcázar 
de Sirga; la majestuosa y severa Santa Cruz de Medina de Rio- 
seco , que, según cuentan hizo exclamar á Napoleón : cTambién 
por aquí pasó el famoso Herrera» ; la gallarda iglesia plateresca 
de Santiago de la misma ciudad , cuya nave central vése cubierta 
por cúpulas en lugar de bóvedas; el templo mudejar de San Ge- 
brián de Mazóte, cuyos preciosos monumentos bastan para con- 
firmar mi opinión antes indicada ; he visto joyas artísticas en 
poblaciones insignificantes y apartadas de las vías de comunica- 
ción , lo que indudablente ha sido causa de que permanezcan 
ignoradas y y ni Morales en su Viaje Santo , ni Ponz en el suyo 
por España, ni Quadrado en el tomo que dedica á los monumen- 
tos de Yalladolid, Falencia y Zamora, hagan siquiera mención 
alguna de ellas. Si el tiempo y las múltiples ocupaciones de mi 
cargo lo permitieran, iría paulatinamente dándolas á conocer; por 
de pronto, hoy me he propuesto decir algo sobre el Real Monan^ 
terio de San Andrés de Arroyio, mansión de religiosas cistercien- 
ses, opulento en otros tiempos como pocos, pobre hoy de bienes 
temporales, pero rico en bellezas del arte arquitectónico ¿e 
la xii centuria. Para proceder con algún método, dividiré esta 
monografía en dos partes: en la primera reseñaré brevemente su 
historia; en la segunda, acompañada de fotografías mandadas 
sacar exprofeso, describiré también con brevedad, la iglesia, el 
claustro y la sala capitular. 



(1) Real orden de 18 de NoTiembre de 1891. 



fí\ 



BOLBTtN DB L& HIAL ACAOBU 



la región septeatrional de la pro 

namente de la estación de Alar del Rey y en el foiiiio d( 
10 valle formado por dos escarpadas montañas y regado 
I escaso arroyuclo, hiillase el Monasterio de San Andrés de 
o, habitación de vírgenes esposas del Cordero sin mancilla, 
ameno de místicas flores y abundoso de frutos de virlades, 
ido siete centurias há en los repliegues de las moülañas, 
i ia mano piadora que le plantd quisiera ocultarle á las 
ís miradas del mundo. 

'eciso GS convenir que, si éste íné el propósito de la egregia 
lora del Monasterio, consiguió en gran parte su iulemo; 
ue no obstante su elevado origen, oculto casi por completo 
jneracionesquesehan sucedido en más de setecientos aü09| 
. ha sido conocido más que de las familias que vivían ata 
1 del convento, y de aquellas otras cuyas hijas abandona 
3 galas del mundo y venían á buscar aquí el blanco cendi 
iter, en gran parte de la provincia de Santander, siendo \¡ 
í aun más conocido que en la misma provincia donde rad 
I- lo demás, y fuera del ilustrísimo autor de los Anala Cw 
ses , casi no se encuentra quien dé noticia del en mejon 
pulento y hoy empobrecido Real Monasterio de Monja 
rdas de San Andrés de Arroyo ó del Arroyo, 
iro la causa del silencio, pero es lo cierto que ni las crúni 
los piadosos monarcas castellanos de aquellos remoto 
i las historias generales de estos reinos, dicen una pali 
bre la fundación de este Monasterio, y sin embargo, e 
te que, ó fué persona real, ó muy allegada á la regia eilirp 
levantó esta casa para morada de vírgenes consagradas 
ion y al retiro. ¿Cómo se ha escapado este detalle á la dili 
lOlicitud de historiadores y cronistas, cuando tan nimio 
narrar otros asuntos de menor importancia? 
tradición, recogida de los labios de las religiosas, que ho; 
1 aquellos claustros, cuenta que á orillas del arroye 
isi lamiendo los muros del couTento, se encontró sí 



RBAL MONASTERIO DE SAN ANDRÉS DE ARROTO. 213 

por quién la imagen de piedra de San Andrés , que se venera en 
el coro, 7 que este hallazgo fué el motivo de que se considerara 
aquel sitio como consagrado al Sanio Apóstol, y en honor suyo se 
erigiera la iglesia y el adjunto Monasterio que lleva su nombre. 
Sin conceder ni negar el asentimiento á esta narración, preciso 
es confesar que cae dentro de los límites de la posibilidad y aun 
de la verosimilitud. Mas la imagen causa de la fundación del 
Monasterio, segün esta tradición piadosa, no es ciertamente la 
que actualmente existe en el coro, coetánea á todas luces á la edi- 
ficación del Monasterio y que sin duda debió labrarse para el 
retablo de la capilla que lleva su advocación, en el cual ocuparía 
-seguramente el sitio de preferencia, hasta que fué sustituida por 
la moderna de madera pintada, que hoy se ve en un nicho de la 
sacristía. 

Y dejando á un lado disquisiciones problemáticas, vamos á lo 
que parece tener más visos de verdad en este obscuro punto. 

Es indudable, que á instancias de su esposa Doña Leonor, y 
acaso también de su hija Doña Berenguela, el noble rey D. Alon- 
so YIII, edificó hacia el año 1187 el célebre Monasterio de Santa 
María la Real en la vega de Burgos, vulgarmente conocido por 
las Huelgas do Burgos, trayendo para ello las monjas del Monas- 
terio de Tulebras (Navarra). Dotó el piadoso niouarca al nuevo 
monasterio de insignes privilegios, y, lo que significa incompa- 
rablemente más, quiso hacerle cabeza de todos los otros Monas- 
terios que la Congregación del Gíster ó del Gistel tenía en Casti- 
lla y León para mujeres: obtenidas las autorizaciones y órdenes 
al efecto conducentes, hizo reunir en Santa María la Real un 
Capitulo, que se celebró con asistencia de los obispos de Burgos, 
Falencia y Sigüenza, y de varios abades cistercienses, el día 27 de 
Abril de 1189; al Capítulo concurrió entre otras abadesas la que 
á la sazón lo era de San Andrés de Arroyo , Doña Mencía, y des- 
pués del reconocimiento de Doña Misol ó Micol, abadesa de las 
Huelgas, como Madre y Superiora de los Monasterios establecidos 
en los reinos supradichos, vencidas antes las dificultades que opu- 
sieron dos de las abadesas concurrentes, estatuyeron que cuatro 

idesas, contándose entre ellas la que por el tiempo lo fuere en 

1 Andrés de Arroyo, habían de visitar cada año en el día que 



i boletín dk lá rbal academia ds l 

as entre si conviniesen, et convento y aba 

De estas noticias ciertas á indubitables tor 

iterciense», obra dei erudito limo. Sr. M< 

1 dos indiscutibles consecuencias: 1.* Qi 

a Andrés de Arroyo ya existía al tiemp 

[aniíación de Santa María !a Real de Bni'i 

la que entonces regia á San Andrés se lia 

alie no despreciable para nuestra historia 

HeapectD de la primera de estas dos legiti 

libro que llaman Becerro del propio monac 

ique en realidad no es tal Becerro, si 

lia de otro más antiguo becha en los ültii 

lo ó primeros del actual, se considera á Sí 

no fundación real de mediados del siglo x 

xiudesa Doña Mencía (la misma que asist 

elgas) infanta de Castilla y hermana d< 

as ambas de Alfonso VII. El antor de esto 

nación de su aserto varios privilegios, ent 

n de la iglesia ó ermita de San Emiliano de Grijalva y VilJa- 

idino por el rey D. Alonso dado en la era 12 19 que corresponde 

iño 1 181 y otro de donación también por el cual el mismo re; 

ito con la reina Doña Leonor y la infanta Doña Berenguela dan 

mencionado monasterio el lugar de Dehesa Romanos; la daU 

> de Mayo de la era 1227, ó sea el año 1189; es decir, ochodlis 

ipués de celebrado en las Huelgas el capítulo de que queda hecba 

nción más arriba. Esta carta tiene la particularidad de que en 

1 la infanta Doña Berenguela se dice hermana de la condesa 

ña Mencfa, á quien dono, añade, pleno jure, confirmándolo 

' su padre en el mismo año, los lugares de Caviedes, junte 

1 Vicente de la Barquera, con so iglesia de San Justo, Tr¡ 

la. Castañar, Larauja inmediata al mar y Comillas con s 

tenencias y regalías. 

Uortunadamenta loa originales de estos privilegios, auuq 

a desaparecido del archivo del monasterio desde el año 1850, 

iservaa en el archivo histórico nacional. Sin género alguno 

da, puede afirmarse que ó el autor del libro mencionado ^ 

ñsta. Incurrieron en lamentable error al asignar la m'"' 



BEAL MONASTERIO DE SAN ANDRÉS DE ARROTO. 215 

^iglo XI y el reinado de Alfonso VII como época de la fundación 
de San Andrés de Arroyo, pues ni el hijo de Doña Urraca ocupó 
el trono de Castilla y León durante el siglo xi, ni el estilo ar- 
quitectónico es de aquella centuria sino de la siguiente. Dijera 
el compilador de los privilegios de San Andrés que este monas*^ 
terio había sido fundado á mediados del siglo xii, y estarla yo 
más conforme con su modo de pensar. 

En cuanto á la segunda de las conclusiones indicadas, esto es, 
^ue la abadesa de San Andrés de Arroyo cuando se edificó el 
monasterio de las Huelgas se llamaba Doña Mencía, no cabe 
duda alguna, porque además de los expresados documentos nos 
lo dicen bien claro otros privilegios, que citaré más adelante, de 
Alfonso Vill; así como también parece evidente que esta misma 
señora sea la fundadora. 

Como tal la considera el Martirologio antiguo, falto de portada 
que se usa en el monasterio, el cual en su última hoja y en letra 
manuscrita de más antigüedad que el Becerro, dice; <íEodem die 
sonetee recordationis et religiosce memorice lllustrissimce ae prce^ 
clarissimce commitisce Domince Mencice.., Chrisio hujus Congre- 
galianis mater^ et Domino Duce istius monasterii per Deum pri- 
ma €Bdi(icatrix,9 Y en caracteres distintos continúa: ^Memoria 
iU.^^ ac venerabilis Domince Mencice celebratur altera die non 
impedita post festum Sti, Joannis de Deo. 

Hay otro testimonio de tan gran valía por lo menos como éste, 
por no decir mayor; un libro que con el título de Vidas de Sand- 
ios bienaventurados y personas venerables de la sagrada religión 
de N, P. S. BenitOf patriarca de Religiosos escribió el Reverendí- 
simo P. M. Fr. Antonio de Heredia y se imprimió en Madrid 
en 1685; en este libro á la pág. i63 del tomo ii, día 14 de Junio, 
se lee: «En España la bienaventurada Mencía Virgen fundadora 
y abadesa del monasterio de Arroyo, de nuestra Sagrada Fami- 
lia Cistercieuse, que la honró con el menosprecio del siglo y de 
su nobleza y riquezas y con su vida ejemplar en continuas ora<- 
clones, vigilias, lágrimas, ayunos y otras penalidades en que la 
halló una santa muerte, año de ¡Lástima grande que la plu- 

.a del autor se detuviera al llegar á este punto sin descubrirnos 

a fecha (año 1227?) de tanta importancia para esta historia! 



BOLBTtN DK LA RBAL 

ice, pues, iodudable, qu 
a abadesa de San Andr 
le esta señora fuera hija 
L Dona Berenguelft, seg 
ió ser ai lo uno ni lo ol 
ríe de que aquí el esc 
cacióQ, ó ocaso simpl 
jue con el nombre de j 
tilla y Lean, en niogui 
i hijas que llevaran est( 
)erador: la primera con 
erenguer, conde de Bai 
)ña Constanza, Á quie 
Sancha; la primera casó 
igunda con Sancho 6a 
de D. Alonso el amper: 

Polonia, que le diá j 
n como sus hermanas, 
1. Tuto además el moni 

rimonio, Doña Estefanía que casó con un caballero prin- 
' Doña Urraca, esposa primero de García Ramlreí de 
-a, 7 después de D. Alvaro Rodríguez. Esta es la conocida 
listoria por el calificativo de la Asturiana y está entemdA 
atedral de Falencia (1). 

D dicho se deduce claramente cuan lejos de la verdad es el 
)r á Doña Mencia hija de D. Alfonso VII de Castilla; ni 
;o pudo serlo del VIII, porque sobre no hacer mención de 
s cronistas de este príncipe, no es posible que habiendo 

él en 1156 tuviera á los 25 años una hija en condicione; 

fundadora y abadesa de un couvenCo y asistir no muc! 
iñ al capítulo general de las Huelgas, 
fírmase lo anterior por la simple inspección de los privil 
ie el mismo Alfonso concedió á Doña Mencía, y he podií 



éaee lopublicwloBcerc&dcesltcueetidí], que «Mimo Tesaelta, por ml«Mt 
el P. Pidal Fita y D. Francisco Simóo cq el BolbtIn de la Real Ao'' 
ría, tomo itx, pAgioaaSV^NK!. 



Ff 



REAL U0NA8TERI0 DB 8AN ANDRÉS DE ARROYO. 217 

examinar en el archivo del monasterio. En gracia de la brevedad 
no los mencionaré todos, sino solamente tres, de los cuales por 
el primero, rodado, cuya rueda mide 10 cm. de diámetro, dado á 
4 de Agosto de la era 1221, ó sea el año 1183, cuatro antes que se 
fundara el de las Huelgas, el rey otorga á la condesa Doña Men- 
cía el monasterio de San Martín de Amaya, la serna que se lla- 
ma vega del conde y la facultad de cortar leña en los montes de 
Amaya y Ordejón ; esta donación se hace á cambio de la mitad 
de la villa de Santander, Sandi Anderii. Por el segundo, rodado 
también, concede á la condesa y abadesa Doña Mencía fiannuatim 
in perpetuum centum almudes salia de putei nostro diro8Ío;n está 
fechada la caria en Burgos á 15 de Julio de la era 1228, año 1 190, 
y tiene la particularidad de llevar las fórmulas especiales siguien- 
tes: «tres años después que el rey ciñó el cíngulo militar á Alfon- 
so, rey de León, pocos después que casó la infanta Doña Beren- 
guela con Conrado, hijo del emperador de Alemania. Pero el más 
expresivo de todos es el tercero, que se reñere á la donación de la 
villa de Lavid, dado en Santo Domingo á t2 de Agosto, era de 1257; 
en él dice el rey : « é por ruego de nuestra amiga Doña Mencía, 
onrada condesa que siempre amamos é por sus merecimientos de 
lealtad facemos carta de donación á Dios al monasterio de Sant 
Andrés de Arroyo é á bos Doña Mencía condesa é abadesa»... etc. 

Seguramente si Doña Mencía hubiera sido hija de Alfonso YIl, 
el nieto de éste, Alfonso VIH no se hubiera contentado con 
llamarla condesa é amiga suya, sino que lo natural habría sido 
apellidarla tía, como hermana de su padre Sancho III el Deseado; 
y de ser hija suya, ya lo expresaría profesándola el amor y cariño 
que manifiesta. 

Es de notar que en la carta de confirmación de los privilegios 
de San Andrés, que el rey D. Juan II dio en Medina del Campo 
á 2 de Diciembre del año 1410, dice de este monasterio que «es 
fundado y dotado por la condesa Doña Mencía Señora que fué de 
Lara é por los reyes donde nos venimos»» De aquí pudiera fácil- 
mente y con probabilidad fundada colegirse que la fundación se 
debe á Doña Mencía y la dotación á los reyes antecesores de 
D. Juan II, pues que «grandes beneficios, dice el Becerro, ha 
^recibido este Monasterio de los Señores Reyes de España que le 



bolktIn uk la RBAL It 

orizan y ensalian como eos 
I de que se hará evidente ' 
a que las personas del maye 
er á su favor los privilegios 
ras vías más probables pud 
3u real de la fundadora de í 
der que la discutida Doña 
iUo3 orgullosos magostes i 
sález, levantado ea armas 
ncia á sus tierras y posesioi 
[e mantuvo vivo por algúti 
o con el monarca hasta la ii 
idores y auxiliar valeroso ei 
pentido de sua antiguos des 
el favor del soberano la ten» 
la suposición apuntada no i 
de los dos sepulcros que ha 
, precisamente en el que la: 
ira, hállause profusamente • 
is Laras, lo que viene á conl 
icir de Doña Mencia que fu( 
o entonces biznieta de Alfoi 
casó el mencionado conde II 
o ésta la explicación de que 
onasterio los simbólicos cas 
s y personas reales de estos 
lierro de la cratícula ó co 
lia de los contrafuertes del < 
9 y pináculos, en la parte si 
de la fachada N. del coro y 
en que terminan las pare 
!ia? 

.en podrá ser así, y entone 
nso VIH baria escribir a 
a Mencia, llamándola amig 
le lealtad, los cuales debier 
.cierou digna de que un rej 



REAL MONASTERIO DE SAN ANDRÉS DE ARROYO. 219 

las Navas, la nombrara testamentaria suya en unión de D. Ro- 
drigo, arzobispo de Toledo; D. Juan, obispo de Falencia, y 
D. Gonzalo Rodríguez, mayordomo del rey con autoridad bas- 
tante para mudar alguna cosa del testamento, si les parecía con- 
veniente: de uno de los actos de testamentaría existe documento 
auténtico, autorizado con los sellos de los testamentarios en el 
archivo de la S. I. Catedral de Falencia, 

Pero sea cualquiera la solución que se escoja para explicar este 
obscuro punto, siempre resultará cierta la elevada alcurnia de esta 
señora que gozaba — y gozaron también sus sucesoras — del privile- 
gio de horca y cuchillo^ como se ve en el escudo que ocupa la clave 
de la bóveda sobre la puerta seglar, y que ejercía jurisdicción civil 
y criminal en las villas y lugares de San Andrés de Arroyo, Nestar, 
Perazancas, Alar, La vid, Villavega, San Pedro junto á Moarbes, 
Amayuelas de Ojeda, Cubillo de Perazancas, Pisón junto á Ma- 
yuelas y Santibáñez de Ecla, á que el libro ^Becerro de las Behe- 
trias y Merindades de Castillay> desigua con el nombre de Cámara 
de la abadesa de San Andrés de Arroyo, porque dentro de sus lí- 
mites está encerrado el coto redondo que constituía la villa del 
mismo nombre. Aun se señala en una de las cuestas inmediatas 
al convento, frente á la puerta de entrada, un sitio que se deno- 
mina la horca y dentro de la portada el rollo jurisdiccional. 

Abadesa y convento tenían gran número de vasallos en otros 
muchos pueblos, algunos de los cuales les pertenecían por com- 
pleto y les acudían con ciertos pagos y tribuios; en cambio el 
convento gozaba de una amplísima exención por privilegio que 
confirmaron todos los Reyes, hasta Fornando VII inclusive, 
según se iban sucediendo en el trono. 

Larga fué la prelacia de la fundadora, pues en la era 1258 
(año 1220) el rey D. Fernando hace una donación á su «muy 
amada condesa Doña Mencía en agradecimiento á sus méritos y 
á los que tiene contraídos con la reina Doña Berenguela, mi 
madre, en tiempo de mis abuelos». Todavía en el año 1226 apa- 
rece nombrada en los documentos del monasterio, que atesora el 
archivo histórico nacional. 

En la era 1266 (año 1228) otra condesa, sobrina de la anterior, 
egún cuenta la tradición, empuñaba el báculo abacial: llamábase 



r> 



TJN DB Lá. aSAL AGADBUIA 

quien hubo da sostener \o! 
iDcias de Lavid, Quintan 
cuya posesión di3putal)an 
arias contesiacioues avínii 
mplarios retirarían la den 
s alTousles que de mano de 
[ en nombre de la Orden, 
nos da testimonio un pe 
le Julio del año 1254; el d 
3 de cera, el de la abadesí 
>tros varios comendadorea 
lellos cuyas señales están I 
t Doña María asignó cier 
izgo de Aguilar de Camp< 
: religiosas, y á fin de dar 
> interpone la autoridad d< 
San Fernando, y la de D 
lelgas, y ruega á ambas qu 
, como efectivamente lo hi 
I dos: el de la infanta, redi 
los y alrededor una orla 
destruida; el otro, muy 
'eciso para saber que es el 
) fué prosperidad y bienam 
lor un privilegio del rey D 
nbre de la era U17 {año I, 
una iuundación tan terri 
rigos querían servir de cap 
i del laboreo de las tierra! 
de pagar toda clase de ti 
labradores y á los paniag 
e este desastre el monaati 
general , aunque no le fi 
is y quebrantos, inherenti 
rte de esto, un bueu númi 

Mto recordtré el trtículo de D. Ri 



FT"' 



REAL MONASTERIO DB SAN ANDRÉS DR ARROYO. 221 

por lo menos, han venido viviendo contentos y satisfechos á la 
sombra del convento durante el largo transcurso de los siglos, 
porque con relativo desahogo criaban y mantenían á su familia y 
cultivaban las fincas del monasterio con el mismo interés y cari- 
ño que si fueran propias; verdad es que como tales podían consi- 
derarlaSy puesto que sin interrupción venían sucediéndose en el 
usufructo padres é hijos, pagando una módica renta. Vivían 
además en las habitaciones colindantes al convento un notario 
publico, un módico y un boticario, los cuales dependían del 
monasterio y ejercían también su profesión en los pueblos comar- 
canos; pero al llevarse á cabo la malhadada desamortización 
eclesiástica todo cambió radicalmente: los colonos fueron sin pie- 
dad despedidos, las demás dependencias desaparecieron y las re- 
ligiosas se vieron precisadas á vivir de los exiguos productos de 
la huerta y lo que manos caritativas les alargaban haciendo una 
limosna. 

zu. 

Ya lo he dicho más arriba; el monasterio de San Andrés de 
Arroyo es una joya artística escondida como en natural estuche 
formado por los repliegues de las montañas. Es necesario inter- 
narse en ellas para gozar de su vista; es preciso, dejando á Alar 
-del Rey, atravesar la antes más que ahora industriosa villa de 
Prádanos de Ojeda,'buscar el valle y subir agua arriba para encon- 
trar lo que no se halla descrito en ningún libro; aun llegando allí 
los ojos profanos nada ven que no sea semejante á las construc* 
nes ordinarias. Pero el iniciado en los misterios del arte, al obser- 
var las dos espadañas que cual índices grandiosos señalan el cielo, 
deduce, desde luego, que dentro de aquellas cercas y guardado 
por aquellas paredes ha de haber algo que sea más que sencilla 
colocación de piedra sobre piedra, algo cuya vista y cuya admira- 
ción pague con creces las molestias de la no cómoda caminata 
que cuesta el visitarlos. 

En efecto; con sólo pasar el umbral del arco de ingreso al patio 



asteño en los siglos zii y zt y publicado en el Boletín académico , tomo zxti, pá|ri« 
láM 736-S80II 



bolbtín dk la HKAL aC, 

hállase el antiguo rollo, s 
Et sobre ñrme base, indio 
cional y sirve hoy para í 
juierda, limpia pared de 
aparejo, termina en oapuc 
}nde ea días mejores bu 
[e otras solemnidades, ca( 
! frente la imafronte de la 
ventanal bizantino, con s 
Itas; encima otra ventan 
;uronando el frontón, un 
y otra mayor en el centr 
cuantos pasos hacia la i: 
ia de la fachada lateral 
ilemente y la imaginaciói 
ecuerdos endulzan algo 
ilación de los nuestros, 
usiasta y más vigorosa q 
ion que llevaba inoculad 
) del capricho ni de la ve 
nes externas, sabía aunai 
¡cirse con la perpetuidad i 
ueba está á la vista. Más 
esde que se labraron es 
,ro, esos sillares; á pesar i 
ecen inalterables, sufrien' 
V los vendábales, en una 
de este dui-o clima, caus 
il placer de contemplarlo: 
queados por esbeltas colt 
por archivoltas y tornall 
robustos contrafuertes; si 
le en la misma linea corrt 
e la de los contrafuertes 
into debe atribuirse á la 
¡rsas causas morales, com 
ricos. Estos han avalorai 



RBAL UONASTBBIO DB SAN ANDRÉS DE ARBOYO. 223 

muy Talioso, han revestido el muro y las columnas y los capite- 
les, y hasta los canecillos que sostienen el voladizo alar del te- 
jado, de ese color más amarillento qoe rojizo que hace al conjunto 
respetable por su vetustez, pero ni han cubierto con mal labrada 
mamposterfa los huecos de las ventanas, ni han afeado las dovelas 
del medio punto con raquíticas alambreras. La perpetración de 
tales adefesios estaba reservada á un gusto corrompido. ¡Y ojalá 
no hubiera mayores destrozos que lamentar! 

Unos 30 m. mide la fachada hasta la pared de la huerta vieja, 
que cortándola en ángulo recto, impide dar la vuelta alrededor 
del ábside: cerca del vértice que las dos paredes forman al encon- 
trarse, hállase la puerta de ingreso á la iglesia, hermoso arco 
abocinado abierto en un resalto cuadrado de 6 m. de lado. Por 
causa de los arrastres de tierra producidos por abundantes lluvias 
el suelo exterior se ha levantado en un medio metro y las cuatro 
columnas que exornan las jambas aparecen enterradas en su 
parte inferior, lo cual á cierta distancia aféala portada y destruye 
algo el buen efecto de la archivolta, cuyo primero y último 
baquetón ostentan dientes de sierra y zis-zas. 

Por encima del tejado que cubre esta nave, corre, cual inmensa 
faja pétrea, la lisa pared de la principal y coro. 

Para entrar en la iglesia es preciso bajar dos escalones, los 
mismos que hubo precisión de hacer á conse<;ueucia de la eleva- 
ción del piso exterior. 

Una vez dentro, lo primero que se ve por estar frente á la 
puerta de entrada, son dos lápidas incrustadas en la pared á muy 
poca distancia del suelo, alusivas á la toma de Algeciras la supe- 
rior y al cerco de Tarifa y batalla del Salado la inferior; sin 
entrar en discusión sobre ellas, las copiaré íntegra la una y en 
parte la otra, pues algunas palabras de ella, y sobre todo las últi- 
mas líneas, están ya ilegibles. 

Dicen así: «xxiiii Dias de marco vigilia de Santa m el rey 
D. Alfonso de Gastella tomó Algecira era mil ggglxxxii años.» — 
«En la era de mil ggglxxvii años lunes día de todos santos el rey 
Almotacén (?) paso sobre mar sobre tarifa con lxxx mil caballeros 
le moros las tiendas fizo armar caballeros de castiella bien gela 
japieren amparar el reí Don Alfonso de Castiella, rei bueno é 



i^ 



boletín dr la rbal acadihia 

) luego á pocos días de cercado la 
ieodo é malando machos de ello 

urieroa » 

ampio como b07 se eucueatra fon 
I por una pequeña puerta abierta 
srrar la arcada ijue unía la capill 
glesici 6 sea uii:i nave con otra; e 
i naves: la ya indicada capilla, 
I separado tambiéa por un tabicói 
la nave mayor 48 m. de larga, ii 
vyeo y antecoro, coa proporciona 
sta quedó disminuida algiin taal 
^z, al entarimar la iglesia con obJ€ 
Robustos machones rodeados de d 
aa en los cuatro frentes, sostieui 
vales arcos de ancha platabanda; 
imeras bóvedas forma la iglesia, 
al antecoro, separado aquél del 
paredón en que se abren tres bu 
a ojiva el del centro, rectangular 
los de los lados; en el de la derec 
unión de las religiosas; la porte: 
k en sus huecos castillos y leones, 
bóvedas del coro, acaso por an 
adas en tiempos muy posteriores, 
1 gracia y galanura. 
bsíde es pentagoual, pero el churi 
le los peores, le llena por compl 
e las columnas que separan los l^ 
melas, que sin duda alguna existí 
ntes Ó mejor oruameutadaa que 
i y las de la sacristía. Mejor se 
I contrafuertes limitan las distinta 
na de las cuales se abren, mejor t 
as románicas de doble y graciosa i 
uvias, y digo que se abrían, porq 
cías del corrompido gusto del sig 



n 



REAL MONASTERIO DE SAN ANDRÉS DE ARROTO. 225 

se han tapiado y otros están deteriorados en la forma que la foto- 
^afía indica, sacriñcando fustes y jambas á las medidas de las 
antiartísticas ventanas correspondientes á los huecos laterales y 
hornacina central del retablo. 

Por lo demás, los sillares, tanto en el paramento interior como 
en el exterior están tan bien conservados, afeados sí en la parte 
interna por ligero blanqueo, mas en la externa son tan limpios y 
la impostilla que á la altura de los abacos divide toda la fábrica 
en dos zonas es tan pura y tan perfecta, que á no ser por el color 
prestado por los años, diríase que acababan de labrarlos los maes- 
tros que en ellos grabaron ciertos signos, misteriosos aún puesto 
que todavía los arqueólogos no han explicado satisfactoriamente 
el significado de los que análogos á estos se ven en otros edificios 
de aquellos tiempos, por ejemplo, la Catedral de Sigttenza. 

Tres sarcófagos lisos, de maciza caja de piedra y angulosa tapa 
de la misma materia y manifiestas señales de haber sido abiertos 
más de una vez, se conservan en la sacristía y en la iglesia. Yo 
también los hice abrir á presencia de mis familiares y el capellán 
del convento; en el que á los pies de la iglesia se levanta tocando 
á la cratícula encontramos huesos de hombre y restos de la ves- 
tidura que le sirviera de mortaja con señales de óxido de hierro 
hada la cintura, lo cual da cierta probabilidad al rumor que 
hasta mí ha llegado de que cuando se ejecutaron las obras de 
saneamiento y entarimado, los operarios, abusando de la con- 
fianza y aprovechando un rato de ausencia del celoso capellán, 
sustrajeron de aquel sepulcro una espada; de todos modos el per- 
sonaje cuyos huesos allí reposan debía ser de cuenta y llamóse 
D. Juan, de la parte de Extremadura, gran bienhechor del mo- 
oasteriOy según la tradición referida por la Madre María Ber- 
narda Gríjalva, religiosa la más anciana de las actuales y que 
▼arias veces ha sido abadesa* 

Separado solamente por el tabique que divide la iglesia de la sa- 
cristía, hállase en ésla otro sepulcro perteneciente á ilustre dama, 
que así parecen demostrarlo el alto zapato de gruesa suela de ma- 
dera y estampado cuero y los retazos de tela de seda que aoompa- 
ñan al bastante bien conservado esqueleto en su lecho mortuorio 
¿quién sabe sí será la esposa del caballero que á su lado descansa? 

TOKO ZXXTX. IS 



226 boletín be la real ACAt 

El tercer sepulcro, también de ai 
junto al torno que comunica con 1 
tiene la cabeza unida al tronco 
flexible. 

* Oigamos algo sobre el mouaster 
Atravesando el pórtico de arcos é 
1786, y pasando por la puerta rt 
flanqueada por dos columnas it cae 
anteriores, estamos dentro de la el 
nos encontramos en 'el claustro p 
como le llaman las religiosas. Sati 
honda pena produce su vista; et 
alguna del monasterio, es donde ! 
observan las injurias del tiempo y 

Adosado al coro por el ala del Ni 
sino rectangular, aunque la difert 
las tres galerías adornadas con las 
admiran en la adjunta fotografía, I 
día cuentan diez y seis arcos, miei 
largura que su correspondiente, lii 
de contrafuertes también varían: 1 
otras cinco. Sobre amplio basamei 
mita por las cuatro alas el campo d 
neradas basas áticas, sostén de las 
les de follaje en que se apoyan los 
forma una platabanda entre dos bi 
ligero sobre éstos y un tornalluvi; 
los arcos, dan más gracia á la cons 
más arriba por una imposta i m 
trecho cuadrados machones que ai 
altura de la obra antigua, terminal 
das sostienen alegóricos castillos i 
contrarrestar el empuje de las bóvec 
como prueban los arranques que a 
cíadamente fueron en mal hora dei 
lar y deforme cuerpo que sobre tar 
obra de desgraciado período para 1 



"^^ 



RBAL MONASTERIO DE SAN ANDRÉS DE ARROTO. 227 

i>iéD, para dar mayor flrmeza á lo que nunca debió construirse, 
-se intercalaron horribles machones en las lindas arcadas, las 
cuales, si tuvieran conocimiento, seguramente se derrumbarían 
antes que consentir entre ellas tan feos huéspedes. Empotradas 
«n uno de ellos han quedado las columnas correspondientes al 
capitel más hermoso y singular que yo he visto en mi vida; tanto 
la basa como la parte de columna que queda al descubierto son 
más robustas que sus compañeras; carece de astrágalo y el tambor 
del capitel oculta las hojas de acanto detrás de las ondulaciones 
de un tallo al aire que le rodea por completo y de las flores quin- 
quefoliadas que, brotando del tallo ondulante ^ llenan el espacio 
-formado por las ondas. La pureza y la ñnura de ejecución más le 
asemejan á uu encaje bordado con aguja por delicadas manos fe- 
-meniles, que á delgado ramaje labrado en piedra con cincel y al 
aire por tosca mano de hombre. Otro detalle semejante en la deli- 
•cadeza, pero diversa completamente en la forma, eslarejita sobro 
ia fuente que en la parte interior del mismo ángulo arroja abun- 
dante chorro de agua; vista á la distancia á que naturalmente se 
miran objetos de su (amaño (50 X 60 cm.], más parece tejido 
abierto en obscura tabla que fino trabajo en piedra; la ilusión so- 
lamente desaparece al tocarla con los dedos. 

Bn el ala del Norte se abren dos puertas al coro: la primera, 
que más propiamente corresponde al antecoro, está ornamentada 
«con corridos baquetones en la archivolta y columnas en las 
jambas; la segunda es una reproducción exacta de la que en la 
nave opuesta da acceso á la capilla de San Andrés con la particu- 
«laridad de un escudo heráldico; hállase, como la anterior, en im- 
mejorable estado de conservación por estar resguardada de los 
■accidentes atmosféricos. 

En la otra ala, esto es, en la oriental, se encuentra el ingreso 
al capítulo. Las cinco arquerías que adornan esta entrada, vistas 
•de perfil, producen un efecto rayano en lo fantástico; en ninguna 
parte, ni aun siquiera en dibujos, he visto cosa semejante. Seis 
grupos de ocho delgadas columnas dispuestas en forma de rombo 
rodean, ya los acodillados machones del arco central, ya otras 
-columnas con perlado anillo en medio del fuste que entre las 
arcadas gemelas laterales ocupan el centro del rombo; y todo este 



228 BOLETÍN DK LA RSAL ACADBUt* DI LA RISTOBU. 

prodigioso numero de columnas en tan breve espacio, con n» 
exornados plintos, á los cuales se unen las anchas basas cop Ta- 
ñadas grapas de hojas unas y de pomas otras, con sus cipiUle» 
de imitadas hojas de acanto que suben hasta el abaco con idéobci 
exornación que el plinto; todo esto, digo, contribuye á sastenr 
cinco arcadas, todas con triple archívolta en cada uno de sus pa- 
ramentos, y todas igualmente dejando asomar con marcada líed' 
dez la apuntada ojiva, lazo de unión de los dos estilos que pscif- 
camente dividieron entre &1 el arte de construir en los siglos me- 
dios y que tan caracEerísticos monumentos nos legaron déla !<' 
robusta y de la acendrada religiosidad de aquellos remotoe iíif. 
Fuerte es el muro que sobre las arcadas se eleva basta la bóvedi. 
dividida en ocho compartimientos ó casetones reales, paraqueoD 
sea tamo el peso que gravita sóbrelos agrupados fustes «el 
espacio medio entre la arcada mayor y la imposta, da donde 
arrancan nervatiiras y lunetas, hay un muy rebajado arcoje 
descarga que corre todo el lienzo de uno á otro ángulo. 

En el centro de esta hermosa sala capitular, ancho caadnlD 
de 10 m. de lado, alumbrada por ventanas abiertas en el iddtd 
oriental, hay dos sepulcros de los llamados apárenles. Cada m» 
descansa sobre las espaldas de dos leones, que como si mí- 
mente se sintieran abrumados por el peso de aquellas enorme 
cajas de piedra, abaten su cuerpo basta el suelo y levantan li 
cabeza en actitud de exhalar quejumbroso quejido. Liso compi^ 
tómente el uno de los sepulcros, el otro ostenta en todos ni) 
lados profusión de escudos con las calderas de la casa de Lin. 
y en el testero de la tapa un relieve representando el Naeimieoii) 
de Jesucristo, la Adoración de los Reyes y la Crucifixión. 

No consta de una manera cierta de quién sean las ceniM? 
los revueltos huesos que dentro de aquellos sarcófagos duenoea 
el sueño de la muerte; indudablemente, deben ser dos abadens. 
pues asi lo indican los báculos prelaciales grabados en Ii p>ii' 
superior de las tapas. Oi, además, á la que acaba de desemft- 
flar el cargo de abadesa, que ella había leído en nn libro— y>i>^ 
pudo acordarse en cuál fuera — que la condesa y abadesa DoA) 
. Marta está enterrada en un sepulcro que en el Capítulo u il» 
como una cuarta del suelo. Por ésto, por los báculos yes i» 



ir* 



REAL MONASTERIO DE SAN ANDRÉS DE ARROTO. 229 

-de los sepulcros, y porque así parece natural , yo creo que estas 
<io8 urnas pertenecen á las dos primeras abadesas conocidas, las 
condesas Doña Mencía y Doña María, por más que de la inspec- 
ción interior nada se puede colegir, pues que abiertos también 
-como lo han sido los de fuera y ocasiones para ello ha habido de 
sobra, allí no queda más que el cráneo, unos huesos revueltos y 
restos de la mortaja que envolvió á los cadáveres, mortaja que 
por la blancura y la materia de que está confeccionada la tela, se 
asemeja al candido hábito del Gíster. 

En otro tiempo el Monasterio debió ser rico en joyas de orfe- 
brería é indumentaria; hoy de ésto casi nada hay, y de aquéllo 
solamente el báculo abacial de plata repujada, obra del siglo xv 
6 XVI ; lo demás ha desaparecido, influyendo para ello varias 
causas; pero ninguna puede atribuirse á poco celo ó incuria de 
las religiosas. 

Madrid, 13 de Febrero 1900. 

Enrique Al&íaraz, 

Obispo de PAlenciA. 



IV. 

DOCUMENTOS DEL MONASTERIO DE SAN ANDRÉS DEL ARROYO, 
EXISTENTES EN EL ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL. 

Con el objeto de ilustrar la muy notable Monogafía histórico- 
descriptiva del monasterio de San Andrés del Arroyo que presen- 
tó á esta Real Academia, para su inserción en el Boletín, el exce- 
lentísimo é ilustrísimo Sr. D. Enrique Almaraz y Santos, obispo 
de Falencia, y^ para cumplir el encargo que se sirvió hacerme 
nuestro dignísimo Director, ofrezco breve noticia de los documen- 
tos procedentes de aquel monasterio, que en el Archivo Histórico 
Nacional, conñado á mi dirección, existen. 

Por Real orden de 18 de Agosto de 1850, desempeñando la car- 
pera de Hacienda D. Juan Bravo Murillo, se dispuso que se tras- 



230 boletín de la real academia de la historia. 

ladasea á la Real Academia de la Historia los documentos de lo& 
Archivos de las Ordenes monásticas, depositados en las depen* 
dencias de la Dirección de Propiedades del Estado. 

Merced á esta disposición se salvaron las escrituras del monas- 
terio de San Andrés del Arroyo, las cuales se conservan actual* 
mente en el Archivo Histórico Nacional. 

Consta esta colección de 121 documentos que se distribuye» 
así: 

Reales: 36 ^ Años 1 181-1563. 

Eclesiásticos: 1 =— » 1282. 
Particulares: 84 == » 1185,— Siglo xv. 

Las papeletas de los documentos, que se refieren á la condesa 
doña Mencía, son éstas: 

1.* Privilegio rodado de Alfonso VIII, en que hace merced á 
la condesa doña Mencia, abadesa del Monasterio de San André<^ 
del Arroyo, de la iglesia de San Millán, que est inter ecclesiam al- 
ham et uillam sandino. Hace el rey esla donación en compensa- 
ción de los dos mil áureos que debía á la referida condesa. 

«Facta carta burgis Era M»cc*xviin*,ix kalendas madii, anno 
quinto ex quo serenissimus rex prefatus Aldefonsus concham <i 
crucis christi inimicis uiriliter liberavit et eam fldei christiane 
subiugauit, anno primo quo infantaticum a rege ferrando recu- 
perauit, nona decima die postquam natus est burgis rex Sánelas 
illustris prefati regis Gastelle filius.» — 23 Abril 1181. 

2.' Donación de la Villa de Caviedes junto á San Vicente de la 
Morquera, otorgada por Alfonso VIII en favor del convento de 
San Andrés y de doña Mencía eiusdem monasterii presentí ahha- 
tisse, Et cum ecclesia mea sancti iusti et cum otnni mea heredUate 
quam ihi haheo^ et cum ómnibus solaribus populatis et populaturu 
et cum illo loquo qui diciiur trasuilla prope mare qui dicitur la- 
rauta, et cum illa hereditate quam haheo in loquo qui dicitur Cas- 
tannar prope mare.i> 

«Facta carta apud burgis era millesima cc'xx* sétima, quinto 
idus may.» — 11 Mayo 1189. 

Esta donación se halla contenida en un traslado autorizadr ^^^ 
año 1408. 



DOCUMENTOS DEL MONASTERIO DE 8. ANDRÉS DEL ARROTO. 231 

f. 
t 

3.* Privilegio rodado de Alfonso VIII, eu que hace donación 
al monasterio de San Andrés del Arroyo y á doña Mencía eiusdem 
monasterii instanti ahhatisse de una heredad en la villa denomi- 
nada Dehesa de Romanos cum illa confeia pañis et uini que an- 
nuatim persoluitur mihi de consuetudine de uiUanis eiusdem 
uille.i» 

«Facta carta apud burgis era m*cc'xx'vii',v» idus maii.» — 11 
Mayo 1189. 

4.* Carta de trueque, en virtud de la cual da el abad de Oña, 
D. Pedro, á la condesa doña Mencía, abadesa de San Andrés del 
Arroyo, el monasterio de San Millán de Pládanos á cambio de 
ciertas heredades deslindadas en los lugares de Rivaredonda, Yi- 
llanueva, Ventosa y Silanés. ' 

(Está confirmado este documento por Alfonso VIII.) ' 

«Facta carta apud burgis era m'cc*lii%iiii* kalendas Julii.» — 
28 Junio 1214. 

5.* Privilegio rodado de Fernando III, en que confirma al 
monasterio de San Andrés del Arroyo uohisque uenerabili amicis- , 

sime mee comitisse domine M. otro privilegio de su abuelo Don 
Alfonso que inserta íntegro, á excepción de la fecha, por el cual 
se concede al expresado monasterio y abadesa la villa de la Vid 
ticum coUaciis^ semis^ molendinis... preter sayonem. Mandamus 
lamen et statuimus quod sayón per hereditaiionem supradicte ville < 
ingressum non haheat^ uolumus uero quod ingressum haheatper 
villas alias ad quas pertinuerit.i^ 

«Facta carta apud sanctum dominicum ii.<» idus augusti era 
M*ccV séptima, anno regni nostri tercio.» — 12 Agosto 1219. 



El documento más antiguo en que se nombra abadesa á doña 
Mencía es del año 1181 y el más moderno del 1226. En el año 
1228 ya aparece como abadesa la condesa Doña María. 

Los restantes privilegios se refieren al cambio de la Iglesia de 
San Pedro de Pradanes por el monasterio de San Martín de la 
Touja en el valle de Cabezón, otorgado entre los conventos de 
San Andrés y Santa Juliana respectivamente (A. 1220); a la do- 



232 



BOLBTtN DE LA REAL ACADEMIA DE LA MUTOAIA. 



nación de la villa de Nestar por Fernando III (A. 1223); á la ce- 
sión de una presa en el río Pisuerga, junto á Aguilar, por el 
mismo rey (A. 1225); á la cesión del señorío del lugar de Gosae- 
los hecha por Doña Juana, esposa del rey D. Fernando (A. 1254); 
á la donación de la aldea de Becerril por Alfonso X (A. 1255); á 
la repoblación de La Vid despoblada en tiempo de Fernando lY 
(A. 1316), y á la exención de tributos y concesión de rentas sobre 
portazgos y alcabalas de diversos lugares. 

Las escrituras particulares corresponden á donaciones y ventas 
de heredades en los pueblos, donde el monasterio de San Andrés 
ejercía jurisdicción. 



Madrid, 23 de Febrero de 1900. 



Vicente Vignac, 



V. 



LOS JUDlOS MALLORQUINES Y EL CONCILIO DE VIBNA. 

Los documentos del códice Pueyo (1), que pertenecen al rei- 
nado de D. Sancho I de Mallorca (28 de Mayo de 1311 á 4 de Sep- 
tiembre de 1324), presentan una grave dificultad, ó cuestión obs- 
curísima que ha dejado pendiente de solución M. Morel Fatio (2) 
y procuraré esclarecer. 

Es indudable que el concilio general de Yiena sobre el Ródano 
(16 de Octubre de 1311 á 6 de Mayo de 1312), hondamente modi- 
ñcó la paz política y religiosa de España, no solamente con la 



(1) Boletín, tomo xxxyi, págrinas 128-148. 

(2) cclnconteatablement les documenta qui viennent d'6tre tnalysés jetteni na 
grand jour sur certains cGtés de rhistoire des Juifs aux Baleares depais la coa- 
qudte aragonaise, en particulier sur les trafiques événements de l'année 1391, mais 
il manque encoré bien des anneaux á la cbaine. Un des points de cette histoire qu^l 
serait le plus intéressant d'éclaircir est cette condamnation genérale de Tan 1315, aa 
sujet de laquelle ni les anciens bistoriens de lile ni la collection diplomaUque de 
Villanueva ne nous renseignent.» Revue des Études Juives, tomo xt, pég. 42. Vm 
1882. 



LOS judíos IfALLOAQUINES Y EL CONCILIO DB VIBNA. 233 

supresión de los Templarios (1) y creación de nuevas Órdenes 
militares, sino también con la triple valla que opuso al exagerado 
misticismo de las masas populares, al regalismo de los Gobier- 
nos y á los privilegios de la grey hebrea perjudiciales á la cris- 
tiana. Básteme recordar á este último propósito tres decretales 
famosas (2), que llevan la aprobación del sacrosanto concilio. 
Ordena la segunda que en la universidad de Salamanca, así 
como en las de Oxford, París y Bolonia se erijan y doten cátedras 
de arábigo, hebreo y caldeo, á fin de suscitar predicadores tra- 
ductores y escritores hábiles que propugnasen y propagasen la 
fe católica ante los alfaquíes del Islam y los rabinos de la Thora. 
La primera decretal (3), era de aplicación inmediata contra una 
de las franquicias que más preciaban los judíos mallorquines (4); 
porque so pena de quitarles toda comunicación con los cristia* 
nos, prohibiéndosela á éstos, se vedaba á los reyes y á los prin- 
cipes el requerir necesariamente en causas civiles y criminales, 
tocantes á los judíos, testimonio de algiin judío, como si nunca 
pudiesen valer ó formar convicción en juicio los testimonios de 
los cristianos. De esta constitución y de la tercera contra la usura 
hicieron claro alarde y solidísimo argumento los prelados de la 
metrópoli composielana (11 de Enero de 1313), que se juutaron 
á concilio provincial en el convento dominicano de San Ildefonso 
extramuros déla ciudad de Zamora. Como ya lo demostré (5); 
no ató D. José Amador de los Ríos todos los cabos de informa- 
ción, al hacerse cargo de las determinaciones acordadas por el 



(1) Véanse los Duevos documentos acerca de los Templarios que saqué á luz y 
cómante en el libro Aetcu inédUat de siete eoneiUot eepañoles; Madrid, 18S2. 

(2) CUmentinarum ii, 8, 1; v, 1, 1; v, 5. 

(8) «Cum judaei quidam et sarraceni, sicut accepimus, quod super civilibus aut 
criminalibus convinci per christianos non possint se privilegüs Regum et Princi- 
pum tueantur; quia id, nedum juri contrarium, sed et christianae religión! oppro- 
bríosum est quamplurimum et adversum, Reg-es eosdem et Principes in Domino ex- 
hortamur ne concedant hujusosodl de caetero privilegia, velservent aut servare 
permittant etiam jam conoessa. Quod si judaei aut sarraceni privilegiis talibus uti 
praesumpserint, christianorum communio eis subtrahatur, sic quod christianl ab 
eoram communione abstinere censura ecclesiastioa, si opus fuerit, compelían tur.» 

(4) Códice Pueyo; docum. 4, 7, 8, 9 y 19. 

(5) Actas inéditas de siete eoneilios españoles, páginas 133-161 , 2d2-2^6. 



boletín DS la BSAL ACi 

tamoreDse. (Excediendo 
e los procuradoreB de loí 
is leyes del Estado; olvü 
lesentendieudo todo den 
B ea toda Espaúa tenía 
guarda y tutela á loa deí 
ixceBÍva tiraatei de estoi 
las evidente que si aún, 
aoslelana, póafan de mai 

que los movía Á desear '. 
Komunal del favor que < 
rtaron por entonces los 
3l encono de la muchedu 
an menester adn del aui 

ovincia compostelana no 
odicar su nombre y enl 
'atio (3) por haber descu 
3 los hebreos mallorqui 
además de la Sede metra 
Ciudad- Rodrigo, Satam 
;, Lamego, La Guardia, 
i. Los prelados, que se m 
:ilio, fueron D. Rodrigo 



jTía íedal, fOUlica y riUgiOia d 
. Uadrld, 1S7S. 

mpugDBban loa PadiM del eo 
yea ú los judias, liao loa privilc 
iDódIco, nacidos del regslismo ( 



LOS JUDÍOS MALLORQUINES Y EL CONCILIO DE VIENA. 235 

postela y los obispos de Coria, Ciudad-Rodrigo, Plasencia, La 
Guardia y Avila, debiéndose creer que los demás sufragáueos 
estuvieron representados por sus procuradores. Consta que ha- 
bían asistido poco antes personalmente al concilio general de 
Yiena, asi el sobredicho arzobispo de Compostela como los de 
Braga y Tarragona y los obispos de Gerona, Valencia, Falencia, 
Salamanca, León, Oporlo y Tuy; y asimismo casi todos los de 
España y Portugal, si no personalmente, al menos por represen- 
tación en las personas de sus enviados ó delegados, como en par- 
ticular lo sabemos del obispo de Mallorca (1). Los Padres del 
concillo zamorano no se arrogaron sobre los monarcas de Es- 
paña y Portugal, en cuyos dominios estaban sus respectivas dió- 
cesis, una autoridad ficticia é impotente. Cierto que la tenían 
radical y firme, por sí solos para pedir y exigir el cumplimiento 
de los cánones, arrollados y menospreciados por la turba de los 
leguleyos, que á vueltas de desacatar la voz de la Iglesia y de 
socavar los cimientos de la prosperidad, dignidad y seguridad 
del pueblo cristiano, hacían su agosto de la gran riqueza es- 
trujada (Dios sabe cómo) por los hacendistas y usureros judíos. 
Pero la prudencia y la discreta oportunidad no habrían estado 
de su parte si los Padres del concilio zamorano, aislados como 
fracción exigua del episcopado católico, hubiesen previsto que su 
acción iba á reducirse á echar un puñado de polvo ó de astillas 
á la cara del viento. En el primero de sus cánones buen cuidado 
tienen de advertir que quieren ansi como son tenudos obedescer 
los mandamientos apostólicos. Previenen á quien quiera oírlos 
y saber la justa razón del deber y del derecho con que proceden, 
que «Clemente Y, por la merced de Dios obispo de la Santa 
Iglesia de Roma, entre las otras constituciones que fizo en el 
concilio general que fué celebrado por él en Yiana, ordenó que 
los judíos non usasen de previllejos que toviesen ganados de 
reyes nin de príncipes seglares sobre que non pudiesen ser ven- 
cidos en juicio en ningunt tiempo por testimonio de christianos 
et amonesta[ndo] á los dichos reyes ó príncipes seglares que 
daquí adelante non otorguen tales privillejos nin guarden los 



<1) YillanueTa: Vk^fe ¡Uerario, tomo ixi, pág. 168. 



236 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Otorgados: et mand[aQdo] (1) á Nos é á todos loa otros prelados que 
^e acercaron en aquel dicho concilio^ que tan bieu esta coustitu- 
cióQ como las otras constituciones fechas contra los dichos judíos 
para constrennir ó vedar sus presunciones con que se avuelven 
contra los christianos é contra la guarda del nombre de Dios, 
que en nuestras cibdades et en nuestros obispados et en nuestras 
provincias las fíciésemos guardar, et que las publicásemos en 
nuestros concilios provinciales Nos é todos los otros Arcobispos 
cada anno en nuestras provincias, segunt manda el Derecho 
[canónico]» (2). 

Las cartas del arzobispo de Gompostela (3) y del obispo de Cór- 
doba (4) al arzobispo de Toledo, que publiqué (5) manifiestan á to- 
das luces la lealtad y miramientos debidos á la potestad civil cou 
que obraron los Padres del concilio Zamorense; y como ellos, así 
también hubieron de obrar, con arreglo á los mandamientos del 
Papa y del concilio general de Viena, los prelados de las demás 
provincias metropolíticas de la Península: Braga, Toledo, Sevilla 
y Tarragona (6). No se estrellaron en lo imposible los cánones 
decretados en Zamora por el arzobispo D. Rodrigo del Padrón y 
sus sufragáneos. La reina Doña María de Molina, los Infantes 
D. Juan, D. Pedro y D. Juan Manuel y todos los proceres que 
acudieron á las Cortes de Palencia saludaron en la venida de don 
Rodrigo desde la Curia de Clemente Y el iris de paz en medio 
de las borrascas, ó rivalidades suscitadas por la minoría de Al- 
fonso XI; y le suplicaron que demorase el regresar á Composlela, 
de donde faltaba hacía cuatro años, é interviniese con la madu- 
rez de su consejo en las Cortes, como lo hizo en Mayo y Junio 
de 1313. Basta leer los artículos, acordados en estas mismas Cor- 
tes (7) y referentes álos judíos, para que al momento se comprenda 



(1) En el original latino monendo... praecipiendo.it> 

C¿) En el original latino: «secundum canónicas sanctiones.)» 

(3) Fechada en Toro á 1.° de Diciembre de 1812. 

(4) Córdoba, 5 Enero de 1313. 

(5) Acteu inédUas, páginas 151-151. 

(6) Sobre el de Tarragona véase Villanueva, Viaje literario, tomo xix, páginas 
194-198. 

O) Cortes de loe antiguos reinos de León y de Castilla^ publicadas por la Real Acade- 
mia de la Historia, tomo i, páginas 226-28)., 210-242. Madrid, 1861. 



i 



LOS JUDÍOS MALLOnQDINBS Y BL CONCILIO DE VIBNA. 237 

-que ni la Goronay ó sus RegeoteSy ni los magnates, ni los procu- 
radores de las ciudades y villas se opusieron, aotes bien se adhi- 
rieron al movimiento iniciado por el concilio de la provincia com- 
postelana. El cual no puso en olvido, antes bien tuvo muy pre- 
sente y quiso guardar toda justicia y conveniencia. La obediencia 
que rindió al supremo Jerarca y al concilio universal, no discrepa 
del espíritu que animaba las Cortes presididas por el Infante don 
Pedro y la reina Doña María, en cuyo capítulo 21 se lee: «Otrossí, 
nos pidieron que por razón que el Papa fizo agora nuevamiente 
una constitución contra todos aquellos que dieron ó dan á ussu- 
ras, en que pone en ella muy grant pena de maldición é de des- 
comunión contra los que fueron en fecho é en consejo de dar «i 
ussuras é contra los que defendieren que las ussuras que son 
dadas que non sean tornadas, que Nos que tengamos por bien et 
mandemos que la dicha constitución sea guardada en todo, segund 
que en ella dize, é ninguno no sea osado de pasar contra ello, 
porque sería grande peligro de las almas é contra los mandamien- 
tos de santa eglesia. — Tenérnoslo por hien é otorgámosgelo.» Y en 
el capítulo 27: «Otrossí, nos pidieron con razón de la muerte é de 
las feridas que acaesQieren entre los christianos 6 los judíos é los 
moros, é en fuerzas é en tomas; nin en otras cosas ningunas, que 
las pennas et las calonnas que y ovieren que se libren por el 
fuero de cada uno de sus logares é que ayan aquella pena del 
fuero del logar do esto acaesgiere, é que se non libren por los sus 
privilegios nin por cartas que los judíos é los moros tengan en 
esta razón nin tengan daquí adelante, [é] en todo pleyto que esto 
acaesciere, que valan dos testimonios de dos omes christianos. — 
Tenérnoslo por bien é oiorgámosgélo.n 

Gomo en Castilla, así también la reforma se dejó sentir en Ara- 
gón^ Cataluña y Valencia. El concilio de la provincia eclesiástica, 
ó metrópoli de Tarragona , comprensiva de estos tres estados y 
del condado de Rosellón, juntóse en Noviembre de 1312. Fué pre- 
cedido de las Cortes de Barcelona, que un año antes (5 Septiem- 
bre 1311) dictaron parala conversión y represión de los judío.*^ 
provisiones precursoras ó simultáneas de las constituciones apro- 
badas por el concilio general de Yiena. Entre otras provisiones, 
solicitadas por los tres brazos ó estamentos, eclesiástico, noble y 



238 boletín de la bbal academia de la historia. 

popular^ merece singular atención la que renovando y urgiendo 
el cumplimiento del estatuto de D. Jaime I, sobre que se obligue, 
aunque sea forzadamente , á los judíos á concurrir á las predica- 
ciones que les hicieren los prelados, ó bien los religiosos francis- 
canos ó dominicos, establece que semejante predicación ha de 
hacerse en las sinagogas, ó en los sitios de mayor autoridad ó 
concurso de las aljamas. Excusado es añadir que semejantes me- 
didaSy dictadas por la equidad de nuestros reyes, hacían vivo con- 
traste con las violentísimas, hijas de la rapacidad y cruel tiranía 
con que mancharon Felipe IV y su hijo Luís Hutín el suelo her- 
moso de Francia y de Navarra. 

El destierro, en masa, de los judíos franceses (21 Julio 1306 
llenó de temor y sobresalto á los mallorquines. Asegurólos el rey 
D. Jaime 11^ como lo testifica su hijo y sucesor D. Sancho (1) en 
el diploma que expidió á 22 de Junio de 131 1 . Además de la sen- 
tencia que en favor de ellos había dictado D. Jaime contra el pá- 
rroco de Santa Eulalia (2), nos han llegado, impresas ya, tres 
cartas suyas que importa reconocer para descubrir las causas 
particulares, que unidas á la acción general del concilio de Yiena, 
promovieron la catástrofe, ó terrible desenlace acaecido en 1314. 



Perpifíán, 4 de Abril de 1305. £1 Rey D. Jaime ordena á su logarte- 
niente Dalmacio Sagarriga que de acuerdo con el obispo de Mallorca no 
consienta que ningún clérigo penetre solo en el Caü, ó en las casas de los 
judíos, para administrarles los sacramentos en caso de necesidad; sino 
que vaya siempre acompafiado de nn guardia municipal ó de orden pú- 
blico. — Villanueva, Viaje literario ^ tomo xxi, pág. 166. 

Mandamus vobis quod adeatis venerabilem episcopum Majori- 
censem propter factum judearum et propter casum novum^ qui 

(t) «Visa et iateUecta quadam littera papirea, quam iUostrís dominas Jaeoboa 
rez Majoricaram,reoolende memorie, genitor noeter reTerendiaaimus misit Oregorlo 
SaUembe, tune proeuratori sao, super faeto Judeoram Majorioarum, qui yalde eraat 
timidi et atupefaeti propter dejeetíonem judeoram factam de regno Prancie; et ex 
Ikoo ídem dominus rez pater noster dederit ipais judeia aeoaritatem, eto.« C6diee 
Pueyo, dooum. 17. 

(2) Códice Pueyo, docum. 16. 






LOS JUDÍOS MALLORQUINES Y EL CONCILIO DE VIBNA. 239 

€um scandalo nuper coniigii; et ne possit alias evenire, quod una 
vobiscum statuat dominus episcopus quod de cetero nullus clerí- 
.cus inlret callum vel domos judeorum pro sacramentis exhiben- 
dis in tempore necessitatiSy nisi primo secum habeat unum ho- 
minem locumtenentis, vel bajuli Majoricarum vel sui locumte- 
nentis; et sic associatus cum illis intret et faciat suum officium, 

quotiens necessitas ingruerit Et de hoc scribimus episcopo 

«upradicto. 

El obispo, á cuya circunspección y buen consejo se remite en 
«sta carta el Rey, era el sabio D. Guillermo de Vilanova, gran 
favorecedor del Beato Raimundo Lulio y muy celoso de conser- 
var incólumes los derechos de la Iglesia. En 13 de Enero de 1304 
recibió de manos de Benedicto XI la consagración episcopal en 
Roma. 

Tan activo como prudente, pronto ajustó las diferencias origi- 
nadas de sepultarse los cadáveres de los fíeles en el convento de 
los dominicos, haciendo con éstos un convenio que ratificó el 
Papa (1), en 4 de Abril del mismo año. El hecho escandaloso que 
motivó la carta del Rey á su Lugarteniente, un año después, ocu- 
rrió sin duda en el Call^ y debió suscitar las iras del pueblo, ó 
alguna asonada en toda la ciudad por haber sido atropellado de 
ios judíos el cura de Santa Eulalia, ó su vicario, llamado en peli- 
^0 de muerte de algún enfermo que deseaba recibir el bautismo 
y los postreros sacramentos. Cobrando alas la reacción, el cura, 
no sin permiso y anuencia de su prelado, se atrevió á demandar 
■ante los tribunales del Rey, lo que le debían los judíos, y lo re- 
-clamó fundándose en las prescripciones del Derecho canónico 
(14 Febrero 1309) . Entonces de una parte y de otra, de judíos y de 
•cristianos, se agriaron y enconaron las voluntades (2) hasta el 
extremo que significan las dos siguientes cartas del Rey. Las ha 
publicado D. Estanislao Aguiló en el tomo vi, páginas 335 y 336 
«del Boletín de la Sociedad arqueológica Luliana (Palma, 1896). 



<1) Potthast, Ittgetia ponti/íeuM Somanorum^ núm. 25418. 

(9) La eaestión de coDÍerir el baatísmo á loe judíos, 6 á bus eaolavof , era mayor- 
'mente ftrecuentfslmo semillero de altercados y alborotos. Bn moderarla se emplearon 
Tarias escritoras del códice Pueyo, y además la del regente D. Felipe (5 Marzo, 189^, 
«uyo texto publicó Villanueva en el tomo xxi del VUtfe Ut^r^HCj páginas 808 y 804. 






HOLKTIN DK LA I 



Colliare (Rosellóo) 27 Judío 1309. Manda el Rej 
Pedro de Bellcaatell que reciba información jud 
motivo de propalarse falsas roces de qne los Jndl 
á an nifio cristíano, j eepedalmente contra loa que 
el nl&o así asesinado, ó sas ropos, j qae se hab 
cadáver, y qne otro inftmticidio semejSinte hablan 
Gerona. Ordénale qne retenga todos los culpables 
inetmido el proceso, mande el sumario á la Oorte, 
mine la pena ejemplar qne & los culpables conesp 
qne prevenga al obispo haga imponer terrible caí 
cerán, qne excitó el tnmnlto del pneblo; j que n 
baile, porque no desplegó la energía qne era mene 
populares no invadiesen el Calt y lo despejasen, ei 
nifltroB inquirían si era cierto el crimen de infaatl 
la aljama. 

Jacobus, Dei gratia rex Majorícarum, con; 
limnie et dominus Mootispessalani, dilecto 
tro, militi, tenenti locum nostrum in regao 
t«{n et dileclioaem. 

Ex parle secretaríorum aljame judeorum 
bis oblata supplicatio quam robis initLimua 
aam. Et cum delictum contentum in ipsa 
mum (I I reputemus, Tcflumus et vobis mai 
eo exacta diligentia ioquiratls, potissime coi 
vidisse puerum mortuum et vidisae vestimei 
fiierat ejectus in puteum, etquod Bimilem 
judei Gerunde de quodam puero chrístiaao, 
tativa corda gentium adversus jadeos ; et ooi 
reí similibus de AiíMi delicio culpabiles repe 
et iaquisilionem contra «os factam sub ves 
omoiiBodam negotii Teritateai; ipsis culpabi 
tuta custodia existeatibus, doñee Nos iotelle 
super puniHonem eorum dederimus specialt 

(I) ProboUeiMnte bubo eoUsjón ssngrienta. 



LOB^ JUDÍOS MALL0RQDINB8 Y BL ÜONCILIO DB VIBNA. 24Í 

ítem ex parte nostra dicátis venerabUi episcopo Majoriearaiu 
nft illum capellaiium nomine Qaucerandoin , qui tanto et tam 
periculoso tumuUui causam et occásionem dedit, capi^fadat et 
inquirat contra eum , et ipsum de tam atroci crimine puniri tali- 
ter quod ejus pena inducat terrarem ómnibus volentibus talia 
attemptari, et sit inde satisíactio justitie et Nos debeamus mé- 
rito contentan; expriméndo sibi quód nisi inde ultio digna fial, 
non poesemus tam enorme crimen absque pena debita patienter 
sofTerre. Gorripiátis etiam bajolum Majoricarnra exeo qnia, cam 
snpervenisset ad tumultum qui erat in callo» debuisset sedasse 
Ipsüm tumultum et fedse inde recedere omnes gentes, inquirere 
puerum et faceré alia opportuña decentar • 

Datum in Ganquolibero v kalendas julii anno Domini 

MCCC^VIIIJ. 

3. 

Ck>lliaTe, 28 Junio 1809. Manda el Rey á sn Ingarteniente en las Balea- 
res ^tie conceda al eaUy ó barrio hebreo, de Palma nn cafio de agaa de la 
acequia de la ciudad; que no permita á ningún religioso, ni á nadie de 
cualquier estado ó condición que fuese que sin su licencia penetre en él 
eall para predicar la fe cristiana» y sin que lleve mayor escolta que la de 
diez personas respetables, presentadas de antemano y nombradas á vista 
y conocimiento del mismo lugarteniente» y que por fin haga cesar la cos- 
tumbre de que el día de Sábado Santo vayan los clérigos de la parroquia 
de Santa Eulalia á salpicar con agua bendita las puertas y habitaciones 
de las casas de los judíos y devenguen por ello derechos de pensión de 
huevos ú otros donativos. 

Jacobus, Dei gratia rex Majoricarum, etc., dilecto P(etro) de 
Pulcrocastro, miliri, tenenti locum nostrum in regno Majorica- 
rum, salutem et dilectionem. 

Mandamus vobis quatenus de ipsa cequia Majorícarum facía- 
las divertí sen labi unum canonum sufficientem et congruum, 
cujus aqua veniat ad callum judeorum Majoricarum. Yolumus 
etiam et mandamus ut, cum religiosus aut aliquis alius cujus- 
cunque conditionis aut status fuerít, vellet predicare judeis ver- 
bum Domini nostri Jesuchristi et fidei christiane, quod non in- 
tret callum judaycum causa praedicandi abaqne Vestra lioentia 

TOMO XUVl. IS 



», 



r 




243^ . BQLBTÍN DB LA: ABAL ACADBIflA' DE LA HISTOlflA. 

specially etcuoi lice&UatUd a Tobis fuerit, kion intrent cam'eo 
diotum oallum ultr^ decem personas, que sint bode opiaionte 0t 
matare, que vpbis síiBíliter habeant osteadi vel nomioari. Pre- 
tarea volumus ut prohibeatis quód clerici amodó non intrent cal- 
lum aut domos judeorum cum aqua benedicta, causa querendi 
ova vel alia, ul vigilia Pasche faciebant; inhonestum enim est 
aquam benedictam spargere' in domibus ipsorum judeorum qd 
ñdem non habent ad illam. 
Datum iu Gauquolibero iiu kálendas julii anno Oomlm 

M." CGC.° yiiu. ' . 

El tono de estas cartas es amenazador y duramente agresivo. 
El Rey no da mayor prueba de su indignación que la misivaqoe 
ba recibido de los secretahios, ó gobernadores de-la aljama, cuyo 
relato le basta para su determinación de juzgar sin dar oidos, é 
pedir explicación , á la parte adversa. Exige del obispo que im- 
ponga tal castigo al cura Galcerán que sirva de terror á los qoe 
comoél echaren á volar la tan. repetida especie del crimen ritual 
imputado á los hebreos. Atiza el fuego del odio popular con la 
prisión y proceso áspero d-e los que habían invadido el Cali, ani^ 
mados de la intención de sondear el pozo en que se decía arrojado 
el niño muerto; supone que en momentos de tanta eicitacióa 
{indo y debió el alcalde contener á las turbas sin ser arrollado 
por ellas, y por esto le manda reprehender ; y en desquite y des- 
agravio de los judíos, les concede un caño de agua de la acequia 
comunal; les da ocasióq de mofarse á mansalva de. los predicador 
res que debían convencerlos de su error y demostrarles cómo el 

• 

Nuevo Testamento es complemento y perfección del Antiguo, 
toda(vez que exige el mismo Rey que estos Oradores evangélicos 
vayan al Cali casi indefensos no püdiendo sil->escolta exceder el 
número de más de diez personas; y finalmente se atribuye las 
facultades privativas de la Iglesia, anulando por sí y ante sí la 
costumbre antigua y aprobada por los obispos, de que en Sábado 
Santo se salpicasen coíi agua bendita eáte día, las puertas y casas 
de los hebreos lo tbismo que las de los cristianos, y devengase 
también por esta<ieremoiiia el párroco sus emolumentos de bue* 
vos y otros d^08. La codlumbre se* había estiiblecido en seña ' ^ 
servidum<bre de loa judíoft á su rey Jesús Nazaffeno^ de la e£ ' 



B^r* 



:».-,- >, ■f^í^^'».;^ 



LOS JUDÍOS MALLORQUINES T BL OOVOILIO OfilVISNA. S43 

<:ia que tiene el agua bendita contra las potestades de lad tinie*- 
blas 7 de no ser ineñcaz la oración que hace la Iglesia el día de 
Viernes Santo por la conversión de los descendientes de los per** 
fldos que crucificaron al Señor de la gloria. Necia es la razón 
que alegó el Rey para meterse á dar lecciones y legislad encausa 
privativa de la Iglesia; porque no quitan la virtud al agua bendita 
los que DO creen en ella; ni está demás el buen consejo, Jii el pre- 
cepto justo de la autoridad, aunque el subdito los contradiga ó 
desprecie. ' » 

Con estas disposiciones, ó prevenciones de ánimo en favor de 
los judíos, ya se deja, entender cómo D. Jaime II de Mallorca 
había de tratar y resolver el pleito entablado 'én 14 de Febrero 
de 1309 por el párroco de Santa Eulalia. Este fundaba su pedi- 
mento en el libro iii, título zxx, capítulo 16, de las decretales de 
Gregorio IX, en que también se funda la ordenación x del concia- 
lio Zamorano del año 1313; «La décima es que den diezmo de sus 
heredamientos si los han; et que den anniversarios de lás' casas 
en que moran; ansí como los daban los christianos, antes que 
fuesen de los judíos.» Mas el Rey y su Consejo dieron sentencia 
de no ha lugar á la demanda del párroco, y prohibieron parft 
siempre jamás que tal demanda se renovase (1). Atúvose, no á la 
ley severa é inmutable de la razón y del orden, sino á la legali- 
dad reg€di8tica^ á la sazón vigente en sus Estados^ desde que su 
padre D. Jaime I la promulgó en las Cortes de Barcelona -del 
año 1251 (2). Sírvanle de disculpa hasta cierto punto lás máximas 



(1) «Rex duxit dictam litem aeu questionem deterrainandam; ét habita delibera- 
tione oam Consilio «uo declaravit et determinavit dlctum rectore'm non haberé jiís 
petendi predicta qué pétebat; et absolvit secretariofl ai aljatnam a- petitis per dl<$ttitti 
rectorem; et eidemireotori et successoribaa 6ai8 imposuit silentium super prediotfÉh» 

■BOLBTÍN, tomoxxxvi, págr. 35. . : . •. .1 .. 

(2) «ítem statuimus consilio ^rediotorum quod leges Romane velQotblce, ¡Uéreta 
9el decretales, in causis secularibus non reoipiantur, ádmittantar, indicentar.-Vel 
*Uegentnr, nec aliquls legista audeat in foro seculari aá Tocare nisi iti causa pi^pillá, 
ita quod in dieta causa non allegentur leges vel jará predicta, s6d flant omni eauÁi 
seeularl allegationes secundum Usatioos- Barchinoné é% mfcundutn approbatas ^ofiif- 
stitutiones illiusloci ubi causa agitabitur; etin eorunl defeotuproieedattirSecundtüm 
sensum naturalem.» Cortee de Cataluña publicadas por la Real' A(sádemfad6Ía Hisio- 
ría, tomo i, pág. 188. Madrid, 1896. •' •• ' ' ' '' '• 



BOLEtIn DK la IÍSÁL ICADBHIA DK \Jk RISTOHU. ' 

ierno gue halló establecidas y dé laa que macho peor abn~ 
>tro8 moDarcas |1^ Algo, sin embargo, debió ceder 7 ablan^ 
iDte el clamoreo piSblico, porque en 3 de ^nero de 1310, 
do regresado á Mallorca y estando es U villa de Uauacor 
(2) los privilegios que eximían á loB judies de toda cootñ- 
que no fuese al fisco regio |3]; por donde se viene á des- 
la ratón de que anduviesen ellos tan solícitos en S8 de- 
nbre del mismo año para obtener una copia legalizada [4! 
mtenda que los eximia de satisfacer á la requisitoria det 
) de Sania Eulalia. 

cándese la celebracidn del concilio general de Vieua, folie- 
laime II (-f- 38 Mayo 131 1); en cuya previsióa, cuatro dias- 
el obispo D. Guillermo de Vilanova dio sus poderes par* 
represen lase en tan augusta asamblea áD. Simón de Rupia 
io), canónigo do Gerona. Poco después (33 de Junio) el 
rey D. Sancho, á ruego de los judfos, expidió dos dlplo- 
, uno de amparo y otro confinnativo de todos los privile- 
orgados por sus antecesores i la aljama y singulares de 
18 cuales contribuyeron indudablemente con cuantiosa 
'0 á la solemnidad y gastos de la coronación, que se ven- 
4 de Julio. Contra el segundo diploma, que rehacía el prí- 
de exención de cargas concejiles hubieron de reclamar los 
I, ó el Ayuntamiento de la ciudad, segiín lo indica la carta 
f á su Lugarteniente D. Berenguer de San Juan (6) escriui 



iDM lia trcsnrtiBde Femando IV de Cwtllli, publieadaa pur D. Joeé Ani- 

I Bies en aa Histtría, lomo ii, pá|rÍDaafiS&-B5e. 

cobi II coDC((BloJnrat)B et pnibis bominibui Usjoriciruní Icvandi ailjai-^ 

DBle. ad quod coDlrfbuant tinguli, ctianí Judti amnei civitatis et issal!.. 

lo qaid UDUtqoIlque Tendltomm panit at bfgcocU, fktinB tídí ei cari»), 

9beit, ei CDjDiCDlIeete pereeptioce per juraUíB el eorum coiiBlUariDa proti- 

ipeneibuBcommanibusaquarum, ¿xcublarum, etc.» Qaadndo, JVW lfpw 

cí<u de ¡iallorta, fie. 81. Palma de Uallorcs, 1S96. 

iDm dLcU aljina et ejuB Blngulares Bint asempti, llb«r< et quilii ■ quacus- 

tlODe et contri buti une tienda eum juralia et ODiveraitate H^aríarun ia 

I IsDllB, qucBllle et collectts regalibua et vicioallliaB ei apeetaU priiileíri» 

igiaAlfanaf.u CAdlce Pueyo.docum. 79. 

hflfl Pue>'o, daoum. t«, 

n.idHli; IH. 

m, id.,IU. 



LOS. judíos iíallorqoinbs y bl concilio db vibna. 



245* 



<iesde Perpíúan en 7 de Marzo de 1313. Las recIamacioneSy que 
'hasta esta fecha el obispo, armado coa la autoridad del coucilio 
geaeraly había debido hacer respecto de la aljama hebrea, ó se 
■negaban y desestimaban, ó se eludían taimadamente.. 



3 Junio 1312. Oarta reservada del Tesorero general del Rey á D. Beren- 
-guer de San Joan, Gobernador de Mallorca. Ha pablicado Villanneva 
( Viaje Ut,^ tomo xzi, péginas 171 y 172), el texto mallorquín original, cuya 
'■versión acompafio. 



Del feyt del Seyor Bisbe de 
Malorches vos responem, que 
ienim en bo que salvant totes 
"vegades la honor et la juredi- 
-ctio del Seyor Rey, de la qual 
no le lexassets un punt de son 
-dret a scient vostre, passats ab 
eyl com mils e pus planament 
porets; que hom es, segons que 
-par, que de poch se seut, es 
moa volenters axi com se vol; 
<e creem que 11 esdevenga per 
defaliment de bon conseyl que 
no ha. 



Mas empero nol vos lexassets 
^obre cavalcar quant a la jure- 
•dictio, sino axi com es ordonat, 
segons lo memorial que en Ni- 
cholau sen porta, estro sie de- 
'termenat locontrast quies entre 
lo Seyor Rey e eyl. 



Por lo tocante al Señor Obis- 
po de Mallorca, os respondemos 
que tenemos por bien que de- 
jando siempre en salvo la dig- 
nidad y la jurisdicción del Se« 
aor Rey sin permitir que se 
rebaje ni un solo punto de la 
regalía sabiéndolo vos, conlle- 
vadlo templadamente como me- 
jor pudiereis; que es hombre, á 
lo que parece, que de poco se 
lastima y anda á merced de 
quien lo empuja; y por ventura 
todo ello nace de que no tiene 
pizca de buen consejo, ni hay 
quien se lo de. 

Pero ¡cuenta! no le dejéis ca- 
balgar sobre la jurisdicción, y 
manteneos firme en lo que está 
ordenado según las instruccio- 
nes que Nicolás llevó para vues- 
tro gobierno, hasta que á dicho 
obispo no le haga doati^astb 
el Rey. , 



24& BOLBTtN DI La HBAL ACADBHU 1 

B¡ dasso nous astiguessetz I No o 
permenaBsesdevet, nipéraltra | ezcomi 
cosa; que daytals menasses es- el estih 
campa hom. | la evasi 

Esta carta, no poco notable, es claro ec 
por las doctrinas de Derecho político, qu 
Universidad de Mompcller Guillermo de 
ñero del infame Sciarra Colonua. Eo26 c 
días después de haberse cerrado el concili 
mente V colmó de honores y privilegios ¡ 
Horca, como lo tesli&can once bulas otor 
Grauselo (1). El Rey, comprendiendo qu» 
su poHtica estribaba en enslraerla á laact 
so, y en mancomunarla á la de D. Jaime 
D. Fadrique de Sicilia, echó por este der 
mismo año, en el palacio real de Barcelc 
naje de su Corona mallorquína y demás! 
gonés, y abrazó con calor la empresa de 1 
decretada por el concilio, que había de í 
la Casa de Aragón el timbre de potencia 
den. Segundóle eficazmente en la organi: 
sa el obispo D. Guillermo de Yilanova (2 
gobierno, discreción y entereza de ánimo 
En 1313, cuando estallaron en Palma lo 
del incendio que había de envolvery des 
escribió el obispo al Rey que mandase i 
en libertad y andar por toda la ísla, sin 
planos. Guillen de Manlañans y Arnaldo 
le contestó, á 15 de Jiinio desde Perpií 
omnímoda confianza, le había procurado 
te V que le daba plena facultad de dispon 



(1) Sv**'<"" Ctanenlit papa* V, ex V«tie«iii8 wi 
lomo TU, núm. ISil-ÍElGl. Romos, JSSl. 
(3) Viai» tUirario, tomo ui, fig. 118. 
<B) Códice Pat;o,docamanlo,18. 



LO0:JDI>ÍOB MALLORQDINBS Y BL flONCILiO DB.VIBIfA. (247 

y bienes de los Templarios mallorquines lo que quisiese, y que 
por lo tanto, ni el Lugarteniente, ni el mismo Rey, le debían, ni 
podían ir á la mano en aquel negocio de los dos presos : cSuper 
ézpediiione duorüm i^ilitum, qui fuerunt de ordioe Templi^ de 
quibus nos rogaslis, non oportet ad alium recurrere nisi ad vos 
ipsum; cum Dominus Papa ad Nostri instantiam vobis commise- 
rit oxpeditionem negotii Templariorum qui sunt> in Maiorieis, 
prout in rescripto apostólico videbitis continéri.» 

El Rey aportó en Mallorca en 1314 y en ella se detuvo, ó per- 
maneció, hasta el mes de Septiembre del año siguiente (1). lEl 
mismo día en que falleció Clemente V (t 20 Abril 1314) firmó el 
Rey la concordia, ó avenencia, con la Orden del Hospital , que le 
produjo pingües beneficios sacados de los bienes que. fueron- de 
los Templarios. Tan buena maña se había dado el obispo para 
llevar á feliz remate la comisión apostólica sobredicha (2). 

Por este tiempo andaba el Rey muy apurado de recursos para 
subvenir á tantos gastos como le ocasionaban el fausto de su Cor- 
te, los aprestos navales de la Cruzada y el fomento de la Instruc- 
ción pública y Bellas Artes, de las que era generoso Mecenas. 
En 20 de Junio de aquel año , estando en su alcázar de Bellver, 
significó al Ayuntamiento de Palma su gratitud por la cantidad 
de diez mil libras (3) que recibió de todos los vecinos cristianos 
de la capital; y es de creer que los judíos extremarían también 
su liberalidad, para sacar á buen puerto sus privilegios, comba- 
tidos por todas partes de recias olas de animosidad popular y cle- 
rical, y singularmente por las constituciones emanadas del Dere- 
cho canónico. 



(1) Étpañat Sus monumentos y artes; su naturaleza é historia. Islas Baleares, por Pa- 
'Vio Plferror y D. José María Quadrado, pág. 151. Barcelona, 188S. 

(2) Mat: Historia general del reino de Mallorca^ tomo ui, pág. 81. 

(8) «Quod per donam decem mille libraram regí Sánelo datum ab universitaU 
Ánllnm praetjadicium generetur franquesciB et libertatibus regni. Quadrado, Privi- 
te04o» p franguieias de Mallorca, pég. 85. Palma, 188i. 



249 BOJUBTÍM DV LA RBAL AGAOSMfA 08 LA KiarTOftiA. 

:;. .' 6. 

ProoeBO inquisitoríal de los j adiós mallorquines en 1314, según lo refteie 
D. Vicente Mnt en su Historia del reino de MaÜorea, tomo in, pá^. SM. 
Palma, 1841. 

«En el año de 1314 llegaron á Cataluña dos cristianos alema- 
nes con intentos de judaizar; y no queriendo recibirles las sina- 
gogas de Lérida y Gerona, fueron admitidos en la de Mallorca; 
y haciéndoles proceso de ésto el obispo Guillermo de VilanoTa, 
los condenó en ciento cincuenta mil florines; los ciento para los 
cofres de Su Majestad, cinco mil para el obispo y los demás paca 
la capilla... de Santa Fe.» 

Ni en éste, ni en otro lugar (pág. 685), donde trata de los mis- 
mos sucesos el historiador mallorquín, nos dice de qué autoridad 
ó fuente documental se valió. De creer es que al tiempo de ha- 
cerse la primera edición de su obra pudo consultar en la curia 
del vicariato eclesiástico los procesos originales ó algún extracto 
que diese cuenta de ellos. Hoy por hoy nada se encuentra en los 
archivos eclesiásticos , según me escribe nuestro correspondiente 
en Palma, D. Estanislao Aguiló (1): «Ni el amigo D, José Blira- 
lies , canónigo archivero de la catedral , ni D. Mateo Rotger^ que 
lo es ahora de la curia episcopal, han sido más felices que yo. 
En este último archivo sólo existe un libro de' época aproximada 
al suceso que se busca y es un registro de colaciones de benefi- 
cios eclesiásticos. Los extraordinarios de la Curia no empiesan 
síqo más acá de 135Q.» Al deplorar el Sr. Aguiló que los señores 
Miralles y Rotger no hayan sido más felices que él, se refiere á 
la búsqueda que ha hecho de la sentencia del rey D. Jaime con- 
denatoria de la aljama y ciertamente contenida ent^e los días 
propios de los documentos 19 y 20 del códice Pueyo, ó sea entra 
el 7 de Marzo de 1313 y 19 Septiembre 1315. «Ni en los registros, 
dice, de reales cédulas del archivo del Patrimonio, ni en los de 
la Lugarteuencia , las primeras dirigidas al procurador real y la& 



(l) Carta del 19 de Febrero de 1900. 



Loa judíos buIíLORqüinbb y bl concilio db vibma. 249 

otras al gobernador ó lugarteniente, se tomó nota de esta seaten«> 
cia; y se explica el hecho toda vez que por entonces residía en 
Mallorca el rey D. Sancho , y por lo tanto no mantenía corres- 
pondencia con estos funcionarios.» 

Así que, para despejar en lo posible la cuestión, sólo me falta 
consignar aquí el documento insigne que sacó á luz y tradujo en 
francés M. Morel Fatio. 

6. 

■ 

San Felín de Goixols, viUa marítizna de la provincia de Gerona, 26 de 
Septiembre de 131 6. £1 Bey escribe á sus procaradores del fisco en Ma- 
Uorca, Pedro flgnera y Mignel Rotlán, que incluye en la carta que les en- 
ría las ordenaciones y gracias acordadas y refrendadas por él acerca de 
la reorganización de la aljama hebrea. Permite y autoriza que oonstrayan 
loe judíos maUorquines en diferente paraje una sinagoga en sustitución 
de la que les habla confiscado. — Archivo de la bailla de Mallorca. lÁber 
lUterarum regiarum officii regie procwrationis (Mayo, 1809-1829). £1 docu- 
mento salió á luz en la Bevue des Etudes juivea, tomo tv, páginas 42-50. 
París, 1882. 

Sancius, Dei gracia rez Maioricarum , comes Rossilionis et 
Ceritanie et dominus MontispessuUaniy fldelibus procuratoribus 
suis P. Figuera et Michaeli Rotlando, salutem et gratiam. 

Mittimus Yobis interclusa presentibus capitula super statuta 
Judeorum Maioricarum cum responsionibus factis ad ea vobis 
presentibus et consencientibus , secundum quas responsíones» 
que in fine cuiuslibet capituli continentur, volumus fieri et pro« 
cedi. Super alus, non ad uegocium Judeorum pertinentibus extra 
dicta capitula, volumus quod permittatis procedí per Judeos ipsos 
prout consueverunt ante captionem eorum. Ceterum, super sina- 
goga Judeorum volumus quod eligatur locus competens, ubi 
eonstruatur arbitrio nostro et secretariorum (1) prout satis per 
nos et nostros consiliarios jam fuit tractatum. 

Datum in Sánelo Felice Guixellense, vi<> kalendas octubris anno 
Domini m<> ccc? xv®. 



<l) De la aljama. 



* « 



250 bqlbtIn ds la rsal acadbhi 

- II. — Agaeatos son los ordonamans 
los secretarís del Cayl Juich volea f 
Toluatat e ab coDsentimeat del senyoi 

1. Primalmeat, quetot ju&u maioi 
tenga alberch per sí, que eia tengut de 
segons que aura, a coDegMda deis fiec 
mens ordonats en aluda deis negocis d 
que aurau valent de .x. libres ensus.- 

1. ítem, [Qt jueu ho juytia, estra 
pagar cosa certa per libra de carn de 
de totea altres caros escortxadisses , a 
eaiii con eiis ho aordonaran, en aytoi 
Plau al senyor Rey, abque paguen en 

3. ítem, que tot jueu bo juyha qi 
ho de mescayl sia tengut de pagar eos 
guda deis damuntdits aíxi cou eils ho ; 
de carnibus. 

4. ítem, que tot juheu estrany ho 
en Malorcha, que sia tengut de pagar < 
per liura, aixi con mils ho pus profíL 
deis damuntdils, eu aiuda deis dits ni 
estrany ne privat no pusciía vender 
jeuescb senes volentat déla secretaria.- 
secretaris pasquen stablir certas perao 
pasquen conprar vía e uo d' altres. 

5. ítem, que tot jueu ho juyba q 
que deia pagar per liara cosa certa c 
coneguda deis damuntdits, en aiuda 
domino Regi. 

fi. ítem, que tot jueu qui compra i 
ríes e altres coses en Mallorcba sia tea 
Hura, a coneguda deis damuntdits, ec 
Fiat, exceptis judeia extrañéis. 

7. ítem, que tot jueu ho juhia que 
de pagar cosa certa per liura del pre; 
muntdits, en aiuda deis dita negocis. - 

8. ítem, que tot jueu estrany, m( 



LOS |9UDÍOB¡lftAliLOBQt)INK8 Y EL GONGILIQ.;DE TIENA. 251 

que .sia, pusque aía .i. mes continuament «sUt en Malorqua^ 
deia pagar cosa certa per setmana,>.a conegucla deis damuatdits, 
en aiuda deis dits negocis.— Placea domino Hegi. . 

9. ítem , que tot jueu mercader qui aia o^tat en Malorcha . i ^ 
ayn complit deia pagar en los dits negocis cosa certa, a coneguda 
delsdamuntdits.^Placet domino. Regi,. sienim factusfueritcivis 
Majoricarum. 

10. ítem , que tot jueu ho juhia qui tenga cases a loger, so e& 
que les locb a altre, que deia pagar cosa certa per liura del loger^ 
a coneguda [deis damuntdits, en aiuda] deis dits negocis. — Fia* 
cet domino Regi. 

11. ítem, quels damuntdits puxen fer e ordonar per eils ma- 
teixs totes les damuntdites coses e semblants d'aquelles, a proñt 
e a utilitat de la aljama. — Yol lo senyor Rey qne totes les coses 
damuntdites, ans ques publiquen, sien aordonades ab conceil e 
consentiment deis procuradors. 

12. ítem, que nul patro de ñau ne de leyn ne de ueogu altre 
vexel no gos rebugar de reebre en son vaxel coses e mercaderies 
de jueus per portar fora la térra con per venir en Malorcha; an& 
tot patro con ve [e] quest ne sia (I) per lo jueu, ho deia reebre e 
fer carregar en son vaxel, lo. jueu empero pagarli son nolil. — 
Aordooen ne los procuradors e fassen quels patrons deien pendre 
e carregar robes e mercaderies deis jueus. 

III. — Aqüestes son les gracies quels jueus demanen al senyor 
Rey. 

1. Primerament, que nengti jueu ho juhia no sia coveogut 
ne oia sentencia ne preña justicia en dia feriat lur. 

2^ ítem, si nengu jueu ho juhia sera jutgat a sentencia cor- 
poral, e algún prehicador o frare menor ho preuera (2) lo uol fer 
tornar crestia , que los sacretaris que lavors serán , puxen lo dia 
que pendra la justicia, dins en la preso a eil trametre .ii. jueus, 
qui re no 11 dignen, mas li sien dauant e lauors, sis vol fer cres- 
tia, fassau, cor christianisme per forsa no es bo. E si nou vol ter. 



(1) Cuando viniere y fuere de ello requerido. 
i^ Dominico, franciscano, ó presbítero .seglar. 



2o2 -boletín db la hbal agaóbmiíi db la historia. 

que puza ffer orde de jueu, e los dits jueus puxeü ab eil anar tra 
al loch hoQ pendra la justicia e nols sia vedat. 

3. ítem, que tot jueu que sia condempnat a peniar^ que sia 
peuiat per lo coll, no per tal quels n'entenen a auer semblant 
honor ab crestia, mas con un hom es peniat per los peus trigUA 
a morir .11. ho .iii. dies; e con es peniat per lo col, es mort tan- 
tost. E axi solament domanen asso per la pena a aleugar. 

4. ítem, que si algún patro de ñau ho de leyn ho d*altre Taxd 
aportaua algún jueu ho juhia que no aia de que pac lo nolit, 
quel patro nol atur en son vaxel, ans lo lex anar encontinent, e 
110 li deia nel pusque despular de sos vestits. 

5. ítem , que si algún inqueridor fara inquisicio contra alean 
jueu ho juhia per fet de la fe, que no puxa en re enantar contra 
eil ne enquerir sens la cort rreyal, ans tantost con lo aia fet pen- 
dre, lo jueu ho la juhia sia mes en la preso del senyor Rey, e 
aqui se fassa la inquisicio; e tota hora quel enqueridor volra pa^ 
lar ab eil ho ab ella, que hi sia lo batle ho son lochtinent. E feta 
la inquisicio, sien dades defencions al jueu ho a la juhia e auocat 
quils defena a lur dret. 

6. ítem, que si alcun enfant jueu ho juhia menor de .xv. aoys 
se uol Ser crestia, que li sien dats .iii. dies d'acort, dins los quals 
tot hom, aixi crestia con jueu, puxa ab el ho ab ela parlar. E que 
nul hom, sots certa pena, no gos aytals persones bateiar tro los 
dit .iiK dies sien passats. Encara que nul hom no gos bateiar ne 
fer bateiar jueu ni juhia menor de .x. anys, con non aien sea,e 
asso sots pena la qual el senyor Rey conega. 

7. ítem, que aytant con los dits jueus sien en deute ab lo 
senyor Rey no sien tenguts de pagar questa ni siza ne molinatge 
ne neguna altre aiuda ne exactio rreyal ne veynal. 

8. ítem, que dins lo dit temps nul hom (neguna persona) no 
puxa auer ne recaptar gracia ni alongament de negunes deates 
que deie(Q) a jueus, con en altre guisa eils no porien pagar so 
que deuen aí senyor Rey. 

9. ítem, que totes les mercaderies qui sien de jueus íora la 
ierra e dins lo dit temps vendrán a Malorcha, que no sien em- 
bargades ne emparades per lo senyor Rey ne sos ofecials perl'^ 
deute del senyor Rey, ans deien venir en poder deis sacretari 



J 



w — 



LOS judíos MALLpRQUINBS T SL CONCILIO DB VIENA. 251^ 

per tal que los jueus de qui son pus volenterosament les aporteu 
en esta terra^ 

10» ítem, que tots los secretaris que serán dins lo dit temps 
alen píen poder e licencia de pendre e fer pendre tots seils qui 
serán desobediens e rebels a eiis e no volran pagar so en que se^ 
ran tenguts e aqueils absolre e fer absoire sens licencia de baile 
ne de altre hom e destrenyer los en bens e en persona e penyorar 
e uendre penyores e totes, altros coses fer perqué eils puxen cum- 
plir les pagues al senyor Rey. 

11. ítem, que tot jueu puixa comprar bens aventats. 

12. ítem, que nengu jueu ne juihia no puscha vendré son 
alberch dins lo cail a crestia o crestiana, roas que puscha 
carregár sobre son alberch morabetins a coneguda deis secre- 
taris. 

13. ítem, quels jurats de Malorcha neis prohomens de la térra 
no pusquen fer nengu ordonament sobre necontra jueus en espe- 
cial, si dones en general no era per tota la térra, encara que sien 
enteses e usen de totes franqucsas eprivilegis déla térra alxi con 
habitadors de Malorcha. 

14. ítem, con los jueus de Malorcha sien despulats de tots 
lurs privilegie, franqueses, les quals en special lurs eren dades e 
otorgades, sens les quals los jueus de Malorcha en la térra profi- 
tosament, neis jueus estranys habitar en la dita térra no vendrien 
menys de privilegis, con per los priuilegis los quals hauien los 
jueus estrangers de diverses térras en Malorcha habitar ven- 
guessen: per so umilment els dits jueus habitadors de Malorcha 
a la Reyal Magestat sopleguen que de bontat sua acustumada los 
reta lurs privilegis ab los quals pusquen habitar en la térra o 
tirar los estrangers , axi con d'abans feyen. 

15. ítem, con els dits jueus no agen sinagoga e ais dissaptés 
e ais altres dies de lur oracio hagen a anar per alberchs e fer par- 
tidos deis matexs es los gran trebayl: per so sopleguen humil- 
ment que placia al senyor Rey quels assigure els don loch dins 
loiicayl en lo qual pusquen íTer lur sinagoga, con tan gran cayl 
senes sinagoga estar no puscha. 

16. ítem, que tot jueu estranger qui uenga en Malorcha ab 
mercaderies de les quals aia pagat dret en Malorque, que parten 



^54 ' BOLBTÍN DB LA RBÁL kCHüÉUlÁ. ÜE LA HIsfokrA. ' 

de Malorchá, si pren 6n Manorcha, que no sia téngiit de pagar 
leuda ne altre dret. 

17. ítem, qijíe'cón els dits jueus agen dem'añats los datnua- 
dits capitols de seruit'ut entre eils, los quals, con sien ésmésesde 
diners e de bens, no porien complir la paga del senyor Rey, en- 
tenen los dits jueus que los dits capitols de seruitut sien obser- 
vats entre eils entro quel dit senyor Rey aia ahuda complida paga 
e fenit lo dit terme e conplida la paga del dit senyor Rey, qaels 
dits capitols de la dita seruitut sien casses e vans e que d'aquels 
no ussen ne pusquen usar d'aqui auaut. 

Las gracias, que pidió la aljama, notadas bajo los nümeros 
'2, 3, 5, 6, indican el proselitismo cristiano, de cuyo celo ardiente 
hay que hacer cuenta para bien explicar, ó por lo menos adivinar 
los móviles que produjeron la tremenda catástrofe. El artículo 
número 5, pedía que en el caso de hacerse proceso inquisitorial 
contra algún judío ó judía, se baga no sin conocimiento ó inter- 
vención de la Curia regia, por manera que el reo no sea puesto en 
la cárcel de los inquisidores^ sino eñ la del Rey, ni se metan á 
embargo ó secuestro los bienes del encausado sin conocimiento 
de la misma Curia; que los interrogatorios no se veriñqueñ sin 
estar presente el baile, ó alcalde de Corte; y que al darse por ter- 
minada la físcaliíacíón inquisitorial, sea provisto el acusado de 
abogado hábil para defenderlo. 

Cualquiera que sea la apreciación que se haga sobre el relato 
de D. Vicente Munt, el cual de seguro no inventó todo lo qne 
afirma; del presente documento aparece que la Inquisición inter- 
vino para procesar por su cuenta á los judíos mallorquines y que 
desplegó contra algunos de ellos todo el rigor de su pavoroso A- 
gilo, enjuiciamiento privativo y previa secuestración de personas 
y bienes. Si se descubren las actas del proceso, la historia, des- 
preocupada é imparcial 9 sabrá á qué atenerse sobre la verdad 
del hecho, por Ventura confesada bajo la presión del tormento, de 
haberse propasado lá aljama á recibir la abjuración de dos cris- 
tianos alemanes, circuncidarlos y adscribirlos á sus filas,'' no 
haciendo caso de la prudente conducta observada por las aljamas 
de Lérida y de Gerona. Ya vimos como en í de Marzo de 13*^ 
tuvo que salir el Rey en defensa de los judíos mallorquines y 




LOd JODÍÓB MALLORQÜINBS T BL CONCILIO t)S TinNA. $5S 

isus privilegios, que repetidas veces habían sido blanco de la ani- 
madversión de las gentes, á las que se hacía creer lo itiás crudo 
é inverosímil, suscitado por la calumnia, por ejemplo el crimen 
ritual del infanticidio, señalándose alas turbas amotinadas el 
pozo de una casa del Cali hebreo, donde se decía que los judíos 
habían arrojado el cadáver del niño cristiano y sus miembros 
exangües, restos inanimados que se habían librado del sediento 
furor é infernal voracidad de aquellos vampiros. En 26 de Abril 
del referido año 1313, el Beato Raimundo Lulio estando en Palma 
de Mallorca dictó y legalizó su último testamento (1), memorial 
perenne de su ferviente amor y devoción á las Ordenes religiosas 
úe Santo Domingo, y San Francisco. Murió mártir de su celo 
apostólico en Bugía á 29 de Junio de 1315; pero bueno es recor* 
dar que el que tanto había procurado durante la celebración del 
concilio general de Yieda que se decretase la constitución, enca- 
minada por medio del estudio de las lenguas orientales á la con* 
versión de judíos y mahometanos, no pudo menos de predicar, 
escribir y obrar al efecto en su patria. 

Ulteriores investigaciones ilustrarán un acontecimiento tan 
digno de consideración. De los documentos, que nos ha salvado 
el códice Pueyo, resulta: 

1." Que algún tiempo antes del 19 de Septiembre de 1315, el 
Hey, ó su Curia, independientemente de la autoridad eclesiástica 
inquisitorial, había instruido largo y detenido proceso, civil y 
criminal, contra la aljama hebrea de Mallorca. 

2.'' Que concluido el proceso, el Rey fulminó una sentencia 
terriblemente condenatoria en razón de ciertos crímenes, jurídi- 
camente probados, que debieron estimarse muy graves. La sen- 
tencia condenó á todos y cada uno de los hebreos de la Comuni- 
dad á la pérdida de todos sus bienes, muebles é inmuebles; á la 
privación de todos sus privilegios, libertades é inmunidades; y en 
especial á ser desposeídos de la sinagoga qué se redujo al culto 
cristiano (2). 

3.'* Que la sentencia fué benigna y misericordiosa hasta cielito 



(1) Véase el texto ea el tomo zxz del Bolbtín, páginas 91-08. 
<2) Docamentoe 20, 22, 24 y 31. 



256 rqlbtín db I4A iobal academia db la hibtqrií^».: 

punto, porque no biso cuenta de varios crímenes^ que ooastabaD 
en el proceso. Por pum generosidad se avino el Rey á pactsur. can 
los sentenciados, que pagándole noventa 7 dnco mil libras recD7 
brasen la propiedad 7 uso de los bienes necesarios á su spsiéo y 
mantenimiento en el Cali judaico (1). 

4/ Que la misma sentencia fué acompañada, de dos actos de 
gracia en favor de los cristianos, con arreglo á las prescripciones 
del concilio de Yiena. Las deudas usurarias con los instrumentos 
en que constaban, se remitieron á los cristianos hasta la cantidad 
de 4589 libras, nueve sueldos 7 diez dineros; así como las pren- 
das, puestas en gaje por las usuras que valían 859 libras, once 
sueldos 7 tres dineros (2). Qs probable que éntrelos crímenes^ que 
constaban por el procesp, se señaló el del abusd antilegal usurario. 

5/ Que no fu6 el obispo, sino M Re7 quieúi confiscó la sina- 
goga (3); lo cual eS indicio de que en la construcción 7 ornato de 
ella, á partir del afto 1300, no se habían excedido los hebreos 
mallorquines de lo que les consentía el Derecho (4). 

El proceso inquisitorial, instruido 7 seguido por D. Guillemio 
de Vilanova, del que habla Munt, dio probablemente ocasión, ó 
entrada , al que nos consta únicamente por la documentación del 
códice Pueyo. Perdida la esperanza de recobrarlos , bueno seria 
que en demanda de nueva luz se buscase el otro proceso que mea- 
ciona Villanueva (5): 

«En 1315, á 7 de Marzo, escribió el Rey á su Lugarteniente 
mandándole recoger las quinientas libras con que el Obispo^ 
junto con el Inquisidor Fray Bernardo Guilla, habían multado á 
un mercader llamado Lope Xoqui , sobre el cual habían hecho 
inquisición, puesto que, como dice (el Rey) , aquel dinero debía 
aplicarse al fisco real. Sobre lo que añade que escribía al Obispo.» 



(1) Documento ao. 

(2) Documento 22. 

(8) DocnmentOB 31 y 47. 

(4) Por haberse excedido los hebreos de Valencia de D. Juan les eonfiaeó el obisp» 
de ÜTiedo la sinagoga y la trocó en iglesia en 8 de Abril de 1879, según reía el docu- 
mento que publiqué en las Actas de Hete concilios españoles, páginas 217-930. Ma- 
drid, 1882. 

\5) Vi^'e lit., tomo xxi, pág 1T2. 



LOS judíos mallorquines T el concilio OB VIENA. 257 

Y debo aquí advertir que el año de esta carta regia es el 1316 
(déla Eocarnación 1315), eo cuya distinción no reparó Villa- 
nueva. Gou efecto, el Rey, cuando la escribió á su Lugarteniente 
se hallaba lejos de Mallorca; y ésto, á 7 de Marzo, no se veriñcó 
en el año 1315 de la Era vulgar, sino en el siguiente. 

D. Guillermo de Yiianova murió en 2 de Octubre de 1318, poco 
después que la aljama hebrea , libre de sus mayores quebrantos, 
comenzaba á respirar con holgura (1). Yace su cuerpo en la cate- 
dral de Palma, detrás de la capilla de Corpore Christi, retratado 
por hermosa estatua yacente, «adornado de planeta cerrada y mi- 
tra pequeña, descansando los pies sobre un perro, símbolo de la 
vigilancia episcopal». En ella tuvo por sucesor á Fray Raimundo 
de Corsa vi (f Marzo, 1321); y éste á Fray Guido de Terreny, que 
dejó también su nombre vinculado á los fastos de la sinagoga. 

7. 

PerpifiáQ, 2 Enero 1824 (de la Encarnación 1828). A petición del Obispo 
Fr. Guido de Terreny promete el Rey D. Sancho, por sí y sus sacesores, 
que jamás la ex-sinagoga, que fué convertida en capilla de Santa Fe, aun 
cuando haya perdido su nuevo estado por las razones que especifica, po< 
drá devolverse á la posesión y servicio de los judíos. — Villanueva , Viaje 
hUrariOj tomo xxi, páginas 802 y 808. 

• 

Noverint universi quod, cum Nos Sancius, Del gratia rez Ma« 
jorícarum, Comes Rossilionis et Ceritanie et Dominus Monti- 
spessulani, ex devotione propter cultum divinum ampliandum et 
ex causis legitimis voluerimus etdudum ordinaverimus quod illa 
domus, que quondam erat sinaguoga judeorum in callo civitatis 
Majorice, reduceretur et constitueretur, — ipais judeis ex toto eí 
ritibus eorum inde expulais^-^iñ capellam ad honorem Dei et no- 
men Sánete Fidel, et ibidem dúos perpetuos presby teros divina 
celebraturos instituerimus et dotaverimus; advertentes ad tem- 
pus quod dicta capella magis idonee et honestius et ad majo.rem 
devotionem staret alibi, ordinavimus et voluimus (2) quod dicta 



(1) Códice Pueyo, doe. 2a , 23 y 24. 

(2) Estando en Palma , á 7 de Julio 1928. Véase el documento 31 del códice Pueyo. 

TOMO ZZITI. 17 



S BOLETÍN DR LA RBAL ACADSMU DB LA KI: 

pella mutaretur et eam mutarí jussimua et feci 
rtala Templi civitatÍB jam dicte. Voluimus tam 
rereatiam divini cultus, qui ía dicta prima ca¡ 
) et celebratua, ipsa capella nec locus ejus poss 
ri nec reduci ad usum servitium seu rítummot 
m, nec etiam pagaaorum |t). Immo Tolumus 
isentimus et ordinamuB per Nos et successore 
oque quod dictua locus dicte capelle semper reí 
míaiuní et servitium licltam et boneatum chrí: 
Et cutn nunc dicta nova capella sit mutata et 
,Í3 prope dictum pórtale dictum Tempií, et loe 
Qs in MajoricÍ9 requisiverit instaater venerab 
iscopuní Majoricensem, de hoc licentiam habe 
n[i6ce (3) per privilegium apecíale, quud det el 
m divina oEficia celebrandi in ipsa; ídem e 
ispicere et etiam providere in futurum ne di 
me capelle, que sinaguoga ut predicitur prir 
irum, possit aut valeat ia ruturum judeorum 
t ritibus applicari, petiit iode cartam a Nobia 
? 1108 et succcssores nostros quoscutique volu 
lus bona fide nostra regia, quod locus dicte 
mquam perveniel ad usum servitium seu ri 
mo semper erit et permaucbit in usibus [don 
itis et bonestis christianorumj. 
St in borum omnium Qdem et testimonium pr 
illi Qostri appensione jussimus communíri. Qi 
liaoi, quarto nonas Januarii, annoDomiai mil 
[10 vicésimo tertio. 

SI original de esta carta regia fué visto por ^ 
:bivo de la catedral, donde obra también, indi 
la inédita de Juan XXII dirigida al obispo, i 
ÍBtolar se re&ere. 

Hkdtid, 38 de Pebnro da 1900. 



NOTICIAS. 



En la sesión del 16 de Febrero presentó á la Academia, que lo 
recibió con sumo agrado, el académico de numero Sr. D. Manuel 
Danvila, el tomo sexto y último de la Historia critica y documen- 
tada de las Comunidades de Castilla^ que lleva por epígrafe ge- 
neral el de Ilustraciones, Contiene este valioso volumen el Índice 
de nombres propios de toda la obra; Breves apuntes biográficos 
para explicar los autógrafos de los principales personajes que in» 
tervinieron en el movimiento de las Comunidades; los autógrafos 
de los principales personajes referidos, que ascienden á doscien* 
tos treinta y ocho; la reproducción de una carta autógrafa de 
Francisco Maldonado, y la de otra del famoso Obispo de Zamora, 
D. Antonio de Acuña; un mapa de España en colores, que indica 
á primera vista los lugares que se mantuvieron leales y los que 
siguieron el partido de las Comunidades; datos que explican este 
mapa; croquis de la jornada de Ronquillo y Fonseca contra Se- 
govia y Medina del Campo, con su correspondiente explicación; 
-croquis de las jornadas del ejército comunero contra Medina de 
Rioseco y Torrelobatón y del ejército real sobre Tordesillas, tam- 
bién con su debida explicación; croquis de la jornada del ejército 
real sobre Torrelobatón y Villalar, con su explicación histórica; 
dos vistas fotográficas del castillo de Torrelobatón, con su plano 
y reseña descriptiva; vista fotográfica del Campo de los Caballe- 
jos en Villalar, debidamente explicado; vista fotográfica del 
Puente de Durana, con su ilustración narrativa, los retratos del 
i^rdenal de Tortosa, del Almirante de Castilla, del Condestable 



BOLBTtN DE LA «EAL 

astilla, del Conde de Haro y de D. Juan de 
de aus procedencias. Termin» el tomo con 
La Comunidad de Madrid, donde se im[ 
ias acerca de la parte que tuvo esta villa ; 
ito de las comunidades, tomadas de su Ar 
liguen dos fotograbados, uno con los auti] 
es jefes de la comunidad de Madrid y otr 
) expedido por Juan de Padilla y Juan Q,a\ 
e Madrid, desde Torre de Lobatón á 3 de 
, pues, este ultimo tomo digno remate d 
1 constancia, celo é interés ha llevado á fel 
'ila, ilustrando uno de los más impor 
tra historia. 



Alfonso Daovila y Burguero, individuo 
:o é hijo del académico numerario D. Mai 
, acaba de publicar un interesantísimo lij 
«ida áe Diplomático» españoles que se pr< 
rilülase Don Cristóbal de Moura, primer 
igo (1538-1613). No solamente resaltan en 
is servicios que esle ilustre personaje prea 
irca Felipe II en la gravísima cuestióa de 
, sino que es también, además de eicelt 
lio detallado y muy completo de la época ; 
náe intervinieron en aquel suceso, presen 
s político y diplomático, apoyándose sien 
léditos de sumo valor histórico. Presenta^ 
nen á la Academia en la sesión del 33 de 

con visibles muestras de agrado, encarg, 
1 estudio é informe al Sr. Sánchez Mogue 
tte en cuanto á la historia hispano-portug 
ciba entretanto al joven y erudito escrito! 
nuestra entusiasta felicitación, deseándol 
I para proseguir con fe y constancia la no 
intérnente ha emprendido en pro de la his 



NOTICIAS. 261 

£1 Sr. D. Manuel Pérez Villamil, Correspondiente de nuestra 
Academia, acaba de dar á la estampa un notable libro titulado La 
Catedral de Sigüenza, y en el que no sólo hace el estudio artís- 
tico y arqueológico de aquel hermoso templo, de circunstancias 
muy especíales, sino que trázala historia de su construcción des- 
de sus comienzos hasta su total remate. La investigación del se- 
ñor Pérez Villamil es tan completa y tan afortunada, que su libro 
puede presentarse como ejemplo para esta clase de trabajos ; pin- 
tándose además en él las más altas teorías sobre la historia del 
arte en la Edad Media con los datos particulares sobre el monu* 
mentó saguntino. Uno de los aspectos más interesantes del libro 
es lo que se refiere á los artistas y artífices que pusieron mano en 
la edificación y ornato de dicha catedral : muchos de ellos eran 
desconocidos hasta ahora. 



Nuestro antiguo y laborioso correspondiente Excelentísimo 
Sr. D. Francisco Fernández de Béthencourt ha terminado el tomo 
segundo de su Historia genealógica y heráldica de la Monarquía 
española f Casa Real y Grandes de España (1). Trata en él de los 
Grandes de España: su origen^ sus hechos, sus fundaciones, titu- 
los, alianzas y blasones de todos los tiempos. La Introducción re- 
Tela los profundos conocimientos del autor sobre tan interesante 
materia, porque desenvuelve con singular maestría puntos tan 
obscuros y difíciles como el del origen y prerrogativas de la dig- 
nidad de Rico-hombre ; el del origen de los primeros Títulos de 
España; el tan debatido de la distinción por el emperador Carlos V 
entre Grandes y Títulos, año de 1520; el de las diferencias entre 
las tres clases de Grandes antiguos, y otros no menos importan- 
tes. Entra después en materia estudiando prolija y acertadamente 
las genealogías de la Gasa de Acuña y sus derivadas, é interca- 
lando en el texto los escudos de armas correspondientes, primoro- 
samente grabados. La Academia recibió tan valioso volumen con 
singular agrado en la sesión del día 2 de Marzo, y merece cierta- 



(1) Madrid, 1900. Establecimiento tip. de B. Teodoro.— Volumen en folio de yin-iSS 
péffinas. 



bolbtín ds la rkal acaobi 

le el 8r. Fernández de Bélhencoi 
cultivan la historia nacioDal por 
]U6 en su trabajo se advierte, i 
> que mucho tiempo hacía se noi 



oblóse también con agrado por 
corriente, el libro que en ofrent 

ero Sr. Uhagón, titulado Yerje. — r— r- -- , 

hez de Arévalo, deán de Sevilla. Códice del aigh XY {\\- 
iblícalo ahora por primera vez, y con exquisita elegancia, ti 

8r. Uhagón, y lo dedica al ilustre biblióñlo Sr. Marqute 
ireí de los Caballeros. Explica ec la misma dedicatoria c6m 

á sus manos tan precioso códice; aduce curiosas noliciv 
-áñco-bibliográficas de Sánchez de Arévalo, y termiuacoD 
QOlable juicio critico: «Es el Verjei un tratado de educación 
ÍQcipes y caballeros, en que se encomian y ensalzan lascoD- 
incias y ventajas de entregarse los principes y magnates eo 
ños que dejan y consienten las arduas tareas de la gobenu- 
del Estado, á vigorizar el cuerpo coa los ejercicios militare 
las armas y el de la caza y venación, y í recrear la meaUf 
aer el espíritu con las melodías musicales; pero no es uii in- 
didáctico ó UQ compuesto de reglas de esgrima, consqot 
torios y enseñanzas ó pautas musicales, no; es una ameaiá- 
lisertación filosófica encaminada á demostrar lauíílidady 
ladir de las virtudes que los tres citados deportes reúnen pu* 
ervarla salud del cuerpo y la del alma. Es un modelo de 

1 castellana de la época: su elegantísima dicción; su lenaU- 
luro y castizo estilo; la natural sencillez de su lenguaje, «<»- 
an por modo notable con aquella prosa amanerada, coQC£f>- 



Uo vdI, cd 4,° en papel de hilo y i dos tiotaa, de i*i 
a.^Bl titulo completa que figura á 1> cabei* del a 

comiBEÍ* un hrauB compendio llamBdo Vergel de 1 
foderoao e eiiellente Principe, muy glorioao Key e SeBor Don EDriqae, B» 
la e de Leoa, compilado por el au laal aubdito e Capellán el dotar RuT S*" 
enalo, Deao de Seuilla. en que fabla de loe benMt4M deportM é «Irtnw 

en que loi inclltoa Reya ae deuen eierijitar » 






NOTICIAS. 263 

taosa y difusa» tan usada en el siglo zv aun por los escritores de 
más nota». 

Es, pues, muy de estimar y agradecer el servicio que á la lite- 
ratura española ha prestado el Sr. Uhagón con la publicación de 
libro tan ameno y útil. 



Se ha publicado el Anuario de esta Academia correspondiente 
al año actual; pero en los cortos días transcurridos después de 
su publicación, ha debido modificarse con varios nombramientos 
de correspondientes y defunciones de otros en España y en el 
extranjero. 

Han sido nombrados correspondientes: en Bilbao, D. Garlos de 
la Plaza; en Falencia, el Excmo. é limo. 8r. D. Enrique Alma- 
raz y Santos, obispo de aquella diócesis; en Murcia, D. Enrique 
Puster, conde de Roche; y en Guipúzcoa, D. Rufino Machiandia- 
rena, Director del Instituto de San Sebastián. 

Han fallecido los correspondientes Sr. D. Gaudencio Glaretta, 
en Turín; D. Tomás Acero, en Zamora; D. Domingo Sánchez 
del Arco, en Cádiz; y el Excmo. Sr. D. Jorge Loring, marqués de 
Casa-Loring, en Málaga. 

En sustitución del Sr. Fabié fué nombrado el Si*. Fita para la 
Comisión de Indias, y el Sr. Saavedra para la de Propaganda. 



Por fallecimiento del conserje de esta Academia, D. Cirilo del 
Castillo, han sido designados para este cargo, D. Celedonio Ro- 
dríguez Fuertes, con aprobación del Ministerio de Fomento; y 
para la custodia y despacho del almacén de libros publicados por 
esta Corporación, D. Luís Ouradou. 



Se recibieron con gratitud dos ejemplares de la obra La banda 
Real de Castilla^ remitidos desde Córdoba por su autor D. Rafael 
Ramírez de Arellano, con la promesa de remitir por conducto de 
nuestro dignísimo Director algunos documentos relativos á don 
Fernando Colón. 



264 boletín de la real academia de la historia. 

Presentó el Sr. Uhagón, en ofrenda, el opúsculo titulado El 
colegio municipal de San Ildefonso, su historia, antecedentes 
y situación actual , por su regidor patrono el Conde de Yilches. 
Es indudable que tan interesante libro ha de contribuir á ilus^ 
trar las fundaciones piadosas de esta villa y corte. 



De la Comisión de monumentos de Salamanca se ha recibido 
atenta comunicación noticiando las gestiones practicadas para 
la conservación del trozo de vía romana existente en el término 
de Alba de Tormos. 



Con suma estima se recibió el donativo hecho por el archidu- 
que de Austria, Luis Salvador, de su última obra titulada Bugía^ 
que ha pasado á informe del Sr. Fernández Duro. 



En representación de la Academia asistirá D. Albano Bellino, 
correspondiente en Braga, á la inauguración de las lápidas con- 
memorativas del ilustre doctor Martins Sarmentó, que tendrá 
lugar en Guimaraes el día ti del corriente. 



Recibida una exposición del Ayuntamiento de Carrión de los 
Condes en solicitud de que nuestra Academia interponga su va- 
liosa influencia cerca del señor Ministro de Fomento á fin de que 
el claustro y monasterio de San Zoilo sea declarado monumento 
nacional, se determinó remitir la comunicación á la Academia 
de San Fernando, por venir dirigida á la Comisión mixta de 
ambas Academias. 



' Lápida romana de Toledo, Al escaso número de inscripcio- 
nes romanas, que se conocían (1) halladas en Toledo, ha venido 

(1) Hübner, 3074-8077, 58r78. 



NOTICIAS. 



^65 



á juntarse la presente^ cuyo diseño (1) hizo eo 1898, á raíz' del 
descubrimiento y y á la vista del original, D. Bienvenido Villa- 
verde, pintor toledano. Es una estela funeral, cortada por su 
lado derecho, que apareció, al demolerse 
las casas de D. Gabino Martín Cleto, sitas 
en la calle Nueva, esquina de la del Co- 
mercio, á corta distancia de la plaza de 
Zocodover, donde se descubrió la 3076, 
también sepulcral y dedicada á los Manes 
de Pompeyo Peregrino, fallecido en leja- 
nas tierras. Los peones , que trabajaron 
en dicha demolición, hallaron la estela 
funeraria entre varios vasos de barro, mo- 
nedas romanas y algunos crisoles; y poco 
después la hicieron pedazos, que arrojaron 
álos cimientos de la obra nueva. Hübuer, 
ateniéndose al dibujo, que le fué remitido 
por el Sr. Villa verde, ha leído Levinfo] ' 
Priscfi] lihefrto]^ observando que la sencillez y sobriedad del es- 
tilo no desdicen del siglo i. Otra interpretación ha propuesto nues- 
tro compañero el Sr. Saavedra, tomando por base de su explicación 
una copia, algo diferente, que le fué enviada, no siendo ya posible 
dirimir la cuestión, por haberse destrozado y echado á perder el 
texto original de tan interesante epígrafe. Ha notado el Sr. Saa- 
vedra que el sobrenombre Levino, 6 Levina^ si fué mujer la per- 
sona difunta expresada por esta inscripción, se repite en una 
lápida romana de la villa de Maqueda (3080) : DfisJ M(anibu8j 
8(acnim). \ Gfaio) Valerio | Pompeiano \ patri \ G(aius) Vate-- 
riu8 I Levinus \ filiua. 




i 



En Villarejo de Salvanés, villa de la provincia de Madrid en el 
partido judicial de Chinchón, posee Doña Petra González, viuda 
de Brea, siete monedas de plata, arábigas, que ha presentado para 



(1) Publicado por la Sociedad Arqueológiea de Toledo en el próximo número de su 
BoMin, correspondiente al 31 de Enero de este año. 



266 BOLBTÍN DE LA RBAL ACADEMIA DE LA HI8T0B1A. 

SU inspección á nuestra Academia, declarando que fueron descu- 
biertas en término de aquella villa y en 1879 por una avenida 
torrencial de aguas, y que estaban contenidas con otras de igual 
clase en una tinajuela^ cuyo paradero ignora, sabiendo única- 
mente que fueron bace tiempo diseminadas entre los aficionados 
numismáticos de esta corte y de otros puntos de Espada. 

Los siete dirhemes así encontrados en Yillarejo de Sálvanos, 
clasificados y tasados por D. Antonio Vives, académico electo, 
dan el resultado siguiente: 

1 .—De Hixem 1 , égira 174 valor , 1 peseta. 

2.— Abderrahmán HI, » 333?.. . » 0,50 

3.— Alhaquem II, » 352 » 0,50 

4— Hixem II, (Fez) » 391 » 2 

5 y 6.— » » » 392 » 1,50 

7.— » 1 « ? » 0,50 



Nuevas lápidas romanas de Tarragona. En los primeros días 
de este año, dos correspondientes de nuestra Academia, D. Emi- 
lio Morera y D. Ángel del Arco, jefe éste del Museo Arqueológi- 
co, é historiador aquél de Tarragona, prestaron memorable ser- 
vicio á la Epigrafía romana de aquella ciudad. Noticioso el señor 
Morera de que en la calle Mayor, al derribarse para reconstruir- 
se una casa propiedad de D. Tomás Brull , se habían descubierto 
varias lápidas, lo participó á D. Ángel del Arco; el cual, no bien 
acudió al sitio del hallazgo, supo con pesar y de boca del propie- 
tario, que de las dos lápidas que habían parecido en los cimien- 
tos de la casa arruinada, habían quebrado la mejor los canteros, 
y empleado los pedazos en la fábrica de la nueva escalera, donde 
boy visibles permanecen , y de los cuales tomó el Sr. del Arco 
buenas improntas que ha recibido nuestra Academia. 

Tal como se halló, la inscripción había perdido ya una buena 
porción de todo su lado derecho, izquierdo de quien la mira, y 
parte de los lados superiores é inferiores. De los pedazos rema- 
nenies, el primero es de figura irregular, como de astilla, ""* 
45 cm. de altura, cuyas letras disminuyen de tamaño, desde 



NOTICIAS. 267 

á 15 mm.y conforme se van alineando por nueve renglones con- 
secutivos. El segundo pedazo conserva la cenefa del cuadro , 6 
marco lateral izquierdo de toda la inscripción , que fija el remate 
de los renglones 2, 3, 4^ 5, 6 y 7, debiendo observarse que del 
último renglón visible sólo aparecen los ápices superiores. Tam- 
bién están cortadas, pero claramente reconocibles, las primeras 
letras de los renglones 2, 3, 4, 5 y 6, que este pedazo contiene. 

S * CBío q. f 



VITO , 
GEN S 1 
ONOkB 
• SVA 
KCTOIN 



(AL • A 

aOBRi 

omNB h 

5 in r.PVBlic 

íunCTO adl 

quin QVe de^c u K 1 A S 

legiTVMe Romae iad 

flaMII^ AogusUli p. h. c 
lo p. h. c 

Sfexto) Ce[io QfukUi)f(üio) 0]cU(eria) Avito, [AJohr[%]gensi, [amjnibfus) 
pi]onorib(u8) [in rfeJJ pub[Uc]a sita [funJctOy [adljecto in [quin]qu[e decu]- 
riaa [leffi]tum[e Bamae iud(icantium) fiajmini A[ugu8tali p(rovineiae) 
H(ÍBpafMe) Cfiteriaris), pfrovineia) Hfispania) CfUerior)]. 

A Sexto Geyo Arito , hijo de Quinto, de la tribu Galería, natural de 
Aóbríga, que en su patria desempefió los honores de todos los cargos pú- 
blicos, adscrito en las cinco centurias judiciales de Roma, flamen augustal 
de la provincia Espafia Citerior, erigió este monumento la provincia Es- 
paña Citerior. 

Las letras, hermosamente grabadas en este pedestal de piedra 
franca, son de la época de los Flavios. 

En el primer renglón hay que suplir el remate del nombre gen- 
tilicio y el nombre patronímico. Con arreglo á las dimensiones 
que exige la simetría epigráfica, aquel nombre ha de ser cortísi- 



BOLETÍN DB LA flBAL ACADBUIA DE LA Hl 

liro no vemos sino Ceyo que correspondí 
Ceraesio hijo de Sexto, natural de Chaves 
na ea otra lápida |4304| de Tarragona. 
la primera vez que se presenta en lacapi 
el nombre geográfico de Aóbriga, record 
in del convento jurídico de Braga. En la 
le Chaves los Aobrigenies, que por venta 
;a, se nombran entre los Aquiflavienaes y 1 
ue estos Últimos pertenecen al obispado 
menos. 

lo de esta lápida insigne, entre los referid 
iel Sr. BruU en la calle Mayor, descubrió: 
i sepulcral, que está coronada por un cfi 
dios. Es de piedra del país, alta 0,89 m. ; 
1,16 m. Letras del siglo n. 




») Miu» Maxim,ut) a(nnorumJ lllhfic) [ifüu 

l[la..... 

Julio Máximo, de edad de 3 afioe, aquí yace. ^ 
, le er^iú esta n 



ínalmente, del siglo ii Ó lii, ha descubiert 
de una finca rdstica, cediéndola genero: 
i piedra, blanca del país, alta 37 cm., an 
por todos sus lados, salvo el izquierdo. Er 
itituímos por una hoja de hiedra la de ti 
, 6 trípode, que en el original se figura. 



NOTICIAS. 269 



N # S Abi 
N A B • Sta 

T V I T • A nn 

A B I A • N cyy* ■ 

TA • A VG/1. me 

moría 



[D(ÍB) M(anibus) Corf] n(eliae) Sa[hi]nae 8[td]tuit A¿nn]aeia No[va]ta 
Augfusti) [l(iherta) fne]moria[in [ffiliaej didJc[Í9Hm<ie...f] 

Á loB dioses Manes. Á su hija dnlcisima Cornelia Sabina estableció esta 
memoria Anneya Novata, liberta del César. 



P.-L. Jos.-Marie Croa, S. J. — Saint Frangois de Xavier. Sa 
vie et 868 lettres. Tome premier: Fran^QÍ8 de Xavier en Europe et 
dansVlnde. Toulouse, Eduard Privat, libraire-éditeur, 45, rué 
des Tourneurs; París, Víctor Retaux, libraire-éditeur, 82, rué 
Bonaparte. 1900. En 4.% pág. lvi -4- 196. 

Las obras históricas del R. P. Leonardo José María Gros, doc- 
tísimo jesuíta, gozan de universal reputación , asi por la riqueza 
de nuevos datos y discreción de maduro juicio, como por la 
claridad y belleza de estilo comparable al de los mejores escri- 
tores de la lengua francesa. Su trabajo de investigación, titu- 
lado Saint Frangois de Xavier^ son pays, sa famille^ sa vie, 
documents nouveaux, al que en alguna parte contribuyeron los 
documentos publicados en los tomos xxii, xziii y xxiv de nuestro 
fiOLETÍN, ha servido de fundamento y garantía al presente, me- 
nos destinado á los eruditos que á la universal corriente de los 
lectores. Ningún archivo público, ni prívado, en Portugal, Espa- 
ña, Francia é Italia, ha dejado el autor infatigable por explorar, 
preciándose de rendir, nombrándolos, á sus colaboradores home- 
naje de gra^ti^ud.En el prologo de la reciente publicación, ce fut, 



370 BOLETÍN DB LA RKAL ACADEHIA DK LA 

dice ( I ) Don Juan Facundo Riaño , alor$ mit 
qui, des Í883, encouragea et facilita nos prem 
Esptxgne, et c'est gráce á l'inlervention de Don 
go, premier secrétaire au miniatére d'Etat (u 
qu'il noua a étó pemiis, nonobatant lea tern 
rácente interdiction, de pbolographier quelque 
cieux documenta que renferment les Archives o 



Diccionario de eacritores Trinitarios de Es 
con un apéndice latino de escritores de toda la 
por Fr, AQtoníno de la Asunción T¡riniLariol 
segundo, Roma, 1899. En 4.», pág. 584. 

Del primer tomo de esta obra, regalada por 
biblioteca, dimos estenaa uoticia en el tomo x 
páginas 93-95. Comienza el segundo por la let 
en la ultima del alfabeto. Al texto sigue un ai 
dones, ó suplementos, interinos, que ampliac 
para llenar un tercer volumen. Al fin (páginas 
núa por vía de segundo apéndice el Cataloga 
extra Hispaniam floruere, donde con sobried 
da la lista biográfica y bibliográfica de los escr 
extranjeros por su nacimiento á Portugal y Es 
prólogo: 

«Ne mireris, amice lector, quod omiies extra 
nJ3 scriptores in appendicem redegerim. Ad id i 
tiplez me coegit ratio, et praecipua qnidem ea 
et Rmus. D. Fr, Michael a S. Joseph, doctissin 
dam Minister Geoeralis et Bpiscopus Accitanus 
loqueos de Sibliolheca Trinitaria quam ipsemet 
batur, innuit, asserens, potissimum scriptorum 4 
constituí ex lis qui in Península Hispana floru 
etsi nulli pepercerim labor! nt omnes undeqnag 
tores, qui quovis tempere, qnovia loco exatiterii 



NOTICIAS. 271 

garem, tamen ex ómnibus quos extra praedictam regionem inve- 
ni, haud coalescere poterat justum, utoptaram, yolumen. Ne 
tamen meae fructus investigationiSy perpetuae traderentur obli* 
vioni^ recte me facturum duxi, si eos appendicis loco typis sub- 
jicerem imprimendos, aliquantulum minori pressiorique usns 
litterarum forma, ne volumen hujus secuudi scriptorum bispa- 
norum tomi ultra justum excresceret. Latinum autem hac in 
appendice adbibui sermonem ad extraneorum , pro quibus prae- 
€ipue scribo, utilitatem et commodum. Si autem stylum parum 
uniformem, et aliquando impolitum animad verteris, scito me 
veritati et brevitati consulentem , parum de dicendi forma solli- 
citum fuisse, et pluries fere exscripsisse , quae succincte scripta 
inveniebam. Fontes autem ex quibus enarranda haurivi, praeci- 
pue fuerunt opera Igualii a S. Antonio (1), Caroli a S. Anua (2), 
Anonymi provinciae S. Joseph (3), Josephi Rodríguez (4), et ejus 
continuatorum Laurentii Reynes, Antonii Quevedo et Francisci 
Hernández, quorum omnium elucubrationes manuscriptae asser- 
vantur in archivio quondam conven tus Ordinis Romae via Con-' 
dotti siti. Te autem, benevole lector, monitum velím, haud me 
latere plurimos alios, quos ego praetereo, trium priorum Ordinis 
saeculorum scriptores, ad majorem Britanniam praecipue perti- 
nentes, produci a P. Joanne Figueras (5) et a P. Dominico Ló- 
pez (6). Ita se rem habere fateor, sed addendum omnino est prae- 
dictos auctores forte suppositis sed certo falsis (7) Georgii Innes 
et Joannis Blackeney Chronicis usos fuisse; quapropter tenuem 
hac in re fidem mihi merentur. Consulto igitur nullam antiquo- 
rum scriptorum a praedictis auctoribus citatorum mentionem 



í ,, 



r 

; « 



(1) Neeroloffium Ordinis (Aquis Sextiis, 1707) per totum, et ejusdem auctoris Epi- 
siolas, circa scriptores Oalliae ad Josephum Rodrigaez anoo 1682 missae M. SS. 

(2) Catalogus tcripforvm profdnciae S. Joachim (Poloniae), anno 1785, M. S. 

í8) Cataloffut scriptorum hujus provincias (Austro-Hungaricae), anno 1785, M. 8. 

(4) Bibliotheca Trinitaria. Confer omnino Prooemium prioris tomi hujus nostri 
opería. 

(5) Chronicum Oretinis SS. Trinitatis (Veronae, ap. Franeiseum de Rubeis, 1645), 
per totam. 

(6) Noticias histáricas, etc. (Matritl, per Josephum Rodriifuex, 1714), a pag. 478, 
asqae ad 523. 

(7) Vide omnino priorem tomum hujus operis, pag. 909-312, et alterum, pa- 
ginas 12, 18. 



n decrevi, oe praeseii 
riptum, debita forte d 
dum vera Talsis perm 
scriptoruní nomina c 
raedicla P. Joauais f 
, quum publici juris 



eca del maestro León 
. — El invenlario de le 
co en la capital de la 
lizo y protocolizó por 
licado y comentado p< 
oiestral de la it«vue i 
I, correspondiente á ( 
f cuatro códices, eacr 
1 arábigo , se registra 
enos desfigurados pe 
tales como sonaban < 
Xulell, entenado del 
stría, esclarece los tít 
las que permiten just: 
ñco y la cultura intel 
el año de la gran pes 
I defunciones (1). En i 
1 mismo día (6 Novier 
m, esposa del propieL 
en la isla ningiin par 
indo también ansent< 
ice á creer que la pes 



ieba de Saliet en el tomo xi 
il« t la marUlidad y empob 
tUorea «B muy eiprealto e 
Lérida, i 9 de Junio de 1?75. 



r 



SUMARIO DE ESTE CÜADl 



W ammittiétrarwte delle Htsparútu. — 'Fra 

tato 

ivilegioi de loi hebreoí titidlitrquinei en 
3egmdú periodo, teeeün iegtmda.—Fiáe 

LUbrés . 

al itKiHaiterw de San Andrés del Arroyo 

4qne AlDMnz , obispo de FalenciA 

eitmentoe del monaiterio de San Andrea t 
'.entes en el archivo hietórieo nacional.-—^ 
» judio» mallorguinee y el ooneilio dt Viei 



f; 



j 



^'O rx 



-\ 



\ 




JiJULX 




boletín 



/ 



- •' <^ ." . I ' 

•', • fc\ w' V w ^ ^ ^ 



X 




^l'P> 20 ][c^ 



OB LA 






"1 "J 






REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XXXVI.— CUADERNO IV 



ABRIL. 1800 




MADRID 

ESTABLBGIMIENTO TIP06RÍFIG0 DE FORTANET 

IMPBBSOB DB LA BB&L ACÁSBNU DB LA IMTOBIA 

Calle d« la Libertad , núm. 20 
•I 800 



\ 





^4%. 



ETIN 



/.í^,-; SO i -O ok LA 



\k DE LA HISTORIA. 



TOMO XXXVI. Abril, 1900. OÜADBRNO lY. 



USTFOEMES. 



I. 

PRIVILEOIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES EN EL CÓDICE PÜEYO 

TERCER período, SECCIÓN PRIMERA. 

Repartido en tres secciones, comprende este período los docu- 
mentos 53-113 (23 Junio 1343-27 Enero 1387); los cuales, ex- 
cepto el último (113) que es el de D. Juan I, pertenecen al rei- 
nado de D. Pedro IV de Aragón (f 5 Enero 1387). 

En documentos oficiales y justificativos de su conducta (1) des- 
cribe este joven rey la rápida conquista que hizo de ¡as Baleares 
desde el día (24 de Mayo de 1343) que se presentó con su armada 
y tropas de desembarco en la ensenada de Santa Ponza. En 22 de 
Junio y en la catedral dQ Palma fué coronado y proclamado so- 
lemnemente rey de Mallorca ; y al día siguiente otorgó el privi- 
legio tutelar de la aljama hebrea, exonerándola de los enormes 
gravámenes que le había impuesto el depuesto D. Jaime folim 
rex MajoricarumJ. El sello antiguo que pendía de este diploma 
manifestaba el cuidado y la prisa que se tomó el nuevo rey para 
granjearse la voluntad de los hebreos mallorquines, cuyas liber- 
tades y privilegios no confirmó plenariamente hasta el 3 de Enero 
de 1344, cuando estando en Zaragoza echó el sello á su tenacidad 



(l) Memorial Aistórico $tpa^Ql por la Real Academia de la Hiatoria, tomo m, páffi- 
iS 297 7 298. Madrid, 1852. 

TOMO ZZZYI. 18 



iLBTtH DE LA StÁ.h ¿CAOBUIA 

D. Jaime las justas recrim' 

la primera sección cuatro p 
halláadose otra ves en Pati 

ia castellana j remuneradoi 
mitad del mee de Agosto de 

B3. 

IJallorca, 33 de Junio de 1S4S. E 
■qnines todo lo qne lea había in 
indenación, vigéeima de la propj' 
ieudo qae en adelante no lea p 
Fol. 63. 

J8, Dei gratia rez AragoDun 
icationem lude Nobis factai 
ÍTitatis Majoricarum , remit 
universis et sioguliajudeis 6 
tre quícquid iaclito Jacobo, 
mere et exolvere teaebamini 
lessagii, vel alias quovis n 
ta et per judices latis, aecooi 
alus judeis per dictum oUm 
18 hujus serie procuratoribu 
>ribus et allis quibuscuogut 
futuris quod remlssiouem i 
teneant Qrmiter et observeí 
a. 

-ei testimooiúm, guia ligitla 
entes sigillo nostro antiquo, 
civitate Majoncarum , nono 
ZL. tertio. 

después, en 26 de Junio, sí 
armada que ae bízo á la vela 

Ja Conna dt Aragón, libro tu, np, 10 



PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 275 



64. 



Zaragoza, 8 de Enero de 1844 (de la Encamación 1848). Conñrma Don 
Pedro IV todos los privilegios otorgados á los hebreos mallorqnines por 
los reyes D. Jaime I y Alfonso m de Aragón y por los reyes de Mallorca 
Jaime II y sn hijo D. Sancho, y además los del Regente D. Felipe. No 
menciona los de Jaime HI , cuyas resultancias anuló en el diploma ante- 
rior (63), por lo que tenían de opresivas; y asi nos explicamos que no los 
registre el códice á partir del 13 de Noviembre de 1887.— Fol. 55 v. 

Nos Petrus, rex Aragonum, etc. 

Tenore presentís carte nostre, perpetuo valiture, laudamas, 
approbamus, ratiñcamus et confírmamus omnia et singula privi- 
legia, libértales, fraoquitates et immunitates et gratias, vel coo- 
cessiones quascunque vobis, aljame judeorum civilatis Majorica- 
rum, et coUecte vestre ac singularibus ex vobis, per illustres 
reges Aragonum et Majoricarüm predecessores nostros ac Nos 
factas et concessas , videlicet per illustres Jacobum et Alfonsum 
reges Aragonum et Majoricarum ac per illustres Jacobum et San- 
dum ejus filium reges Majoricarum memorie recolende^ ac incli- 
tum Philippum de Majoricis tutorem incliti Jacobi, olim regís 
Majoricarum; volentes et concedentes quod dictis privilegiis, 
libertatibus et ímmunitatibus, gratiis et concessionibus supradi- 
ctiSy sive illa habeatis in prima forma, sive transsumpla índe pu- 
blica ostondatis, utamini et gaudeatis, vos et sucessores vestri, 
juxta eorum seriem et tenorem. 

Mandantes per presentem cartam nostram firmiter et ezpresse 
procuratori nostro gcnerali ejusque vicesgerentibus , necnon gu- 
bernatori regni Majoricarum, vicariis, bajulis ceterisque officiali- 
bus nostris presentíbus et futuris, vel eorum locatenentibus qua- 
tenus privilegia, franquitates, libertates et gratias ac concessio- 
nes predictas, et confirmationem landationem et approbatíonem 
nostras hujusmodi firmas habeant perpetuis temporibus et ob- 
sérvente et contra non venían talíqua tenus seuattemptent. 

In cujus reí testimonium presentem cartam nostram fieri jussi* 
1 os, nostri sígilli pendentis munimine roboratam. 



•2. 
I, 



BOLBTtN DB LA RBJ 

A Cesaraugustd, terlio 
Irecenteaimo quadragí 
a cancellarius. 



^onft, E Muzo l!44.0oi] 
«6 á 1a volontad de los t 
toa, tes exijan en la can 
el precio eomente por ca 
re»eB.— Fol. SS y. 

í Petrua, Dei gratia n 
judei ciTítatis Majoríc 
'6 poasint, ad ipsoru 
ntis serie vobis, univt 

sciadentibus Diincve 
cÍTÍtatis quod pro qua 
m, per tos scindead 
,is impune recipere uc 

venderetis christiaDÍf 
ndantea musta^afis et 
tB dicte civitatis preseí 
[lOStram hujusmodi S 
anaos, et ultra etiam 
,a BarchÍDODe, tertio i 
itesimo quadragesimo 
Vicecancellarius. 



;e1oua, 7 Muzo 1344. Eai 
gionarío, se obligue á eu! 
i ó BinrazóQ con qae proi 

3 Petrus, Dei gratia re 
lentes auferre maten 
<er noaaullos jadeos c 
[uandoque contra alioi 



. PRIVILB0I03 DB LOS HEBUEOS MALLORQUINES* 277 

Dulla previa ratione, statuimus tenore presentís carte iiostre et 
ordinamus quod quicumque judeus vel judea dicte civitatis vel 
ejus collecte, qui vel que accusabít aliquem judeum vel judeam 
ejusdem civitatis et collecte sue de aliquo crimine vel ezcessu se 
habeat incontinenti obligare ad talionem. Et hujusmodi con- 
eessionem nostram durare volumus per viginti annos in antea 
continué sequuturos, et postea etiam quamdiu nostre placuerit 
voluntati. 

Mandantes firmiter per presentem gubernatori regni Majorica- 
rum aliisque officialibus nostris presentibus et futuris quatenus 
concessionem nostrarn hujusmodi fírmam habeant et observent 
et observari fadant inconcusse. In cujus rei testimonium presen- 
tem fíeri jussimus nostro sigillo pendenti munitam. 

Data Barchinone, nonis Martii, anno Domini millesimo trecen- 
tesimo quadragesimo tertio. 

A. vicecancellarius. 

Está este documento en relación con el 25 (21 Julio 1319] , por 
el que el rey D. Sancho mandó reprimir con mano fuerte y des- 
terrar de la isla á los judíos advenedizos, que ponían desasosiego 
y sembraban discordia entre los buenos valiéndose de calumnias 
y murmuraciones. También se relaciona con el 61 (14 Diciem- 
bre 1347). 

57. 

Barcelona, 13 Marzo 1344. A sus procuradores Beltrán Roigy Bernardo 
de Morera ordena el B.ey que, de conformidad con el diploma 68 que 
transcribe, devuelvan todas las escrituras y prendas que se habían tomado 
á los judíos mallorquines por Bernardo Farcinet y Pedro Bosa, comisarioft 
del ministerio de Hacienda, que habían exigido el pago de las contribu- 
ciones condonadas y entinguidas desde la fecha de dicho diploma (23 Ju- 
nio 1843).— Fol. <>2 V. 

Petrus, Dei gratia, rex Aragonum, etc., dilectis et fidelibus 
Bertrando Rubei et Bernardo de Morarla, procuratoribus reddi* 
tuum et jurium nostrorum civitatis et regni Majoricarum^ salu* 
'-m et dilectionem. 

Dudum, in apprehensione civitatis et regni predictorum, re« 



BOLBTtH DB LA RKAL áCADEUIA DB 1 

ODem fecimus aljame judeorum dicte c 

ejusdem cum littera nostra contíaeai 

Petras, etc.» 

DC varo per síndicos aljame judeoru 

i humiliter supplicatum ut, cum Be 

is Bossa, qui aesignati et deputati fue 

ilium, ad exigeudum et levaadum dict 

iaaent instrumenta et alias res a domil 

ralione díclarum condempnationum, ipsaque beneficio io- I 

rii TObis tradiderunt prout fertur, di( 

i restituí faceré atque tradi. 

ocirca, dicta tiupplicatione sucepla, vobi 

is quatenus, vocatis Ibesaurariis qui I 

imeata et alias quasvis res, que penes ^ 

la et pignorata fuerint pro negotiis ad 

:eQdit, restituatis illico judeis pro quibu! 

leant justa tenorem littere preiaserte, 

,um Barchinone, tertioidus Martií, aaoi 

vicecancellarius.— Reí Petrus. 

i semauas y dos días más tarde, 6 en Iun< 

Marzo 1344| otorgó el Rey la célebre pra 

en los anales de la Corona de Aragón, 
i á esta Corona el dominio ütil del rein( 
ndados de Rosellón y Cerdaña. En 29 d( 
ario de Monserrate, y presentó á Nuest: 
le plata en memoria de la victoria que tu 

en Mallorca. 



^ona, 18 Seplümbre 1S44. UandA el Rey qae 
«, gnarden loa privllegioe de los bebreoB baleí 
edls de oro por cada reí qae íaltarea á esta | 
it« eo el folio 67. 

) Petrus, Dei gratia rez Aragonum, etc.. 



PRIVILEGIOS DB LOS UBBRB08 MALLORQUINES. 279 

universis et singulis officialibus nostris regni Majoricarum et 
insularum eidem adjacentium presentibus et futuris, ad quos 
presentes pervenerint, vel locatenentíbus eorumdeiiiy salutem et 
dilectionem. 

Gum expediat et velimus omnino omnes gratias concessiones 
et privilegia, per predecessores nostros reges dicti regni Majori- 
carum, judeis et judeabus ipsius regni et insularum ei adjacen- 
tium facta et concessa, que tantum per Nos confírmata fuerint 
seu etiam per Nos in posterum concedenda, eisdem judeis et 
judeabus inviolabiliter observan; idcirco vobis dicimus et man- 
damus firmiter et expresse quatenus sut) pena mille morabetino- 
rum aurí, pro qualibet vice a contrafacientibus exigenda et ñsco 
nostro applicanda, supradictis judeis et judeabus, in regno Majo- 
ricarum predicto et insulis predictis habitantibus et habitaturis, 
omnes gratias concessiones ac privilegia supradicta observetis et 
observari inviolabiliter faciatis, contra ea in aliquo non veniendo, 
nec venire per aliquos seu aliquem permitiendo. 

In cujus rei testimonium, presen tem cartam nostram fíeri 
jussimuSí quia sigilla nova nondum fieri feceramus, nostro si- 
guió sólito pendenti communiri. 

Datum Barchinone quartodecimo kalendas Octobris, auno Do- 
mini millesimo trecentesimo quadragesimo quarto. 

69. 

Barcelona, 19 jSeptiembre 1844. Al gobernador general de Mallorca, 
Amaldo de Eril y subordinados, previniéndoles que no hagan innovación 
en detrimento de la antigua costumbre qae tenían los judíos de hacerse 
mutuamente préstamos bajo la fe jurada. — Fol. 61 v. 

Petrus Dei gratia, rex Aragonum, etc., nobili et dilecto nostro 
Arnaldo de Erillo gubernatori regni Majoricarum, ceterisque 
officialibus nostris presentibus et futuris vel locatenentibus 
eorumdem, ad quos presentes pervenerunt, salutem et dile- 
ctionem. 

Insinuatum fuit Nobis pro parte aljame judeorum civitatis 

Majoricarum quod, quavis adveniente questiouis materia inter 

udeos et judeas ipsius aljame, suas mutuantes pecunias super 



boletín de la real acadb 

bus, seo aliquem ipsorum < 
utua ex altera [ubi contigeri 
3, et [usuvenil] quod ipsi m 
juramento; quod in dicta ci 
uequague, ut dícitur, obser' 
I, ut fertur, contra usumpreí 
Qrum aliqueni, suas mutuai 
predictum est aggravatis, r 
lUorutn raiioae ante nomi 
;t consuetudiaem in talibi 
tum, ac in dampnum et pre 
r redundare. Quocirca, ad if 
'opterea \obi3 factam, vobia 
si est ila, obsei-retis preliliat 
ts super pignoribus mutuan 
i temporibus retroantis, in U 
Nilra hoc nullatenus venien 
eri feceramus, preseotem s 
iniri. 

m Barcbinone, terLiodecimo 
lillesímo trecentesimo quadi 

60. 

a de Mallorca, 20 HoTÍembie 13 
e Eril, declara que para eer non 
¡nrodoiefl de la aljama no debeo 
ansa de loB procnradoree de otr 

Arnaldus de Erillo, gubern; 
carum et inaularum eidem ; 
ndentes quod temporibus re 
lajoricarura et singulares ej 
I el negotiis judeos constituí 
m negotia lites et questioae 
extra, ducebant gerebant e 
quodam statuto peoali per ] 
offlcio utatur prelibato nisi 



mr- 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 281 

tus, judei qui soliti erant, ab antiquissimo tempore cítra, uti 
officio procurationis in curiis et extra, vel alii judei non audeanl 
ipso uti officio procurandi; qui guinimmo dubitant, si contra- 
rium facerent, ne incurrant in peuam in dicto statuto appositam 
et contentam; ideo suplicarunt Nobis nt super prediclis debere- 
mus de opportunoet debito remedio providere. 

Qua supplicatione benigne admissa, licet, in condendo statu- 
tum predictum, ad dictos judeos nullum habuerimus respectum, 
▼erumtamen ad cautelam , tenore presentis concedimiis et licen- 
tiam damus aljame predictorum judeorum et judeis singularibus 
ipsius aljame quod^ non obstante statuto aliquo penali seu sine 
pena edito in civitate Majoricarum, possint in litibus que inter 
ipsos judeos ad invicem seu inter christianos et judeos agitantur 
tam in agendo quam defendendo, vel in posterum agitabuntur, et 
coram judicibus quibuscunque judeos procuratores consliluere 
sicut ante statutum faceré consueverant. 

Mandantes per presentes bajulo civitatis Majoricarum et alus 
officialibus quibuscunque quatenus predictam nostram concessio- 
nem et licentiam Qrmam habeant, teneant et observen t, et in 
aliquo non contraveniant aliqua ratione. 

Datum in civitate Majoricarum , tertio kalendas Decembris 
anno Domini m.ccg. quadragesimo quarlo. 

Vidit Arnaldus. 

61. 

Barcelona, 14 Diciembre 1347. Impone el Rey pena de perpetuo destie- 
rro de las islas Baleares á todo judío, ó judia, que den ó sentencien por 
infame y de mala vida los secretarios y ocho consejeros, que juren ante el 
baile, ó alcalde de Corte, por el Decálogo de Moisés, que el reo asi es in- 
fame. En caso que vuelva, después de desterrado, á las islas, el reo sufrirá 
mayor pena, porque le será cortado el pie derecho. — Fol. 24 v. 

Nos PetruSy Dei gratia rex Arágonum, etc. 

Yolen tes judeos aljame judeorum Majoricarum et ejus-collecte 
prosequi gratiose, cum presentí carta nostra dum Nobis placuerii 
yalitura concedimus eidem aljame et secretariis ejusdem presen-^ 
iibus et futuris ut, cum et qpotiens aliquem judeum vel judeam 
male conditionis et fame ac inhonesto conversationis seu vite in 




BOLBTtN DB LA REAL ACAI 

la aljama et ejus collecla o 
)ae et judicio dictorum se 
\m per ipsos secretarios ad 
idus, ne única ovia morbidi 
t octo proceribus antedictis 
ic est vel qui pro tempore f 
>er decem mándala Legís 
itam judeam aecundum re 
ir, ad eorundem secretaría 
isitionem dictus bajulus et 
sula et alus adjaceatíbus eí 
petuum ezilium de eisdem 
n insularum contiaget posi 
iovetito vel invente pedem 
lantes per presentera dicto 1: 
t octo proceres requisitus f 
uequatur; uibilomious gu 
ue officialibuB noatris et ec 
'uluris, et qui pro tempore 
concessionem nostram obse 
ilacuerit ut est dictum, et qi 
enire permittaot aliqaa ratí 
3m ñeri jnasinius, nostro si] 
Barchinonexix kalendasJa 
isimo quadragesimo septimí 
Bernardos. 



, 8 JnUo 18<8. A loa Mcretarios 
a con ocho ds los marorM cont 
ee y otros gastos de la mlsnuí, 
fol. 65. 

s, Dei gratia rez Aragonuí 
civitatis Majoricarum, pi 

1U3 Naljar judeus civitatis 
it, ex Diajoribus peiteriis di 



^ .^ i^ 






;t- 



PRIYILBGIOS OB LOS HBBRB08 MALLORQUINES. 



283 



liter exponendum quod, cum contingit vos nomine dicte aljame 
deberé daré et distribuere aliquas pecunie quanlitates tam judeis 
pauperibus seuin favorem ipsorum, vel procuratoribus judeorum 
aljame predicte, quam alias, distribu tionem hujusmodi habetis 
faceré de consilio et assensu octo judeorum ipsius aljame; super 
quibus quidem consilio et assensu habendo et distributione 
facienda ipsos octojudeos seu majorem partem ipsorum vocatis 
ex minoribus peiteriis dicte aljame, majoribus peiteriis non vo- 
catis ímmo penitus inconsultis et quandoque etiam dissentienti- 
bus et affirmantibus talia sine ipsorum conscientia et assensu 
fieri non deberé. Quare, cum equum et rationabile videatur ut 
illi qui onus solutionum et distributionum hujusmodi sentiunt 
presentiré debeant in cujusmodi usus dicte quantitates pecunie 
convertantur, supplicavit Nobis dictas Moxinus ut in bis digna- 
remur debite providere. 

Qua quidem supplicatione suscepta ut consona rationi, vobis 
dicimus et mandamus de certa scientia et expresse quatenus, 
quotienscunque contingat aliquas pecunie quantitates dari vel 
distribuí helemosinarie, seu alias judeis quibuscunque, in distri- 
butione hujusmodi vocetis octo judeos de majoribus peiteriis 
dicte aljame, et de ipsorum consilio et assensu, et non alias, 
quantitates largiamini supradictas; cum dicte quantitates [domui] 
pie seu helemosinarie tribuuntur melius per eos qui majorem 
partem in illis solvunt seu de ipsorum conscientia et assensu 
quam per alios debeant elargiri. Hocque aliquatenus non 
mutetur. 

Datum Turoli, vi idus Julii anno Domini millesimo trecen- 
tesimo quadragesimo octavo. 
■ Ex Pe. A. 

Picaba entonces la peste negra en Teruel, y pronto arreciaba 
con tanta furia que el Rey por esta causa se salió de la ciudad, 
«y tomó el camino de Daroca y estuvo en el lugar de Celados, 
aldea de Teruel, el dia de la fiesta de la Madalena (22 Julio) », 
como lo apunta Zurita (1). 



' .1- 



■ y¿ 
ti 



■*1i1 






'* 



, t ^ 



(1) ÁnaleSt libro yin. cap. 29. 



íf 



BOLETÍN DE LA REAL AC 

ice meses más adelante, n 
, 25 Octubre 1349) pelea 
I infausta, de Llucbmayoi 



alona, 16 AgoBto 1351. Pree 
irCB judíos el edicto de Jaime 
imHdfis en juicio dur&nte na i 

no fué promnlgado, ó no 11^ 

1 en práctica por la eituacii 
'., 100 r. 

■US, Dei gratia rex Aragor 
:ori regEii Majoricarum [1] 
eterisque officialibusuosti 
aieiientibuseorumdem, e 
plicatloue Nobis reverentt 
:Í7Ítatis predicte et singt 
is Jacobus de Moutepessu 
ludum quoddam edictun 
s vel judea nou posset pe 
mentó obligatioDÍs, vel a 
atractus inde factí in ante 
inte dictum edictum sui 
ue anuís a die prefati stat 
afra tenipus dictt quinq 
lent; qiiod quidem edictu 
iiblicatum seu publícala di 
ropter resiitutionem usui 
lis singularibus dicte aljan 
irum, per dictam aijaman 



lllabtrlo de Centellas. Véanse ei 
íg- 314-3751 varias oarlaa del Rey 
la boca del rey D. Pedro el nombr 
lo le despojó del aeBorlo de esta d 



PRIVILEGIOS DE LOS HBBRB08 MALLORQUINES. 285 

rum , et etiam propter execationem qua contra dictum Jacobum 
de Hontepesullano fecimas, dicta debita infra tempus prefáti 
statuti exigere nequiverunt, cum pre timore gentium temporé 
«xecutionis' predicte huc et illuc discurrere non auderent; quod 
in dampnum et prejudicium dictorum judeorum noscitur re- 
dundare. 

Quocirco, supplicato Nobis super hiis de competenti remedio 
providere, vobis et cuilibet Testrum dicimus et mandamus ex- 
presse ac de certa scientia quatenus, sí predicta dictis judeis 
fuerunt ininime publícala, síque ex causa predicta dictum 
edictum sive ordinationem eamdem dícti judeí sicut pretangitur 
ignorarunt et ad ípsorum notitiam non pervenit, cum constitu- 
tiones et ordinatíones ligent subditos a publicatíonís cítra tem- 
pore et non ante, ad instantiam dictorum judeorum compellatis 
debitores eorum quoscunque ad solvendum eis debita supradicta, 
prout ipsos inveneritis obligatos et de jure et ratione fuerít fa- 
ciendum, predicto edicto etordinatíone obsisientibus nullo modo. 

Injungentes vobis nichilominus et vestrum cuilibet quod hanc 
nostram provísionem eis observetís et observari ab ómnibus 
faciatis, et non contra venia tis nec alíquem contravenire peí"- 
mittatis aliqua ratione. 

Datum Barchinone, xvi.* Angustí, anno a Nativitate Domi* 
ni M.* Gcc* L* primo. 

Exa. R.«« 

Sabido es que el Rey D. Pedro IV de Aragón en las Cortes de 
. Perpiñán del año 1351 abolió la costumbre de fechar las escritu- 
ras por el cómputo de la Encarnación, é introdujo el de la Nati- 
vidad seguido por este documento. De qué manera y con qué res- 
tricciones se observó en Mallorca esta constitución, lo explica Yi- 
llanueva en el tomo xxii de su Viaje literario, páginas 248 y 249. 

64. 

Barcelona, 24 Enero 1352. Cédula del Eey declarando que desde tiempo 
inmemorial los judíos mallorquines gozaban del privilegio de jurar solar 
mente por el Decálogo de Moisés sin afiadir el asentimiento á las terribles 
maldiciones y conjuros expresados por el código de los Usajes de Barce- 
lona. La cédala fué presentada por Salomón Jonís como procurador y en 



nlM DB LA REAL ACADB 

w «eeretulM de la aljanu; 
I DnfB dio aentetid» deflnil 
res, ai de H&70 del minuí 
1», en pAbllca forma, el día 
raQ^Utum sumptum fld 
ujus tenor ulis est. 
universi quod ante pre 
liliarü regii ac bajulí 1 
pnDcipe domino Pein 
enit et comparuit Salaír 
rator et sindicus aecn 
1, instanter postulaus e 
:, nomine quo supra, d 
rmam, quamdam sentí 
icesBu facto et continu; 
sub quintadecima die 
:ecenteBÍnio quinquage: 
Tetariorum, ad proban< 
I fore in possessione pie 
per saocta decem prece[ 
tione dicii juramenti a 
libus 3uper inde factis, < 
irí; ut de ipsa sentcntia 
ntedictos et ubique poss 
, bajulus antedíctua, vii 
'imusjustam fore, mam 
lostre Curie infrascript 
dum aeu publicam forní 
i faceret, eamque dictis 
raderet ut possent indi 
uvare. Sicque, diclus m 
itiam, quecontinuataei 
nam poni et redigi fecit 
, teuorem qui sequituí- ' 
Petrus Unis miles coqí 
'um, visa Bupplicatione 
.me judeorum Majorica 



n-^ 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 287 

nore cujusdam littere regle in ipsa supplicatione inserte, coacesse 
jadeispredicte aljame, que data fuit Barcbinone vicésima quarta 
die Januarii anuo a Nativitate Domini millesimo trecentesimo 
quinquagesimo secundo, visis necnon et mature inspectis et 
attentis depositionibus testium super hujusmodi causa producto- 
rum, et alus probationibus coram Nobis exhibilis per partem 
dictorum secretariorum seu per Salomonem Jonis eorum procu- 
ratorem, omnibusque alus hoc negotium tangentibus diligenter 
consideratis et pensatis, habitaque super hiis deliberatione cum 
discreto Arnaldo de Roazio assessore nostro^ cum constet Nobis 
legitime ex depositionibus testium predictorum judeos aljama 
civitatis el regni Majoricarum fore in plena possessione de jure 
et de facto, a tanto videlicet tempore citra quo hominum memo* 
ría in contrarium non existit, prestandi corporale juramentum, 
cum ad instar prestandi (i) per Curias Majoricarum compellantur, 
solummodo ac duntaxat super sancta precepta legis Moysi, nullis 
alus interrogationibus et maledictionibus, que in contrarium 
allegantur fore ad hec ordinata eisdem, factiset expressatis; ideo, 
per hanc nostram defínitivam sententiam pronunciamus et de- 
claramus legitime acñrmiter constare de consuetudine antedicta, 
in presubjecta littera regia expósita etallegata; et per consequens^ 
dictes judeos deberé dictum juramentum prestare ad sancta 
decem precepta legis duntaxat, predictis maledictionibus et in* 
terrogationibus minime expressatis, juxta mentem sacri rescripti 
regii antedicti. 

Lata et publicata fuit hec sententia seu declaratio die jovis, 
vicésima quarta die mensis Madii, anuo a Nativitate Domini 
M.GGG. quinquagesimo secundo, presentibus testibus Petro Da» 
gostemps, Petro Mathei, Petro Rosardi, Guillermo Destros et 
Matheo Andree, hujus Curie scriptoribus , et pluribus alus. 

Acta fuerunt et in publicam formam redacta vicésima quinta 
die mensis May, anno proxime dicto, presentibus testibus supe* 
ríus proxime nominatis. 

Sig + num nostrí , Arnaldi de Roazio , assesoris venerabilis 
Petri Unis militis bajuli Majoricarum, et litterati qui huic sen- 



(1) Mt. «eum prestandi». 



boletín di la kbai 

, per dictum bajulum 
3 pariter et decretum. 

-f- num Petri de CoDdi 
rie bajulie ejuadom, qu 
edegit formao), subsigí 

proximis. 



oa de HallorcB, 9 Eaeio la 
I LlagneterK, lagRitemente 
le Honacor, ordenándole q 
qne hablan pertenecido i 
10 habla vendido ¿ Beman 
BtümOB.— Fol. 8 V. 

part den Cpuillén de La 
dor de Mallorques, al i 
oent, salut é dilectió. 
árdens que lallre jorn 
nsa deguéssetB deliurar 
,tius; los quals se deya 
1 com stant catius dea I 
ians, é per aquella rab( 
. francbs é alforres. E c 
:ó lo dit jubeu no perdí 
süÁ, é N09 clarameat s 
n christian3 lo dil Ber: 
leu be per sídcIi dfes a 
os dehitn é us manam 
'estaiiL deis dits catius i 
las fermansas, per lo di 
i'oatra cort; á daquí ava 
lie dits catius. 
iim Majoricis, nooa die 
. qiiiaquagesimo lertio 
obús) anse[B3or) . 
4- num Beraardi Caí 



PRIVILEGIOS DB LOS UBBREOS IfALLORQDINJZS. 289r 

66. 

Palma de Mallorca, martes 19 de Mayo de 1866.— Sentencia confirmati- 
va del diploma M sobre la validez de los testigos. — Fol. 68. 

Noverint universi quod ante presentiam Nostri, Bernardí To- 
gores domicelli, bajuli Majoricarum pro illustrissimo ac potenü 
principe domino nostro, domino Petro, Dei gratia rege Arago- 
num, etc., venit et comparuit Salomón us Junis judeus Majori^ 
carum, procurator et sindicas secretariorum aljame judeorum 
Majoricarum, instanter postulaos et reguirens Nos quod faceré- 
mus sibi, nomine quo supra, darí et tradi in mundum, seu pu- 
blicam formam, quamdam sententiam per Nos latam super quo- 
dam processu fació et continúalo in libro ñrmarum nostre Curie 
aub nonadecima die mentís Februarii auno a Nativitate Domini 
millesimo ccc. quinquagesimo quinto, ad instantiam dictorum 
secretariorum ad probandum et verificandum judeos Majorica- 
rum fore in possessione plenaria quod nullus christianus super 
aliquibus causis civilibus vel criminalibus, seu super quibusli* 
bet contractibus inter cbristianos et judeos factis posset probare 
contra eos nisi cum christiano et judeo, ut de ipsa sententia 
posset ñeri prompta fldes per secretarios anledictos el ubique 
possent sejuvare. 

Nos, Ídem bajulus predictus, visa et atienta dicta requisitione 
quam novimus fore justam/ mandavimus Petro de Gondamina, 
notario Curie nostro infrascripto, quatenus dictam sententiam in 
mundum seu publicam formam poneret et redigeret seu poni et 
redigi faceret, eamque dictis secretariis vel dicto eorum procura-- 
ton traderet ut de eadem possent faceré fidem et ubique se ju« 
▼are. Sicque, dictus notarius habito dicto mandato dictam senten- 
tiam in hanc publicam formam poni et redigi fecit, ipsamque 
dictis secrelariis seu dicto ipsorum procuratori tradidit, tenorem 
qui sequitur continenlem. 

Unde Nos, Bernardus deTuguriis domicellus, bajulus. Majo* 

ricarum antedictus, visa dicta supplicatione et requisitione pro 

»arte dictorum secretariorum aljame Majoricarum Nobis facta, 

nsoque mandato honorabilis domini Ouillermi de Lacustaria 

TOMO ZZZTI. It 



290 bolbtín db la hbal academi 

militis, locumteDentts gubernatoris i 
dicla snbsequuto, in qua (l}vjso et m; 
privjjegii per domiaum Jacobum quo 
gonuii) el Majoricarum regem judeis 
per serenissimum dominiim nostrum 
quidem privjlegii tenor talie est: Co 
nuÜus chrielianus auper aliquibus cav 
bus seu super quibuslibet contraclibvs i 
posait probaré contra vos niai cum jui 
legitima et plenaria teatium inform 
observantia dicti privilegií preinser 
constat quod dicti secretaríi aljame 
eoi'um predecessores in dicto offlcio ui 
bus citra, et utuntur continué, pali 
quiete, absque Ímpetu et contradic 
preinserto, quodque díctum privilegiu 
contradictorio judicio coram diversis 
rícarum dictis secretariis, preterítis i 
eervatum, habitaque super ómnibus 
ratione cum discreto Guillermo de Fi| 
noslro, causa coguita pronunciamus e 
time testibua fidedignis de observatioi 
ciQca possessione, seu quasi, ejusden 
dicti secretarii et eorum predecesso 
ciLra, absque alicujus contradictione,' 
riis Majoricarum ea que in dicto privi 
forma in dicto privilegio cootentis et i 

Lata et publicata fuit hec sententia 
décima meosis Madii auno a Nativital 
l«simo quínquagesimo quinto, presen 
liermo Johannis, nolariis, Arnaldo 
Malhei, scriptoiibus, testibus ad hec f 

Sig + num Nostri, Bernardi de To( 



<1) SupIleaeiÚD 6 reqolBielÓQ. 
(3) Docamento 4 (8 Mayo 12SS), 

(S) DoeaiB«Dt«M(S Samo 1844). 



PRIVILBOIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 291 

joricarum predicti, qui presentí instrumento jussu nostro in pu^ 
blicam formam redacto auctoritatem nostram judicialem mana 
propria interponimus pariter et decretum. 

Sig + num Petri de Gondomina notarii publici Majoricarum 
et Curie bajulieejusdem, etc. 

67. 

Palma de Mallorca, martes 19 de Mayo de 1855. Sentencia confirmativa 
del diploma 54 sobre el segare de las deudas al prolongarse el plazo de la 
BoIocióiL—Fol. 64. 

Noverint universi quod ante presentiam Nostri Bernardi de 
Tuguriis donóicelli, bajuii Majoricarum pro serenissimo ac po- 
tenti principe domino nostro, domino Petro, Dei gratia rege 
Aragonum, etc., venit et comparuitSalomonus Jonis judeus Ma- 
joricarum, procurator et sindicussecretariorum aljamejudeorum 
Majoricarum, instanter postulando et roquirens Nobis quod face* 
remus sihi^ nomine quo supra, dari et tradi in mundum, seu 
publicam formam, quamdam sententiam per Nos latam super 
quodam processu facto et continuato in libro sententiarumnostre 
Curie sub nonadecima die mensis Februarii anno a Nativitate 
Domini millesimo trecentesimoquinquagesimo quinto ad instan* 
tiam dictorum secretariorum, ad probandum et veriflcandum 
judeos Majoricarum fore in possessione plenaria quod obtinentes 
gratiam eiongamenti suorum creditorum tenerentur firmare et 
abundanter assecurare ad cognitionem bajuii Majoricarum ut 
de ipsa sententia posset fíeri propria ñdes per secretarios ante- 
dictes, et ubique possent se juvare. 

Nos vero bajulus predictus, visa et attenta dicta requisitione,- 
quam novimus fore justam, mandavimos Petro de Condamina, 
notario nostre Curie infrascripto, quatenus dictam sententiam 
in mundum seu in publicam formam, redigeret seu poni et 
redigi faceré t y eamque dictis secretariis, seu dicto etiam procu-^ 
ratori traderet, ut dé ipsa possent faceré ubilibet promptam fldem 
et ubique se juvare. Sicque dictus notarius habito dicto mandato 
dictam sententiam, que continuata est sub dicto processu, in haac 
publicam formam poni et redigi fecit, ipeamque dictis secretariis 



291 BOLBTtN DB LA. REAL ACADKMIA DI 

^u dicto ipaorum procuratarí tradidit, tenorem qui sequitur con- 
tinenlein . 

Unde Nos, Bernardas de Tuguriis domicallus, bajulus Majoii- 
carum antedictus, visa dicta supplicatioue et requisitíoDe fn 
parte dictorum secretariorum aljame judeorumMajoricamm No- 
bis facta, visoque mandato Nobís facto super hiis per hoDonbi- 
lem domiotini Guillermum de Lacustaria militein, locurntena- 
tem Qubernatoris regul Majoricarum, in qua (Ij viso et dili- 
genter prospecto teaure dicti prívilegii per domiaum Jacobam 
quondam, bone memorie, Aragonum et Majoricarum regemjii- 
deis Majoricarum concessi (3) et per dicium Dostrum regem ap- 
probati et conñrmati, cujus tenor sequitur in bis verbii 
dimus etiam vobis quod omnea itli, qui a Nobia de su 
sutU vel fuerint elongati, teneantur firmare et assecuro 
danter ad cognitionem bajuH civitatt» Majoricarum , pt 
futurorum, quod in fine elongatioriis a Nobia ets coneet 
vobÍ$ debita et usura» quibus fuerint elongati , et si h 
noluerint vel nequiverint, non obstanttí>u» dtctis elong 
teneantur et compeüanhtr vobis solvere dicta debita el u» 
in vestria conttnebttur tnsirumentts; visaque et diligeot 
iaformatione lestium recepta de et super usu et observa 
prívilegii, per quam clare constat Nobis quod judei Maj 
usi fuerunt a multis temporibus citra, et utuatur coi 
Majoricis, continué et quiete sine coatradictione cujusq 
legio preinserto, quodque dictum prtviiegium fuit plur 
dicio perjudices et officiales Majoricarum dictis judeis 
laribus eorumdem preteritis et presentibus díutius obt 
habitaqae super ómnibus antedictís matura delít>eratioD 
dio cum discreto Quillermo de Figaría jurisperito, ase 
stro; causa coguita, pronuDcíamusetdeclaramus claree 
constare testibus fidedignis de observatiooe dicti privi] 
pacifica poBttessione ejusdem, in qua suut et fuerunt j 
dicti et eorum predecessores a multis temporibus din 
alicujus contradiclione utendieteiercendiin'curiis Maj 



f^ 



PR1V1LBG108 OB LOS HBBRBOS MALLORQUINES. 293 

ea que in dicto privilegio continentur, modo et forma in dicto 
privilegio jam expressatis. 

Lata et publicata fuit hec sententia die martis intitulata nona- 
decima die mensis Madii anno a Nativitate Domini millesimo 
trecentesimo quinquagesimo quinto; presen tibus Matbeo Andree, 
Guillermo Jobannis notario, Arnaldo de Yerino ac Guillermo 
Mathei scriptoribus, teslibus ad bec vocatis, ac pluribus alus. 

Sig + num Noslri, Bernardi de Togores domicelli, bajuli Ma- 
joricarum predicti, qui presen ti instrumento, jüssu nostro in 
publicam forman redacto, auctoritatem nostram judiciaiem 
manu propria interponimus pariter ac decretum. 

Sig + num Petri de Gondamina , notarii publici Majoricarum 
et Curie bajulie, etc. 

Cuando se dictó esta sentencia (19 Mayo 1355) se coronaba el 
Rey de lauros inmarcesibles por su gloriosa campaña en la isla 
de Gerdeña, donde se juntaron las armadas de Valencia, Cata- 
luña y Mallorca. Leyendo las cartas de rompimiento de amistad 
(8 Agosto-6 Diciembre 1356) que se atravesaron entre los reyes 
de Castilla y Aragón se ve que la primera chispa, promovedora 
de tamaño incendio, saltó de la nao Ramón Frexenete mercadero 
de Maüorques , que fué apresado con su carga y tripulación , por 
el vizcaíno Jayny Pérez de Xuaga, natural de Bermeo* No hay 
que exponer aquí las vicisitudes de aquella tremenda lucha, peor 
que de moros, que todos sabemos; pero sí hacer presente para 
mejor inteligencia de los nueve documentos siguientes que á 9 de 
Junio de 1359 el denodado rey de Castilla con su formidable 
armada arribó á la playa de Barcelona. 

68. 

Barcelona, 10 de Mayo de 1369. Provee el Rey á que sin dilación ni 
Bubterfagio de los deudores, cobren loe judíos mallorquines el interés que 
Be les debe.— Fol. 46 v. 

. Nos Petrus, Dei gratia rex Aragonum, etc., nobili et dilectis 
reformatori et gubernatori regni Majoricarum ceterisque offlcia- 
lil tus nostris civitatis et regni Majoricarum, presen tibus ac futu- 
ris, ac locatenentibus eorumdem salutem.et dilectionem. 



»•' 



ri 






^94 BOLBTÍN DB LA BBAL ACADEMIA DB LA HIUTOHIA. 

Expo8Ítum fuit Nobis humiliter pro parle judeorum aljazne 
€iyitatis Majoricarum et ejus coUecte quod, cum ipsi judeisoos 
debilores super debitis eoi*umdeni conveniuut, plures ex debito* 
ribus exceptioaes dilatorias, difugia et malitias oppoaentes, pro- 
rogant dictis judeis solutiones debitorum predictorum ut duraole 
tempere prorogationis hujusmodi a restitutione dampna et úite- 
resse yaleant excusari, io máximum dampnum judeorum jam 
dictorum ac evidentem lesionem. 

Quapropler, supplicato Nobis (1) super hiis de juslitie remedio 
provideri, vobis dicimus et ex certe scientia maudamus quateoos 
jam dictis judeis faciatis super dictis eorum debitis justitiara ex- 
peditam, uec malitias debitorum audiatis, nec permittatis etiam 
fieri malitiosa elongameuta; quin immo prefatis judeis per eorom 
debitores iu debitis supradictis satisfieri faciatis integre et com- 
plete, ac etiam iu dampnis, expensis et interesse per dictos jadeos, 
per tempus per quod debita seu eorum solutiones ultra suam 
terminum contra voluntatem dictorum judeorum prorogabamor 
sustinendis et faciendis, quibusvis litteris a nostra Curia super 
predictis iu contrarium obtentis, vel obtinendis, obsistenlibus 
nnllo modo. 

Data Barchinone x die Madii auno a Nativitate Domini m.ccc 
quinquagesimo nono. 

Visa Ro. 

69. 

Baicelona, 10 de Mayo de 1869. Manda el Bey que en todos los domi- 
nioB de sa Corona, de aquende y de allende el mar, no se impongt á loi 
judíos mallorquines forasteros en el lagar, donde no estavieren aveÓB- 
didoB, más peso de oontribnción que el que soportaban los demás de otm 
regiones, también forasteros.— Fol. 31 y. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum , etc., uobilibus et dilectis ac 
fldelibus uuiversis et singulis officialibus nos tris, tam citra quaa 
ultra mare constitutis presentibus et futuris et locatenentibus 
eorumdem, ad quos presentes pervenerint, salutem et dilecüoneoL 

Supplicatum fuit Nobis humiliter pro parte judeoraonaljaiDe 

<1) HabiéndoMDOi suplicado. 



PRIVILEGIOS DB LOS HBBRBOS MALLORQUINBS. 2^5 

x^ivitatis Majoricarum et ejas collecte ut, cum maltotieas contin- 
gat plures ex eis mercaotiliter incedere per diversa loca Domi-. 
uationis nostre citra marioa, et íq eisdem per aliqua temporis 
intervalla luorari pro mercimoniis , seu alias pro negotiis suis, 
et propterea per jadeos aljamarum locoram ipsorum, ad quereos 
convenit declinare, taxentur in taliiisetaliisoaeribus eorumdein 
contra omnimodam rationem et in magaum judeorum dicte 
aljame Majoricarum prejudicium atque dampnum , digaaremur 
eisdem judeis super hiis de competenti justitie remedio providere. 

Qua supplicatione beaigne admissa, vobis et vestrum cuilibet 
dicimus et expresse ac de certa scientia mandamus quatenus, 
postquam ia locis ubi dicti judei Majoricarum domicilia sua fove- 
rint (1), eosdem non permittatis de cetero taxari, seu ad solven- 
dum compelli in talliis, questiis seu alus oneribus judeorum illo* 
rum locorum in quibus reperti fuerint pro gerendis negotiis mer- 
-cimoniorum suorum, nisi tamen in impositionibus et cisis(2), 
quas solvere ut alii judei extranei eas solvere tenentur; hocque 
nullatenus immutetur quibusvis provisionibus seu litteris a 
nostra Curia in contraríum emanatis seu emanandis obsistenti- 
bus nullo modo; cum non sit consonum rationi quod dicti judei, 
qui jam pro ómnibus bonis suis solvunt aljame Majoricarum, 
ultra posse cogantur pro ipsis bonis solvere aiiunde. 

Data Barchinone, x die Madii, auno a Nati vítate Domini 
ji.GGc.L. nono. 

Visa Ro" . 

Es muy notable este privilegio, porque demuestra que muchos 
judíos Baleáricos á la sazón vivían y se enriquecían del tráfico 
que hacían personalmente en Rosellón y Cataluña, Aragón y 
Valencia. Al estallar y proseguirse la enconada lucha contra 
-Gastillay no pudieron menos de aprovechar la ocasión de proveer 
á los abastos de víveres , ropa y pertrechos por mar y tierra. 
Véanse los documentos 21 , 36. 39, 40 y 46. 



(1) Dado easo que mantengan ó eonaerren, su Tecindad en las Baleares, si fueren 
.Bolamente moradores y por ende forasteros en dichos parajes. 

(2) Tallas 7 sisa^ 



BOLSTÍN OK LA RBAL AfiADEHIA DE Lj 



BuroeloDA, 1 1 Uft;o 1860. Dispensa el Bey á los ] 
prestar jarameiito en tastínoclo de loa préatamoa ¿ 
exigiblea anta loa tribonalea. — Fol. 87. 

N08 Pelrus, Dei grada rez Aragonum, ele. 
. Quia, ut pro parte vestri, judeorum aljaniE 
Majoricarum et ejus collecte, (uit coram Nobi 
liter siiper debitis que vobia debeiitur cuoi 
confesaionibus judicialibus, piares es debitoi 
Tobis coaveniuntur requirunt juramentum 
quautitates, in dictis obligatiODÍbus (K>ntea( 
predictis vestris credítoribus mutuate, quam 
les nostri admittunt; ex quo sequitur, ut ase 
rentea vealrum juramentum, putaates vobl: 
famam sí juretis sepius quamvis verum, remi 
ribuB partem debilorum; et propterea Nobis 
veritis ut indempaitati vestre, super hii3 prov 
vobis de salubri remedio providere: 

Propterea, supplicationi vestre hujusmodíb 
tenore preaeatis vobis dictis j'udeis et sÍDgali 
bus et futuris, coucedimus qualenus de cetei 
cialem nostrum quemcunque non possítía c 
dum juramentum super talibus debitis, que 
de cetero debebuntur cum obligatiouibus 
dictis, oec V09 ídem juramentum teDeamini 
quim immo debitores vestri compellantur 
debita supradicta juxta obligationum et confe! 
series et tenores. 

Mandamos itaque ex certa scientia reform 
regni Majoricarum vicaríis, bajulis, ceterisqi 
civitatis et regni Majoricarum preseoiibus 
nentibus eorum, quateous, quibusvis litU 
super predictis, impetratis seu impetrandi 
hujusmodi concessionem nostram vobia lene 



PRIVILEGIOS DB LOS HBBRBOS MALLORQUINES. 297 

et observen^ et noa contraveniant, neo aliquem contravenire 
permiUant aliqua ratione. 

* Id cujus rei testimonium presentem vobis fieri jussimus, nostro 
sigillo pendenti munitam. 

Data Barchinone, xi die Madii, anuo a Nativítate Domini m.ggc. 
quinquagesimo nono, nostrique regni vicésimo quarto. 

Visa Ro. 

71. 

Barcelona, 12 Mayo 1869. El Rey confirma su provisión expedida en la 
misma dndad á 16 de Febrero de 1866, por la qae había prohibido qne 
íaeaen elegidos secretarios de la aljama los qae solicitasen este cargo, los 
médicos y los corredores de lonja y de oreja. Por la presente excluye 
también las personas de mala fama y señala pena gravísima á los contra- 
ventores de este ordenamiento. — Fol. 84 v. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum, etc., nobili et dilectis nostris 
reformatori et gubernatori regni Majoricarum, ceterisque oSicia- 
libus nostris civitatis et regni Majoricarum presentibus et futu- 
riSy vel locatenentibus eorumdem, salutem et dilectionem. 

Quamvis ex provisione per Nos facta cum carta nostra perga- 
meuea nostro sigillo pendenti munita, que data fuit Barchinone 
quintadecima die Februarii anno a Nativitate Domini m.cgc.l. 
sexto, nulius judeus, qui supplicaverit aut supplicet ut ei de 
offlcio secretario aljame judeorum dicte civitatis provideatur, nec 
ullus etiam judeus medicus aut curritor valeat ad dictum secre- 
tario officium eligi; aliqui ex judeis dicte aljame, conantes pro- 
▼isionem nostram infringere supradictam, clamore et [favore] 
aliorum judeorum ac etiam aliquorum ofBcialium nostrorum 
faciunt posse suum ut ad dictum ofiBcium admitían tur, quod in 
dampnum dicte aljame asseritur redundare. 

Bt propterea, ad supplicationem dicte aljame cum presentí 
providerimus et velimus quod nuUus judeus, qui inductionibus 
vel precibus aut favore conetur esse secretarius dicte aljame, nec 
ullus etiam judeus infamis ad dictum possit secretario assumi 
officium sub pena quingentorum morabatinorum auri a quolibet 
ipsorum et a quolibet etiam offlcialium nostrorum, qui ei super 
hiis auxilium prebebit seu favorem, absque alicujus remissionia^ 



298 bolbtIm db la rbál acadbhia de 

gratia exigeuda et habeoda; ideo vobis et ve 
scientia dicimus et mandamus guatenua, pi 
et preJicIain dicte aljame iaviolabUiter ob 
dictam a coutrafacientibus ezigatis prptii 
gratiam aut remisioaem aliquam facialis, 
provisiooibus a nostra Curia, impeiratis vel 
tibuB Dullo modo. 

Dala Barchiuoae, xii die Madii, aano 
u.ccc. quiaquagesimo nono. 

Viea Bo.i 

72. 

Barcelona, 3 Junio 1859. Manda observar el f 
jadloa mallorquineB á cuestión deloimento sin i 
prívilefíio contra el coal ee hablan propasado re< 
dos de la Curia.— FoL Í6. 

Nos Petras , Dei gratia reí Aragonuní 
consiliario et majordomo ooatro Gilabei'to 
formaLori regni Majoricarum, iiecuoa gi 
Majoricarum preseutibus et futuris, salule 

tlxposituní fuit Qobis bumilíler ex parte 
latís predicte quod, quamvis ex privilegi 
Jacobi, booe memorie, regis AragODum, 
alia privilegia per predecassorea nostros t 
fuerum, nullus eorum seu raasculus si ve f 
meatis per alíquem officíalem oostriim a 
speciali; attaineu vos, seu vestrum aliqui, 
teaorem eosdem judeoB aggravatia in ec 
jacturam. 

Supplicato itaque Nobis super predictis 
et vestrum cuilibet dicimus et mandamus 
tenus prívilegium supradictum dicLis jud 
observetis et tsueatis, et coatra ipsius tei: 
aoruDí aliquem nuUateaus molesteiis, qi 
provisiOBÍbus a Nobis seu a uosti'a Curia ii 
tía vplj impetrandls obsiateatibus quUo m< 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 299 

Data, BarcbÍDone» tertia die Junii anoo a Nativitata domini 
M.GGC. quinquagesimo nono, nostrique Regni vicésimo quarto. 
Visa Ro. 

73. 

Palma de Mallorca, 18 Agosto 1859. Promete el Rey atenerse en adelante 
al privilegio qne tenían los secretarios de la aljama de no mostrar sus 
libros-de cuentas, Bin<qae pueda servir de precedente en contrarío el trance 
forsoso en que acababa de ponerlos el mismo Rey. — Fol. 28. 

Nos Petras, Dei gratia rex, Aragoaum, etc. 

Considerantes pro parte vestri, secretariorum aljame civitatis 
Majoricarum, Nobis fuisse humiliter supplicatum ut, cam vos 
dicii secretarii dicamini fuisse vobis iudultum per nostros illu- 
stres predecessores de non teneri ad ostendendum libros compu- 
toram de hiis que gesta suntet administrata per pretéritos secre- 
tarios et rectores dicte aljame, ñeque ea que sunt per futuros 
secretarios et rectores gerenda et administranda, Nobis seu 
aliquibus nostris officialibus et commissariis, et nunc Nos certis 
de causis ad ostendendum libros factos per pretéritos secretarios 
et rectores, de gestis et administratiB per ipsos pro dicta aljama 
forciaverimus vos, et propterea besitetis ne ostensio hec vobis 
possit trahi ad consequentiam in futurum, aut per eam dictis 
vestris privilegiis prejudicium aliquod generetur, dignaremur 
vobis super hiis, pro reetauratione dictorum vestrorum privile- 
giorum et conñrmatione de ipsis per dictes nostros predecessores 
et nos facta, remedium debitum impertiri: 

Idcirco, nolentes, prout bene convenit, quod per dictorum 
librorum ostensionem vobis seu dictis vestris privilegiis aut con- 
flrmationibus et usibus inde sequutis prejudicium aliquod gene- 
retur aut vobis tradi valeat ad consequentiam in futurum, tenore 
presentís carta nostre ex certa scientia concedimus vobis dictis 
secretariis ac toti universitati dicte aljame quod propter osten- 
sionem, factam de dictis libris, dictis vestris privilegiis ac usibus» 
ipsorum occasione per vos sequutis, non valeat in aliquo derogari 
vel aliquatenus generari; immo dicta privilegia et usus inde 
sequuti, et omnia et singula in eis canienta robar perpetuam 



300 bolbtIn de la real acadbhu db la HISTODIA 

Tolumus obtinere si et prout obtiaebaat et poteraat aoU 
Dem predictam. 

PromiUeates vobis ad uberiorem cautólam quod ad 
dum computa facta per pretéritos secretarios et recl 
facienda per venturos, vos aut successorcs vestros doc 
mus simiiibus ratíonibus aut alus, neo aliqaateaus cooi 
tmmo dicta privilegia et omnia et singula ia eis coa 
prasentis serie conSrmamus, leaebimus et seriiabimus, 
vari per quoscunque faciemus viriliter et potenter juzt 
serie m pleniorem. 

Mandantes per istam eamdem iuclito iDfaati Jobau 
geolto QOstro carissimo, aecaon gubernatori Majori 
alus ofBcialibus nostris, ubilibet intra nostram ditiooe 
tulis, quod gratiam et coQcessionem aostram, predic 
teneant et observent, et teaeri et observar! inviolabitit 
per quoscumque, et non contra faciaut vel veoiant aliqi 

In cujus reí testimonium preseotem fleri et sigillo 
creto, cum alia sigilla nostra inibi in piomptu neo I 
impendenti jussimus communiri. 

Dataiu civitate Majoricarum, octavadeciina die Auf 
[a Nativitate] Domioi miUesímo ccc. quiuquagesimo 
strique regui vicésimo quarto. 

Sigaatur Beraardus []|. 

74. 

Palma de Mallorca, IS de ¿goeto de lS6e. Manda el Key at 
bre cnanto podría reraltar de loe libro* de cuentas de los saor 
tn los jndloB malloTqaines j se reserva el aplicm los resul 
cansa á cuatro empleados de su gobierno.— Fol. 36. 

Nos Petrus, Dei gratia reí Aragonum, etc. 

Atteodeates eo quta dicebatur pretéritos secretarios 
aljame noslre civitatis Majoricarum se male et ioiqu 
ia distributiooe mouele, que ratioae peitarum, ezac 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINl^S. 301 

alias ad eorum [admiaistrationem] pervenerat , libros temporum 
illorum ad nosíras manus, seu commissariorum per Nos ad ista 
depütatorum fecimus devenire, quos recognosci iussimus per 
eosdem eo ut, habita veritate de premissis, si ipsos in distribu- 
tione dicte monote invenissemus male se habuisse et gessisse, 
punissemus prout eorum merita exigent. Et nunc [quia], recog- 
nitis libris supradictis, invenimus, certiñcati per dictes nostros 
commissarios, prelibatos secretarios [et] rectores se bene habuis- 
se et gessisse in predictis, tenore presentís ad uberiorem cauto- 
jam remittimus et relaxamus eisdem preteritis secretariis et re* 
ctoribus omnem questionem, petitionem et demandam, omnem 
penam civilem et criminaiem et aiiam quamlibet quam , contra 
ipsos et eorum bona, predicta ralione possemus faceré, proponere 
seu moveré, ita quod, sive in predictis ipsi seu aliqui ex ipsis 
culpabiles sive non [demonstrenturji quoad eos sive eorum ali- 
quem [tangat], predicti secretarii et rectores non possint de cetero 
per vos seu officiales nostros capi, detineri, impediri, molestari, 
sut in judicio vel extra aliquatenus conveniri, aut pena aliqua 
condempnari; immo ipsi et eorum aliqui a predictis ómnibus 
romanean t liberi et etiam absoluti. 

Mandantes per hanc eamdem tenentibus libros predictos, quod 
illos eis» visa presentí, liberent, facturis de eisdem, dum in eorum 
fuerinl posse, suas liberas voluntates. 

Promittentes etiam eis quod pro illo quod ostendetur dictes 
secretarios et rectores dedissealiquibus nos tris domesticis etaliis 
eis ac illis quibus predicta dederunt, questio non ñet aliqua seu 
demanda ; cum Nos eis et illis , qui ea acceperunt, penam quam 
propterea incurrerint remiserimus cum presenti; a qua remis- 
sione excludimus ex dictis domesticis, aut alus quibusvis, qua- 
tuor contra quos possimus faceré si Nobis placuerit questionem, 
presenti in aliquo non obstante; qui quatuor, offlcia nostra nunc 
non regunt, nec potest per ipsos dictis rectoribus.et secretariis 
aut dicte aljame dampnum aut malum aliquod inferri. 

Mandan tes, inquam, gubernatori nostro generali et.ejus vlces 
gerentibuSy gubernatorique Majoricarum et universis alus officia- 
libus nostris ubicunque constitutiSi presentibus etfuturiSy et 
ipsorum lopatenentibus quatenus gratiam remissiooem at provi» 



302 BOLBTtH DB L* REAL ACADI 

síoneni nostram, predictas, teneant 
petuo observari ínviolabiliter facían 
traveniant nec aliquem contrareni 

Id cujus reí testimoniuní preseí 
sigillo uostro aecreLo, cum alia si; 
habeamus, impendenti jussimus co 

Data in civitate Uajoricariioa, oct 
a Nativitate Domini m. ccc. qmnqm 
Di vicésimo quarto. 

SigDatur BorDardus. 

75. 

Pftlma de Mallorca, 18 de Agosto de 1! 
D. Bernardo Vivna para que dedda ai la 
buir con el Ajoatamiento de la ciudad e 
jinetee armados contra Castilla en las frt 
— Pol. 39. 

Petrus, Dei gralia rex AragODum, 
Bernardo Vives, sahitem et gratian:) 

Cum Nos de causa seu guestione, 
tur Ínter Júralos et probos homÍDes c 
tes secretarios et aljamam judeorum 
bDere et teaeri ex debito solvere pi 
Jurati et probi homines solvuDt pn 
rura equitum armatorum, quos civ 
promisit tenere in nostro servitio íd 
Aragonum pro defeDsione eanim, c 
ma asserentibus et allegaDlibus ex p 
bere, non teneri in aliquo ad conti 
dicte civitatis, cum sepárate et distii 
tas, coUectas, tributa et alia eorum 
TÍderímus et velimus: 

Idcircot vobis dicimue, commitlit 
TOCatis partibuB aupradiaís et aliis c 
dictis ómnibus cognoscatis. Et si i 
privilegio DOn teneri ad coDtribueQd 



W " ' 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 303" 

sit quod obsistat (1) ad contribuendum in eisdem, ipsos minime 
compellatis, faciendo et ptocedendo in predictis ómnibus breviter 
simpliciter summarie et de phino, sine lite strepitu et ñgura judi- 
cii, so)a facti veritate attenta, nialitiis et diífugiis ómnibus inau- 
dilis, [ac decidendo] quod de jure et ratione fuerit faciendum.* 
Nos enim super predictis ómnibus vobis vices nostras plenarie 
committimus cum presenli. 

Data in civitate Majoricarum sub nostro sigillo secreto octava- 
decima die Augusti anno a Nativilate Domini m. cgg. quinquage- 
sioio nono. 

Vidit Rey(mundus ?) 

76. 

Palma de Mallorca, 25.de Agosto de 1869. Comisión qae dio el Hey al 
referido D. Bernardo Vives para qne decidiese si los judíos de la ciadad 
estaban comprendidos en el impaesto concejil sobre la entrada y renta 
del vino.— Fol. 29 v. 

Petrus, Dei gratiarex Aragonum, etc., fideli consiliario nostro, 
bernardo Vives, salutem et gratiam. 

Cum Nos de causa seu questione, que est vel esse speratur 
ínter secretarios et aljamam civitatis Majoricarum, defendentes 
ex una parte, asserentes se non teneri solvere in impositione 
imposita super vino quod immittitur et venditur in civitate Ma- 
joricarum, per júralos et probos homines dicte civitatis Majori- 
carum, cum habeant eorum peitias contributiones impositiones 
separatas, et júralos dicte civitatis ex altera asserentes predictos 
jadeos deberé solvere in predictis, per vos cognosci providerimus 
el velimus: 

Idcirco, vobis dicimus committimus el mandamus quatenus 
de predictis ómnibus cognoscatis el super eis decidatis et decer- 
natis breviter simpliciter summarie et de plano, ac sine lite 
strepitu judicii et figura, sola facti veritate atienta, malitiis el 
diffugiis ómnibus inaudilis, quod jus el ratio suadebunt. Nos 



(1) Qae se opongra para obligarlos. 



304 BOLETÍN DI LA HBAL XOAOBMIA DB L. 

eoim super predictis omaíbus et BÍng^lis e 
emergeatibus ex eisdem, eis coanexÍB, vobis 
ríe com miUÍRius per preseotem. 

Dala io civítate Majoncarum, vicésima 
anao a NatÍTÍtate DomÍDí u.ccc. quiuquageBíi 
aigillo secreto. 

Vidit Ray(mundu8|. 

Ahuyenudo de Barcelona et rey de Gastilli 
góa i la vela desde aquella playa en 23 de 
las Baleares. Bl 3 de •folio, tomó tierra en 
nado A ir en busca de su rival y medirse leí 
éste prudentemente se escurrió y largó, eviu 
mero de Ibiza, después del peñón de Calpe y 
tagena, para irse por tierra á Tordesillas *di 
de Padilla». Habla llegado á la vista de Bar 
de Pentecostés, ó en sábado, 8 de Junio; y el 
se movió algo después para darle alcance, 
aan á la capital del Principado en 25 de Agoi 
manecfa en Palma de Mallorca bien satisfei 
atento á no inmiscuir esta prestación con la 
reino baleárico para guarnecer las fronteras 
Valencia contra Castilla. El 37 de Agosto esi 
na; porque este día eu esta ciudad dispuso (1 
talanas que debían celebrarse á 1 .* de Septiei 
del Panadés se prorrogasen hasta el 29 y se 
gona. Una de las cartas de convocación á estat 
á D. Enrique, conde de Trastamara. 

Apéndice. 

Al documento 66 15 de Marzo de 1344), reís 
judiega de Palma, juntamos otro fechado ei 
publicó D. Manuel de BofaruU con el objeh 
ceso del rey D. Jaime IIl, sacado de su fuei 



(1) CfrlMAJPrtadribfíACitMlMSa, por laRaal AMdaa 
ptfftoM IS-ai. Madrid, I8S». 






Petrus, Dei gratía rex Aragonum, Valentie, Majoricarum, 
Sardinie et Corsice, comesque Barchinone, elc.^ dilectis nostrís 
gabernatori regni Majóricarum, ac procuratoribus reddituum et 
juriuoi Dostrorum dicti regni, aliisque nostris offlcialibus ipsius 
regni, presentibus et futuris, salutem et dilectionem. 

Pro parte aljame judeorum dicte civitatis fuit coram Nobis 
expositum quod temporibus preteritis singulares ipsius aljarae 
et quicunque alii judei extranei et privati poteranl [cum eorum 
matrimoniis exinde] navigare et ad quascunque partes accederé, 
omni obstáculo quiescente. Postea v^ro inclitus Jacobus, rex 
olim Majoricarun), statuit et ordinavit quod nullus judeus posset 
inde recedere absque albarano procuratorum regiorum, licet 
tamen postea illud ducerel revocandum. Nuncque vos, dicti pro- 
curatores, prout [ex] parte dictorutn judeorum asseritur, inten- 
ditis illud Ídem Tacere observare, inhibendo dictis judeis ne inde 
recedant absque albarano vestro. Et cum hoc dicatur vergere in 
dampnum nostrorum jurium et detrimentum dicte aljame, eo 
quia plures judei venirent ad civitatem Majoricarum nisi esset 
timor dicte inhibitionis, qua eis liberum arbitrium auferretur; 
eapropter, ad supplicationem per sindicos dicte aljame inde No- 
bis factam, vobis et vestrum singulis dicimus et mandamus qua- 
tenus dictos judeos et eorum singulos, tam extráñeos quam pri- 
vatos judeos scilicet et judeas, permittatis navigare, ireet rediré, 



(1) Barcelona, 1866 y \8Cn. 

TDMO XZXVI. 20 






vy. 



■y i 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 305 

tinuado en los tomos xxix-xxxi de la Colección de docíimenios 
inéditos del archivo general de la Xlorona de Aragón (1). 

Barcelona, 6 de Marzo de 1844 (de la Encarnación 1848). Manda D. Pe- 
dro IV á D. Amaldo de Eríl, gobernador de Mallorca, á los pcocaradores 
Beltrán Roig y Bernardo de Morera y demás oficiales del reino de Ma- 4, 

Horca qne á los judíos que quisieren salir de las Baleares no les exijan 
el pasaporte ó albará de los procuradores; por cuanto esta libertad facili- 
taba el acceso de las familias hebreas extranjeras, y al fisco era de pro- 
vecho tan claro y grande que así también lo había comprendido el ya de- 
puesto rey D. Jaime £11, que primero impuso y después quitó aquella 
traba onerosa. — Colección ^ tomo zxxi, páginas 160 y 161. 



*4 









'^1 



' f J 



á 



BOLBTÍN DB LA HBAL ACÁ 

:uin matrimoDiis et pro 
:uaque partea volueriñt al 
tiere et omni obstáculo q 
Qos continuos et postea ( 

1 Barcbinone, tertio non 
centesimo quadragesimo l 
»cancellariu8. 
is Conesa es petitione prc 
ufticos de la aljama mal 
■manecían eu Barcelona 
ú día 13 de Mano de I 
S. 

id, n da NaTl«iDbr« de ll«9. 

FiDBL 



CEJOS DB CÓRDOBA , SBVILLj 
CARTA INfiDITA DB »V I 

Colección diplotnática de i 
idemia de la Historia (t|, 
ite documento, que se ci 
il de Jerez de la Frontera 

{carpeta uüm. 76, caja d 
10 que mide 71 cm. de lar 

queda reducida A la de 
e tiene, para ñjar 6 asegu 

perdidos. 



i i] 

í 









CONCEJOS DB CÓRDOBA, SEVILLA Y JEBKZ DE LA FRONTERA. 307 • f j 

Lia extensión del texto ocupa 54 cm., teniendo de largo cada 
renglón 50 cm., y siendo 53 el numero de renglones que com- 
prende la escritura, amplia y espaciada, sin contar la línea de las 
Armas que la autorizan. 

Por la parte superior, entre los renglones 7y9,yllyl3,y 
en la central, renglones 30 y 31, le faltan tres pedazos al perga- 
mino, siendo el mayor de 9 cm. de largo por unos 4 de ancho, 
término medio. 

Es un documento que ha sufrido bastante mal trato; pues por 
su importancia, debía exhibirse con frecuencia en la época de su 
otorgamiento. 

También lo afean varias manchas de haberse mojado, en las 
4]ue está despintada la tinta, diñcultando algunas veces la 
lectura. 

La parte inferior del pergamino se halla en mejor estado* 

La letra que usó el amanuense, es la menuda, aunque clara y 
bella, de alhaláesj propia de la época. Sn su texto abundan las 
4;on tracciones y otras licencias y faltas gramaticales. 

En la transcripción se descifran las abreviaturas, si bien res- 
petando su especial ortografía, en que resalta el abuso de doblar 
-ciertas consonantes. 

Antes de proceder á su traslado paleográñco, estimo oportuno 
encarecer el innegable mérito de este curiosísimo concierto ó 
pacto fundando mi humilde aserto en estas dos apreciables ob- 
servaciones. 

1 .* Nuestro muy digno compañero el erudito y perspicuo his- 
toriador 8r. D. Modesto Lafuente, seguramente no lo conocía; 
pues no hace mención ninguna de él en ^1 capítulo xii del 
libro ni de la Edad Media, al citar el célebre Pacto de Canfe' 
deradón de iS95; concretando sólo su referencia á las confede- 
raciones de Castilla, y las concordadas anteriormente en Aragón; 
sin referirse para nada á las de la Andalucía , en cuyos principa- 
les reinos de Córdoba y de Sevilla habían prendido fuego las 
vivas chispas de aquella revolución popular contra el poderío y 
desafueros de la Nobleza, cual lo prueba el siguiente documento 
f — sus 22 enérgicos y aun terribles Otrosíes. 

2.* Es indudable que también atesora singulares méritos his- 



10 boletín ds la bul ACAOBHU [ 

i-icoS el Pacto entre lo» Reinos de León i^ 
C, VaüadoUd), que recioii temen Le ha 
ilustrado esciilor y aoticuario Sr. D. 
aüa, en la Coruña, scgiin referencias 
Imparciai^ día 2 de Enero de 1U95, se' 
Pero este pació, que ee transcribe hoy 
lia [ambiéu inédito eu nuestros trabaj 
ee sólo resulla la cita que de él hace, < 
lertarlo, el historiador local Bartolomi 
rmano del Pacto descubierto por el Sr 
tuque el pncto se concierta en este caso 
las, con sus villas y castillos, y en el i 
tre dos reinos, el escrito zericieose lo 
o sólo recomienda su publicación, pai 
cido, ni olvidado, este interesante tesl 
9 y tendencias de aquellas populares 
)tó el germen de las Comunidades posl 

Ré aqui el prenoto te 

iBa el nonbre de dios el de Sania mar 
: esta carta uieren , como Nos el con^ei 
it/ de Seuilla, otorgamos; que rrecebi 
-és, et Á ibdo nuestro término, por no 
ible cibdal de cór/doua/, et por nuestr 
itiellos et nuestros términos, en la be 
afilrmamos en vno, con nuestras caria: 
lellos, la qual hermandat es ffecha et c 
3S, que dise en esta manera: 
íepau quantos esta carta uieren, como 
?rant [lianno?] de preuilleios et de car 
libertades el de buenos vssos, et costut 
}s [agrajuamjentos que Re9ebimos c 
sados, que dé dios parayso, fasta e 



I Libro ii; pirrafo, núm. T,; iGs 1298. 



CONCBJOS OB CÓHDOBAy SBVILLA Y JBREK DB LA FROKTBHA. 309 

luiostró Sennor el Rey don fferrando, á guica dé dios buena 
uida, et guarde por muchos anuos et buenos, et mantenga al 
88U sseruigio, que nos otorgó et nos confirmó nuestros fFaeros 
el nuestros preuilleios, et nuestras cartas, et nuestros vssos et 
costunbres, et nuestras libertades, que ouiemos en el tienpo que 
las mejor ouiemos: Por ende^ et por mayor asossiego de la tierra, 
et mayor guarda del ssu [s3enno]rjo, et ssu guarda mantener, et 
porque nunca en ningund tienpo ssea quebrantado, et ueyendo 
que es sseruicio de dios et de santa maría et de la cor celestial, et 
i sseruieio et á onrra et á guarda de nuestro sennor el Rey don 
iferrandOy et otrossí á sseruicio et á onrra et á guarda de los otros 
Reyes que serán dcpués déi, el á pro et á onrra et á guarda de 
toda la tierra. 

•i Por ende, Recebimos en nuestra herma ndat, por Nos et 
por el coD^eío de la noble cibdat de córdoua, et por todas nuestras 
uill.is et nuestros castiellos de todos nuestros términos , á nos el 
conceio de xerés et á lodo nuestro término, assí como dicho es. 

(t) ^ Et primeramente otorgamos et prometemos de guardar 
€11 esta nuestra hermandat ssennorjo et sseruicio de nuestro sen- 
nor el Rey don iforraudo, bien et derechamente, assí como bue- 
nos uasallos et leales deben guardar á ssu Sennor Natural, ssin 
nynguna condición; et de sser á todos en vno contra todos los 
ommes del mundo, christianos et moros, que ífuessen contra él. 

(2) ^ Et otro ssí: que le guardemos todos ssus derechos, bien 
^l conplidamente, et [más conplijdamente la justicia, por Rasón 
de Sennorío; Et Moneda que gela den, á cabo de siete a[nnos], 
aquellos que la [de] den dar, non labrando moneda. 

(3) ^ Et otro ssí: que guardemos todos nueslos íFueros, et 
(todos nuestros preuilleios, et nuestras cartas, et nuestras ffran- 
quesas, et todas nuestras libertades, et nuestros hussos et nues- 
tras costunbres; ssiempre en tal manera que ssi el Rey don 
fferrando, nuestrro sennor, ó otro por él, ó los otros Reyes que 
uernán depués del, quissieren passar contra todas estas cossas, ó 
contra alguna deltas, ó contra alguna de la nuestra hermandat, 
por le matar, ó por le lomar lo ssuyo, á menos de sser oydo por 

su ífuero; lo que fiQamos, por dios et por la ssu merced, que lo 
. on fará; que todos en vno, por la jura que juramos, qu0. .saeanios 



BOLBTtN DE LA REAL ACADEMIA DE 

lir merced al Rey que lo noD íTaga, 
^ Et otro S8Í: sbí algún jufTant ó j 
estrés de órdenes, ó adelantados 6 alca 
, ó otros qualeaquier ommes, nos qui 
cossas que sobredichas sson, ó con 
juier guyssa et en qu[alquier] tienpoj 
í vnos, et que gelo non coasyntamos ( 
^ Et ssi el adelantado ó los atcalleí 
il, ó jués, fflssiere, syn juysio, alguna 
uero, aquél contra quien lo ffissiere, 

es bonos (1) ó del conceio del lof 

8, ó el conceio fallaren que el adelai 
¡dichos, EPasse contraíFuero , aquello q 
'. adelantado á alguno de estos que sobi 
desffasser, et mandar fTasser el con^ 
(?)] al Rey. Et ssi alguno ó algunos 
lat ñissiere [demanda [?)] sobre tal 
!Ío sse pare á ello; et ssi ayuda quissie 
liermandat, et todos que vengamos t 

■ que y acaeaciere (2) otras persom 

Drome 6 maestres de Órden[e8], ó caua 
> otro omme qualquier, tomase 6 pre 
30 de nuestra bermandat que aquél 
rado i'stc], lo ssuyo, que lo muestre i 
del logar, ó del [contólo del termine 
ndado (sic) lo ssuyo; et el conceio, que 
lu couceio; et que gelo affruente et 1( 
lir ífuero et derecho , por aquél á quie: 
uyo; et ssi los quissiere rre^ebir et ( 
a lo tomó, que este conceio quél dé loi 
quissiere rrecebir, que el conceio que 
gelo fTaga dar; et que dé buenos ñad 
IOS al querelloso et al conceio Bt ssi tti 
lere Raygado, quel derriben las cassas 



fíONGBJOS DB CÓRDOBA, SEVILLA Y JBRBZ DE LA FRONTBRA. 311 

Das et las huertas, et todo lo al (1) que ouiere: et ssi el conceio 
mester ouiere ayuda de la hermandat, que todos aquellos á quien 
lo íBssiere Saber, que sseamos todos con ellos á ayudallos: et 
ssy Raygado non ffuere sil pudieren auer, quel maten por ello; 
et ssi lo non pudieren auer, que lo enbien desir luego á todos los 
congeios de la hermandat, que lo cunplan assí, quando lo pudie- 
ren auer doquier quel fallaren; guardando la uilla dofTuer el Rey: 
et quel enbien desir quál es la Rasón por qué lo an de ífasser. 

(6) ^ Et otro ssi: ssi algún Ric-omme ó maestres de órdenes, 
ó jnífancón, ó cauallero, ó commendadores, ó otro ommequal- 
quiere, dessafBare ó amenasare alguno de nuestra hermandat, 
que aquel que ÍTuere desafilado ó amenasado, gelo muestre á ssu 
conceio ó al conceio del logar ó del término do ffuere ffecho, et 
el confio quel enbien dos ommes bonos, ssus uesinos, que gelo 
affruenten quel asegure et quel prometa ñadores para conplirle 
ffuero et derechos sobre ello: et ssi gelos quissiere recebir, que el 
conceio quel dé los ñadores para dar al que ffuere desainado ó 
amenasado; et ssinon quissiere asegurar et Recebir los ñadores 
á derecho; et que aquél que ffuere desaffiado ó amenasado, que 
dally adelante corra con aquél quel desafió ó le amenasó, assí 
como an (sic) ssu enemigo, et quel mate, sil pudiere auer. Et 
aquellos de la hermandat que llamare en su ayuda para esto» et 
toda la hermandat, ssi mester ffuere, que uayan con él, et quel 
ayuden , sso pena del omenaje que dize en esta carta; et enemis- 
tad et tod^ otra cossa que y acaes^iere sobre ello, que sse pare 
toda la hermandat á ello, assi á la enemistad como á las costas, 
como á todas las otras cossas que y acaesciere tan bien como ssi 
toda la hermandat ffuese en ello. 

(7) ^ Et otro ssi: ssi algún Ric-omme ó maestres de órdenes 
ó jnffancón, ó cauallero ó commendadores, ó otro omme qual- 
quiere, que non ssea en esta nuestra hermandat, matare ó des- 
sonrrare á alguno desta nuestra hermandat, non le seyendo dado 
por enemigo» por ffuero et por juysio, ally dó deue, que todos los 
de la hermandat que uayamos sobre él; et ssil falláremos, quel 
matemos, et ssi auer non lo pudiéremos, quel derribemos las 

i\) Otro. 



•■v 
1' 



312 bolbtIn ob la rbal acadeuia db la BIHTORIA. 

casas, et le cortomos las vÍDoas et las huerLas, et le astraguemos 
uanto eu el mundo le falláremos, et depués, 8sil pudiere- 
aer, quel mateotoa por ello. Et si toda la hermaüdat doo 
Tueie, que aquellos que se atreuiesen á ff'.issello por ssf, 
'agan, y toda la hermaüdat que nos paremos. Et asi eoe* 
t ó otra cossa naciere sobre esta Rasóo , que toda la her- 
kt que nos paremos á ello, tanbieo á la enemistad como i 
itas, como en todas las otras cossas que y acaescieren, assi 
isi todos y ffuéssemos. 

I Et otro ssl: ssi algún jofTant ó juíTantes, fBjos de Does- 
Linor Natural, passase alguno ó alguaos desla nuestra ber- 
it coulra todas estas coBsas que dichas asoa, ó alguaa detlas, 
3u gelo conssiatamos eu ninguna guysa, nin le acojamos 
guna de las villas njn de los otros logares, de nuestra her- 
it, njn lo demos vianda, njn coopra njn uéndida de njnga- 
a; fasta quel affie que uon le Caga mal njnguuo, njn gelo 
: fasser; et ssi alguna demauda ouiere contra el que de- 
I, por ssu persona et por ssu fuero; et el qual, cunpla de 

lO. 

B Otro ssi: que njogun omme deeta hermandat non ssea 
ido (aic), njn tomado njnguna cossa de lo ssuyo, ssin ssn 
:ad en estos conceios de la hermandat, nja en ssus lérmi- 
jn conssientan á njaguno quel pendren, mas quel deman 
tr ssu GTuero ally do deuiereo. 

^ Otro Rsí: ponemos que ssi alcalle ó alguasil, ó juéa,ó 
[ume qualquier, matare á algund omme de la hermandat, 
rta ó por mandado de nuestro sennor el Rey don fferrando, 
kS otras p[er30ua8] que sserán depués del , ssia aser oydo 6 
lo por fTuero, que la hermandat quel matemos por ello. Et 
ar non le pudiéremos, que ffiuque por eoemjgo de la bei^ 
tt¡ et quaudo lo pudiéremos auer, quel matemos por ello; 
e la hermandat quel encubriere, que caya en la peus del 
kge, et quel ÍTagamos assf como aquél que na contra la b«- 
at. 
^ Et otro ssf: ssi algund omme de la hermandat troiien 

lo fuare confíenle. 



GONGBJO& DE CÓRDOBA, SBVILLA Y JBREZ DB LA FRONTERA. 313 

carta ó cartas de nuestro ssennor el Rey, ó de los Reyes que 
Bserán depués del que asean contra ífaero, para demandar pe- 
chos, ó pedido, ó eopréstidO) ó diesmos, ó para ífasser pesquíssa 
que ssea contra nuestrosífaeros, ó por demandar alguna cossa de 
los nuestros propios ó tenencias de los nuestros castiellos, ó para 
otras cossas qualesquier dessaíToradas; [Bt ssi el omme?] que 
troxiere las cartas ff aer uessino del logar, o de la hermandat, quel 
mate el congelo por ello Et toda la hermandat que sse pare á ello. 
£t ssi otro omme de casa del Rey o otro qualquier la troxiere, 
que non obren por ella. 

(12) % Otro ssi: ponemos que ssi el Rey don íferrando ó los 
otros [que sserán per?]sonas depués del, demandaren á algún 
conceio enpréstido 6 pedido, ó otra cossa dessafiforada , quel con- 
ceio non gelo dé; á menos que non ssea acordado por toda la her- 
mandat; et el conceio que la diesse, que sea perjuro et que caya 
en la pena del omenage, et que toda la hermandat que uaya 
Bobrél, et quel estrague todo quanto le ff.tllare de ffaera de la 
uilla. 

(13) % (Et) otro ssi: que quando los conceios de la hermandat 
ouieren de enbiar ommes bonos de su congelo, quier á las Cortes, 
quier (á) ayuntamiento de la hermandat, que enbíen ommes bonos 
del logar, de aquellos que entendiere el conceio que sserán más 
para guardar sseruigio del Rey, et pro de su conceio. 

(14) % Et otro ssi: ponemos que sy christianos ó moros vinje- 
ren en desseruicio de dios et de nuestro ssennor el Rey, á nues- 
tras uillas ó á nuestros castiellos, ó de otro logar qualquier de 
nuestra hermandat, por nos fifasser mal et danno, que toda la 
hermandat que Sebeamos en ssu ayuda, quando la ouiere mester 
et ffuéremos llamados. Et esto que ssea en*escojencia de aquellos 
que ouiere mester la ayuda, todavía (1) que caten ellos en commo 
se íFaga meior et á menos costa é danno de la hermandat; et esto 
que se ifaga á buena ifé de toda la hermandat, guardando los 
vnos á los otros. 

(15) ^ Et otro ssi: ay Ricos ommes et maestres de árdenos, 



<l> Siempre, tode vez 




BOLBTtN DB LA RBAL 

ios et jnfTan^nes, et caballeros et ot 
utrados et forcados algunos de auest 
I enbieiDOs desir et mostrar que uos 
D lo qtiissiereo , que toda la herman' 
loa, ssegunt que los deuemos auer 
por otro Recabdo que dos tenemos; 
1 términos ó para defTendellos, sai al 
le toda la hermandat que dos paremí 
Et ssi algün omme de la nuestra 1 
, jnffancón ó cauallero, ó escudero, 
borecare conceio ó gente, de derecbc 

por desffasser et uenjr contra estas ( 
Mitra qualquier dellas, que ally do at 

quel derriben- las casas, et le cortf 

et todo quanlol ffallaren, et toda la 

á ello. 

Et otro ssi: ssi algund omme de la 
cossa porqué meresca muerte, et fTu 
■a herroandat, que aquella uilla do Q 
[uel enbleii Recabdado á la uilla do 1 
uoplao en él la justicia del Rey, sí 
indado. 

Bt otro ssi: ssi algún omme , con 
bermandat, ouieren contienda 6 den: 

logar do acaesQíere, que los libren e 
lo más ayna que pudieren , ssín aloi 
que esta nuestra bermandat ssea mái 
á sseruicio de dios et de nuestro S 
a la bermandat, ponemos que ssi al^ 
lalquier, de qualquier uilla de nuesrr 
a 6 dessaffimjento con otro cauallero 
a bermandat, que aquel logar do acá 

auenillos, quanto más pudieren; t 
I, ó se al^re de la tierra, que ca 

Et otro ssi: ponemos que todos qu: 
wnnusco el conceio de la noble cibd; 



r- 



1 



CONCEJOS DB CÓRDOBA, SEVILLA. T JBRBZ DE LA FRONTERA* 315 

el conceio de la noble cibdat de córdoua» que los Recibades uos 
en esta hermandat, 

(20) ^ Et otro ssí: ponemos que todos los coiiceios desta her- 
mandat, que enbiemos ssienpre cada dos ommes bonos de cada 
conceio, con carta de perssonerfa que sse ayunten cada anno 6 
sse acordare (por) toda la hermandat, en aquél logar, et en quál 
tienpo, para acordar et ueer ffechos de la hermandat, que ssean 
para ssienpre bien guardados en la manera que ssobredicha es. 
Et ssi algunas cossas ouiere de meiorar, que lo mejoren todavía, 
á guarda del sennorío de nuestro sennor el Rey et de los otros 
Reyes que sserán depués del, et á pro de la hermandat: et el con- 
ceio que non uinicre en ssus perssonas^ por la primera ves que 
peche mili maravedís de la moneda que corriere Et por la segun- 
da que peche dos mili Et por la tercera tres mili para las persso- 
nas que uinieren, et quel prenden la hermandat por los marave^ 
dis sobredichos: Et demás que caya en la pena de la jura et del 
omenage. 

(21) \ Et ponemos et prometemos et juramos á dios et á santa 
maría, que qualquier ó qualesquier dannos que contra esto ífues- 
se ó quissiesen íFasser, en ffecho ó en derecho, ó en q[ualquier 
especie (?)] al [modo et] manera, por lo menguar, ó lo desffasser, 
ó lo embargar todo, ó parte de ello, que cayan en la pena de la 
jura et del omenage Et demás que ayan la yra de dios, et que 
de^ndan, con judas el traydor, en ífondón de los jnfflernos: Et 
toda la hermandat en uno ó cada uno [de por ssí] quel [podamos 
co]rrer et matar, ssin calonna, do quier quel falláremos, ssaluo 
en la uilla doíTuer el Rey. 

(22) ^ Et por guarda[r] et conplir todos los ffechos desta her- 
mandat, ssegunt que dicho es. Nos el conceio de la Noble cibdat 
de Seuilla, otorgamos, por nos et por el conceio de la noble cib» 
dat de córdoua, et por todas nuestras uillas et nuestros castiellos, 
de guardar et de [tener] et de conplir á nos el conceio de xerés, 
et á todo nuestro término, todo quánto ssobredicho es en esta 
carta, sso la pena de la jura et del omenage que dicho es. Et por- 
que esto ssea aguardado, et íBrme, et estable, et para ssiempre 
jamás, nos el conceio de la noble Qibdat de Seuilla, et nos el con- 
ceio de xerés mandamos ffasser desta hermandat dos cartas, amas 



316 BOLETÍN DB LA RBAL AGAOBMIA DB LA HISTORIA. 

de un tenor; que ténganlos nos el conceio de seuilla, la una sella- 
da con nuestro seello; et nos el conceio de zerós, la otra, seellada 
con nuestro sseello-«:iy Raydo et emmendado 6 dise= nuestro 
¿señor eí=Et ay ssobrescripto 6 dise-= non 

ffecha la carta en sseuilla, ueynte et dos días de setienbre, Era 
de mili et ccc ixziiij annos. 

Joan diaz, por garcía alffóu — yo garcía peres y(anues) — alffón 
gonz(ález). 

AI dorso del destrozado pergamino eiisten las siguientes ñolas, 
de letras de diversas épocas; á saber: 
Siglo XVI f preuilleio sobrel hermandat 
Siglo xvn , hord/ (ordenanza) 
» Nueve 

» previlegio sobre la hermandad 

• n.* 183 

» n.* 350 

Siglo zvín Caxon 12 n.° 28 Signatura hoy vigente, con la adi- 
ción : 
Caja DE ZINC, carpeta n,° 16.'» 




Jerez de la Frontera, 12 Bcero 18:5. 



Agustín MuKíoz y Gómbz, 

Correapondieate* 



III. 



ALFONSO DB CASTRO Y LA CIBNCIA P3NAL. 

El que suscribe ha examinado un libro de D. Eloy Bullón, titu- 
lado: Alfonso de Castro y la ciencia penal^ que forma un tomilo 
en 8.* de 138 páginas, el cual ha sido remitido para informe á 
esta Academia por la Dirección general de Instrucción pdblica. 

Está dividida la obra en ocho capítulos, precedidos de una i 
troducción, en la que se exponen las principales- vicisitudes 



ALFOMáO DB CASTBO Y LA CIENCIA PENAL. 317 

Derecho penal y la influencia ejercida en sus progresos por varios 
escritores españoles. Consagra el primer capítulo á la vida y es- 
critos de Alfonso de Castro, ilustrándola con datos hasta ahora 
poco conocidos, que se publican en forma de apéndice; en el ?/ 
y 3.* se ocupa en el estudio del derecho y la pena y del funda- 
mento, fin y caracteres de ésta; en el capítulo 4.* trata de la pena 
de muerte y de la cuestión del tormento, y en los restantes, de la 
doctrina de Alfonso de Castro, sobre la interpretación y retro- 
actividad de las leyes penales; de las relaciones de éstas con el 
reo; de los obstiiculos á la acción penal, y principalmente del 
derecho de gracia, terminando la obra con el juicio general de la 
doctrina del eminente escritor franciscano, comparándola con la 
del criminalista Beccaria, el autor de Dei delitli e delle pene^ in- 
debidamente considerado como el fundador de esta ciencia. 

El trabajo del Sr. Bullón es altamente meritorio, pues al p¿r 
que razona con atinadas y oportunas observaciones, varios pun- 
tos de la ciencia objeto de este libro, saca á luz el nombre de uno 
de nuestros más insignes teólogos, del cual dice quQ abogó elo- 
cuentemente por la benignidad y justa proporción de las penas 
en pleno siglo xvi, en que reinaban la crueldad y la arbitrarie- 
dad en las leyes penales, llamó la atención de los sabios de 
aquella época sobre importantes y difíciles problemas de esta 
ciencia de que antes poco ó nada se ocupaban, y estudió deteni- 
damente esos mismos problemas en un tratado escrito ex profeso^ 
en que al lado de un método rigurosamente científico, brillan 
claridad inusitada de exposición y admirable profundidad de 
concepto. 

En virtud de estas razones, el que suscribe opina que puede 
recomendarse á la Dirección general de Instrucción pública la 
adquisición de ejemplares de esta obra con destino á las bibliote- 
cas públicas del Estado, 

La Academia, como siempre, acordará lo que estime más 
oportuno. 

Madrid, '2? de Febrero de 1000. 

, Vicente ViONAr» 



BOLBTfN DI LA K8AL ACADEMIA OB L 



UOBAUBD ATADIL, RBY MORO DB HI 

I historia de la domiooción de los árab< 
98 poco conocida, la especial de la parU 
as, 7 por tanto la que m^s importaní 
clarar los orfgeaes del reino 6 reinos p 
)3cura. 

)retendenios hacérosla historia, que n 
mpoa de la dominación musulaiana b( 
tlemne (2). aprovechando cuantos daU 
íQ autores árabes y cristianos anteriort 
es hemos encontrado en loa autores ái 
«ntes relativos á los primeros tiempos, 
as de que Huesca y Pamplona se entre 
); de lodo el siglo ix podrfan reunirse 
y nos limitamos á exponer lo que enco 
led Atauil, rey de la comarca compre 
la: algo dijimos de él en otra ocasión 
iadir algunos datos nuevos y fijar mej4 
historia do este personaje, que estaría 
ÓD en la historia de los Beniatauil (su 
<B autores árabes, hubiera llegado á noi 
s punios de nuestra historia de Aragó 
» lui: lo que hoy conocemos de este pe 



u ImporUnta manoTriirú fué leída por bu autor 
il 30 de Enero dal carrífnle a&o, reiar-víadase el pi 
iebecho,enlafA><jM d« Aragón [ü^rzo, 1900), qnei 
in Ribera, catedrJticoe de U Universidad de Zaraf 
lewM de rfetfdá» laido íaU la Real Academia i 

ism 

LBTIk un LA RbiL AOIDBHIÁ DE LA HlSTOBIA, 

, pus. 101. 

ie»riB di aptrtvra »■ te V»lrfrii'tad lilei-aria Si Z. 



IfOHÁMBD ATAUIL, REY MORO DE HUESCA. 3t9 

servirnos para marcar algún jalón, que nos permita la orienta- 
ción en la intrincada historia de los reinos pirenaicos. 

El principe de nuestros historiadores árabes, Abenhayán, 
llama al rey de Huesca, Mohámed^ hijo de Abdeltnólic, hijo de 
Xahrity conocido, dice, por Atautl, señor (i) de Huesca. 

Setenta años antes de aparecer en escena nuestro Atauil, en- 
contramos de gobernador ó señor de Huesca á Xabrit, que puede 
perfectamente ser su abuelo; de este Xabrit dice Abensaid (2) que 
era primo de Amrus (el Ambroz de nuestras crónicas) señor éste 
de la frontera superior, y añade que Xabrit estaba preso por Al- 
háquem I. 

La primera noticia de nuestro rey Mohámed la encuentro en 
la relación de los sucesos ocurridos en el año 276 de la hégira 
(desde el 6 de Mayo del año 889 á 25 de Abril de 890), pues dice 
Abenhayán, tomándolo del historiador Isa Arrazí, que habiendo 
enfermado de fluxión ardiente, Ismaü hijo de Muza^ de la fami- 
lia de los Benicasi, señor de Lérida, que se había rebelado en la 
frontera superior, hubo de quedar ocioso, y se hicieron cargo del 
mando sus dos hijos Muza y Motárrifj quienes no tardaron en 
salir á defender su distrito la Barbotania (3); en el camino caye- 
ron en una emboscada que les había preparado Atauil, rey de 
Huesca, que les disputaba el territorio; trabado un gran combate, 
fueron derrotados los dos hermanos con muerte de 300 de sus sol- 



(1) Lue^ discutiremos el valor que aquí tiene la palabra _ ^^l^^i, muy va^ en 
«( 7 que ha dado lugar á graves errores. 

(2) Manuscrito árabe de la Real Academia de la Historia, núm. 80, foU 268. 

(8) El texto de Abenhayán, fol. 66 del manuscrito de Oxford y de la copia hecha 

para la Biblioteca Nacional, dice ^Ua^ r^' en los textos árabes al citar esta región 
hay mucha confusión: unas veces se lee i¿^Lb,J, otras LjlJa? yj, de modo que 
podría sospecharse que algunas veces se trata de Boltaña, que nunca encuentro men> 

Clonada, ai no lo es con el nombre ¿^ IL ^J, que no figura en el gran Diccionario de 

-/ • 

Yaeuty dándose en cambio algunos detalles importantes de la Bardotania, que llana 
Barbotania, á la que pertenecían Barbasíro y los castillos de Aiquéutr, Olbtna y Mu^ 
nionet: la Barbotania, según el autor, lindaba con el distrito de Lérida y era la barrera 
entre musulmanes y cristianos: ya en la época visigoda, según documento publicado 
en el tomo iv del Boletín db la Rbal Acadibojl db la Histobia, pág. 212, este te- 
rritorio se llamaba BarMana y rt^io barhtHana en documento del afio 1060 <pág. 216 
iel mismo tomo). 



ZtO BOLKTtN DB LA RBA.L ACiLDSlIfA D: 

d&dos, y perseguidos en su Tuga, fué inu< 

sionero MoUrríf, -apoderándose Ataiiíl d 

mposibilitado Ismail murió por e 

muerte la derrota de sus bijosj 

)0 se disputaron el gobierno de es 

ti emir Abdala de Córdoba, quien 

)0. 

smo Abenhayán nos dice que en t 
6 á 8 del mismo mes de 697) Lup( 

construir 6 reparar el castillo de 
livos (el Cinca) del país de Barbot 
Huesca, á quien pertenecía la I 
! su distrito, se dirigió contra él a 
isito; trabada batalla y teniendo I 
huyó; pero rehecho luego, volvió 
i cayeron sobre Atauil, que sufi 
< prisionero su mismo- hermano P< 
sabemos del rey Atauil durante lo 
3 y 294, y sospecho que el no dar 
le él en este período, es porque 
os cristianos y, siendo Atauil reb 
oba, poco interesaban á los de e; 
á los historiadores cortesanos) las 
con los cristianos de Navarra, Jac 
■s; y sólo al llegar al año 294 (de '. 
lismo mes del 907| nos dice Aben. 

los castillos de Barbaslro y Alq 
que sin duda habían obedecido 
oba, formando parte del gobierno 

jnado Atauil en sus empresas p( 
se apodera de Monzón y Lérida y 
}tania. 



• ^Jy;:-~• p 



IIOHÁMBD ATAUIL, RET MORO DB HUESCA. 321 

Los años 908, 909 y 910 de J. C, debieron de ser de luto para 
los cristianos del condado de Pallars, pues dice Abenadarí que en 
el mes de moharren del año 296 (Octubre de 908 de J. C), ha^ 
hiendo salido Mohámed Atauil contra Pallars, hizo allí gran ma- 
tanza; la gente del castillo de Roda (1) envió un emisario pidien- 
do la paz, ofreciendo pagar el tributo y entregar rehenes; pero no 
habiendo sido aceptadas estas condiciones, hubieron de abando- 
nar el castillo, que fué destruido por Atauil. 

En el mismo año, al parecer en otra campaña, Atauil se apode- 
ra del castillo de Nfonte-Pedroso, y en el siguiente en el castillo 
de Olióla (2) hizo 300 prisioneros, que fueron rescatados por 13.000 
monedas de oro, que Atauil invirtió en restaurar los muros de 
Huesca; destruido el castillo de Olióla, Atauil se dirigió á los de 
Gualter y Alguaire (3), que también destruyó. 

Otra importante campaña de Atauil nos refiere el mismo Abe- 
nadarí, diciendo que en el año 298 (de 9 de Septiembre de 910 á 
29 de Agosto de 911), Mohámed Atauil, habiendo salido hacia 
Aragón con objeto de dirigirse á jPamplona y unirse allí con 
Abdala, hijo de Mohámed Abenlupo, llegó al castillo de Santa 
Bárbara, término de Monreal (?), cuyas inmediaciones incendió, 
destruyendo las iglesias de aquellos lugares (Mayo de 9i0); desis- 
tiendo de reunirse con Abenlupo para atacar á Pamplona, dio la 
vuelta, y habiéndose detenido en uno de sus castillos, llamado 



(1) Parece seguro que este castillo de Roda puede identlflcarse con la Tilla de Roda, 
c«rca del río Isávena, sede episcopal por este tiempo, cuya iglesia fué fundada ó 
reedificada pocos años después por el Conde Ramón y su mujer Brmisenda, habiendo 
«ido consagrada en el año U57 (véase Yillanueva, Vinfe literario, tomo xy, páginas 
1H7 y a»). 

(2) Dado el carácter de la escritura árabe, es sumamente difícil acertar la corres- 
pondencia de los nombres propios de lugares: nuestro buen amigo, el Sr. D. Eduardo 
Saavedra, que tanto ha investigado la Oeografía árabe española, ha tenido la bondad 
de estudiar detenidamente el relató de estas campañas y de proponemos la corres- 
pondencia de casi todos los nombres citados: en el texto este nombre se escribe 

'iifjj yj\ y parece ser Olióla al N. de Agramunt, en la provinoia de Lérida: el Monte 

P«droso quizá fuera lo que boy ea la ermita de Nuestra Señora de Pedruy en el tér- 
mino de la Puebla Boda. 

) Abenadari pone pwJl¿ Gualtgrf, al N. de Pons y ^^ 'Jt:^' Alguairef^ ambos en 
provinoia de Lérida. 

TOKO XXXVI. 21 



ITÍN DB Lá RE 

(1), sapo que Sancho trat 
ncueDtro, salió de noche 
ausa de la derrota de la g 
1 fracaso de esta campaña 
lacia el Valle de Barcelon 
e Tárrega; salió á oponer 
I por Atauil en unos desfi 
O DO se cita expedición a! 
irí que fué rnuorlo en el i 

y como luego (pág. 172) ■ 
rto en Barcelona Abdala 
lé muy bieu pudiera ser ] 
i Xabrit, podemos supon 

Barcelona, en la que mi 

rafia de Afáu, hijo de Mo 
aradf (3) que siendo em 
K Mohámed Alauil juez 
ación nos sumiuisira alj 
i Mohámed, hijo de Abde 
ié Huesca en el sentido qi 
a simplemente un valí, ó 
invenir en que las palabr 
lismo pueden aplicarse ei 

)3 hecbos que de Mobáme 
lo mismo á un rey que 
ado arbitro ai príncipe d( 
ámed Absnlupo, rebelde 
rdoba, podría interpretai 
auil; pero más bien este t 



r- . 



MOHÁMED ATAUIL, REY MORO DE HUEáCA. 323 

uno como otro contendiente obraban con completad casi comple- 
ta independencia al hacerse la guerra, y más por parte del de 
Huesca, que casi siempre figura como agresor. 

Bl hecho de que Mohámed Atauil diese á Afán hijo de Mohá- 
med el mando ó cargo de ¡Í> jJI Á^\ ios juicios de la guardia, 

nos parece signo de que se daba aires de independencia, pues no 
recordamos haber visto mencionado este cargo sino en capitales 
de reino. 

También es probable, por tanto, que acuñase moneda en Hues* 
ca, como la acuñaron los Benimuza de la Rioja (I). 

Dos célebres documentos cristianos, que hacen mención de 
Mohámed Atauil, le suponen verdadero rey de Huesca, del mismo 
modo que á Mohámed Abenlupo en Yaltierra, ó en realidad en 
Tudela. 

Un documento de San Juan de la Peña, que ha preocupado 
mucho á los historiadores aragoneses, navarros y franceses, está 
calendado diciendo: «Facía carta, era DCCCCXXXI, regnante 
Rege Fortunio Garcianes in Pampilona. et comité Galindo Aznar 
in Aragón. Adifunsus in Gallecia. García Sanz in Gallias. Rai- 
mundus in Paliares. Pagani vero, Mohomat eben Lupus in Ba- 
lleterra, et Mohomat Atavel in Osea» (2). 

Resulta de este documento, de acuerdo con lo que hemos toma- 
do de los autores árabes, que en el año 893 de J. C. (años 279 y 
280 de la hégira) era considerado como rey de Huesca Mohámed 
hijo de Abdelmélic Atauil (3). 

El célebre códice de Meya, publicado por el P. Traggia y 
puesto en crédito por los señores Oliver y Hurtado, y que hoy 
parece ser el punto de partida para la historia pirenaica, hace 
también mención del rey Atauil, llamándole Rege Atóele Mauro^ 
diciendo que «Doña Sancia, hija del Conde Aznar II de Aragón, 



(1) Véase Vives: Monedas de las Dinastías arábigo- españolas, número 338. 

(2) Oliver y Hurtado: Discursos en la Heal Academia de la Historia^ pág*. 115. 

(8) M. Jaurgain en sa Vasconie, Étude historiqtte et eritique sur les origines du Ro' 
*iAUMe de Navarre, du Duché de Oascogne, des comtes de Comminges^ éP Aragón.., Pau, 
)6, dice equivocadamente (pig. 161) que el Mohámed Atavel es el Mohámed ben 
tderrahman, llamado Aláncar, que se apoderó de Zaragrosa en H90« 



LBTtH DB LA REAL ACADBti 

rey García Iñiguez, por si 
rey Moro Atoe!, quíeu de 
e'/ic, Ambroz, Fortunio, A 
leiiemos oirás noticias qii 
algiin escritor moderno s< 
rimitivas del Mouaslerio 
de tas Ordeuos que habii 
su autiguo archivo, 
ho en otra ocasión y lo re 
trias de la familia de los J 
la, la de los Benimuza i 
iidujo mi añción A los est 
)ii ellas, si llegaban á eL 
genes del reino de Aragói 
acia no sabemos que talea 
lechamos que en Fez quii 
viccifin y noticia concreí 
os de nuestros musulmac 
pero dado el carácter reseí 
i que tieiieuá que veamoí 
r comunicar á la Europa 
en Fez, no esperamos ver 
ü; sin embargo, como los i 
iaaos cuando no hay test 
iría de conseguir algo en i 

< de Eoero de 1900. 



VARIEDADES. 



I. 



TRASLADO 

DE LOS CAPÍTULOS DEL TRATADO DE PACES ENTRE LAS CORONAS DE CASTILLA 

T DE PORTUGAL FIRMADO EN TOLEDO Á 16 DE MARZO DE 1480, 

RELATIVOS Á U POSESIÓN T PERTENENCIA DE GUINEA, COSTAS, MARES 

É ISLAS DE ÁFRICA. 

Don Felipe, etc.. á vos... (las audiencias y jefes de Indias). 
Sabed que entre las capitulaciones de las paces hechas por los 
Reyes Católicos, D. Fernaudo y Doña Isabel, nuestros predece- 
sores, con el Serenisimo Rey D. Alonso de Portugal, en la ciu- 
dad de Toledo á 16 días del mes de Marzo del año pasado de 1480, 
hay dos capítulos del tenor siguiente: 

Otrosí, porque á menudo acontece por ley no haber provisión 
especialmente á los semejantes casos porque los hombres son más 
ligeros y se sueltan á acometer y hacer robos y fuerzas lo más en 
las costas, playas y puertos, abras y mares do unas y otras partes 
de los dichos subditos, así subditos y naturales dellos como otras 
gentes extranjeras, así amigos como enemigos, de la cual cosa se 
siguen grandes daños y pérdidas á los subditos y naturales de 
los dichos reinos y se ofende grandemente la justicia y república 
dellos; y porque las tales cosas se eviten por bien de paz e perpe- 
tuo sosiego; quisieron e otorgaron los dichos Reyes que cualquier 

los sobredichos subditos e naturales y otras cualesquier gentes 

Granjeras marchantes ó de armada que así en la mar larga 



fiOLSTÍN OB LA HBAL ACADSHIA Di 

la costa, playas, puertos y abras 
robos, e tomau á cada uao de los e 
s Reyes de Caatilla y Portugal, q 
lan ser perseguidos, combatidos 
dos á cada uno de los dicbos rei 
lyos subditos ó naturales las tales 
D, para y ser i-emovidos con sus d 
1, e serán punidos y caslígados sej 
de aquel Rey cuyos sübdilos dami 
tales malhechores uo pudierau se 
aportaren y ancoraren en cuiílqi 
I de los otros reinos, que aquel R( 
srareu, e fueren hallados, sean ti 
r y prender, cousuindoles por evii 

I Ó eu otra cualquier manera, e ai 
ridos, al Rey y á sus justicias ce 
i tal daúo e maleficio cometieron, 
erecho y punidos según las leyes i 
[ue ofendieron, comodicho es. Y i 
nadas, ó sin ellas si las ya uo ti 
arque puesto que no sean hallada 
)r los primeros tratos se remitiráE 

II en toda manera remitidas aunqi 
no sean halladas, como dicho e 
le los pudieren ser halladas hasta 
restadas no dando á ello ñanza bas 
naiñcados cumplidamente. E de 
1 tirados y aceptados por parte de 
1 los que antes de estos tratos eran 
I uuo de loa dichos Reyes e reinos 
08 por cada una de las dichas p 
hasta dos meses, para que eu el 
en cuanto contradice á los tratos 
e ellos hachas, porque tenerse ha 
e por derecho comtin se puede y d 
cantes á las cosas de la mar, seguí 
íchas clases que cerca de ello habí 



PACES ENTRE CASTILLA T PORTUGAL. 327 

■ 

Otrosí, quisieron los dichos reyes, rey e reina de Castilla e de 
Cecilia e de Aragón, etc., y les plugo para que esta paz sea firme, 
estable, e para siempre duradera, e prometieron de agora para 
en todo tiempo, que por sí ni por otro público ni secreto, ni sus 
herederos ni sucesores, no turbarán, molestarán ni inquietarán, 
de hecho ni de derecho, en juicio ni fuera de juicio los dichos 
señores reyes ni príncipes de Portugal, ni los reyesque por tiem- 
po fueren de Portugal ni sus reinos, la posesión y casi posesión 
en que están de todos los tratos y tierras de rescate de Guinea con 
sus minas de oro y cualesquiera otras islas e tierras, costas des- 
cubiertas e por descubrir, halladas e por hallar, e islas de la Ma- 
dera y Puerto Santo y Desierta, y todas las islas de los A-zores, é 
islas de las Flores e ansí las islas de Cabo Verde y todas las islas 
que agora tienen descubiertas y cualesquier otras islas que se 
hallaren y conquirieren de las islas de Canaria para abajo contra 
Guinea. Porque todo lo que está hallado y se hallare y conqui- 
riere e descubriere en los dichos términos, allende de lo que ya 
es hallado, ocupado e descubierto^ finca á los dichos reyes e prín- 
cipe de Portugal y sus reynos, tirando solamente las islas de Ca- 
naria, conviene á siiber: Lanzarote, Palma, Fuerteventura, la 
Gomera, el Yerro, la Graciosa, la Gran Canaria, Tenerife y todas 
las otras islas de Canaria ganadas y por ganar, las cuales fincan 
á los reyes de Castilla, y bien así no turbarán, molestarán ni in- 
quietarán cualesquiera persona que los dichos tratos de Guinea 
e las dichas costas, tierras descubiertas e por descubrir e nombre 
e de la mano de los dichos señores reyes e príncipe ó de los suce- 
sores, negociaren, trataren ó conquirieren por cualquier título 
ó modo ó manera que sea ó ser pueda, antes por esta prometen 
y seguran á buena fe y sin más engaño á los dichos señores 
reyes e principe y sus sucesores, que no mandarán por sí ni 
por otros, ni consentirán, antes defenderán que sin licencia de 
los dichos señores reyes e príncipe de Portugal, no vayan á 
negociar á los dichos tratos, ni islas, ni tierras de Guinea descu- 
biertas e por descubrir, sus gentes y naturales y subditos, en todo 
lugar y tiempo; y en todo caso quidado ó no quidado [así] ni en 
3tros cualesquier gentes extranjeras que estuvieren en sus reinos 
'^ señoríos y en sus puertos se armaren e vituallaren, ni darán á 




ETÍN DE LA RBAL ACADBUU DB LA 

k ocasióu, favor, lugar, ayuda ni ( 
recle; ni consentirán armar ui c 
ma. Y si alguno de los naluralef 
stiUa ó extranjeros cualesquiera <j 
3dir, damnificar ó robar 6 conqui 
rescatea, minas, tierras, de las ( 
a licencia de los dichos señores re 
1, que los tales sean punidos en ac 
que está ordenado por el dicho ca| 
ó ratificación de los tratados de las 
' en las cosas de la mar contra los 
, playas, puertos y ahras, á roba 

en el mar largo las dichas cosas b 
dichos señores rey e reina de Casti 
e otorgaran por el modo sobredich 
le no se entrometerán de querer ei 
ñera alguna en la conquista del re 

empacharan ni entrometieran los 
^s libremente los dichos señores i 
is reinos e sucesores podrán prose¡ 
lefenderán como les pluguiere, y pi 
o los dichos señores rey y reina, 
o ui fuera del, de hecho ui de dert 
que dicho es, ni parte de ello, ni 
erlenezca, pleito, duda, cuestión : 
i todo guardarán y cumplirán m 
ir sin raeoguamiento alguno. Y p( 
tender ignorancia de las dichas coi 
;ho9 señores rey e reyna, mandare 
Jes de los dichos sus reinos que tt 
jecuteo fielmente, y ansí lo mam 
u corte y en los dichos puertos de 
ue todo asf guarden e cumplan y e 
idos venga en noticia. 
. Francisco Pereyra, embajador d' 

nuestro muy caro y amado sobr 
mado... (Sigue la confirmación pa 






AUTORES É INVENTORES DE ARTILLERÍA» 



329 



de las islas de Santo Domingo y demás no comercien directa-*- 
mente en esclavos en las costas de Guinea.) 

Dada en Madrid á 6 de Marzo de 1565 años. Refrendada de 
Francisco de Eraso. 

Sacado de una copia simple de letra de este tiempo que existe 
en el legajo 1/ de gobernación general de Indias, en su archivo 
general. 

Academia de la Historia, Colección Vargas Ponce. Tomo 54, 
folio 3. 



■C-v 



■^ 



Madrid» 90 de Marxo de 1900. 



Cesáreo Fernández Duro. 






II. 



INFORME RESERVADO AL Sr. D. LORENZO DIEGUEZ . 

SICRITARIO DI.Ll RKAL ACADIIU DI LA HSTORIA, 

acerca de lo ocurrido con el discurso sobre los ilustres autores ó inventores 
de ArüUeria que de orden de la Academia escrivió el Académico super- 
numerario Don Vicente de los Ríos, Teniente de la Real compañía de 
Cavalleros Cadetes del Real Cuerpo de Artillería. 

Muí señor mío y mi estimado amigo: Las muchas ocupaciones 
que encontré á mi buelta en esto deslino no me han permitido 
formar antes ese papel, que aora remito á vuestra merced » según 
hemos convenido. Lo he escrito á retazos y tumultuariamente á 
proporción que he tenido algún hueco; así suplico á vuestra mer- 
ced que dispense sus muchas faltas, y que en vista de mi deseo 
se sirva vuestra merced usar de las noticias del papel según sea 
de su agrado y conforme á su mucha prudencia y al favor que se 
rve hacerme. Yo no deseo ni solicito otra cosa que el que el se- 
or D. Juan Gregorio quede enterado de mi buen deseo, de la 




etIk db la real acadbh 

ista obra y del motivo ju9 
mprimirla y ponerla & 1 
apeteceré uada más; sólo 
drced eu cuanto yo valga 
michos añoa que deHOO. S 
vueslta merced su más i 
LOS Rioa. — Sr. D. Loren 

se entienda más bien tod 
ramente la bueoafée, lis 
ocedido ea cuanto respeí 
ipdsiio referir los motivi 
e movieron á ponerla á h 
y como todo consta ó por 
autor, 6 por testimonio d 
epoadrán, le queda la Si 

tendrá lugar de desmeoí 
kcademía de la Historia [í 
i ser hace muchos años) 
64 que se trabajase una n 
i clases, y tubo la bondaí 
mo general de la Milicia '. 
. particular distinción qi 
i Academia de 16 del mi 
i la clase de Académico í 
liapensa de alguuas circí 
ieron al autor en nueba o 

en obsequio y obediencii 
ie lodo4 los ramos que al 
s desconocido que el de í 
,ual sistema de la guerra 
r tener la honrra de ser' 
10 más necesitado de ap( 
qaa no sería desacierto ] 
:uló, ciñéndose precisara 

en este ramo, y pasanc 
msumados oQciaies que 



AUTORES É INVENTORES DE ARTILLERÍA. 33Í 

por evitar la nota que generalmente suelo ponerse á nuestra na- 
ción de jactanciosa y enamorada de sí misma. 

Por Febrero del siguiente año de 1765 estaba ya concluida la 
obra, y para mayor satisfacción, quiso el autor antes de presen- 
tarla á la Academia sugetarla á la amistosa y confidencial correc- 
ción de los individuos de su Cuerpo que por razón de su superior 
inteligencia en la facultad no podían dejar de advertir sus defec- 
tos, y por la confianza que hai entre compañeros no tendrían di- 
ficultad en comunicárselos, ni al autor faltaría docilidad para 
aprobecharse de sus luces y reflexiones. 

De esta diligencia sólo resultó al autor la confusión de verse 
lleno de elogios y con una aprobación conpleta de sus conpañe- 
ros, entre los cuales huvo muchos que, no contentos con expre- 
sarle de voz viva su favorable dictamen , se lo remitieron volun- 
tariamente por escritos que puede presentar. Así lo hicieron el 
primer profesor de la Academia del Colegio militar de Segovia y 
los capitanes del Real Cuerpo de Artillería D. Antonio de Molina 
y D. Francisco Biedma. 

Desconfiando el autor aún con tan apreciables aprobaciones del 
mérito de su obra, y atribuyéndolas parte á la natural condescen- 
dencia que media entre los sugelos destinados á un mismo servi- 
cio, y parte á la credulidad é inclinación de todos los hombres á 
los obgetos cuyo asenso trae consigo algún interés, le'pareció que 
para su entera satisfacción debía inquirir el parecer y solicitar el 
juicio de hombres sabios y de empleos y profesiones distinguidas 
y elevadas que les dejasen toda la libertad é independencia pre- 
cisa para no disfrazar la verdad y hablar sin embozo , por lo que 
recurrió al coronel del cuerpo de Ingenieros y primer oficial de 
la Secretaria de Guerra D. Pedro Padilla, al comandante de 
los Voluntarios de Aragón D. Joaquín de Fonsdeviela, y al 
P. D.Juan de Arabaca: de todos tres mereció aprobación , y de 
los dos primeros por escrito; pero una aprobación tan exorbi- 
tante, que en su vista juzgó el autor que podía sin arriesgarse 
demasiado remitir su obra á la censura de la Academia. 

Esta sobrepujó también sus esperanzas porque los individuos 
de este ilustre cuerpo que vieron particularmente la obra^ el cen- 
sor D. Benito Bails á quien la cometió la Academia, y última- 




BOLETÍN DB LA RBAL 

Acavleniia eu cuerpo y eu la Junta q 
B 1765, 1.1 juzgaron digna de la luz pi 
'tiñcadóa que de orden de la AcadeiT 
la pusiese al frente de ella el Sec 

inbiera parado el autor, sí no liubie 
inio, contentándose con la satisfacciói 
ít á la Academia, y destinando su 
ipre, sí las repelidas instancias de m 
5n, y el honor del Cuerpo doude b1i 
, que parece interesada en la public 
lierau determinado á condescender o 
ría á la prensa. 

le tomar esta resolución dló el autor 
irle para aquietarse sobre el mérito é 
au comandante general el Eicmo. Si 
T su respetable y superior dictamen , 
eo Nuestro Soberano ha confiado el 
lOa de Artillería de Ñapóles y Espai 
uro efecto de su bondad, aprobú tan 
) desmerecía la aceptación con que la 
) sugetos que anteriormente la aprobi 
s de tantos pareceres todos conformes 
o escrúpulo, y con una timidez pocí 
) determinarse A publicar este escrito, 
ido por su genio amigo del retiro, ó n 
liento interior que no es fácil ezpli 
ta, ha resistido las instancias de sus I 
nido indeciso cerca de tres años, en li 
reso, y hecho ostentación no sólo de 
|ue ocultarla para siempre] si le goví 
d y ambición, que ciertamente no leí 
otras muchas faltas, 
ue el haver dedicado la obra al Prínc 
verse creído efecto de lisonja ó de ínl 
i permiso de Su Alteía para que el ai 
está expedido desde el año de 1765, 



AUTORES É INVENTORES DE ARTILLERÍA. 333 

tado lo mismo que la obra todo el tiempo que ha mediado entre 
aquella data y esta fecha, y no ha sido lo que menos ha contri- 
buido para determinar al autor á imprimir su obra el que no se 
creyese que hacía una oferta vana^ y sin esperanza ni intención 
de cumplirla. 

El motibo que tubo para ofrecerla á los pies de Su Alteza y el 
método con que ha procedido después de haver merecido el per- 
miso prueban sin tergiversación que no ha mediado en su deter- 
minación ninguna causa que no sea correspondiente á la sinceri- 
dad y decoro de un hombre de bien. Su Alteza, cuando se dignó 
honrrar con su presencia el Colegio Militar de Segovia, donde 
sirbe el autor, manifestó tanta complacencia y gusto en examinar 
aquel establecimiento, que el autor, lleno del agradecimiento y 
veneración que de justicia debemos todos los vasallos á nuestro 
soberano y á su Real familia, creyó que cada uno de los indivi- 
duos del Colegio era deudor á Su Alteza de una eterna gratitud, 
y quiso según su pequenez manifestarla solicitando poner á sus 
pies la obra que acababa de concluir; pero con la prevención de 
que no deseaba más que la honrra de que fuese admitida su su- 
plica sin ningún otro obgeto, ni interés, como lo ha comprobado 
en la práctica no haviendo desde entonces buelto á hablar en el 
asunto, y haviendo dispuesto aora por sí propio todo lo condu- 
cente á su publicación. 

Esta la ha determinado aora precisamente, porque habiendo 
estado en Madrid se renovaron las instancias de los que deseaban 
que saliese á luz; y como en ésto no mediaba otro eslorvo que la 
indeterminación del autor, luego que ésta se veució con las refe- 
ridas instancias, no ocurrió ninguna otra dificultad que allanar. 
Se debe advertir que la marcha del autor á la corte fué igualmente 
casual y procedida de haver acompañado á un amigo suyo que 
pasó á ella, sin que tubiese ni otro motivo, ni interés alguno, ni 
menos pretensión ni solicitud de ninguna especie, porque conoce 
mui bien que su mérito es mui inferior aún para el empleo que 
obtiene de la piedad del Rey. 

Como la obra en cuestión se proyectó, escribió y aprobó por 

>rden y dirección de la Real Academia de la Historia , no halló 

jl autor medio más oportuno para acertar en el asunto de su im« 




OLXTIN DB LA REAL ACADEMIA D 

je valerse de la autoridad y aví! 
omanes, aclual Director de la A 
el decreto para la impresión de 
^residente de Castilla, respecto é 
o, para el que ae tubo presente 
stinción y dignidad del ilustre 
\o. 

livo de esta diligencia tubo la oi 
r. Presidente la leyese antes de 
)tro de la esfera de la prudencia 
oes más respetables, más sabia 

lo este punto juzgó el limo. Si 
a obra podfa pasarse A casa de 
ira que principiase í estampar! 
la la impresión havfa suBciente 
el Rey Nuestro Señor á fin de i. 
a de Asturias, respeclo que es lo 
as obras, y que la publicación dt 
ite de la impresión del resto de I 
itar la gracia de S. M. dejó el m 
I del autor la elección de la Seci 
la de Gracia y Justicia, puesto 
1 encaminarse esta pretensión. 
: siguió al pie de la letra este áí 
obra al impresor Ihana, y para 
gió como militar (con aprobaci 
de Guerra, formando un men: 
n ia mayor concisión se digna: 
ra dedicar esta obra al Príncipe 
Sr. D. Juan Gregorio Muniain 
obra, su dirección al Príncipe d 
iitor en imprimirla, sino que m; 
hiciese ésto á costa del Rey, y 
minas que corresponden, iasin 
que el autor las trabajase, par; 
oprimiendo la obra con ellas poi 



AUTORES É INVENTORES DE ARTILLERÍA. 335 

Ed este estado, pareciendo al autor que no era molibo bastante 
el*de la impresión para estar en Madrid paseándose, y faltando á 
las obligaciones y encargos de su Cuerpo en Segovia, se volvió á 
esta ciudad acompañando al mismo con quien havía ido á Madrid, 
y dejando dispuesto todo lo conveniente para que Ibarra impri- 
miese la obra luego que S. M. se dignase resolver sobre su pre- 
tensión acerca de la Dedicatoria. 

La primera determinación que S. M. tubo á bien espedir sobre 
este asunto fué que el autor presentase su obra en la Secretaría 
de Guerra, lo que obedeció con la mayor puntualidad y presteza 
luego que recibió dicha orden por medio del Excmo. Sr. D. Juan 
Gregorio Muniain. 

De resultas de esta presentación recibió el autor otra orden del 
mismo Excelentísimo Señor para que inmediatamente pasase á 
Aranjuez á tratar de este asunto, lo que obedeció y practicó con 
igual exactitud. 

Guando el autor se presentó en dicho sitio, y en la Secretaría 
de Guerra^ le comunicó el Excmo. Sr. D. Juan Gregorio Muniain 
una resolución de S. M. por la que era su Real ánimo negar al 
autor la gracia que havía solicitado de su piedad para dedicar al 
Príncipe de Asturias su escrito, siendo la causa ha ver el autor 
(según se le espresó) dejado esta obra en casa del impresor á su 
regreso á Segovia, y antes de obtener el permiso de S. M. para 
imprimir la Dedicatoria de su obra. 

En esta triste situación hizo presente el autor al Excmo. Sr. Se- 
cretario de Guerra las razones que le havian movido á depositar 
la enunciada obra en casa del impresor para marcharse á Sego- 
via, y en virtud de esta última súplica bolvió S. E. á consultar á 
S, M., cuya final resolución fué que imprimiese su obra, pero 
sin dedicarla al Príncipe de Asturias, refiriéndose al motivo an- 
terior que queda espuesto. 

El autor se ha conformado y ha obedecido con la exactitud y 
puntualidad que debe esta Real resolución, dando al impresor la 
obra para que la estampe, y retirando de su frente la Dedicatoria 
que havía colocado en ella; aunque si le huviera sido posible ha- 
ría celebrado más el dejar esta obra en la obscuridad que mere- 

iy para evitar de este modo las desazones que tal vez pueden so- 



BOLETÍN OB LA RBAL ACADSHIA DB LA 

le por SU escasa fortuna y el siniestro ¡ 
I en compendio la historia de la obra di 
lía: y como la desgracia da no haver 
i. M. para la Dedicatoria, ha dependi< 
[1 casa del impresor á su venida á Segó 
ir que en esta falta no ha incurrido i 
Bza, ni por otro motivo vicioso; sino 
riginada ó de su ignorancia en el mo 
gracias, Ó más bien de alguna casu: 
L el autor, que lo siente y no sabe espl 
íl autor se governópor los avisos del I 
Eines, discurrió que no le era posible 
ula, y por consiguiente se persuadió 
¡el impresor (como dicho Ilustrísimo 
irvaría la gracia de S. M. para la Dec 

le agregó que el Bicmo. Sr. D. Juan C 
I le presentó el memorial para obtener 
)or un puro efecto de su grande henig 
I el obgelo de la obra, que la honrrarf 
»;ión, y que deseaba que el autor se 
ajar las láminas con las que la edició 
dables, instructivas y completas. Su 
que la obra quedaba en casa del impn 
aba por sí , para lo que tenía las licen 
temano tenía determinado ya retiran 
>ara atender las obligactoaes de su e 
lonrró Su Excelencia la obra y su obg 
dos, y sin dignarse advertirle al autoi 
dejar la obra en casa del impresor, ( 
ia de Su Excelencia se hubiera ren 
o naturalmente confirmó al autor en 1. 
isa del impresor, como le havía prev 
irector de la Academia, y como lo ege( 
iro es que el Eicmo, Sr. Secretario de 
iperior inteligencia en lodos asuntos, 
odos los trabajos que respetan al arte 



AUT0RB8 É INVBNTOAES DE ARTILLERÍA. 337 

^istralmente posee , y sobre todo su admirable bondad y afabili- 
dad para con los subditos que se valen de su autoridad, no advir- 
tió al autor su falta para que la remediase, precisamente pi^rque 
«US muchas y serías ocupaciones no le dejaron acordarse de esta 
menudencia entonces ; pero esto mismo prueba que en el asunto 
presente ha tenido más parte que otra cosa la desgracia del autor, 

9 

pues sin duda alguna fué grande la de baver mediado esta casua- 
lidad para que no se le hubiese desengañado, 6 advertido, en un 
tribunal donde havía mayor proporción para ello que en ninguna 
otra parte, según las circunstancias antedichas. 

La prevención del limo. Sr. Director, el tácito consentimiento 
del Bxcmo. Sr. Secretario de la Guerra y la reflexión de que la 
impresión de las obras es independiente de la de sus dedicatorias, 
fué causa de que se sacasen las licencias necesarias para estam- 
par la presente obra de aquellos tribunales en que S. M. tiene 
depositada y subrrogada su autoridad para este asunto, y que 
sólo se acudiese inmediatamente á su Real piedad para la solici* 
tud de la Dedicatoria que precisamente debía depender de su 
soberana resolución. 

Bstas mismas razones hicieron creer al autor, siguiendo el con- 
sejo de personas sabias é instruidas, que como la Dedicatoria es 
lo último que se escribe, y lo último también que se imprime, 
podía mui bien componerse el entregar la obra al impresor sin 
incurrir en ninguna falta, supuesto que no tocando nunca en la 
Dedicatoria hasta saber la determinación de 8. M. sobre ella, se 
guardaba siempre aquel profundo respeto y veneración con que 
todos ios vasallos debemos llegar á los pies del trono. 

Prueba evidente de que el autor estaba en esta ingenua, aun- 
que errada, inteligencia, es que sólo solicitó de S. M. permiso 
para dedicar la obra al Príncipe de Asturias, y no licencia para 
imprimirla, porque creía que ésta debía obtenerla de los tribuna- 
les dastinados á este efecto por 8. M. 

Bajo esta fatal creencia depositó su obra en casa del impresor 
Ibarra, d^ando todas las providencias correspondientes para la 
impresión , á ñn que no le fuesse preciso bol ver con este motivo 
de Segovia, á donde le llamaba su obligación, que creyó debía 
preferir á todo Jo demáa* I>e esto dapóeito ao resultó nada que 

TOICO XXZVI. 9 



338 boletín db la rbal academia db la historia. 

pudiese ser de cargo para el autor, pues la obra no fué tocada por 
el impresor, ni sobre ello se le hizo instancia , esperando la reso- 
lución de S. M. para practicarlo. Así no obstante la errada iote- 
ligencia en que estaba el autor de que podía imprimir la obra sin 
relación á la solicitud pendiente de la Dedicatoria , no resultó de 
este error más que una falta mental, que nunca llegó á ser efec- 
tiva , porqué la obra salió para la Secretaría de Guerra en TÍrtud 
de la orden del Rey, sin que el impresor que la tenía la huviese 
tocado. 

Después de la última determinación de S. M. ha hecho el aalor 
algunas reflexiones que todas concuerdan con las anteriores ea 
cuanto á hacerle ver que es un efecto de su desgracia la que ba 
esperimentado en el presente asunto. 

En primer lugar una falta involuntaria, nacida del deseo de 
restituirse á su destino y al cumplimiento de su obligación en uo 
oficial que ha gastado los intereses de su casa en comprar libros 
para instruirse en su facultad, y que ha empleado el tiempo eo 
estudiarlos y en escribir una obra que le mandaron, y eo que, 
aunque no ha acertado como quisiera, ha manifestado al menos 
su buen deseo y aplicación, parece que merecía alguna indulgen- 
cia , y que ésta podía esperarse con fundamento mediando la aa* 
toridad de un Ministro de Guerra tan sabio, tan amante de la 
nación y tan inclinado á favorecer á los que se acogen á sn pro» 
tección. 

Por otra parte, mui poco tiempo há que después de impreca 
La Historia literaria de España solicitaron y consiguieron sos 
autores dedicarla al Rey Nuestro Señor, sin desmerecer su Real 
piedad por haver impreso esta obra. El autor, tanto como celebra 
la buena fortuna de aquéllos, tanto se duele de la suia que le ha 
estorvado la satisfacción y honrra de dedicar su obra al Príncipe 
de Asturias; y se aumenta su confusión á proporción que refle- 
xiona en la diferencia que hal entre tener concluida ya una im- 
presión , ó haver únicamente depositado la obra en las manos dd 
artista que devía estamparla. Bien es verdad que considera el qud 
aquellos supieron tal vez ocultar este hecho, ó tuvieron favor para 
vencerlo ; pero esto mismo añade añición conociendo que i & 
dañado su buena fe, ó su ingenuidad, y que no ha podido '' i- 



AUT0RB8 É INVENTORES DE ARTILLERÍA. 339 

trar ni an desengaño ó advertencia oportuna, ni tampoco un me- 
diador que protegiese sus buenos y sencillos deseos. 

Últimamente, la primera resolución de S. M. fué que el autor 
presentase su obra en la Secretaría de Guerra, no obstante que 
entonces subsistía el motivo mismo porque se le negó después su 
suplica, esto es, el haber depositado la obra en casa del impresor; 
por consiguiente cree el autor que si los informes de la Secreta- 
ria huviesen sido favorables, era mui regular que se huviera ven- 
cido ó disimulado esta involuntaria falta, y este es otro argumen- 
to de su poca fortuna: pues habiendo merecido su obra la apro- 
bación de cuantos la han visto^ y tan ventajosa de D. Pedro Padi- 
lia, primer oñcial de la misma Secretaría, y uno de los sugetos 
más sabios é inteligentes de España, es sin duda grande desgra- 
cia lograr la aceptación cuando no sirve, y encontrar la censura 
únicamente cuando puede dañar. 

Regularmente solemos inferir ó congeturar por los efectos las 
causas de donde proceden, y ésto muebe al autor á creer que el 
informe, ó aviso de algunos que hayan interpretado mal su in- 
tención, y el obgeto de su obra, havrá tal vez cooperado á indis- 
poner el ánimo del Excmo. Sr. D. Juan Gregorio Muniain, y con- 
tribuido á que se hayan reducido á la negativa de su suplica (en 
que no mediaba interés alguno) las esperanzas que Su Excelencia 
dio de su propia voluntad cuanto se le presentó el memorial , y 
que el autor podía esperar ver efectuadas tanto por el crédito y 
peso de quien las ofrecía, como por el tal cual mérito de su apli- 
cación y de su buen deseo. 

Bajo este supuesto, ni el trabajo que ha empleado en su ins- 
trucción, ni el desvelo que le ha costado la composición de la 
obra, ni los intereses que ha gastado en comprar libros y en otras 
cosas que han dependido forzosamente de dicha obra (como el ul- 
timo viage que le precisaron á hacer á Aranjuez) , ni finalmente 
la honrradez y buena fee con que ha p:ocedido en este asunto 
desde que la Academia le mandó escribir la obra hasta el día, 
según ha procurado manifestar en este escrito, le han movido 
tanto para dilatarse en el, como ver que en lugar de alguna satis* 
facción, no le ha grangeado su aplicación y su estudio sino gas- 
tos inútiles, desazones que le parece no merecer, y sobre todo la 



340 BOLBTtN DK LA REAL 

iudiferancia de un Ministro laa sabio, tan b 
so á favorecer la aplicaciÓD. Sslo es lo que a 
quisiera remediar: pues aprecia más la buec 
rrada conduela que loe mayores intereses j 
do. Gomo no tiene el honor que otros de tra 
Su Excelencia, no espera poder deseogañarl 
THos que puedan haverle dado, sino 6 por I 
quien conoeca 7 sepa la verdad de todo este 
dad con que ha procedido en todo él, ó po 
fuese el autor tan dichoso que ésta le propo 
honrra de ser empleado por Su Eicelencia 
del servicio, espera desempeñarla con tanta ¡ 
exactitud, qus cause á Su Excelencia lástimi 
recido más en el presente asunto. 



III. 

i&HUH DE CAMPÓO. DOGOHRNTOS í HONl 

Aguilar de Gampóo, cabeza del marqnesai: 
la provincia de Falencia, es población antiqi 
está por hacer (1). De su noble monasterio < 
Pablo, reedificado en el siglo ix, 7 convertid 
en abadía Premoostratense con la advocaciói 
ha venido al Archivo histiírico nacional, el 
de pergamino en folio, trazado en la primera 
que lleva la signatura 994 b. En este cartuli 



(I) Algv, paro muy pooo, Iiid dicho Yep«* en íu Carini 
Su BeolU) (tomo lu, fol. 401-405) ; Flóm al principio d«l 
Sagnula. 

(t) Su lilatorii manuKrIla eifttc la si a6dlM ff fip d« 1* 



AGUILAR DE CAMPÓO. 341 

crituras muy preciosas, que atañen i los hebreos, moradores de 
Águilar eo 1219 y 1220, las cuales no solameote enderran interés 
por su fondo histórico, sino por el habla hebreo-casfellana de su 
redacción. Por ventura son el primer ejemplar conocido de aque- 
lla lengua, que han perpetuado y conservan los judíos hispano-* 
lusitanos, cuya literatura abundautísima han estudiado y ex- 
puesto con suma diligencia Mr- Kayserling, M. Franco, M. Ber- 
ger (1) y otros sabios extranjeros. 

1. 

Agoilar, Tiernes, 25 Octnbre 1219 (U MarhesTán 49S0). Venta, que por 
predo de 210 maravediB hicieron de las tres cnartaa partea de un molino 
dofia Orosol, viada de Jncé de Labanasa y bxl hijo Isaac al abad D. Mi^el 
y á su comunidad de Santa María. — Becerro^ íol. 162 v., 168 r. (2). 

De los judíos. Del molinillo sobre el mercado. 

Fuemos stantes testigos robrados aquí. Assí fue que dixieron á 
nos oro sol bibda de iuceph de levanza el zac so ñlio ñjo de iuceph 
de levanza: seed sobre nos testigos con quinnán (3) conplido, es- 
crevid et robrad sobre nos con toda lengua de firmedumne, et dad 
al abbad don micael ét al conven t de sancta marla de aguilar por 
seer en lur mano por firmedumne piones (4) que prisiemos et re- 
cebimos dellos. ce. et diez maravedís, et vendiemos ad ellos por 
ellos todas las tres quartas del molino que aviemos en aguilar en 
el mercado, et sues exidas et sues entradas, et aducha de sues 
aguas, et sos provechos, et sues composturas, et arroio de sues 
aguas, del auismo (5) fasta altura de los cielos, et de los aladannos 
del molino: de lado uno dominico fuet (6), del lado segundo mar- 
tín andrés, del lado tercero bia de los muchos (7). Et vendiemos 



(1) BOLBTÍN, tomo xxzYi» págioas 86^9, 96 y 96. 

(2) Marco en el texto los acentos para mayor claridad. 

(8) pjp (tuinyánjt posesión, adquisición. 

(4) Acerca de, latín penet. 

(5) Abismo. 
(0) Faente. 

Oí Q^^in 'XM > vía de los vmchos, camino público. 




342 boletín o£ la rbal academia db la historia. 

ad ellos la vendida esta; vendida conplida affirniad(a) et affirma- 
da (1), talada et trastaiada. non apor tornar en ella por consieglo, 
el non por demudar de ella á sieglos (2). Balan (3) el abbad el 
menbrado (4) et el convent et onfuercen enna (5) vendida esta for- 
zamiento conplido á por consieglo, ereden é fragüen (6) et desfra- 
guen , et den en don a quien voluntaren (!) et fagan en ella lar 
voluntad et lur voluntad; porque con ojo fermoso vendiemos ad 
ellos la vendida esta, et non remanexiemos en ella pora nuestro 
cuerpo et non pora vinientes de nuestra fueraa ninguna rema- 
sigia (B) en el sieglo. Et tod qui viniere de quatro partes del 
sieglo, fijo ó flja, ermano ó ermana, prominco ó lonninco (9), 
eredador ó biseredador (10), iudío ó christiano, con carta ó sin 
carta, é iuxtare sobrellos, sean sos vierbos (11) baldados et pre* 
ciados por tiesto frecho (12) que non a en él prod; et sobre nos 
por espazer (13) et por enxauorrar (14) de sobrello tod xustador (15) 
et razonador de los vinientes de lur fuerza, fasta ques affirme en 
lur mano la vendida ésta, con poder de sobrello et sobre lures 
eredadores despós ellos, sobre tod lures ganados (16) de suelo et 
de mueble, acomendemos por escrevir et por robrar, en día 
sesmo (17) diz é quatro dias (18) al mes de marfesuan auno quatro 
mil et nueb cientos et oiaenta, en aguilar. . 



(1) Afirmada de una y otra parte, ó enteramente. 

(2) D^nSv^ t & perpetuidad, ó ea la duración de todos loa aig'loa. 

(8) Vayan. 

(4) Sobredicho. 

(5) Bnla. • 

.(6) Vinculen, aparejen. 
(7) Quisieren. 
(8; Remanente, ó que pueda permanecer. 

(9) Del latín propinquu$ aut kmffinguut. 

(10) Heredipeta, ó vice-heredero. 

(11) Verbos, palabras. 

(12) Roto, latín /rotfto. 
(18) Latín «pa/toW, alejar. 

(14) Chamorrar. 

(15) Justador, litigante. 

(16) Bienes ganados, ó adquiridos. 

(17) Sexto, es decir, yiernes. 

(18) Catorce. Todo el giro de la notación de la fecha es de esUlo hebraico. Al )*. 
la columna en que se termina el documento se escribió á fines del siglo xvín i 




A6UILAR DB CAMPÓO.. 343 

Testigos. Semuel fijo de iuceph milano. Guersoo fijo de iuceph 
-el guer. 

El acta se extendería también en hebreo; mas para seguridad 
del monasterio hubo de ser traducida, ó trazarse como se ha 
visto. 

2. 

Agailar, miércoles 4 de Mano, 1220 (27 Adar de 4980). Venta que hicie- 
dron de la coarta parte que les cabla en dicho molino Isaac y sn mujer.— 
Becerro, fol, 64 r. 

Fuemos presentes nos testigos robrados iuso, enna hora que 
prisieron quinnán conplido dagora, oro sol et so marido zac 
flde iuceph de lauanza. Dixierou á nos: seed sobre nos testigos 
con quinnán conplido; escrevid et robrad sobre nos en toda Ien«* 
gua de fírmedumue et dad al abbad don michael de sancta maría 
de agttilar et al convent por seer en lur mano por flrmedumne 
piones que prisemos et recebimos dellos ciento moravedís buenos 
alfonsís, et vendiemos ad ellos por ellos toda la parte que era á 
nos ennos molinos de mercado que los dizen los molinos de la 
rauia (1) que son en espliego (2) del mercado de aguilar, que son 
cerca sant michael, et vendiemos á ellos esta vendida conplida, 
afirmada, destajada et trastajada. por non por tornar (3) en ella 
ia más, por non demandar della ia más. Baian el abbad don mi- 
<:hael. et el convent de sancta maría de aguílar, afue(r)zen en esta 
vendida aforzamiento conplido por ia más, hereden et fragüen et 
desaten, et den en don a qui ques quissieren, fagan en ella lur 
voluntad; que con oío fermoso vendiemos á ellos esta vendida, 
non remaneziemos en ella para nuestro cuerpo ni por á los qui 
vinieren de nuestra fuerza ningún remanecimiento en est sieglo, 



guíente: «Afio de 4980 4 dias de etc., según el cómputo Judaico corresponde al 16 de 
Octubre del año Christiano de 1*219.» El autor de esta nota, cuyo cómputo está equi- 
vocado, no cayó en la cuenta de que el día 16 de Octubre en dicho afio no fué viernes, 
Bino miércoles. 

(1) n^l^ rauiahj abundante, caudaloso. 

<2) Punta, lat. «p^to. 

(3) Sic. 



914 boletín db la ksai, acadbkia db la hi 

st Bí viniere de quatro partes del sieglo fijo 6 
ernians, promÍDCo o lonninco, beredador o biseí 
christiaoo, el lustarea sobre esta vendida seai 
bebdadas, et preciadas por un tiesto chebrantado 
prod; et at&rines en lures manos esta vendida con 
et con el rio de sues aquas de suso et de iuso, del 
cielos, enno que fomoe prestos acomendemos poi 
robrar, día miércoles á beot é slet dias, á mes 
de quatro mil é oueb cientos é ojaeata, eu agu 
ñrme. > 

Garsón fí de iucepb. Uosé fí de iago (1) ferren 
barrícdo testigo. Guter pétree, la leí, testigo. 

Entre los varios puntos de estudio ñlológico, qi 
han ofrecido, permítaseme indicar aqui las forma 
vos: tto, ñlio; tas, provecbos; tuei, aguas, entrad 
voluntad; lurét, manos, ganados, heredadores». 
cha é inesperada relación con los idiomas lemosfi 
liano. No debemM olvidar que la inmigración Ei 
el siglo XII fué muy crecida en todo el Norte j cei 

Los judíos de Aguilar, que se dan á conocor 
mentoa, son siete: Jucé de Labania {2); su muje 
se llamaban Orosol (3), su hijo Isaac; Samuel 
milano (4); Guersón, ó Garsón (5), hijo de Jucé el 
hijo de Jacob herrero. 

La aljama hebrea de Aguilar perseveró, más 
cifliite hasta 1492; y lo demuestran las eetadísti 
1290, 1291 y 1474, que publicó D. José Amador 
Yace su historia profundamente ignorada; pero i 
dos moDumentoa del síflo xiv. 

(I> Jtwb. 

(2) Sobre aste nombre seoflTiflco víase lo'diebo ea el tomo i 

BOLITlH. 

(8) Otru se Dombran en Segovia (BolbtIk, tomo u, pigioaa E 

») I^Sd (d«i Ilano'f 

(5) pVii- 

t6) lin <el torattero.) 

n> HUtOrUi iocial, peHHat y rtligiota dt ¡et judUa ds BtpaSa ¡ 

páeiiiaa»yEeH;ni,ieo. 



A«(]1LAB DB CAMPÓO. 345 

3. 

» 

Lámpara qne existía y ardía perenne delante del altar mayor de la 
iglesia parroqoial de San Mignel á fines del siglo xri.<— -Biblioteca Nacio- 
nal, códice D lOO, íol. 163. 

Precede á la noticia, conservada por este códice, un pésioio 
dibujo de la inscripción hebrea, que servía de orla al platillo de 
la hermosa lámpara. La noticia dice así: 

«lUi una lámpara que está en la capilla mayor de Aguilar, 
hallé estas letras, y las saqué de la misma manera que allí esta- 
yan; las quales están á larredonda de una bacía grande de acófar. 
Bsta lámpara está pendiente de una cadena de hierro; y tiene 
ocho á manera de coronas; y mientras más arriba van achican- 
do(se); y sobre estas coronas seis bolas de hierro; y de la misma 
manera que las coronas ó ruedas, unas más chicas que otras. 

Dicen que solía estar esta lámpara en la sinoga de los judíos, 
que antiguamente (h)iibo en Aguilar.» ^ 

Bl tiempo en qne el autor de esta noticia vio tan precioso objeto 
arqueológico, y dibujó las letras de la inscripción, lo declara él 
mismo en el folio 161, donde se escribe: 

«De la iglesia de Aguilar de Campó, 

Junto al altar de sancta Catalina y san Francisco está un entie- 
rro grande de piedra y á larredonda tiene un letrero que dice así: 
Aquí ya^e Oard GoriQalez^ arcipreste de Aguiíary que Dios perdo- 
ne y que fi^o esta obra desta yglesia. Fallan unas letras que, por 
estar el bulto muy arrimado al altar, no se pudieron sacar. El 
qual dicen solía estar en medio de la capilla mayor, hasta que 
los Marqueses de Aguilar (1) mandaron que se quitase de allí, y 
pusieron un entierro de jaspe (2) en su lugar; y ahora se estavan 
haciendo otros dos entierros, al lado del evangelio y la epístola, 
de jaspe y alabastro muy sumptuosos para los Marqueses (3).» 



(1) Lai8 Fernández Manrique y Ana de Mendoza. 

(2) Para los marqueses D. Juan Fernández Manrique y Doña Juana Pimentel pa- 
dres de D. Luis. 

(8) Fallecidos, él en 1668 y ella en 1960. 



.146 BOLETÍN DB LA HBAL ACADEHI' 

En Aguilar no guardan recuerdo de 
y hierro, que probahlomante, dos síg 
llar lugar á otra menos pobre. Los iufc 
<lescubrir su paradero baa resultado ii 

No queda, pues, oiro arbilrio, ai h: 
verse á su pureza nativa la inscrípcit 
punto de partida, ó base, la copia iiiFel 

La orla, ó corona epigráfica, estaba ( 
ó renglones, que el copiante sobrepuso 
cieodo del primero el ultimo, del seguí 
«esivamente. Las letras, desfiguradas 
>igIos, acabaron de serlo por la mano ii: 
y no comprendía el sentido. Con todo, 
del dibujo, revelan el trazado lindo y t 
«II las inscripciones de la sinagoga de 
llísimas del templo del Tránsito, 6 ez-i 
l^üra mejor facilitar la lectura, marcan 
(ones con rayas verticales, poniendo e 
<t(ie les corresponde en el referido códi 
tial. lia restitución de los renglones 1, 
porque están tomados del primer libro 
de los Niimeros (viii, 2). 

Sisn «Si IOS TV!\ i' 

im:n n« -^nSíni I : miJo it ; 
: rmn nsan? itw I mi 

Y engrandecido fué Saniael, y con él esti 
palabra alguna de él. 

Rabi Samnel , natnral de Paredes, hijo de 
en deocanao el Edén), hiso esta Inmbrera. 

Cuando anbieres á encender laa lucea, qu 
delabro, reaplandecerAu siete mecberoa. 



AGUILAR DB GAIfPÓO. 347 

Encima del aro, ó carona^ de la peana goe contenía el platillo 
inferior se elevaban, sobreponiéndose, otras siete coronas, en las 
cuales debían estribar otros tantos mecheros, con arreglo al texto 
sagrado. 

Indudablemente perteneció esta lámpara á la sinagoga de Agui- 
lar, y quizá fué parecida su suerte á la de las lámparas que res- 
plandecían en la sinagoga de Valencia de Don Juan, cuando esta 
última fué confiscada en 3 de Abril de 1379, al celebrarse la pas- 
cua de los judíos (1). 



Lápida hebrea en la paerta de las murallas de Agnilar, que llaman de 
Beinosa.— Qoadrado, E^paña^ 9U8 monumentoa, ete, Vaüadolid, Falencia y 
Zamora, pág. 619. Barcelona, 1886. 

«La puerta de Reinosa, juntamente con varios escudos y figu- 
ras, ofrece sobre su clave una inscripción hebraica del siglo xiii 
al iiv, que recomendamos á los inteligentes, y que sin duda se 
relaciona con los numerosos judíos que en la población habi* 
taban. A dos líneas escritas en castellano, de las cuales sólo pu- 
dimos leer junio, era íiCCC. fijo..», siguen otras seis bien con- 
servadas en caracteres hebraicos, partidas por dos arquitos den- 
tellados con figuras destruidas.» 

He pedido una fotografía y, á ser posible, un calco de tau inte- 
resante inscripción hebraica á D. Francisco Simón y Nieto, doc- 
tísimo correspondiente de la Academia en Falencia. Acaso por 
los arquiioi dentelkuioB ^ que vio el Sr. Quadrado, se podrá cono- 
cer el estilo arquitectónico de la sinagoga, y entre las figuras des- 
truidas el bosquejo de la referida lámpara de siete mecheros. 

Madrid, 6 de Abril de 1900. 

Fidel Fita. 



(1) Publiqué la escritura de confiscación en la obra titulada Acta* inéütat 40 9i$té 
eandUai étptíñoks, pagines 2n-220. Madrid, 18S2. 



348 bolbtín de la rbal academia de la histobia. 



IV. 



INSCRIPCIÓN SEPULCRAL 
DEL PRINCIPE YÜSUF, HERMANO DE MULEY HACEN. 

La colección de antigüedades que forman el pequeño aunque 
valioso Museo particular de la Alhambra se ha enriquecido re- 
cientemente con un importante ejemplar epigráfico, de cuyo va- 
lor puede juzgarse al tener en cuenta la época y el personaje á 
que se refiere, así como el perfecto estado de conservación en que 
se halla. 

Trátase de la inscripción sepulcral del príncipe Yusuf, conocida 
también con el nombre de lápida de Betanzos, y propiedad hasta 
hace poco del Ezcmo. Sr. D. Juan Facundo Riaño, quien la ha 
cedido generosamente para que sea colocada en la Alhambra gra- 
nadina, junto á las que todavía se conservan de aquellos últimos 
reyes de la España árabe, descendientes de los Ánsares ó ayuda- 
dores de Mahoma. 

Realza el mérito de esta donación la escasez de ejemplares de la 
misma clase, toda vez que de las lápidas sepulcrales de los reyes 
granadinos sólo quedaban dos en la Alhambra, y éstas en un 
estado de conservación que deja mucho que desear. 

En tiempo de Mármol aún había cuatro epitafios de dichos re- 
yes , pero después han desaparecido dos , quedando solo los de 
Yusuf III y Mohamad II; así es que D. Emilio Lafuente Alcán- 
tara, al hacer en su obra Inscripciones árabes de Granada la Ira- 
ducción de las inscripdones sepulcrales de los reyes moros gra- 
nadinos, tuvo que recurrir, en las de Abul Walid Ismael I y Abal 
Hachach Yusuf I, á la traducción que trae Mármol en su libro 
Relian de las moriscos y á un manuscrito de Alonso del Casti- 
llo, conservado por D. Serafín Bstébanez Calderón, así como par 
las restantes al texto de Aben Aljatib. 



4 

INSCRIPCIÓN 8BP0LGRAL DBL PaÍNClFB TDSUF. 349 

De los dos últimos nazaritas, Muley Hacen y Boabdil, no han 
quedado inscripciones sepulcrales, habiendo noticias sólo de las 
de algunos parientes cercanos de estos reyes. La del principe Abu 
Abd-Allah Mohamed, llamado el Zagal, se descubrió en Tlemsén 
el año 1857, en el sitio conocido con el nombre de cementerio de 
Abu Hammú, y fué publicada la vez primera por Brosselard, 
aunque con el error de decir que era la inscripción de Boabdil, 
error disculpable, dado que el Zagal y Boabdil llevaron el mismo 
nombre de Abd-AUah i. 

La otra lápida sepulcral de la familia de estos postreros nazari- 
tas es aquella á que se refiere el presente estudio. 

Por un extracto publicado por el Barón Silvestre de Sacy y un 
calco obtenido por D. Pascual Gayangos, sabíase que en Betanzos 
existía una lápida referente á un príncipe de los últimos tiempos 
de la dominación árabe en España, y de grande interés por los 
datos que contenía ^. D. Emilio Lafuente Alcántara, valiéndose de 
estos datos, había reconstruido el texto con algunas imperfeccio- 
nes en la lectura y traducción, aunque no tantas como hubiérase 
supuesto al no tener el original. Por mucho tiempo no hubo otras 
noticias que éstas del epígrafe aludido, hasta que mediante las 
gestiones del ilustre académico en cuyo poder ha estado hasta hace 
poco, se trajo del remoto pueblo de Galicia, donde se hallaba, á la 
ciudad de los Cármenes, siendo colocado en una huerta de las in- 
mediaciones de Granada que posee dicho señor, y habiendo per- 
manecido mucho tiempo en dicho lugar, donde le estudiamos va- 
rias veces á la apacible sombra de clásico emparrado, hasta su 
reciente cesión, con motivo déla que se encuentra ya, como hemos 
dicho, en el Alcázar de la Alhambra. 

La donación de este valioso ejemplar epigráfico da motivos para 
hablar nueTamente de él é intentar una nueva lectura y versión 
algo más correcta y completa que la del Sr . Lafuente, que es la 
última que se conoce. Las mejoras de esta transcripción, que hoy 
damos, consisten en haber completado el texto, llenando las lagu- 
nas que se advierten en el de la obra deLSr. Lafuente Alcántara, 
con vista y estudio detenido del original, y al mismo tiempo en 
haber perfeccionado la traducción del epígrafe. El valor histórico 
de éste consiste en presentar como en compendio toda la crenolo- 



350 BOLBTtN DB LA RBAL 

gfa de los reyes Alahmareo, 
Abul Hasán, padre de Muley 
Cipeá quiea laiDBcripción a 
mención suya en las crónicaí 
cunstancla es muy de eitraí 
dicho Sr. Tiafuente. 

La lápida que contiene la 
por 1 m. 7 cm. de altura, y e 
se halla en caracteres andalu 
cuya transcripción , con el m 
la siguiente: 

\ ^ 

J^gi ^lUI J>L£JI ¿^^1 , 
-.jij-i' ir-^' i*^'^' "^'^ 




1 - * - v 



INSCRIPCIÓN 8BPULCBAL DEL PRÍNCIPB YU8DF. 358 

É 

jL^! ¿^^ ^-V^' ^ ^^ ií^ (•^'á^ ^^^LUDl ^^;^l wy Jj^j 

^> ^ ^^1 ^1 ^ui ^üUj, i^ií» j^i 41^ ^5^í 






^,^1 j^Ut jj.t;^l J.,^*^) ^^^-^1 



t 

£n t\ nomhre de, Dioi clemente y mfsertcordiofO.-^£a hendicián 
de Dios (sea) sobre nuestro Señor y amo Mahoma, 

Este es el sepulcro del señor ^ del emir glorioso^ P^^o, engrande- 
cido j célebre^ batallador ^ grande por, sus excelencias, y^jforsus'he" 
chos laudables^ elevado^ perfecto^ glorioso^ esplén^idif, si sanio 
que disfruta la vida de eternas delicias por la misetri^V^i^ ^i^ 
n^^ Abul Hachach Yusuf^ hijo de nuestro aj^^.el enii^,4^ los 
muslimes y califa ^ del enviado del Señor deilosftv^f^dop^ eil glo" 
rioso, grande, elevado^ ilustre^ sabio, famoso^ bienhechor, de exce- 
lente carácter, generoso, de mérito eminente;' Hscñtíó ^e'^oza de 
la piedad divina Abun-ffazar Saad Almostain Bil'^lah ^. hijo del 
SeñoTy el emir excelso, luz clara y refulgente *, el guerrero glo^ 

T4W0 ZZZTl. 2S 






''i 



\ 



I BOLKTÍM DS LA RRAL ACADBUU DB Li 

SO, grande, bienhechor, de numeroaot beni 
}>le» '', el ^nto que goza de la ipiedad divii 
o de nuettra amo el emir de lea mítilimes i 
n, el de elevado poder y alto renombre, A 
noatagni Bil-lah *, hijo de nuestro amo el e 
alifa del enviado del Señor de loa mundos, 
munido, de preeminetite mérito, tabio ct 
temeroso de Diot, humilde, dechado de to 
naa de altAanza >*, el santo que goza de lo 
i-Allah Mohamed Algani Bil-lah ", hijo de 
tos muslimes y califa del enviado del Sem 
tan é imam " de la noble estirpe de ¡os Bet: 
dencia de los que ayudaron al Profeta ", ¡ 
te de las oraciones y la paz, el ilustre, fan 
re los reyes de los musulmanes, el noble, t 
dad divina Abul Hachach Yusuf El-muaye 
ístro amo el emir de los muslimes y califa d 
los mundos, el bienltechor, de excelente 
itre, gran juito ^* y de acciones dignas dé 
< gota de la piedad divina Abul Walid Isn 
t Nazar Alansari Aljatrrechi ■*. Santifiqui 
vierta en cosas santas su recuerdo y su sep 
complazca en él, el 11 de Chumada últin 
rió, la misericordia de Dios le aproveche ya 

al golpe de una lama '* á fines del mes 
ndecido del ofto 8H **. La bendición de Dii 

1 familia. 

[BBta aquí el texto y traducdÓD del epitafio < 
nplar de grao valor, como habr& podido v\ 
Im granadioa, caya recieale cesión debe si 
ivas dopaciooea que eoriciuescaD el reduc 
seo de la Alhambra granndina, 

OWMd*, ie<ia detubn da l^K. 

Antonio Auca 



.?*■■ ■'* 



féH 
• 1. 



*.^ 



IÑBCRÍPeiéü »BPÍn.GRÁL'6BL l^RÍMGIPB'TlfSUF. 



955 



■ M 



J5rOT-A.S 












L .' 



i > 



^ En la revista hispano-arábiga La Estrella de occidente^ ^i- 
«mera serie^ nüm. 3, publicamos el texto y traduccióa al castellano^ 
•de dicha lápida. 

* El extracto del texto de la lápida lo publicó el barón Silves- 
tre de Sacy en las Mémoires de VAcadémie dea inacñptions et 

'h^es letres^ tomo ix, pág. 748.— Lafuente Alcántara (D. Emilio) 
trae el texto y tradubción en su obra titulada Inscripciones árabes 
de Granada^ pág. 256 y siguientes. 

* En el texto de Lafuente falta la palabra Jí^t, «el que disfruta 
^e la felicidad eterna». 

* Califa es voz española de origen árabe (}ue significa vicario, 
sucesor, vicegerente. La verdadera transcripción de esta palabra 
^es jalifa. 

' Almostáin hiMah significa «el que pide favor á Dios». 

* La palabra Ja^^ «refulgente» falta en el texto del Sr. La- 
fuente Alcántara. 

' Lafuente leyó j^^^; pero en el original dice ^t-l^' jé^^ 

«el de numerosos beneficios». ' 

* Almostagni bil4ah quiere decir «el que pide á Dios la abun- 
dancia». 

* Lafuente lee J-»l^l JUi (•j'^'» P®^^ ^^ ®1 original dice 

.J>U)I JUI J^lSJI «el sabio consumado, laborioso...» 

^^ Lafuente lee Ju>Ls^! & |y ^ ^ J-^t «distinguido en todo gé- 
nero de virtudes...», faltando aquí una palabra que se halla en el 
i igínaU lia verdadera lectura es a-»Ií?^' ^J\s^\ ^t^^ J-«5^1 
^ lechado de todas las perfecciones dignas de alabanza». 






. ■* - 



•itt 



vf 






r 



"v'! 



-.Ti 



356 BOUBTtN DE LA MAL ACADCHIA I 

O Algani bit-lah ael contento en Dioi 
leerse ^-41 Almuganit, pero el título 
como se lee ea las iascripciones de la Al 
^ >■ Imam significa ■sacerdote, pontlñc 

II* Los Antarea. 
" LaTuente lee ^-loJ' Er-radih lel q 
el original dice i¡í\j ^^t «el ayudado p 
" Eo la traoBcripcióQ de LaTuente se 
^ coso, graude;»; pero en el original dice < 

PV (Campeón ilustre, gran justo». 

M 1* Procedente de la tribu de Hazrrech 

^' Ánsares ó ayudadores de Ifahoma. 

^- " Bn la obra del Sr. Lafuenle se : 

s: ^_^jji' «santifique Dios su espíritu 

^ pero en el original se lee *^.j^j j_^a¿il . 

I '; (Santifique Dios su espíritu y convierta 

\l moria y su sepulcro». 

|;. ■* Corresponde al 28 de Julio de 14.^0 

p " Lafuente lee ^^ji'JsíU Ij-^^ j 

g y Tictima de'la peste*. Pero en el o 

( jJjcÜJLj 'j~^_. *xe^ tul (Murió; la 

f.- aproveche, ya que padeció el martirio al 

^ ' * Corresponde al aflo de J. C, U67. 



^ < 



NOTICIAS. 



» . 



•'••■: • " . : . ■ ■ ..' i " 

' ^1 Sr. K. Haabler, de la biblioteca Real de Drésde, ha dado á 
la estampa un estudio Sur quélques incunables eapagnoU relatifs 
Á Christophe Colomb (Besancon, 1900). Deduce de sus observa- 
¿idáes que la carta dirigida por el descubridor «al Escribano dé 
ración», impresa en folio, de que dio noticia primera la Librería 
de Maisonneuve, de París , én 1889, salió de la prensa de Pedro 
Posa, en Barcelona, y la edición en 4.^, conocida entre los biblió- 
fllód con el nombre de Plaquetté dé VAmhrosienne^ fué tirada por 
P'édro Qiraldi y Miguel de Planas, en Valladolid. 



Con mucho aprecio ha recibido la Academia siete obras de his* 
tona americana, regaladas por sus autores, menos las dos ülti- 
nm, que han sido ofrecidas Ipóf D. Julio Betancourt, enviado 
extraordinario y Ministro plehipptenciario xie Colombia en Es- 
püfia. 

1. — Códice Borgiano [I], Interpretación del Códice^ por el abate 
José Lino Pábrega, de la Compañía de Jesús, con xxn Estudio 
sobre los dioses astronómicos de los antiguos Mexicanos , por Al- 
fil^^o Chavero. En folio^ pág. 480i México^ 1900. 

2.— A/emonas de los Virreyes del Perú , Marqués de Mawíero y 
Conde de Salvatierra, publicadas por José Toribio Polo. En folio, 
página 76 + xvi. Lima, 1899. 

» 

— : : 1 — : — 

(1) L« edición en íkcsimile se debe al Sr. Duque de Loubat, uf eomo la de loa 
«ódioea Cotpianc y Telteriano-Memensé^ de loa que dlnaa aotleia en el toaao xzxt del 
BOLBTÍN, péffinaa 2R2 y 288. 



358 BOLITÍM 01 Lí RKAL AOADBIIIA DR 

3. — El tribunal dé ¡a InquUieión en loa j 
por José Toribio Medina. Bn 4.*, páginas ' 
le, 1900. 

4. — Lag relictas de San Martin, por '. 
guoda edición aumentada con la icónografi 
tinianas. En 8.% pág. 178. Buenos Aires, I 

5. — Loa de la Ma del Galle ^ por Garios 
DOgrafía histórica, premiada con medalla 
promovido por el Ateneo de Lima. En 4.*, 
El autor plantea é ilustra con nuevos datos 
■obre el udmero y los nombres de los esi 
con Pízarro en la mencionada isla. 

i.^—Lettera rarU$ima* de Chrtttophe Co 
de la Terre-Firme, accompagnée de l'Iliné 
et d'une partie de la Belation de Diego Uei 
velle, extraite des documents déla Colomb 
París, 1899. 

7. — Cuetlión de limitet entre Colombia y 
de 8. E. el Sr. IWdenle de la Bepiibli 
Uemoria presentada en nombre de la Bepü 
M. R. Poincaré, abogado de la Corle de apel 
páginas 1 Ifi. Sevilla, 1899. 

B&tlioteta de «fcrítorM ie ¡a pr<mneia de ffHa 
la mitma hatla el tigJo XIX, por Jaan CttaUna < 
premiada por Is Biblioteca NacIodkI en el concn 
pren í «xpessaa del Estado. Madrid, eatablecln 
•orea de HiTadene^Tai, impreaoTea de 1a Beal C 
ginaa zii + 808. En el colofón se advierte q 
Imprimir en 19 de Jtmio. Esté dedicada á D. I 
pondiente de la Beal Academia de la Hlitorla y 
píntense. 

A su obra magiatral titulada Ensayo d- 
plutente (I) y premiada también por la E 
hecho seguir la presente Biblioteca nuest 

(UHadrM.UMt 



f. ;: NOTICIAS. 359. 

ñerio 0. Juaadaialína García, prestando uqa yez más i^ápracia- 
bles senridos á la historia de la provincia de 6uadalaja(Vii> noble 
y fecunda madre de aventajadoe ingenios» Blplaja que S0> trasó el 
autor está indicado en loe primeroa pánnloB: de.la;lirtlm<lM0etto 
con la lucides y sobriedad propias de quiegu-doninaii^ asani^oi 
que trata y lo. propone con rígida exactitud en abreviado cuadro 
sÍBtéfcioo^ ..... 

cBlcontenido—dic»— del presente trabaja fo^va eiloe tres 
grftpoa ó secciones: 

1* Biografía y bibliografía de los escritores nacidofi. ea la 
provincia de Guadalajara. 

2/ Escritos especiales referentes á hijo%.de la misma, hayan 
sido <^ no escritores. 

3.* liibros y papeles á ella tocantes. Como en la primera sec- 
ción se trata de naturales de la provincia que escribieron de ella, 
hay necesidad de repetir la mención de sus escritos en esta ter- 
cera sección, donde se harán las debidas referencias. 

Aun ahondando cuanto me ha sido poiMeen la -materia biblio- 
gráfica, be puesto especial interés en la biográfica, ateniéndome 
á las siguientes reglas:. 

:1.« Justificar con datos seguros el nacimiento de los escrito- 
res dentro de la pronincia. f 

2.* Ver por mí mismo la^ fuentes de donde se logran las no- 
ticias biográficas. '..,.• ■ , 

3.' Atender principalmente á. la representación literaria de. 
autores, sin menoscabo de otros aapectos de su vida. , 

4/ No disertar ni elegiar ampliamente, porque la naturalesa 
de este libro exige los datos concretos, que soa el armazón de> 
más encumbrada9 tareas. 

5/ , Investigar Id desconocido en las fuentes que la sana eru- 
dición señala. 

La tarea, bien Jo sabe Dios, no ha sido corta ni de suave pen- 
diente. I El entorpecimiento, .principal estuvo en el doloroso me-, 
nosteho de los archivos, á comenzar desde los parroquiales, por* 
que efl ppcos de ellos ae encuentuain. los primercfs.Ubfoadebau-. 
tismpe, matrimonios y .d|íf un to{(»! con loque uo suelen ofrecer; 
mucha luspafa^eqtrar con ferteúia en Ja época, más interesante. 



$60 



BOLBTÍN DB LA BBAL AGAOBMIA DB LA HISTORIA. 



para mí, él siglo tvu La buraca en los protocolos notariales, 
nisimosí de sei^ más explorados que lo fueron hasta ahora, tam- 
poco es cosa- Uaná por el desorden en que suelen estar y porio 
mncho'qtié también ban padecido. Faltan en casi todas las partea 
loe'liblK)8'deá6ta8 de los ayuntamientos, las escrituras de fnndsH 
dones piadosa» en las iglesias y los testamentos en las notarías^ 
De los archivos de los conventos ¿qué queda, con vergüema y 
daáo nuestro^ En cambio, y aunque también con algunas mer- 
mas, me ha sido útilísima la exploración de Jos arehivóe^elat 
Universidades de Alcalá y Sigüenza, por las que pasaron una 
buena parte de los ingenios de la provincia...; en el Archivo H» 
torteo Nacional, donde, por dicha bien lograda, existen hoy nu- 
merosísimos fondos... de las Órdenes militares..., deialnqui^- 
ción..., de la Cámara Real..., del Patronato de la Corona en las 
iglesias de España. i., el archivo del Sello, las colecciones' de des* 
pachos dipiomálÍGOs, las actas de capítulos de las Ordenes y otras 
series de documeatoe eclesiásticos y civiles queet^archivoIBis^ 
tórico NaoiMal)^ á quien podemos llamar nuevo, guarda ya con 
regocijo de doctos é investigadores. 

Bien se advertirá esto, aun siendo cosa mía, en d curso de mi 
trabajo;" Porque, procediendo como es de rigor en este linaje de 
estudios, cuido de comprobar cuando digo con las^ citas oorres-^ 
pondie&bss al erigen de mis noticias, y con preferencia si son de 
documentos ó manuscritos que por su naturaleza no están tan al 
común alcance como los libros. De éstos tampoco omito la me- 
moria, singularmente si son de poco uso por su rareza ó por 
otras causas. No me cansaré de encarecer la importancia de una 
clase de obras que son venero abundantísimo de datos biográfí*- 
COS. Me reñero á las crónicas de Ordenes religiosae, hasta aquí 
poco exploradas, si se exceptúan las que con justicia tienen ani- 
versal renombre... .1 

Cuanto á la parte bibliográfica, he practicado mi doctrinada 
que debe comprender toda dase de libros y papelea^ grandes y 
pequeños, impresos y manuscritos. Cierto que á primera vista 
parecen cosa de poca substancia aprobacioneSt censuras, 
toriaSf loores poéticos, etc.; pero éstas» que podemos llamar «jm 
minara, tienen eu valor literaria é histórico, y á veces w^* 



■V*1 



w 



IfOTIOIAS. 



SM 



tanto eomo un libro, asi por su ticmtenido co^o por sei* demos- 
tración del carácter literario de<;uien lasiestíríbi6« De los manus^* 
eriias no es posible hacer estimación .'^ue. no. parezca pequeñay 
pues si mucho vale un libró ya conocido, mayor importancia! 
tiene una obra inédita, precisamente por aerlo.u ¡ - ^ 

A la biografía de cada autor sigue la enumeración de sus 
obras, según lafecha.en que fueron itúpresas, Colocando juntas 
y sucesivas las ediciones de cada uña. Vienen después lasciud 
yo llamó opera minera^ y> por liitimo^ los. maquscritOs.'Nó sd 
altera eite orden sino por causas especiales que lo exijan,» 

Dan remate á la obra dos Copiosos y. esmerados Jndices^ geo^ 
gráfico y de personas, útilísimos por varios conceptos. De paso 
hemos advertido que los artículos ex y cccxxxiv, referentes á los 
dos historiadores. Fray Diego de Jesús y Fray Diego de Ban 
Francisco, natural éste de la ciudad de Ouadatajara y aquél dé 
la villa de:Horche, suministran consideraiblee^y nuevos datos 6 
aditamentos al DieeiMiario de e$eriiúfke^t^inU€trioe.de.E8pctña^ 
de Portugal^ que ha publicado en Roma el P. Fr^ Antdtoiho dq 
la Asunción, y del que dimos noUcíaeh las páginas 27(^272 del 
presente- vólunieíi. / / ) 



i ! 



üa empezado á publicarse en el Boletín de la Real Ácadethiade 
Bettoé Artee, en pliegos sueltos, que formarán tomó en 8.*; úha 
colección de cartas^-entré Jas que figuran no pocas de acadéniico* 
que fueron ide la Historia', como Qeán Bermüdez, Navarrete, Cle-i 
mencin, Besarte, González, Sanz de Barutéll, eta* Titulase Comáe^ 
pondencia epietolar de D. José de Vargas y Ponce y otros, en matO' 
rias de ArUy colegida porD. Cesáreo Fernández Duro y publicada 
p&r la Peal Academia de Bellas Artes de San Femando. Madrid. 
Imprenta dé la Viuda é Hijos de Teltd, 1900. i 



» ' ■ í • .'4 ■ . <^ ■ 

f 



Vi 



> » 









A petición/ del bibliotecario de la Universidad de Parit, se htoú 
enviado copias de dos cartas dirigidas el año 1848 á la Academia 
por el literato M. Prosper Merimée.. 



é i í ■ . • 



iiit» «I 



t BOLKTIn DK la BEAL ACADIKtA DE LA HISTOEU. 

3a eido aombrado correspODdieDta de nuestra Academia en So- 
, D. Manuel Magalldn, que tiene bien estudiadofi los archivos 
aquella capital, y ba publicado (I) excelentes monografías sa- 
I los Cartulario» del monaalerio d» Leire y el de toa Templarim 
la Corona de Aragón (siglo xiti). Igual nombramiento bao ob- 
ááa D. Rafád de Viesca j Méndex en Cidií y D. Eduardo Mo- 
10 y Lopes en OroBse; Han fallecido, en Náptdea, el correepon- 
iHte Sig. Bartholommeo Gapano, Comisario r^o de anligüe- 
lea del reino; y en Berlín, el honorario Dr. Friedricb Jagor, 
jero y etnólogo, autor de una obra descriptiva de las islas Fili- 
las, traducida al español y al inglés. 



*iumi$mática romana. En el Lérmino de Villanueva de Tapia, 
lítrofe de los de Loja y Arcbidona, ba encontrado D. José Ama- 
r Hidalgo un gran bronce imperial de Nerón, del que ba eo- 
ido improntas á la Academia, con expresiva carta del 16 del 
lado Marzo. 

^ñv. Gabeía de Nerón laureada, á la derecha. IM P - ÑERO ■ 
,ESAR ■ AVG ■ PONT • MAX ■ TR • POT • P • P. 
üev. Nerón á caballo-, i la derecha con lanza en ristre, seguido 
un jinete abanderado. A los lados: Sfenatus) C[oBsulto). De- 
o: DECVRSIO. 

II Sr. Hidalgo se propone explorar aquellos terrenos en busca 
algdn mosaico parecido A los de Bobadílla |2) y de lápidas ro- 
ñas, que, como es sabido, tanto abundan en Anlequera y no 
Mn en Arcbidona y Loja. 



Idpida.romana de Azután, Situada sobre la margen iiqnienU 
Tajo, entre el arroyo Aguilucho y él rio Uso, afluentes de 

lél, la villa de Aiután dista media legua al Oriente de Pueoie 
Arzobispo, su capital de partido. Lápidas romanas y visigó- 

u se han thoslrado en losí pueblos limítrofes de Villar de Pe* 



I, pdgidMse-:in;m,S4. 



•V 



íNOticus.. 353 

droso (941, 942, 6336), ]a Estrella (6336 c, á) y Belvís de la 
Jara (1). La ultima, de Villar del Pedroso, notaremos aquí (2^ 
para: ilustrar el ara que D« Luis María de Velasco, vecino • de la 
Estrella, ha descubierto en la dehesa del Sr. Marqués dé Lina- 
res, sita en el término de Azután, orillas del Aguilucho. El 
Sr» Velaaca tiene ya ea su casa de la Estrella el ttonumento^ del 
cual ba^ sacada una impronta -fiel, que nos harsidor remitida por 
D. Luís Jiménez de la Llave, antiguo correspondiente de la Aca- 
demia en Talavera de la Reina. El ara es dé granito; mide 30 cm. 
de alto por 36 de ancho; siendo 0,045 la altura de las letras y clara 
su lectura. 

I o V I 

SACRVM 
VROCtVS 
DOVl IVS 
DOVILIQ 
V-L-A»S ' 

l<m naerum. Uroeins Doveus Doviliqfum) vfoium) Ifibens) afnimo) $(olvU), 

CoüBagrado á Júpiter. Urocio Doveo, de la tríba de los Dovllicoe, cum- 
plió gtisioaameDte el voto qae le había hecho. 

No lejos de Azulan se hallaron dos aras votivas á Jijpiter li- 
bertador (JmH Bolutariú}: una en la llamada ciudad de Vascos (3) 
y otra en Oropesa (944)-. En otras dos (744, 745), votivas asimismo 
á Júpiter, suena el nombre indígena ó lusitano TuréuSy que se 
formó de Turains; como Dovétia de Davatus. En Gácere8(7i6) sale 
nn CTrtfcius, y en León (2675, 5085) dos Arocias; formsis interme- 
diás de la presebte ürocit^. 

Lo más interesante de nuestra lápida es el nombre de la tribu 
DaviliqCumJ, que viene á juntarse á otros muchísimos, reseñados 
por Hübner eh su obra Monutnenta linguae Ibericae(A). No sola- 



(1) BOLBTÍii, tomo zü, páginas 426432 y 448. 

(3) Maéio\D&9ai\JtilUu}kie\siiuM0tt,.. •..i.Vt'. • 
(8) BOLBTÍK, tomo n, pég. 247. * «'^ 

(4) PrcUgám,, núm. 87 y 47. Berlín, 1808.— A este eatáiogo hay qoe alMir Z«l0fi- 
diiiumj y lanetqfumjt eoneignados en el tomo zxviii de) BoiMrttn^ pá^na«W^y(B8. 



364 BOLBTtN DI LA REAL ACADBMIA D 

mente la raíz dov,- sino lambíéa el radie 
étnico, aparece ea aa& inscripcióo funen 
Coria: tTancinua Douilon(is) fíMtuJCaue 
h(ic) afitus) efrtj. 



La Revi$ta de Extremadura, ea su nÜD 
al mes de Mayo último, hace una importa 
por D. Tomás Romero de Castilla, sobre 
de Barcarrola (1), de la que dimos aoticii 
derno del Boletín (2). «Con el iídíco prof 
ro (3)— de hacer constar cuAl es el verdad 
cida... be de permitirme consignar que , 
también & otras personas que han ésam 
la inscripciÓQ tal cual en la lápida se ofn 
dente j puesto fuera de toda duda que d( 
labra SILVANI, hay una I; aia que que] 
ción de otra letra y mucho menos de 
parecer al de persona tan eotondida, qu< 
misma decisiva de la lectura, recordarer 
uno de la I puesu en lugar de O (Athi 
rúa), y otro donde suena en lugar de AV 
que se ofrecen respectivamente en Córdo 
be. Si el ara de Barcarrota está cortada, 
puesto 6. SILVANI hay indicios de letrai 
este genitivo iba regido de SALVTG, y 
inscripción se acomodaba al de otra voti 
las afueras de Lisboa; looi \ pro talute \ 
Mfarcua) luiiu» Primut \ v(otum) t(olvit 



Impidas, romana é Ibérica, del 

mo número de la revista mensual O arct 



(1) Stlta»e\tatei»\ll«íti\i 

di PágiDu lee y i«. 
m pis.iis. 



r^ J " • "^ «V-- 



iroTiciAS. ' , 365 

cambio de sa BoLBTtN recibe nuestra Academia, han salido á luz 
dos inscripciones notabilísimas. 
1.— Del año 274. En la ciudad de Faro. 

I M P • CAES 

L ^DOMlTlo I 

A VRELI ANO 
pío o PBL o AVG 
5 POMOTOPOPOP 

II OCOSOPRoC 
R O P o OSSONOB 
BX- DECRETO 

ORDIN 
lo DoNoMoBlVS 

D OD 

2mp(eratori) Coeafarij /^(ucio) Domitio Aureliano pió fel(ieij AugfustO/ 
p(ontifie%j mfaximo), tfrtowiicia) pfotestatejj p(atri) p(airíae), II eofn)- 
$(uli), proefonguHj, r(e8) pfublieaj OsaonobfetuitJ ex decreto Ordinü dfevota/ 
nfumini) m(aieatatique) eiue d(edit) dfedioavitj, 

Al emperador César Lucio Domicio Aureliano pió, feliz, augusto, pon* 
tiflce máximo, revestido de lá tribunicia potestad, padre de la patria, oón- 
sol por segunda yez, procónsul, la república Osonobense, por decreto de 
su Corporación municipal, acordó y dedicó este monumento, devota de su 
numen y majestad. 

Arrancado de las viejas murallas de Faro, este pedestal de es- 
tatua se ha trasladado al Museo denominado del Infante D. En- 
rique, en la misma ciudad, por cuenta y diligencia del sabio canó- 
nigo Monseñor Gereira Botto, correspondiente de nuestra Acá* 
demia. Confirma la demostración que hizo el clarísimo Ftór^z 
en el tomo xiv de la España Sagrada (1), reduciendo á Faro la 
antigua Ossonobay Sede episcopal antiquísima, cuyo prelado Vi- 
cente ya lo era á fines del siglo iii. La inscripción alegada por 

- - • 

(1) Tomo iiY (edieió* 2.»), pág. 200. Itadrid, 1*^ 



BOLKXÍM DS LA fiBAi. AGftMI 

grabadA estumh tu vua pedeal 
luo ea el afto 355, que fué tan 
iieh capital del Algarbe. 
'ntcripcion iiérica, 
leguas, ó 16 km., al Norte de 
irmiiio muDicipal abarca euti 
lia de San Bebaetián de Sal 
que llaman tLas Lagoas», 
quena lápida pizarrosa, que < 
ña los bordes con letras ibéri 
1 y no copiada, ignorándose ; 
isigo la mitad superior. El f 
aaa tres pulgadas en cuadro (S 
roco de Salir. En 41 se lee: 



Iracddn de la lectura es la qu 
, T veiiflcan catorce lápidas ; 
lo y estudiado HUbner (3). E 
visto y eiaminado la presenl 



«• 



/! . • N0T1GU8. 367 

4a testera de una sepultura rectangular, formada por lajas enhieús^ 
tas á mauera de sustentáculos de un dolmen céltiéo, y quela letra 
postrera del primer renglón, truncada por la rotura de la piedra, 
era |^ fn), según que del dicho de un testigo ocular se infiere. La 

inscripción es funeral y dice seguramente vaaaron nnt, pu- 

diendo entenderse en el primer vocablo el nombre del difunto, 
análogo al de Vadarua en uba lápida asturiana de Llenín , cerca 
de Gorao (5752), y al de Fiséradtn en otra de Siñarcas'(4450), villa 
del partido judicial de Chelva, provincia de Valencia, siendo 
muy de notar que el propio radical se repite en otras dos lápidas 
gveco-i béricas de Asturias ( 1 ) . 



En Falencia se han descubierto varias inscripciones romanas, 
inéditas, y otras no menos importantes en las provincias de Cáce« 
jres y Valencia, que daremos á conocer tan pronto como sea po- 
sible. 



La Academia, teniendo en cuenta varios antecedentes, acordó 
no publicar en su Boletín el apreciable estudie del Sr« F. P. Qa- 
rofalo, del que se hace referencia en la nota 1/ de la pág. 177 de 
este volumen. 



Sapplóment aux Acta Sanctorum ponr des vies des Saints de Tépoqne 
Mérovingienne par l'abbé C. Narbey, anoien profeeseur. Tome u, conté- 
hant des docnments sor les origines da christíanisme en Espagne, em An- 
gleterre, sur les martyrs de la Qanle et des bords da Rhiu avec de nom- 
breox dessins d'antíqoités. En gran folio. París, 1900. 



Los dos primeros fascículos de este tomo, páginas 1-32, se en- 
cabezan oon el siguiente resumen: 

«íntroductiou. — Aparemment l'Bspagne ne fut pas évangélisée 
par Tapótre saint Jacques, mais elle le fut des la fin du 1.* isiéde. 
—Saint Torquatus, apotre d^Acci (Ouadiz), vers la ñn du 1.* 
aiécle. — Texle de son andenne Vie.— lascriptions funéraires et 

P 

(1) BoLaTíN,tomozxz,piginM»S-34a. 



BOLBTtN DB U. RBA 

irélíens de la Béliq 
Sché d'oü Bortireat 
[ndaleüus etsaiat I 
as proTÍDCes de Co 
ée de peintures peu 
i de Carmoiis, á 6 1 
clous, aparemmenl 
gvécbé d'Blvire, d'o 
r-2xxTi.> 

ninas, hechas tosca 
i tipográfica del t« 
reñida coa la crítia 
imindolas de la col< 
9 las inscrípciODes ( 
. autoridad de San 
ón de Santiago é íg 
documeo tales á lof 
09 del santo Aposto 
m AtaDasio, en la < 



Ire De. D. Emilio h 
noticia de estar ya i 
leu 1871 con el tfti 
cada á los académ 
luerra y D. £duard< 
8 paganas de la Esj 
dicho sui^emento t 



le loi saUgaos nina 
pabligadas pOT 1« ^M¡ 
ato m. Comprfiode id^ 
¡omplelado ya felisi 



r 



SUMARIO DE ESTE CUAnURNO 



I. Privilegio» de loe hebreoe maUorquinei m el cóiHi 

Tereef periodo. Sección primera. — Fidel Fita.' 
Llabrás. 

II. Ooncrjoe de Córdoba, Seviiia j/JeretdeU Fnmli 

inédita de m Serimindad en 1296. — A^sUd 

GómeB 

'II. AlfvHio de Catiro y la cieneia penal.— Wiceaia Vit 
V. líokámed Atauil, rey moro de Saetea. — Francisco 

t. Tratlado de loe '^apitulot del tratado de pacet entn 
nos de OaiHtla y de Portugal firmado en ToUd 
iíarzo de 1480, relativo» á la potetión y períe 
Oiitnea, costat, mares é itlat de X/rico.— CesAreí 

ir. Informe reteroado at Sr. D. Lorento DUguet, See 
la Real Academia de la Bittoria, aJierca deÍaoe\ 
el ditcúrto tobre lot ilustres autoret é inventores i 
ria que de orden de la Academia etcribiá el Acá 
pemumerarto D. Vicente de los Rio», teniente ¡ 
compafíia de Caballero» Cadete» del Beal Ouerp 
Ihria 

III. Agmlar de Campeo. Doeumenlot y monumento» 
Fidel Fita. 

[V. Inaeripciin tepuieral del principe Yutuf, kermant 
Hacen.— Áotoaio Almagro Girdenaa 

iciju 



^\'>"- • \'i,\ 





OLETIN 



DB LA. 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XXXVI.—CUADERNO V 



MATO, i900 



MADRID 

ESTABLKGiMI£ÑTO TIPOGRÁFICO DE FORTÍN ST 

IMPBMOB DV LA BHAL 1.CADBMIA DB LiL HteTOBIA. 

Calle de la Libertad , núm. 29 

^ eoo 





r 




I 




ETIN 



LA HISTORIA. 



TOMO XXXVI. Mayo, 1900. ouadbrno y. 



INFOKMES. 



T. 

PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES EN EL CÓDICE PÜBYO 

TERCER PERÍODO, SECCIÓN SBOÜNDA. 

Coge esta sección veinte documentos (77-96), que discurren 
desde 8 de Junio de 1360 hasta 9 de Junio de 1375. La última 
fecha señala el término de las guerras, sostenidas por los estados 
de Aragón, ya en favor ya en contra de D. Enrique de Trasta- 
mara. En la primera mitad de 1375 respiró por fin D. Pedro IV 
el Ceremonioso, asegurando sus derechos á la Corona mallorqui- 
na con la defunción del pretendiente D. Jaime IV, rey consorte 
de Ñapóles, que fué sepultado en Soria; príncipe valeroso, que 
iiabía peleado heroicamente en la batalla de Lluchmayor (1349), 
donde murió su padre, y que dos veces (1369, 1374) tanteó la 
suerte de las armas para recobrar el solio de sus mayores. Des- 
vanecido este nublado, la pa?. amigable y duradera se ajustó en 
Almazán (12 Abril), y fué jurada por el rey de Aragón en Lérida 
(10 de Mayo) cimentándose en Soria poco después (18 Junio) con 
las bodas, ó feliz matrimonio, del príncipe D. Juan, heredero de 
D. Enrique II, con doña Leonor, hija de Pedro IV y madre que 
pronto había de ser de Enrique III de Castilla y Fernando I de 
^^agón. Así los beneficios de la paz sirvieron de contrapeso alas 

imidades del hambre y de la peste, que afligieron en 1375 á 

TOMO XZXVl. M 




BOLRTIN DB LA KEAL AC 

lebreos mallorquines. Casi I 
sección se hacen eco del em 
e las Baleares, obligada, c< 
á contribuir á los gastos d< 
trance culminante [23 Mar: 
cambiar su aspecto, fué 
I] lo denostaba llamándole 
a y tenaz contra la grey isr 
irdo de Alonso XI en Tole 
lesea 11366} y en todos sus á 
3 1379), se dejó también sen 
. Pedro IV y la de su hijo e 
ificacia, si bien no amansan 
s y esquilmados por la nsui 
e de la fe leligiosa. De los 
ial se colige que los Cristian 
mente A que los privilegio: 
n, otorgados á los judíos, a 
ner las cargas eíorbitanles ( 
in tributo reudfan sino al n 
vorccerlos. Si en razón de 
s é implacable esigía lu guei 
cielo, y obtenían de la canci 
jamenlaj ó por lo menos o 
ática), porque no les era da 
lores israelitas, protestaban 
idos; quedándose aquéllos 
íes populares y l:is sangriei 
urna (doc. 86, 92, 93 y £ 
1370 y 1374, presagiando li 
)licaii considerados á la luz 
el Rey que la mayor parte t 
mallorquines provenía de c 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 371 



77. 



Zaragoza, 8 de Junio de 1360. Decisión del pleito segnido por el Ayan^ 
tamiento de Palma, en recurso de alzada contra la aljama hebrea Mallor- 
quína. Con esta sentencia decisiva ratiñca el Rey la de D. Bernardo Vives 
favorable á los judíos. — Fol. 72 y 73. 

Nos Petras, Dei gratia rex Aragonum, etc. 

Altendentes pro parte secretariorum et aljame judeorum Ma- 
joricarum fuisse Nobis humiliter supplicatum quod, cum dicta 
aljama et ejus singulares sint exempli liberi et quilii a qiiaciin- 
que solutione et conlribulione fienda cum juratis et universitate 
Majoricarum in quibusvis talliis quesiiis et collectis regalibus et 
vicinalibus ex speciali privilegio domini regis Alfonsi, bañe me- 
morie (1), per Nos confirmato, et ctiam a quacunquesubvenliouc 
et solutione dicte civitatis fienda in et de quavis pecunie quauli- 
tate per modum accomodi , tallie, questie, taxationis vel secrete, 
et alias modo quocunque, ct hoc ex alio privilegio nostro, ut de 
ipsis privilegiis clare liquet, et dicta aljama et ejus singulares 
que per se solvunt Nobis servitia, subsidia et alias taxationes, 
que et quas ab eis habere incessanler nos convenit, propter qua- 
rum solutionem onera non módica censuum et usurarum et alia 
importabilia necessario dictos judeos subiré et solvere oportuit et 
oportet, multipliciter et importabiliter sint oppressi, fueritque 
per Nos cognitum non esse naturalem equitatem quod dicta 
aljama et ejus singulares sol van t et contribuant ex duabus parti- 
bus in exaclionihus guerre Castelle pro se solum et cum dicta uni- 
versitate, qui etiam fuerunt absoluti per sententiam fídelis de 
Gonsilio nostro Bernardi Vives, commissarii per Nos deputati 
super questione que vcrtebatur exinde inter juratos Majoricarum 
et secretarios dicte aljame, quod ipsa aljama et ejus singulares 
non possint compelli ad contribuendum in aliquo dono seu quo- 
vis alio onere tam regali quam vicinali cum dicta universitate 



Alfonao III de Arafirón, añoB 1285-12D1. 



1 



372 BOLETÍN DB LA RSAL ACADSHIA DB 

Majoricarum, et id quod jamdicta aljama si 

solvatur tamquara coacta et cum proleslati 

dicti jurati, ut dicitur, appellaruiil, ob quai 

judei dampais et expensis plurimum sun 

propter iniíumerabiles et importabiles exac 

per se habeat separatas, non possent diclan 

ducere absque ipsorum maiimo detrimeal 

hoc de opportiino remedio providere: 
Quorum supplicatione benigae auacepta, i 

et Principum debeaiit esse mansura, nec si 

dicitur, equitatis quod dicta aljama et ejus 

coutríbuant ex duabus partibus, nec fuerít i 

locis terre oostre quod judei contribuant cu 

seipsos solTuDt et contribuunt Nobis qui, o 

eis demandase! exactiooes quamplurímas f 

ea, tam nostris quam dlctorum judeorum ¡ 

tatibus providentes, volenlesque jadeos ipsi 

sioaibus et vezationibus preservare et oe v 

nip arliculum, ad quam de facili pervenireí 

parle et per universitatem Majoricarum ex . 

tioiiibuscontiiigeret agitan, dicta privilegia 

et nostris predecessoribus , presentís serie 

tes et mandantes de certa scientia et exprés 

et ejus singulares non possint compelli nec 

dum et contribuendum cum universitate M 

pecuuie quaaiitate per modum accocnodi, tí 

nis vel secrete, etiam occasione dicte guen 

quibuscunque exactionibus ac juribus regalibus vel vicinalibiu, 

vel alias quocunque nomine censeantur, cum non sit justum dn 

onii.im quod dícta aljama, que jam habet suas impositiones paila! 
¡bullones separatas, in quibus dicti jurati el eorum uoi' 
contribuere non tenentur, solverent in predictis coa 
ratis et universitate, quia sic judei ipsi coiitribuiioni 
gravarentur, nec in alus terria seu regnis noslrls, osl. 
edicitur, usitatum quod aljame judeoium contríbuanl 

-istianis, quiu Immo ipse aljame eorura demandr '•'" 

.bullones habent per se penitus separatas, No1eii> 



wrr- 



PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 373 

dicta aljama et ejus singulares pretexta guarumvisconcessionum 
yel gratiarum^ per Nos factarum ac fiendarum universitati Ma- 
joricarum contra predicta, quomodolibet compellatur nec com- 
pelli possint ullo modo, appellatione et contradictione cessantibus 
quibuscunque. 

Et mandamus expresse ac de certa scientia gubernatori Majori* 
carum aliisque officialibus nostrís et juratís Majoricarum, pre- 
sentibus et futuris, qualenus hujusmodi nostram conflrmatío- 
nem concessionem et voluntatem firmas habeant et observent, et 
contra non faciant aut veniant quavis causa. 

In cujus rei testimonium presentem fíeri jussimus, nostri sigilli 
pendentis munimine reboratam. 

Data Cesarauguste, octavo die Junii anuo a Nativitate Domi- 
ni M.CGC. sexagésimo, regnique nostri vicésimo quinto. 

Rex Petru8. 

Dos días después (10 Junio 1360), el Rey prorrogó las Cortes 
aragonesas para el día 1/ de Marzo del año próximo, y no tardó 
en irse á Barcelona, donde llegó el 30 de Junio. 

78. 

Barcelona, 27 Octubre 1862. Concede el Bey á la aljama, qne no pague 
la sexagésima de las baratas, y dispendios que hiciere para el subsidio de 
la guerra contra Castilla, y el procomunal de la misma Corporación. Está 
esta cédula incluida en la siguiente. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc., dilecto consiliario 
nostro Bernardo de Thous, etc., salutem et dilectionem. 

In humili supplicatione, Nobis reverenter exhibita pro parte 
secretariorum aljame judeorum Majoricarum , vidimus contineri 
quod ipsi secretarii tam ratione subsidiorum que ipsos Nobis 
faceré oportet quam etiam pretextu eiactionum et aliorum in* 
cumbentium onerum ac expensarum quas et que aljama ipsa 
habet quotidie supportare, recipiunt baratas tam rerum quam 
pecunie, et vendunt et onerant census super aljama ipsa, pro 

ibus impositionem quatuor denariorum pro libra emptoribus 

*i coUectoribus impositionis ejusdem solvere compelluntur. 



le, cum jiirati Majoricarum, 
ieiUes et oueraiiLes census s 
is et subsidiis regalibus vel a 
)ueribus, a soluiione dictonm 
icitur, sint exempti, et propU 
alnm ut eis super hüs de opp 
lio providere: 

icirco Nos, eonim supplicaltoi 
) et mandamus quatenus, ex c 
inem ut pi'emiuitur non exsc 
endum impositioaem quatuo: 
vendunt vel baratant pro sub 
UU8 compellatis, nec compelli 
tatis. 

latum Barchinone, vicésima si 
tate Domini m.ccc.ls. secunde 
. Cancellarius. 

7Í 

arcelODa, 23 Julio 13G3. Ineiete el 
Ift cédala precedente.— Fol. 28 v. 

'eirua, Dei gratia rex Aragoa 

1 Bernardo de Thous milili, g 

cunque qui pro tempore preec 

iccionem. 

^ridem , ad supplicationem s 

joricarum, vobis scripsisse r 

i gratia rex 

:deo, ad supplicationem nund 
factam, vobis dicimus et mai 
s dicloa secretarios ad exolver 
riorum pro libra de hüs que vt 
. doais regalibus, aut de red 
is per jpsos alienatis, non con 
per aliquena permitlaüs. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 375 

Data Barchinone, vicésima tertia die Julii anno a Nativitate 
Domini millesimo cgg.lx. terlio. 

Bernardas de Palou. 

Eo 8 de Marzo de este año se cerraron las Cortes generales de 
Monzón, inauguradas en 23 de Noviembre del año anterior, á las 
que asistieron aragoneses, catalanes, valencianos y baleáricos. 
Para contrastar la pujanza del Rey de Castilla, que se entró por 
lo mejor de las tierras de su rival, y habiéndose apoderado de 
Cariñena, Teruel, Segorbe y Murviedro, se puso á la vista de 
Valencia con ánimo de rendirla, decretaron las Corte$ de Mon- 
zón extraordinarios subsidios, siendo nñuy considerables los que 
ofrecieron por un lado las islas de Menorca é Ibiza y por otro la 
de Mallorca. En 2 de Julio se ñrmó la paz ó tregua de Murviedro: 
y en 20 del mismo mes el Rey de Aragón, muerto su hermano 
D. Fernando, recobraba el señorío de Tortosa; yéndose luego de 
esta ciudad á Barcelona, donde firmó el documento presente. 

80. 

Tortosa 13 Marzo 1366. Otorga el Rey á la aljama que ningana conce- 
sión de prórroga, sobreseimiento, gaidático, inducción ó cualquier otra 
á título de hacer guerra por tierra ó por mar á D. Pedro I de Oasti- 
lla^ ó cualquier otro título, obste á que los secretarios y demás indivi- 
duos de la misma aljama puedan eugir á plazo debido, ó como lo narca 
el Derecho común, los préstamos y depósitos que hubieren hecho, y las 
deudas que hubieron comenzado á cobrar antes del tiempo en que se die- 
ron ó dieren dichas concesiones.— Fol. 82 v., 88 r. 

Nos Petrus, Dei gratia rex Aragón um, etc. 

Quia justa pefentibus non est denegandus assensus, idcirco 
ad supplicationem Nobis pro parte vestra, seoretariorum et sin« 
gularium personarum aljame judeorum civitatis Majoricarum 
ejusque coUecte humiliter inde factam, et ut vos^ qui estis regie 
camere apecialis ^ valeatis melius et utilius de bonis nominibus 
sive ci*editi8 vestris regales ezactiones et subsidia solvere, cete-. 
raque onera vestra supportare ac vestris necessitatibus provider^, 

lore presentís declaramus volumus et decernendo providemus 

etiam ordinamus quod in elongamentis, supersedimentis, gui-, 




376 BOLBTtN DB LA REAL ACADBIIIA DK LA Hl 

daticis ¡DducUooíbus aut aliis prorísionibus quibuscunque, per 
Nos Tel quamTÍs aliam personam loco vice seu Domine Doslro, 
et ei proprio motu vttl ad poslulaLionem impetramium quorum- 
cuaque, in favorem guerre quam hahemus cum rege CasteUe, wl 
armatarum quarumcunque, aut cujuivi» $tolei per terram vel per 
mare facti leu fiendi, seu alias qualicunque modo causa veJ 
ratiooe el sub quacunque forma seu ezpreBsioae verborum udÍ- 
Tersaliter aut singulariter factis vel coocessis ac de colero fien- 
dis vel concadendÍB persoais quibuscunque, cujusvis legis status 
gradus sexus vel conditioais existaul, non comprebendautur in- 
cludaotur seu iutelligantur, aut possint comprehendi includi seu 
intelligi quomodolibet, tacite vel expreese, debita que vobis dictis 
judeis aut quibuslibet siogularibus vestríe debentur seu de celen 
debebuQtur uomine depositi vel comande, ñeque ettam ilK pro 
quibus ante concessionem dictorum eloogamentorum aupereedi- 
meatorum guidaticorum iaductionum sive provisionum executio 
fuerit inchoata. Quia Nos, ex certa scientia et expresse ac ex uo- 
stra plenissima facúltate, dicta elongamenta supersedímeota gui- 
dalíca inductioues atque provisiones, queque sint vel fueriut, 
quatenus ipsa, vel aliquod ipsorum, solutiones predictorum, que 
per modum predictum vobis debentur vel debebuntur, posseot 
nunc vel io futurum impediré seu modo aliquo protelare, re*a- 
camus cassamus írritamus ac eliam annuUamua, et pro revocatis 
cassis irritis atque nuUis penitus haberi volumus et jubemus, v 
si de eisdem de verbo ad verbum fieret in hnjusmodi nostra pro- 
le meo tío specialia. 

ndantes cum presentí gubernatori nostro generali ejusque 
gereutibus ac aliis universis et singulis officialibus noslni 
)a judicibuB et commisariis quibuscunque tam in civiíate 
-egno Majoricarum ejusque vices gerentibus, ac aliis uai* 
) et singulis ofBcialibus uostris necnon judicibus et com- 
krüs quibuscunque tam in civitate seu regno Majoricarum 
I alibi ubilibet presidentibus , presentibua et futuris, et 
rum offldalium locateoeatibus, quatenus bujusmodi prorí- 
m et declarationem nostras ubilibet observando ac obstN 
faciendo, contra eam non veniant sea aliquem contr» 
ittant aliqua ratioue. 



PRIVILBOIOS DE LOS HBBRBOS MALLORQUINES. 377 

Iq cujas reí testimonium, preseatem fleri nostroque pendenti 
Bigillo jussimus communiri. 

Data Dertuse zni die Martii aaao a Nativitate DomÍDÍ m.ggg.lx. 
quinto, regnique nostri xxx. 

Petrus Canc(ellarius)* 

£q las Cortes de Tortosa de este año, cuyo texto ha publicado 
nuestra Academia (1), se descubre (2) la más importante ilustra- 
ción de este privilegio. A las tres islas Baleares se aplica buena 
parte del elogio que mal restringió Zurita (3) á los catalanes, di- 
ciendo que éstos le sirvieron con diez y siete cuentos de moneda 
Barcelonesa por tiempo de dos años, y fué para en aquellos 
tiempos tan señalado servicio que con lo de Aragón y del reino 
de Valencia pudo sostener todo el peso de la guerra hasta cobrar 
todo lo que había perdido de sus reinos; que era tanto que, según 
él afirma en su historia , era más lo que estaba de ambos reinos 
en poder de los enemigos que todo el reino de Valencia». 



81 



Barcelona, 10 Febrero 1867. Manda el Rey, so graves penas, al almota- 
cén municipal de Palma que jare guardar á los judíos las franquicias y 
privilegios de la aljama, sin que pueda obstar la excusa que pretextaba de 
no estar comprendido entre los oficios de la Curia real el almotaoenas- 
go.— Fol. 86 V. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc., ñdeli nostro alroutasafío 
civitatis Hajoricarum presentí, et qui pro tempere ia dicto preerit 
offlcio seu ejus locumtenenti, salutem et gratiam. 

Humilem supplicationem, Nobis reverenter oblatam pro parte 
aljamejudeorum ipsius civitatis, vidimus coatinentem quod, li- 
cet universi et singuli oficiales nostri civitatis prefatein principio 
administrationis offlciorum commissorum eisdem auctoritate no- 



cí) Cortes d$l PrineipaOo de C^taluüa por la Real Academia de la Hiatoria. tomo4t« 
páginas 28(KS32. Madrid, 1809. 
'2) Páginaa 363, Tfít, 2r78, 261, 29»4IOO. Véase Umbiéa el tomo iii, pig. 433. Madrid, 
X). 
(8) Analu^ libro ix» oap. dO. 




ILBTIK DK LA RlfAL AGADEI 

uam diclis utantur of&cü! 
iviolabiliter observare ipf 
oque privilegia gratias c 
stros predecessores eidetn 
bservnndo dicta privilegia 
udem juranieutURi presta 
itdicitiirad ipsiusjuramt 
3sse adscriptum, eo signai 
Lem regium, nec sub regi( 
isum; quod in dicte aljam 
gravamen ooscitur redunc 
supplicato Nobis super hi 
landamus expresse pro pr 
¡uingentorum aureorum d 
rum quoliens secus Tece 
le monilus fueritis seu req 
e admiDistratioDÍs, incoDt 
um ofBciiim esercendum 
inviolabililer observare I 
ime et singiilaribua suis p 
privilegia et quaacunque 
inceesiones, qiias ipsi alja 
lut de cetero coucedemí 
prout per dictos alios ofl 

tea per eamdem gubernab 
inti et futuro, ejusque vi( 
iramenium prefatum eto 
cte pene et atiis juris re 
distrÍDgat, quotiens iode 
rta scientia pro reparati 
fate'et ejus siagularium, 
ic ñeri providerímus et vo 
atenúa obaiatente. 
rei teotimoniuRi presente 
denti munitam. 
rchinooe, décima die Fet: 



■''■>-\t-^l^ 



\, 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 379 

mini millesimo trecentesimo sexagésimo séptimo, regnique nostri 
tricésimo secundo. 

Bernardus de Palou. 

Cerraba entonces (7 Febrero) D. Enrique de Trastamara las 
Cortes de Burgos; mas pronto osciló y cayó por primera vez su 
corona con el advenimiento de las huestes del Príncipe Negro, en 
las cuales militaba Jaime IV, marido de la reina Juana de Ñapó- 
les y pretendiente al trono de Mallorca. 






82. 



Barcelona, 22 Mayo 1368. Manda el Rey qae se guarde el privilegio 79 
(23 Julio 1363) de exención del pago de la sexagésima y que se repriman 
los infractores ó cobradores á nombre del Concejo, que no consentían el 
recurso de alzada sobre este punto por parte de los judíos. — Fol. 13 y. 



Petrus, Dei gratia sex Aragonum etc., uobili dilectis et fldeli- 
bus nostris, gerentivices gubernatoris regni Majoricarum cete- 
risque oíBcialibus ipsius regni, vel eorum locatenentibus, salu- 
tem et dilectionem. 

Pro parte secretariorum aljame judeorum civitalis Majoricarum 
fuit Nobis expositum revereqter quod, licet dicta aljama ex con- 
cessione nostra ei facía cum littera nostra, data Barchinone [vi- 
césima] tertia die Julii anno [a Nativitate] Domini millesimo tre- 
centesimo sexagésimo lertiOy sit Trancha quita et exempta a solu- 
tione impositionis quatuor denariorum pro libra de hiis quedicti 
secretarii nomine dicte aljame vendunt vel baratant pro solvendis 
subsidiis et donis que dicti secretarii faciunt Nobis vel de eis que 
exinde redimunt, prout in dicta littera hec et alia dicuntur latius 
contineri; tamen executores qui nunc sunt domus jurarte dicte 
civitatis, non obstante quod de consimili actu secretarii a Johan- 
ne de Porlello precessore ipsorum in dicto oíñcio declarationem 
obtinuerunt seu sententiam, nituntur competiere et de factt) com- 
pellunt dictos secretarios ad solvendum de predictis predictam 
impositionem, scilicet quatuor donarlos pro librado hiis que ven- 
lunt seu baratant aut redimunt ut prefertur, nec obstante etiam 
quod dicti secretarii de hiis ad Nos appeliaverunt, quam quidem 






solbtín db la bbal acadbu 

onem dicti executores renuu 
s nullum posse appellare al 
I dicte concessioais et ubus i 
judicium, ut proteiiditur, ce 
icalo ¡taque Nobis auper pre 
10, Tobis et unicuique vestí 
quateuua, coastito vobis de i 
dictam concessiouem dicte 
piam faciatis, quodque dicto: 
iDcessiouis ad aolveadum de 
dictoa executores aut per ali 
et quidquid incoQtra (1j ten 
:ecutore3 aut per alies adve 
m, id ad statum debitum et 
et caveatis ne decelero dictai 
itra eorum privilegia, per j 
iva aljame indulta, seu etiam 
t iaquieiari iiuilaleuus permi 
a pro predictis decelero vidí 
i adveuiret Nobis valde molei 
3archÍQone die xxii Madii an 

CC.LX.T1II. 



uui 33 Agosto 13S8. En la parte i 
le caaUvoa de loi jadíoa, es con 
y oorrobondo el M (S Enero 18< 

s, Dei gratia rex AragODum t 
o de Proxida, miliii et conail 
toris generalis in regno Mi 
qui iu dicto regDo aunt vel 
.bus eorumdem, ad quos pre 
ionem. 
luodam traoslato, sumpto fld 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 381 

vilegii, aljame judeorum Majoricarum concessi per serenissimum 
dominum Jacobum Dei gratia, recolende- memorie, regem Ara- 
gonum Majoricarum et Yaleacie etc., sigillo pendenti ejusdem 
doraini Regis sígillati, cujus quidem partís i psi us pri vilegii tenor 
dinoscitur esse talis: «ítem concedimus vobís et statuimus firmi- 
ter ac mandamus quod si aliquis sarracenas vel sarracena cap- 
tivas vel captiva alicujus judei vel judee aljame predicte, presen- 
tís scilicet et futuri, ecclesiam quamlibet intraverit in civitate et 
ínsula Majoricarum, causa baptizandi se» ídem sarracenus vel sar- 
racena non baptizetur doñee in ípsa ecclesia continué steteritet 
moram sive residentiam ibidem fecerit personaiem per tempus 
sive dies in jure pósitos et statutos; et cum ídem sarracenus vel 
sarracena fuerint baptízati, remaneant et sint nostri et nostro- 
ruin, sicut orant judei vel judee cujus erant captiví»; 

Viso nec mi ñus et plenarie recognito quodam alio translato, 
fideliter sumpto a quadam carta regía in pergameneo scrípta, cu- 
jus iranslati series in ómnibus sic se habet: aHoc est transla- 
tuin (1) sumtum a quadam carta regia, in pergameneo scrípta, 
sigillo domini nostri Aragón um regís cere rubee appendicío cum 
vetís de cirico croceo et rúbeo munita et corroborata...»; 

Yiisaque et prospecta humíli supplícatione, pro parte aljame ju- 
deorum Majoricarum predícte Nobis propterea exhibila reveren- 
ter, quod predictum privilegium et dictam confirmationem no- 
stram eidem aljame et ejus singularibus juzta ipsorum tenorem 
de nostra sólita clementia observarí faceré dignaremur; pensan- 
tes insuper, quod frustra concederentur privilegia nisi per coñce- 
dentes mandarentur efiScacíter observan: 

Tdcirco vobís et cuílibet vestrum dicimus et precipiendo man- 
damus de certa scientia et expresse quatenus predictum privile- 
gium et contenta in eo el dictam conñrmationem nostram tenea- 
tis et obser vetís et ab ómnibus faciatis invíolabililer observar! 
juxta eorum pleníorem seriem et tenorem, et prout eis hucusque 
eztitít usilatum ; si causa lamen non evenerit, de qua vocatis et 
plene auditis qui fuerint evocandi, scilicet procuratore nostro fís- 



(1) Hiso este traslado auténtico del documento 54 el notario Berenguer de Bstany 
n Palma de Mallorca á 26 de Noviembre de 1349. 




,ETÍN DB LA BBAL ACADB 

itiim pi-ediclam [causan 
itiir et parte dictorum J 
rium conlenlorum in dii 
dicinliter cousequuliim; 

nullatenus opinamur, i 
: id d« bonis veatris face 
irchilione, vicésima seci 

Domini millesimo irec 



U Febrero 1369. Manda gi 
iente á loa deudores de los 
o de los préstamos.— Fo!. 7 

eí gratia rex Aragonum 
ivices gubet'natoris Maj' 
civilalis ot regni Majorii 
}ca'ie[ieii[ibiis el asscsso 

s vobis, dicris ollicíalibu 
n lenoris sequeiUis: uPi 
obili el dilectis reforinat 

Q parle judeorum predi 
vos dicii oíTiciales seu a 
lehitoribus, judeorum i| 
Teciu 11011 vullia ad exsol 
intcresse predicta in eor 
uapropler, supplicato > 
edio provideri, vobis et 
íxpresse sub pena centu 
libet vestrum tolieng qui 
rtum nostrum mandati 
;en8 quoliensinde ruquis 
predicta, quacunque pn 
;; quod nisi feceritís, m 



PRIVILEGIOS DE LOS HBBRKOS UALLORQUINBS. í 

ratori nostro regio Majoricarum ñrmiter et expresse ut dicti 
penam, quolieas eam inciirreritis, a vobis ac boais véetris exii 
atque levet. 

Daca Barchinone, quartadeciina die Februarii anno a Nali 
tale Domini millesimo r.cc sexagésimo nono. 

P. Canceltarius. 

Con la trágica muerte del rey D. Pedro el Cruel (23 de Ma¡ 
de 1369), no se despejó enteramenle la faz política de las Bali 
res. Enrique II no quiso entregar en manos del Rey do Ai 
góii á Jaime IV de Mallorca, á quien babía cogido prisione 
antes bien, lo dejó ir libre, aceptando la enorme suma que 
ofrenió la reina de Ñápeles por el rescate de su marido. Ardió 
nuevo la {¿uerra entre Caslilla y Aragón, y para sostenerla, ó 
previsión de ella, D. Pedro IV no podía menos de atender y 
vorecer á los que llamaba (doc, 80) tesoro peculiar do la re{ 
cámara. 



V.ilenda, 27 .iiilio 130'J. Orilpna que los jiidioa mallorquines prie' 
tener t'srlnvos tiirios ó tártaros, pero impone la condición ',lu que sean 
Eey eeto.s CBclavos si se ronvirtiercn al judaiemo. — Fol. "O v. 

Nos Pelrus, Dei gralia rex Aragonum etc. 

Non obslaiile quacunque provisione se» ordiualionc per > 
facta ne aiiqíii judei emere sen tcneie possiiil servos aut sen 
tártaros sen turcos, cujus ordinalionis (1) fuit potior causa 
ipsi servi aut serve et specialiler tartarí qui ad suscipiendi 
quamvis legem, cum sinc li'^'e vivant, Tacilius inclinantur ad i 
duclionem ipsorum judeoruin [uti legem assumant judaica 
Tolumus de certa scíentia, vobisque quibuscunque judeís aljai 
judeorum Majoricarum concedimus hujus serie, ut possilis lie 
et absque metu cujuslibet pene emere el tenere et etíam, si 
cum TObis visum fuerit, veudere quoscuitque servos aut sen 
tártaros et turcos. Hac tamcn moderatione presenlem vo¡ 



bolxtÍn di La RKAL acadi 

mus concessionem ut, 3Í ipsi sei 
ram se traasferant, nostro sint 
iretur vobis materia in ipsos ser 
imendam judaicam inducatis. 
andamus itaque hujus serie gei 
rum ceterÍBque officialibus et su 
raon hujusmodi vobis teneaat fl 
Teniant, nec aliquom contra 
e, 

I cujas rei testimonium preseat 
ti sigillo munitam. 
ata Valentíe xzvii.* die Julü, ai 
.mo ccc.LX. DODO, regaique nosl 
o. Nopot. 

n 1367, á 8 de Septiembre, D. A 
lorca, había expedido el Biguiea 
VatoDíus, Dei et Apostolice S 
nsis. 

um ad noEtram accessisset prese 
' ezpooendo quod, cum ipse : 
it veodiltis lamquam Tartarus. 
flBcio aostro deberemaa super p 
ate liberare; uade nos, altentii 
i, inmediate inquisivimus cua 
mimas eum bene instructum et 
aravimus et declaratnus ipsun 
stianum, nec poaae in captivilal 
I testimonium, elc.> 



ircelona, 26 Septiembre 1370. Mac 
is que acadao con mono fuerte y pi 
irden turbado por las calnmnlas ecb 
ilarmente por «qnellos qne les eeb 
8 iDdividnos de la aljama hablan síd 

VllliDDBVB, VI9/Í UUrario, Mmo iiii, pd 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 385 

soliviantada, y otros puestos en la cárcel por mandato de los qne más ha- 
bían de velar en sn defensa. Para que no creciese el encono de las turbas 
como era de temer, y no se mancillase el honor del amparo que daba el 
monarca á vasallos tan inofensivos, quiere que del raudal de su justicia 
se apague con toda brevedad y eficacia tamaño incendio. — FoL 76. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum, etc., nobili et dilecto cousi- 
liarío Dostro Olfo de Prozidamiliti, gerenti vices gubernatoris in 
regno Majoricarum , ceterisque oi&cialibus nos tris, juratis et 
probís hominibus civitatis et regoi predicti, salutem et dile- 
ctionem. 

Glamosis vocibus, nostris auribus noviter est deductum quod 
non nulli christiani civitatis et regni Majoricarum, partis quorum 
ul ferlur sunt creditores judei aljame dicte civitatis et ejus col- 
lecte, livoris acúleo concitati^ detrahentes eisdem ut ipsos pos- 
sen tsubver tere de statu prospero in adversum, imposuerunt dictis 
judeis quedaní nefanda crimina et dclicta, ob que pluresex ipsis, 
quamvis de dictis criminibus ut dicitur ignari fuerint, [fuerunt] 
diu fatigabiliter in posse vestri, dictorum officíalium, carcerall 
custodia mancipati, aliique indiiferenter dilapidationibus et per- 
cussionibus afflicti, non attento quod judei sub nostro ezistant 
guidatico, custodia et comanda; saneque verisimiliter hesitatur 
quod illorum malitia iufrenata alios infíciat et morbum pariat 
graviorem, nisi per nostre provisionis opportune remedí um com- 
pescatur. 

Nos igitur, volentes super hiis tales provisiones faceré quod 
ignis iste ex nostre justitie rivulo extinguatur, vobis et vestrum 
singulis dicimus et mandamus sub iré et indignationis nostre 
incursu quatenus, habendo aljamam predíctam et ejus singulares 
specialiter recomendatos, faciatis in dicta civitate solemniter pu- 
blicari quod nullus rujuscunque existat conditionis, audeant vel 
presumant judeos dicte aljame et ipsius singulares et collecte, sub 
nostras ut predicitur existente^ speciali protectione, oífendere, 
dilapidare, nec alias in eorum personis vel bouis malum vel 
dampnum aliquod iníerre sub incursu pene in carta dicte pro- 
tectionis per Nos ipsos concesse, apposite et adjecte. £t quos 

mtra faceré repereritis ita rigide castigetis quod ipsi culpam 

>am defleant; et alii, eorum exemplo perterriti, amodo talia 

TOMO xxzn. S5 



386 BOLETÍN DE LA REAL iLCA.DBUIA DB LA HISTORIA. 

cotnmitlere non atlemptent; super hiis vos taliter habeodo qnoil 
dicLi judei ab omnium gravamin um illatjoaibus preeerveatur. 

Dala Barchinoae, ixv die SeplembrísaDnoaNativiUteDomiDi 
niillesimo Irecentesimo septuagésimo. 

Visa Rod." 

Coa estos alborotos se relaciona el do Perpiñáo (lunes, 29 Julio 
I3T0], de cuyo Libre vert M. Fierre Vidal extractó la nota ai- 
guíente (1): iiii kaleadas Augusti, bacdie, tune anuo u.ccc.lii.' 
Tuit rumor contra Jadeos Perpiniani. Bueno será recordar á este 
propósito las predicaciones virulentas de Fray Bonanato, obispo 
auxiliar de Mallorca, que apuntó Villanueva (3). 

87. 

Barcelona, 29 Septiembre 1370. Manda el Bsj qne loa traalsdoa de lu 
privitegioB otorgadoB á loe jadloa qae fueren en debida forma conobon- 
]oa por las firmas de trea notarios , hagan ante bu Lagarteniente en lítf 
lorca la miaroa fe que loa originaleB. — Fol. 76 v. 

Petras, Dei gralia rex Aragonum etc., nobill et dilecto consi- 
liario nostro Olfo de Prosida milici, gerenti vices gubernatoris in 
regno Majoricarum, ceterisque officialibns nostria in dicto regoo, 
id quos pi-esentes perveneriut, salutem et graliam. 

Gzpooentibus Nobis secrelariisaljame judeorum Majoricaram, 
lercepimus quod, quando contiugiL ipsos vel ipsius singulares 
jropter occurenlia eisdem negotia coram Nobis faceré promplsm 
Ídem de privilegüs, immunitatibus, übertatibus per Nos aut 
lOstros predeccssores eis quomodolibet indnltis per traosUu 
luctentica sunipta a diclis privilegüs, libertatibus et provisioni- 
]us, vos ad iostantiam quorumdam, qui ut fertur áictoi jiukoi 
iabent odio ut eos faligeut, predictis Iransumptis, licet, »ai 
tuteatica et manu trium publicorura notanorum subsignaia ut 
ist assuetum, ñeri recursastis et recusalis ut dicítur Sdem credn- 
am adhibere. ' 



(1) Sfni»deiBiudiiJahti,l 
m riqfiHleraH«, tomo xiit, 



PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



387 



Quare, snpplicato Nobis humilíter super hiis debite provideri, 
Yobis dícimus et mandamus sub pena mille morabatinorum auri, 
nostro si contra feceritis erario irremisibiliter applicandorum 
qualeDus, quotiens pro parte dictorum judeorum dicta translata 
autentica et subsignata manu trium publicorum dotariorum per 
diclos judeos ofFerentur, impendalis eis plenam ñdem, ac si essent 
corana vobis ipsorum priginalia exhibita. 

Data Barcbinone^ zxtx díe Septembris anno a Nativitate Do- 
mini M.Gcc. septuagésimo. 

Visa Ro.« 

88. 



Barcelona, 28 de Jnnio de 1872. Carta del Rey á en repostero mayor 
Jaime de Margeos, él cual había extremado su comisión de intendente real 
en Mallorca hasta el pnnto de prender á los secretarios de la aljama y á 
otros judios, exigiéndoles fianzas y prendas, tomándoles, examinando y 
extractando loe libros de cuentas de los secretarios anteriores. Le manda 
sobreseer en todo hasta nueva orden, soltar los presos, devolver al archivo 
de la sinagoga los libros y poner su sello en la caja ó armario donde estos 
códices se guardaban. — Fol. 71. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc., fideli emptori majori 
domus nostre, Jacobo de Marginibus, commissario per Nos ad 
certa negotia deputato in civitate et Ínsula Majoricarum, salutem 
et gratiam. 

Audivimus quod vos, vigore commissionum per Nos vobis fa- 
ctarum in partibus supradictis, cepistis secretarios presentes et 
quosdam alios jadeos aljame judeorum civitalis preface, et deuuo 
sub certis manuleutis tradidistis eosdem; quodque recepistis ab 
eis certos libros administralionum secretariorum preteritorum 
aljame ipsius, et inde certa transsumpta fecistis fleri, sicut fertur. 
Et quia ex certis causis in predictis ómnibus, in quantum dictam 
aljamam et ejiís singulares ac bona tangunt, omnino supersederi 
volumus, vobis dicimus et mandamus de certa scientia et expresse 
quatenus dictos judeos, si capti suut, ex captionibus quibus deti- 
nenlur visa presentí deliberetis; et eos absolvatis a ñdej ussionibus 
( manuleutis sub quibus ipsos tradidistis et hodie sunt, ipsasque 
1 inuleutas mandetis et faciatis protinus cancellari, sicut Nos 



388 BOLETÍN DE LA. Rt 

manuleutas et ñdejuSRÍones easdem cum preae 
eas cancellari mandamus et haberi pro irritis 
ctosque libros per tos et de vestro mandato abi| 
sorum aliquibus receptos, et traossumpLa per v 
tari faciatts ad coinmunem sinagogam ipsius 
intus aliqíiam caxiam iiiibi existeotem, quaia < 
super ipsius clausura vestrum sigillum appoai; 
bus et siagulis processibus et enantameatís 
eorum bona per voa vel ad vcstri mandatum 
qualitercunque faciendís supersedeatis omnín 
super eo aliud habueritis in mandatís. Et boc, 
compleri volumus, nullatenus difTeratis. 

Data Barchiuone, ricesima tertia die Junii : 
DomÍDÍ u.ccc.Lzx secundo. 

Rex Peirus. 

Dos diag después abrió el Rey Cortes en Barcelona, que habís 
convocado bailándose en esta dudad á 25 de Mayo, y permaDedí 
en ella largo tiempo para entender con más facilidad en resgiui^ 
dar para su Corona la isla de Cerdeña y oponerse á los aprestos 
que estaba hacieudo el preteadiente á la de Mallorca, Jaime IV, 
para entrar en los condados de RoseltÓn y Cerdaña y recobrar i 
viva fuerza los dominios de que habla sido desposeído su padit 
Jaime III. Asf , cada privilegio , librado en favor de los he- 
breos mallorquines en esta sección segunda, suele relacionane 
con algün momento culminante ó notable en las miras politios 
del rey D. Pedro IV. 



Barcelona, 12 Enero 1878. Concede el rey que en caso á 
cneationes entre el Ayuntamiento y la Aljama sobra impuestos exigidn 
por los arrendadores ó cobradoreB de aquel, no se acada por aqu^la, ü 
por BUS individuos en recnrso de apelacián al almotacén, aiso al goben«- 
dor d« Mallorca ó á su Lugarteniente i el cnal haya de conocer y senteod 
Bumariamente y de plano el litigio ocurrente.— Fol. 79. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc. 
Tenore presentís concedimus vobis secretariis, universibb 
gulis aljame judeorum civitatis Majoricarum ut si for8a~ ' 



PRIVILBOIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 389 

gerit ezecutores impositionum et sisarum imposítarum in ci vítate 
Majoricarum vel inantea imponendarum, et ordinatos ad deci- 
dendum dubia questiones et lites ratione dictarum impositionum 
et sisarum motarum vel movendarum ferré et faceré aliquas 
declarationes super factis dictarum impositionum et sisarum tan- 
gentibus vos vel aliquem seu aliquos ex vobis vel alium seu alios 
de dicta aljama, vobis vel ipsis aut alicui seu aliquibus ex vobis 
seu ipsis prejudicantes et prejudicium inferen tes, aut executiones 
aliquas faceré propterea indebite et injuste, a dictis ferendis de- 
clarationibus et dictis exactionibus facíendis appellare et appella- 
tiones vestras et eorum emitiere valeatis et valeant supradicti ad 
gubernatorem Majoricarum vel suum locumtenentem. Qui siqui- 
dem gubernator ex suo oñicio de dictis emittendis appellationibus 
et de meritis eorum, velut juris fuerit, cognoscere teneatur, vo- 
catis qui fuerint evocandi; et hujusmodi emissiones appellatio- 
num faciatis et faceré possitis modo et forma quibus faceré con- 
suevistis a factis questionibus et litigiis, que ducuntur coram 
mostasafium dicte civitatis tangentibus vos aut dictes alios, vel 
aliquem seu aliquos ex vobis seu ipsis. 

Mandantes per eamdem prefatis executoribus et alus, ad quos 
hoc pertinere noscatur, ut appellationes easdem admittere te- 
neantur, ut admittuntur per dictum mostasafium de factis et ne- 
gotiis que ducuntur coram ipso et vos aut predictos tangentibus 
ut prefertur; et dicto gubernatori ut de eisdem appellationibus et 
de meritis earumdem ut celeris justitia prout expedit subsequa- 
tur; et [ut] facta prefatarum impositionum, ut decet, hac occa- 
sione non retardentur, sine scriptis cognoscat et brevem expedi- 
tam ac summariam justitiam ministrare procuret, vocatis partí- 
bus evocandis et prout de jure fuerit faciendum; et alias provideat 
taliter super eo, ue dictes judeos vel ípsorum aliquos, vel pro eis 
ipsam aljamam videamus, injuste [a vobis exagitatos] coram 
Nobis propterea querelantes. 

In cujus reí testimonium presentem ñeri jussimus nostro si- 
gillo munitam. 

Data Barchinone, xii die Januarii anno a Natívitate Domíní 
: Ulesimo ggg.lxx. tertio. 

Visa Ro. 



90 boletín dg la rbal academia de la historia. 

No solameate los concejales del Municipio 7 los oficiales de 1> 
¡uria regía se mostraban en Mallorca aviesos & los judíos, sino 
ambién muchos párrocos, que con sobrada facilidad admitían al 
autisnio los gue declan quererse conrerlir á. la fe católica. Por 
sta razón el obispo D. Antonio Oatiano, en 1.* de Junio de 1373, 

petición de la aljama , dio el decreto cuyo texto relegamos al 
lie del documento 96. 

90. 

Barcelona, II Enero 1874. Confinnuión del documento 88 [S Noñom- 
re 1S26) sobre el derecho de cindadania otorgado á loa judíos maUorqni- 
«a.— Fol. 80. 

Petrus, Deí gratia rex Aragonum etc. nobili et dilecto couEÍlia. 
io nostro Olfo de Proxida mililí gerenti rices gubernatoris in 
egno Majoricarum ceterisque et singulis offlcíalibus nostñ dicü 
egní presenlibus et futuris vel eorum locateneotibus, ad quos 
iresentea pervenerint, salutem et dilectionem. 

In Dostra consticutus presentía Salomón Sussen judeus, nuo- 
ius aljame judeorum dicti regni, liumíliter supplicavit ut dicte 
Ijame et ejus singularibus servan faceré mandaremus privile- 
;ium continenlie subsequentis: «Phílippus de Majoricia, ecclesie 
ancti Martini Turonensis tbesaurarius, tutor et patruus domiui 
'acobi, Dei gratia regia Majoricarum,.,! 

Cu) supplicationi, velnti rationi consone, annuentes benigne, 
'olumus vobisque tnandamus expresse ac de certa scíentia qua- 
enus preinsertum privilegium dicte aljame et ejus singularibu 
eneatis et obsert'etis, tenerique et observan iuviolabitíter fadatíj 
uxta ípsius serlem pleniorem, volentea ulteriua quod judei dicte 
líjame el ejus collecte possint peiere exigere et habere ipsorooi 
lebita sic et prout petuní christiaui inaule supradicle. 

Data Barchinoue undécima die Januarii anno a Natívitate Du- 
niui milleaímo ccc. aeptuagesimo quarto. 

Visa R,' 

Con este documento se enlaza otro que le precedió de dos mesee 
f del que hizo mérito M. Morel Fatio (1): 

(I) Btnu i*t tlHdet ¡uiut , tomo iv, píg. 87. 



^< 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 391 

cAoD. 1373 (13 novembre). — Annullation par le gouverneur de 
Majorque, Olfo de Proxida, d'une decisión du baile de SoUer, 
suivant laquelle aucun boucher, ui autre personne ne pourra ven- 
drede la viande ceichev fcarns caxerns) daos la boucherie publique, 
contraireoient aux privilfeges des rois Jacrae el Fierre d'Aragon, 
quí autorisaient les Juifs h abatre dex animaux et k vendré leurs 
viandes dans les boucheries des chrétiens. 

(Publ. par Rullan, Historia de Soller^ t. i, p. 37, note 2.)» 

Hemos indicado en los documentos 10 y 54 del códice Pueyo, 
al tenor de estos privilegios de D. Jaime I (25 Agosto 1273) y don 
Pedro IV de Aragón (3 Enero 1344) á los que se referíala senten- 
cia del vicegobernador D. Olfo de Próxida, anulando la del baile 
de SoUer. Compárese á este propósito el documento 56 (5 Marzo 
1344). 

Sobre el rito hebreo de la carne caxer (n^a), véase lo dicho en 
el tomo XXII del Boletín, páginas 183485. 

91. 

Barcelona, 24 Enero 1374. Modificación que introdujo el rey D. Pedro lY 
en el régimen interior de la aljama de Mallorca. Dispaso que á los cuatro 
secretarios y á su consejo de treinta personas, nombradas por libre elec- 
ción, se agregasen otras que recomendase el ser ancianos y mayores con- 
tribuyentes.—Fol. 99. 

Nos Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc. 

Quia datum est Nobis intelligi quod cum secretariis aljame ju- 
deorum Majoricarum simul cum triginta judeis ejusilem, qui 
consiliarii vocantur, contingat quod sepe in sua sinagoga consi- 
lium celebrare vel alio loco ubi dictum consilium est consilium 
celebrari, aliqui singulares dicti consilii, pauci in numero, infra 
se (1) manipolium (2) sive ligam contractantes, dictum consilium 
et in eodem ordinata seu decreta pérvertere et deviare moliuntur 
in non modicum Nostri et negoliorum nostrorum et ipsius alja- 
me et ejus singularium dampnum pariter et jacturam: 



(1) En BU casa 6 en lagar privado. 

(2) Monipodio. 



392 BOLETÍN OS LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Volentes super hiis, igitur, de remedio justitie providere, tenore 
presentís volumus et ordinamus ac etiam providemus, dicteque 
aljame et singularibus ejusdem conoedimus quod judei antiqui 
ejusdem probi et majores peytaotes, sive contribuentes in peita 
dicte aljame, regant amodo dictam aljamam, ceterique judei ip- 
sius aljame singulares predictorum judeorum regimini habeant 
esse subjecti, et quidquid per eosdem et majorem partem dicto- 
rum triginta judeorum consiliariorumy vel eorum qui in dicto tune 
aderunt consilio^ decretum in eodem consilio fuerit seu determi- 
natum, illud inviolabiliter observari volumus et jubemus. 

Mandantes, ex certa nostra scientia, hujusmodi serie gereoti 
vices gubernatoris in dicto nostro regno Majoricarum vel ejus 
locum teñen ti quod hujusmodi nostram ordiuationem et provi- 
sionem ratam et firmam habeat et observari faciat et in aliquo 
non contraveniat nec aliquem contravenire permittat aliqua ra- 
tione; quod dictos judeos, dictum consilium et decreta in eodem 
per modum predictum perturbantes, penis legitimis puniat taliter 
quod inde penam sentiant quam merentur, [eademque] alus tran- 
seat in exemplum. 

In cujus rei testimonium hancfieri jussimus nostro sigillo mo- 
ni tara. 

Data Barchinone, xxiin die Januarii anno a Nativitate Do- 
mini MGCG septuagésimo quarto. 

Visa R.» 

No pararon aquí las modificaciones que en adelante ocurrieron 
al gobierno interior de la aljama. Véase el documento 106 (15 
Diciembre 1380). 

92. 

Valencia, l.o de Agosto de 1374. £1 principe D. Jua^ al Ayontami^ito 
de Palma, encargándole vivamente el amparo y defensa de los jadíos, qae 
temían ser atropellados de la plebe hambrienta y alborotada por la cares- 
tía de pan. — Fol. 71 v. 

Infant En Joan, del molt alt senyor Rey primogenil, en tots 
sos regnes e térras general Lochtinent, ais amats e faels nostres 
los jurats e prohomens de la ciutat de Mallorques salut et *'* 
leccio. 




PRlVILEaiOS os LOS HEBREOS MikLLORQUINES. 393 

Per part de la aljama deis juheus del dit regne es a Nos humii- 
meat íntimat que per tal com en la dita cíutat ha fretura de pa, 
e ells dupten que per alscuas sian avoletats e dapnificats; on con 
be sapiats que los juheus de la senyoria del dit senyor Rey e nos- 
tra sien dits propies regalies del dit senyor Rey e nostres, e dejen 
per los officials e sotsmeses seus e nostras esser de tota oppresio 
e dapnatge preservats e en lur justicia favorejats; per so, volem e 
a vos manam e pregam que, la dita aljama e singulars daquella 
havent per recomanats, no jaquiscats aquells en persones ni en 
bens dapniñcar ne inquietar, ans los preservets de tota molestado 
segons ques cove; los quals juheus a vos propriameut comanam, 
e de las viandes que en lo dit regne sien a ells per lur provisio 
fassats per lurs diners liurar, segons que be ses acustumat de fer 
tro assi. 

Data Valencie primer día dagost de lany de la Nativitat de nos- 
tre Senyor m.cgc.lxx, quarto. 

B. Gans. 

93. 

Barcelona, 22 de Agosto 1874. Carta del Rey sobre el mismo asunto al 
Ayuntamiento de Palma, alabando la entereza que esta Corporación de- 
mostró impidiendo que fuesen agraviados y desterrados los judíos qne 
hablan pagado su contingente para remedio de la carestía, obtenido con 
las galeras cargadas de trigo que salieron de Barcelona y las que se apa- 
rejaban en Mallorca para traerlo de diversos parajes. — Fol 70. 

Lo Rey ais amats nostres los jurats e prohomens de Mallor- 
ques. 

Segons de cert havem sabut, molts christians de aqueixa ciu- 
tat han comensal e quaix- continúen vituperar envilogar e, so 
que es pijor, avolotar los juheus de la dita ciutat, e no res menys 
dien e tracten que par raho de la gran fretura e minua que y ha 
de gra sien gitats de aquella. E pensam que alcunes de les dit'es 
coses feren ja fetes en los dits juheus sino fos stat per les savies 
provisions que sobre acó son stades fetes per lo Governador e 
vosaltres , e per les grans maneres que ell e vos hi havets tengu- 
ies, les quals havem haudes per bones e agredables. Ara, segons 
que los dits juheus nos han signifícat, ells per haver del dit gra 



boletín de la real acadbhia de la historia* 

Teles les provisiona que han pogut e vosaltrea haréis leago- 
<er boíles, so es que en les naus, que hi son stades trameses 
i, han mes de asso del lur, e en les galeas qne per asso fels 
ir han pagat tot so quels hi peiLanyia. E que are com han 
ISO Tossen gilats de la dita ciulat, seria cosa desconvinenl et 
ihonahle; la qual Nos per res no coDsenliriem ni devem con- 
r; car, axi be com sabets, los dits jubeus son tresor e cosa 
■a propría, e stau en fe e proteccio e guardia noslra, per que 
devem jaquir encorrer en perir, ne devem coaseaiir que per 
manera fossen dapnificats ne scandalilzats, 
r que, us pregam e us dehim e us manam de cerla sciencia 
)re3sament e sots incorriment de la noslra ira e indignado 
M)ntinuant la bona obra, que oq asso havets felá, ensemps 
> dit governador al qual dasso scrivim, provehiscals que los 
¡uheus o alcuns dells per los dits christians no sien agreu- 
le gitats de la dita illa, ans contiuuantles dites vostres e sa- 
provisions fortiflquets aquells en tot so que poreis; car Nos 
omanam aquells azi com a cosa nostra propia, e volem e en- 
n que en lo guardarlos e defendrer entenats e vellets o pro- 
icata per tal forma quen sien preserváis deis perílls dessus 
e sera cosa de quens servirets, e lo contrarí nos desplauria 

da en Barchioona a zzu dies del mes d'AgOBt, lauy de la 
rilat de DOstre senyor h.ccc.lxx. quatre. 
X Petrus. 



celona, 92 de Agosto de 1374. Al Gobernador del rano de UtUorcí 
el mismo aaonto.— Fol. 71 t., 72 r. 

Rey al noble e amat conseller nostre, Mossen Olio de Proxi- 
tvornador del regoa de Mallorques. 
^QS que havem eabut, molts christians de la ciutat de Malloc- 
han comensal e quaix continúen vituperar envilanire, so 
is pijor, avolotar los juheus de la dita ciutat; e no res meoTs 
e tracten que per rabo de la gran fretura e minua que I 
a siena gitats de la dita ciutat. E pensam que aleones '^' 



PRÍVILBaiOS DE LOS HBBBBOS MALLOAQUINES. 395 

dites coses foren ja fetes en los dits jaheus, sino fos eslat per les 
savies pro\risions que sobre asso havets fetes e les graos, maneres 
que hi havets tengudes, les quals bavem haudes per bones e agra- 
dables. Are, segóos que los dits juheus nos ban signiflcat^ ells 
per baver del dit gra, lo qual han mester, han fetes les provisions 
que han volgudes los jurats e prohomens de Mallorques, so es, 
que en les naus que hi son stades trameses han mes be dasso del 
llur, e en les galees que per asso sarmen en Mallorcas han pagat 
tot so quels hi pertanyia. E que are, com han fet asso, fossen 
gitats déla dita ciutat, seria cosa desconvinent e desrahonable; 
la qual Nos per res no consentiriem, ne devem res consentir; car, 
azi com sabets, los dits juheus son tresor e cosa noatra propriay e 
stan en fe proteccio e guarda nostra per que nols devem jaquir 
encorrer en perir, ne devem consentir que per aytal manera fos* 
sen dapniflcats ne scandalizats. 

Per que, us pregam e us dehim e manam de certa sciencia e 
spressament e sots encorriment de la nostra hira e indignacio 
que, continuant la bona obra que en asso havets feta, provehiscats 
que los dits juheus o alcuns dells per los dits christians no sien 
agreujats ne gitats de la illa, ans continuant les dites vostres bo- 
nes e savies provisions fortifíquets aquells en tot so que porets; 
car Nos vos comanam aquells azi com a cosa nostra propria, e 
volem e enienem que en be guardarlos e defendre entenats e ve- 
Uets e provehiscats per tal forma que sien preserváis deis perills 
dessusdits. £ sera cosa de quens servirets, e lo contrari nos des- 
plauria molt. 

Dat en Barchinona, a zz dies d* Agost, lany de la Nativitat de 
nostro Senyor mili ccc. lzz. quatre. 

Rez Petrus. 

Esta situación fué mucho más grave que la del año 1370, com- 
plicada con los primeros aprestos de Jaime IV para invadir el 
condado de Rosellón y con el motín de que fueron víctimas los 
judíos de Perpiñán (1). Mas ahora en 1374, desde el comienzo del 
mes de Agosto el Infante de Mallorca, apoyado por D. Enrique II, 



(l) Dooamento 86. 




n 



BOLETÍN DE LA REAL ACADBltlA DE LA HISTORIA. 



ieodo eD poco el enseñorearse del RosellóQ rompía las bosülí- 
es por Aragón y por Cataluña. Sus partidarios do debían por 
to esUirse las manos quedas en la gran Balear. Una temblé 
juracJóQ se armó, cuyo desenlace dejó apuntado el analista 
tet (1) sobre el día 7 de Octubre: 

Die sabbati tu mensis Octobris anno a NaLivilale Domini 
■.ce. LzsiT, quatuordecim serví Sari'aceni, et neopbíti ac Tai- 
fuerunt suspensi per plateas civitatis ex eo guia voluerunt 
bva poneré per diversa loca dicte civitatie et teiram ac regaum 
¡oricarum sibi ípsis retiñere ac regí sarracenorum tradere, 
ninum Regem Aragonum indo penitus ab eodem removendo 
etiam exspoliaudo.> 

los Tártaros y Turcos, esclavos de los judfos mallorquines, 
I se convertíau á la ley judaica, quedaban ipao faeto esclavos 
Rey (2|, pero librea, asi como los sarracenos, desde el mo- 
3to que se bactan neá(itos 6 recibían el bautismo. Eu todaeeta 
juración que refiere Salzet, uada nos parece inverosímil, sí se 
la como cbíspa frustrada del incendio, preparado ü ocasionado 
los secuaces del Pretendiente. 

SS. 

érida, 9 Junio 1376, En virtad del privilegio 64, aflanEsdo en el 6, de- 
sdo por el 68 7 confirmado por el 84, da el Rey por ñola en sí 7 eo 
legato la sentencia del baile de Mallorca, qae pretendía exceptuar de 
prendas cnyo verdadero poseedor era incierto, laa pieías de pafio, ton- 
doae en una ordenación del rey D. Jaime n de Uallorca, la cnal no 
. re^strada por nuestro códice.— Fol. 77. 

'etrus, Dei gratia rex Aragonum etc., dilecto et fidelibus gu- 
natori ceterisque universis et siogulis officialibus nostriscivi- 
s et regni Majoricarum vel eorum locatenentibus, qui duuc 
it vel pro tempore fuerint et ad quos presentes perveuerint, 
ilem el dilectíonem. 
¡xpositum fuit Nobis reverenter pro parte aljame judeorum ci- 

Vütf» ¡iUrario, lomo xii, páff . 318. 



PRIVILÉaiOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 397 

vitatis et regni Majoricarum quod, licet ex privilegio per Nos eis 
indulto pignora judeis dicte aljame tradita quamvis furtiva fue- 
rint, dummodo jurent se ignorare illa furtiva esse, furemqueseu 
latronem vel eum a quo ea receperunt non cognpscere, delibera7 
re (1) non teneantur doñee in capitali et lucro quantitatum super 
diclis pigüoribus mutuatarum sit eis integre satisfactum. Atta- 
men quia per Jacobum quondam regem Majoricarum fueratante 
ordinatum quod judei mutuantes eorum pecunias super pannis, 
seu seaptUonis (2) pannorum aliarum personarum quam mutua 
recipientium, hujnsmodi pecunias debeant amittere, et pannos et 
scapulonos predictos illis quorum sint restituere absque satisfa* 
ctione aliqua dictarum quantitatum super eis mutuo traditarum^ 
bajulus Majoricarum declaravit quod predicta ordinatio debet, 
jamdicto nostro non obstante privilegio, observari in dampnum 
máximum predictorum judeorum, qui propterea quamplures ex 
suis amittunt pecunias, ignorantes quorum sunt panni et scapo- 
loni pannorum qui eis in pignore traduntur. 

Quocirca supplicato Nobis humiliter super hiis debite provideri, 
quia ordinatio predicta per dictum nostrum privilegium, postip- 
sum factum, fuit et tacite revocata et debet rationabiliter revoca- 
ri, nam alias judei predicti absque ulla eorum culpa pecunias 
suas amitterent, et eadem sit ratioin pannis et scapolonis predi- 
ctis quemadmodum in alus rebus dictis judeis pignoritraditis, et 
per consequens idem debeat esse eifectus; volumus vobisque et 
unicuique vestrum mandamus de certa scientia et expresse qua- 
tenus, conslito vobis de dicto privilegio, servetis illud díctls ju- 
deis juxta sui seriem in pannis et scapolonis predíctis, sicuti in 
alus rebus, ipsis judeis pignori tradilis^ ut prefertur; declara- 
tione predicta et quacumque conñrmatione per gubernatorem 
Majoricarum de ea facta obsistentibus nuUo modo. 

Data Ilerde, nona die Junii anno a Nativitate Domini m. tre-» 
centesimo septuagésimo quinto. 

Rex Petrus. 



(1) Entregar (francés áélivrer), 

(^ Andrajos 6 harapos, francés ehif/ons; de personas diversas de aquellas que re* 
cibieren prestado á logro ó usura. 



398 .BOLETÍN DR LA nSAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

Lérida, 9 de Junio de 1875. En atención al privilegio 80 (13 Marco 18M 
ordena el Bey su observancia estricta, de suerte que por ninguna grada 
posterior de remisión ó prórroga los deudores de los judíos puedan apro- 
vecharse de ella.— Fol. 82 v.-84 r. 

Petrus, Dei gratia rez Aragoaum etc., dilecto et fídelibus ga- 
bernatori ceterisque universis et siogiilis officialibus, jadicibus 
delegatis et subdelegatis, portariis et commissariís nostris civita- 
tis et regni Majoricarum et aliis ad quos spectat, presentibos et 
futuris salutem et dilectionem. 

Dudum aljame judeorum cívitatis et regoi predictorum et sin- 
gularibus ejusdem declarationem et provisionem subscripta.^; 
fecimus caiD carta continentie subsequentis: cNos Petrus, Dei 
gratia rex Aragoaum etc. Quia justa petentibus non est dene- 
gandus assensus...» 

Et ex post, predictarum declarationis et provisionis inimemo- 
res, diversis universitatibus et personis dicti regni diversa con- 
cessirous elongamenta, guidatica, provisiones et supersedimenta. 
Et ínter alia concessimus cum littera nostra, data Barchinone 
ziiii die Junii anno proxime lapso (1) universitati parrochie de 
Silva (2) dicti regni, et singularibus ipsius universitatis, elon- 
gamentum ad tres annos de et super ómnibus debitis que debeant 
christianis ac secreta riis et judeis etiam privilegia tis; quorum 
quidéná elongamentorum, guidaticorum, supersedimentorum et 
provisionum vigore, illi quibus concessa sunt se excusaruntet 
excusare nituntur, sicut pro parte dictorum judeorum noviter 
percepimus, a solutione debitorum que debent judeis ipsis» sea 
solutionem ipsam impediré et differre, in ipsorum judeorum 
dampnum intolerabíle et jacluram. 

Quamobrem, supplicato Nobis humiliter super hüs provider 



(1) 14 de Junio de 1974. 

(2) La villa de Selva oonfina oon la de Inca su capital de partido. Sin duda la «ró- 
rroffa del pago de todas sus deudas por un trienio está relacionada con los doonr 
tosaa. 93 y 04. 




PRtTILBCIOS DE LOS HBSREOS HAI.LOnOUlNBS. 3! 

dictift judeis de remedio congrueuti, [quia] nou fuit nec est inte 
tío nostra, sicuti ratioaabilUer non debuit nec potuit, debita qi 
debeatur dicLis judeis csmprehendi in elongameatis, guidalici 
supersediinentis et provisión ibus quibuslibet tam perMosqua 
per serenissimiim primogeDÍtum et generalem locumteneate 
noslrum coocessis hucusque et de cetoro coDcedendis quibu 
cumque necessitatibus sive causis, volumus vobisque et udÍcu 
que vestrum dicimus et maodamus de certa scieutia et ezpress 
siib pena mille morabelinorum auri nostro applicaDdoruio erar 
quotieos fuerit contra factum , quatenus declarationem et pr 
Tiaionem predictaa firmiter observantes, universos et singul 
debitores dictorum judeorun et cujuslibet eorum ad solvendu 
eis sua debita juzta formam obligationum, inatrumentorum 
albaranorum (1] inde factorum, juris remedio compellatis, n( 
obstaniibus dictis elongamentis, guidaliciü, supersedimeatis 
provisionibus concessis et concedendis per Nos ac eliam per é 
clum primogonitum et generalem locumteuentem nostrum, 
predicitur, sub quaqunque forma ot subtílilate verborum qu< 
rumcunque darogatoriorum et fortioruní, que hic pro apposil 
et insertis haberi volumus, et presentibus quoad debita dictoru 
judeorum revocamus et decernimus prorsus carere viríbus 
effectu, otiam ubi jam concessa iuouant quod eorum revocatii 
ues seu provisiones contrarié aliter non Taleant,'niaí eoru 
tenor in ipsís revocatiooibus et provisionibus inseratur, v 
manu nostra propria siut subsignate, vet alia quecunque veri 
nostra contíneaut hujus nostre provisiouis impeditiva, sea 
adversantia vel deroganlia, quomodo nec obstaniibus oppositi 
nibus, malitiis, difTugits, esceptiouibus et ezcnsaiiouibus qi 
buscunque; cnm Nos, atteuta declaratione et provisione nost 
preinserta que illibata debet servari, et attento etiam quod, 
judei predicti, qui ratione vehementis mortalitatis et penurie, q 
anno tato viguerunt, depauperati sunt et diminuti quantplur 
mum, sua nequirent debita cum eorum lucria repetere, necill 
se juvare possenl udque, cum magnam ael forian mo}orem pe 



10 boletín de la real acá 

facultatum sttarutn in debilis 
labsidia sólita seu debita No 
:sent) sustentare, sícde cerla s 
tro et judeorum ipKorum duxe 
risionibus quibustibet, factis v 
ibu9 aullo modo, 
ata Ilerde, nona die Junii an 
uagesimo quinto, 
ex Petrus. 

ntre otras ventajas para el ade 
Degio uu dato notabilísimo e 
3. peste que hizo este año de i 
imas. 

\ vehemente carestía de vfvere 
;¡do á los judíos mallorquines 
de !375, y se atestiguan por c 

;onocidos de una manera vaga y general por Io3 Anafes de 
ita (1) y los de Mateo Salzet (2), testigo ocular, el cual dejó 
lado el número de defunciones. 

9 de Abril de ese mismo aíío espiró, víctima de la enferme- 
reioapiG, el obispo D. Antonio de Galiana, que en I.* de Jo- 
de 1373 había promulgado la siguiente conslitución, tutelar 
os derechos de la aljama sobre que ningún judío se bautizase 
:s que se cumpliese el triduo de su conversión al cristianis- 
manifestada públicamente y comprobada por claras sedales 
dhesión sincera, 
n nomine Domini, amen, 
icrorum canonum instítutis (3) liquido coustat nemiui judeo 



aEa principio de este a&o de mil y treBcientoe y setenta ; cinco bal» eo ttíat 
i tanta folta y earesUa de trigo por le aecs y eeterllidad del a&o pasado, que ei 
oa lugares de Aragón, donde se comia pan de trigo, era del que traían del reiiw 
t y de otros reinos de Berbería.» Libro i, cap. 19. 

«Anno a NatiTltate Domini u.ccc.lxi quinto fult in Uaiorica migni ni ae- 
Ortalitaa; tam intus cÍTilatem quam eitra, que gentes difersarum numero de- 
'unt ultra ixit millia; et dicta mortalltas incepit mease jaDuaríí dictl " 
lílerarÍB, tomo iii, púg. US. 

CoDCillo Toledano iv, can. SJ; BraoareiiM ti, can. 1. 



PRIVILBaiOS DB LOS HBBRB08 MALLORQUINBS. 401 

vel pagano ad credendum vim inferre; cui enim volt Deus mise- 
retUTy et quem vult indurát; non enim tales inviti sunt salvandi, 
sed volentes ut integra sit forma justitie; et ante dies viginti ad 
baptismi purgationem non admittantur, infra quos catechumeni 
ad simbolum Apostolorum spiritualiter doceantur. Super quibus, 
judeorum aljame Majoricensis crebra fuimus supplicatione pul- 
sati pro observantia sacrorum canonum predictorum. 

Nos igituri Antonias , miseratione divina episcopus Majori« 
censis, cupientes justa petentibus assensum non denegare, et 
quod consuetudinis ususque longevi non sit vilis auctoritas, feci- 
mus diligenter inquiri; et testimonio rectorum, vicariorum et 
aliorum curatorum, juratorum concorditer fuitcompertum, quod 
judeis sacro baptismo suscipiendo ad ecclesiam confugientibus, 
ante tres dies infra quos in articulis fidei catholice instrueban- 
tur, dictum baptismi sacramentum non conferebatur; recogitan- 
tes si iracundie ebrietatis vel alterius criminis metu forsilan 
essent inducti seu provocati; quibus tribus diebus elapsis ad sa- 
cri fontis renovationem admittebantur in devotione perseveran*- 
tes. Quomobrem, attendentes consuetudinem legum optimam in- 
terpretem fore, presenti consiitutione irrefragabiliter perpetuo 
servatura, ordinaudo mandamus quod nullus judeus ad sanctum 
baptisma admttatur nisi post lapsum trium dierum, forma nar- 
rationis predicte plenius observata. Bt si quisquam curatorum, 
seu eorum lo<3a tenentium, aut alius presbiter contrarium attemp- 
tare presumpserit, penas decem librarum fabrico ecclesie Majori- 
censis applicandarum, et ezcommunicationis incurrere volumus 
ipso facto. 

Datum Majorice sub majoris nostri sigillí appensione, die pri- 
ma mensis Junii , anno a Nativitate Domini millesimo ccc lzz 
tertio. 

Tres días después que hubo fallecido D. Antonio de Galiana 
(t 9 Abril 1375), fué acordada por el cabildo de la catedral la 
elección del famoso Pedro de Luna para ocupar la Sede vacante; 
pero Benedicto XI no confirmó la elección. Hemos querido men« 
clonarla aquí, porque la historia de los judíos mallorquines se 
I ba íntimamente con la de aquel antipapa (Benedicto XIII) que 
i spiró á D. Fernando I de Aragón el terrible decreto del 20 de 

TOMO ZXZVX. 26 



\ii bolkt/n di la real acadbuij 

larzo do 1413, qne ha sido publicado 
imo el rayo precursor de la bula espe 
layo de 1413. 

Mtdrítl, 17 Noviembre 1890. 



UBVAS OBaBRVACIOHES SOnRE LA OEOOI 

Cuando en el cuaderno do Junio del año pasado compuse los 
jeros nombres geográficos, que por primera vez aparecieron 
I los sollos y rótulos de las ánforas del Monte TesUceo en 
oma |2), de muchas de las localidades nombradas eu ellos, do 
ipe indicar en dónde hablan de buscarse, sobre todo las que 
irteneclaii, como ha de suponerse, no it poblaciones mafores. 
00 sólo á flacas rusticas, á viftas y olivares, etc. Sin ombar^, 
ist en todos los países en donde los romanos una vez han domi- 
ido, no sólo gran mimcro do nombres de poblaciones huti 
)y han durado, aunque con mudanzas ligeras debidas al cam- 

de la pronunciación en los respectivos idiomas moderaos- 
no la misma distribución de las posdstones rurales se ha man- 
nido con notable flrmeza. En Francia, por ejemplo, un aasi- 
ero de nombres locales se remontan d la épocn de la ocup^dóa 
mana de las Galias, la cual ha dejado sus huellas en los coa- 
tes de las comarcas actúale?; como Fuslel de Coulanges, d'Arbois 

1 Jiihainvillft v nirn<t nnnrtimamAntci han ohservndo 131. PanU 



geografía ABT16ÜA DE ESPaÍsÍA. 403 

Germania, la obra monumental de mi colega en la Universidad 
de Berlín, el Sr. Meítzen, catedrático de estadística y economía 
política, ha demostrado que la distribución de los territorios, el 
plano de las aldeas y hasta de las casas rústicas en el E. y el O., 
en las regiones en donde vivieron antes de los germanos los cel« 
tas y después de ellos los romanos, y más tarde los finos y los 
eslavos, hasta hoy mantienen sus diferencias características (1). 
Cual haya sido el sistema de la división de territorios en las co- 
lonias y municipios romanos, nos lo enseñan, no sólo los escri- 
tores latinos conocidos bajo el nombre de agrimenaores ó sea 
gromáticos, cuyas obras existen, aunque en forma mutilada y 
deteriorada, mas también algunos testimonios epigráficos reía* 
tivos á ella, que últimamente fueron hallados, sobre todo en 
las provincias africanas, tan hábilmente exploradas é ilustra- 
das por los sabios franceses. Entre no pocos jóvenes alema- 
nes que se han dedicado al estudio de estos documentos de la 
cultura romana, uno sobre todo, el Sr. Schulten de Góttinged, 
en una serie de varias disertaciones ha discutido lo que resulta 
de ellos relativo á los dominios territoriales, á la distribución 
del ager puhlicus en Itcilia y en las provincias , y á las leyes 
obseryadas en este particular (2). En muchas partes, por ejem- 
plo en los alrededores de algunas grandes ciudades de Italia, 
como Bolonia, Piacenxa y otras, quedan todavía sin mudarse 
durante tantos siglos las centurias romanas de los terrenos, con 
sus caminos de comunicación y sus términos, medidos y dis- 
puestos por los agrimensores romanos para los colonos. No sé 
que en España se haya hecho semejante estudio; pero ;considero 
probable en alto grado que en los términos de Mérida y de Zara- 



bois de Jubainville (et G. DoUin) sur Vorigine de la propriété /(tnciért $t Im noin$ dé 
iieua habites 9n Franee. Paria, lb90.— Véase también acerca de las obras de Fustel de 
Coulang^es el artículo necrológico trazado por el Sr. Sánchez Moguel é inserto en el 
tomo XT del Bolktín, páginas 900-964. 

(1) A. Meitzen, Siedelung und Agrarwtsen der Wwtgermanen, Oiigermanen^ der 
iCelien Rdmer Finnen und S laven. Berlín , 1695, tres volúmenes de cerca de 2.000 pági> 
DAsi, un atlas de 125 mapas y gran número de planos insertados en el texto. 

A. Schulten, die rOmUcken Qrundherreckaften. Berlin, 18B6; dU lem Maneiana^ 
et rdmieehe Domünenordnung. Berlín, 1897; die r&mieche Flurtheilung und ihre Reate, 
B in, 1899. 



404 BOLBTÍN DB LA RBAL AGADSMU.DB LA HISTORIA. 

goza, de la colonia Salaria y de Valencia, y por ventura en otros 
máSy existen los mismos indicios de la antigua división de los 
terrenos; la cual, así como él sistema del riego, erróneamente 
atribuido á los árabes, transciende á la época romana. 

La otra señal del mismo origen es aquella de la cual he ha- 
blado ya al principio de estas observaciones: los nombres geo- 
gráficos de procedencia romana aun existentes. La dificultad de 
reconocerlos acertadamente en España, á diferencia de lo que 
acontece en otros países consiste, sobre todo, en la influencia de 
U dominación árabe, palpable mayormente en las regiones más 
fértiles de Andalucía y de los reinos de Murcia y Valencia. Ca- 
balmente de estas regiones provino, como era natural, la mayor 
parte de los géneros de exportación contenidos dentro de aquellas 
ánforas encontradas en Roma. Reducir estos nombres antiguos 
á poblaciones aún existentes necesita una combinación de cono- 
cimientos que suelen exceder la capacidad de un solo individuo. 
No basta poseer con maestría el idioma árabe, que con frecuen- 
cia, pero no siempre, viene á propósito, para demostrar cómo los 
nombres romanos han sido paulatinamente transformados, como 
fltspalM-Spalia-Sevilla, ó combinados con arábigos, como Asido- 
Medina-Sidonia , Medina-Geli y semejantes; porque no menos 
importa el haber estudiado detenidamente las leyes de la forma- 
ción de las lenguas románicas, que traen su origen del latín val- 
gar, pronunciado con alguna diferencia en los diferentes países. 
Tarea digna sería ésta de proponerse á concurso y premio por 
las Reales Academias de la Historia y Española (i). Obra seríi, 
si bien lo entiendo, provechosísima la de componer unas listas 
alfabéticas copiosas, razonadas y documentadas de los nombres 
de poblaciones y otros geográficos, de filiación romana, ya sía 
cambio alguno ó con mudanza ligera, como por ejemplo Avila, 



(1) Dos obras premiadas recordaré oon este motiyo: 

l.—Nom«ne¡dtcr gtográMo MiMHeo de la pnmineia ée Qfrona, por D. Pedro Aliti 
y Torrent y D. Celestino Pujol y Campa. ObtuYo el premio de una copa de bmu 
«cincelada» en el certamen de 1882, abierto por la Asociación literaria de Gerosa. 

2.^0r{ffenes históricos d$ Cataluña^ por el Dr. D. José Balari y JoTany, cat. 
de la Facultad de Filosofía y Letras de Barcelona, etc. Premio MartoreU ^^ *^ 
tas) del concurso de 1897. En 4.*, pág. 752. Barcelona, 1819. 




GEOGRAFÍA ANTIGUA DE BSPAHa. 405 

Córdoba, Jaca, Mérida, Segovla, Valencia, ó con las desinencias 
del latín vulgar, como Barcelona, Lisboa, Pamplona, Tarragona, 
ya incluidos por la ley fonética de las vocales Cuenca, Huelva, 
Huesca, Sigüenza— de Cancüy Olba^ Osea, Segontia^-^ó de las 
consonantes, como Cádiz, Cruña (por Clunia)^ Tarazona, Zara- 
goza. Los ejemplos son numerosos, sobre todo si se añaden los 
nombres de ríos — Duero, Ebro, Tajo, y de montes— mons Uaria* 
niM, Sierra Morena; pero no me acuerdo de haber visto una co- 
lección completa de ellos, ni sé que se haya intentado. Al revés, 
he observado á menudo que cuando se trata de fijar el lugar de 
un pueblo antiguo, de una de las estaciones de las vías romanas, 
sabios nacionales y extranjeros se extravian y equivocan, guia- 
dos por cierta semejanza del sonido muy lejana, atribuyendo 
nombres antiguos á poblaciones modernas que no los tuvieron. 
Era esta una de las faltas, harto excusables, de nuestro inolvida^ 
ble compañero Aureliano Fernández Guerra, que saltan á la 
vista en su útilísimo estudio dedicado al mapa de las vías roma- 
nas de la Península ibérica. Cuando falta el fundamento sólido 
de las medidas indicadas en los itinerarios, verificadas sobre los 
vestigios existentes en el suelo, el buscar semejanzas del sonido 
en nombres de localidades, que aproximadamente caen en las 
distancias en cuestión, nunca puede dar un resultado definitivo. 
Nunca le ha seguido en este camino peligroso el varón sabio y 
prudente á quien dedicó éste su estudio. El Excmo. Sr. D. Eduardo 
Saavedra, maestro en los idiomas latín y arábigo, y uniendo á 
su crítica sobria, saber vasto y multíplice, echó por otro camino, 
y ha dado siempre á sus decisiones geográficas la palma del 
acierto. Verdad es que no pocos de los nombres geográficos mo- 
dernos, aun prescindiendo de la influencia árabe, han sufrido 
transformaciones tan peregrinas, que sólo el estudio de los docu- 
mentos históricos que contienen sus formas más antiguas revela 
su origen antiguo. Así por documentos que datan desde el si- 
glo VIII, y han sido coleccionados por un erudito catalán, el se- 
ñor D. Francisco de Monsalvatje y Fossas, de Olot (i), se ha visto 



i) Su libro sobre el Condado de Bewlá (Olot, 1899), el tomo z de estudios seme* 
] tes del autor, tuvo acogida fáyorable en un articulo del Sr. D. José Ramón M6- 



I BOLBTtN DE LA RBAL ACADBltlA DE LA HISTOBIA. 

B el moderno condado do Besalü trae su apellido de la aaligiu 
ruldunum ó Biaildunum, poblacíóa céltica como parece, aegüii 
formacióu de su nombre, asaz rara en España — semejantes 
1 Arialdunum, Caladunvm, Estledunum y Sebmdunum. — Se 
loce que dunum es palabra de origen céltico; Biñl líeoe BQ 
ilogia en un nombre personal BiaiÜus, registrado por Holder 
su tesoro del antiguo idioma céltico (1). 
SI Sr. D. Manuel Gómez Moreno y Martínez, joven sabio gra- 
lino, dedicado ya bace aúos á éstos y semejantes estadios, 
ipués de baber ieido y estudiado la memoria sobre aquelloi 
evos nombres de localidades que existen en las ánforas del 
inte Testáceo, me ha mandado una serie de obserTacionei 
)re ellas, entre las cuales algunas, si no me engaño, son digns 
ser presentadas a) juicio de la Academia. Dejando aparte lu 
e por varias razones no me parecen bastante fundadas, he ele- 
lo las siguientes como más ó menos probables. 
[>e las poblaciones citadas por Plitiio una sola, que es Sacra- 
(pág. 4&8 de mi Memoria), parece que puede corresponder i U 
rrana de los Árabes, Xaraua eu documentos del siglo xiii, 
mbre de una alquería cerca de Jei-ez de la Frontera. 
Bntre los nombres de localidades ó de géneros de origen la- 
o (pág. 489 y siguientes) hay algunos que pueden haber dado 
gen á poblaciones modernas. Del Afartianum pudo salir Ma- 
:ena en Granada, del Marianum varios lugares con el nombre 
Mayrena, del Memanum Meciua, alquería cerca de Cabra, y 
rios otros pueblos del mismo nombre; del Paterntnse ó Paier- 
inum varias Paternas cerca de Medina Sidouia y en Granada, 
mo los apellidos de personajes, Marciuí, Mariua, Meatiiu, Pa- 
nu» son comunes, nombres de localidades derivados de elios 
edén haber existido repetidas veces. 
De los nombres de un carácter menos personal (pág. 491 v 



GEOGRAFÍA ANTIGUA D£ BSPAJ^A. 407 

siguieates), algunos tienen cierta semejanza con varios nombres 
modernos. Asi el fundus Capelflianus] 6 Capil[lianu8], en rótulos 
procedentes de Ecija y Sevilla, lo compara el Sr. Gómez Moreno 
con sendos lugares nombrados Capileyra en la Alpujarra* Pero 
Capileyra corresponde no á Capelliana 6 Capillianay sino á Ca* 
pillaría; como el apellido latino en aquellos textos no se lee com- 
pleto, sino abreviado, no se puede saber si fué Capellarium 6 Ca* 
pellianum» De todos modos, la raíz del nombre, CapeU^ 6 Capil^ 
es evidentemente la misma. 

Las figlinae CarpenseSy cuyo nombfe es derivado de un esclavo 
ó liberto CarpíiSy hacen pensar en el Carpió, población conocida 
de la provincia de Córdoba; pero el nombre Carpus es común. 
No hay, pues, certidumbre de la identidad de las figlinas Car- 
penses con el Carpió. 

Las figlinae Cepariae es fácil que hayan dejado su nombre al 
lugar de Cepera, cerca de Sevilla. 

La figlina ú officina Colohraría^ nombrada según parece de las 
culebras allá frecuentes, es posible que baya dado su nombre al 
castillo de Colobaira ó Calabeira de los Árabes, situado cei*ca de 
Algeciras. 

£1 nombre de Gemellianae^ figlinas ú oficinas, parece haber 
sido frecuente. No es imposible que Jamilena, cerca de Martos, 
descienda de una de ellas. 

No menos frecuente parece haber sido ya en tiempos antiguos 
el nombre de Palma, aplicado á varias localidades en donde hubo 
uno ó más de estos árboles. Tal pudo ser Palma del Río, en la 
provincia de Córdoba. 

Trébecianae^ figlinas ó alfarería de un Trebecius^ no es inve- 
rosímil que dieren su nombre á la moderna Trebujena, orillas 
del Bétis, la Tarbuxena ó Tarbaxena de los árabes. 

El Turrínianum tal vez corresponde á la Tiriniana de los Ara- 
bes, aldea cerca de Ecija. 

Mas raras son las coincidencias de nombres modernos con los 
de localidades que antiguamente tuvieron apellidos de origen ibé- 
rico (pág. 496 y sig.). 

Bagania^ nombrada sólo en un rótulo del año 149, sobrevive 

parecer en la moderna Baena, toda vez que este nombre co* 



boletín de la rkal acade 

)Qde exactamente en bu traasi 
aa. 

luca, de donde pudo derirar» 
ira el Sr. Gámez Moreno á la 
i de Granada; no sin probabil 
nos probable me parece que 1; 
tilteia de un rótulo del año t 
afecto, Vejer parece que supoi 
•ia, que no conocemos, 
ntba, de no muy cierta tradid 
rrumenses, es fácil que sea 
», castillo cerca de Sevilla. 
'AM, por ñn, nombre de lugar 
1 rótulos de loe años 149 7 15í 
rYado en et del río Quadi La( 
il célebre Guadalete. Propong 
ra, no pudíendo juigar ni sob 
, oí sobre la posibilidad de su 
1. 

* las mismas razones me absU 
B de nombres árabes ó moder 
1, La juventud arriesga algo 
ho en hacerlo. La vejez, encoi 
7 ojo receloso. Entre ambos t 
1 acierto constante que le pr 
imientOB 7 la altura serena d 

lerUB.lUnodeUao. 



ANTIGÜEDADES ROMANAS DE ALGUÉSGAR. 409 



III. 



ANTIGÜEDADES ROMANAS DE ALCUÉSCAR. 

Esta Comisióa de Moaumentos participa á esa Real Academia 
que habiendo tenido noticia de que en las inmediaciones de Al- 
cuéscar se habían hallado fragmentos de estatuas^ monedas y 
otros objetos, corriendo versiones diferentes sobre unas arcadas 
subterráneas descubiertas, reunióse al punto y comisionó á tres 
de sus individuos para que se trasladaran á dicho pueblo inme- 
diatamente, inspeccionasen el terreno y examinaran los objetos 
encontrados. 

Al siguiente, día, 4 del presente Abril, antes de que llegaran 
los señores comisionados á la finca cercada donde se habían 
hecho los descubrinñentos , observaron en las cercanías, en los 
terrenos labrados^ muchos fragmentos de tejas y baldosas roma- 
nas; mas ya en la cerca^donde tratando de quitar estorbos al 
arado se han ido arrancando y amontonando grandes pedruscos 
y sillares de granito, y cauces hechos de esta roca para laconduc- 
sión de aguas en pequeño, como para riego de jardines ó propie- 
dades particulares — fácil era advertir que aquel campo había sido 
asiento de una población sobre cuyos escombros se cultivan hoy 
las mieses. 

Está situado este lugar, que llaman «Las Torrecillas», como 
á 3 km. al N. de Alcuéscar, á distancia próximamente igual de 
la calzada romana hacia el E. y á unos 200 m. á la izquierda de 
uu camino de herradura, que separándose de la carretera que va 
á Mérida, cruza el monte de arbolado de Gasas de Don Antonio y 
ataja para ir á Alcuésca'r. 

No sabe esta Comisión que nadie haya señalado en tal sitio po- 
blación antigua alguna, inadvertida aun para los mismos hijos de 
Alcuéscar, á pesar de que varios indicios pudieron ser aviso en 
que nunca repararon, y esta sola circunstancia hace que se apre- 
sure á ponerlo en conocimiento de esa ilustre Academia. 

El recinto de arcadas á que se hizo referencia, construidas de 




boletín de la real academia db 

}s, rorinaado galerías conligiias coi 
!9, y tan bajas que sólo á galas se f 
eo de toro, allí encontrado, y var 
parece, con un cuchillo y un cazo d 
en cabeza de toro, hacen presumir 
in templo. 

onecerá la Academia dibujos ó déla 
fragmenlos de estatuas de mármol, 
s por los individuos de esla Gomisi 
a oU'aa noticias que aportará en esc 
población romana más importante 
se ha tratado de situar la Ad Soi 
no, ya más al Norte, ya más al Su 

guarde á V. E. muchos años. Cácei 
iobernador Presidente, JoaqcIn S 
no Sr. Director de ¡a Real Academit 



monografías uistóricab ue ( 

r. Director se sirvió designarme p: 
nía del mérito y contenido de las 
sido remiltdas por sus autores coi 
eca. 

^.aatell Bisbal del Lfobregat, por el 
tco Carreras y Candi, 
ttigación histórica sobre el Vizcond 
juin Sliret y Sans. 
oral del» Templera de tes Comandt 
or el mismo. 
:ia histórica del Monettir de Alguay' 



monografías históricas D£ GATALüi^A. 411 

La monografía del Sr. Carreras y Candi consta de 64 páginas 
en 4/; aunque de interés local muy restringido, pues sólo se re- 
fiere á la historia del Castillo-Bísbal, del Llobregat, es muy de 
apreciar por las noticias que contiene referentes á las relaciones 
de los pueblos con sus señores durante los siglos medios. 

El Castillo-Bísbal comienza á ser conocido á fines del siglo x, 
por documento que, si es auténtico, resulta de interés, en su 
forma principalmente, para el estudio de los orígenes de la len- 
gua catalana, que aparece formada en sus rasgos más caracte- 
rísticos. 

El Sr. Carreras y Candí estudia la historia del Castell-Bisbal, 
que después viene á ser la población de Castellbisbal, durante 
los siglos X hasta el xv, aprovechando los documentos que se con- 
servan en los archivos que en Cataluña, justo es decirlo, se ex* 
plotan hoy con afán, dando lugar á monografías importantes. 

En la parte que se roza con la historia árabe, nos permiti- 
mos hacer dos observaciones al autor de la historia Lo Castell 
Biabal del Llobregat» 

La victoria de los cristianos contra los musulmanes en el Con^' 
gost de Mariorell no parece fuera debida á D. Ramón Berenguer, 
que por aquel tiempo estaba aún en Mallorca, sino, como hemos 
indicado en otra parte (1), probablemente á los naturales del país, 
ya que el ejército musulmán era muy reducido, por haberse di- 
vidido en dos, yendo la mayor parte conduciendo el botín cogido 
en los llanos de Barcelona, siendo pocos los que atravesaban el 
Congost de Martorell. 

En la pág. 9 se da como un hecho la desaparición de la diócesis 
de Egara (Tarrasa) por la invasión sarracena: en verdad que de 
ordinario se atribuye la desaparición de muchas de las diócesis 
visigodas á la invasión musulmana; pero no vemos que esto 
resulte probado (2). Las diócesis visigodas ó antiguas, que ha- 
bían desaparecido al tiempo de la Reconquista, creemos que no 



(1) DecMdinckt tf ieMpatieión áe ¡oí AlmcratidM en Stpaña, pág. 80 y aclaración 16 
pág.272á218. 

(2) Véase lo dicho por el Sr. Fita en el tomo xxzuí del Boletín , páginas 84-37, 
donde aostiene que el obispado y la Sede de Bffara (Tarrasa) persistieron durante el 
iiglo Tin y en la primera mitad del ij. 



r> 



bolktIn de la real academia de la historia. 

311 desaparecer en los primeros tiempos de la dominadÓD 
SIDO después, ó por la fatalidad de los tiempos, por la falla 
lunicación ó por la apatía de los cristianos, quizá por su 
tiación en algunos puutos; en Aragón y Cataluña pudiera 
e á la persecución ó recrudescencia de celo religioso mu- 
3 hacia mitad del siglo ix, con el establecimiento eo Hue»- 
érida de los reinos de los Beniatauil y Benimuza, familisa 
egados, y quizá más intolerantes. 

tres monografías del Sr, Miret y Sans, aunque también de 
srés local de pueblo, ó de pequeña región , interesan i \i 
a general de Cataluña y aun á la general de España, 
nás importante sin duda, y también la más extensa, es la 
gación histórica sobre el Vixcondado de Castelibó; pues como 

autor en la pág. 9, aunque su propósito ha sido escribirla 
i de la casa de Castelibó , dedica un capitulo á los vii- 
. de Ager y Cabrera, porque también fueron éstos los tugar- 
les del conde de Urgel, y por mucho tiempo coexistieroD 
i de Castelibó en la lugartenencia. Además, añade, inter- 
nos datos inéditos sueltos de los condes de Urgell con la 
ion de que no permanezcan olvidados ó queden perdidos 
iempre, y en verdad que es de aplaudir el que el autor 
Üadido estos datos, aunque quizá perjudiquen á la unidad 
ibra, tal como podria suponerse por sólo el titulo, 
utor, con plausible buen sentido histórico, y contra lo que 
.Imente sucede entre nosotros, ha estudiado muchos libros 
ses que tratan de historia local de varias regiones 6 locali- 
del mediodía de Francia, haciendo además investigado- 
rsonales, no sólo en los archivos españoles, principalmente 

Barcelona y Urgel, poco explotado éste, sino acudiendo 
in á los archivos franceses, bien que todo esto no lo haya 
, según parece, con el objeto de estudiar la historia del 
dado de Castelibó, sino la Historia de Cataluña, y de on 
más especial la del Condado de Pallas, que sabemos tiene 
delaatada , y que esperamos vea pronto la luz pública coo 
ichos documentos que para la misma ha reunido en uniíia 
) insigne cultivador de la historia regional: sólo cuam. 

escrito muchas monografías históricas de localid^'*' 



monografías históricas de cataluí^a. 413 

regiones, podrá esperarse que la historia general de España pueda 
ser completa. 

El vizcondado de Gastellbó, que «en los primeros tiempos desr 
pues de su constitución , abarcaba solamente los pequeños valles 
de Gastellbó y Aguilar, ganó luego el importante castillo de Ciu- 
tad, y á últimos del siglo xii se agregó los valles de Cabo y San 
Joan. Estos territorios constituían el núcleo principal, el vizcon- 
dado, propiamente dicho. Las posesiones que adquirió en Ger« 
daña á consecuencia del matrimonio del vizconde de Gastellbó 
con la heredera del vizconde de Gerdaña, no deben considerarse 
más que como anexos. Lo mismo ocurre con los valles de Assua, 
Biasca, Tirvia, la Ribalera y Vallferrera, pertenecientes al Pa- 
llars, ó á la cuenca del Noguera Pallaresa , y que fueron agrega- 
dos al vizcondado de Gastellbó». 

Se comprende por lo dicho que al estudiar la historia del viz- 
condado de Gastellbó en su desarrollo , se habían de dar noticias 
del condado de Urgel, del de Gerdaña y Barcelona, y de los terri- 
torios inmediatos, viniendo este trabajo á ilustrar en algunos 
puntos la historia general de Gataluña y aun la de Aragón en su 
condado de Ribagorza. 

Queda indicado que el Sr. Miret ha estudiado las historias de 
estados ó territorios del mediodía de Francia, que de algún modo 
se rozan con la del vizcondado de Gastellbó, y por eso en su libro 
ha tenido ocasión de hacer notar errores históricos y geográficos, 
y ampliar noticias que los autores franceses más cuidadosos no 
habían podido completar en sus investigaciones. 

Una de las figuras más importantes entre los vizcondes de Gas- 
tellbó es la de Arnau Mir de Tost^ el conquistador de Ager. 

La historia de este personaje, uno de los caballeros que con los 
condes Ermengol lí y III bajaron del alto Urgel para comba- 
tir á los moros, es muy notable, porque marca de un modo evi- 
dente los progresos de la reconquista al mediodía del Montsech, 
cuando los montañeses de Ribagorza y Sobrarbe, á las órdenes 
de Ramiro I, inician en realidad la reconquista del territorio, ya 
menos quebrado, apoderándose de Benabarre, primera población, 
que aunque no de un modo seguro, aparece arrancada del poder 
de los moros en Ribagorza , constando ya de un modo histórico 




boletín dk la nsAL acadehii. de la h 

] fueron tomadas por Sancho Ramlreí < 
iiñODes, que quiíá fueraa por aquella | 
la dominación musulmana, salvo en et 
L Atauil de Huesca, que llegó hasta Rod 
ma de (res á cuatro leguas el territorio 
Mir de Tost toma parte en la conquis 
bo on nombre del conde de Urgel en el 
iro ésta parece ser una segunda conquis 
endo en esto una conjetura del padre Vi 
:hos consignados en documento ñrmadi 
a 1061 , que hicieron sospechar á Villa 

tomada por los cristianos, por primera 
siglo II, y que había sido recobrada poi 

)41, nos hacen sospechar una cosa m 
6 Ager y la parte norte de Balaguer bai 

que la parte situada próximamente en 
is territorios de Ribagona, Sobrarbe ; 
1, no fueron conquistados por los moros 
li después de un modo permanente, sii 
'einos independientes en Huesca y Ijér 

después en el si, 

lajo anterior vimos que Mohamed Atai 
!e Roda en el año 908, conquistando lu 
1, Gualter y Alguayreí 
indo período del establecimiento de reiti 
i, á la calda del califato de Córdoba, se 
e Ager por los moros, según resulta dt 

en el que se dice nquaodo Sarraceni í[ 

Ager ceperunt, omnes scripturas quas 
unt el deleverunts (1), pues el documen 
'O de la querella entre dos hermanas, u: 

1 testamento de su madre, que no podí 
o incendiado por los moros: admitieni 
biera sido otorgado unos veinte aflos a 



MON'OfinAFÍAS HISTÓRICAS OK CATALUPJa 415 

la fech.1 1040, y el autor supone que la toma de Ager por los 
moros fué entre los años 1041 y 1049 (de 423 á 441 do la hégira), 
fecha que correspondería al reinado de Suleimán Abenhud, ó 
más bien de su hijo Yiisuf, del cual hay alguna indicación de 
que fuera nombrado rey de Lérida antes de la muerte de su 
padre, quizá cuando éste en 431 se apoderó del reino de Zarago- 
za, echando de ella al regicida Abdála. 

Si como dice Villanueva cya en el año 1036 y 1041 suena esta 
villa poblada de cristianos y con un monasterio gobernado por el 
abad Lanfranco^ existiendo al menos dos iglesias, no es muy 
aceptable que esto hubiera podido establecerse y desarrollarse 
tanto desde el año 1000 á cuya fecha se atribuye por conjetura la 
primera ocupación de Ager por los cristianos: esperamos que loe 
documentos que publique el Sr. Miret en su Historia del condado 
de Pallars, aclaren ó destruyan esta conjetura. 

Mucho de bueno podía decirse del libro que estoy examinando, 
pero sería extender demasiado esta noticia, y debo decir algo de 
las otras dos obritas del mismo autor, cuyo examen se me ha 
confiado. 

El folleto Cartoral deis Templers de les Comandes de Gardeny 
y Barhens es un folleto de 35 páginas, en el que el Sr. Miret da 
noticia detallada del Cartulario de los Templarios de Gardeny 
(Lérida) y Barhens (cerca de Bellpuig), que se conserva en el Real 
Monasterio de religiosas de San Juan de Jerusalén^ existente en 
San Gervasio. 

La mayor parte de los documentos copiados en dicho cartula- 
rio corresponden al siglo xii (1) (entre 1118 y 1190); y á pesar de 
ser tan limitado en cuanto al tiempo y referirse sólo á las enco- 
miendas de Oardeny y Barbens, contiene documentos de interés 
general para la historia de la Orden de los Templarios, con no 
pocas noticias interesantes para la historia de Cataluña y Ara- 
gón: muchos de los documentos analizados ó extractados por el 
Sr. Miret están ya publicados, y así lo indica el autor; pero otros 
son inéditos, según cree. 



(l) Al principio y fln del Cartulario hay incorporadas hojas de otra con do<umen'> 
»s anteriores y posteriores. 




6 BOLBTtN DB LA RBÁL &CADBIIIA DB LA BtlTORU. 

Como por vía de apéndice, publica dos iave&tarios de objetos 
istentes en el Castillo de Oardea y en los años 1389 y 1 580, que 
nque nada tienen que ver con los Templarios, sí con la Ordeo 
San Juan de Jerusalén, sucesora de la primera en la posesivo 
: Gardeny, como en general de todo lo que habla perleaecido i 
í Templarios. 

El Sr. Miret, que ha tenido ocasión de estudiar detenidamente 
rico archivo que se custodia en el Real Monasterio de religio- 
3 de San Juan de Jerusalén, existente en San Gervasio, quití 
mo en prueba de agradecimiento á las merocidas considerado- 
3 de que ha sido objeto, ha querido escribir la historia de dicha 
irporadón, y lo ha hecho en un folleto de 64 páginas de nutrí- 
lectura, en el que comenzando por los obscuros principios del 
labledmiento de la Orden de San Juan, fija luego la fundación 
1 Monasterio de Aiguayrc, á tres horas al Norte de Lérida ea 
aAo 1250, después de una corta estancia provisional de la Co- 
unidad en Cervera, donde al principio se estableció la funda- 
ra Doña Marquesa, viuda de Guillen de Guardia, en unión de 
hija Gueralda y otras cinco señoras nobles. 
Aprobada la fundación y constituciones porque debía gober- 
rse la Comunidad por bula de Urbano IV de 1262, quedd ins- 
uída canónicamente, siendo regida por la fundadora Doña 
irquesa hasta que murió en el año 1268, sucediéndole en el 
íorato su hija Doña Gueralda. 

El autor del folíelo Noticia histórica del lionestir ^Aíguayn 
;ue paso á paso, apoyado en el estudio de los documentos, las 
pocas vicisitudes del Monasterio de Alguayre, que con el de 
tena, eran los dos más importantes que los Hospitalarios le- 
m en Aragón. 

Extinguida en Cataluña la Orden de los Templarios en el año 
12, y agregadas todas sus posesiones ala Orden de los Eos- 
alarios en 1317, la Castellanía de Amposta que comprendía 
I establecimientos que los Hospitalarios poseían en Aragón, 
ilencia, Cataluña y Mallorca, fué dividida en dos grandes prio- 
,08, que se titularon Gaatellanía de Ampotta y Gran Prioralo 
Cataluña; el autor nos da la lista de las encomiendas de " *' 
o de estos Piíoratos, comprendiendo el uno las ezístentt 



Cataluda y Mallorca ^ y el otro las que radicaban en Valencia y 
Aragón. 

En virtud de las alteraciones promovidas por la guerra separa- 
tista de Cataluña, las religiosas de Alguayre^ no creyéndose se- 
guras en dicho punto» pidieron autorización para abandonar el 
convento y trasladarse á lugar más seguro; después de no pocas 
gestiones y alternativas se trasladaron definitivamente á Barce- 
lona en 1699, donde ha subsistido la Comunidad, sucesora de la 
de Alguayre, hasta el año 1880, en que construido nuevo edificio 
en San Gervasio de Cassoles, se trasladaron á él las religiosas 
que siguen llamándose de San Juan de Jerusalén. 

Hecha la historia del Monasterio de Alguayre, el Sr. Miret da 
como apéndice el catálogo de los dignatarios que ejercieron ju- 
risdicción en el Monasterio, primero como Castellanos de Am- 
posta hasta el año 1317; y dividida en esta fecha la primitiva 
Castellanía de Amposta, como el Monasterio de Alguayre quedó 
formando parte del Gran Priorato de Cataluña, continúa la serie 
de los Grandes Priores, desde 1320 á 1803. 

Por las noticias curiosas de indumentaria que contienen, me- 
recen mención especial dos inventarios y un testamento inven* 
tarío de los siglos xv y zvi, insertos en las páginas 32, 33, 36 y 
siguientes, en los que los aficionados á estos estudios creo han 
de encontrar nombres de objetos ho fáciles de reconocer. 

Lástima que los Sres. Carreras y Candi y Miret y Sans hayan 
escrito sus trabajos históricos en lengua catalana; que los libros de 
pura literatura popular se escriban en la lengua vulgar, se com- 
prende; pero los libros de erudición histórica, cuyo público es de 
todos modos muy limitado, es sensible que se escriban en estas 
condiciones, privándose el autor de algunos de los pocos lectores 
que de todos modos han de tener tales libros; como los autores 
de tales trabajos necesariamente tienen que saber latín, y puede 
decirse que también la mayor parte de los que han de tener gusto 
en leer tales libros, hasta debíamos aspirar á que se escribiesen 
en latín, aunque no fuera clásico ni mucho menos. 

Madrid, n át Abril de 1900. 

Francisco Codbra. 

TOMO ZZZTXi 37 



418 boletín de l4 real academia de la historia. 



V. 

MOSAICO DE HYLAS, 

DESCUBIERTO RECIENTEMENTE EN EL SITIO DE LOS VILLaMBS, 

Á 5 KILÓMETROS DE LA BAÑEZA, PROVINCIA DE LEÓN. 

I. 

Noticias acerca del hallazgo. 

Guando en la sesión ordinaria de nuestra Academia de la His- 
toria, celebrada el 27 del próximo pasado Abril, vi la fotografía 
que había llevado el Rdo. P. Fita del mosaico hacía poco desea- 
bierto no lejos de La Bañeza, el buen arte de aquella composi- 
ción pictórico-musivaria, lo extraño y desconocido del asunto, las 
conjeturas á que daba lugar el peregrino hallazgo, todo me in- 
dujo á hacer un estudio detenido del mismo, comenzando por lo 
más importante en toda clase de estos hallazgos, que es lo que se 
refiere á lo que con razón se ha llamado el t/ooimtento, y cuanto 
con el mismo se relaciona. Para adquirir estas noticias creí lo 
mejor dirigirme al afortunado descubridor, de cuya ilustración 
tenía los mejores antecedentes, y habiéndome contestado con una 
atentísima carta, considero lo más procedente, para que conserve 
la noticia su carácter de ingenuidad y de exactitud , copiar coa 
escasas omisiones dicha carta, de cuyos datos haremos aplicación 
en su lugar oportuno. 

Dice así la epístola firmada por D. Dario de Mata y Rodríguez, 
descubridor y conservador del mosaico: «En un pueblo que dista 
unos 12 km. de La Bañeza llamado Quintana del Marco, hay un 
pago de fincas rusticas conocido con el nombre de los ViUares, 
lugar muy pintoresco, distante como 2 km. del río Orbigo, en 
cuyo sitio, un sujeto llamado Pascual Vivas, vecino del referido 
Quintana, halló en una finca suya el año 1899 un busto de már- 
mol blanco muy bien hecho, y al parecer romano (1). Siguió tra- 



(1) De estos primeros descabrímientos dio noticia en el Bolitín de Is Aesde 
cuaderno del mecrde Abril de 1899 , el P. Fita , á quien la babia comunicado el er 
individuo ¿e la Comisión de monumentos de Le6n , Sr. Alvares de la Brafia. 



MOSAICO DE HYLA8. 419 

bajando^n su ñnca y encontró un hermoso pavimento de mosaico 
muy bonito, dól que varios :sujetos, convecinos suyos, echándolo 
á perder, tomaron lo que les convino para colocar sus hollares 
(como por allí llaman á los fogones) y hacer lumbre sobre ellos. 
Yino el Sr. Braña de León comisionado por la de Monumentos 
históricos de la provincia á ver el busto, convenciéndose y asegu- 
rando que era romano. Trató de precio con su dueño, y como 
tuviera necesidad de ponerlo en conocimiento de la Comisión y 
tardase en resolverse, el dueño lo vendió á un sujeto de Madrid 
en un buen precio para el comprador». 

' cEn aquel entonces propuse yo á varios vecinos practicar exca- 
vaciones, todos reunidos, para descubrirlo por completo todo y 
con seguridad saber lo que aquello había sido. En ello queda- 
mos , pero Pascual Vivas dio por si principio á su obra y descu- 
brió más mosaicos, que casi se destruyeron, otros dos bustos 
parecidos al primero, y uno sin cabeza. Vino el anticuario, y por 
mil y no sé qué pesetas se los llevó». 

«Yo, visto que lo que aquellas gentes querían eran Sanioé 
(como les llamaban los del pueblo), para hacerlos luego dinero, 
abandoné aquella idea y por mi cuenta di principio á mis explo- 
raciones. Luego de pasados muchos días y muy malos ratos, 
pues otro hermoso pavimento de mosaico que hallé me lo des- 
truyeron por la noche, seguí trabajando, hallando cañerías de 
ladrillo, dos piedras de molino (como para caballería, no de 
mano) varias monedas de Yitelio, Constantino y Filipo el ará- 
bico, nn candil de barro roto y otras varias monedas de cobre 
que no puedo decir de quién son. Continué, y vi otro pavimento 
más fino y de las mismas dimensiones que el primero (16 me- 
tros cuadrados, 4 x 4) y traté de sacarlo entero, cosa que fué 
Imposible á pesar de mis esfuerzos, por carecer de medios para 
ello. -Vista esta imposibilidad lo corté por una linea blanca que 
vi entre dos negras; y pude ya, custodiándolo mucho, sacar en- 
terito el trozo de pavimento con las dimensiones de 1,60 X 1)50, 
y en una caja traerlo á esta su casa, donde he procurado colo- 
carlo mejor para evitar se rompa; de este modo saqué la fotogra- 
fi;a que mandé al Rdo. P. Fita y de que tiene usted conoci- 
miento». 



42« 



BOLBTtN DB LA RBAL ACAOBMU OB LA RtSTOlltA. 






«El sitio de los ViUares se halla á unos 4 km. de un paébk) 
llamado San Martin de Torres^ á 5 km. de La fiañesa, qae ña 
duda alguna fué en tiempos ocupado por los romanos. Hay eo 
él un sitio que se llama Castro y otro Palacio^ y también se haa 
hallado varias monedas de plata y oro de Nerón , y un Yespa- 
siano magnífico que se llevó un cura que allí hubo. Tambíéa 
hay restos de un acueducto romano que no se sabe de dónde 
viene, pero que sin duda surtiría de aguas potables á dicho pue- 
blo ó Castro^ que está en una altura». 

«En este pueblo se deriva del rio Orbigo un cauce de riego 
(cauce de los Cuatro Consejos se le llama) que da agua á Sao 
Juan de Torres, Villanueva de Jamuz, Quintana del Mareo y 
Genestasio. Este cauce tiene ó ha tenido^ según me han dicho, 
sus marcas para la distribución de las aguas, y yo digo, ¿ no po- 
dría ser que en el pago de los Villares el Centurión ó Señor de 
la plaza ó Castro de San Martín de Torres mandara hacer una 
quinta ó villa donde hiciera justicia ó quinta de recreo solamen- 
te, y como el cauce tenía sus marcos para la distribución de las 
aguas, esto fuera lo que le dio nombre á Quinta del Marco, boy 
por corrupción Quintana del Marcót» 

cDista el pago de los YiUares como 2 km. del'río Orbigo por el 
Oriente, y toca con el camino antiguo de Benavenle, por donde 
dicen iba calzada romana. Lo que sí es cierto es que va dicho 
camino á un sitio llamado la Yizanaf donde hay un puente ro- 
mano que los ingleses cortaron á su paso por él (t) y hoyae 
halla arreglado con maderas.» 

Habla después el Sr. Mata de una ermita y conventos que ya 
no existen, y que no tienen importancia para nuestro propósito 
por hoy, y después menciona unos ladrillos que se han encoa- 
trado con marcas ó estampillas, diciendo que uno la tiene rec- 
tangular, con las letras C. V. P., otro S. L. F. CA y otro con el 
sello circular que decía LEGIO Yll, es decir, la fundadora ó 
repobladora de la colonia militar legionense. 

También nos da noticia el Sr. Mata en la misma carta de ana 



(1) Suponemos seria cuando vinieron como auailiaru en la guerra de la Ind«| 
daaeia. 




MOSAICO DE HTLAS. 



421 



pUca de plata de forma oval con letras dé oro, que dice se ha 
encontrado igualmente allí, en las que se lee sólo MARTI 
TILENO, en esta forma: 



MARTI 
TILENO 




(Tamafio natural ) • 

Tal es la curiosísima é importante carta en que nos da cuenta 
del notable hallazgo el Sr. Mata, y que contiene preciosos datos 
que habremos de aprovechar en la prosecución del presente es- 

liidio. 

II. 

Precedentes. 

Como en él, para interpretar el asunto del mosaico que lo mo- 
tiva, hemos de tratar acerca del culto de las Ninfas, con el que 
se relaciona íntimamente la conjunción musivaria de los Villa- 
resano creemos inoportuno hacer una ligera excursión histórico- 
arqueológica acerca de las poéticas leyendas griegas, que á la^á 
Ninfas, sobre todo de las aguas, se reBeren. 



422 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE 

Las Ninfas Uenen en la Mitología griega 
loB ríos: unas y otros eran llamados Akwiste 
piter 6 dtil cielo). Las primeras, següu B 
ZeiiB '"T'>x'>i' como Dios de las tempestades (. 
105). En sentido y uso más general y hun 
miento á las aguas del cielo que caen á la I 
seno y se reúnen y acumulan recorriendi 
para reaparecer en la superficie en manant 
sas. La relación de las Ninfas con las Ih 
por una curiosa costumbre religiosa, que F 
vigor en la Arcadia al pie del monte Lyceo 

Bn tiempo de sequía el sacerdote de Ji 
fuente Hagno para tener propicia á la Nii 
rías y de ofrendas. Arrojaba después uua 
la superficie de las aguas, y si su iuvocaf 
favorable acogida en la Ninfa, bien pron 
agua y elevarse vapores, que ascendiendo á 
una nube, la cual, atrayendo á otras, de 
lluvias sobre las sedientas tierras de la Are 

Gomo las hadas, las Ninfas heléuicas, pi 
de las Apsaros Védicos, cuyas divinidade 
las aguas* y «las que viven en las movible 
la humedad y la accidn fecundante de las a 
de la vida ('2). 

Las Ninfas juegan papel importante desd 
eos en la Mitología griega, apareciendo inv 
des á las solemnes asambleas convocadas 
po (3); y en la tierra su vida divina es la 
húmeda, que, sangre de la tierra, necesitan 

Las poéticas tradiciones homéricas testil 
lancia que desde aquellas remotas edades s 



(1) AuáloK* ceremODÍB y becha coa el mismo propós 
del presante siglo eD Bretaña, pain de Oallea, donde las 
lagos tanlaD, aegún creencia popular, el mismo poder qi 
de la Arcadia.— Vi Demarqué, citado por Huesea, CHalne 

(3) Coz. Mgtitti. nf lie Ariant Nalieut. 

(3} Puede verse en comprobación el canUí xi de U /H 



MOSAICO DE HYLA8. 423 

las aguas. Según vemos en la Odysea (xiii, 102 y siguieQtesj. Ulises 
en Itaca habitó algún tiempo en una gruta deliciosa de las Nin- 
fas llamadas Náyades, en cuyo asilo guardaban sus urnas y crá- 
teres de piedra^ tejían velos de púrpura de maravillosa belleza, y 
las abejas depositaban sus panales. De aquella encantadora gruta 
brotaba una agua deliciosa y de dulce sabor. Poco importa , que 
como añrma Strabon existiera sólo aquel fantástico palacio sub- 
terráneo en la imaginación poética de los que lo describieron; es 
lo cierto, que está de acuerdo con las creencias populares de los 
antiguos griegos, según los cuales, en las grutas húmedas y som- 
brías tenían sus maravillosos palacios las puras Ninfas de las 
aguas, donde acudían también las abejas, para labrar sus pana- 
les, prestando grata sabor á aquellas corrientes cristalinas. 

Todas las gratas impresiones que pudo producir en el espíritu 
idealista de los griegos la vista de una fuente que recorre tran- 
quila y adormecedora entre hierbas y flores los frescos prados, ó 
que se despeña bullidora y espumosa de roca en roca formando 
cadenciosa cascada, produjeron la creación fantástica de las Nin- 
fas, vírgenes de transparente blancura, amigas de juegos, de 
danzas y de cantares, con los que despertaban los dormidos ecos 
de los sombríos bosques ó de los antros misteriosos, envolvien- 
do sus cuerpos con aquellos velos irisados que no eran más que 
el resultado de la reflexión de la luz en las partículas impalpa- 
bles de los vapores de las aguas. 

Estas poéticas creencias hicieron considerar con verdadero fer- 
vor religioso el culto de las Ninfas de las aguas, á las cuales lle- 
garon á conceder, no sólo salutífera influencia para la conserva- 
ción de la vida humana (en lo que parece que presentían el entu- 
siasmo que, andando los siglos, había de producir la práctica de 
la hidroterapia), sino que las consideraron como inspiradoras de 
profecías, revelando á los hombres la curación de sus enfermeda- 
des. No hay para qué decir, de qué modo se aprovecharían de es- 
tas creencias los que se revelasen por su audacia y serenidad in- 
térpretes de aquellos murmullos ó de aquellas espumosas casca- 
das. La humanidad siempre ha sido la misma. 

En España, la tradición greco-romana de las Ninfas de las aguas 
se ha conservado en las poéticas montañas asturianas, en las le- 



li BOLBTÍN DB L4 UEaL ACADBUtA DE LA HISTORIA. 

eadarias Xana*, hermosas Ninfas de tan peregrina belleza como 
squeña estatura, que habitau en palacios de cristal debajo d« las 
lentes solitarias, y á cuya eiistencia va unida otra creencia po- 
ular, que habla muy alto en favor del sentimiento moral ds 
luellos hoarados montañeses. Cuéntase que al dar las doce de la 
Dche salen las Xanas do sus palacios subterráneos á lavar en el 
iño mismo de la fuente sus ropas, de extraordinaria blancura, 
>rovechando los dulces resplandores de la luna en creciente, y 
le sí las encuentran las aldeanas y éstas conservan su pureza, 
e Xanas les ofrecen madejas de hilo que, devanadas en direccida 
iental, jamás terminan, ó tesoros de los que guardan en sus 
'Utas cristalinas; pero que si la aldeana es indigna de tales fs* 
ires, la hunden en sus antros misteriosos, de donde no vuelve 
aparecer sobre la tierra. Tal es la tradición de las Xanai, que, 
inque objeto de terror más que de alegría, se encuentra en las 
ontañas del Norte de Francia con ol nombre de las Uvjera 
ancaa, y en Escocia, donde se las llama Lavanderas de noche. 
Además de la poética tradición asturiana, multitud de moou- 
entos epigráficos nos revelan el verdadero culto que & las Nin- 
í üe las aguas rindieron los ibero-romanos ó los romanos mis- 
os, como se justifica, no sólo por las dedicatorias que se hallan 
1 fuentes medicinales, ya conocidas y aprovechadas en aquellos 
molos tiempos, sino refiriéndose en general á ríos ó manaotia- 
) cercanos al lugar donde las inscripciones se pusieron. Aque- 
13 de nuestros lectores que deseeu la confirmación de nuestro 
erto, pueden consultar la obra monumental de la Academia de 
trun, y en el tomo dedicado & España encontrarán repetida- 
BDte dedicatorias á las Ninfas en los números 168, 469, 883 á 
2, 89*, 2.457, 2.474,2.527,^.530, 2.546, 2.91 1 , 3.029, 3.786, 3.067, 
164 y 5.084; reñriénduse en nuestro juicio, sin género de duda, á 
I Ninfas de las aguas, la del niim. 2.52?, encontrada en Orense; la 
I niim. 2.530, que se conserva en San Juan de Baños, proviocia 

Falencia; la de Herrera del río Pisuerga, donde se las llama 
:MPHtS SACRVM (ndm. 2.91t), y, sobre todo, precisamente 

León, la dedicada á las Ninfas de una fuente que debió tener 
un celebridad la fuente Ameucnia, dedicatoria hecha por 
[ado de la Legión VII Gemina Fólis Luciut Terenliua íun 



r\ 



MOSAICO DB hylas. 425 

Homullua^ hijo de Lucius (núm. 5.084). Acaso pudiera tener re- 
lación esta fuente con el asunto representado eo el mosaico (}ue 
motiva este estudio. Dice así: 

N I M P H I s 
PONTI5» AMEV 
CN-LTERENTIVS 
L • F • HOMVLLVS 
IVNIOR • LEG 
LEO • VII • O • F- 
L*V«M-S- 

Eq nuestro Museo Arqueológico Nacional conservamos un va- 
ciado de esta curiosa inscripción. 

Dados todos estos precedentes, se comprende la existencia del 
rarísimo mosaico descubierto en el sitio de {os Villares, y que 
hoy pone la pluma en nuestras manos, para consignar el resul- 
tado de nuestras investigaciones y nuestros juicios, á fin de que 
sirva de motivo para que otros más doctos ilustren tan impor« 
tante descubrimiento. 

Asunto del mosaico, apuntes críticos y deduodones. 

Según testimonio de Apolonio (I, 1207-1240), de Theócrito 
(Xin, 45] y de Strabón (p. 564), cuando los Argonautas des- 
embarcaron en la Propóntide y costa de fiithynia, el joven y casi 
adolescente Hylas, hijo de Teodomastro, rey do Driopes, iba con 
Hércules, que lo quería con preferencia entre todos sus compañe- 
ros, hasta el extremo de que, según Marcial, revelándonos el es- 
tado de las costumbres libidinosas griegas, 

Incurvabat Hylam^ pósito Tyrinthius arcu^ 

frase que vale más no traducir. 

C!omo acontece siempre en los viajes por mar, que al saltad éñ 
tierra, una de las primeras investigaciones que se hacen es buscar 
buen agua, tanto para la provisión de á bordo como paraU Cómi« 




426 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

da cotidiana» tratóse de hacer esta investigación, y el joven Hylas 
S.e efncargó de ella, llevando á prevención una urna 6 erátetj y 
para llenarla una especie de jarro ó enochoe. Pronto encontró lo 
que buscaba en el centro de frondoso bosqnecillo, y se dispuso á 
llenar su urna, con este último vaso; pero antes de que hubiera 
comenzado á realizar su propósito, salieron de entre las espesas 
plantas acuáticas que crecían cerca de la fuente las Ninfas guar- 
dadoras de sus aguas, y, cogiéndole las manos y los brazos, ena- 
moradas del hermoso adolescente, le condujeron á sus encaoia- 
dos palacios de cristal, procurando, con sus caricias, calmar su 
sorpresa. 

Hércules, entretanto, inquieto por la tardanza de su predilecto 
compañero, salió en su busca, llamándole por tres veces; pero 
aunque Hylas, oyéndole á través de su fantástica morada, lecoa- 
testó, perdióse su voz entre el murmullo de la bullidora fuente. 
La leyenda añade que Hércules, en el colmo de su enojo, juró 
arrasar toda la comarca si no encontraba á Hylas muerto ó víto; 
y desde entonces las gentes del país no cesaron de buscar al joven 
argonauta, y todos los años, en un día consagrado especial naeote 
para esta investigación, los habitantes de Prusium y de sus alre- 
dedores recorrían las montañas, llamando con grandes y repeti- 
das voces: «¡Hylas! ¡Hylas!» 

Esta costumbre, que constituye una ñesta tradicional asiática, 
no quería significar solamente el encanto de las aguas que atrae 
y que acaso costóla vida humana á Uylas, cuyo triste fin se la- 
mentaba en ella, sino que era, como las leyendas de Hyadntho 
y Adonis, y como las de todos los adolescentes de efímera existen- 
cia, la imagen de la imprevisora eflorescencia primaveral que to- 
dos los años se marchita, después de corta y esplendente vida. 

La leyenda griega de Hylas, se conservó como tantas otras de 
origen helénico entre los romanos, según lo demuestra un pasaje 
de Virgilio en la Égloga vi, intitulada Sileno, en la que al recitar 
éste, rodeado de faunos, de ninfas y aun de ñeras, su cantar, que 
escuchan unos y otras y hasta las añosas encinas con cadencio- 
sos movimientos, después de narrar las excelencias de la Crea- 
ción y leyendas de la Mitología, alude también el viejo cauto 
la historia del adolescente Hylas, mencionando que desaparr 



MOSAICO DE HYLA8. 427 

en una fuente, y las grandes voces que dieron para encontrarle, 
resonando toda la costa: üHylat! ¡¡HylaÜ 

iHis adjungit, Hylam nant» qao íonte relictum 
GlamMsent: ut litios, Hyla, Hyla, omne smiaret». 

Versos que tradujo nuestro gran maestro fray Luís de León 
en esta forma: 



Y el Hila por las costas apartadas 
bascado por demás con triste Uoro, 
la faente do qnedó, y voz contina 
qne hinche de Hila, Hila la marina. 



Ovidio, en el Arte de amary ella á Hylas como un tipo de be- 
lleza ideal, y trataron también este asunto Apolonio de Rodas, 
Valerio Flaco, y Juvenal, hasta el punto de que Virgilio en sus 
Geórgicas dijera (lib. jii, 6): 

¿Coi non dictas Hylas puer? 

que en su notable traducción de las Geórgicas traduce el Duque 
de Víliahermosa: 

¿Quién no ha cantado al bello joven Hilas? (1) 

Ck)nservada de este modo la tradición griega por los poetas ro- 
manos 4el siglo de oro, se comprende bien que, el dueño de la 
Villa 6 casa de recreo donde se labró el mosaico, y de cuya opu- 
lencia nos dan claro y elocuente testimonio las esculturas allí 
descubiertas, los mosaicos, monedas, acueductos y demás anti- 
güedades de que nos da noticia la importante carta del Sr. Mata, 
versado en el conocimiento de aquella historia, ó el anónimo pin* 
tor, acaso griego ó por lo menos educado en las artísticas escuelas 
de Grecia, escogiese como asunto de su composición pictórica, 



(1) En la época moderna , el gran Qoethe ha tratado también este asunto, y Teófilo 
Qantier ha pablioado una notable imitación del mismo. 



43S BOLETÍN DK LA'RBAI 

par» trasladarla después al i 
Dados todos estos aolecedi 
í la descrip(;|i^n.dél mosaico, 
teniendo \ la vista la exact 
unida é. esta página tomada 
'Se re en el centro de la c 
nudo, como acostumbraban 
con el coturno militar car&i 
romanos, llevando en la itqi 
cha una especie de jarro ó € 
abundosa fuente que corre d< 
agallooada, formada por la t 
sobre la cual tiene puesta y d 
actitud para ir llenando este 
con él una urna, que se ve vi 
no se quiso significar el nac: 
La actitud del mancebo ni 
tiempo más elegante y por li 
cil escorzo de la pierna iiqi 
Qgura, no pueden tampoco e 
autoi' del original reproducii 
ciones do artista nutrido en 
A uno y otro lado del herma 
aquella fuente que le sujeta 
enoehoe, y atrayéndole, ena 
llevárselo á sus poéticos pala 
aguas. Hasta la especie de i 
producida por la caída del n 
dad y misterio i completar í 
- Después de haber lefdo la 
compararla con la descripcr 
puede caber duda acerca de 
rarísimo mosaico está tomad 
Hylas, personaje apenas con 
tencia dan buen testimonio I 
. \a importani^a de este ha 
cuanto no tenemos noticia 



MOSAICO DK líttAS.* '%í\ 

en que haya sido tratado tal asunto, en verdad de los menos vul- 
garizados de la mitología griega, revelándonos que el afortunado 
dueño de la Villa romana á que debió pertenecer este mosaico 
conocedor de las leyendas griegas quiso, al pagar tributo á las nin- 
fas de las aguas, que tan abundantes son en aquellos lugares y 
que los fertilizan acaso con exceso, recordar la muerte del adoles- 
cente amigo de Hércules, relacionándola tal vez con la fuente 
Ameunia, que por aquellos territorios se encontraba, según de- 
clara la inscripción que hemos transcrito. 

Aun fuera de España son tan escasísimas las representaciones 
antiguas referentes á esta leyenda, que no conocemos más que 
ana hermosa pintura descubierta en Herculano, y que se encuen- 
tra en él Museo de gli Sludi^ representando al joven Hylas ro- 
bado por las Ninfas. En cambio, artistas modernos le han tomado 
para asunto de sus obras, principalmente Julio Romano y Leeb, 
de cuyos cuadros han hecho copias grabadas Santi Bartoli, Merz 
y Brunet que expuso en el año de 1861 una estatua en bronce del 
joven argonauta. En el palacio del Luxemburgo hay un hermoso 
grupo moderno, representando á Hylas en la fuente, y en la glip- 
toteca de Munich una estatua antigua de mármol de Paros, que 
lleva un ánfora sobre el hombro izquierdo, á la que sin razón al- 
guna han bautizado con el nombre de Hylas, pues lo mismo 
puede ser de él, como simple estatua decorativa de una fuente. 

Pero volviendo á nuestro mosaico, y á propósito de la opulen- 
cia que revelan las muchas é interesantes antigüedades descubier- 
tas en los Villares^ creemos importante recordar otro hallazgo, 
que viene á servir de gran ilustración para el presente, para la 
Geografía histórica española, y aun para el estudio de las razas 
que poblaron aquella región del Norte de nuestra Península. 
Nos referimos á una inscripción romana, cuyo calco remitió á 
nuestro sabio amigo el P. Fita, el celoso y entendido individúo 
de la Comisión de Monumentos de León, ya citado, Sr. Alvarez 
déla Braña, interpretada primero acertadamente por este docto 
jesuíta, y después por el eminente epigrañsta alemán Sr. Hübner. 

La inscripción tiene una primera línea cortada, y en la última 
truncados los pies de las letras. Dice así: 









432 



BOLÉttN 08 LA BBibL itCADBMiA M LA BlSTORtA. 



RATORVM C 
OH mil GALLIN 
TBR COH lili G 
ALL ST CIVITATB 
MB ID VNIEN 



Supliendo lo que falta, leyó el P. Fita lo siguiente: 

[Tenn(inu8) aug(u8tali$) pjratarum eohfortfs) lili GaÜfwuM) i 
eok(&rtem) lUl €hiü(arum) ei eimtaUm Bid<mien($em). 



Es decir» Término augu$tal de loa prados de la cohorte IV éé 
lo$ galoBf entre la cohorte IV de loa galos y la ciudad Bidunieme. 
—La situación de 3eduniaó (Bidunia), como escribe con su aoos- 
tumbrada perspicacia el P. Fita, marcada en el Itinerario de Ao* 
tonino á zx millas de Astorga, cerca de la fiadeza^ se determina 
con mayor claridad por esta piedra geográfica. Probablemente, 
Castrocalbón, donde la dicha piedra se encontraba, villa del par- 
tido de La Bañeza, 7 cabeza del Ayuntamiento de su mismo 
nombre, es el fuerte ó asiento que túvola cohorte IIII gálica, que 
debió ser una de las que formaran la legión VII Gemina, funda- 
dora ó repobladora de León , cohorte compuesta de soldados re- 
clutados en las cercanas Galias. Acaso el Castro de San Martfa 
de Torres debió ser el campamento ó pueblo fortificado de otra 
cohorte de la misma legión YII Gemina» cuyo recuerdo se con- 
signa en la estampilla de uno de los ladrillos mencionados eo la 
carta del Sr. Mata. 

En La Bañeza actual, ó en sus cercanías, acaso mejor en Im 
Villares^ según la abundancia y calidad de las antigüedades allí 
descubiertas, estuvo Bedunia, reducción apoyada por la compe- 
tentísima autoridad del Sr. Saavedra, y el mismo nombre déla 
Bañeza^ que no es más que la corrupción de Bedunia, adjeliTsdo 
este nombre, Beduniense, y de aquí Baduuia y Bañeza. 

Es también de notar, la circunstancia de haber sido mansión 
uno de sus pueblos, cercanos, de una cohorte gala. Los habitantes 
de aquellos territorios, según ha demostrado el mismo Sr. & — 
dra en su importante estudio acerca de la mujer leonesa, soi 



Madrid, 4 de Mayo de 1900. 



TOMO JLIXTI. 



28 



r»::»'-^ 



1 • '' 






MOSAICO DÉ BTLAS. 



433 






procedencia galo-bretona, cuyo lipo conservan los moradores de 
la Maragatería, siendo de notar también, que á él corresponden 
los de las Ninfas del mosaico que nos ocupa. 

Bedunia debió ser ciudad de grande importancia en la época de 
la dominación romana, hallándose muy cerca de la que hubo de 
ser residencia oficial del legado augustal, Quinto Fabio Máximo, 
que dedicó la célebre ara á Diana, que se conserva en el Museo 
de León, y fielmente reproducida en el Arqueológico Nacional, 
ara larga y doctamente estudiada por el repetido P. Fita en mono- 
grafía publicada en nuestro Museo Español de Antigüedades. Aca- 
so el mosaico perteneció á opulenta Villa, que siguiendo la cos- 
tumbre de los acaudalados patricios de la época, tuviera el legado 
augustal en el pintoresco paraje, que por ser preferido para edi- 
ficar sus Villas por los opulentos romanos, hubo de llamarse an- 
dando el tiempo Los Villares. La ilustración que revela en el 
inspirador del asunto tratado en el mosaico se compadece bien 
con los dotes de poeta de que hizo digno alarde el citado Legado 
en laa inscripciones métricas del ara de Diana. 

De cualquier modo, este notabilísimo mosaico, por su asunto, 
por su hermoso estilo del siglo augusteo, por las enseñanzas que 
ofrece para la historia patria en varias de sus ramificaciones, y 
por su admirable conservación, debiera figurar en lugar prefe- 
rente del Museo Arqueológico Nacional, como elocuente testimo- 
nio del alto grado de cultura á que había llegado el pueblo his-^ 
pano-romano en los primeros tiempos del Imperio. 



_,^.j 






^ .i 



J. DE Dios DE LA RaOA Y DeLOADO. 

En otro estudio nos ocuparemos de la placa de plata con ins- 
cripción, con cuya noticia lermina la carta del Sr. Mata. 






484 bolbtín db la b^al agadbmu db la HIBTOBIA. 



VI. 



UNA CARTA DB D. LEANDRO FBRNÁNDBZ DB MORATÍN. 

(Bolonia 28 de Septiembre de 1*398.) 

La vida intelectual de un pueblo es base segura de su prospe- 
ridad y de su grandeza. La ciencia es la vida que produce la civi- 
lización, que procura la felicidad humana, que impulsa al hom- 
bre á buscar la perfección de su ser, que hermosea su existencia, 
ennoblece su destino y constituye el más preciado ornamento de 
la sociedad. La literatura es el arte que realiza ó manifiesta esen- 
cial ó accidentalmente la belleza por medio de la palabra. Las 
bellas artes son espejo de las grandes naciones de la tierra, por- 
que de los pueblos como de los hombres no queda, después de su 
muerte, más que las cosas emanadas de su espíritu; es decir, ia 
literatura y arte, los poemas escritos y los poemas de piedra, de 
mármol y de color. 

Así se explica que, cuando en determinado período de la his- 
toria, un pueblo tiene la dicha de poseer un, eximio político, un 
notable poeta, un eminente literato ó un pintor insigne, que con 
8u maravilloso pincel, su galana frase, sus acertados y profun- 
dos juicios ó sus dulcísimas inspiraciones, caracterizan una épo- 
ca, y después de un siglo reúnen á todo un pueblo alrededor de 
sus inanimados restos, lata el corazón con patriótico entu- 
siasmo y celebre que los españoles, dando al olvido sus eternas 
querellas, enaltezcan unidos á los que con sus talentos tan alto 
levantaron el renombre español. Los hombres que con su pala- 
bra, su pluma ó su pincel son ornamento glorioso de su patria 
justo es que alcancen la admiración de los más y el aplauso de 
todos. 

Entre ellos se destaca D. Leandro Fernández de Moratín, de 
quien tanto se ha escrito como publicado. Regenerador del teatro 
español, concluyó una vez con el mal gusto y preparó el camino 
para el triunfo de los buenos principios. Cuando su padre D. 
oolás murió en 1780, contaba su hijo D. Leandro la edad de yp 



kt: 



DNA CABTA OB D. LEANDRO FERNÁNDEZ DE IIORATÍN. 43S 

años y trabajaba de oficial aventajado en ana joyería, donde ga- 
naba 18 reales diarios. Pero el ejemplo de su padre y el contacto 
con sus amigos crearon en su espíritu un desmedido amor al es-* 
tudio, y cuando sólo contaba nueve años, sus primeros é inocentes 
amores y el origen de sus inspiraciones fueron para una hija de 
D. Bernardo Bernascoue^ íntimo amigo de D. Nicolás. La Aca- 
demia Española en 1779 y 1782 premió dos composiciones del 
joven Moratín, que ocultaba su nombre por desconfianza de sus 
obras literarias; y desde entonces encontró abiertas todas las 
puertas y contrajo una intima amistad con Juan Antonio Melón^ 
que duró hasta su muerte, sirviéndole de consuelo en los trances 
amargos de la vida. 

Desde sus primeros años sentía predilección por el teatro, sin 
duda inspirándose en las aficiones de su padre y donde le espe- 
raban legítimos triunfos; pero habiéndole conocido el ilustre 
Jovellaiios le propuso la Secretaría del conde de Gabarnis que 
debía pasar á París con una misión importante del Gobierno. 
Aceptado dicho cargo, emprendió el daje en 1787 por Aragón y 
Cataluña. De Bercelona fué á Montpeller y Marsella; y desde 
París regresó á Madrid el 8 de Enero de i 788. Tras esta época 
de bienandanza llegó para Moratín la de su desgracia, y encar- 
celado, perseguido y calumniado, optó por buscar amparo en 
casa de su bondadoso tío D. Martín , y trabajó en el obrador de 
éste que lo tenía en la calle de las Veneras. En 1789 escribió su 
folleto La derrota de los pedantes, y en romance pidió un empleo 
al conde de Floridablanca, que le otorgó una prestamera de 
300 ducados en el Obispado de Burgos, donde Moratín se ordenó 
de primera tonsura. Después obtuvo de D. Manuel Godoy un 
beneficio en la iglesia de Montoro de 3.000 ducados y una pen- 
sión de 600 sobre la mitra de Oviedo, dotaciones que le propor- 
cionaron una posición holgada para poderse dedicar á sus estu- 
dios predilectos. 

Esta nueva situación le facilitó el ver representada y aplaudida 
su primera producción dramática El viejo y la niña en el teatro 
del Príncipe el día 22 de Mayo de 1790, y el Café en 1792, reci- 
biendo grandes disgustos, que le obligaron á pedir á Godoy 
permiso para emprender un viaje por Europa con el objeto de 



436 BOLBTÍN DB LA REAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

perfeccionar sus conocimientos, ó tal vez huir de los compro- 
misos á que se consideraba expuesto por su involuntaria pri- 
vanza, unida á la ojeriza de los que se mostraban resentidos por 
sus escritos. Acababa de llegar á París, añade Aribau, cuando el 
día 3 de Septiembre de 1792, oye por la calle un gran alboroto, 
se asoma á la ventana y ve la cabeza de la princesa de Lamballe 
que, clavada en uua pica, iba paseando en triunfo una furiosa 
muchedumbre, que consagró aquel día terrible á toda clase de 
crueldades y abominaciones. El mismo día pidió su pasaporte 
para Inglaterra y so trasladó á Londres horrorizado de tanto 
desenfreno y ansioso de contemplar por primera vez la verdadera 
libertad, arraigada en los hábitos populares, sin las mortales 
convulsiones de la licencia, sin la yerraadora huella de la 
opresión. 

Después de estudiar y penetrarse del espíritu de Shakespeare 
y preparar la traducción del Hamlet, partió de Londres en Agosto 
de 1793 con dirección á Italia, recibiendo Je su protector un so- 
corro de 30.900 reales para gastos de viaje. Desembarcó en Os- 
tende, pasó-^á Flandes, visitó las más famosas ciudades de Ale- 
mania, atravesó Suiza y bajando á Italia por San Grotardo, se 
dirigió á Bolonia, donde fijó su residencia habitual, lo que no 
fué obstáculo para que en unión de D. Juan Tineo, varón erudi- 
tísimo y de un mérito singular, hiciera diferentes excursiones 
que ensancharon la esfera de sus conocimientos. En este mo- 
mento histórico aparece escrita la carta de 28 de Septiembre 
de 1793 por D. Leandro Fernández de Moratín á su protector 
Godoy, entonces ya Duque de la Alcudia. 

Toda ella está escrita por Moratín, y quien á los veintidós años 
conseguía que la Academia Española laurease la sátira que, con el 
nombre de Lección poética^ escribió contra los vicios introduci- 
dos en la lengua castellana; quien se había instruido en el estu- 
dio de los clásicos griegos y latinos; quien había merecido en el 
teatro los aplausos de un público receloso é inteligente; quien 
boy mismo es aclamado como el más insigne de los dramáticos 
del pasado siglo y uno de nuestros mejores poetas cómicos; 
quien si fué más reflexivo que inspirado no dejó de ser obser 
dor delicado y escritor discreto y de buen gusto, y represar 



j 



UNA CARTA DE D. LBANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN. 437 

no sólo la restauración de nuestro teatro^ sino el que consiguió 
el triunfo de la escuela clasico-francesa, no podía escribir sin esa 
galanura en la frase y corrección en el estilo, que es condición 
peculiar de los grandes maestros del habla castellana* 

Comienza Moratín reconociéndose agradecido á las pruebas de 
la bondad que su protector Godoy le habia dispensado y á la 
que debía la realización de su viaje de instrucción; y aunque era 
pasado un año desde que presenció en París los primeros horro- 
res de la revolución, todavía aquella impresión se reflejaba en 
su dolorido espíritu, y decía: «Padecí mucho en este tiempo; 
pero si he de decir la verdad, después del peligro y el horror de 
aquellos espectáculos, me alegré de haberlos visto con mis ojos: 
la lección fué breve y terrible; pero tan útil, tan docta, que 
aprendí más verdades en los pocos días que viví en París, que 
quantas se encierran en las obras más celebradas de los políti- 
cos». Así acontece siempre cuando las muchedumbres indoctas 
se rebelan contra todo lo existente y riegan con ríos de sangre 
el árbol fecundo de la libertad y del progreso. Pero el dolorido 
acento de Moratín prueba que, antes del 28 de Septiembre de 
1793, no había transmitido sus impresiones en París á su pro- 
tector Godoy, y que, á pesar de haber transcurrido más de un 
año desde el 3 de Septiembre de 1792, la impresión había sido 
tan fuerte, que el tiempo no logró desvanecerla. 

Después reseña Moratín su estancia en Inglaterra, su viaje 
por mar donde creyó perecer, y su excursión por Flandes, Ale- 
mania, Suiza é Italia hasta llegar á Bolonia desde donde escri- 
bía, y acaba por solicitar la plaza que en Madrid desempeñaba 
el célebre Bayer, que estaba viejo, ó la de bibliotecario de San 
Isidro que corría á cargo de D. Miguel de Manuel. Termina la 
carta con estas discretas palabras: «Mi deseo es ser útil y por 
medio del patrocinio de Y. E. lograr en mi patria un destino 
decoroso, donde al mismo tiempo que descanse de tan largas y 
molestas peregrinaciones, pueda con las conveniencias de una 
moderada fortuna cuidar de mi salud, aplicarme exclusivamente 
al estudio, vivir en paz, y hazer algún bien á mis semejantes.» 
Aiin tardó Moratín tres años en regresar á España. A su llegada 
se encontró nombrado secretario de la interpretación de lenguas; 



438 boletín DV la RBAL academia de la HISTORfA. 

después obtuvo el cargo de director de teatros, que renunció; y 
tras el Barón y la Mogigaia^ se representó el 24 de Enero de 1806 
su obra maestra Ei si de l<u niñas ^ que consolidó su renombre. 
Con la caída del privado Godoy, llegaron días de prueba para 
Moratín. Unido en estrecha amistad á D. Manuel Silvela, recibió 
en 1811 de José Bonaparte el título de Bibliotecario mayor, 
en que cesó en 1812 al abandonar el ejército francés el suelo es- 
pañol. Retirado en 1818 á Montpeller, ya no quiso regresar á 
España, cobijándose en el hogar de su último amigo Siivela, á 
quien entregó cariño y bienes el 21 de Junio de 1828. 

Deseando investigar si alguno de los biógrafos de D. Leandro 
Fernández de Moratín , mencionaba la carta de 28 de Septiembre 
de 1793, que original posee la Academia, comenzamos por estu- 
diar la edición de Paris de 1825, que corrigió su propio autor, y 
que es una recopilación de las obras dramáticas y líricas que se 
habían impreso antes en varios lugares, tiempos y tamaños, y 
que no siempre fielmente impresas andaban en manos de los es- 
tudiosos. Muerto Moratín, la Real Academia de la Historia, con 
el objeto de ensalzar la fama postuma de su autor, resolvió hacer 
una edición completa y esmerada de sus obras, teniendo la dicha 
de encontrar y adquirir el manuscrito inédito que el mismo Mo- 
ratín escribió acerca de los Orígenes é historia del teatro español 
desde sus principios hasta la época del famoso Lope de Vega. La 
publicación de la Academia forma cuatro tomos en 4.* impresos 
en Madrid en 1830 y 1831; pero además de los obras de D. Lean- 
dro Fernández de Moratín sólo contiene un prólogo de la Acade- 
mia, una noticia de la vida y escritos de Moratín, y los orígenes 
é historia del teatro, antes referido. Bn 1841 se reimprimieron 
en seis tomos, algunas de las obras de Moratín, comprendiendo 
en ellas la traducción de Hamlet anotada; el auto de fe celebrado 
en Logroño el 7 y 8 de Noviembre de 1610; y el Céatálogo general 
de comedias escritas por autores españoles, redactado por D. Vi- 
cente García de Huerta. La Biblioteca de autores españoles, glo- 
rioso monumento levantado á las letras patrias, dedicó su tomo ii 
en 1846 á las obras de D. Nicolás y D. Leandro Fernández de Mo- 
ratín, é insertó al frente de las del primero la vida escrita 
D. Leandro, por voluntad de su padr«; y D. Buenaventur? ^ 



UNA CARTA DE D. LBANbRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN. 439 

los Aribau trazó la del segundo, enriqueciéndola con muchos y 
valiosos detalles, que nadie ha rectificado desde entonces. Repro- 
dujo los Orígenes del teatro español y publicó como discurso pre- 
liminar á las comedias y el prólogo que sirvió para la edición 
de 1830. Gomo D. Leandro Fernández de Moratín legó sus ma* 
nuscritos á D. Manuel Silvela que escribió su biografía, y de éste 
pasaron á su hijo D. Francisco Agustín^ de quien 'os adquirió el 
Gobierno de S. M., se mandó por Real orden de 10 de Marzo 
de 1866- que se publicaran los escritos del insigne dramaturgo, 
todavía inéditos, y con efecto, en 1867 se publicaron en tres 
tomos, á expensas del Gobierno, las obras postumas de Moratín, 
precediéndola la vida escrita por D. Manuel Silvela, tan rica en 
datos, como veraz y sentida; varios datos acerca de sus obras y 
viajes, y 297 cartas á diferentes personajes de su intimidad, pero 
ninguna de ellas al Príncipe de la Paz, á quien no obstante se le 
dedica un romance en el tomo iir. 

Después de estas publicaciones, D. Manuel Silvela, nieto del 
que recibió los últimos suspiros de Moratín, al tomar posesión 
de su plaza de académico de número en la Española de 25 de 
Marzo de 1871 , escogió como tema de su discurso De la influen* 
cia ejercida en el idioma y en el teatro español por la escuela 
clásica que floreció desde mediados del postrer siglo, y en él 
hizo un merecido elogio de Moratín que obligó á decir á D. An- 
tonio Cánovas del Castillo que le contestaba, que lo mismo Me- 
léndez que Moratín, merecían con justicia los títulos de restaura- 
dores, el uno de la. poesía lírica, y el otro de la dramática; y 
quejándose del retraso en dar reposo á sus cenizas, terminó di- 
ciendo: «Si alguna vez (cual deseo más que espero), se trata de 
remediar esa falta, séame lícito pedir desde ahora, que Meléndez 
Yaldés y Moratín no queden para los últimos, porque, tales como 
ellos fueron, constituyen verdaderas glorias nacionales; y bien 
que el período literario que personifican se preste á censuras y 
aplausos, nunca deben escatimarles su respeto los que todavía 
no es seguro que hayan creado otro mejor. » Sólo eran pasados 
seis años, y el Sr. Cánovas del Castillo escribía un prólogo á la 
obra deD. Pedro Novo y Colson Autores dramáticos españoles, en 
que trataba magistralmente del Verdadero origen , historia y re- 



440 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

nacimiento en el siglo presente del genuino teatro español. Allí se 
insiste eu el juicio formado acerca de Moratía, y al comenzar los 
apéndices, dice: «Pocos admiradores tiene Moratín que lesean 
tan de veras como yo lo soy. Sus comedias, sus obras en prosa, 
su versiñcación lírica, todo me encanta. Fáltale, es verdad, á su 
poesía elevación, y le falta ternura; pero él tampocx) alardeó de 
poseerlas. Lo que tuvo, túvolo como nadie.» En dicho apéndice 
se insertan varias cartas de Moratín al Duque de la Alcudia des- 
de Londres en 14 de Diciembre de 1792, proponiéndole la crea- 
ción de la plaza de director de teitros españoles de Madrid, pro- 
puesta que en 4 de Enero de 1793, pasó á informe del Corregidor 
D. Juan de Morales Guzmán y Tevas, quien lo evacuó muy dis- 
cretamente en 28 de Octubre del mismo año, enviando en 1797 
otro plan de reforma opuesto al de Moratín. No existe, pues, la 
menor mención de la carta de 28 de Septiembre de 1793, y lo 
ünico que se lee á su margen es, que en 19 de Diciembre del 
mismo año, se acordó preguntar al Corregidor de Madrid en qué 
estado tenía el manuscrito que se le remitió de Moratín , ó sea 
plan de arreglo de los teatros. Luego no podía ser el que informó 
el 28 de Octubre de 1893, sino tal vez el que combatió en 1797. 

Finalmente, nuestro compañero D. Marcelino Menéndez Pela- 
yo, en la obra que titula Historia de las ideas estéticas en Espa- 
ña y y que es un asombroso estudio de erudición y de saber, de- 
dicó el capítulo III del volumen n del tomo iii, á discurrir acerca 
del desarrollo de la preceptiva literaria durante la segunda mitad 
del siglo xviii y primeros años del xix, y comenzando por asen- 
tar el triunfo de la escuela clásica, pasa magistral revista á todos 
los escritores de dicha época, y al tratar de Moratín dice: «Eq 
realidad apasionados somos, aunque no de la totalidad de sus 
obras, ni quizás por las mismas razones que otros.» «Moratín es 
de la familia de Terencio: ambos carecen de fuerza cómica v de 
originalidad, y en ambos la nota característica es una tristeza 
suave y benévola.» El incomparable Si de las niñas ^ tan mala- 
mente tildado por algunos do frío y seco, y comparado por Schak 
con un paisaje de invierno. Yo no veo allí la nieve ni la desola- 
ción, sino más bien las tintas puras y suaves con que se engs' 
na el sol al ponerse en tarde de otoño. 



UNA CARTA DB D. LEANDRO FERNÁNDEZ DB MORATÍN. 441 

Durante el siglo que pasó, nuestros más eximios literatos é 
historiadores, han tejido guirnaldas de rosas y jazmines para 
honrar la memoria de D. Leandro Fernández de Moratin. Ma- 
drid entero se ha asociado al triste traslado de sus restos, reivin- 
dicando para la patria española la gloria que la legaron con su 
palabra^ con su pluma y con su pincel. Permitid que el más hu- 
milde de esa Academia, deposite en su nombre, y ante la tumba 
de aquel insigne talento, la corona que la inmortalidad concede 
á las glorias nacionales. 

Madrid, 11 de Mayu de 1900. 

Manuel Danvila. 



Carta á que se refiere el ^anterior articulo, 

Bolonia, 28 de Septiembre de 119B. 
Excmo. S.o'' 

Muí S.^** mío y de mi mayor respeto: quando pedí permiso á 
V. E. para salir de España le expuse los ñnes que en este viage 
me proponía: V. E. se dignó aprobarlos y habiéndome continua- 
do las pruebas de su bondad, falta por mi parte que yo le mani- 
fieste las de mi aplicación, exponiéndole brevemente lo que he 
hecho en este tiempo, procurando desempeñar el cargo que me 
imponen las rectas intenciones de Y. E. y mi propio honor. 

Al llegar á Francia, las circunstancias eran tan fatales, que 
quando me proponía residir en París lo menos un año, apenas 
pude sufrir la permanencia de un mos. Padecí mucho en este 
tiempo; pero, si he de decir la verdad, después del peligro y el 
horror de aquellos espectáculos , me alegré de haberlos visto por 
mis ojos: la lección fué breve y terrible; pero tan ütil, tan docta, 
que aprehendí más verdades en los pocos días que viví en París, 
que quantas se encierran en las obras más celebradas de los Po- 
líticos. 

Pasé á Inglaterra huyendo de aquel Reyno infeliz y puedo 
asegurar á V. E. que el tiempo que he permanecido en Londres 
ha sido el más aprovechado do mi viage y el más laborioso de mi 



í^: 



442 BOLBTÍN DB LA RBAL AGADBMIA DB LA RISTOAIA. 



vida. Compuse allí algunas obras originales, que podrán publi- 
carse á mi vuelta: corregí otras que llevé de España, y aunque 
aún no hablo el Inglés, aprehendí lo suficiente para entenderle 
en los libros y no creo necesario ponderar á Y. E. el dinero, el 
trabajo y el tiempo que me costó adquirir uua lengua, que no 
tiene con la nuestra la más remota semejanza. Destiné todas las 
mañanas á la asistencia del Museo Británico (que es la mejor bi- 
f blioteca de Londres), las noches á mi cuarto y procuré adquirir 

aquellos conocimientos que son más análogos á mis principios 
y á mi talento. 

He traducido varias obras inglesas, unas de Poesía y otras per- 
tenecientes & Historia Literaria; he estudiado las costumbres de 
aquella nación, sus leyes, su cultura, sus artes, sus preocupacio- 
nes, sus virtudes, sus vicios y he hecho apuntaciones sobretodos 
aquellos obgetos que me parecieron los más dignos de ser exami- 
nados por un observador imparcial. He visto sus establecimien- 
tos literarios, sus Museos, sus Bibliotecas, Academias y Socieda- 
des cieatíBcas; he examinado el estado actual de su literatura y 
su Theatro; pero no quisiera hablar á Y. E. de este último punto 
temeroso de molestarle ó de que presuma que le recuerdo indi- 
rectamente una solicitud, de la qual su silencio me haze que de- 
sista. Llegó el verano: le pasé con mucho trabajo (porque para 
mí el calor es una enfermedad mortal) , y obtenido el permiso de 
Y. E. emprehendí mi segundo viage para continuar mi instruc- 
cióu y hazerme digno de la benignidad con que me favorece. 

Después de haber cruzado el mar, donde creí pei*ecer, me dirigí 
por Flandes^ Alemania y Suiza, á Italia, hasta esta ciudad de 
Bolonia. Me he detenido en donde quiera que he hallado obgetos 
capaces de proporcionarme nuevos conocimientos en materias de 
literatura, y así es que mi viaje ha sido mas costoso que largo de 
lo que al principio me prometí. He examinado, con particular 
atención, las Universidades y Colegios, los Museos, Gabioetes, 
Galerías y Bibliotecas más célebres, y entre estas últimas las de 
Bruselas y Colonia, la de la Universidad de Milán, la que llaman 
Ambrosiana en dicha ciudad, la escogida y magnífica del Daque 
de Parma, donde he hallado mucho que aprender en este ra 
y también las que hay en Modena y en esta dudad, -tan tr 



UNA CARTA DB D. LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN. 443 

en Europa por el estudio de las letras. Permítame Y. E. que le 
diga con franqueza (aunque reservadamente) que he procurado 
instruirme con particularidad en este ramo, creyendo que podría 
llegar mui pronto la ocasión en queV. E. tubiera oportunidad de 
colocarme (si lo cree combeniente) en alguno de los estableci- 
mientos de esta clase que hay en Madrid. Bayer está viejo y 
D.° Miguel de Manuel es en mi opinión un sugeto de un mérito 
tan distinguido que no es creíble permanezca largo tiempo arrin- 
conado entre los libros de S.° Isidro: qualquierade estas dos pla- 
zas ly en particular la primera) seria combeniente para mí y 
aunque estoy mui lesos de querer igualar mi suficiencia con la de 
los que hoy las ocupan: mi zelo y mi aplicación^ podrían acaso 
suplir para el desempeño de ellas. 

No he querido, Exmo. S»^^ hacer en esta carta una relación de 
méritos; sino una relación sucinta de mis tareas: delasquales me 
ha parecido necesario darle noticia en prueba del desempeño de 
mi obligación. Mi deseo es poder ser útil y por medio del pa- 
trocinio de Y. E. lograr en mi patria un destino decoroso 
donde al mismo tiempo que descanse de tan largas y molestas 
peregrinaciones, pueda con combeniencias de una moderada for- 
tuna, cuidar de mi salud, aplicarme exclusivamente al estudio, 
vivir en paz y hazer algún bien á mis semejantes. 

Dentro de pocos dias llegaré á Roma, y oxalá los cuidados 
de Y. E. fuesen menores p.<^ que pudiera lisonjearme de recibir 
alguna letra suya^ por donde pudiera saber si aprueba mis ideas 
y si debo contar todavía con el favor de Y. E. para su cumplim.^ 

Entretanto, ruego á Dios conceda á Y. E. larga vida, salud y 
acierto en todo, para que la nación agradecida á sus beneficios le 
ame y le venere con un amor comparable al que yo le profeso. 

Excmo. S.°^: 
B. L. M. de Y. B., 
Leandro Fernández de Moratín. 

Excmo. S.^** Duque de la Alcudia. 






444 BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



VIL 

INSCRIPCIONES ROMANAS DB MÉRIDA Y NAVA DB RICOMALILLO. 

Mórtda. 

En 1831, el diligente autor de la Historia de las antigüedades 
de Mérida, D. Gregorio Fernández y Pérez, dio noticia á nuestra 
Academia de haber visto una bella estela (1) aen casa del labrador 
Manuel Diez, que la encontró en el cortinal de la Abadía, cerca 
de la ciudad». El sobrenombre delñnado lo escribe diversamente: 
Candes en el dibujo; Calicies en el texto manuscrito (2) é im- 
preso (3). Con justa razón, desechando semejantes formas, Hüb- 
ner sólo admitió como cierta la de Ca... (?), y como dudosa la de 
Candes (4). 

El ara ha ido rodando de dueño en dueño, hasta que, no bá 
muchos días, vino á poder de D. Luís Jiménez de la Llave, en 
Talavera de la Reina. Mide 0,40 m. de alto por 0,33 de ancho. Las 
siglas rituales (D • M • S) se distribuyen por el trifolio del coro- 
namiento. En el lado derecho de la inscripción hay un descon- 
chado, que eliminó completamente las dos últimas letras nume- 
rales, dejando incierta la edad del difunto. El Sr. Jiménez de la 
Llave ha sacado y me ha remitido la impronta. 

D • M • s 

0^» CASSIVS • C/L 
LICLKS ANXX... 
H- S«B«S-T«T«L 
C • IVLIVS • VR 
SIANVS-PRA 
T B R • P B CI T 



(1) Httbner,&13. 

(2) Biblioteca de la Acadeoiia, est. 18, 57. 

(3) Historia de las antigüedades^ pág. 80, núm. 26. Mérida, 1893. 

(4) Corpus inseriptionum latinarum, toI. ii, pig. 719; Suppltm.^ pág. 1.0 A 



i 



T' 



INSCRIPCIONES ROMANAS. 445 

D( ia) Mfanibus) sfaerum), Q(uintu$) Cassiua CalHcles an(norum) 
XX[XTyi h(ic) 8(üua) e(8t). 8(ü) t(iln) t(erra) l(evÍ8). C(aius) Julius ür- 
ñamusfrater feeU. 

Consagrado á los dioses Manes. Quinto Casio Cálicles de edad de 85 
afioS) aqal yace. Séate la tierra ligera. Su hermano Cayo Jalio Ursiano le 
hizo este monumento. 

Los dos hermanos eran uterinos, hijos^de diverso matrimonio. 

CaWtc/es (KaXXixXií;) no es el único nombre de su especie que 
figura en las inscripciones de España. En Córdoba (2235) sale 
nombrado un Diocles purpurarius; y en Tarragona (6107) un 
AgathóculeSf así escrito, en lugar de Agathocles. 

Otra inscripción de Mórida (584), que ofrece también un nom- 
bre griego (1), fué á dar consigo en Guadalajara (3049), á donde 
fué llevada en la primera mitad del siglo xvii. En 1647 la tenía en 
el patio de su casa, en Guadalajara, D. Jacinto Doñezde la Torre. 
Allí permanece. La casa (calle baja de Barrionuevo, niim. 56) es 
hoy propiedad de D. Casimiro Mogilnicki, el cual me ha prome- 
tido que hará sacar y nos enviará el calco del epígrafe. 

Nava de Rlcomalillo. 

A las dos inscripciones romanas, ya conocidas (2), de esta po- 
blación, hay que juntar la siguiente: 

FESTIVA • LVCi 

AIOSBCI-SER 

AN-XX*H*S*B 

S • T-T-L 

Festiva Luci(i) Aioseei ser(va) an(norum) XXh(ic) sfita) e(st), 8(ü) tfibi) 
t(erra) l(evis). 

Festiva sierva de Lucio Ayoseco, de 20 años de edad, aquí yace. Séate 
la tierra ligera. 



(1) D(is) MíanibusJ 8(acrumj, \ Pómpela \ Rodope ann^orumj XL \ se viva | ¿ibi memO' 
riafm) \feeiU 

(2) BOLBTÍN, tomo zxx, páfirinas 436428; zxxvi, 175 y 176. 



446 bolbtín ob la abal aoadbmia db la historia. 



i 



í El cuadro de esta hermosa inscripoióo mide 32 cm. de alto por 

t 44 de ancho. Fué cercenado de la porción superior de una laja de 

^^ dura y pardusca piedra, y llevado por ciertos labradores á vender 

en Talayera de la Reina, donde lo compró y posee en su casa 

(calle del Carmen, 7), D. Luís Jiménez de la Llave, de quien he 

recibido el calco. 
^^ Aiosecus es nombre que sale por vez primera con forma latiiia 

en las inscripciones de flspaña. 
Lo componen dos elementos, conocidos por otros epígrafes 

Aiu8 (2786) y Secus, del que se hizo SecovesuB (2871). Uno y otro 
> prolongan su radical en los genitivos Segoni y Áioni sacados de 

los nominativos Segó y Aüo (2859, 3946, 6338 ce). De Aioni brotó 

el ibérico ^t^^t^t^\l^h)f^i (Aioniiis^cjj grabado en uaa 
^ lápida sepulcral de Sagunto (1) y equivalente de Aiosecus. 

' La piedra distingue los vocablos por puntos de separación ; y 

dicho nombre es una sola palabra que llena el renglón segundo, 
t El renglón primero solamente contiene la fórmula inicial, que 

se repite en muchos epitafios ibéricos: P^Ol^'X^ (léase are dac^, 
; correspondiente al éuscaro are dago (presente está). El renglóo 

tercero y último está formado del patronímico 0/^^ *^ (léase 
Thalleri'aJ, que se explica también por el vascuence, suponiendo 
que el nombre del padre fuese Thall (latín Thcdlus) de las ins- 
cripciones romanas (2.279, 3.333, 3.905). Así Martínez se traduce 
en vascuence por Martinen-^a (el de Martín), Miguélez por Miche* 
lenOf Ibáñez por Joanena. 

I 
1 

Madrid, 6 de Mayo de 1900. 

Fidel Fita. 



(1) Hflbner, Monumenta linguoé Ibericae^ núm. zxyi, pág. ISO. Berlín, 1869. 




V' . • 



NOTICIAS. 



Testamento de Alfonso de Alhurquerque. — Ealre ciertos autos 
incoados en Ooa sobre cumplimiento de fundaciones de orfan- 
dad, que se conservan en el archivo de la Condesa de Sabugal, 
ha encontrado el Sr. D. Cristóbal Ayres de Magalhaes traslado 
de las cláusulas principales del testamento del famoso virrey de 
la India, conquistador de Goa y de Ormuz. No dejando duda el 
papel de haber otorgado D. Alfonso su testamento en Ormuz á I."" 
de Noviembre de 1515 y codicilo á bordo de la nao Flor da Rosa 
el 23 y el 30 del mismo mes, poco antes de su fallecimiento, que 
ocurrió el 15 de Diciembre, se desvanecen las dudas que existían 
en estos particulares; y lo que es más importante, pueden apre- 
ciarse con mejor luz las dotes del ilustre caudillo que si tuvo pa- 
negiristas, no dejó de tener calumniadores. 



Centenario. — El Comandante de Artillería D. Eduardo de Oli- 
ver-Copons ha dedicado, en el Memorial de su arma, un oportu - 
no artículo á conmemorar el nacimiento de Carlos de Gante, fu- 
turo rey de España y emperador de Alemania, el 24 de Febrero 
de 1500, señalando principalmente entre las condiciones de su 
figura colosal la maravillosa intuición del arte de la guerra, que 
acreditó en los campos de batalla. 

Otro recuerdo cuatro veces secular contiene la Ilustración Es* 
pañola y Americana de 30 de Abril: el descubrimiento de la costa 
del Brasil y Rio délas Amazonas acaecido un mes antes de aquel 
nacimiento (el 20 de Enero), al cruzar el Atlántico las carabelas 
de Vicente Yañez Pinzón, cuyo viaje relata el Sr. Fernández 
Duro. 



Í8 boletín de la rb&l ac. 

Las Comisiones de mouumeti 
iiigido á la Academia atentas ( 
jscubrimiento de importantes i. 
; la edad romana. En Ampii 
omisión de Gerona ha encentra 
'erica y monumental, cuyo Ira; 
imo lo muestra la fotografía, ii 
-iego. Otras lápidas de su espec 
ides de Perpiñán y Narbona, 
otieda ibérica. 



Nueva inscripción romana de i 
) esta localidad, distante tres kj 
lo que han visto la luz en el pr< 
puestas por el Sr. Marqués de 
iblicada eii el ultimo número d< 
descifrada por el Dr. D. Emilio 
I la puerta del concejal D. Fran 

VIRI 
A-A- 

SVO'I 
Viriatu(»J A(taecinae) A(ti0vstae) li 
Viriato hÍEO poner (esta era) á la 
tiintad á bq costa. 

Recuerda el Dr. Hübner que < 
Mitificada á veces con la Piust^j' 
tierada en las regiones del Sur 



) PáelDBa9-18. 

} Abril, 1900, pfg. 181. 



o 



SUMARIO DE ESTE Cl 



PrivU^iM de lo» hebreo» maltorqtan 

Tercer perMo. Seecün aeguíida. - 

Uñbréa 

tfueoag obiervacione» lohrt la geograf 

Emilio Hübner 

AntigUedt^» rotnanaa de Atcuéaear,—i 
tlonografia» hiitáñeas de Oathluíía.— 
Motaieo de Bjfla» desc^ierto reciente 

Vilíare», á S km. de La Bañeta, pn 

de Dioa do la Rada y Delgado. . . . , 
üita earta de D, Zeandro Femánde* — 

DaiiTilk 

Inaeripeione» romana» de Üirída y Nava de Bia 

Fidel Kta . 



w 



,.J-i>0..y\.. j 




boletín 



OB LA 



REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA 



TOMO XXXVI— CUADERNO VI 



Jumo. iMo 



MADRID 

ESTABLECIMIENTO TIP06RÍFIC0 DE FORTANET 

iimato» M LA BiAL acádbmia ^i la HUTOBIA 

A eoo 




».r T « / ■ 



r '■ ;.,* 




rii 



riN 



MAL AC 



A DE LA HISTORIA. 



TOMO XXXVI. 



Junio, 1900. 



CUADERNO VI. 



INFORMES, 



i 



SOBRE ALGUNOS INCUNABLES ESPAÑOLES 
RELATIVOS Á CRISTÓBAL COLÓN, POR Mr. K. HAEBLBR 



De suma importancia para la historia de España y para su 
gloria en varios extremos tocantes á la época del descubrimiento 
del Nuevo Mundo, son las conclusiones que se desprenden del 
notable estudio Sobre algunos incunables españoles relativos á 
Cristóbal Colón, que Mr. K. Haebler ha enviado á esta Real Aca- 
demia; tanto más, cuanto que con motivo de sus apreciaciones 
volverán á ponerse en tela de juicio y al yunque de más detenida 
discusión varias cuestiones que sedaban como resueltas de una 
manera harto desfavorable para nuestra patria, y que en nuevo 
estudio^ con datos y documentos fehacientes, habrán de rectifi- 
carse sin duda alguna. La crítica imparcial ha ido rechazando 
sucesivamente los cargos arbitrarios é infundados que la pasión, 
ia envidia, la malevolencia, habían acumulado para oscurecer la 
gloria de España en el hecho más grande que regístrala historia, 
y llegaron á correr, sin el examen debido; importantes documen- 
tos, antes desconocidos» vienen cada día á desmentir acusaciones 
calumniosas y á vindicar la conducta de los héroes del descubri- 



TOXO XXZYX. 



29 




í 



450 boletín de la real academia de la uistohia 



rí 



miento, y bajo este concepto e» en primer término digno de aten- 
ción el erudito trabajo de Mr. K. Haebler. 

Uno de esos cargos era referente á la poca importancia que los 
Monarcas españoles habían concedido^ al principio, tanto al des- 
cubrimiento como á Cristóbal Colón; á la envidia con que luepo 
se le había mirado, á la indiferencia con que el pueblo había 
acogido la noticia del Nuevo Mundo; y ese cargo se fundaba 
j^; principalmente en el argumento de no haberse dado á luz cartas 

p Di relaciones oficiales ni particulares del descubrimiento en len- 

:; gua castellana. 

Cristóbal Colón, al desembarcar en Lisboa el 4 de Marzo de 
1493, expidió correos á España para que llegara en seguida á los 
Reyes Católicos la nueva de su viaje y regreso, en carta á Luí» 
Santangel, Escribano de ración de la corona de Aragón; y esta 
carta, se decía, no se publicó en España, ni fué conocida del pu- 
blico hasta que se imprimió en Roma traducida al latín por 
Leandro Cosco, repitiéndose la edición en aquel mismo año y más 
de una vez. La falta de ediciones españolas de la importantísima 
carta, justificaría malevolencia por parte de los Reyes, la indi- 
ferencia por parle del pueblo. 

Pero no fué una sola, fueron dos, cuando menos, las ediciones 
que se hicieron en España de la carta de Colón; de ambas se oco* 
pa doctamente el Dr. Uaebler, y conviene á nuestro intento am- 
pliar su trabajo, ya que la ocasión se presenta, para dejar de- 
mostrado que aquellas impresiones se hicieron antes de que 
apareciera en Roma la traducción de Cosco, en los momentos 
primeros en que Colón pudo tener algún descanso, á su llegada 
á Sevilla y Barcelona; porque lejos de mirarse con indiferencia 
por el pueblo español el resultado de aquel sorprendente viaje, 
despertó en todas las clases sociales vivísimo interés, compren- 
diéndose desde luego su grandeza y su transcendencia, de lo 
cual hay pruebas clarísimas que no deben olvidarse. cLas razo- 
)»nes deducidas, dice con suma perspicacia Mr. Haebler, de la 
•supuesta envidia política del Gobierno español, perdieron mucha 
»de su fuerza desde que se supo que había habido, cuando menos, 
»una edición de la carta de Colón hecha en España. i 
Vamos á examinar brevemente la historia de esa carta, sos r^ 



.:^v 



\. ^- 






INCUNABLES ESPAflTOLES RELATIVOS Á CRISTÓBAL COLÓN. 451 

^isitudes y los días en que fué dada á la imprenta. En cuanto se 
relaciona con las ediciones en latín, poco ó nada tendremos que 
adicionar al examen que hace años le consagramos (1), con el 
<;ual está de acuerdo Mr. Haebler después de minuciosas inves- 
tigaciones; pero adicionaremos aquella noticia con la muy curiosa 
que el docto escritor expone para razonar la causa de que apare- 
ciera el nombre de Gabriel Sánchez en la traducción latina de 
-Cosco. 



,--:ví 



^S'i 



1 -»■ 



1 

Se había creído hasta hace poco tiempo, y aun existirán mu- 
chos escritores que perseveren en la misma opinión^ que Cristo- 
bal Colón, al desembarcaren Lisboa, había expedido correos que 
llevaran la noticia de su arribo, en cartas de relación, á Gabriel 
-Sánchez, Tesorero, y á Luís de Santangel, escribano de ración de 
4a corona de Aragón. 

Colón escribió la carta durante su viaje de regreso, y ya termi- 
nada, la fechó en 18 de Febrero de 1493, encontrándose avista de 
las islas Azores. Contrariedades de distinta especie, tempestades 
^violentísimas y casi continuas sufrió Colón desde aquel día hasta 
que dio fondo en la playa de Rastelo, que ciertamente no le per- 
mitieron dedicarse á sacar copia de la extensa carta que había 
escrito, y que en el punto mismo de encontrarse en tierra, el 4 
do Marzo, cuidó de enviar á España por medio de persona segura, 
añadiéndole un breve posUscriptum con aquella misma fecha, y 
dirigiéndola á Luis de Santangel, acompañando la relación que 
enviaba á los Reyes. 

Recibida por éstos, la contestaron con fecha 30 de Marzo; pero, 
divulgada la extraordinaria nueva, se despertó el deseo de co* 
nocer los pormenores del viaje, y todos los que pudieron obte- 
nerlas hicieron sacar copias de la carta que tenia Luís Santangel. 
Estas circunstancias inclinan desde luego á creer que la carta á 
Gabriel Sánchez, si alguna vez la ha habido, ha de haber sido 
-copia de la dirigida á Santangel, como dice muy acertadamente 
Mr. K. Haebler. 



'f. 



■*4 

■ ^ I 












<1) Puede verse en La Bspaña Moderna^ Madrid, afio III, núm. 84. Octubre de 1891. 



í 




452 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Pero va más allá el docto articulista. Fundado en las inresti- 
gaciones que hicieron los eruditos italianos para la publicación 
de la fíaccolta colombiana con motivo del cuarto centenario, 
asienta el hecho interesante de que el texto de la carta llegó á 
Italia, ó al menos á Florencia, por la correspondencia de Gabriel 
Sánchez con su herosano Juan, y alguno la transmitió á Leandro 
Cosco como si hubiera sido dirigida á aquél por el mismo Colón, 
introduciendo el nombre de Sánchez ó por ignorancia ó con se- 
gunda intención. «Soy, por tanto, de opinión, concluye Mr. K. 
Haebler, de que no hubo más que una sola carta, escrita por 
Colón al escribano de ración.» En España se copió con^fídelidad^ 
y por eso los impresos españoles llevan la fecha y la dirección 
correctas. En Italia la caiia fué conocida por la correspondencia 
de Sánchez y por copia poco exacta... 

Fijado este hecho importante, que aclara la procedencia dei 
original de que se sirvió Leandro Cosco para su traducción la- 
tina, examinemos la historia y caracteres de las dos ediciones 
incunables conocidas hasta hoy, objeto principal del estudio 
de Mr. K. Haebler y también del nuestro. 

La aparición del ejemplar impreso en castellano que encontró 
y conserva la Biblioteca Ambrosiana de Milán entre los libros 
que la había legado el barón Pietro Custodi, produjo gran sensa- 
ción entre cuantos se dedicaban á estudios americanistas, y con 
muy justa causa. Aunque el texto de la carta á Luís Santangel 
era conocido íntegramente por haberlo publicado D. Martín 
Fernández Navarrete conforme al manuscrito conservado en el 
Archivo de Simancas, era la vez primera que se tenía noticia de 
una edición castellana hecha en el siglo xv, en los días mismos^ 
del descubrimiento, y se despertó gran interés por conocer la 
fecha exacta de la impresión, la población en que se hiciera, el 
nombre del impresor y cuantas circunstancias pudieran saberse 
acerca del rarísimo é importante folleto. 

La noticia del descubrimiento del Nuevo Mundo fué acogida 
con gran entusiasmo en todas partes. Se propagó en Barcelona 
por la caria de Colón á Santangel, de la cual todos procuraban 
adquirir un traslado; en Sevilla fué aún mayor el alborozo, ere 
la curiosidad por la presencia del descubridor, que fué recib 



INCUNABLES ESPAf^OLBS RELATIVOS Á CRISTÓBAL COLÓN. 453 

<^on muestras de delirante alegría, como lo dice el P. Fr. Barto- 
lomé de las Casas, testigo presencial del suceso. 

Natural era .que para satisfacer la espectación pública, encoQ- 
•tráadose en una de las ciudades más florecientes de España, en 
un gran centro á donde concurrían comerciantes, industriales y 
•artífices de toda la nación y también extranjeros, siendo, por 
^anto, la mejor para una rápida propaganda, se pensara en di- 
vulgar la noticia por medio de la imprenta poniendo ejemplares 
<le aquella carta buscadísima al alcance de todos. Una reflexión 
de Mr. üaebler, aunque apreciada bajo otro aspecto, viene apres- 
tar mayor fuerza á aquella razón. Cristóbal Colón, mercader de 
libros de estampa en Andalucía, como dice el Gura de los Pala- 
<:ios; «conocía el valor de los libros, no solamente como estudian- 
te y como autor, sino también como librero y negociante... estaba 
más familiarizado que ningún otro con la invención de la impren- 
ta (bastante nueva entonces en España), y apreciaría mejor que 
la mayor parte de sus contemporáneos las facilidades de propa- 
ganda que ofrecía la nueva manera de multiplicar sin límites lo 
que anteriormente se copiaba á mano con tanto trabajo.» 

Además, según el mismo escritor, Colón era hombre vanidoso, 
amigo de que se reconociera su mérito, de que se tributaran ala- 
banzas á sus empresas, y debió tener gran empeño en dar publi- 
cidad á su glorioso viaje, aprovechando aquel nuevo invento 
cuyas ventajas había tocado él mismo. 

Todo concurre á persuadir que al encontrarse en Sevilla, en 
una de las ciudades donde la imprenta estaba más extendida y 
trabajaba con mayor lucimiento y abundancia, debió apresurarse 
á disponer que se diera á la estampa su carta para que circulara 
<'on profusión y fuera de todos fácilmente conocida. 

Con la convicción de que el folleto de la Biblioteca Ambrosiana 
debía haber sido impreso en Sevilla, emprendimos el examen y 
<*otejo de cuantos libros y papeles podíamos adquirir de Paulo de 
Colonia y sus compañeros Juan, Magno y Tomás, de Meinardo 
Ungut y Ladislao Polono y de otros primitivos impresores de 
aquella ciudad ; y entre los muchos y muy hermosos ejemplares 
que registramos tuvimos la buena fortuna de recoger el rarísimo 
Floreto de San Francisco^ que no alcanzó á ver el docto P. Méndez, 



^ 



454 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

impreso en Sevilla por Meinardo Uiigut y Ladislao Polooo 
ea 1492. Dos cosas llaman la atención al verificar el cotejo de ese 
libro con el de la carta de Colón: primero la semejanza de la letra, 
gótica picuda, de igual tipo, aunque tal vez por la diferente coali- 
dad de folleto á libro se usan en éste mayúsculas que no están en 
aquél ; y segunda, la perfecta igualdad del papel con la filigrana 
de una mano abierta de cuyo dedo central se prolonga un bastón 
terminado por uua estrella ó flor de seis puntas. 

A los datos anteriormente expuestos podemos añadir ahora el 
de un testigo de vista, que, en nuestro entender, convierte esbk 
opinión en verdad indiscutible. En el tomo i de los Pleitos de Co- 
lón (Colección de Documentos inéditos de Indias. Segunda serie, 
tomo vil), publicados por la Real Academia de la Historia, bajo 
la dirección del ilustrado marino D. Cesáreo Fernández Duro, se 
inserta á la página 411 la declaración del testigo Pedro deTudela^ 
que contestando á la segunda pregunta del interrogatorio presen- 
tado por D. Diego Colón, dijo: «Que oyó decir lo contenido eala 
»dicha pregunta á muchas personas, pilotos e marineros que de- 
>cian haber venido con el dicho Almirante el primer viaje, e que 
i>vido una carta imprimida de molde en la ciudad de Sevilla^ eu 
»la que Cristóbal Colon recontaba muchas islas que babia de«- 
•cubierto.» 

Con este testimonio irrecusable insistimos en la opinión de que 
el interesantísimo folleto que posee la Biblioteca Ambrosiana fué 
impreso en Sevilla por Meinardo Ungut y Ladislao Polono, á 
principios de Abril de 1493, porque las pruebas se eslabonan j 
concurren á formar demostración cumplida: 

I."" Por el natural deseo de Colón de que el resultado de su 
viaje tuviera la mayor publicidad. 

2.* Para satisfacer la ansiedad de los pueblos que deseaban 
conocer la relación del mismo con todos los detalles posibles. 

3.^ Porque en las impresiones de Meinardo Ungut y su com- 
pañero, señaladamente en el Floreto de San Francisco , hay gran 
semejanza en los tipos con los usados en la edición de la carta. 

4/ Porque el papel del folleto de la Ambrosiana y el d^l //o* 
reto son de la misma procedencia, como lo patentiza la fíiligra^ » 

5«<> Porque hay un testigo, y tal vez no será único, que ac - 



INCUNABLES ESPAllíOLBS RELATIVOS Á CRISTÓBAL COLÓN. 455 

paño á Cristóbal Colón en el segundo viaje, y que refiriéndose al 
primero, dice que vio la carta en la que recontaba las muchas 
islas que había descubierto, imprimida de molde en la ciudad de 
Sevilla. Este sólo testimonio basta para comprobar la existencia 
de la edición. 

Muchos años pasaron después del hallazgo del ejemplar de la 
Biblioteca Ambrosianá (1850), cuando la casa Maisonneuve, anti- 
gua 7 muy acreditada librería de París, anunció en venta (1889) 
una nueva edición, desconocida hasta entonces, de la carta de 
Colón, en castellano, é impresa en folio, denominándola editia 
princepSy diferente de las dos ediciones en 4.' conocidas antes. 
Describiendo brevemente la historia de su adquisición, M. Mai- 
sonneuve anunciaba al propio tiempo la reproducción heliográ- 
flca exactísima por el sistema Dujardin, qui esi un chef d^ceuvre 
du genre, según la calificación de Mr. Haebler. 

De ésta solamente se estamparon 100 ejemplares (1), de los cua- 
les tenemos á la vista el nüm. 1. Apenas llegamos á poseer tan 
perfecta reproducción, pusimos verdadero empeño en conocer, si 
era posible, su procedencia tipográfica, dato por demás intere- 
sante, pues averiguado el impresor descubríase al mismo tiempo 
el lugar y hasta el año de la impresión. Pronto llegamos á adqui- 
rir la convicción, por el cotejo con varios libros de los primeros 
impresores de Barcelona, y muy particularmente con la Vida de 
Quinto Curdo, traducida en catalán por Luís Fenollet , impresa 
en 1481 por Pere Posa, preveré^ y Pere Brun, savoyench, deque 
la edición de la carta primera de Colón en folio se debía á aque- 
llos impresores, que continuaron imprimiendo en la ciudad con- 
dal hasta el año 1504, aunque ya separados, pero habiendo usa- 
do Posa muchas veces los tipos de la antigua compañía. 

«Un bibliographe espagnol, D. J. M. A., escribe Mr. Haebler, 
»fut le premier á signaler qu'il croyait reconnaitre dans la lettre 



,! 



(1) El original pasó de las manoide If. Maissonneuve alas de M. Quaritch, de 
Londres, por el preoio de 65.000 francos en que aquél lo había anunciado. Quaritch lo 
vendió á la Lennox Library, de New- York, en 2.'750 libras esterlinas, según noticia 
del mismo Mr. K. Haebler. 



I 

I 



456 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

»espagnole in-folio les caracteres bien connas des compagaons 
>Pierre Posa et Fierre Brun. II avait confronté la lettre avecie 
líQuinto Curdo imprimé par ees lipographes...» 

Después de prolijas investigaciones practicadas con verdadero 
é ilustrado afán y perseverancia por Mr. Haebler en muchas bi- 
bliotecas de Europa, y especialmente en las de España, concloye 
que de la confrontación detenida de numerosas ediciones, ha ve- 
nido á deducir que la carta in-folio, aunque no está impresa con 
los caracteres del Quinto Curdo, como había asegurado el que 
esto escribe, fué de cierto obra de Pedro Posa; y robustecido eu 
su creencia por el estudio de nuevos incunables, y en particular 
el de la Imitadónde Cristo, de Juan Gersón, indicado por un ar- 
tículo de la New'York Tribune, termina decididamente con estas 
palabras: cCreo que al fin no puede caber duda en atribuir la 
carta in-folio á las prensas de Pedro Posa.» Por lo tanto, en este 
punto esencial convienen los trabajos de Mr. Haebler con nueS' 
tras modestas observaciones. 

No sucede lo mismo en lo que se relaciona con la edición en 4.* 
cuyo ejemplar guarda la Biblioteca Ambrosiana. Consignado 
queda el resultado de nuestras investigaciones. Mr. EL Haebler 
juzga que la edición in-folio es más antigua que aquélla, queásu 
parecer fué impresa en el año 1497, en Yalladolid, por los tipó- 
grafos Pedro Giraldi y Miguel de Planes. Copiaremos textual- 
mente sus conclusiones, que son importantes. 

tLa carta española in-folio fué de cierto impresa en Barcelona 
«por Pedro Posa, como se ha supuesto tiempo hace; pero oocon 
«los caracteres del Quinto Curdo, impreso por Brun y Posa 
3>6n 1481, sino valiéndose más bien de los tipos más moderaos 
«usados por el mismo impresor en el Phocas de 1488.» 

cLa edición española en 4."" (el folleto de la Ambrosiana) es en 
«algunos años más moderna que la otra, porque fué compuesta 
>con caracteres de una oficina tipográfica, de la que no conocemos 
«ediciones fechadas mas que en 1497, es decir, la do Pedro Gi- 
«raldi y Miguel de Planes en Yalladolid.» 

Este último aserto no es aceptable en modo alguno, y es I 
único esencial en que disentimos del docto articulista. Fija 




¡r 



INCUNABLES ESPAÑOLES RELATIVOS Á CRISTÓBAL COLÓN. 457 

quedó nuestra opinión sobre la edición que estimamos de Sevilla 
y de Abril de 1493; para llevarla al año 1497 no encontramos ra- 
zón, y sí muy grandes dificultades, que también comprende y 
trata de salvar aquél con gran sagacidad y estudio. 

La impresión de la carta que refiere el primer viaje de descu- 
brimiento, hecha en el año 1497, no parece probable ni motivada. 
Entonces hacía un año que Colón habia regresado del segundo 
viaje, que duró cerca de tres (Septiembre de 1493 á Junio de 1496), 
y en aquel largo espacio habían sucedido tantas cosas notables, 
tuvieron lugar tantas expediciones de ida y vuelta, se hicieron 
descubrimientos y ocurrieron peripecias tales como la de haberse 
vuelto de una manera violenta Fray Bernal Buil, D. Pedro Mar- 
garit y otros varios, el haber creído muerto al Almirante, llegan- 
do hasta el punto la creencia que los Reyes le nombraran suce- 
sor, que la atención andaba preocupada y distraída con tantos 
acontecimientos y no podían conservar interés las circunstancias 
del primer viaje, ya por demás conocidas. Oportunidad tuvo bajo 
muchos conceptos, y fué de interés para Cristóbal Colón el dar á 
la imprenta copias de los Privilegios antiguos que se le habían 
concedido en las capitulaciones de Santa Fe, y fueron ratificados 
y ampliados en aquel año en Yalla'dolid, sobre lo que discurre 
con acierto Mr. Haebler; pero la reimpresión de la carta al escri- 
bano de ración no tenia razón de ser, no hubo causa alguna que 
la motivara. Bien conoce en su acertado juicio aquel escritor la 
fuerza que contra su opinión presenta la fecha supuesta de 1497, 
y dice: «Sería ésta« por otra parte, la única dificultad que sub- 
sistiría.» 

Tenemos, pues, como indudable que la edición en castellano de 
la primera carta de Colón á Luís de Santangel, cuyo ejemplar se 
conserva en la Biblioteca Ambrosiana, fué impresa en Sevilla en 
Abril de 1493 por original facilitado por el mismo durante su per- 
manencia en aquella ciudad, y la edición en folio se hizo en aque- 
llos mismos días, ó en los inmediatos, en Barcelona, por copia de 
la que el Almirante había remitido á su llegada á Lisboa. La im- 
paciencia del pueblo por adquirir noticias ciertas del extraordi- 
nario viaje, el entusiasmo que por todas partes despertaba el des- 
cubrimiento en aquellos días en que Colón atravesaba media Es- 



458 bolbtín de la real academia de la historia. 

paña acompañado de sus marineros y de los indios que había 
traído y de los productos del Nuevo Mundo, acadliendo la multi- 
tud á su paso para aclamarle, justifican las repetidas ediciones de 
su carta-relación; opinión que ha venido á adquirir todos los gra- 
dos de certeza con los documentos é investigaciones que han 
aportado Mr. K. Haebler y otros doctísimos americanistas. 

Madrid, 11 do Mayo de 1900. 

José María Asensio- 



II. 

PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES EN EL CÓDICE PÜEYO. 

TERCER PERÍODO, SECCIÓN TERCERA. 

Forman esta última sección los documentos 97-114 compren- 
didos entre el 28 de Enero de 1376 y 21 de Enero de 1390. Del 
documento 114 no queda en el códice más que el encabezamien- 
to, y por esta razón el Sr. Llabrés lo ha descontado de la serie; 
pero puede recobrarse ó integrarse el texto, acudiendo al Archi- 
vo general de la Corona de Aragón. 

Durante este quindenio (1376-1390), no se ve que hubiesen 
levantado cabeza en Palma las violentas persecuciones, que 
en 1360 y 1374 amagaron exterminar, ó por lo menos expatríar 
á los hebreos mallorquines (1); pero las brasas, bajo traidora 
ceniza, laten y chisporrotean, y acabarán por prender fuego á 
la leña, que acumulan incautos reyes, sordos á los clamores de 
la muchedumbre. Los documentos que vamos á reseñar, se mue- 
ven, casi todos, dentro de la esfera de los acreedores judíos, que 
á la sombra del trono mantenían incólumes sus prerrogativas, 
odiadas del pueblo, é impugnadas ó eludidas por las autorida- 
des subalternas. Los deudores, cogidos entre la espada y la pared, 
inventaban parando el golpe curiosísimas tretas; y entre ellas es 

(1) Doo. 86. 93, 93 y 94. 



PRIVILEGIOS DB tOB HBMtSOB MALLORQUINES. 459 

muy notable la do las matronas cristianas industriándose para 
sacar á sus maridos de las garras de los usureros, según apare- 
ce del privilegio 99 (10, Marzo, 1377). Dos privilegios tan sola- 
mente (1) tratan del régimen interior, ü organización de la 
aljama; cuyos complicados aditamentos eran como puntales de 
un ediñcio que se derrumba. 

97. 

Barcelona,. 28 Enero, 1376. Intimación á D. Francisco Sagarriga, gober^ 
nador de Mallorca, para que ni él ni sus subordinados admitan en el tri- 
bunal de lo contencioso contra los privilegios de los judíos excepción 
alguna, salvo aquella que se les presentase refrendada por el tesorero del 
Rey.— Fol. 81. 

Petrus Dei gratia rex Aragonum etc., dilecto et fldelibus, 
Francisco Sagarriga militi consiliario nostro, gubernatori Majo- 
ricarum et alus offlcialibus nostris insule Majoricarum , locague 
tenentibus eorumdem et unicuique ipsorum, salutem et dilec- 
tionem. 

Quia ezperientia novimus quod temporibus preteritis ob im- 
poriunitatem petentium et alias fuerint obtente et quotidie obti- 
nentur littere et provisiones redundantes in lesionem et preju- 
dicium privilegiorum franquitatum immunitatum libertatum 
concessionumque et provisionum per nostros predecessores et 
Nos concessorum et coucessarum, factorum et factarum, aljame 
judeorum civitatis Majoricarum, pro quibus provisionibus et 
litteris revocandis quandoque oportuit ipsam aljamam mittere 
ad Nos et curiam nostram nuncios suos non absque ejus dispen- 
dio prejudicio et jactura; ideo volentes ipsam aljamam, que alus 
est jam oneribus oppressa, a prediclis ómnibus preservare indem- 
pnem, hujus serie providemus et yobis ac vestrum singulis dici- 
mus et mandamus, sub pena quingeutorum morabatinorum auri 
exigendorum de bonis illius seu illorum vestrum qui non adhe- 
serit nostre huic provisioni et mandato et pro qualibet vice qua 
fuerit contrafactum, quatenus provisiones et litteras obtentas et 

(1) 105 y 106 (25 Agosto y 15 Diciembre de 1880}. 



460 BOLETÍN DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

decelero obtinendas ia lesionem privilegiorum libertatum imma- 
intatum franchitatum litterarum et provisioniim factarum et 
fíendarum ipsi aljame nuUatenus admittatis, nec pareatis man- 
datis contenlis in eis, nisi super hoc ioterveaerit executoria 
thesaurarii noslri, qui de predictis ómnibus et interesse dicto- 
rum judeorum et melius ceteris alus infórmalas, pósito quod 
littere et provisiones in contrarium predictorum obtente manu 
nostra fuerint subsignate et verba quantumcunque derogatoria 
et expresse in eis posita fuerint et scripta. Nos enim provisiones 
et litteras sic factas vel fíendas redundantes, ut prediximus, in 
lesionem privilegiorum et aliorum concessorum vel concedendo- 
rum dicte aljame, videlicet, jam factas, de presentí revocamus 
irritamus et annullamus, et tiendas tune (cum) facte fuerint 
decernimus nunc pro tune carero penitus viribus et eíTectu; 
ipsasque provisiones et litteras sic adversantes promittimus et 
juramus scienter exinde non faceré nec petentibus indulgere. 

Data Barchinone, vicésima octava die Januarii anno a Nativi- 
tate Domini millesimo ccc. lxx. sexto. 

Rex Petrus. 

Movido por esta excitación, el Gobernador D. Francisco Saga- 
rriga debió proceder á reprimir con mano fuerte los desmanes de 
la ojeriza popular, suscitada por un privilegio tan favorable á los 
judíos como temeroso á los cristianos. Un documento publicado 
por el Sr. Fajarnos (i), citaremos á este propósito. Descubre cuáu 
grande animosidad se despertó entonces con su cortejo de vejá- 
menes y tropelías en la villa de Porreras, distante 5 leguas al 
oriente de Palma, que todavía guarda con el nombre del santua- 
rio de Nuestra Señora de Montesión algún recuerdo de su anti- 
gua judería. 

Palma, 7 Febrero, 1376. Los judíos, atropellados por el pueblo de 
Porreras, son amparados por D. Francisco Sagarriga, á petición de Susén 
Jacob.— Archivo de la Curia de Gobernación de Mallorca, Lib. Comí. 1S76. 

Gu Fraiicescli Qagarriga, cavaller del senyor Rey é Governa- 



(1) Boletín de la Sociedad Arqueológica Luliana, tomo tu, pág-. 96. Palma de Mi 
Horca, 1897. 



PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 461 

dor del Regne de Mallorques al amat lo baile de la parroquia de 
Porreras, ho á son lochtinent, salut é dilecció. 

Per part den Sussén Jacob, juheu habitador del vostre balliu, 
es estat devant nos proposat que, per part de alcuns districtuals 
vostres, ell é sos companyes, son envilenits é deshonráis é nols 
cessan, segons ques diu, de envillenir é maltractar, en tant que 
li convendría le sua habitació desemparar si de remey convinent 
[no fos] provehit per justicia. Emperacó, nos atienen ts la dita 
supplicatió esser juxta, dehimvos aus mauam que lo dit juheu ni 
ses companyes no sostengáis ni sofferisquats esser mallractals, 
inquietáis, deshonráis, ho en altre manera mallractals per alcu- 
nes personas, ans aquells deffenals, mantengáis é traclets axi 
com á huQ altre habitador del dit vostre balliu, é li donéis favor 
é ajuda en sos negocis. 

Dal. Majoric(is) vrr die mensis íebruarii anno a nat(ivilate) 
Domini mcgclxx sexto. 

No mucho después, en 27 de Marzo de 1376, inauguró el Rey 
las Cortes de Monzón, á las que fueron convocados y asistieron 
aragoneses, catalanes, valencianos y mallorquines. Pidiéronse 
en ellas recursos para la guerra contra el duque de Anjou, que 
aspiraba al trono y conquista de Mallorca. Con ellos y con los del 
oro judío, se disipó la tormenta. 



98. 



Barcelona, 10 Marzo 1877. Manda el Rey qne se guarde respecto de los 
judíos el común estilo de la Curia, no consintiendo que los deudores á los 
mismos, por razón de depósito ó encomienda, que hubieren obligado sus 
personas y bienes en seguridad de lo que recibieron, libren el cuerpo á 
título de exención privilegiada, sino que el acreedor los pueda hacer pren- 
der y detener en la cárcel hasta la justa satisfacción, dándoles para sus- 
tento diario 8 ó 12 dineros, según que la cuartera de trigo valiere menos 
ó más de veinte sueldos.— Fol. 81 v.-82 r. 

Pelrus, Dei gratia rex Aragonum etc., dilecto el fldelíbus gu- 
bernatori regni Majoricarum, vicariis, bajulis ceterisque officia- 
libus nostris in civitale el regno Majoricarum constitutis, vel 



462 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

eorum localeneutibus, presenlibus et futuris, salulem et'dile- 
cliouem. 

Sicut nuncii aljame judeorum dicte civitatis et collecie ac con- 
tributionis ejusdem, ad Nos noviter destinati, coram Nobis revé- 
rentar exposueruot, nonnullos eorom creditores, qui debita 
eorumdem sibi in personis et bonis obligarunt, ex qiio eorum bo- 
ni8 cedunt, obstantibus quibusdam elongamentis vel guidaticis 
per Nos eís concessis, detrectatis capere et captos pro ipsis deti- 
nere, non obstante quod stilus super hiis introductus et observa- 
tus habeat quod quicunque se obligat in comanda vel deposito 
capiatur in persona; quod in ipsius aljame et singularíam ejus- 
dem noscitur proculdubio redundare. 

Quare, a Nobis super hiis remedio implóralo, vobis et vestrum 
singulis dicimuset mandamus de certa scientia etexpresse, sub 
pena quingentorum florenorum auri a vobis, si contrarium fece- 
ritis, habendornm nostroque erario aplicandorum, quatenas su- 
per captione dictorum debitorum et detentione eorum pro debitis, 
in quibus sub comanda vel deposito sunt obligati, stilum in hiis 
in vestrisque curiis consuelum observetis et observan faciatis, 
non obstante quod dicti debitores eorum bonis cesserint, et proui 
dictus stilus hec habet, nec obstantibus quibusqunque elonga- 
mentis seu guidaticis per Nos seu nostrum Primogenitum in ge- 
nere vel specie dictis debitoribus concessis vel concedendis et 
contra formam et tenorem obligationis per dictos debitores facte 
in perjudicium dicti stili, per Nos jurati, obten tis sub quacunque 
forma verborum quantumcunque derogatoriorum, esto quod pene 
in eisdem adjecte fuerint et sint nostra propria manu subsignate. 
Et ubi jamdicti debitores pro jamdictis debitis capti detineantur, 
dicti judei, ad quorum instantiam capti stiterint, eisdem in suis 
victualibus providere teneantur, existen tibus dictis debitoribus 
in carcere regio secundum morem terrarum captis et detentis; 
[ita] quod qualibet die pro provisione hujusmodi dicti creditores 
prefati captis, quando in dicta civitate quarteria frumenti valebit 
viginti solidos Majoricarum vel minus, octo denarios, et cum 
valebit ultra viginti solidos, duodecim denarios et non ultra, pre- 
stare teneantur; necad prestandum amplius pro provisione hujus- 
modi dictos judeos compelli volumus, abdicantes vobis ad cau 



'^ ">*■'?% 



T í. 



PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 



463 



telam omnem potestatem contrarium prediclorutn acceptandi. 

Data Barchiiione, decima die Martii anuo a Nati vítate Domini 
millesimo trecentesimo septuagésimo séptimo. 

Rex Petrus. 

99. 



71 



Barcelona, 10 Marzo 1377. Propone y resuelve el Rey un caso complejo 
perjudicial á los acreedores de los maridos, en cuyos haberes hipotecaban 
sus dotes, arras y otros bienes parafernales las mujeres, haciéndolos tasar 
por el juez ordinario á menor precio del que valfan. Ordena los procedi- 
mientos que han de seguirse para que sin menoscabo de la justicia haya 
remedio en lo pasado y se prevenga en lo porvenir, y se neutralice toda 
especie de fraude por ese lado. — Fol. 92 r.-03 v. 

Petrus, Deigratia rex Aragonum etc., dilecto et fidelibus gu- 
bernatori regni Majoricarum, vicariis, bajulis ceterisque ofíicia- 
libus nostris per civitatem et regnum Majoricarum constitutis, 
presentibus et futuris, ad quos presentes pervenerint, vel eorum 
iocatenentibus, salutem et dilectionem. 

Sicut plurimorum relatione ñdedigna percepimus, in dicto 
regno quidam abusus fuit íntroductus et observatus per patien- 
liam aliquorum, quod muliores, que voluut repetere ^dotes suas 
ab eorum viris, ad inopiam mole creditorum et alias deductis, et 
postea facta dicta repetiones petunt, pro predicta eorum dote et 
aliis juribus, bona earum virorum hypothecari vel pro hypotheca 
sibi dari, coram eorum ordinario comparentes facta repetione 
dotis predicte, requirunt vobis bona suorum maritorum pro hy- 
potheca tenenda et possidenda per ipsas pro dote et sponsalitio ac 
aliis earum juribus sibi tradant. Et ex tune ordinarius ipse dúo 
vel tres homines loci, ubi ipse ordiuarius presidet in estimatores 
dictorum bonorum ducit ordinandos. Et ex post per ipsos factam 
estimationem bonorum predictorum ordinarius ipse jamdicta 
bona tradit ipsis uxoribus pro estimatione supradicta, per ipsas 
pro hypotheca tenenda et possidenda. Cumautem creditores, tam 
christiani quam judei, bonorum dictorum earum virorum qui- 
bus pro diversis debitis, que ipse vir contraxit et sibi obligata 
consistunt, requirunt pro dictis suis debitis contra dictum virum 



T.d 



/ ■ I 



y 



- i 



i 






• ,•« 

- « 

'I 

i 'i 



I 



^ 



3 



n 



BULETÍN DE LA REAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 



liiorem booaque sua ñeri executionem, procludiiur tuDC et de< 
;alur via agendi eisdem. Nam asseritur per dictas uxores ex 
) bona predicta tradita fuerunt eis eslimata pro hypotheca ut 
dicitur, ad dictorum soluticoem miaime teaeri, nec ipsas a. 
sessione dictorum bODOnim deberé aliqualeaus privan; ex 
bus dampoa plurima taiti Nobis nostrisque juribus quara dictis 
iitoribus evenerunt etdeveniunt incessauter ut ex sequeotibus 
est colligi manifestó. Quia, si creditoi-es dictorum virorum 
carentur, sícut üeri debet iü dicta repelitioae et videreut di- 
[» estimalionem fore iiijustam et faclam esae pro minori pretio 
im valereot bona predicta, pro eorum debilis recuperaodis 
iTO creditores dotem et alia jura dictamm muljerum eisdem 
litan persolverent; et tune venirent dicta bona eiequenda seu 
lenda In executione, veudenda postea plus ofiferenti, el eorum 
lia ínter creditores ipsorum juxta prioritatem temporis etju- 
potioritatem distribuenda; qui quidem modus el forma sími- 
r servatur in repetioníbus dotium flendis per uxores post mor- 
1 earum virorum contra heredes suorum virorum, seu tutores 
;uratores ipsorum; et ex tune tertium et alia jura Nobis de et 
hujusmodi venditionibus expectarent. 

lujnsmodi autem fraudibus [ne ñant] providere voléales, ha- 
) Buper hiís maturo et digesto coasilio, volumus providemus 
irdinamus, vobisque dicimus et mandamus de certa scientia et 
resse sub pena mille florenorum auri a vohis et quolibetvt- 
ira si cntUraríum feceritis habendorum iiostroque erario applt- 
dortim, qualeuus ad instantiam dictorum creditorum seu ali- 
irum ex eis vel procuratoris jurium et reddituum uostrorum 
ticto rcgno, et lotieus quotiena inde fueritis requisití, voce 
Miiia in civilate Majoricarum , et in locis ubi proaidetis facia- 
]uod die certa, nostio preflgeoda arbitrio, dicti creditores per 
'el eorum legitimum procuratorem plena polestate suffultum 
im Nobis compareant, repreusuri repetitiooibus factis et eliam 
dÍ3 per lal(!s uxores contra earum Tiros, vel heredes aut tuio- 
vel curalores eorumdem, et alias audituri estimatíones facías 
restri mandato usque nunc prohypothecadebonis earum ma~ 
rum eis iraditis. Et si iidem creditores coram Nobis obtuleri ' 
slimatioaein dictorum bonorum in díclis bonis seaoluturo 



PRIVILMIOS DB L08 HBBRBOS ÍCALLORQUINES. 465 

«um effectu dictis nzoribus de fado tradent estimationem ipsam, 
eo casu traditionem per vos factam sub hypotheca de dictis bonis 
Jamdictis uzoribus revocetis, in dictisque bonis ad dictorum ere- 
ditorum iustantiam ezecationem faciatis, veodendo ea plus oSé- 
rentibus et eorum pretia iater dicios credítores juzta temporis 
prioritatem et juris potioritatem distribuendo. Et hoc per tos 
fleri volumus et jubemas in bypotbecis faclis usguein presentem 
diem. 

Pro futuro autem tempere, cum requisiti fueritis per uxores 
hypothecas de bonis earum virorum eis fíeri, modum sequentem 
servabitis, et aliter ipsas uzores minime audietis; videlicet, quod 
post factam requisitionem seu supplicalíonem vobis per uxores 
quod bona suorum virorum pro hypotheca sibi irada tis, tune 
publice proclamari in loco ubi presidebitis et etiam in dicta civi- 
tate Majoricarum faciatis quod credítores quicunque, qui credita 
seu alia jura habeant in bonis dictorum maritorum, die certa per 
vos preflgenda, per se vel eorum procuratorem legitimum sufiTul- • 
ium plena potestate coram vobis, pro opponendo se repetitioni. 
fiende per tales uxores de earum dotibus et etiam pro videndo 
fleri estimationem dictorum bonorum compareant. Et illa die, si 
creditores vel eorum aliqui coram vobis comparuerint, factaque 
dicta estimatíone obtulerint se coram vobis exsolvere, et de facto 
prius dictis uxoribus, si ipse uxores priores fuerint in tempere 
dictis debitoribus, pretium vel estimationem bonorum predicto- 
rum exolverint, eo casu, dictis uxoribus primitus dicta estima- 
tione exsoluta, bona supradicta in encanto (1) ponatis, et plus 
•offerentibus vendatis, pretia eorumdem inter creditores ut supra 
dictum est distribuendo. Ubi vero dicta die creditores jamdicti 
Gomparere, vel comparentes dictam estimationem in dicto casu 
supradictis uxoribus exolvere de facto recusaverint, ad hypothe- 
candum vel pro hypotheca dicta bona ipsis uxoribus tradendum 
per vos procedí volumus et jubemus. Per talem enim viam fraudes 
<^S8abunt, que antea in et pro dictis bypotbecis quotidíe com- 
mittebantur, et dictis uxoribus ac creditoribus plenarie satisñet, 
Jusque Nobis indo pertinens poterimus consequi et habere. 



O Almoneda. 

TOMO zxxyi. 30 



466 BOLETtK DB LÁ RBiLL ACADEMIA DB LA HISTOKIA. 

Hec eaim, et que supra contíaentur, per tos et quemlíbet re- 
strum fieri et observan eioe aliqua interpretatíoue volumuB et 
jubemus de cerla scientia et expresse et sub peua etiam nostr» 
gratie et mercedis; quibusqunque provisionibus seu liiteris íb 
coDlraríum faclis vel fiendis, quas cuna preseati ez juslitiedebilo- 
reTOCamus in quantum huic novercari ín alíquo videaolur, Don 
obstanlibus ullo modo; abdicaules vobis potestaleio oaisíuiodam 
contrarium acceplaudi. 

Data Barchiiioue, decima dio Martii anuo a Nati?ilale Domini 
u. ccc. Lzx. séptimo. 

Rex Petrus. 

100. 

Barcelona, 10 Mareo 1877. Atendiendo el Bej á qae loe cómales de 1» 
mar en Palma rebni&ban admitir á loe procnradorea que en los pleito» 
Jadidales designaban los jadfos; y qne éstos, no conociendo bien el latht 
ó lenguaje forense, solían á menudo perjudicados; quiere el Bey qne bb 
propio procurador y abogado fiscal, ó uno de los dos sean admilidos es 
representación y defensa de las cansas tocante á loa miamos Jadías.— 
Fol. 94. 

Petrus, Dei gratia Aragonum, etc., ñdelibus nostrís coDSuli- 
bu3 inaris civiíatis Majoricarum presentibus et futuris qui pr» 
tempore fueriut, salutem et dilectioDem. 

Sicut nuiícií aljamejudeorum dicte civitatís coram Nobis revé- 
renter ezpoáueruiit, ia causis, que contra singulares judeos dicte 
aljame per uonaullos coram vobis intentaatur, vos advocatum 
vel procuratorem ipsorum judeorum admitiere recusatis, preten- 
deotes quod hoc non debet ñeri de stilo vestri consulatus; quoil 
in ipsorum judeorum dampiium et iateresse ceroitur proculda- 
bio redundare. Dicii eoim judei talium causarum, sicut dicitur, 
peritiam noo habent Deque in litleris latinis sunt erudili; onde, 
sicut fertur, multotiens contingit [quod], quia io lalibus causis 
per advocatum vel procuratorem eis patrocinium non prostauír, 
mccumbunt in causis supradiclis. 

Et ideo, a Nobis super hiis justitie remedio implóralo, 
dictos judeos tamquam nottre camere servot pedalea cor* 



■ ■■ /«' 






*i^ 



• fS, > 



PRITILEfílOS DB LOS HBBRBOS MALLORQUINES. 



467 



.- M 



tenemur, volumus Tobisque dicimus et mandamus sub pena 
quiBgentorum florenorum quatenus, stilo in contrarium jam-- 
dicto seu mandato aut ordioatioDe editis in contrarium non ob- 
stantibus uDó modo, in advocatam et procuratorem díctorum 
judeorum nostram procuratorem fiscalem in dicta civilate et 
ipsius físcalis advocatum aut eorum alterum in causis predictis 
admittatis et audiatis; et doñee auditi fuerint, ad sententiaudum 
in eisdem minime procedatis. Volumus tamen quod, ipsis advo* 
cato et procuratore inde audilis, ad ulteriora causarum ipsarum 
procedatur juxta seriem et formam in talibus consuetas. Nos 
enim mandamus per hanc eamdem dictis advócate et procuratori 
quod in causis supradictis judeis jamdictis advocatíonis et pro- 
curationis predictum patrocinium, cum casus adfuerit, impen- 
daut; vobis abdicantes potestatem omnimodam contrarium 
attemptandi. 

Data Barchinone, decima die Martii auno a Nativitate Domini 
M.ccG.LXx séptimo. 

Lupus Gane. 

101. 

Barcelona, 10 de Marzo de 1877. Ur^e el Rey la ejecución ó campU- 
miento del privilegio 87 (28 Enero 1376).— Fol. 86 r. 



■ A 

K 
* »" 






\^ 



Petrus, Dei gratia rez Aragonum etc. ^ dilecto et fldelibus 
Francisco Qa Garriga militi, consiliario nostro» gubernatori Ma- 
joricarum ceterisque officialibus per civitatem et regnum Majo- 
ricarum constitutis presentibus et futuris ad quos presentes per- 
venerint, vel eorum lócatenentibus, salutem et dilectionem. 

Recolimus vobis dudum scripsisse cum nostra littera tenori» 
sequentis: «Petrus, Dei gratia, etc..» 

Nunc autem uuncii dicte aljame, ad Nos propterea destinati, 
coram Nobis reverenter ezposuerunt quod diverse littere et pro- 
visiones ad importunitaten petentium et alie fuerunt postea a 
nostra curia emanate in lesionem et prejudicium littere prein- 
serto et privilegiorum franquitatum et immunitatum ac liberta* 

n predíctarum, per Nos corporali juramento roboratorum, ac 

Yorum judeorum dampnum et non modicum interesse. 



/*? 



468 BOLBTÍN DE LA RBAL AGAOBHIA DB LA HISTORIA. 

Quare a Nobis super hiis justitie remedio implórate, qaia 
parum prodessent dicte aljame eorum privilegia et fraaqiiicates 
ac provisiones per Nos facte super observatione eoramdem si de 
facto^ cum de jure fieri non possit, revocan tur postea; teoor« 
presentís volumus et de certa scientia ordinamus et sanciInu^. 
vobisque dicimus et mandamus ezpresse sub pena mille floreuo- 
rum auri a vobis , si contrarium feceritis habendorum et nostro 
«rario applicandorum , quatenus contenta ín littera preinserta 
exequamini et compleatis juxta ipsius seriem et tenorem, qui- 
buslibet provisioni[bua seu litteris a] nostra curia seu nostri 
Primogeniti emanatis et [emanandis, nostre huic ordinationi 
repugnantibus et sjanctioni, quas in quantum hinc in aliquo 
ndvercari [videantur de] certa scientia revocamus, non obstan- 
iibus uUo modo; et non obstante provisione littere impétrate vel 
impetrando contra formam et tenorem littere preinserte et per 
alia provisionem presentem revocantis; cum idem jus, sicut nec 
poterit ñeri absque lesione nostre conscientie dicto nostro jura- 
menlo contra mentem, ñeque perjurii cadere in reatu; esto quod 
manu nostra seu nostri cancellarii essent subsignate, etiam 
motu proprio facte [si] vobis ezliterint preséntate, mínimo tenea- 
tis et observetis, nisi in eisdem tenor presentís de verbo ad ver- 
bum fuerít insertus et ezecutoria nostra thesaurarii intervenerít 
in eisdem. Nara Nos nunc pro tune tales provisiones et litteras 
revocamus, cassamus et viribus vacuamus. 

Data Barchinone, x die Martii anno a Nativitate Domini 

M.* CCC* LXX.* vil.* 

Rex Petrus. 
Lupus Canc. 

102. 

Barcelona, 2 de Abril de 1378. Insiste el Rey en qae se guarde j casa- 
plft la provisión precedente. — Fol. 86 v., 87 r. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc., dilecto et fidelibos 
Francisco Qa Garriga militi, consiliario nostro, gubernatori Ma- 
Joricarum ceterisque officialibus per civitatem et regnum Majo* 
ricarum constitutis presentibus et futurís ad quos pre* 
^ j)erv6nerint, vel eorum locatenentibus, salutem etdilec^^' 




PRIVILEGIOS t>E LOS HEBREOS MALLORQUINES. 459 

Recolimus vobiS' dudum *scripsisse cum nostra litlera tenoris 
sequentis: «PetruR, Dei gratia etc....» 

Nuncque nuocii dicte aljame, ád Nos pro subscriptis destinati, 
coram nobis ezposaerunt reverenter guod aliqui ex post (1) lit- 
teras et provisíoaes a nostra curia obtinuerunt conteiitis in pre- 
dicÜB littéris repugnantes, quas vos contra formam et teoorem 
in preinserlis litteris conten torum conamini faceré observari in 
nostrorum mándatorum ét predictorum privilegiorum franquita* 
tum libertatum et immunitatum lesionem et dampnum non mo- 
dicum dicte aljame et singularium ejusdera pariter et jacturam. 

Quare a Nobis super hiis justítie remedio implorato, vobis et 
vestrum siogulis dicimus et precipiendo expressius mandamus 
sub pena mille florenorum auri a vobis, si contrarium feceritis 
habendorum et nostro erario applicandorum quatenus contenta 
in preinsertis litteris exequamini et compleatis juxta ipsarum 
seriem et tenorem, non obstantibus quibusvis provisionibus, 
litteris sen. mandatis factis et ñondis in contrarium, quas in 
quantum premissis in aliquo repugnent de certa scientia revoca- 
mus, esto quod in eisdem presentis tenor esset totaliter inserlus, 
manuque nostra aut nostri cancellarii forent subsignate, nisi 
tamen nostri thesaurarii executoria intervenerit in eisdem; cum 
nolimus, sicut non possumus nec debemus, exigente justitie 
debito tales provisiones, lit teras sen mandata ullatenus observari. 

Data Barcbinone, secunda die Aprilis anno a Nativitate Do- 
mini M.® ccc." lxx.* viii.* 

R. canc. d. 

103. 

Barcelona 22 de Mano de 1879. Vuelve el Bey, despaés de insertar 
en ñn carta todo el documento precedente, á insistir sobre lo mismo,, 
amenazando á los contraventores no solamente con la irremisible multa 
de dos mil florines de oro, sino con la privación del oficio que desem- 
pefiun.— Fol. 87 r.-88 r. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc., dilecto et fldelibus Fran- 
cisco Qa Garriga militi, coasiliario nostro, gubernatori Majorica- 

(1) Después del 10 de Marzo de 1S77. 




^ 



470 BOLETÍN DE LA REAL ACAOBMIA BE LA H18T01IA. 

rum ceterisque officialibus per civitaiem et regnum Majorieamm 
•coDStitutis presentibus et futuris ad quos presentes perreneriiit 
vel eorum localenentibus, salutem et dilectionem. 

Recolimus vobis dudum scripsisse cum nostra litteía leooiis 
^equentis: tPetrus Dei gratia etc....B 

Bt licet preinserte littere, sicut nuacius prefate aljame peo 
43ub8criptis ad Nos destínalas coram Nobis ezpoauit, cum que- 
reía vobis preséntate extiterint, et inde eztiteriiis requisiti at 
contenta in eisdem exequeremini et compleretis juxta ipsaroin 
seriem et tenorem; tamen vos seu aliqai vestrum, hüjusmodi 
requisitioni non condescendentes, provisiones et litteras seu man- 
data obtenías seu impétralas a noslra curia post datas (1) litte* 
rarum predictarnm nitimini faceré observari in prejudicium et 
lesionem predictarum literarum el contentorum in eisdem oo- 
istrorum mandatorum pariter et jacturam; ex quibus penam dicto- 
rum mille florenorum supra impositam incurristis. 

Quare a Nobis super hiis remedio justitie implóralo, redar- 
guentes vos mérito de premissis, revocatis cassalis et annuilatís 
prius cum presenti litteris provisiouibus seu mandatis quibus- 
<^unque oblentis a Curia nostra seu Primogeniti nostri a data 
ultima litterarum superius insertarum cilra, et etiam obtineodis 
in lesionem et pr^udicium prediclorum privilegiorum franqui- 
iatum immunitalum et mandatorum noslrorum predictorura, 
Tobis et vestrum singulis itéralo dicimus et mandamus sub pena 
privationis oíBciorum vobis conomissorum et duorum mille flo- 
renorum auri a vestrum contrafacientibus habendorum noslro- 
que erario applicandorum qualenus contenta in preinsertis litte- 
ris observetis et exequamini juxta sui seriem el tenorem, predictis 
litteris provisionibus seu mandatis in conlrarium faciis seu fíen- 
dis non obstantibus ullo modo; etiam si in eisdem hujus tenor 
esset omnino insertus, et essent manu noslra propria vel cancel- 
larii aut vicecau celia rii noslrorum seu noslram regentis cancel- 
lariam subsignale, nisi ul prefertur nostri tbesaurarii executoria 
intervenerit in eisdem; sciluri quod si secus feceritis penas supra- 



<1) 28 Enero 1376; 10 Marzo 1877; 2 Abril 1878. 




PRIYrLfidlOS DS LOS HBBRBOS ICüLLORQürNBS. 471 

dictas a vobis et bonis vestris levari 6t exigí irremissibiliter fa- 
<demu8. 

Data Barchinone, zzii die Martii anno a Nati vítate Dominí 
M.GGG.LXz. nono. 

B. de Val. 

104. 

Barcelona^ 30 Marzo 1880. Confirma el privilegio 98 (10 Marzo 1877), 
•ordenando la prisión de ciertos deudores de los judíos y cortando asimis- 
mo el abnso fraudnlento de ocultar los bienes debidos con traspasarlos á 
«imulados duefios.— Fol. 88 v., 89 r. 

Petrus, Dei gratia rez Aragonum etc., dilecto et fldelibus 
gerenti vices gubernatoris ia regno Majoricarum, vicario et 
i)ajulo Majoricarum ceterisque oíficialibus in ci vítate et regno 
Majoricarum constitutis presentibus et futuris ad quos presentes 
pervenerint et eorum locatenentibus salutem et dilectionem. 

Pro parte aljame judeorum civitatis Majoricarum fuit coram 
Nobis expositum reverenter quod nonnulli debitores ipsorum, 
pro comandis ipsius obligati, post contractus díctarum comanda- 
rum eorum bona mobilia absconduut, necnon et immobilia in 
alios per formam donationis venditionis seu alio titulo transfe- 
runt, et subsequenter lidem debitores ad nostram Majestatem 
recurrentes, pretendendo se non deberé capí in personis sed quod 
tíat ezecutio in eorum bonis, a nostra curia litleras quandoque 
impetrant per quas ipsas personas guidamus et mandamus quod 
«ales pro dictis comandis in personis minime capiantur, sed quod 
tiat executio in eorum bonis; quod in fraudem et dampnum ac 
prejudicium privilegiorum dicte aljame et singularium suorum, 
ac contra franquesiam et consuetudinem dicti regni, qua cavetur 
<<luod pro comanda quisque capitur et quousque satisfecerit a cap- 
iione non liberatur, cernitur proculdubio redundare. 

Quare a Nobis super hiis justitie remedio impétrate, revocatis 

()rovi8ionibus litteris seu mandatis quibuscunque a nostra curia 

ímpetratis seu impetrandis, volumus et vestrum cuilibet dicimus 

it precipiendo mandamus quatenus» hanc revocationem flrmam 

latientes, dictos obligatos pro comandis prefatis judeis capiatis 



n 



472 bÓLBTÍN DK la RBALtACADRIIIA DB la HfBTORlA. 

prout consuetum est, et cum inde capti fuerint a captione eos no» 
liberetis , etiam 8i bonis cesserint , quousque dictis judeis íb 
comandis supradictis satisfecerint integre et complete, diclis 
litteris provisionibus seu mandatis aut guidaticis faclís seu fien* 
dis, guas et que in quantum huic repugneat de Cjsrta scientia 
revocamus, in contrarium non obstantibus ullo modo. Volamns 
tamen quod dicti judei tales captos in cibo et pola, quamdin 
capti extiterint, juxta consuetudinom Curie in qua capti fuerint 
providere teneantur. 

Data Barcbinone, tricésima die Martii anno a Nativitate Do- 
mini millesimo ccc. octuagesimo. 

Decanus Urgelli. 

105. 

Monasterio de Poblet, 26 Agosto, 1880. Manda el Rey á sn Procorador 
en Mallorca qae deje en paz á la aljama j no se meta en pedirle caentas 
sobre los préstamos hechos por ella para la fábrica de la sinogoga. — ^Fo- 
lio 88 V. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc., fideli procuratori jurium 
et reddituum nostrorum in civitate et regno Majoricarum Fer- 
rario Gilaberti et alii cuicunque post eum in dicto offlcio saces- 
sori salutem et gratiam. 

Pro parte aljame judeorum dicte civitatis Majoricarum fuit 
coram Nobis expositum cum querela quod vos contra dictam 
aljamam actionem intemptare intenditis pro sinagoga ejusdem,. 
eo quod asseritis quod ipsa aljama aliquas super dicta sinagoga 
manulevavit pecunie quantitates , asserendo illud faceré non 
debuisse, innitendo quod titules de dicta sinagoga vobis osten* 
dant; quod in ipsius aljame et ejus singularíum dampnum non 
modicum asserilur proculdubio redundare. 

Quare a Nobis super hiis justitie remedio implorato, qui di- 
ctam aljamam et ejus singulares veluti ihesaurum nottrum ab 
inquietationibus preservare tenemur, vobis dicimus et precipieo* 
do mandamus quatenus per dictam aljamam et ejus singulares 
dictam sinagogam aliasque possessiones et honores dicte a?" — 
et ejus singularium possideri in ea forma, qua usque iv 




•PRIVILBmOS DB LOS HBBBB08 MALL0BQUINB8. 473 

diem illas possideruñt permittatis, omni contradictione cessaate, 
nuUam de maQuleutis, si qua super dictam siDagogam fueriht 
eisdem, questionem faciendo. 

Data in monasterio Populeti sub nostro sigillo secreto, zxy die 
mensis Augusti anno a Nativitate Domini m.gcg. octuagesioio. 

Rez Petras. 

Desde el día 8 de Agosto de 1331 , en que el Rey D. Jaime III 
razonó y confirmó los derechos que á los judíos mallorquines 
asistían para construir dentro de su Cali una sinagoga en sitio 
diferente del que fué ocupado por la bellísima que secuestró Don 
Sancho 1(1), restábanos averiguar cuándo y cómo se hizo la 
edificación y se llevó á complemento. El presente diploma (25 de 
Agosto 1380), da por seguro que la aljama tenia de tiempo atrás 
la posesión y el laudemio sobre la nueva sinagoga, y que sobre 
las rentas de ella había contratado préstamos. A Ferrer Gilabert, 
procurador de la hacienda real , no era lícito inmiscuirse en el 
examen de los títulos de adquisición ni en la gestación adminis- 
trativa de los secretarios y proceres , porque se lo vedaba el pri- 
vilegio 73 (18 Agosto 1359). Hay, pues, razón fundada para 
creer que esta nueva sinagoga tenia más de un siglo de antigüe- 
dad en 1435^ cuando la arrancó del poder de los judíos (2) el obis- 
po de Mallorca D. Gil Sánchez Muñoz; el cual con su renuncia 
al antipapado (1429), había puesto feliz remate al gran cisma de 
Occidente (3). 

106. 

• 

Barcelona, 16 Diciembre 1880. Revoca el Príncipe D. Joan la forma que 
Be había introducido algún tiempo antee de hacer el reparto de la talla ó 
contribación judiega, en que intervenían, con crecido salario, el Gober- 
nador del reino y su abofi^o; y dispone que recobre todo su vigor la forma 
antigua, menos complicada y más Ubre.— 'FoL 90 r.*91 v. 



(1) Doo.47. 

(2) Mut, Hittoria gmiral átl rtino de Mallorca, tomo xii, (segonda edición), pági- 
nas 884^67. 

(S) Véase la carta por él escrita en el día que renunció, que ha sido publicada é 
ilustrada en el tomo xxxvi del Bolbtíh (páginas 65^), por el Bxemo. Sr. Marqués 
de Ayerbe, académico de número. 




474 BOLETÍN DB LA REAL AGAUmiA DB LA HISTORIA. 

Nos Infans Johannes, Serenissimi Domiai Regia PrimogODiUiB, 
ejusqae regnorum et terrarain generalis guberoator, dox Ge- 
runde et comes Cer varíe. 

Percepto quod aljama civitatis Majorícarum in indiceodis sea 
imponendis talliis ínter jadeos ejusdem servavit per aliqua tém- 
pora modum capitulorum sequentium: 

cPrimerament a tolre e foragitar tota sospitaeque en les talles 
quís faran en la dita aljama sia servada egualtad, vol e proveeíi 
lo dit senyor (1) que mosen Francesch Qagarriga governador de 
Mallorques elege de presen t sinquanta una personas de la dita 
aljama, es a sebre (2); xvii de la ma major, xvii de la ma mijaoa 
e altres xvii de la ma menor (3); les quals li personas elege lo dit 
governador deis millors e vertaders e menys parcials e horneas 
de consell de aquella aljama, aquells que 11 serán semblants, cor 
lo senyor Rey o comana, a sa coneguda. E feta aquesta elecciode 
les dites li personas per lo dit governador, la qual eleccio fara ab 
scriptura per tal que puxa apparer, lo dit governador rebra sa- 
grament solemne de cascu de les dites li personas, que be eleyal* 
ment, tota amor o y rencor postposades, a sa entoniment se 
hauran en la eleccio devall scrita. 

ítem, que fet lo dit sagrament, les dites li persones elegirán 
tres persones deis singulars de la dita aljama, un de ma major e 
allre de ma mijana e altra de ma menor, aquells que segons lor 
bona consciencia entendran que sien bous homens leyals e verta- 
ders e menys parcials, e qui entenen a proñt de la dita aljama; 
co es, que cascuna de les dites xvii persones elege la persona de 
lur ma^ e los migans la lur, e los menors axi raateix la lur. 

ítem que feta la dita eleccio de les dites líi persones per los 
dits li, encontinent lo dit governador rebra daquelles iii persones 
sagrament, axi com pus solempnialment Terse piixa, que ells la 
taxacio devall conleguda faran be e leyalment, foragitada tola 



(1) El Rey, wgún aparece en la cláusula final de tan enmarañado procedí miaiito. 

(2) E8 á saber. 

(8) Así como loe tres droÉOS^ eclesiástico, noble y popular, cuyos representrnotn 
taaSan voto en Cortes y las formaban convocados y presididos por et Monarca mí 
también las tres manct de ciudadanos 6 vecinos de diversa eatsgorfa se enlar ' 
vigor democrático para formar el conssll ó conoejo. 




PBIYILKaiOS OB LOS HEBREOS IIALLOBQUINBS. 475 

rencor o y mala vólentat a sa e bon eatenimeDt e. segóos Deus e 
bona conciencia. E res no menys lo dit governador encontinent 
fara metre les dites iii persones en una casa o alberch, es a saber, 
cascun de les dites iii persones separades la una de la altre, e 
fara aquellas be guardar e teñir aprop que negú no puxa parlar 
ab ells ne liurarlos scrit alcu. E están ts axi les dites iii persones 
separades la una de la altre, lo dit governador liurara a cascuna 
4elles en un quern (i) de paper los noms deis singulars de la dita 
aljama, los cuals solen pagar e contribuir en talles quis fasen. 
E manara lo dit governador a cascuna de les dites iii persones 
que cascun dells per si faca talla de cuantitat de mil libres, en 
la cual taxen segons lur bona conciencia cascun singular de la 
dita aljama en aquella quantitat que entendran ell deja esser 
tazat. E feta la dita taxacio per cascuna persona de les dites iii, 
separada segons que dit es, lo dit governador rebra de cascuna 
deles la talla o taxacio que feta haura. E aquella vista e reco- 
oeguda, lo dit governador ab son scriva ensemps pendra a part 
lo ters de la cantidad taxada per cascuna de les dites iii persones, 
axi que serán tres terses, e aquelles multiplicaran en quantitat, e 
aquella quantitat axi multiplicada fara scriure per lo dit scriva en 
un quern acascu siugular de la dita aljama. Eapres aquel! quern 
on serascrita per la forma damunt dita la quantitat taxada liurara 
a lo dit scriva ensemps ais secretaris de la dita aljama, dientlos que 
aquella es la forma qui ses ordenada ques serva en les talles quis 
faran per lesdevenidor en la dita aljama; del qual quern lo dit 
governador se aturara axi mateix translat. E aquesta forma e or* 
di nació vol e ordena lo senyor Rey que sia tenguda e observada, 
segons que demunt es ordenat, en les talles qui hauran a fer per 
qualsevol manera o rabo en la dita aljama per dos anys primers 
sdevenidors solamenL Empero declara lo dit Senyor que jatsiela 
dita taxacio sie feta de quantitat de mil libres, que en les talles 
que faran per lo dit temps de major o menor quantitat se bajen a 
fer en la forma damunt dita prorata segons major ó menor quan- 
titat. 



(1) Guadarno. 




476 BOLVTtK DB LA RBAL ACADHIflA DB LA HIBTOBIA. 

Quod quidem, licet ab initio crederetur modum ipsum fore pro- 
flcuum et utile aljame prefate, lamen ex post, ezperíealia magis- 
tra omnium edocente, compertum eztititia aperto ipsum modum 
in se tantum temporis tractum et incommodwn háhere propler 
preseatiam ipsius gubernatoris qui, associatis sibi jurisperito, 
scriptore et portarlo, prediclis necesario interesset, quos ipsa al- 
jama habebat in eorum salariis faceré contentari, quod dum opor- 
tebat ipsam aljamam interdura brevi manu pro ejus oneribus ei- 
•solvendis pecuniam congregare, priusquam modus ipse foretad 
efPectum deductus, pene sumptibus et usuris substantia absorbe- 
batur eorum; quod in grande sui dispendium redundabat. 

Quare volentes indempnitati ipsius aljame, quejara quasi im« 
portabilibus oneribus est depressa, posse tenus obviare, talliandi 
sive tallias imponendi aut prestita seu alias solutiones quascuo- 
que indicendi inter singulares ipsius, ad que ipsa teueaturaljama^ 
ejusdem aljame secretariis et consiliariis ejus per raedura anti- 
quitas observatura, et non per preinsertura, liceutiam et faculta- 
tera elargimur; capitulis precedentibus veluti minus perfeciis, et 
penis de servando ipsa per dominura Regera irapositis, que ha- 
rura serie tolliraus et etiam revocaraus, obsistentibus nuUo modo. 

Mandantes, cura presenti, gerenti vices nostras in regno Majo- 
ricarura, bajulo dicte civitatis et universis et singulis officialibas 
dicti doraini Regis atque nostris presentibus et futuris, quatenus 
concessionem nostrara hujus raodi vobis teueant et observenlei 
faciant ab alus inviolabiliter observan, et non contraveniant nec 
aliquera contra venire perraittant aliqua ratione. In cujus rei le- 
stiraoniura presentera vobis fíeri et sigillo nostro pendeuti jussi- 
raus comrauniri. 

Data Barchinone, quintadeciraa die Decerabris, auno a Nativi- 
late Doraini h.ccc. octuagesirao. 

Primogenitus. 

107. 

Zaragoza, 26 Marzo 1381. Confirmación de los docamentoa 88 y 90, es 
virtud del caal los jndios mallorquines gozaban de todos loa privilegios de 
ciadadania. 

Petrus D(ñ gratia rex Aragonum etc., dilecto consiliario^ u 



PRIVILSaiOS DE LOS^ HBBRROS 1ÍALL0RQUIKB8. 477 

Francisco QdL Garriga railiti, gereati vices gubernatoris in regao 
Majoricarum, ceterisque officialibus nostris dicti regai, ad quos 
presentes pervenerint et infrascripta pertineant, presentibus et 
futuris, salutem et dilectionem. 

In nostra constituti presentía nuncii universitatis et regni Ma- 
jorícarum Nobis humiliter supplicarunt quod, cum per Nos fae- 
rit cum carta nostra, sigillo pendenti munita, data Barchinone 
2XII Februarii anno a Nativitate Domini m.^cgc^lvi concessum in 
privilegium habilatoribus et universitati civiíatis et regni Majo- 
ricarum quod omnes et singuli judei in ínsula Majoricarum ha- 
bitantes et babitaturi nisí infra quinqué annos omnia et singula 
eorum debita seu debend^ peterent, dicta debita nec eorumdeni 
debitores christiani lapsis tamen dictis quinqué annis, a die con* 
fectíonis contractus dictorum debitorum numerandis, tenerentur 
díctís judeis creditoríbus de aliquibus debitis expenderé, nec inde 
possent alíquatenus conveniri ut in dicto privilegio continetur; 
et vos dictum privilegium observare recusetis [etj vigore cujus- 
dam liltere (1) per dictos judeos a Nobis obtente [sub] data in 
Barchinone xi die Januarii anno a Nativitate domini M.ccc.Lxxin, 
habeatis quod dicti judei possint gaudere et uti ómnibus íran- 
quesiis consuetudiuibus et inmunitatibus quibus gaudent et utun- 
tur cives et habitatores cívitatis et regni predictorum, et quod ju- 
dei aljame Majoricarum et ejus collecte possent eorum debita pe- 
tere exigere et habere, prout christiani ejusdem ínsule petunt et 
coUigunt; dignaremur ipsis nunciis de justitia provídereet inten- 
tionem nostram super hiis declarare. 

Nos autem, dicta supplicatione benigno suscepta, quiatempore 
confeclionis dicte littere non fuit inlentionis nostre dicto privile- 
gio in aliquo derogare, nec verba in dicta littera posita, sí recte 
respiciantur contra dictum privilegium intelligi debent, vobis 
et cuilibet veslrum dicimus et mandamus de certa scientia et ex- 
presse sub pena quingentorum morabatinorum auri, quatenus 
dictum privilegium et omnia et singula in eo contenta juxta ip- 
aius seriem observetis, predicta littera per dictos judeos de Nobis 



(1) Doeumento 90, fundado on al 38. 



^ 



478 BOLBTÍN DB LA RBAL AGADBlfffA DB LA HISTOBIA. 

obtenta, in quantum (t) dicto privilegio noQ deroget, ia sais re- 
manente robore et valore. 

Data Cesarauguste, xzvi díe Martii anuo a Nativitate Do- 
mini M.ccG.Lxxz primo. 

Narcisus promo. 

Consta por este documento un dato muy notable, que no ia« 
dicó el analista Salzet ni el historiador Zurita; y es que los dipo* 
tados de Mallorca acudieron á las Cortes de Zaragoza, convocadas 
para el mes de Enero de 1381, y que asistieron á la solemne co- 
ronación déla reina Doña Sibilia, que se hizo «con tanto apa* 
rato como si fuera en el principio de la sucesión del Rey y en sus 
primeras bodas». Duraron las Cortes por lo menos hasta el 16 de 
Octubre (2); y probablemente, porque el Rey permanecía en Za- 
ragoza, hasta el 7 de Noviembre. Sabido es que se reunieron, 
sobre todo para deliberar á cuál de los dos, que se decían romanos 
poniíñces, Urbano VI y Clemente YII, debía prestarse obediencia. 

108. 

Zaragoza, 7 de Noviembre de 1881. Confírma el Bey todos los privile- 
gioB de la aljama, declarando que en nada les podían perjudicar los eoo- 
cedidos á los cristianos baleájricos. — Fol. 94 v., 95 r. 

Nos Petrus, Dei gratia rex Aragón um etc. 

Per nuncios aljamejudeorum civitatis Majorícarum fuit Nobis 
humiliter snpplicatum quod, cum ipsa aljama [qnamplurima et 
copio?]sa habeat privilegia per Nos et predecessores nostros 
Majoricarum reges eis concessa, que nonnulli, obstantibus qui- 
busdam provisionibus obtentis pro parte moratorum civitatis et 
regni Majoricarum super franquesiis eorumdem, impugnatione 
[valida prosequi asseruntur?], sub quorum regula minime, sed 
potius dictorum privilegiorum aljama ipsa ejusque singulares 
debent regi, quod in ipsius aljame dampnum non modicuoi 



(1) Por cuanto, toda y«z que. 

(2) Colección de Cortes de los antiguos reinos de Bspaua, por la Real Academia 
Historia» pág. 110. Madrid, 1855. 



PHIVILBaiOS* DB LOa HEBREOS MALL0BQDINB8. 479 

oflértarproculdubio redundare, digoaremur »ibi dicta privilegia 
de benignitate regia confirmare, aliasgue super hiis de oppor- 
tuno ren\edio providere: 

[Idcírco], hac supplicatione suscepta benigno, privilegia que- 
cauque per Nos sen nostros predecessores reges Majoricarum 
dicte aljame indulta, prout [eisdem dicta aljama ejusque singu- 
lares] melius usi fuerunt usque nune, tenore presentís laudamua 
approbamus ratiflcamus «t conflrmamus, eaque per [omnia] Qb« 
servari [ab ómnibus] absque [aliqua contradictione volumus ac 
jubemus.] 

Mandantes per hanc eamdem ge[renti vices] gubernatoris in 
dicto regno, bajulo Majoricarum ceterisque offlcialibus nostris 
presentibus et futuris, vel eorum locatenentibus quatenus no- 
stram hujusmodi conflrmationem [ratam et firmam] habeant, 
teneant et obsérvente ac observari faciant, et non contraveniant 
[in aliquo] neo aliquem contravenire permittant quavis causa 
[vel ralione; ac dictis] privilegiis prout eisdem melius [capi aut 
intelligi possit, contradici ab aliquo minijme permittant [provi- 
sionibus predictis aut alus quibuscunque] non obstantibus uUa 
modo. 

In quorum testimonium [presen tem fieri jussimus nostra 
sigillo] pendenti munitam. 

Data Gesarauguste, séptima die Novembris anno a Nativitate 
Domini millesimo trecenlesimo octuagesimo primo, regnique^ 
nostri quadragesimo sexto. 

Narcissus pro mo. 

En 21 de Agosto de este año fueron condenados á la hoguera,, 
después de procesados por la inquisición, el hebreo mallorquín 
Saidó ben David y una monja del monasterio de Santa Clara^ 
quizá conversa del judaismo de la que abusó el cómplice con 
sacrilegio horrendo (1). Salzet ha conservado la memoria del 
crimen y del castigo (2). El odio popular contra los judíos debi6 



(1) Su homónimo, y por ventura abuelo, Sadón ben Dahut^ era secretario de la 
Ait<ima en 1318 (doc. 22.) 

(2) Die lune, zzi mensis Augusti, anno a Natítivitate Domini m.oco.lxxx primo- 
t combustas quidam judeus vocatus Saydo Davidis; pro eo quia supposuit quam* 




^ 



480 bolbtín de la bbal agadbmia db la histobia. 

atizarse no poco á la vista de los reos y al escuchar la sentenda- 
condenatoria; lo cual explica hasta cierto punto la necesidad que 
tuvo la aljama de solicitar otra vez la confirmación de sus privi- 
legios, no bastando la expresada por la declaración del 26 de 
Marzo. A este propósito no dejaré de recordar, entre otras análo- 
gas , una provisión del rey D. Juan I (Valencia, 14 Abril 139^, 
mandando que «si alcún deis dits jubeus será atrobat ab fembra 
crestiana en loch sospitós per haver copla carnal ab ella, que siea 
abdós cremats sens tota mercé.» 



109. 

Játiya, 21 de Judío de 1882. Confirmación y naeva declaración dd 
documento 107.— Fol. 97. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonurii etc., dilecto consiliario no- 
stro Francisco Qa Garriga militi, gerenti vices gubernatoris ia 
regno Majoricarum, ceterisque officialibus dicti regni, ad quos 
presentes pervenerint et infrascripta pertineanti presentibus el 
futuris, salutem et dilectionem. 

Nuper (1) a nostra curia emana vit quedam littera sub bac 
forma: «Potrus» Dei gratia...» 

Nunc autem per nuncios dicte aljame judeorum Majoricarum 
íuit Nobis humiliter supplicatum ut ex justicie debito eis obser- 
vare dignaremur privilegium dicte aljame et singularibus ejas- 
dem concessum, tenoris et continentie subsequentis: vPhilippus 
de Majoricis...» (2). 

Nos vero dictum privilegium attendentes quod fuit primitus 
dicte aljame concessum (3) quam revocatoria (4) pro parte dicte 
universitalis obtenta, volentes dictam aljamam, que aliis jam 



■dam monialem ordinis Sánete Clare, qae eadem rttioae interfeota est.» Vü^'t Uten- 
rio, tomo XXX, pág. 219. 

(1) 26 de Marzo de 188L. 

(2) Docam.88. 

<8) 5 de Noviembre de 1825. 
<4) 22 de Febrero de 1356. 




PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 481 

est oppressa oneribus a predictis preservare indemnein, dicte 
supplicationi veluti rationi consone annuentes benigne, justitia 
exigente, vobis et vestrum singulis dicimus et mandamos sub 
pena privationis officíoruro vobis commissorum et duorum mille 
florenorum [auri] a vestrum contrafaciente habendorum nostro* 
que erario applicandorum, quatenus contenta in dicto privile- 
gio predictis judeis concesso observetis et exequamini juxta sui 
seriem et tenorem; volentes ulterius et cum presentí disponen- 
tes quod JLidei dicte a]jame et ejus collecte possint petere exigere 
et habere ipsorum debita si et prout petunt et exigunt christiani 
regni sui predicti, non obstante preñnitione temporis supradicti, 
cum Nos sic ex certa scientia et consulte duxerimus conceden- 
dum; littera preinserta seu alus provisionibus seu mandatis in 
contrarium factis seu flendis, guas cum presenti revocamus et 
viribus vacuamus, non obstantibus ullo modo; etíam si in eis- 
dem esset bujus tenor omnino insertus vel essent etiam manu 
nostra propria vel cancellarii vel vicecancellarii nostrorum seu 
nostram regenlis cancellariam subsignate, nisi nostri thesaurarii 
executoria iuterveuerit, qui de interesse dictorum judeorum est 
melius ceteris informatus ; scituri quod , si secus feceritis, penas 
supradictas a vobis et bonis vestris levari et exigi irremissibiliier 
faciemus. 

Data Xative, xxi die Junii anno a Nativitate Domini m.ggg. 
octuagesimo secundo. 

Rex Petrus. 

Desde Játiva se fué poco después el Rey á la villa de Alcira, 
donde en 2 de Julio expidió carta convocatoria de Cortes genera- 
les de Aragón, Valencia, Cataluña y Mallorca. En 20 de Agosto 
mandó que el lugar de la reunión fuese Gandesa, y el día de la 
apertura el 30 de Septiembre. Con esta observación se llenan los 
claros del texto de Salzet (1) referente á los diputados mallorqui- 
nes que nombra, salidos de la bahía de Palma en 26 de Septiem- 
bre con dirección á las bocas del Ebro. 



(1) V^/0 literario^ tomo zzi, páginaB 219 y 220. 



TOMO XXXTI. 81 



iÓ 



48S bolbtÍn de lk hbal academia db la historia. 

110. 

OeroDft, 24 de Junio de tSS6. Á. D. Fmaclaco 6ft Ganiga, vicegobenu- 
dor de Hallorca, tnuiimlte al Rey copia del docamento 80 (1 1 de Enero 
de 11174)]' de una carta teflUmonial del Ayantamieoto de Palma (22 di 
Febrero de 1365) dirigida por ¡natanda de Maimá» Xnüell al principe 
D. Juao; y ea su virtad le intima que poi ningún caso, aunque recibió 
haya tecdbido cartas derogatoriaa de loa privil^os de la sljama, emani- 
daa de la cancillería del mismo Rey ó de la del Principe, les dé curso de 
ejecución. Agenció el documento presente el delegado de la aljama Smm 
del Meitre, mti como habla recabado el documento 80 el delegada Salt- 
man Su*M.— Fol. 90 r.-95 v. 

Petrus, Dei gralJa rex Aragonum etc., dilecto consiliario no- 
slro Francisco ^a Garriga iiobili, gereiiti vices gnbeniatoris ia 
regno Majoricarum, ceterisque ofBcíalibuü dicli regni presejiti- 
bu8 et futurif, ad quos presentes perveneriiit. salutem et dile- 
ctionem. 

Dudum nobili Olfo de Proxida niiliti predecessoii veslroin 
dicto gubernalionis ofScio, scrípsisse meminimus in liec verba: 
«Petrus, Dei gratia rez Aragonum etc...> 

NuDC autem per Bionam del Mestre judeum Majoricarum, 
nuncium dicte aljame Majoricarum, fult Nobis exposituin reve- 
renter quod, licet ipsa aljama et ejua singulares dicto privilegio, 
insertóla supra expressa littera, usi fueriut, et alias cousueve- 
riiit uli et gaudere ómnibus et singuüs privilegíis franqucsiis 
liherlatíbus ac bonis usibus habilatoribus regni Majoricarum 
concessis, ul apparet per quamdam litieram juralonim Majorii'S- 
rum, nustro carissimo Primogénito directam et sigillo jurarte 
Majoricarum in ejus dorso sigillaiam, tenoris sequeiUis: 

■Sacre Ducali Aragonum Majestati. 

Molt excellent Senyor. A instancia e requesta den tíayiM 
Xuileil juheu, habitador de la ciutat de Maltorques certificame 
ioformam ab la present la Vostre Altes» que los juheus babiu- 
dors de la dita ciutat se alegren e sajuden , e alegrar e ajudaise 
poden e son acustumats, sena contradiccio alcuna, de les ' 
queses libertáis iumunitats privilegia e boQs uses ais bab<* 



t»RlVILtíGlOS DÉ LOS iIeBHKOS MALLORQUINES. 483 

del regne ie Mallorques per los alts e de bona memoria Reys de 
Arago e de Mallorques e per lo molt alt senyor Rey ara bena- 
venturadament reynant e por vos, Senyor, otorgades jarades é 
conñrmades. 

Nostre Senyor Deus, molt alt Senyor, per ^ bonesa e pietat 
vos mantenga per lonch temps ab prosperitat e victoria deis 
enemichs. 

Scrita en la ciutat de Mallorques, dilluns a zxii de Febrer del 
any m.ccc.lxzxv. 

Senyor, los vostros humils sotsmeses, qui abbesamentde peus 
-ede mans se comanen en vostra gracia e merce. Los Jurats.de 
Mallorques.» 

Attamen vos ipsam aljamam et ejus singulares sepius contra 
formam nostre preinserte littere aggravatis, dictas franquesias 
privilegia immunitates libértales et bonos usus sibi nolendo 
servare in máximum eorum prejudicium et jacturam. Quocirca, 
supplicato Nobis humiliter super hiis de opportuno justitie reme- 
dio provideri, quia dicta testimonialis littera predictorum jara- 
torum, inserta superíus, Nobis m prima sui figura ostensa fuit, 
vobis et cuilibet vestrum dicimus et districte precipiendo man- 
damus expresse et de certa scientia sub nostre iré et indignatio- 
nis incursu penaque mille morabatinorum auri nostro erario 
irremisibiliter applicandorum, quatenus nostram preinsertani 
litteram dicte aljame et ejus singularibus observetis, et alias 
ipsos et quemlibet eorum dictis franquesiis privilegiis immuni- 
tatibus et libertatibus ac bonis usibus uti et gaudere libere per- 
mittatis, quibusvis litteris provisionibus ordinationibnsseu man- 
datis per Nos seu nostrum carissimum Primogenitum aut quem- 
vis alium factis vel fíendis, quas et que in quantum huic obvient 
exigente justitia revocamus et viribus vacuamus, in contrarium 
obsistentibus nullo modo. 

Data Gerunde, xxvi die Junii anno a Nativitate Domini u.^ ccc* 
octuagesimo quinto R. canc(elarie). 

Refiere Zurita (1) que el Rey D. Pedro y la Reina doña Sibi- 



(1) Anales de Ja Corona de Aragón^ libro x, cap. %. 



i84 bolstík ds tA .nsAL agadbuia dk la historia. 

ia, habiendo salido de Figueras se dirigieron á Vilanova de la 
klnga, donde en 33 da Junio de 1385 varios capitanes franceses 
[ue esuiban por el conde de Ampurias, pidieron capitulaciÓD j 
:e fueron libres. Bl conde, avisado por el príncipe D. Juan, se 
iscapó á Vich y pudo refugiarse en Aviñón, Mas el rey, por lo 
'isto, luego regresó á Gerona, donde no tardó en adolecer de 
¡rave enfermedad, que le puso á riesgo de perder la vida. 

111. 

Gerona, 2fl de Junio de 1886. En virtnd del documento eS (ifl de 
Lgosto de 1361) j de otros antecedentes judicÍBles decide el Rey el pleito, 
I demanda entablada por el jadío Mogata/ Satjar contia el comerciante 
>edro Morey dendor que aolió condenado. — Fol. 97 V.-98 y. 

Petrus, Dei gratia reí Aragonum etc., dilectis et ñdelibus gu- 
lernatori Majoricarum necnon vicario et bajulo civitalis ejusdem 
«terisque officialibus nostris ad quos presentes perveaerint, vel 
ocatenentibue eorumdem, salutem et dilectionem. 

Dudum a curia nostra emanavit quedam littera sub hacfor- 
oa: «Petrus, Dei gratia rez Aragonum etc.i 

Nunc autem pro parte aljame judeorum civitalis predicte d 
jus singutarium humili supplicatione inlellezimus quod nuper 
n quadam causa civili, duela in curia veslri, dicti vicarii cítíU- 
is, Ínter Magalufum Nalgar judeum ipsius civitalis ei una 
larte agenlem el Petrum Morey mercalorem ex altera defeoden- 
em, pretextu certe pecunie quantilatis debite dicto judeo per 
jcturo Petrum Morey cum instrumento comande, fuit opposiU 
lerdictum Petrum Morey dicto judeo ezceptio seu prescríptio 
luinquennalis vigore prefall edicti seu ordinalionis dicti inctiti 
acobi olim regís Majoricarum; adversus quam eicepliúnem per 
ictum Judeum fuit replicalum quod prediclum ediclum dicti 
acobi non ezlilit diclis judeis promulgatum et ipsius edicti seu 
rdinalionis ipsi judei causam ignoraatíe habuerunt. Et eliam 
tro parte ipsius judei fuit coram et ia curia veslri, dicti vicarü, 
llegatum quod prediclum edictiim numquam fuitinlerjt i 
el judeas dicte aljame et ejus coUecie observatum aut usit," ; 



PBITILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 485 

quin immo per plures et diversos actus contrarios in judidis seu 
curiis dicti regni ipsi edicto fuit derogatum; vigore guarum al- 
legatioDum seu ratioaum propositarum per ipsum judeum vica- 
hus olim dicte civitatis per suam senteotiam pronuaciavit pre- 
dictum edictum dicti olim regis Jacobi predictamque prescri- 
ptioais quinguennalis exceptionem per dictum Petrum Morey ut 
prefertur oppositam ratione ejusdem edicti sibi locum non ven- 
dicare nec procederé de jure; que quidem sententia post diversas 
appellationes inde pro parte dicti Petri Morey interpositas fuit 
per alios judices conñrmata in tautum quod non licuit nec licet 
ampliu.s ab ipsa sententia appellare. 

Sane, cum Nos velimus, sicut ex debito justitie ezpedit et a 
Nobis pro ipsiua aljame parte fuit suppliciter postulatum, quod 
dicta aljama aut judei seu judee ejusdem et collecte sue vel ali- 
qui ex ipsis super istis vel consimilibus litibus síve causis aut 
alias per litium anfractus nullatenus vexentur ducantur aut 
calumpnientur quovis modo seu ab hiis protinus preserventur; 
propterea supplicationi jamdicte velut consone rationi benigni- 
terinclinati, litteram preinsertam confirmantes, vobis et vestrum 
singulis dicimus et mandamus de certa scientia et expresse sub 
pena privationis officiorum vobis commisorum et duorum mille 
florenorum auri a vestrum contrafaciente irremissibiliter haben- 
dorum nostroque erario applicandorum quatenus, si dictas tres 
sententias concordes inveneritis fore latas et in rem judicatam 
transactas, per quas si ita est demonstratur edictum supradi- 
ctum Ínter judeos dicte aljame collecteque sue non ease serva- 
tum seu etiam practicatum, permittatis judeos etjudeas ipsius 
aljame et sue collecte petere exigere et habere ab eorum debito- 
ribus debita, in quibus ipsis teneantur debitores judeorum ipso- 
rum, ac pro eisdem debitis exequutiones et compulsa mandetis 
et ñeri faciatis contra ipsos debitores et eorum bona juxta teno- 
res instrumentorum et obligationum inde factorum atque facta- 
rum in et cum quibus ipses debitores inveneritis eisdem judeis 
fore obligatos prout et quemadmodum et temporibus quibus 
christiani sua debita petunt et petere possunt ac exigere a debito- 
ribus ipsorum; predicto edicto statuto et ordinatione et quibus- 
vis litteris et provisionibus a Nobis et nostra curia obtentis ac 




489 BOLBTÍN DE LA RBAI* ACÁOBMIA DE LA HI8TOaiA. 

obtiaendis et quibuscungue exceptioníbus ezcusationibus et de- 
feasíonibus malitiis diffugiís interpretationibus ac oppositioni- 
bus, quos quas et que quatenus preínserte littere et seateutiis 
supradictis contravenire et repugnare vídeantur carere volumos 
viribus efflcacia et effectu et locum deceroimua doo habere, 
obsistentibus nuUo modo; cum Nos sic de certa scientia et eco- 
sulte fíeri providerimus et velimus. 

Data Gerunde zxvi die Judü auno a Nativitate Domini m.^ ccc* 
octogésimo quinto. 

Petrus.Gort pro mo»»». 

Magaluf Natjar, que también se cita por el documeulo 113 
(27 de Enero de 1387) vivía en 1391; mas no parece que se con- 
virtiese al cristianismo como Maimón Xulell, que tomó al bau- 
tizarse el nombre de su padrino Francisco Sa Qarriga (1), gober- 
nador de Mallorca. 

112. 

Gerona 24 Julio 1885. Confirmacióa del docameoto 100, concedida por 
el Rey á instancia de Biona del Mestre, nuncio ó delegado por la alja- 
ma.— Fol. 96 r.-98 V. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum etc., dilecto consiliario nostro 
Francisco Qa Garriga militi, gerenti vices gubernatorís in regao 
Majoricarum aliisque officialibus nostris dicti regni, ad quos io- 
frascripla spectent» [salutem et dilectionem.] 

Quamdam vobis dudum litteram direximus in hunc modum: 
«Petrus, Dei gratia...» 

Nunc autem per Bionam del Mestre judeum Majoricarum» per 
aljamam dicte civitatis ad Nos missum, fuit Nobis expositum re- 
verenter quod vos vel aliqui vestrum litteram ipsam servare 
recusatis, et aljamam predictam ejusque singulares aggravatis 
sepius super contentis in littera preinserta in máximum dicte 
aljame et ejus siugularium prejudicium et jacturam, Quocirca, 
supplicato Nobis humiliter super hiis de opportuno justitie re- 



<1 ) BoiiaTÍF, tomo ix, páginas 297-899. 




PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 487 

medio provideri, redarguentes vos de predictis nec imnierito si 
ita sity vobis et cuilibet veslruin dicimus et districte precipiendo 
mandamus espresse et de cerla scientia sub nostre iré et indigna- 
tionis iucursu penaqueduorum mille morabatíDorum aurinostro 
erario irremissibiliter applicandorum quateaus litteram preinser- 
tam et omnia ac singula ia ea contenta teneatis et observetis ac 
teneri et observan faciatis et non contraveniatis quavis causa; 
vobis et cuilibet vestrum faciendi contrarium abdicantes omni- 
Qiodam potestatem; quibusvis litteris provisionibus seu mandatis 
factis in contrarium vel fíendis, quas in quantum huic obvient 
toUimus et revocamus, obsistentibus nullo modo. 

Data Gerunde , xxiiii die Julii anuo a Nativitate Domini 
M-GCG.Lxxx quinto. 

Petrus Cort. pro moi. 

A 5 de Enero de 1387 falleció en Barcelona D. Pedro IV de. 
Aragón, cuyo reinado no poco ilustran los documentos hasta aquí 
referidos. Con ellos se nos descubre uno de los resortes más vigo- 
rosos del arte práctico de gobernar que puso en juego este gran 
monarca. 

Diplomas de D. Juan I. 
113. 

Barcelona 27 £nero 1387. Confirmación general de todos los privilegios 
de la aljama hebrea mallorquína, que otorgó el rey D. Joan á petición de 
los mensajeros de ella Magaluf Natjar, Moxin Xalell y Magaluf Farax.*— 
Fol. 99 V. 

Nos Johannes, Dei gratia res Aragonum, etc. 

Ad grata et accepta serví tia per aljamam judeorum civitatis 
Majoricarum, retrolapsis temporibus et in presenti etiam Nobis 
diversimode prestita, ad que pro futuro se obtulit, liberalem 
nostrum intuitum dirigentes^ tenore presentís carte nostre per- 
petuo valíture ad humilem supplicationem, per vos Magaluffum 
Natjar, Mozinum Xulelli et Magaluffum Feraig, nuncios per 
dictam aljamam ad nostram Celsitudinem noviter destinatos, 
propterea Nobis factam, omnes et singulas franquitates libertates 



n 



488 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

immunitates privilegia confirmationes remissioaes generales et 
speciales gratias et concessiones sententias bonos usus ipsarum, 
ac etiam quaslibet provisiones obligationes contractas assigna- 
tiones et impignorationes quorumcunque censualium et reddi- 
tuum per serenissimum dominam regein genitorem nostrum 
memorie recolende et per Nos seu ejus predecessores et nostros, 
reges vel dóminos Majoricarum, aut eorurn officiales quoscun- 
que, dicte aljame quibusvis temporibus factas seu concessas sub 
quacunque forma vel expressione verborum, de certa scientia 
laudamus approbamus ac etiam confírmamus proul melius et 
utilius dicta aljama eis usa fuit usquequaque et etiam uti potest 
ac debet juxta earum series pleniores. 

Mandantes per presentem gubernatori nostro generali ejusque 
vices gerentibus, vicariis bajulis ceterisque ómnibus et singulís 
officialibus nostris presentibus et futuris et eorum locatenentibus 
quatenus, laudationem approbationem et confírmationem hu- 
jusmodi ñrmas et ratas habendo, dictas franquilates immunitate6 
libertates privilegia et bonos usus, conñrmationes remissioues 
gratias et concessiones, contractus assignationeset impignoratio- 
nes dicte aljame et ejus singularibus leneant firmiter et obser- 
vent ac faciant ab ómnibus inviolabiliter observan, et non con- 
traveniant seu aliquem contravenire permittant aliqua ratione. 

In cujus rei testimonium presentem cartam nostram fien 
jussimus, nostro sigillo assueto pendenti munitam. 

Data Barcbinone, vicésima séptima Januatü anno a Nativitate 
Domini millesimo trecentesimo octuagesimo séptimo, Regnigue 
nostri anno primo. 

Jacobus de Vallesicca. — In gratiarum. — Bernardus de Fonie 
man(dato) R. per Raymundum de Solerio consiliarium et the- 
saurarium, et fuit tradita sub hac forma. Yidit tbesauraríus. 
Ídem. 

P. 

A pesar de tan favorables disposiciones , el nuevo rey, que se 
preciaba-de ser amigo de la gentileza y entusiasta cultivador de las 
Artes liberales, no abolió la bárbara costumbre de ajusticiar á los 
judíos, colgándolos de la horca por los pies, contra la cual hal 
reclamado en 12tl5 los secretarios de la aljama baleárica, aleRa' 




PRIVILEGIOS DE LOS HEBREOS MALLORQUINES. 489 

una razón convincente (1). Bn 13 de Marzo de 1389, reunidas las 
Cortes de Monzón , mandó el Rey que el pregonero de aquella 
villa, Francisco Graus, publicase el bando (2) que prescribía bajo 
pena de morir en la horca (colgado por los pies si fuese hebreo) á 
cualquiera que trajese ó acarrease para beberse ó cocer manjares 
en las posadas agua diversa de la del río Cinca. No se había ex- 
tinguido el falso rumor de que los jndíos emponzoñaban los pozos 
y fuentes por odio á los cristianos. El documento dice así: 

«Die sabbati, xx Marcii auno predicto lxxxix, Salvator de gra- 
do, preco publicus ville Montissoni, comparuit et retulit se de 
mandato Domini Regis die sabbati xiii dicti mensis Marcii fecisse 
preconitzacionem sequentem. 

Ara ojats tot hom generalment de manament del Senyor Rey 
que tot ayguador e altra qualsevol persona, estranya o privada, 
de qualsevol ley ó condicio sien que aporten o dasi avant apor- 
taran aygua en la vila de Muntco pera a vendré o donar a beure 
ni a cuynar en lurs alberchs o en altra manera per ais posaders, 
que aquella haien penre propriament del riu de Cinca, e no dal- 
tra qualsevol cequia o loch, sots pena de penjar per lo coll, e loa 
juheus per lospeua^ en tal manera que muyren sens tota merce.» 

114. 

Barcelona 21 £nero 1390. Confirmación del privilegio UO (26 Jimio 
1886], que bizo el Bey á petición de Bonseñor Gracián y Maimón Xollell, 
síndicos y mensajeros de la aljama. — Folios 96-99. En el códice sólo se ve 
el encabezamiento por estar cortados tres folios; mas todo el texto lo he 
sacado del registro 1994, fol. 71 y 72, existente oq el archivo general de 
la Corona de Aragón, á cuyo Director, D. Francisco de Bofaroll, debo 
esmerada copia. 

• 

Joannes, Dei gratia rex Aragonum, Yalentie^ Majoricarum, 
Sardinie et Gorsice, comesque Barchinone Rossilionis et Gerita- 



(1) A ítem que tot juheu , que sia condempnat a peoiar, que sia peniat per lo coll, 
QO per tal queU n eatenen a uuer semblaat honor ab crestia, mas con un hom es 
peniat per los peus trígua a morir . ii . ho . lu . dies; e con es peniat per lo col , es 
mort tantost.» 

l2> Archivo greneral de la Corona de Aragón, registro 1945, fol. 28. 




^ 



10 bolbtín db la bbal aCadbhia db la historia. 

ie, dilecto consiliario aoslro Francisco Sagarriga milíli gubec- 
itori Majoricarum celerísque officialibus dicti regni presentibus 
fuluris, et alus onmibus ad quos pertioeant infrascripta, salu- 
m et dilectionem. 

la curia noslra présenles Bonsenyor Gratíani et Maymo \u- 
Ui judei, nuucii et sindíci aljame judeorum Majoricarum , ob- 
lerunt Nobis quamdam papiri liiteram domiai genitoris noslri 
emorie recolende, cjusque BÍgillo in dorso sigillatam, cujus 
Qor talis est. 

Petrus, Dei gratia rex Aragonum, etc. (1) dilecto consiliario 
)8tro Francisco ^agarrign, oiititi, gereiitiWces gubernatoris in 
gno Majoricarum, ceterisque officialibus dicti regni preseotí- 
19 et fuluris, ad quos presentes perveuerial salutem et dilectio- 
íin. Dudum nobili Olfo de Próvida, miliii, predecessori ve- 
ro... (3). Dala Geruude, sxvi die Junii aiiao a nati vítate Domi- 
H.ccc.Liiiv. R. Cancellarie. 

Et supplicaruot Nobis humililer judci ipsí ut laudantes et 
iprobanies litteram supradictam digoaremur omnia et siQgnla, 
I eadem contenta, dicta aljame faceré observan. Nos ilaque, 
irum supplicatiooibus iiiclínati, prospecto quod concessiones 
rincipis debent esse mansure debentque stabiles remanere pre- 
pue illis qui de eorum facultatibus debent nostris necessiutibus 
tbvenire, utpole )udei predicli quos tamquam noitrum peculium 
thetaurum debemus in suis liberlatibusetfavoiibusconfovere, 
«insertam regiam provisionem et alias conceasiones, litteras et 
ovisiones in ea contentas approbamua laudamos et conSrma- 
US. Mandamus vobis et singulis vestrum, subpena io preinser- 
littera coiiientít, quod ipsa eadem omnta teneatis et inviolabi- 
«r observetis, in contrarium non facialis aut venia lis aliqua 
tione. 

Ulierius volumus quod jurati el probi homines predicte civi- 
tis presentes et futuri, quotiens fuerit opporlunum, pro obser* 
mtia prediclorum, eorum parles iuterponant, et diclam alja- 
am et suos singulares io predictis mauu leneanl et defendanl. 



1) Htala Bqai el códice Pueyo. 

3) Lo <]ue BupHmtmoB se ha TÍato en el daeum«Dlo tlO. 



PRIVILB&I08 DB LOS HBBREOS MALLOBQUINBS. 491 

Data Barchinone xxi die Januarii, anno a Nativitate Domini 

HCGGLZZXZ. 

Rex Joan nos. 

Dominus Rex, presente ejus thesaurarie Regente, mandavit 
mihi Berengario de Busquetis. 

La última cláusula del privilegio donde encargó el RBy al 
Ayuntamiento de Palma la salvaguardia de los judíos, indica la 
sorda y temible agitación de que fueron ellos víctimas un año y 
medio después. Para demostrar evidentemente cómo la causa 
principal de tan horrenda catástrofe no fué, como se ha supues- 
to, el fanatismo religioso, sino la que hemos dicho, bastará re- 
cordar la («erie de los documentos á éste posteriores, cuya reseña 
hizo M. MorelFatio (1): 

«N.** 23.— Ann. 1390 (28 Novembre).— Ban du gouverneur de 
Majorque interdisant auz Juifs de porter des armes prohibées 
daus Tintéricur de la juiverie et de sortir sans lumiére de leurs 
maisons quatre heures apres le coucher du soleil. 

(Cité par Rullan, Histoire de Soller, t. i, p. 419.) 

N.^ 24. —Aun. 1391. — Liste des préts faits par des Juifs aux 
habitants de Soller peudant le premier semestre de Tannée 1391. 
Les noms de famille juifs qui reviennent le plus souvent dans 
cette liste sont ceuz de Mili, Xulelli, Sagrassa^ Mandil, Beu 
Baracho, Maymo, Faraig, Massana, Sesportes, Natjar, Doscha. 

(Publié par RuUan, ihid,, t. i, append. XLiii.j 

N.® 25. — Ann. 1391 (juillet). — On apprend k Majorque le mas- 
sacre des Juifs de Gastille et de Valence et le piilage de beaucoup 
de juiveries au continent. 

(Ghronique de Salcet, apud Villanueva, Viaje literario^ t. xxi, 
p. 223.) 

N." 26. — Ann. 1391 (12 juillet). Ban dugoberneurde Majorque 
pour assurer la sécurité de la juiverie et faire cesaer les disputes 
et les rixes entre Juifs et chrétíens dans rintéríeur ou aux alen- 
tours du cali, 

(Cité par Bullan, Historia de Soller, t. i, p. 419, note 2.) 



(I) Jievue de¿ ÉfudwjuiveSj tomo iv, páginas 31-S9. París, 1882. 



492 BOLETÍN DE LA. REAL AGADBlilA DE LA HISTORIA. 

N.o 27.— Ann. 1391 (2 aoút ou 4 aoñt).— Pillage de la juiverie 
de Majorque (Palma) et massacre d'environ 300 Juifs, homm» 
et femmes, par les liabitants de la pariie foraine de Tile venas á 
la capitale poiir obtenir d'Slre déchargés de certaius impóls et 
liberes des deltes contractées par eux envers des Juifs et des con- 
vertís (1). 

(Chronique de Salcet, apud Villanueva, Viaje literario, i. xii, 
p. 224.) 

N.* 28. — Ana. 1391 (9 a( út). — Défense aux notaires, sous peine 
de mort et de conflscation de leurs biens, de détruire les actes 
concernant les transactioas des Juifs, et défense d'en rédiger á 
nouveau ni d'en recevoir. 

(Chronique de Salcet, apud Villanueva, Viaje literario^ t. zzi, 
p. 224.) 

N.* 29.— Ann. 1391 (30 septembre).— Arlicle 3 des capitula- 
tions conclues entre le gouverneur de Majorque et les paysans 
révoltés. Toutes les dettes de l'íle cootractées envers des JuJb 
ou des convertís et les usures des chrétiens seront amorties en 
dix echéances, k raison de 2 sous par livre et sans interets. Les 
delegues demandent en outre que tous les actes notarles soient 
détruits. 

(Publ. par Rullan, Historia de Sollery 1. r, p. 328.) 

N.« 30.— Ann. 1391 (4 octobre). —Anieles 35, 43, 45 et 48 de 
nouvelles capitulations conclues entre le gouverneur de Major- 
que et les paysans révoltés. Art. 35. «Le rol pardonnera les ofFen- 
ses, violences et crimes commis jusqu'á cette date dans les di- 
verses attaques dirigées contre le gouverneur, les Juifs et les 
juiveries, le tout ayant été fait en Thonneur du roi etpourle 
bien public.» Art. 43. «Obligalion pour les Juifs d'embrasser 
sans retard le christianisme.» Art. 45. «Révocation des ordres 
envoyés aux recteurs et aux vicaires á TefFet d'obliger leurs 
paroissiens k rendre Targent et les objets mobiliers provenanl 
du pillage des juiveries.» Art. 48. «Annuliation des dettes con- 



(1) Salcet date du vendredi^ 2 aoút^ ce pillage et ce massacre: maia en i% 
2 aoQt était ud mercredi. II faut dono, daos le tezte du cbroniquear, lire 4 a ' 
lieu de 2 aoüt oa mercredi au lieu de vendredi.y> 



PRIVILEGIOS DB LOS HEBREOS MALLORQUINES. 493 

tractées envers des Juifs daos les dix dernieres années et des 
usures des chrétieus. 

(Publ. par RuUau, ihid.y t. i, p. 430.) 

N.'*31. — Aun. 1391 (24 octobre). — Ban du gouverneur de Ma- 
jorque. Les Juifs convertís doivent déclarer s'ils veulent couti- 
nuer á vivre dans la juiveric ou louer leurs maisons aux Juifs 
prives de domicile. Les habitants de Majorque, qui ont eu leur 
possessiou des portes enlevées á la juverie, devront les íaire 
remettre au cimetiére de Saiute-Eulalie^ oü on leur paiera le 
prix de trausport. 

(Cité par Rullan, ihid,^ t. i, p. 433.) 

N.* 32. — 1391 (3 novembre). — Ban du gouverneur de Majorque 
touchant la réorganisation de la communauté des Juifs de Ma- 
jorque. 

(Cité par RuUan, ihid,, t. i, p. 433.) 

N.* 33. — Aun. 1391. Art. I®"" d'un réglement pour le tissage de 
la laine et la fabrication de draps et de couvertures, promulgué 
par Francesch Qagarriga, gouverneur de Majorque. La fin de ce 
premier article est ainsi concue: «Les convertís á la foi cbrótien- 
ne du lignage des Juifs sont admis á exercer le métier de tisse- 
rand, qui pourra leur étre enseigné et montré, bien qu'ils soient 
du lignage des infideles. 

(Publ. par Rullan, ihid., t. i, append. 25.) 

N.** 34. — An. 1392 (25 mai): Ordre du gouverneur de Majorque 
aux Juifs et convertís emigres d'avoir á se présenter dans Tile, 
dans le dólai d'un mois pour y établir h uouveau leur résidence. 

(Cité par Rullan, ibid,^ t. i, p. 434.) 

N.' 35. — An. 1392 (3 juin). Ban du gouverneur de Majorque 
offrant 100 florins á celui qui découvrira Tauteur de quittances 
falsifiées au détriment des Juifs. 

(Citó par Rullan, ihid., t. i, p. 434.) 

N.*^>3a,— Ann. 1392 (16 juillet). Pardon general accordé parle 
roi Joan 1^ k tous ceux qui ont participé aux troubles de Tan- 
née 1391 et en particulier aux auteurs du pillage de la jui verle 
et du massacre des Juifs de Majorque. Les lettres de pardon, 
données k Pedralves (Gatalogne) le 16 juillet 1392, ne furent pu- 
bliées á Majorque que le vendredi 11 octobre de la meme année. 




94 BOLETÍN DB LA ABaL ACADBUrA DR L* HISTORIA. 



(Rullan, ibid,, t. i, p. 435.— Chronique de Salcet, apud Villa- 
ueva, Viaje literario, t. ixi, p. 225.)> 

Después de haberse indicada esle repertorio por el ilustre 
forel Patio, sólo faltaba que D. José Maria Quadrado, aprove- 
hándose de su inmensa lectura y acopio de docnmenlos hubiese 
razado un libro descriptivo al pormenor de los trágicos sucesos 
liciados en la judería de Palma el día 2 de Agosto de 1391, 
íCha bien asegurada por el relato de un autor (!) contemporá- 
eo de Salcet, y testigo presencial y verídico del color socialista 
ue lomarou tan pesadas revueltas. Bueu servicio, no obstante, 
restó á la historia el Sr. Quadrado con el articulo que tituló La 
wderia de la ciudad de Mallorca en 1991 y publicó en el 
lOLETtN de esta Real Academia |2j. Otros documentos bistóricos 
B la judería mallorquína, andan esparcidos en el Boletín de Im 
ociedad Arqueológica Luliann; y otros en otras publicaciones, 
jnque los más yacen inéditos. A los que tomó de Morel Patio 
i lievue dea Éludn juives, acaba de juntar uno muy notable [3J; 
las ninguna colección se aventaja á la del códice Pueyo, que 
\é hasta el año 1391 el nervio social, el tesoro y la égida de los 
ábreos mallorquines. 

UmdHd, 37 ds Abril de 1900. 

PiDEL Pita.— Gabriel Llabrés. 



[l) BOLBTlri, tomo xyi, páff, 435. 
:3) Toma il, pigioaB Wi-tlí. 

8) L'in*eDUire du mobil'er et de U bíbliotbíque d'un aiédecin jutf de UBJorqiM 
iiT.< liécle, Tomoa iiiiv, píg. 343-360-, ii, fiS'6l. Bl documealo ba «ido copl*^ 
r D. BstaulBlBO Agüitó y eaviado i la rednccián de la Snut, Estñ fe«bado en 6 de 
iTiembre de 13^ y doctamente estudiado por lí. Iirael Levl, do lin colabonciÚD d* 
> Srei. HlldsDflnger y Bacber. 



NUEVOS DESCUBRIMIENTOS EN AMPÜRtAS. 



49^ 



III. 



NUEVOS DESCUBRIMIENTOS BN LAS RUINAS DB AMPURIAS. 

A la Real Academia de la Historia. 

Excmo. Sr.: 

La Comisión de monumentos históricos y artísticos de la pro- 
vincia de Gerona, cumpliendo gustosa un deber reglamentario, 
tiene la honra de dar cuenta á V. B. del objeto y de los resulta- 
dos de la visita hecha por la misma á las ruinas de Ampurias en 
los días 19 y 20 de Febrero dltimo. 

El objeto de la visita era averiguar la importancia histórica y 
arqueológica que pudiera tener el hallazgo de restos de un gran 
edificio, y junto á él de inscripciones litológicas y otros monu- 
mentos de la antigüedad, realizado á fines del mes de Enero, 
hallazgo de cuya certeza se había previamente cerciorado. 

Constituida la Comisión en la meseta en que estuvo empla- 
zada la antigua ciudad y dentro el que fué recinto murado de la 
misma, se encontró con casi toda la extensión del terreno que 
había sido excavado, terraplenado de nuevo y puesto tan sólo al 
descubierto un pequeño espacio de unos 3 m. de ancho por casi 
otros tantos de profundidad y 7 ú 8 de largo en dirección de N. . 
á S. Siguiendo esta misma dirección se veían en el fondo de la 
zanja gruesas paredes, cortadas casi en su mitad por un estrecho 
pasadizo, y en el extremo N. un pequeño espacio cuadrangular 
con una piedra cuadrada en el centro, sin que en el fondo apa- 
reciera solado ni pavimento alguno. Los que habían practicado 
la excavación afirmaron que todo el espacio por ellos examinado, 
particularmente al O. de la zanja, está lleno de paredes y que 
en él hallaron los objetos que pasamos á reseñar, algunos de 
ellos existentes aún allí y esparcidos por el suelo junto á la zanja 
y otros trasladados ya á la contigua villa de La Escala, donde 
uvimos ocasión de verlos. 

Estos objetos son los siguientes: 



J 



BOLETfrr DB LA REAL ACADBUlA- DE LA HISTORIA. 



Restos arqulteotánicos. 

Dos capiteles dóricos iguales con su abaco, equino y collarines 
y coa parte de columoa estriada, labrados en piedra arenisca, 
uno de ellos algo deteriorado y el otro en buena coiiservacióu. 
Las dimensiones de éste son: altura total, comprendido el fuste 
de columna, 0,48 m.; abaco, 0,65 m. de lado; diámetro de U 
columna, 0,44; número de estrias, 20, 

Dos bases (?) cuadrangutares, de mármol blanco, con una sea- 
ciUa moldura en las aristas de su plano superior. 

Numerosos y variados fragmentos de pequeñas molduras, de 
mármol blanco, algunos cou adornos. 

Fragmentos de tejas planas y de antefixas, de barro común. 

Restos epigráficos. 

t. Pedestal de mármol blanco, de 1,45 m. de altura y base 
cuadraogular (0,77 X 0,49 m.) en perfecto estado de conserva- 
ción. En su frente, encuadrada por una moldura, se lee esta 
inscripción; 

IW- COR NBLI o 
W • F l L • G A L 
SATVRNINOPAT 
ABD'IIVIR -FLA" 
CVLTORES LARVM 

i¡io) Cometió Matt(ii) fit(io) Oaíferia) Saturnina pat(rotw) aed(ib/ 
'o) fiam(mi} cuUorea Larum. 

i puntos son pequeños y triangulares y las letras de buen 
, de la mejor ^poca imperial. La altura de éstas es varía; 
! la primera línea tienen 45 mm.; las de la segunda 40; lae 
1 tercera y coarta 30, y las de la quinta 35. 
Fragmentos de una larga inscripción, también en iná' 
o, cerrada superior é inferiormenle por una sencilla • 



NUEVOS DRSCUBRIMIBNT03 EN AlfPURIAS. 



497 



dura, de 0,74 m. de alto y de longitud indeterminada por fal- 
tarle el principio y el fin. De ellos algunos se corresponden, per- 
mitiendo leer lo que sigue: 



3 CORNELIA 



H5 • N • XL ►fl ET • AD . . 

r cc^'" * -^ 



ONSVI 



OK^^^ 






i>\ 









•f.'i 



Las letras son más grandes que las de la anterior, y, como 
ellas, del mejor estilo, y los puntos también pequeños y trian- 
gulares. 

3. Plancha cuadrangular, de piedra calcárea, de 0,34 m. de 
alto por 0,38 de ancho. La piedra está muy descascarillada y no 
deja leer más que lo siguiente de la inscripción que contenía. 

APPIO CLAVDIO 



■^ 



PVI 



4. Tres fragmentos de mármol blanco pertenecientes á una 
misma lápida, como lo justifica su espesor y la moldura que 
corre por detrás en sus bordes exteriores. Se leen las siguientes 
letras: 



■ •••••*• Att 



M 



NO 



PAT 



5. Fragmento de mármol blanco, con una moldura en su 
parte superior. Se ven en él estas letras: 



XNII^ 

NL CRE 
lOR 



I 



TOMO ZXZTI. 



82 



:r;'- 



^ 

M 



498 BOLSTlN DB LA RBAL ACADEMIA DE LA HtSTORIA. 

6. Fragmeoto de mármol blanco, y en él la letra 



7. Dos fragmentos de mármol ceniciento, que se correspon- 
den. En ellos se lee: 



Restos varios. 

Pequeños trozos de mármol, alguno al parecer de figura hu- 
mana. 

Dos de dedo, de una figura humana, de bronce. 

Restos de una charuera, de bronce, de grandes dímensíoDe?. 

E^queños trozos de bronce, en bastante uiimero. 

Varius agujas y alfileres de marfil. 

Algunas pocas monedas de cobre, mal consen 
yor parte del Bajo Imperio. 

Los restos hallados, si bien suficientes en conc 
sión para deducir con probabilidad de acierto, 
descubrimiento de las ruinas de un ediflcio piibl 
Ampurías, no lo son, sin embargo, para fijar i 
religioso de éste ni su importancia arquiíectónit 
excavación por obreros indoctos de la villa de Li 
dos para explorar el subsuelo de la ciudad con 
lucrar con la venta de los objetos antiguos que i 
con la obligación coBtrafda con el dueño de i 
como estaba, y dispuesto para el cultivo luego < 
exploración; las excavaciones no se extienden á 
des espacios del terreno alquilado, sino que se 
sivamente en pequeñas porciones de él rellenan 
huecos con las tierras que se sacau de los siguí 
zando así tiempo y trabajo. Por esta razóu la 
fué á costas de la Comisión con el objeto de p< 
quiera de lo descubierto, ya que todo el espacio 



^ 



IMIENTOS BN aHPURIAB. 499 

sido rellenado de nuevo días antes de la visita. A ello se debe 
qae los resultados de la misma no hayan .podido ser más precisos 
Y concluyentes. Tambiéu resultaron ineficaces cuantas gestiones 
se hicieron para adquirir con destino al Museo Provincial los 
restos encontrados, por el precio exorbitante que por ellos pidie- 
ron sus poseedores. 

Aprovechando la oportunidad que se le orrecfa, visitó la Comi- 
sión el conocido mosaico representativo del sacriñcio de Ifigania, 
teniendo el sentimiento de consignar que su custodia está muy 
abandonada y que todOR los días es mayor su deterioro, y reco- 
rrió las casas de varios particulares de La Escala que se dedican á 
buscar y vender objetos procedentes de las ruinas de Ampurias. 



90 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

La mayor parte de los que se la pusieron de manifiesto soa 
e hallazgo frecuente y de ellos se conservan numerosos ejem- 
tares en el Museo de la provincia; otros prcsenlabAn algnna par- 
cularidad que los hacía míis estímableí^. De ellos pudieron com- 
rarae los!>iguiente9. 

1. Pequeño fragmento de lápida con caracteres ihéricos, en 
láruioi blanco.. Las letras están hechas con trazos rectilíneos, 
ñámenle labradoii y tienen 0,025 m. de altura; los puntos que 
iparan las palabras son pequeños cuadrados, con un corto 
péndice terminado en un punto redondo en cada uno de üiis 
ngulos. (Véase el fotograbado de la página anterior.) 

2. Cráneo humano, en buena conservación, sacado de una 
}pultura antigua. 

3. Gran vaso de barro común, del tamaño ordinario de las 
nforas, pero con una boca circular bordeada de un estrecho 
ibio, en su parte superior, y á poca distancia de ella, dos pe- 
ueñas asas. 

4. Vaso en forma de jarro con pie y dos asas, de barro 
}mün. 

5. Otro más pequeño, de distinta forma, también coa dos 
sas y de barro común. 

fí. Olla de barro comiin, con dos asas. 

7. Pequeño vaso con pie y sin asas ni cuello; boca estrecha 
¡uicho labio en sn parte superior. Barro comün. 

8. Grosero ungOentarío de barro comiin con pie, doe asas y 
sncillos adornos circulares en el cuerpo. 

y y 10. AnteBxas de barro común é iguales dibujos en re- 
ove, una de ellas con un buen trozo de imbrex. 

1 1. Lucerna de barro común, de una sola mecha, redonda y 
)n asa, en su parte superior una palma 6 ramo en relieve. 

12. Lucerna de barro común, de forma alargada, con uua 
)la mecha'y con asa; en su parle superior, flor abierta en relieve, 

13. Fragmento de un vaso de barro común, con una cabeía 
irbada en relieve. 

14. Pequeño ladrillo rectangular (0,036 X 0,022 m.), de barro 
)mún, 

15. Ungüentarlo de barro fino, con adorno de tfneas ho 



NUEVOS DESGUBRrMIBNTOS EN AIIPURIAS. 501 

tales BD negro en la base del cuello y en los comienzos de la 
panza. 

16. Pequeño lecito de barro fino, con'restos de figuras pin- 
tadas en negro. 

17. y 18. Pixis (?) siu tapa, de barro fino, pintada interior y 
exteriormenie de negro, de distintas dimensiones. 

19 y 20. Fragmentos de vaso de barro fino rojo con las siguien- 
tes marcas respectivamente GRISP y CRESTI. 

21. Fragmento de vaso de barro fino, pintado interior y exte- 
riormente de negro. En su fondo, repetida cuatro veces la 
marca C« 

22 á 26. Cinco agujas de marfil con orificio en su parte su- 
perior. 

27 á 29. Tres agujas de marfil (acus crinalis?), 

30 y 31. Dos plaquitas de marfil, para aplicarlas como ador- 
no, representando aves. 

32 y 33. Otras dos plaquitas, con igual objeto, también de 
marfil, representando genios alados. 

34. Pequeña llave de bronce. 

35. Fragmento de una cerradura de bronce. 

36. Gucharitas de bronce. 

37. Larga agujas de bronce con orificio en su parte superior. 

38. Pendiente (?) de bronce. 

39. Pajarito de bronce, con asa supina para colgarlo faequi-- 
pondiumj {?). 

40. Punta de lanza de bronce. 

41. Hoja de cuchillo de bronce. 

42. As ibérico de Bílbilis. 

43. Quadrans ibérico de lose. 

44. Moneda de cobre, de hallazgo frecuente en las ruinas de 
Ampurias, hasta hoy, que sepamos, no clasificada. 

Algunos objetos más se hubieran comprado á ser sus dueños 
menos exigentes, entre ellos dos fragmentitos de inscripción ro- 
mana, en mármol blanco, que obran en poder de D. José Olive- 
ras, de La Escala. En ellos se leen las siguientes letras: 



C 



502 



BOLBTÍN OB LA RBAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 



IHlkéUlUt^ \ \ltiiHHi 



/i/i/ /ii Bzo SI ^//^// 1 < 



///i/(/VI R. ATV//i//iii 



<///! iniiO N Oitiiituiiii 



tuiítttiiiiiittltiintéhtttítti 



iiiimti K.lniéíin miiHi 



KVKjimitiiin* 



Patrov/ 



fétiii' 



Esto es cuanto la Comisión tiene la honra de someter al supe- 
rior criterio de esa Real Academia, acompañando para mayor 
ilustración de lo expuesto, planos del corte horizontal y del 
frente del pedestal y capitel mencionados y fotografía del frag- 
mento de lápida ibérica comprada, no pudiéndolo hacer decal- 
cos de las restantes inscripciones por habérsele presentado para 
sacarlos dificultades insuperables. 

Dios guarde á Y. E. muchos años. 



Gerona, 30 de Abril de 1900. 



El Vocal-Conserrador, 

Joaquín Botet y Sisó. 



IV. 



LÁPIDAS INÉDITAS DB MARCHÁMALO, CÁCBRES, FALENCIA T LUGO. 

Marchámalo. 

A mano derecha del rio Henares está situada esta villa me- 
dia legua al Noroeste de la ciudad de Guadalajara. Dentro de 
su término, unos 2 km. hacia el oriente y casi otro tanto se- 
parado de la vía férrea se halla el despoblado de San Pedro , de- 
nominado también el tesoro, donde aparecen grandes piedras la* 
bradas y hondos cimientos de antigüedad remotísima. ¿Sería la 
estación de Arriacaf Para reducir esta estación á Guadalaj 
hay que rebajar cinco millas de las contadas á partir de A^' 




LAPIDAS ROMANAS. 



503 



por el itinerario de Autonino. Lo cierto es que hace sesenta años, 
se extrajeron del tesoro muchas lápidas epigráficas, extraviadas 
ahora ó destruidas, menos una que felizmente se conserva, y se 
colocó entonces en el mismo sitio que hoy ocupa, pero ya muy 
deteriorada por la intemperie del aire libre y el roce de los tran- 
seúntes. Diósele y tiene el destino de asiento, en la Plaza de la 
Constitución, junto á ]a puerta ó entrada de la casa número 14» 
propiedad de D. Miguel López y Sanz. £1 ilustrado maestro de la 
villa, D. Hilario Beltrán, ha participado estas noticias al docto 
correspondiente de nuestra Academia D. Gabriel María Yergara, 
enviándole un calco de la inscripción y significándole además, 
que á la piedra falta la cabeza ó comba de medio punto, que se le 
cercenó á raíz de su descubrimiento. El Sr. Yergara, participán- 
dome los referidos datos, me ha remitido el calco. Mide tan inte- 
resante lápida 1 ,20 m. de alto, 0,58 de ancho y 0,33 de espesor. 



T • ABMIL 
lO -Q • F -S 
E V B R o • 
AN • LXXV 

H * 8 i ///////// 

ABMILIAE 
C H B S I AG 



A -B • 2 O S 
I M B • AI 
L X • H I C 
SITA • C 
V M • F I L 



I A • S V A 



K> 8 •! .8 .T.T.L 



Tfito) Aemilio Qfuintij f(ilio) Severo an(norum) LXXV. S(ie) afUus) 
[e(8t). 8(ü) t(ibi) t(erra) Ifevis)]. 

Aemüiae Chresime, 

Ate(ia) Sosime anfnorutn) LXX, hic süa cum filia sua, H(ic) s(ita) 
e(8t). S(it) t(%bi) t(erra l(em8). 

A Tito Emilio Severo de edad de 76 años. Aquí yace. Séate la tierra 
ligera. 

A Emilia Orésima. 

Ateya Sósime, de edad de 70 años, aquí está con bu hija^ Aquí yace; 
séate la tierra ligera. i 



La inscripción ocupa la mitad superior de la estela. Esta debió 



504 BOLBTÍN DB LA RBAL ACADBMIA OB LA HI8T0K1A. 

clavarse en el suelo y revestir la forma de la de Arganda (t) y de 
no pocas de Talavera de la Reina (2), que están coronadas por 
una rueda ó disco sideral sobrepuesto no rara veza la media luoa, 
indicando tal vez que las almas humanas, libres del cuerpo terre- 
no, transmigraban á la región de los astros. Tal fué la religión de 
los coltogalos, como lo testifica Julio César. 

El sepulcro, al que esUi piedra servía de tapa, era trUomo, 
ó cobijaba tres cuerpos: el del padre, el de la madre y el de la 
hija. Esta mandaría elevar el monumento, dejando un hueco 
para poner su nombre después de haber fallecido, y por esto no 
se consigna su edad. 

Los sobrenombres Chreaime y Sosime son griegos. No es, pues, 
extraño que la primera S del segundo tome la ñgura del alfabeto 
helénico. Ya hice notar (3), hablando de las lápidas de CompUilo, 
ó de Alcalá de Henares, la frecuencia con que en ellas se repiten 
semejantes vocablos: Eclectua, Euthenia^ Ilelpis^ PolychronuSy 
Polydeuces^ Pyramis^ Sosumus. 

En la villa de Torres, distante una legua de Alcalá* se halló un 
epígrafe (3044) curiosísimo: 

Domitia \ Fmeina | Fusci Me \ tturieum \ /. h. s. e. a. 1. 1. 1. 

Domicia Fascina, hija de Fosco, de la gente de los Mettáricot, aquí ya4». 
Séate la tierra ligera. 

En otros dos de Perales de Milla (G310. 6311) se han dadoá 
conocer los nombres de las gentes Eturico(m) y Uloq(umj, Los 
idiomas nativos de aquellos indígenas que poblaban las hermo- 
sas riberas del Manzanares, Jarama (SarambaJ y Henares, debían 
luchar entonces con el latín y el griega, como ahora el vascuenee 
con el francés y el castellano. Murieron; pero dentro de un siglo 
habrán resucitado á la luz de la Epigrafía. 



(1) Boletín, tomo zix , pá^. 455. 

(2) ídem, tomo ii, páginas 272, 274 y 278. 

(8) ídem, tomo vn, pág. 58; xti, 577; xxiii , 502. 




LÁPIDAS ROMANAS. 505 



Cáceres. 

En el térmiDO de esta ciudad, y en el cortijo distante de ella 
tres leguas £^1 Mediodía, denominado Casas altas de la Ventosa^ 
que posee el Sr. Marqués de Gastroserna, se encontró hace mu- 
chos años una importante ara inédita que trae el nombre de una 
divinidad, hasta hoy no conocida en España. Es de piedra 
berroqueña, y mide 1,24 m. de alto por 0,63 de ancho. Tiene 
seis renglones de inscripción; de los cuales el postrero se ve gra- 
bado en el zócalo; los demás ocupan la faz del neto, pero no toda, 
porque debajo está eflgiado uu toro ó novillo puesto de lado en 
pie y mirando á la derecha. Las letras son toscas y típicas del pri- 
mer siglo, representándose la A sin travesano, la E por IT, la F 
por II, la y con ángulo curvilíneo á manera do U. 

M • I ' A I// I V 
sen LSVS A 
RAM QVA//, 
D O N A V I T 

D V L O V I O 

(toro) 

«;/ OS- ANIM /;//# 

Mfareus) Fabius Celnts aram qua[m] danavit DuUmo pas(uU anim[o 
Ifibens)]. 

Al dios Dnlovio, á quien la donó, la presente ara erigió de buen grado 
Marco Fabio Celso. 

En dos lápidas de la Galia Narbonense (1) se escribe respecti- 
vamente Dulovio y Dullovio el nombre de este numen, céltico al 
parecer. La raíz dull 6 dulj quizá se oculta en las diferentes for- 
mas nominales del dios lusitano Endouollico, EndouolicOj Eno^ 
bolico, Endouellieo^ Endouelico^ Indoueleco^ Idouelleco; forma 

(1) H Obner, Mtmvmtnta Hnfuae ItericM, pég. 268. Berlin, 1896. 



506 



boletín de la REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 



esta última que se aproxima á la que ostenta el dios gallego 
Edavio en su ara de Caldas de Reyes (1). Más clara se advierte 
la raíz de DuUovio en el nombre de otras divinidades de Falen- 
cia, de las que luego hablaré. 

La misma raíz aparece en varios nombres de personas: Davüo, 
genitivo Dovilonis, en Yillanueva de la Sierra (802), que dista 
cinco leguas al Norte de Coria; Duelo y gen. Duelonis en Tala- 
vera la vieja (2). 

Lo tosco de las letras y lo gastado. de la piedra consienten que 
se lea el genlilicio Aramoun[icfuin)] en vez de aram qtia[m]. 

El ara de Dulovio se llevó á Cáceres y está tendida boca arriba 
y expuesta á la intemperie en el patio de la casa del conde de 
Adanero. En esta casa permanecen otras cinco lápidas romanas, 
que reseñó Hübner bajo los números 695, 697, 703, 709 y 714. 
La primera (3) es importante desde el punto de vista histórico y 
geográfico. Justo seria que las seis y todas las demás romanas, 
que andan esparcidas por Cáceres y sus afueras se trasladasen al 
Museo provincial. La Comisión de monumentos que tan bella 
muestra ha dado, este año, de su inteligente actividad (4) explo- 
rando los de Alcuéscar é Ibahernando, sabrá disponer y obrar lo 
que mejor conviniere. 

Dos epígrafes apócrifos ó espurios, fabricados ineptamente 
para mentir soñadas glorias de Cáceres, reseña Hübner en su 
Catálogo (21* y 70*). A ellos hay que añadir el siguiente, del 
que me ha enviado copia el Sr. Llabrés: cD. m. s. | Gn. Marco 
Stertinio | D. omnib. dilectiss. bel. | cont. Sertor. ocub. | Bame- 
lia Marciae f. | infausta cip. h. f. | S. t. t. 1.». Lo registra y da 
por verdadero D. Juan Rodríguez de Molina en su De^cripdán 
de Cáceres. 



(1) C. I. L., vol. 2, núm. 2.548. 

(2) BOLSTÍN, tomo XI, pág. 861. 

(3) QfuinW Norb(anoj Q(uiHti) /(ilioj [Serígiaj] \ Capitoni a$dtiUj II vírroj \ Smlpi 
da Fausta solera] \ et Julia Quintilla \ uaor, 

(4) BoLKTÍN, tomo xxzYi, páginas 409, 410 y 448. Por error de imprenta oq esta úl- 
tima página (líneas 18 y 21) se esUmpó f^Vl^lky^pron^ndunsj» en lugar de «VIB"*^"" 
p^onsndumjM 



LÁPIDAS ROMANAS. 507 



Palenoia. 

Lápidoi votivas, Eotre las muchas lápidas romanas que se 
han dado á conocer en Falencia (1), una votiva (5761) tan sola- 
mente ocurre (2). 

La dedicada al Numen de las aguas termales (5760) y traída 
al Museo arqueológico nacional de Madrid, se descubrió en Baños 
deCerrato (3). La que, escrita por ambas caras se dedicó alas 
Ninfas (4) y se conserva en una de las capillas de la iglesia de 
San Pablo, hallóse en Villabermudo cerca de Herrera de Río 
Pisuerga. Mas ahora, de tres votivas inéditas y de otra, proba- 
blemente geográfica, me participa el hallazgo venturoso D. Fran- 
cisco Simón y Nieto, asiduo correspondiente de nuestra Acade- 
mia. «Recogíy dice (5), y tengo en mi poder cuatro aras en que 
reparé hace dos años al abrirse los cimientos del actual Novi- 
ciado, que tienen las Hermanitas de los Pobres, á espaldas de la 
catedral. Se descubrieron á cuatro metros de profundidad entre 
cenizas y carbón y restos de construcciones romanaSf en las que 
no escaseaban gruesos muros. Allí recogí también una hermosa 
colección de vasijas iberas (Pierre Paris) pintadas que conservo 
para el Museo; y allí, finalmente, un hermoso fragmento de ins- 
cripción, que no sé si es votiva, y cuya impronta igualmente 
acompaño.» 

La más pequeña de las cuatro aras carece de inscripción; mas 
tiene toscamente esculpidas tres figuras de mujer en el frente, 
dentro cada una de su correspondiente hornacina. Las restantes, 
ciertamente votivas, están dedicadas á ignotos númenes, quizá 
representados por aquellas figuras. 

1. «Es de piedra extraña á este país. Algunos canteros la tie« 



(1) Hübner, 2716-2726, 5780-9761, 8764-5772. Bolrtín, tomo xxvi, pá^ints 62-73. 

(2) ViefoHoé AMgniti | Tfihuj Calpurnims Pronto vTotumj 9folvüj Uibena) Wérito). 
(8) Otra sepulcral apareció, no há mucho, en esta localidad. (Boletín, tomo xxxiii, 

P^. 851.) 

(4) BoLBTiif, tomo xzvi, pág. 68. 

(5) CarU del 4 de Abril de 1900. 



^ 



1 



508 aOLKTÍN DB LA REAL ACADBHIA DE LA HISTERIA. 

nen por piedra de Zamora.* Mide el cuadro epigráfico 33 cni. de 
alto por 30 de ancbo. Letras altas 0,055. Puntos triangulares. 

CL • LATTV 

RVSDVL 

LIS-VSL- 

Mx^^ 

CÍ(<mdÍMi) Lattunu DuiUü v(otum) »(oMi) ¡(iben») m(eriío}. 

Claudio Laturo á las Dnflas cumplió de buen grado y jnBtaiDeDte el 
voto que les babi» hecho. 

Las letras ibéricas qg, que siguen á las romanas pudieron aúa- 
diree por el dedicante, para marcar algo de su parentela, ó nom- 
bre gentilicio, ü otro complemento del letrero latino (I). 

El cognombre Lalturua, comparable á otros ibéricos (3), clara- 
mente se lee en la inscripción. En una de Zaragoza (2999) com- 
parece [Áeatijvus Lattn[uri, Ticeni filiuif]. En otra de Turia 
(C. I, L., vol. V, 7.091) Lattus Puri f(iliiif). 

Las letras XM one parecen indubitables. No es estraño que se 
veaa en Paleucia aumentando el radío de la epigrarta ibérica, 
así como lo han hecho las de Asturias (3) y Galicia (4). De aquí 
resulta cierta probabilidad para poder atribuir á Ledesma, cercí 
de Salamanca, las moneiias (5| que traen la leyenda 

l e d i s ama 



ti) Compárase La gallegí (353^): DiU CeceaUÍ» iriba Varau AaMH. Bl Toctblo irih 
parece ludicar la Idea de pomll 6 totum toMI. Véase Bdemís 1> (¿sera de Pandn dt 
Nbv» «d el tomo xin del BolbtIn, p^. 329. 

(Z) Atturtii, Aelnra. Astar, Cutnrit. Catiiro, Coroturu, Mtlttiricum, UtUttrra, T*n, 

(S> BobMTlH,xil,pifflaaa 226-246. 

(1) ídem, un, 415 426. 

(S) HUboer, Vsotfnwnto H»gtiú4iitrleai, núm. 68. 



LÁPIDAS ROMANAS. 509 

El Dr. Hübaer me avisa que ea su concepto la segunda letra 
ibérica puede estimarse resultar del nexo do VI. Bajo este su- 
puesto, la primera tampoco seria ibérica, sino ligatura de EX, 
debiéndose leer ex vifsu)^ es decir, por visión ó aparición de los 
númenes, á quienes el ara se consagró. Menos probable me pa- 
rece esta interpretación que la que llevo expuesta. 

2. «Es de piedra del país, sacada de una cantera distante de 
Falencia 10 ó 12 km.» Mide 0,35 m. por 0,27. Letras altas 0,04. 
Los tres renglones primeros están, en parte, mellados\ 

A N N I V s 
AT R K VS 
C AB R R I 
AFRIC/^I-P 
DV I LLI S 
V -S • L • M 

Annius AtreuSy Oaerri AfricaniffiUui), Duillia v(otum) sfolvit) l(%ben$) 

mferito). 

Annio Atrae hijo de Gerrio Africano camplió bu voto á las Dallas 
gustoso y merecidamente. 

Suena por vez primera en lápidas españolas el nombre 
ibérico Caerrius. Era conocido el de Caería Severa (832). Pro- 
bablemente las dos formas son una misma con diversa pro- 
nunciación de la R. Así los Cerretani de Plinio y de Silio Itáli- 
co, KEp^7)tavo( de Estrabón, son los Kep7)Totvo{ de Ptolomeo, Cereies 
de Avieno. Sospecho que Caerritis se enlaza con el nombre del 
río Carrión.y el del valle de Cerrato, poco distante de Palencia. 

3. «Este fragmento es de una piedra margosa del país muy 
blanda.» Dimensiones, 0^20 x 0,33. Letras altas, 0,55. 

iiliiiiiiittliitniíiii 
tltiiéii A tulithilli 
SER«V«S«L-iW 

.„.A[ní((mii) FlavinifJ 8er(vu») v(otum) 8(olvit) Ifibens) mferito). 

A las Doilas cumplió gustoea y merecidamente bu voto,... siervo de A... 



e 



MO BOLBTtH DB LA RSAL aCADIMIA DB LA HISTORIA. 

Las Duilas erao tres, seguí) parece iodicarlo la [ñedra eical- 

" ~C3. Para que no leamos Duí11)|í)b parece que dos previene la 

lunstancia de no estar prolongada la segunda t, ni seguida 

una pequeña t, como acontece eu las deidades tutelares 
VGliS (Lougiis) de Agreda (5797), sin duda equivalentes i las 
povíbui de Osma (3818). Importa, no obstante, advertir qne la 
na de estos vocablos no marca el género, á no mediar una 
ie escultórica ü otro vocablo determinativo: ñiatribtu Brigia- 

Matribua GaUaicis (^776, 6338 bj en Glunia. Las Matrts 6 
ironae, á cuyo género creo se han de reducir las Duiüae eran 
genios hembras, protectores del sitio, persona ó comunidad 
ícada por el nombre propio. Así eo Ossuocio, cerca de Tre- 
;zo sobre el pintoresco lago de Como, una inscripción vo- 
■ (I) expresa la dedicación: Matronis et Geniis Ausucialñim . 
« un Antonio Flavino hay memoria (5678] en Falencia. 
ápida ¿geográficu? La piedra de estu fragmento salió de la 
ma cantera que el niim. I. Dimensiones, 0,25 m. de alio por 
) de ancho. Letras bellísimas del primer siglo, altas, 0,07. 



TCOR 
AQ^VI 



n el renglón primero sólo aparece el asta do la R. Bu el ren- 
1 tercero la corladura dejó visibles los ápices í^uperiores de 
M, cuyos ángulos manifiestan haber tenido esta letra la 
ma altura (0,07) á que alcanzan las letras QV, debajo de las 
les asoma, 
tras Mpidas de Falencia (2) muévenme A conjeturar ijuch 



LÁPIDAS ROMANAS. 511 

presente diría: T[ito) CorfnfelioJ ] Aqui[flav(ien8i) anno- 

rujtn 

EstampiUiís de cerámica. Los números 1, 3, 5, 7, 8 7 9 ha ce- 
dido el Sr. Simón 7 Nieto al Museo municipal , 7 guarda en su 
poder los demás ejemplares. Todos ellos los descubrió practicando 
excavaciones en un gran cementerio romano , CU70S vestigios se 
hallan al Sur de la ciudad, junto al trazado del camino de hierro. 

1 . PlatOy ó pátera, de loza finísima* 

ANILLE 

2. ídem, id. 

AVILLB 

AmU(iu8) E(rw). 

En otra de Ampurias (6257, 72) se lee Eros \ Avillius. Sin duda 
es la fábrica del mismo alfarero. 

3. Plato fino, torneado. 



4. ídem, id. 

Valeriana 

5. Plato grosero. 

6. ídem, id. 



VALEkA^I 



VALERIATÍ 



OP VI ACI I R 



OF • VIAC 

Of(ficina) Vi(biifí AeerfdonisfJ. 

7. Taza fina. Compárese la estampilla Emporitana 6257^319, 
que da la forma Senecio. 

iiiENIClO 
[SJenicio. 

Senidón lo hizo. 



8. ídem, id. 

VetfHi) Lug(i). 
De Vettio Loso. 



VI-IT-L-V-S 



n 



512 BOLETÍN DE LA BBAL AGADBMlA DB LA HISTORIA. 

9. Tacita fina. 

o MR 

O(fficina) MarfianifJ. 
Oficina de Mariano. 

10. Hermoso vaso, que representa cuatro 'escenas de la vida 
campestre. Una mujer que siembra, y cinco varones : dos empa- 
ñando rastrillo, dos á la sombra de un árbol y otro beodo con 
una bota en la mano. Esta composición es probablemente alegó- 
rica de las cuatro estaciones , comenzando por la siembra y aca- 
bando por la vendimia. En la estampilla están atada.<t la a y la f. 

o APR] 

O^fficina) Áfri, 

Otro ejemplo de esta marca se halló en Citania (6257,6) de Por- 
tugal; y asimismo en León (6257,7), si bien el texto de este últi- 
mo se ofrece con ligera variante. 

11. Vaso, en que se figura de relieve una bacanal. En la es- 
tampilla se ven atadas la r y la n. 

op . CORNIÍ 

Off fiema) Carne f lianif J. 

Los ejemplares siguientes son de vasijas comunes , sin adorno 
que de notar sea. 

12. Están atadas las tres letras avr. Registrado por Hüboer 
(6237,908). 

op . LAVRI 

13. Hay otro ejemplar en el Museo nacional de Madrid 

(4970,465). 

OP'- SBMP 

Of(fieinaj SempfronianiJ, 

14. Análogo al Emporitano 6257,40. 

OP • CAS 
Offficina) CaB(H). 




LÁPIDAS ROSIAMAS. .^Il{ 

15. Análogo al 4969,5. 

AE • P 

16. Análogo al 6257,87. 

CARVO 

Caru(8iif) o(fficina), 

17. Análogo al 6257,42. 

CBL 

18. Análogo al 6257,51. 

M • CORE 

» 

19. Análogo á los ejemplares 4976,4 y 6246,28. 

GALII 

Qale(riaf}. 
20. 

MATERNI 

21. Análogo al 6259,15. 

PA • OCT • R 

Pa(ull\f) Ocf(ami) Bfusticif). 

22. No tiene punto de separación. 

PE Q_y 

Píuhliif) Equ(itiif). 

23. Análogo al 4970,385. Están ligadas la d y la b, la l y la p. 
' ^La I toma la forma de y, como sucede en otras inscripciones: 

Anthymus (152), Phylargiris (2259), CaUyroe (6174), etc. 

PHYLADBLP 
Fhyladelp(hi), 

De Filadelfo. 

24. Análogo al 6260,13. 

M • Q • R 

Mfareuaf) Q(uineHu8f) R(ufiot). 

TOMO 1ZXT1. 33 



/ 



1 



514 boletín de la rbal agadbiiia ob la historia. 

25. Otro ejemplar ideático existe en Tarragona (4970,485, 
conociéndose por otros que se trata de la alfarería de un Sextío 
Afro 9 tal vez el mismo que á secas se dice Afro en el núm. 10 de 
esta serie Palentina. 

SEXTI 

8exti(i). 

26. Análogo á los ejemplares 6257 217, 218 7 219. 

iWOLVSB 

« 

M(arcu8) Volusefnna). 
Marco Volusena. 

El ejemplar Emporitano escribe Volasenna^ pero el Palentino 
se acerca mejor al tipo Volusius^ del que tomaron denominación 
los dos emperadores, Galo y VolusianOy padre é hijo, de los cua- 
les hay monumentos (4787, 4859) en Portugal y Galicia. 

Lugo. 

En la Puerta nueva y al Norte de las murallas de esta ciudad, 
que son fecundo é inagotable venero de epígrafes romanos (1), 
cuatro inéditos ha visto y nos envía de ellos excelentes calcos don 
Bartolomé Teijeiro. 

1. Dimensiones: alto 0,68; ancho 0,39. Letras altas 0,04. 

D • M • s 
valbkiab -fron 
tillab«an*xxii 
piltae • sancti 

5 SSIMAB • DISC* 

PVLAB • CARIS 

simab*m«val 

pronto • lvsi 

TANVS 



(1) BoLBTiM, tomo xu, páffinas 95-96, 851 ; zxix, 262-284. 



LkPlOAB ROMANilS. 515 

J>(i$) Mfamhm) B(aenm). Valeriae jFV-on^iilce mn(narum) XXII, flliae 
$ameii$9imae, dimí^H¡ae commiae, M(arem) Vákrim Fronto Lutütmm 
/(aeiendum) e(uravit). 

Consagrado á loa dioses Manes. A Valeria Frontiia, de edad de 23 afioa, 
hija santísima, discipola carísima, esta memoria erigió su padre y maestro 
Marco Valerio Frontón Lusitano. 

Tieae esta inscripcióa el mérito de ser geográfica , como la del 
faro de la Coruña, labrado ó restaurado bajo la direccióa del que 
en ella (2559) se nombra CfaiusJ Sevius Lupus archüectus Aemi^ 
niensis Lusitanus. 

Valerio Frontón fué probablemente hermano de Valerio Fanes- 
ter. Este estuvo casado con Emilia Homulina, la cual murió en 
edad de 30 años (1). El cognombre FrontiUa sale por ve2 primera 
en lápidas españolas. 

El haber tenido Valerio Frontón á su hija por discípula se ex- 
plica naturalmente. Quizá fué maestro de Latinidad y Retórica 
(ludimagiater) en Lugo. 

2. Mide 0,82 de alto por 0,52 de ancho. Letras altas 0,07. Pun- 
tos triangulares. 

D • M • s 
c A s s 1 A B 
ANTIPATRAB 
iiiSBPTIMIVS 
5 HERMBROS 

AVG»LiB- CON I VGi 
CASTiSSIMAE 
QyMQVA-V A-XXIIII 
B • M • F 

DfU) JifanibuaJ B(acrum). Cassiae Antipatrae [Zfuciuajf] S^imim 
Sermeroa Aug(u8ti) lih(ertm) coniugi castisiiinae, cum qua v(ixU) a(nno$) 
XXJUl b(ene) m(erenH) f(ecit). 



(1) BOLvriif, tomo zii , pág. 96.~Habneri nám. 5645. 



516 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA. 

Consagrado á los dioses Bfanes. A Casia Antípah« hiao este monniaeiito 
Lado Septimio Hérmeros, lil^erto del César. A sa benemérita, rastfñhns 
esposa, con la coal yítíó 24 afioB. 

En Tarragona M(aTCO) S(eptimio?) Hérmeros consagró una ara 
votiva (6077) á la diosa Tutela de aquella ciudad. Conócense un 
Elio Hérmeros en Valera la vieja (3181) y un Varviofl^rmcrosen 
SaguQto (3944). Antipatra, también griego, es cognombre que 
hasta hoy no había registrado la Epigrafía española. 

3. Fragmento, alto 0,?5; ancho 0,49. Consta de tres renglo- 
nes^ cuyas primeras letras están cortadas de arriba abajo, y asi- 
mismo la letra ultima del primero. Altas 0,55. 



. . . .(VLHNI- AN*XXX 
. . . .(bVLKNI • A/'XX- 



VLHNI • AN • XII 



[BJuleni an(norum) XXX. Buleni anfnorumj XX [BJuleni an( 
rum) XII, 

A Bulen de 30 afios. A Balen de 20 años. A Bulen de 12 afios. 

Es posible que antes y después de la lista de estos tres nombres 
de mujer hubiese un letrero que determinase la condición de su 
familia. En Lugo hay el epitafio dedicado á Elia Lidén (Aeliae 
Lydeni) á quien su esposo Fausto, hijo de Avito, lo dedicó (2587). 
Gomo del vocablo griego Lyde (1711 , 4448, 4454), es decir^ Avíi{ (Li- 
dia) se derivó el dativo Lydeni y de Tyche ("^x^, fortuna), Tychen 
6 Tycheni (5833), así parece también que de Bule (?^M) debió sa- 
lir el que tres veces en esta lápida se^ repite. Compárense los fe- 
meninos Bileseion (3537) y Bolosea (440, 834, 881). 

El estar cortada á mano izquierda la piedra da lugar á suponer 
que el nombre en cuestión fuese OhiUenej suposición que confir- 
man los geográficos de Ohulco (Porcuna), Obulcula (La Moncloa 
entre Carmona y Ecija), ''OpiXa (Avila?) de Ptolomeo. 

Era Lugo capital de los Coparos^ como Nemetobriga (Santa 
María de Tribes) de los Tiburoa y Astorga de los Arnacos. Por 
debajo de los elementos romano y griego se descubren á lo meior 
los célticos é ibéricos, según es de ver en la inscripcióa sigui^ 



LÁPIDAS ROlfANAS. 517 

4. Alta 0,39; ancha 0,49. Letras altas 0,07. 

CARA • VE 
SVCLo . TI 

B-ETOVECI 

Cara Vesuelo(fH) Tib(ura) Etaveci. 

Cara de los Vesados Tlbara, bija de £toyeco. 

. Probablemente Vesuclo indica el nombre de la gentilidad in- 
dígena, como Vailico^ Attesuclo y Táurico en otras lápidas (2771, 
5814 y 6295). En el renglón postrero la B no es del todo segura, 
por la contusión ó desgaste que ha padecido. Puede leerse D, con 
significación de d(omo)^ es decir, solar, domicilio ó patria, como 
acontece en la inscripción de Popilio Hirsuto (1) hallada en Santa 
María de Tribes, ó en Nemetohriga, capital que fué de los Tíburos. 
Una plancha de cobre, descubierta en Astorga, que encierra 
grande interés etnológico, demuestra cómo en 11 de Julio del 
año 152 de la Era cristiana se mantenían con todo su vigor las 
-divisiones indígenas de las gentes, gentilidades y familias anti- 
quísimas del Noroeste de la Península y anteriores á la domi- 
nación romana. En esta plancha ó tésera de hospitalidad y con- 
federación actúa Antonius Arquius ex gente Visaligorum. Este 
último nombre bien pudo, por la raíz de su primer elemento» 
corresponder á VesuclofmJ, En Ejea de los Caballeros fué sepul- 
tado (2981) Lucio Postumio Flaco ViscLeeiensia 6 Visaeclensis. 

Madrid, 26 do Mayo de 1900. 

Fidel Fita. 



(1) BoLBTíM , tomo zxvíii, pág . 523. 



1 



518 fiOLBTÍN DB LA IIBAL ACADBMIA DB LA HISTORIA. 



V. 

NUBTAS INSCRIPCIONES CRISTIA.NAS DE EXTREMADURA T ANDALUCÍA. 

Mórida. 

1) Al reconstruirse recientemente la casa de la calle de San 
Salvador, números 2 y 4, propia de D. Fernando Pérez de la 
Cruz, hallóse una pequeña lápida de mármol blanco, de 0,25 m. 
de altura por 0,40 m. de ancho, en que se ve trazada una cruz de 
0,10 m. de altura, que ostenta el alpha y omega á uno y otro lado 
respectivamente, y por bajo la era. 

a f (O 
ccccxxvi 

Avalora esta inscripción su remota antigüedad, pues las dos 
que de más larga fecha aparecen en la colección de Hübner 
(I. H. G.) corresponden á las eras 503 y 504 , pertenecieado á la 
426 (año 388) la que nos ocupa. 

2) Fragmento de mármol blanco, de 0,14 m. de ancho por 0,23 
de alto, hallado en la estación del ferrocarril juntamente con 

otros dos fragmentos de inscripciones romanas. 

« 

RNINVS 
AMVLV 

T ANN 
£ i i i i é / 

[8atu]minu8 lf]amulu[8 Dei vixijt annfos) 

Satnmino, BÍervo de Dios, vivió ... afios..... 

El nombre de Saturnino, penitente, aparece en Mérida (Hüb* 
ner, I. H. C, 33) en una interesante lápida que se conserva en 
aquel museo. Otro Saturnino, presbítero, conocemos en SeviUa, 
en la iglesia de San Ildefonso (Hübner, 69), lápida citada por 3 
antiguos autores y en cuyo contenido bien pudiera encajar e 



NUBVAS INBcniPCIONBS DS BXTBBUADDHA T ANDALUCÍA. SIS 

fragmeato, aunque en modo alguno pienao que ee trate de la 
miama. 

3) Lápida de mármol blanco, de 1 m. de longitud, 0,065 m. de 
grneaoyde 0,30 m, á0,50 m. de altura. Hubo de oatentar tres 
grandes crísmones encerrados en sendas orlas á modo de horna- 
cinas, conservándose solamente el de la izquierda y la mitad del 
central. Cada uno de los citados crismones hállase adornado con 
las letras alpha y omega, que se representan suspendidas por 
unas cadenillas. 

Ofrece esta piedra la particularidad de ser opistdgrafa , presen- 
lando idénticas labores por sus 
dos caras, y hallóse en la citada 
casa de ta calle de San Salvador, 
niimeros 2 y 4 , á proximidad de 
la actual parroquia de Santa Ma- 
rfa, lo que hace suponer perte- 
neció á la antigua catedral visi~ 
gótica , comprendiéndose fácil- 
mente que estaba destinada á 
presentar ambas caras á la vista, 

y formaría parte del pretil que dividiera el presbiterio del recio 
de la iglesia, ó más bien rodease el tabernáculo, segün costum- 
bre de la época. 

La Puebla del Prior. 

4) En esta pequeña villa, situada al NO. de Villafranca de los 
Barros, en la provincia de Badajoz, he podido descubrir la si- 
guiente curiosa inscripción métrica, conieaida en dos tablas de 
mármol de 0,30 m. de altura y 0,65 m. de longitud. Letras altas 
de 0,10 m. 

MORTE OPVS HOC CESSAT PORTE DVRA DIRAQVE 
SPLENDIDA NVNC MANET TEMPORE PLV[rIMO] 
Esta obra de la portada cesó con la muerte dora y crael, mas ahora 
permanece espléndida por larguísimo tiempo. 

La inscripción hubo de adornar la portada que sxisle en dicha 
Tilla, del que se supone palacio de los priores de Lterena, y acaso 



'520 boletín db la rbal academia de la historia. 

fué sólo entrada al recinto cercado que encierra la iglesia parro- 
quial y el cementerio. 

La inscripción presenta los enlaces ó embebidos siguientcs: 
mo^ pu8y hoCy por^ dura^ dt\ que^ le^ di, da^ nun^ vnan^ mpo, pin. 

Las citadas piedras presentan una ligera ondulación de arriba 
á abajo en su traza, viéndose la falta de una tercera que contenia 
las cuatro ultimas letras del vocablo plurimo. 

Indudablemente alude á la paralización que por muerte de al- 
guno de los priores de Llereua ó de los maestres de Santiago 
sufrió la obra que un sucesor llevó á feliz término. No habiendo 
tenido ocasión de visitar este pueblo, no puedo hacer indicación 
alguna sobre los caracteres arquitectónicos de dicha portada, que 
nos darían seguro dato para fíjar la época á que este epígrafe 
pertenece. 

La lápida señalada con el niim. 1 existe en poder del citado 
dueño de la finca; las que llevan los números 2 y 3 existen en mi 
colección; y la nüm. 4 continua en dicho pueblo. 

Sevilla. 

5) En aquel musco municipal, interesante colección que se 
desarrolla rápidamente gracias á los inteligentes desvelos de su 
fundador, nuestro correspendieute eu aquella capital, D. José 
Gestóse, he podido examinar la siguiente inscripción: 

HiC REQVIESCVNT 

MEMBRA SALVATl 

CRiSMATI SUMTA 

RiTE SEPVLTA 

ERA MíLLENA XX 

LXXV EVOS Q VIXIT 

Hic requie$cunt memhra Salvati c(h)riimaH 8um{p)ta rite ¿epuiia, Sn 
millena XX; LXX V evo$ giU vtxtt 

Aquí reposan los huesos de Salvato, habiendo sido ungidos con el últi- 
mo sacramento y sepultados rítualmente. Era milésima vigésima (afio 982). 
£1 cual vivió 76 afios. 

Madrid, S de Janio de 1000. 

El Marqués db Monsalud. 



NOTICIAS. 



El día 3 del corriente se celebró sesión pública por nuestra 
Academia presidida por su director el Excmo. Sr. Marqués de la 
Vega de Armijo, con asistencia de sabios nacionales y extranje- 
ros y distinguido concurso de todas las clases de la sociedad ma* 
drileña. Pronunció su discurso de ingreso como académico de 
número el Excmo. Sr. Marqués de Monsalud tratando de la ar- 
queología romana y visigótica de Extremadura, cuyos adelantos 
«n el siglo presente compendió, no sin tributar merecidos elo- 
gios á su predecesor D. Vicente Barrantes, y manifestando lo que 
aún queda por hacer en un ramo tan importante de la historia 
patria. Le contestó en nombre de la Corporación el Sr. D. Fidel 
Fita, encareciendo los grandes servicios que ha prestado á la ar- 
queología extremeña el Sr. Marqués de Monsalud como investi- 
gador, colector asiduo y editor preclaro de los monumentos ar- 
queológicos y artísticos de ambas provincias de Extremadura, lo 
que le ha valido el ser nombrado individuo del Instituto germá- 
nico antes que la Academia le llamase á su seno. Ambos discur- 
sos, escritos con galana frase y solidez de juicio, fueron muy 
aplaudidos. 

A continuación leyó el Sr. Secretario la relación de los trabajos 
de la Academia de un año á esta parte, impresos é inéditos; y, final- 
mente, los acuerdos relativos á la adjudicación de los premios 
concedidos, que fueron: el de la virtud, á D. Andrés Manjón, fun- 
dador de las Escuelas del Ave María, de Granada; el del talento, 
á D. Martín Ferreiro, por su obra postuma Mapa de España en el 
Btglo xiv; el del Barón de Santa Cruz, á D. Modesto Jiménez de 
Bentrosa, autor de la Memoria sobre las campaneas de Don Fer- 



.♦ 



522 BOLBTÍN DB LA RBAL AGADBMIA DB LA HISTORIA. 

naado el Santo; el del Marqués de Aledo, á D. Joaquín Báguena 
y Lacárcel , por su monografía titulada Historia de la Yiüa de 
Aledo. Acto continuo el señor Director^ llamando por sus nom- 
bres á los laureados, distribuyó los premios» siendo aquéllos ob- 
jeto de unánimes aplausos por toda la concurrencia. 



Por acuerdo de la Academia, el día 29 del mes corriente ha- 
brá Junta publica para celebrar el ingreso como académico de 
número del Excmo. Sr. D. Francisco Fernández de Béthencourt, 
al que contestará en nombre de la Academia el Excmo. Sr. don 
Francisco R. de Uhagón^ Asimismo el dia 1.° de Julio lomará 
posesión de plaza de académico de número el Excelentísimo se- 
ñor D. Adolfo Carrasco y Sayz, al que contestará el Excelentísi- 
mo Sr. D. Eduardo Saavedra. 



Actas de las Cortes de CastiUa, pablicadas por acuerdo del Congreso 
de los Diputados, á propuesta de su Comisión de gobierno interior. Tomo 
decimonoveno.— Madrid , establecimiento tipográfico cSucosores de Ríta- 
deneyra». 1899.->-£n folio, pág. 874. 

En éste y en el tomo anterior (xviii), se contienen las Actas 
de las Cortes, que Felipe III celebró en Madrid, al principio de 
su reinado (Diciembre 1598, Febrero 1601). Confiada su publi- 
cación y la de los tomos siguientes en plazo prefijo á nuestra 
Academia, ba puesto ésta manos á la obra, y la llevará sin inte- 
rrupción á feliz remate. El índice general de personas y de ma- 
terias, y el cronológico de ambos tomos (xviii y xix), que realzan 
la edición del postrero, se deben á la diligencia del académico de 
número, D. Antonio Rodríguez Villa, encargado de su publica- 
ción. 



Apringius de Béja. Son commentaire sur TApocalypse, écrít bous Thea- 
dis, rol des Wisigoths (531-648). Publié pour la premiére íois d*aprte le 
manuscrit unique de TUniversité de Copenhague par Dom Mariua Férotín. 
Bénédictin de la Congrégation de Solesmes, prieuré de FarnboroQgh« A 
deux planches en photogramre. París, 1900. En 4.^, pág. 1-00. 



KOTIGIAB. 523 

Bste volumen es el primero de la Bibliothéque Patrologiqw pu- 
bliée par Ulysse Chevalier, demostrándose una vez más que la 
Patrología española es acreedora á mayor estudio y susceptible 
de elevarse á un nivel muy superior al que tiene en la colección 
de Migne. El reinado de Theudis, que tanta ilustración recabó del 
palimpsesto de la catedral de León, riquísimo de fragmentos de la 
Biblia sagrada y de la Lex romana TViaigothorumf acaba de ob« 
tener nueva luz y decoro con la presea literaria que le ha de- 
vuelto el sabio benedictino, Dom Marius Férotin, correspondiente 
de nuestra Academia, y bien conocido de todo el mundo sabio por 
la historia del monasterio de Santo Domingo de Silos, y el cartu- 
lario de esta abadía, impreso á expensas del Gobierno de Francia. 



La catedral de Sigüema. Con este título, el corresponsal de 
nuestra Academia D. Manuel Pérez Villamil ha publicado una 
obra muy estimable, en la que no sólo hace el estudio artístico y 
arqueológico de aquel hermoso templo, sino que traza la histo- 
ria de su construcción desde sus comienzos hasta su total re- 
mate. La investigación del Sr. Pérez Villamil es tan completa y 
tan afortunada, que su libro puede presentarse como ejemplar 
para esta clase de monografías. En él se juntan claridad, solidez 
y penetración de juicio sobre la historia general del arte en la 
Bdad Media, y la particular del gran monumento Seguntino. 
Uno de los aspectos más interesantes de la obra del Sr. Villamil 
es eí que se reñere á los artistas y artíñces que pusieron mano en 
la edificación y ornato de aquella catedral. Muchos de ellos eran 
desconocidos hasta ahora. 



Lápida romana de Mérida en Guadalajara. El propietario de 
este monumento, D. Constantino Mogilnicki, deferente á la in- 
dicación expresada en el precedente cuaderno del Boletín (1) 
participa (2) que al hacerse las obras de reparación del patio, en 



(1) Páfir.445. 

(2) CarU del 31 de Mayo de 1900. 



n 



524 BOLETÍN DB LA REAL ACADEMIA OB LA HISTORIA. 

cuya parte alta se destacaba patente como uu reloj de sol la piedra 
epigráfica, ésta se ocultó por los albañiles bajo espesa capa de 
mortero, que embadurnaron de color, á espaldas y en ausencia 
del propietario, que no pudo impedirlo, aunque deplora seme- 
jante barbarie. A resarcir este daño en cuanto le fuere posible, 
se ofrece el Sr. Mogilnicki, poniendo, no solamente el calco, sino 
también el monumento original, á disposición de la Academia. 



En diferentes sesiones, nuestro dignísimo Director, Sr. Mar- 
qués de la Vega de Armijo, ha dado cuenta de los notabilísimos 
descubrimientos arqueológicos verificados últimamente en la to* 
rre de Babel y en el agora de Corinto. 



Nuevas inscripciones de Azuaga. En el mismo sitio del alcá- 
zar ó antigua fortificación de esta noble villa, donde se encontró 
el sello legionario , del que hicimos mérito en la página 164 del 
presente volumen-, se han hallado y están en poder de su descu- 
bridor, D. Patrocinio López, dos cortos monumentos epigráficos, 
pero de mucho precio. 

El primero es una inscripción semítica, fenicia ó púnica, que 
ha pasado á estudio de los sabios alemanes Sachau y Euting. 

El segundo es un fragmento de mármol blanco , que contiene 
con parte del marco superior las tres primeras letras (DIV) de las 
cinco que faltan á la inscripción 5545 en la colección de Hübner: 
[Divae]\ Marcianae augustae imp[eratorisJ\Caes(arvi) divi Nervae 
ffilii) Ner\vae Traiani optimi aug(u8ti)\Germ(aniciJ Dacici Par- 
thici I sarori. 

Las letras de este fragmento, grabadas en el año 116 ó poco 
después, tienen de altura 0,08 m. El sitio exacto del hallazgo, 
hecho por el Sr. López, es el paño occidental dé la muralla, en 
lo interior del castillo, removiendo escombros derramados por el 
suelo. 

C. F. D, 



ÍNDICE DEL TOMO XXXVí. 



Pifirt. 

lyPOBMBS: 

I. Nuevcta inscripciones romanas de Extremadura, - £1 Mar- 
qués de Monsalud 6 

II. Los judíos mallorqiñnes. Colección diplomática desde el año 

1247 al Í587.— Gabriel Llabrós 18 

ni. FtivUegios de los hebreos mallorquines en el códice Fueyo. Pri- 
mer período. — ^Fidel Fita. — Gabriel Llabrés 16 

IV. Libia y Segasamunclo.— Modesto Laf oente. — Aareliano Fer- 
nández Guerra 86 

V. Memoria sobre los sitios que ocuparon las ciudades romanas 

Libia y Segasamunclo. — Francisco de Paala de Salazar. . 40 
VI. Cómo y por qué se llamó á X>. Pedro el Cruel Pero Oü, — Án- 
gel de los Ríos y Ríos , 1 68 

Varikdadbs: 

L Documentos sobre la estancia de Madama Bárbara de Blom- 

bergh,-^ Antonio Rodríguez Villa 66 

II. Discurso de ingreso del académico honorario Domingo Ma- 

riano de Traggia 81 

UI. Fragmentos de un Ritual hispano-hebreo del siglo XV. — Fidel 

Fita 86 

IV. La treizihne synagogue de Tolhde. — M. Kayserling 89 

Noticias 91 



Adquisiciones de la Academia durante el segundo semestre del afio 

1899 97 

Iwoains: 

L Privilegios de los hebreos mallorquines en el códice Pueyo. Se- 
gundo período. Sección primera. — Fidel Fita. — Gabriel 

Llabrés • 121 

n. Homenc^e á Menéndez y Pelayo. Estudios de erudición espa- 
ñola. — José María Asensio 149 







526 BOLETÍN DB LA RBAL ACADEMIA DB LA HISTORIA. 

in. Nobiliario y armería getieraX de Nábarra por D, J. Argoma- 

8Üla de la Cerda y Bayona. — FrsnciBoo R. de ühagto. . . 164 

IV. Noticia adicional al informe sobre loe origenee de la carta ó 

mapa geográfico de B^Hiña. — Cesáreo FernAndes Duro. . . 167 
16S 



IVFOBMBS: 

I. StUt amnninistragume delle Hiapaniae» — Francesco P. Ghuo- 

fftlo.. 1T7 

IL PrivilegioB de los hebreos maUarquines en el códice I\teyo. 
Segundo periodo^ sección segunda. — Fidel Fita. — (Gabriel 

Llabrés 186 

ni. Beal monasterio de San Andrés del Arroyo (PalenciaJ.-^^nr 

ríqne Almaraz, obispo de Falencia 210 

IV. Documentos del monasterio de San Andrés del Arroyo , exis- 
tentes en el archivo histórico nacid;uiZ.^ Vicente Vignan. . 219 
V. Los judíos mallorquines y el concilio de Viena. — Fidel Fita. . 232 
NoÜdas 269 



IvroBMBs: 

I 

I. PritfUegios de los hebreos mallorquines en el códice Fueya. 
Tercer período. Sección primera. — Fidel Fita. — Gabriel 

Llabrés 271 

n. Concejos de Córdoba, Sevilla y Jerez de la Frontera. Carta 
inédita de su Hermandad en i;S95. — Agustín Mufios y 

Gomes 306 

ni. Alfonso de Castro y la ciencia |>enaZ.— Vicente Vignan. .... 316 
IV. Mohámed Atauil^ rey moro de Huesca, — ^Francisco Codera. . 318 
Vabxkdadbs: 

L Traslado de los capítulos del tratado de paces entre las coro- 
nas de Castilla y de Portugal firmado en Toledo á 16 de 
Marzo de 1480, relativos á la posesión y pertenencia de 
Guinea^ costíís, mares é islas de África.— Geaáreo Fernán- 
dez Daro 326 

n. Liforme reservado al Sr. D. Lorenzo Diéguez, Secretario de 
la Beal Academia de la Historia, acerca de lo ocurrido con 
el discurso sobre los ilustres autores é inventores de ArOUe' 
ría que de orden de la Academia escribió el Académico wur 
pemumerario D. Vicente de los Bios, teniente de la Beal 



ÍNDIGB. 527 

compañía de Caballero» Cadetes del Beal Cuerpo de AtU^ 

Ueria 829 

IIL AguUar de Campeo. Doeumenioe y mowumeniM hebreo».-— 

Fidel Fita 840 

IV. Ineeripeión septUeral del principe Yusuf, hermano de Muley 

üacén.— Antonio Almagro Cárdenas 348 

l^otídaa 867 

JvroRMm: 

I. Privüegioa de los hebreos mallorqtUnes en el códice Fueyo. 
Tercer periodo. Sección segunda. — Fidel Fita. — Gabriel 

Llabréa 869 

IL Nuevas obseroadones sobre la geografía antigua de España. 

Emilio Hübner 402 

ni. Antigüedades romanas de Alcuéscar,—losx\n!ixi Santoe y Egay. 409 
IV. Monografías históricas de Cataluña. — Francisco Codera. ... 410 
V. Mosaico de Hylas descubierto recientemente en el sitio de los 
Villares, á 5 km. de La Bañeza, provincia de León. — Jaan 

de Dios de la Rada y Delgado 418 

VL Una carta de D. Leandro Fernández de Moratín. — Manuel 

Danvila 4 84 

Vn. Inscripciones romanas de Mérida y Nava de RicomaliUo. — 

Fidel Fita 444 

ffoticias 447 

JVFORMBS: 

I. Sobre algunos incunables españoles relativos á Cristóbal Co- 
lón^ por Mr. K. E.aebler.-^Zo^é María Asensio 449 

II. Privilegios de los hebreos mallorquines en el códice Fueyo. 
Tercer periodo, sección tercera,— Fidel Fita.~Gabríel Lla- 
brós 458 

III. Nuevos descubrimientos en las ruinas de Ampurias. — Joa- 

quín Botet y Sisó 496 

IV. Lápidas inéditas de Marchámalo , Patencia y Lugo.— Fidel 

Fita 602 

V. Nuevas inscripciones cristianas de Extremadura y Andalu- 
cía. — El Marqaés de Monsalad 618 

l^oticias 621 

Índice del tomo xxxvi 626 

Rectificaciones • 628 



RECTIPIOA 



perveaerunt 
retroctíbus 
etjud«iB 
conocor 
Ciiimiro 
VIRIAV 

PÍOlílldtlHtJ 

repetioaes 



-.. ....... . «. ^' 






r 






SUMARIO DE ESTE CUADERNO. 



IvroRMis: 

I. Sobre algtmoa ineunableM €9pañole9 relaüvoi á Oridobat Co^ 

ton, por Mr. K. Haebler.'^José María Aa^mio 449 

II. FrivUegioB de loe hebreoe mallorquinee en d eóáiee Pkeyo. 
. Tercer periodo, eeeeián ieritra.—Iíáéí Fita.— Gabriel Lia* 

brÓ8 ^ 468 

IIL Nuevos deeeubriwnetUoe en Uu ruma» de Áwipunae. — Joa^ 

quin Botet y Siaó #94 

IV. Lápidae inéditae de MarekatnalOy Falencia y Lugo.^Fiáéí 

FiU 50Í 

V. Nuevas inscripciones cristianas de Extremadura y Ánde ^ . 

eia.— £1 Marqués de Monaalad 618 

Notídas 621 

índice del tomo xzxri .^ 636 

Bectíflcadonea • 636 



I.» 



r 



^ 



Wi